PDF superior La muerte humana. Reflexiones clínicas sobre la vida y la muerte

La muerte humana. Reflexiones clínicas sobre la vida y la muerte

La muerte humana. Reflexiones clínicas sobre la vida y la muerte

Antiguamente el respeto hacia los muertos de otras tribus era menor que el observado hacia los propios, porque se los consideraba como de una clase inferior. Aún la costumbre del canibalismo tenía su justificación en la necesidad de saciar el hambre, pero además existía la creencia de que comer algunas partes infundiría en el actor las virtudes del vencido. En el mismo sentido, por ejemplo comer partes de animales poderosos como el corazón de un león, convertía a esta acción en ritual. La devoción hacia un dios que debe ser satisfecho y honrado originó la costumbre del sacrificio humano. Cuanto más preciosa la ofrenda más aceptable resultaría para el dios de turno. El Antiguo Testamento cita varios casos de personajes que sacrificaron a sus propios hijos a Yahvé y a Moloch. Más tarde las víctimas humanas fueron reemplazadas por sacrificios de animales, lo que aún se practica en algunas regiones. En América, los aztecas arrancaban el corazón de sus enemigos tomados prisioneros pero también arrojaban a los cenotes jóvenes núbiles finamente vestidos y cargados de joyas. Al sur del imperio Inca y al norte de nuestro país, en el volcán Llullaillaco, a más de 6000 metros de altura, víctimas muy jóvenes fueron abandonadas en cuevas de los Andes para quedar momificadas por el frío y el hielo. De cualquier modo, por espantosa que pueda parecernos esta práctica en la actualidad, ésta constituye una confirmación de la dignidad humana más que la negación de la misma (Toynbee, 1968).
Mostrar más

24 Lee mas

¿Qué piensan los adolescentes sobre la vida y la muerte? Análisis de contenido de grupos de discusión de adolescentes en riesgo suicida

¿Qué piensan los adolescentes sobre la vida y la muerte? Análisis de contenido de grupos de discusión de adolescentes en riesgo suicida

Se organizaron grupos de discusión en los que participaron los adolescentes categorizados según riesgo bajo, y riesgo alto y moderado (ISO-30). El objetivo perseguido con los grupos era reflexionar con los adolescentes para obtener datos relevantes de sus actitudes acerca de los temas de la vida y de la muerte, a fin de realizar un análisis cualitativo-comparativo de los distintos grupos de riesgo. Se utilizó como “disparador” de los grupos la administración de la escala MAST (Orbach, 1991) y su posterior discusión. Con los adolescentes de riesgo suicida alto y moderado se tuvo en consideración la necesidad de una derivación para consulta psicológica o psiquiátrica posterior. Las reuniones de los 27 grupos se llevaron a cabo en las instalaciones del colegio, con un tiempo de duración aproximado de 40 minutos. El contenido de las discusiones-reflexiones fue registrado en cassettes de audio, con un grabador tipo periodista ubicado en el centro de la mesa de trabajo. Una vez obtenidas todas las grabaciones, se realizaron los siguientes pasos:
Mostrar más

