PDF superior Introducción a la filosofía de Gaos

Introducción a la filosofía de Gaos

Introducción a la filosofía de Gaos

Entre los dias de fin de afio de 1953 y los primeros del afio siguiente, Gaos escribio un ensayo que puede ser lefdo como un verdadero manifiesto de esta Ultima etapa de su evolucion fil[r]

16 Lee mas

José Gaos y Eduardo Nicol: Contraste entre dos ideas de la filosofía

José Gaos y Eduardo Nicol: Contraste entre dos ideas de la filosofía

9 Nicol, frente a Gaos, parte de una base distinta acerca del ser y el conocer, defenderá la objetividad, la universalidad y la sistematicidad como propiedades inalienables de la filosofía. Asimismo, Nicol encuentra en la expresión (del hombre) y en la fenomeneidad del ser una base para refundar la filosofía, pues para él, “en el programa de la renovación de la ciencia primera tenía que figurar ante todo el restablecimiento de la evidencia del ser. Dicha ciencia puede denominarse metafísica de la expresión porque revela que esa evidencia, que es inmediata y común, se obtiene precisamente en un acto expresivo o comunicativo” (1974: 122). Para Nicol, el individuo aislado es una abstracción del sujeto real, no existe el individuo aislado, todo individuo pertenece ya a una comunidad lógica, es decir, a la comunidad de la razón; de ahí que toda forma de conocimiento suponga su objetivación, el cual, por cierto, puede representarse sólo mediante una referencia común simbólica; en el diálogo acaece la verdad del ser, la cual, por ser universal, puede traducirse como la primera y más segura de las posesiones del hombre.
Mostrar más

26 Lee mas

La filosofía de Gaos desde la perspectiva de Fernando Salmerón

La filosofía de Gaos desde la perspectiva de Fernando Salmerón

la filosofía analítica en su versión más temprana y combativa, el positivismo lógico. Aparentemente la respuesta de Salmerón a esa pregunta es negativa. No, no podemos seguir haciendo filosofía como lo hacía Gaos, al menos no como aquello que debe desarrollarse en la universidad. El análisis conceptual guiado por una metodología objetiva debe sustituir al “subjetivismo extremo” al que había conducido la tradición filosófica de su maestro. Pero al correr de los años esta postura se vuelve cada vez más flexible y los planteamientos de su maestro acerca de una concepción del mundo vuelven una y otra vez en los momentos cruciales de sus reflexiones éticas. Acaba aceptando la necesi- dad de articular las dos perspectivas filosóficas al admitir que la perspectiva basada sólo en una metodología objetiva tiene limitaciones inevitables por tratar de evitar toda subjetividad. A tal punto se van abriendo cada vez más espacio los cuestionamientos de su maestro que uno termina por preguntarse si no hay que volver a esos problemas y a la manera de plantearlos.
Mostrar más

17 Lee mas

Aproximaciones (desde la modernidad) a la filosofía de José Gaos

Aproximaciones (desde la modernidad) a la filosofía de José Gaos

Cabe señalar que Gaos es un filósofo muy cauto en su reflexión filosófica; nunca da un paso en un tema filosófico sin una previa información suficiente; hay en él una avidez increíble que lo empuja a buscar permanentemente nuevos conocimientos. Sin embargo, para concluir esta incomple- ta y apretadísima exposición, señalaré que, a pesar de que las reflexiones filosóficas de Gaos representan una postura filosófica personal, sus investigaciones teóricas y filosóficas muestran un exhaustivo inventario de problemas filosóficos y de soluciones dadas por diversos autores, donde se manifiesta un amplio conocimiento de los sistemas —los cuales son so- metidos al análisis exhaustivo en cuanto a sus procedimientos críticos—. Gaos fue un filósofo consciente de que la filosofía que se ejerza está determinada por la clase de hombre que se es, y hace gala de este principio al convertir al filosofar y a la filosofía en una actividad personal, subjetiva.
Mostrar más

