PDF superior La Iglesia de los pobres. Desde el recuerdo de monseñor Romero

La Iglesia de los pobres. Desde el recuerdo de monseñor Romero

La Iglesia de los pobres. Desde el recuerdo de monseñor Romero

El texto es de máxima importancia. Al ponerlo al comienzo de todo el GRFXPHQWR ORV RELVSRV FRQÀHVDQ FRQ FODULGDG OR TXH HVWi HQ VX PHQWH \ HQ VX corazón. Y llama poderosamente la atención que, siendo un texto escrito por obispos, creyentes en Dios, amantes de Jesucristo y servidores en la Iglesia, sus primeras palabras no sean religiosas, bíblicas, ni dogmáticas. Son palabras sobre la realidad de este mundo, y, en directo, sobre su pecado. Mencionan a quienes lo sufren, y, por implicación, a quienes lo cometen. En lo que K. Rahner llamó palabra-símbolo, los obispos lo centran todo en la palabra “injusticia”, mientras que las otras palabras-símbolo, “clama al cielo”, pueden ser el equivalente al término español “desorbitante”, pero también pudiera entenderse como en Éxodo 3, 9: “El clamor de los hijos de Israel ha llegado hasta mí”, dice Yahvé.
Mostrar más

21 Lee mas

Monseñor Romero (1917-1980). Ante Dios con su pueblo

Monseñor Romero (1917-1980). Ante Dios con su pueblo

23. Menciono los que pueden ser de mayor interés. Inmediatamente después de su muerte, escribí “Monseñor Romero, mártir de la liberación. Análisis teológico de VX ÀJXUD \ REUDµ ECA 377-378 (marzo 1980), pp. 253-276. Meses después escribí “Monseñor Romero, verdadero profeta”, ECA 384-385 (octubre-noviembre 1980), pp. 1001-1034; “Un hombre de este mundo y un hombre de Dios”, ECA 413-414 (marzo 1983), pp. 289-296; “Una buena noticia de Dios a los pobres”, Sal Terrae (febrero SS ´(O VLJQLÀFDGR GH PRQVHxRU 5RPHUR SDUD OD WHRORJtDµ ECA 437 (marzo 1985), pp. 155-166; “El último retiro espiritual de monseñor Romero”, RLT 13 (1988), pp. 3-11; “Mi recuerdo de monseñor Romero”, RLT 16 (enero-abril 1989), pp. 3-44; “Monseñor Romero: diez años de tradición”, RLT 19 (1990), pp. 17-39; “Monseñor Romero, cristiano y salvadoreño”, RLT 49 (enero-abril 2000), pp. 25-36; “Monseñor Romero. Exigencia, juicio y buena noticia. En el XX aniver- sario de su martirio”, RLT 50 (mayo-agosto 2000), pp. 191-207; “El padre Ellacuría sobre monseñor Romero. Ayudas para poner a producir en las iglesias la herencia de Jesús”, RLT 66 (septiembre-diciembre 2005), pp. 117-137; “Monseñor Romero. Conversión y esperanza. ‘Otra Iglesia es posible’”, RLT 89 (mayo-agosto 2010), pp. 215-237; “Monseñor Romero y la verdad”, RLT 84 (septiembre-diciembre 2011), pp. 371-387; “La Iglesia de los pobres desde el recuerdo de monseñor Romero”, RLT 86 (mayo-agosto 2012), pp. 135-155; y “El impacto de monseñor Romero en Ignacio Ellacuría”, RLT 90 (septiembre-diciembre 2013).
Mostrar más

34 Lee mas

Monseñor Romero y la teología de la liberación

Monseñor Romero y la teología de la liberación

Asimismo, en la encarnación de Dios en Jesucristo se muestra su predilección por los pobres. El movimiento de la encarnación transcurre de arriba hacia abajo, de la gloria de Dios a la limitación y la pobreza humanas. Los teólogos expresan esta auto-enajenación de Dios con la palabra griega kénosis. En una homilía, Mons. Romero compara la kénosis de Dios con un rey que abandona su trono, deja sus vestiduras reales, se viste con los harapos de los campesinos y vive entre ellos sin destacarse. De la misma manera, Cristo se vistió de huma- nidad y apareció como un hombre corriente. Si estuviera en la catedral, no se le podría distinguir de los demás. Pero no le bastó con ser solo un hombre común y corriente, sino que se convirtió en esclavo y sufrió en la cruz la muerte de los esclavos. Mons. Romero aplicó este movimiento divino de la kénosis a la Iglesia. Por lo tanto, esta tiene que ser una Iglesia pobre y humilde, tiene que ser una Iglesia de abajo (cfr. III, 296).
Mostrar más