10 Lee mas

VIDA Y MUERTE EN EL PUCARÁ DE YACORAITE.  ESTUDIO DE OSTEOLOGÍA HUMANA

VIDA Y MUERTE EN EL PUCARÁ DE YACORAITE. ESTUDIO DE OSTEOLOGÍA HUMANA

En este trabajo presentamos los resultados de un estudio realizado sobre restos óseos humanos excavados por Pedro Krapovickas entre 1950 y 1960. Los materiales proceden de dos sectores habitacionales del “Pucará de Yacoraite” (Quebrada de Humahuaca, Jujuy) en cuyo interior se hallaron entierros de adultos e inmaduros. Se intenta caracterizar el estilo de vida de estos individuos, teniendo en cuenta las relaciones posibles entre economía de subsistencia y grado de adaptación al medio. Se realizó la asignación individual de piezas utilizando indicadores de abundancia. Se efectuaron las asignaciones de sexo y edad a la muerte para poder generar, con una finalidad exploratoria, un perfil demográfico del asentamiento. La estimación de las estaturas y el análisis de marcadores osteopatológicos posibilitó asimismo la caracterización biológica del grupo. Los resultados permiten afirmar que se trata de cuarenta y ocho individuos de ambos sexos, de talla adulta mediana a baja, cuya edad a la muerte refleja una alta mortalidad pre y perinatal, así como un pico de mortalidad adulta entre los veinte y treinta años. Se infiere una situación social comprometida, con un uso vigoroso del cuerpo, sin marcadas diferencias entre sexos.
Mostrar más

30 Lee mas

Diferencias de género en actitudes hacia la vida y la muerte y sucesos vitales estresantes en adolescentes según riesgo de suicidio

Diferencias de género en actitudes hacia la vida y la muerte y sucesos vitales estresantes en adolescentes según riesgo de suicidio

Objetivo: Investigar si existen diferencias de género en las actitudes hacia la vida y la muerte y determinar la importancia de sucesos estresantes en adolescentes distribuidos en tres rangos de riesgo suicida: alto, moderado y bajo. Método: Estudio transversal mediante cuestionarios a una muestra intencional de 636 adolescentes (46% varones y 54% mujeres) de 15 a 18 años. Los sujetos fueron evaluados usando el Inventario de Orientación Suicida (ISO-30) (King, Kowalchuk, 1994), la Escala de Autoanálisis de Sucesos de Vida (ASV) (Casullo, 1994) y la Escala Multiactitudinal de Tendencia Suicida (MAST) (Orbach et.al., 1991). Resultados: Se observaron diferencias significativas en las actitudes hacia la vida y la muerte según género y riesgo. PALABRAS CLAVE: actitudes hacia el suicidio, sucesos de vida estresantes, género, adolescentes
Mostrar más

13 Lee mas

De “caballeros de la muerte” a la “lucha por la vida”. Los arditi italianos, de la guerra a la militancia antifascista

De “caballeros de la muerte” a la “lucha por la vida”. Los arditi italianos, de la guerra a la militancia antifascista

A pesar de la llamada a la “lucha por la vida” y los versos “Muerte a la muer- te/ muerte al dolor” de un Inno degli Arditi del popolo, el universo simbólico de la primera organización antifascista repetía los temas mortuorios del arditismo de guerra (y, por tanto, del dannunzianismo y del mismo movimiento fascista): el emblema oficial de la asociación era una calavera, rodeada de una corona de laurel y con un puñal entre los dientes, bajo la cual resaltaba el lema “a noi!”. Además de la variante de la calavera con las tibias cruzadas, fue utilizado, como símbolo asociativo, el mismo puñal de los arditi. El color de las banderas, de los jerseys que vestían y de los estandartes eran usualmente negros (el color de los anarquistas más que de los fascistas que, en su lugar, se identificaban en aquel momento con el tricolor). En Civitavecchia, al contrario, el escudo de los Arditi del popolo –un hacha que parte un fascium– expresaba más lucidamente que en cualquier otro sitio la “razón social” de la asociación. También las canciones fueron adoptadas del arditismo bélico: de dos himnos oficiales de la asociación,
Mostrar más

25 Lee mas

El bosque de abedules : reflexiones sobre la vida y la muerte

El bosque de abedules : reflexiones sobre la vida y la muerte

Por otra parte, la naturaleza no siempre guarda relación directa con los estados de ánimo de los personajes, sin embargo, en momentos cruciales de la narración es muy importante su presencia. Además, no debemos olvidar los símbolos específicos que maneja Iwaszkiewicz; son ellos, más que otra cosa, los que completan la semántica del discurso; por ejemplo: el bosque de abedules como símbolo directamente contrapuesto a la casa de Boleslaw. Mientras en ella se genera la tensión, la pelea entre los her- manos, la agonía de Stanislaw y, finalmente, su muerte, el bosque fun- ciona como espacio sagrado, de recogimiento, de encuentros amorosos, de paseos entre Stas y su sobrina o como testigo de la nueva relación, al final de la novela, entre Boleslaw y su hija.
Mostrar más