5 Lee mas

José Gaos y el giro de la filosofía iberoamericana

José Gaos y el giro de la filosofía iberoamericana

Del segundo rasgo del giro en la filosofía en lengua española también es Gaos un ejemplo paradigmático. Discípulo de Ortega y Gasset, formado en el historicismo, Gaos partía de la creencia en el condicionamiento histórico de toda filosofía. Cada pensamiento responde a una perspectiva vital y cultural diversa. Esa diversidad le es esencial. Todo pensamiento tiene que atender a su circunstancia, no se entiende sin ella. Ese temple de ánimo se encontró en México con una corriente de dirección análoga. Antonio Caso, pero sobre todo Samuel Ramos, habían iniciado una búsqueda de las características propias de la cultura mexicana y se planteaban la pregunta por la adecua- ción del pensamiento a su circunstancia. Esa corriente formaba parte de un nacionalismo cultural que acompañó a la búsqueda de la propia identidad; era un reflejo de la revolución social que había tenido lugar años antes. El historicismo orteguiano de Gaos encontró una perfecta coincidencia con esa línea autóctona. El maestro español se convirtió entonces en un entusiasta promotor de los estudios sobre el pensamiento ligado a la circunstancia iberoamericana. Él mismo fue autor de artículos notables que destacan los rasgos comunes del pensamiento en lengua española y la unidad de destino de la cultura de los países de nuestra región. Fue una de las primeras voces en el despertar de un pensamiento que apunta al esclarecimiento de temas comunes a los países de nuestra cultura. Pero su labor principal fue el es- tímulo considerable a los estudios sobre el pensamiento latinoamericano, sobre todo el mexicano.
Mostrar más

5 Lee mas

José Gaos. Sobre  El origen y la historia de la filosofía

José Gaos. Sobre  El origen y la historia de la filosofía

22 Sobre este punto encontramos la explicación siguiente en el libro de Gaos, De la titosotta (p. 465): "La idea de principiar la Introducción a la Filosofía, la Filosofía de la Filo[r]

18 Lee mas

La filosofía mexicana de Gaos

La filosofía mexicana de Gaos

En carta abierta al que esto escribe. y comentando mi libro Dos etapas del pensamiento en Hispanoamérica, Gaos destaca ya los perfiles de esa buscada filosofía de nuestra América. Ésta s[r]

7 Lee mas

José Gaos. En torno a la filosofía mexicana. Cap II

José Gaos. En torno a la filosofía mexicana. Cap II

a aquellas filosofías de los países "clásicos" de la filosofía. Para resolver todos los problemas que plantean los hechos que se acaba de apuntar, se encuentra en peor situación aún que aquella en que se encontraba para resolver los suyos la Historia de la Filosofía en México, no ya la Filosofía de la Cultura Mexicana, sino incluso la Filosofía de la Cultura Americana; y no porque estas disciplinas no existan, o apenas, sino porque la que existe, la Filosofía de la Cultura en general, es, a pesar de este nombre, en realidad, una Filosofía de la Cultura europea y de la restante humana, cuando lo es, vista desde la europea: o ya culturas enteras, como precisamente las de los países hispanoamericanos, aborígenes y posteriores, no existen para ella, o ya ella no cuenta con categorías adecuadas para estas culturas, por ejemplo, "cultura criolla». En la Filosofía de la Cultura existente anda Asia mejor que América, salvo un tanto los Estados Unidos. El encuentro de Oriente y Occidente ha preocupado a los filósofos
Mostrar más

28 Lee mas

Introducción a una filosofía de la cultura

Introducción a una filosofía de la cultura

ciertos y saca de ellos inferencias cuya verdad puede ser de- mostrada por leyes lógicas universales. La ventaja de este espíritu consiste en la claridad de sus principios y en la nece- sidad de sus deducciones, pero no todos los objetos son aptos de semejante tratamiento; existen cosas que a causa de su suti- leza y de su variedad infinita desafían todo intento de análisis lógico. Si algo hay en el mundo que habrá que tratar de esta segunda manera es el espíritu del hombre, pues lo que le ca- racteriza es la riqueza y la sutileza, la variedad y la versatili- dad de su naturaleza. En este terreno la matemática no se podrá convertir jamás en el instrumento de una doctrina ver- dadera del hombre, de una antropología filosófica. Es ridículo hablar del hombre como si se tratara de una proposición ge- ométrica. Una filosofía moral en los términos de un sistema de geometría —una Ethica more geométrico demonstrata— representa para Pascal un absurdo, un sueño filosófico. La lógica tradicional y la metafísica tampoco se hallan en mejor posición para comprender y resolver el enigma del hombre; su ley primera y suprema es el principio de contradicción. El pensamiento racional, el pensamiento lógico y metafísico, no puede comprender más que aquellos objetos que se hallan li- bres de contradicción y que poseen una verdad y naturaleza consistente; pero esta homogeneidad es precisamente la que no encontramos jamás en el hombre. No le está permitido al filósofo construir un hombre artificial; tiene que describir un hombre verdadero. Todas las llamadas definiciones del hom- bre no pasan de ser especulaciones en el aire mientras no estén fundadas y confirmadas por nuestra experiencia acerca de él. No hay otro camino para conocerle que comprender su
Mostrar más