14 Lee mas

Monseñor Romero y la verdad

Monseñor Romero y la verdad

En el fondo, fue una lucha contra el Maligno que es asesino, arrebata la vida; y que es mentiroso, y lo oculta. Y por ese orden, como dice Juan 8, 44. Monseñor dijo la verdad con tanta profundidad para defender la vida y detener la muerte. “Nada hay tan importante para la Iglesia como la vida humana. Sobre todo, la persona de los pobres y oprimidos... Y esa sangre, la sangre, la muerte, están más allá de toda política. Tocan el corazón mismo de Dios” (16 de marzo de 1980). Para monseñor la verdad giró fundamentalmente alrededor de “la vida”, con “parcialidad hacia los SREUHVµ ´HO SXHEOR FUXFLÀFDGRµ (O HQFXEULPLHQWR \ OD PHQWLUD OH SRQGUiQ VREUH aviso de que ha habido, hay o habrá “muerte”, “asesinatos”.
Mostrar más

17 Lee mas

Semblanza de José Juan Romero S.I.

Semblanza de José Juan Romero S.I.

El pueblo salvadoreño nunca dudó que además fue mártir. En el patio de la modesta casa donde residió los últimos años, en el interior del recinto del Hospitalito de la Divina Providencia de San Salvador en cuya capilla fue asesinado, se encuentra una inscripción mural que dice en letras grandes: “Monseñor Romero, profeta y mártir”; y debajo, en letras más pequeñas: “Los pobres te llaman: sin prevenir el juicio de la Iglesia”. Un amigo me recuerda la imagen que acompaña este texto. Y observa con mucha razón: “¡Ya no hará falta la acotación!”.
Mostrar más

8 Lee mas

Monseñor Romero: conversión y esperanza. “Otra Iglesia es necesaria. Otra Iglesia es posible”

Monseñor Romero: conversión y esperanza. “Otra Iglesia es necesaria. Otra Iglesia es posible”

Y para tranquilizar a posibles críticos, recordemos que monseñor no ignoró la segunda parte de la frase de Ireneo: “Gloria autem hominis, visio Dei” (“Y la gloria del hombre es la visión de Dios”). Monseñor lo formuló en sus propias palabras: “Ningún hombre se conoce mientras no se haya encontrado con Dios… ¡Quién me diera, queridos hermanos, que el fruto de esta predicación de hoy fuera que cada uno de nosotros fuéramos a encontrarnos con Dios y que vivié- ramos la alegría de su majestad y de nuestra pequeñez!” (10 de febrero de 1980). El monseñor Romero “convertido” puede ayudar a hacer posible la fe en la transcendencia de Dios, como acabamos de ver. Y también la fe en la novedad de Dios. Como dijo Puebla: “Independientemente de su situación personal y moral, por ser pobres Dios los defiende y los ama”. Una Iglesia así es una Iglesia del Dios de los pequeños. Como decía Bartolomé de las Casas: “Dios, del más chiquito guarda memoria”. Y del Dios que eleva a los pobres a su nivel. Como hoy dice Pedro Casaldáliga: “Todo es relativo menos Dios y el hambre”.
Mostrar más

23 Lee mas

Mi recuerdo de Monseñor Romero

Mi recuerdo de Monseñor Romero

Le contesté que nada hay más importante que el cuerpo de Cristo que estaba siendo reprimido y desangrado en el país; que nada había más importante para la Iglesia en esos mamemos que den[r]

42 Lee mas

La opción por los pobres desde una Iglesia pobre y para los pobres

La opción por los pobres desde una Iglesia pobre y para los pobres

«¡Cómo me gustaría una Iglesia pobre y para los pobres!» es una de las líneas esenciales que bien podría definir el Pontificado de Francisco. Este enunciado significa que no estamos ante una opción facultativa entre otras posibles, sino ante una opción fundamental en la vida del cristiano y de la Iglesia en su conjunto, pues la falta de solidaridad para con el pobre «afecta directamente a nuestra relación con Dios » (EG 187). El autor, en esta perspectiva de vida eclesial y de discernimiento teológico, vislumbra los contextos y las enseñanzas del Concilio Vaticano II sobre el tema, recorre en el Magisterio Latinoamericano la opción por los pobres como un componente fundamental en la praxis de la Iglesia Latinoamericana y cómo es que, a partir de la preocupación por los pobres y la lucha en contra de la injusticia, podemos comprender la opción teológico-pastoral del actual pontificado.
Mostrar más