10 Lee mas

De vida o muerte:

De vida o muerte:

Los datos muestran un aumento relativamente sostenido en la conformación de estas organizaciones a través del tiempo. Frente al in- cipiente proceso de creación de ONG entre los años ochenta y comienzos de los noventa, a partir de mediados de los noventa se puede observar una acentuación en la cantidad de agrupaciones formadas en la Argentina. Por un lado, esto coincide con la celebración de dos conferencias internacionales de Naciones Unidas de fuerte re- percusión para la consolidación de los derechos sexuales y reproductivos a nivel internacional: la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo llevada a cabo en El Cairo en 1994, y la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer en Beijing en 1995. Por otro lado, coincide también con el proceso de reforma constitucional llevado en 1994 en el país, en el que el tema del aborto fue altamente politizado, en especial tras el intento del gobierno de Carlos Menem por introducir una cláusula constitucional para proteger la vida desde el momento de la concepción. Luego, a partir del siglo XXI se observa otro pequeño aumento de ONG autodenominadas “Pro-Vida”, precisamente en un período en donde la demanda por la despenalización/legalización del aborto comenzó a tomar mayor fuerza, y donde se discutieron y aprobaron una serie de leyes y políticas favorables a los derechos sexuales y reproductivos, como la ley de Salud Sexual y Procreación Responsable (2002), la primera ley de uniones civiles del país aprobada en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (2002), la ley de Educación Sexual Integral (2006), la ley de contracepción quirúrgica (2006), entre otras. Sin embargo, es el período 2010-2014 el que marca una virtual “explosión” de ONG, muchas de las cuales se formaron como reacción ante el alto nivel de politización que despertó el debate en torno a la legalización del matrimonio entre parejas del mismo sexo en el país el año 2010.
Mostrar más

256 Lee mas

Body representation, «race» and gender in Vida y muerte de la mulata. A story that repeats itself

Body representation, «race» and gender in Vida y muerte de la mulata. A story that repeats itself

Ambos autores revelan la preocupación del higienismo por controlar las enfermedades físicas y sociales que contaminan el cuerpo social (Gálvez 98) y proponen pautas de disciplinamiento de los cuerpos de las mujeres afrocu- banas y migrantes mediante el despliegue de dispositivos médicos y policiales. Uno y otro vinculan el servicio doméstico a la corrupción de la conducta de los hombres y al mancillamiento de la moral de las mujeres e hijos en los hogares, a la vez que plantean la prostitución como un problema introducido por agentes externos que infecta el cuerpo social cubano. Esponda sugiere medidas de blanqueamiento cultural centradas en la educación de las muje- res «es dable a lo mínimo educarlas, instruyéndolas en lo tocante a Dios y a la humanidad… para que adquieran el hábito de la rectitud y horror a la vida desenfrenada» (45). Céspedes va más allá de los «principios de austeridad en las costumbres» (95) y asume las tesis eugenésicas, situando la naturaleza lasciva de las mujeres afrocubanas como causa del exterminio de la «raza de color» (177).
Mostrar más