383 Lee mas

INTRODUCCIÓN A LA FILOSOFÍA MODERNA

INTRODUCCIÓN A LA FILOSOFÍA MODERNA

encontramos contribuciones relevantes en el campo de la física o de la matemática, pero el influjo de la nueva ciencia en ellos fue evidente: por ejemplo, Hume aspiraba a seguir las[r]

27 Lee mas

La naturaleza humana y la razón de ser de la filosofía (I). La estructura de De la filosofía de José Gaos

La naturaleza humana y la razón de ser de la filosofía (I). La estructura de De la filosofía de José Gaos

Se trata del sujeto empírico, del hombre concebido como animal racio- nal, en el sentidomás amplio posible, hasta comprenderlo que en términos kantianospuededesignarsecomo una doble raci[r]

25 Lee mas

Introducción a la filosofía moderna

Introducción a la filosofía moderna

Como resultado de esta manera de concebir la filosofía, se nos induce a creer que ella no nos incumbe, que representa el terreno de competencia casi exclusiva de especialistas y sobre el cual poco o nada podríamos realmente aprender o comprender. Nuestra orientación objeta muy profundamente esta posición; la discusión filosófica nos incumbe y compromete; se trata de una discusión sobre todos nosotros y no sólo estamos capacitados para entenderla sino también para participar e incidir en ella. Ello implica un esfuerzo por recuperar nuestra capacidad de control sobre la discusión filosófica. La filosofía nos pertenece y atañe de la misma forma que, en su dominio específico, nos concierne la salud, la educación, el deporte, el arte o la política. Ello no implica negar la existencia de especialistas o profesionales en estas áreas, pero que ellos existan no nos impide sentir que tales áreas nos pertenecen y forman parte de nuestra propia existencia.
Mostrar más

158 Lee mas

Introducción a la didáctica de la filosofía

Introducción a la didáctica de la filosofía

1.5. La didáctica de la filosofía como actividad del pensamiento En una obra de reciente aparición en Colombia, titulada Didáctica de la filosofía, Domingo Araya (2003), define su propuesta didácti- ca en los siguientes terminos: “Contra toda forma de autoritaris- mo impositivo, potenciara técnicas grupales de descubrimiento y de construcción del conocimiento. Objetivo primordial de esta di- dáctica será el desarrollo de la creatividad, es decir de enseñar a pensar sobre problemas buscando soluciones personales” (p. 26). Para alcanzar este objetivo de formación filosófica, el autor, plan- tea un conjunto de actividades, a saber: descubrimiento en equi- po; diálogo filosófico inspirado en el método mayeutico de Socrates, diálogo permanente con base en la intepretación gadameriana, debates, Philips 66 o trabajo grupal, mesa redonda. Igualmente, sugiere como “técnicas didácticas” que fomentan la creatividad y un pensamiento original: realización de mapas conceptuales, defi- nición de terminos, trabajos de investigación, redacción de ensa- yos y de disertaciones filosóficas, torbellino de ideas, comentarios de textos, descripciones fenomenológicas, resolución de proble- mas filosóficos y de dilemas morales. También con la intención de realizar una “enseñanza ludica y que permita la expresión estetica”, propone las siguientes actividades: visionado de películas, Disco- foro o análisis de contenido de las canciones, diaporamas, realiza- ción de guiones cinematográficos, realización de murales, dramati- zaciones, comentario de poemas y obras literarias. Finalmente, para aprender las ideas con claridad, orden y capacidad de per- suasión, considera que las exposiciones orales son el medio más adecuado para hablar con claridad, coherencia, originalidad y ele- gancia, para de esta forma acercarse a uno de los objetivos de la didáctica de la filosofía.
Mostrar más

166 Lee mas

Introducción a la Filosofía

Introducción a la Filosofía

• Discernir la tarea propia de la Filosofía en el conjunto de saberes sobre el hombre • Iniciación en la metodología del saber filosófico. • Reflexión sobre la relación entre filosofía e historia de la filosofía • Caracterización de la sabiduría filosófica como reflexión sobre los interrogantes fundamentales de la vida humana.