27 Lee mas

El discurso histórico en el pensamiento de Monseñor Romero

El discurso histórico en el pensamiento de Monseñor Romero

Sobre un panorama de la situación del país, recomendamos consultar la Cuarta Carta Pastoral de Monseñor Romero titulada ‘Misión de la Iglesia en medio de la crisis que vive el país’, del 6 de agosto de 1979. A dos años y medio del inicio de su trabajo como obispo de San Salvador, retoma temas ya tratados anteriormente, como la violencia o la absolutización de la riqueza, e incorpora otros, que si bien habían sido tratados anteriormente, no lo habían sido desde un sitio privilegiado como una carta pastoral. Entre estos temas, están los de la liberación integral y la represión por parte del estado, la urgencia de cambios estructurales profundos y el diálogo nacional.
Mostrar más

17 Lee mas

Iglesia, servidora de los pobres

Iglesia, servidora de los pobres

Concretamente en la sección sobre los nuevos pobres y las nuevas pobrezas, los obispos se acercan a la realidad de la vida de las personas empobrecidas…, y sufren con ellos. Sucesivamente hablan de las familias afectadas por la crisis, mencionando en primer lugar el envejecimiento progresivo de nuestra sociedad; se refieren al desempleo, sobre todo el que afecta a los jóvenes y «el paro que afecta a las personas mayores de cincuenta años, que apenas tienen esperanza de reincorporarse a la vida laboral»; acogen la situación de la infancia que vive en pobreza, la situación de los ancianos, de las mujeres y la feminización de la pobreza; de la pobreza del mundo rural y de las gentes del mar; y de los inmigrantes, pobres entre los pobres, que «sufren más que nadie la crisis que ellos no han provocado». Dentro de esta primera parte, denuncian la corrupción como un mal moral y se duelen del empobrecimiento espiritual, desde la convicción de que «la personalidad del hombre se enriquece con el reconocimiento de Dios».
Mostrar más

8 Lee mas

El último retiro espiritual de Monseñor Romero. Revista Latinoamericana de Teología. Octavo aniversario del martirio de Monseñor Romero

El último retiro espiritual de Monseñor Romero. Revista Latinoamericana de Teología. Octavo aniversario del martirio de Monseñor Romero

Me orientó comentando que puede haber inclinaciones de escrúpulos en cuanto a las confesiones y que lo principal eran las disposiciones interiores; y en cuanto a los ejercicios espiriwal[r]

9 Lee mas

El impacto de monseñor Romero en Ignacio Ellacuría

El impacto de monseñor Romero en Ignacio Ellacuría

En este foro han desarrollado ustedes temas importantes del pensamiento de Ignacio Ellacuría. Al pedirme ahora que diga unas palabras, he pensado tratar un tema que normalmente no suele ser objeto de ponencias. Se trata del impacto que monseñor Romero produjo en Ignacio Ellacuría, y en lo más hondo de su persona. Me refiero a ese ámbito de realidad en el que el ser humano se encuentra ante un misterio, Dios, y la fe con que se le puede corresponder. O ante un enigma, con preguntas sin respuesta o con el silencio que le puede acompañar. No es fácil —y en definitiva, no es posible— penetrar adecuadamente en ese ámbito último de otra persona. Tampoco me parece posible hablar, como si las palabras “Dios” y “fe” fuesen unívocas y adecuadamente comprensibles y mane- jables. Ese hablar, pues, será siempre balbuciente, pero pienso que sí es posible encontrar caminos para hacerlo con responsabilidad. Es lo que intento hacer a continuación.
Mostrar más

18 Lee mas

Sevilla: Congreso Ciencia y Espíritu

Sevilla: Congreso Ciencia y Espíritu

En esta dinámica que he sintetizado, preguntas, opciones, traída a la realidad de la opción que sintoniza con mi estado consciencial en el momento presente, dinámica qu[r]

8 Lee mas

CRÓNICAS DE ÁVALON

CRÓNICAS DE ÁVALON

Es una especie de “examen final” que el alma se pone a sí misma: habiendo evolucionado vibracional y espiritualmente hasta llegar a encarnarse en modalidad de existencia N3, [r]