29 Lee mas

ESPERAR LA MUERTE: LA AGONÍA DE LA INACCIÓN

ESPERAR LA MUERTE: LA AGONÍA DE LA INACCIÓN

Eugene O’Neil teje una trama similar en Llega el hombre de hielo. Esta vez la escena transcurre en un sucio bar, la última parada para los que esperan la muerte. La clientela está esperando a que Hickey, tal como ha hecho durante muchos años, refresque sus quimeras y reafirme su adoración al alcohol. Hubo un tiempo en que cada uno de los personajes llevaba una vida de acción y aventura, pero ahora el bar se ha convertido por varias razones en un retiro para ellos y en una molienda para las viejas historias, las bromas desgastadas y las mofas. Pese a toda esa palabrería, el apoyo mutuo que se prestan sirve para conservar sus ilusiones en la vida. En lugar del alcohol Hickey les ofrece al final la salvación y la paz bajo la apariencia del conocimiento de sí mismo y del fin del autoengaño. En una escena de gran tensión que recuerda a ‘La última cena’, Hickey dice que les ayudará en su camino hacia esta meta, pero ahora Hickey habrá de superar la filosofía del absurdo que ha comenzado a cobrarse su precio en el hombre. Larry Slade, un intelectual ex-anarquista, ejemplifica esta posición: “¡Todo lo que sé es que estoy enfermo de la vida! ¡Estoy acabado! ¡Me he olvidado de mí mismo! Me he ahogado y contentado en el fondo de una botella. Honor o deshonor, fe o traición no son para mí sino opuestos de la misma estupidez que rige la
Mostrar más

6 Lee mas

1. Antropología Muerte 2015A

1. Antropología Muerte 2015A

La muerte es entendida como la irrupción de la vida.. MUERTE[r]

36 Lee mas

Nuevos horizontes frente a la muerte súbita cardíaca: la desfibrilación externa semiautomática

Nuevos horizontes frente a la muerte súbita cardíaca: la desfibrilación externa semiautomática

En un estudio realizado en la región canadiense de Onta- rio se concluyó que las tasas de superv ivencia tras RCP pre- hospitalaria eran del 2,5% en una primera fase, posteriormen- te se mejoró la superv ivencia tras re a l i z a rse una serie de i n t e rvenciones (Ontario Prehospital Advanced Life Support –OPALS-). Estas intervenciones iban encaminadas a reducir el i n t e rvalo de tiempo desde la petición de ayuda hasta la asis- tencia in situ con DESA por paramédicos, planteándose como objetivo que al menos un 90% de casos tuviesen intervalos de tiempo infe ri o res a ocho minutos. Se comparó mediante un e n s ayo clínico controlado la superv ivencia obtenida tras RCP en 36 meses (fase I, previa a la intervención) con la obtenida en los 12 meses siguientes a la intervención (fase II). En la fase I se asistió un 76,7% de PCR antes de ocho minutos, as- cendiendo el porcentaje tras la fase II a un 92,5%. Ello se t radujo en una superv ivencia del 5,2%, lo que equivale a 21 vidas más salvadas que antes de la intervención. La implanta- ción de este programa supone 42.000 € por cada vida salvada y un mantenimiento de 2.405 € por vida salvada al año 45 .
Mostrar más

13 Lee mas

La familia, la enfermedad, el dolor y la muerte en la obra pictórica de Edvard Munch

La familia, la enfermedad, el dolor y la muerte en la obra pictórica de Edvard Munch

VIDA Y OBRA DE EDVARD MUNCH Munch nació en Löten, Noruega, en 1863, era hijo de un médico militar y en su familia había una gran tradición de artistas e intelectuales. Pero no fue este pasado ilustre lo que marcó su vida sino la muerte. Cuando apenas tenía cinco años falleció su madre. Esto llevó a que su padre, un hombre pro- fundamente religioso, tuviera crisis místicas. A los pocos años falleció su hermana más querida, su otra hermana cayó en depresiones profundas (lla- madas entonces "melancolía") y sólo su hermano varón llegó a edad adulta, pero a los pocos días de casarse también falleció. Munch sentía cómo la sombra de la muerte dominaba toda su vida.
Mostrar más