10 Lee mas

Sobre el pensamiento de José Gaos  La filosofía política de los transterrados

Sobre el pensamiento de José Gaos La filosofía política de los transterrados

Aunque el punto parece referido estrictamente a la política internacional de México, la segunda parte del argumento tiene una intención más general y objetiva, que no obliga nada más a r[r]

9 Lee mas

La filosofía del no en José Gaos

La filosofía del no en José Gaos

Hay algo claro: en el sujeto ante el que ocurre la presencia se da siempre --en su vida consciente- una conciencia de su presencia ante el: hay aquf una simultaneidad y transparencia del[r]

43 Lee mas

La filosofía de José Gaos

La filosofía de José Gaos

Pero quizás el punto más importante de esta concepción de la existencia es su liga con la fenomenicidad. Si la existencia es el acto de presencia, abstraída de todo sujeto, el fenómeno f[r]

16 Lee mas

José Gaos y la Filosofía de lo mexicano

José Gaos y la Filosofía de lo mexicano

Al aparecer América dentro del ámbito de la cultura europea surgió como un ente carente de sentido histórico; todo su ser histórico derivó de esa concepción que Europa asurÍJ.ió respecto[r]

7 Lee mas

El tiempo en la filosofía de José Gaos

El tiempo en la filosofía de José Gaos

La filosofía del tiempo es reflexiva: no se ejercesólo sobre el ser temporal del hombre,sino también sobresu manera propia de vivir el tiempo; de esta manera obedecea los requisitos impr[r]

15 Lee mas

Antología de la Filosofía Griega (J. Gaos)

Antología de la Filosofía Griega (J. Gaos)

, y a través de la paráfrasis, indispensable o conveniente en muchos casos, por ejemplo, para hacer inteligible lo que sin ella no lo sería en absoluto o evitar una nota, es conato e inicio de la explicación del texto, del comentario. El traductor, en suma, padece así cogido, por las efectivas discrepancias de las lenguas, entre su doble necesaria fidelidad: al original y a la lengua a que traduce, al pensamiento filosófico o poético y a su expresión técnica y literaria, y a la propiedad de la lengua a que traduce, a la legibilidad en el sentido de la inteligibilidad y de la facilidad y fluidez -contrarios entre los cuales es demasiado frecuente no poder hallar ningún heraclitiano acople. Se debe concluir, sin duda, que el ideal es la lectura de los originales, y hasta se podría concluir que acaso fuera mejor dedicar a la difusión de las lenguas los esfuerzos ofrendados a la actividad de traducir. Pero la verdad es que no hay [31] que exagerar. El ideal de la comprensión lo más perfectamente auténtica posible de los textos, no del pasado, ni de un pasado remoto, sino simplemente ajenos, no es más que esto, un ideal, a la realización del que son otros tantos límites cuantos nos confinan en nuestras individualidades a los humanos. La lectura de originales es también traducción, interpretación, explicación, recreación, no ya cuando es un principiante quien los deletrea, sino, y sin duda más, cuando es un grande hombre cargado de saber quien los hace revivir con esta su sabiduría y humanidad toda. Y dado así que todo traducir es recreación, y puestos a escoger entre recreaciones, las que más lo sean pueden ser las más sugestivas, cuando menos -si este «cuando menos» es lícito... La traducción es la mejor de las introducciones a la lectura de los originales y como tal debe ser utilizada por los principiantes y puede serlo por los doctos. Los hechos históricos hablan a favor de esta amplitud de criterio. Hay casi, casi culturas de traducciones y traducciones de ingente repercusión en las culturas. Pero si se quiere un caso muy agudo y muy ejemplar de lo que se puede hacer a base de traducciones, y para que la mención del caso sea de todo punto pertinente en este libro, de traducciones de filosofía griega, bastará citar a Santo Tomás y su Aristóteles de Moerbeke -que no resulta excesivamente atenuado porque el Angélico Doctor pudiera «consultar» el texto griego y las traducciones de su hermano de religión sean un «calco».
Mostrar más

189 Lee mas

Show all 10000 documents...