109 Lee mas

LOS CÓDIGOS OCULTOS

LOS CÓDIGOS OCULTOS

A este respecto, hay que comenzar indicando que la tradición esotérica ha hecho de la representación gráfica del carro de Elías o Mercaba uno de sus símbolos más notables, aunque su uso, dada su importancia, es muy restringido. Se trata del cuadrado limitado por círculos. Su antigüedad se remonta a las construcciones megalíticas, herederas del culto al círculo. Celtas y druidas mantuvieron su esencia y tuvo forma, igualmente, de piedras redondas que marcaban el centro del mundo. Con esta forma, llamada “omphalos” por los griegos, se adoró en santuarios de distintas culturas. Es, por ejemplo, el Betel donde Jacob apoya la cabeza y ve la escala de ángeles, es decir, la puerta del cielo, la escala de vidas por la que transita el ser verdadero pasando de una a otra modalidad de existencia aparente, cada vez con mayor grado de intensidad vibratoria, en su camino de retorno a la Unidad de la que procede y a la que pertenece. El edificio circular que señala un centro invisible es imagen del centro del mundo. Es una reproducción de la “sabika”, es decir, una caverna -una iglesia, en tiempos más modernos- y encima de ella un espacio sagrado, el “Sanctasanctórum”.
Mostrar más

157 Lee mas

200.000-33.880=166.120 años desencarnado - AMOR, VIDA y CONSCIENCIA

200.000-33.880=166.120 años desencarnado - AMOR, VIDA y CONSCIENCIA

La Iglesia oficial -tras su constitución como tal, al igual que otras grandes religiones- percibió como una seria amenaza para su poder, el uso del sexo para comulgar directamente con Dios y percibir el Yo Verdadero de cada cual. Tal práctica -como otras que se afanó en desvirtuar- la relegaba a una posición francamente secundaria y, lo que es aún más grave, deslegitimaba su papel de exclusivo vehículo hacia Dios. Por ello, el catolicismo y las religiones modernas optaron por satanizar el sexo, convirtiéndolo en un acto pecaminoso y sucio e intentando convencernos de que temamos nuestro deseo sexual como a la propia mano del demonio (diversos movimientos heréticos cristianos -por ejemplo, “el alumbradismo", en el siglo XVI- intentaron rescatar del olvido y la marginación la interrelación entre sexualidad y espiritualidad, siendo cruelmente perseguidos por ello). La sabiduría heredada de tiempos atrás, y nuestra propia fisiología, nos enseñan e indican, en cambio, que el sexo es algo bello y natural, que nos aporta fuerza psíquica y salud física, y un hermoso y potente camino hacia la plenitud espiritual.
Mostrar más

418 Lee mas

Reflexiones sobre el proceso de canonización de Monseñor Romero

Reflexiones sobre el proceso de canonización de Monseñor Romero

Digitalizado por Biblioteca "P... Digitalizado por Biblioteca "P..[r]

13 Lee mas

Monseñor Romero y los mártires. Selección de textos

Monseñor Romero y los mártires. Selección de textos

Florentino Idoate, S.J." Universidad Centroamericana José Simeón Cañas... Digitalizado por Biblioteca "P.[r]

22 Lee mas

El Tímpano de la iglesia de Santa María de Vigo, y la imagen de El Salvador, de la antigua iglesia románica de Santiago de Vigo.

El Tímpano de la iglesia de Santa María de Vigo, y la imagen de El Salvador, de la antigua iglesia románica de Santiago de Vigo.

La actual Colegiata empezó a edificarse en el año de 1814, en el emplazamiento de la antigua iglesia, que, como hemos dicho, quedó arruinada á causa de una explosión del polvorín del Castillo del Castro, en ocasión en que se hacían salvas para conmemorar la fiesta cívico-religiosa de la Reconquista de la plaza á los franceses en 1809. Los planos del actual templo fueron aprobados por la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, y se invirtieron vente años en su construcción, que fue sufragada con varios impuestos sobre las naves y mercancías que llegaban al puerto. Es un edificio pesado, de severo orden dórico, y sus muros y bóvedas de piedra son de un espesor de dos metros, que están a prueba de bomba, teniendo en cuenta el ser Vigo plaza fuerte y, por consiguiente, expuesta á los azares de la guerra. Á esto se debe que en la elección de los planos de diferentes proyectos que se presentaron se prefiriese la fortaleza y solidez del edificio a la belleza de su arquitectura. En 1834 se terminó la construcción de la nueva Colegiata.
Mostrar más

20 Lee mas

Show all 10000 documents...