7 Lee mas

158 Sobre la anunciada muerte de la ciencia política

158 Sobre la anunciada muerte de la ciencia política

Por su parte la ciencia política, además de verse afectada por estos males de familia, emitía sus propios anuncios de crisis terminal. Importa destacar que lo interesante en este campo es que tales anuncios han surgido de algunos de los propios padres de esta disciplina, que lograron su afirmación como tal después de la Segunda Guerra Mundial. El caso más destacado es el de Giovanni Sartori, quien, después de realizar contribuciones decisivas en los años cincuenta, comienza a advertir del malestar de la disciplina desde los años setenta, señalando la dispersión teórica de la época, al tiempo que reitera su preocupación por la división radical entre los partidarios de una óptica empirista y los de una visión filosófica de la disciplina. Pero treinta años más tarde Sartori anuncia la pérdida definitiva de rumbo de la ciencia política, en el opúsculo “¿Hacia dónde va la ciencia política?”, que lógicamente le debe conducir a la peor de las suertes (Sartori, 2004). Desde luego, como era de esperar, ese planteamiento ha suscitado la airada respuesta de los profesionales y académicos del ramo (como Laitin, Colomer, etc.), que consideran que la ciencia política, premunida de las herramientas empíricas actuales, nunca estuvo en mejor situación en toda su frondosa vida.
Mostrar más

80 Lee mas

Impacto social de la muerte perinatal: aspectos antropolgicos

Impacto social de la muerte perinatal: aspectos antropolgicos

Por último, el concepto bíblico de la muerte como castigo del pecado original (Génesis, II, 17; Roma- nos, V, 12) es, al mismo tiempo, su concepto como conclusión del ciclo de la vida humana perfecta en Adán y el concepto de una limitación fundamental que la vida humana ha sufrido a partir del pecado de Adán. Dice Santo Tomás a este respecto: “la muerte, la enfermedad y cualquier defecto corporal dependen de un defecto en la sujeción del cuerpo al alma. Y como la rebelión del apetito carnal al espíritu es la pena del pecado de los primeros padres, tal es también la Muerte y todo otro defecto corpóreo”. Pero este segundo aspecto es propio de la teología cristiana; pertenece precisamente al concepto de la muerte como posibilidad existencial.
Mostrar más

6 Lee mas

Muerte Materna: algunas reflexiones

Muerte Materna: algunas reflexiones

La muerte materna (MM) es el resultado de la correlación de una serie de factores que interactúan a través de toda la vida de la mujer constituyendo uno de los indicadores más sensibles de calidad en los servicios de salud de una región o país y por otra parte un problema social así como de salud pública, en el que inciden múltiples factores, agravados en algunos contextos por la carencia de oportunidades, la desigualdad económica, educativa, legal o familiar de la mujer, y dentro del componente asistencial el acceso, oportunidad y calidad de los servicios de salud. 2
Mostrar más

6 Lee mas

La muerte en la literatura

La muerte en la literatura

En la literatura existen grandes escenas sobre la muer- te, así como alegatos hermosos y conmovedores sobre la muerte de los seres queridos, desde el sutil lamento de Catulo por la muerte de su hermano (Catulo, s. f.), hasta el encantador poema de Samuel Johnson a su amigo, el doc- tor Levet (Johnson, 1986). En el extremo contrario está la indiferencia existencial mostrada por el narrador de El ex­ tranjero, de Albert Camus: «Hoy, mamá ha muerto. O tal vez ayer, no sé» (Camus, 2012). Gran parte de la muerte en la literatura describe, por lo tanto, nuestras respues- tas a la muerte de individuos concretos. Pero la muerte está hasta tal punto en el corazón de la vida que también está en el corazón mismo de la poesía. Entender mejor la muerte es en última instancia entender mejor la vida y entender la muerte en la literatura es entender cómo las obras literarias la muestran y la contextualizan.
Mostrar más

7 Lee mas

El nuevo teatro de la memoria: la representación del dolor y la muerte

El nuevo teatro de la memoria: la representación del dolor y la muerte

En la segunda edición (la mexicana) del libro aparece mucho más material perti- nente, que la autora ha acumulado entre los tres años que median entre ambas. Así, apa- rece, a modo de un supuesto facsímil, la carta de una madre dirigida a su hijo secues- trado y desaparecido a los 18 años, una carta toda hecha grito de dolor y de angustia: una muestra de  otra modalidad espontánea liminar, testimonio y  plegaria, invoca- ción y denuncia. El original ha sido bordado en una tela, como muchas otras muestras del género. Solo el contexto real conocido por el receptor concreto es capaz de darle a este objeto toda la profundidad de un valor artístico en que se fundieron, indisolublemente, arte y vida. Si nos imponemos una distancia absoluta de los valores canónicos, este gesto de dolor se desproblematiza, se trivializa y permanecerá como un objeto artesanal que sí enseña algo, pero de ninguna manera produciría una sacudida catártica que, todavía, produce en su contexto. Pero siendo un fragmento de la memoria, que “no es un depósito de información, sino un mecanismo de regeneración de la misma” (Lotman 1996: 157), forma parte de una memoria cultural global14.
Mostrar más

13 Lee mas

1. Saludos y agradecimientos. 2. Fuentes y libro (Instituto Gallup: 5.000.000 USA) 3. La muerte no existe, es un imposible, un fantasma de la imaginación humana. Lo que llamas muerte no es sino una puerta que se abre para pasar de una habitación a otro de

1. Saludos y agradecimientos. 2. Fuentes y libro (Instituto Gallup: 5.000.000 USA) 3. La muerte no existe, es un imposible, un fantasma de la imaginación humana. Lo que llamas muerte no es sino una puerta que se abre para pasar de una habitación a otro de

+Este empeño puede provocar, incluso, que se vuelva a encarnar en el plano material –en un nuevo cuerpo para desarrollar una nueva vida humana- desde la propia fase de tránsito y sin haber entrado en el “plano de luz”, que es desde donde las reencarnaciones se producen de manera natural y adecuada. Eso sí, el estado de consciencia con el que se arrancará en esa nueva vida será sumamente denso. Y aunque la evolución consciencial es la regla y siempre es posible, las personas que han vuelto a encarnar desde la fase de tránsito experiencian un proceso evolutivo muy lento y tienden a desplegar en su nueva vida comportamientos llenos de desosiego interior y sufrimiento y marcadamente egóicos, pudiendo llegar a ser extremadamente adictivos y violentos (es el caso, por ejemplo, de muchos de los calificados como psicópatas). A personas así, con ese estado de consciencia, se refirió Cristo Jesús cuando hizo mención a los muertos que entierran a sus muertos -“deja que los muertos entierren a sus muertos”, en Lucas 9,60 yMateo 8,22-, es decir, a seres humanos vivos, pero que, realmente, por su densidad consciencial y apego a la materialidad, están muertos en el sentido consciencial del término.
Mostrar más

5 Lee mas

La piedad del Greco (o la muerte de un hombre íntegro)

La piedad del Greco (o la muerte de un hombre íntegro)

En los últimos años de su vida le obsesionaba la idea de caer en manos de la tecnología sanitaria. Hasta sus 84 años se mantuvo alejado de médicos y hospitales. Y la verdad es que   no   tenía   diagnosticada   ninguna   enfermedad   cuando   murió.   Su   voluntad   y   su coherencia,   en   ese   y   otros   sentidos,   eran   de   piedra.   Tal   vez   por   eso,   cuando   las circunstancias   de   su   vida   habían   tensado   demasiado   la   cuerda   no   enfermaba   ni   se quejaba, se rompía. Algunas fracturas de huesos han jalonado pasajes importantes de la vida de mi padre y una fractura de cadera lo llevó al hospital cuarenta y dos días antes de su muerte.
Mostrar más

5 Lee mas

3. LIPIDOS

3. LIPIDOS

Compuestos derivados del prostanoato que se sintetiza a partir de un ácido graso de 20 C insaturado que forma parte de los fosfolípidos de membrana: El ácido a[r]

55 Lee mas

Show all 10000 documents...