PDF superior La operación "Tormenta del Desierto" y el nuevo orden mundial

La operación "Tormenta del Desierto" y el nuevo orden mundial

La operación "Tormenta del Desierto" y el nuevo orden mundial

El 7 el presidente George Bush emite el famoso discurso sobre el Nuevo Orden Internacional. En sus principios el nuevo orden internacional era definido como un or- den unipolar, es decir con una fuerte presencia norteamericana hegemónica a todos los niveles, no sólo política sino también militar y económicamente. Con respecto a la situación en el Golfo, Bush tuvo en claro dos objetivos: 1) liberar Kuwait; 2) la opera- ción debía tener la menor cantidad de bajas posibles. Mientras tanto anuncia el des- pliegue de tropas en Arabia Saudita, la formación de la Coalición Internacional y el Nuevo Orden Internacional.
Mostrar más

6 Lee mas

La participación argentina en la Operación Tormenta del Desierto: análisis de la decisión

La participación argentina en la Operación Tormenta del Desierto: análisis de la decisión

región de Medio Oriente sino que se trató de una decisión percibida. como “necesaria” a los fines de posicionar a Argentina en el contexto[r]

2 Lee mas

De la tormenta del desierto a la batalla Aero-naval: La transformación de la Fuerza Aérea Estadounidense

De la tormenta del desierto a la batalla Aero-naval: La transformación de la Fuerza Aérea Estadounidense

El decisivo papel jugado por el poder aéreo en la Guerra del Golfo demostró la validez de estos conceptos [velocidad, alcance, flexibilidad, precisión o letalidad] y fijó las directrices sobre las cuales se desarrollaría una Fuerza Aérea más capaz y receptiva a los grandes avances en doctrina y tecnología. En efecto, al día de hoy el poder aeroespacial no sólo constituye el pivote de nuestra estrategia militar nacional – tanto en términos de disuasión, presencia avanzada o de respuesta a crisis – sino que también nos proporciona un extraordinario potencial para proyectar nuestro poder e influencia o prestar ayuda a cualquier punto del planeta. (Department of the Air Force, 1992, p. 1) Tal entusiasmo, animado por la exageración de los efectos de la campaña aérea de la Operación Tormenta del Desierto sobre el curso del conflicto, también se apoderó de un importante segmento de la clase política norteamericana, que rápidamente asumió que cualquier intervención en la que participara Estados Unidos podría resolverse con el empleo casi exclusivo de medios aéreos y recurrir al despliegue de fuerzas terrestres una vez se hubieran destruido los objetivos enemigos desde el aire. 7 En consecuencia, éstos – liderados por
Mostrar más

10 Lee mas

Orden político mundial:

Orden político mundial:

En efecto, ya antes de la segunda guerra mundial y a raíz de la crisis de 1929 el modelo de economía de mercado puro había entrado en crisis. En 1933 el Presidente estadounidense Franklin D. Roosevelt puso en marcha lo que llamó el New Deal: un plan para luchar contra los efectos de la gran depresión en Estados Unidos, cuya economía había sido gravemente golpeada por las quiebras en cadena y el desempleo masivo. En este modelo, que puede ser calificado de intervencionista, se asignaban al Estado competencias para actuar de forma anticíclica. Es la primera realización de ese modelo que se irá imponiendo después de la segunda guerra, al menos en muchos países de Europa, con distintas modalidades y ámbitos de actuación de los poderes públicos en la economía. Todos ellos coinciden en algo: a diferencia del modelo liberal, este nuevo modelo atribuye nuevas competencias al Estado (con un abanico amplio de posibilidades). Supone el reconocimiento de que una economía no puede funcionar solo a partir de las fuerzas de mercado: iniciativa privada e intervención del Estado han de actuar como instancias comple­ mentarias para armonizar intereses particulares (legítimos) e intereses generales de la sociedad.
Mostrar más

20 Lee mas

El nuevo teatro de la memoria: la representación del dolor y la muerte

El nuevo teatro de la memoria: la representación del dolor y la muerte

Las primeras, engendradas por el contenido individual de la vida del alma, están rela- cionadas con este… Llamo formales las emociones del segundo orden en el sentido de que no se relacionan directamente con el contenido íntimo de la vida anímica indi- vidual, sino que se vinculan a esta como la forma al material. La percepción estética se caracteriza por el hecho de que el dominio de las emociones anímicas se neutraliza y se estimula por otras emociones… La naturaleza de las emociones anímicas puede volverse más compleja si se las canaliza complementariamente con las espirituales, pero solo con el propósito de contribuirles una mayor fuerza transfi riéndolas hacia el dominio de las emociones formales, estéticas… Emoción rítmica, discursiva, plás- tica, de color, fónica, emociones relacionadas con el espacio o el movimiento, etc., son las formales, gracias a las cuales el arte vive, y para satisfacer a las cuales existe. Las emociones de este tipo no son individuales, no están condicionadas por el estado de ánimo del individuo, sino que son sociales, y por lo mismo objetivas. (1924: 8-9, traducción mía)
Mostrar más

13 Lee mas

HUNTINGTON, Samuel P., El choque de civilizaciones: y la reconfiguración del orden mundial, Barcelona, Ediciones Paidós Ibérica, 1997, 448 pp.; ALÍ, Tariq, El choque de los fundamentalismos; cruzadas, yihads y modernidad, Madrid, Alianza Editorial, 2002,

HUNTINGTON, Samuel P., El choque de civilizaciones: y la reconfiguración del orden mundial, Barcelona, Ediciones Paidós Ibérica, 1997, 448 pp.; ALÍ, Tariq, El choque de los fundamentalismos; cruzadas, yihads y modernidad, Madrid, Alianza Editorial, 2002, 440 pp.

asesinar varias veces por ellos, cosa que consiguieron en el caso de Annuar el Sadat. Es común, a mi entender, en todos los líderes árabes con pretensiones expansionistas y de unifi - cación del Islam –Nasser, Gadaffi e incluso Sadam– el sueño de ser un nuevo Saladino, capaces de unir a todos los árabes conforme a su memoria histórica profundamente arraigada. He ahí una de las claves de un confl icto largo e irresoluble: la Yihad, mezcla de guerra religiosa y política, es defendible, practicable y exigible con el Corán en la mano, contra todo aquel que «agreda a los musulmanes» si a eso añadimos los afanes expansionistas y «controladores» por parte de Occi- dente –el imperio británico primero y el americano después–, dados los valores estratégicos y económicos de la zona, ya tenemos preparado el necesario caldo de cultivo para que exista un confl icto de larguísima evolución y de solución casi imposible. Una vez más, a una clave netamente económica, se le añade el imprescindible «adobo» religioso y patriótico, racial y nacionalista, imprescindible en toda guerra que se precie.
Mostrar más

26 Lee mas

Presentación . El fin de la Segunda Guerra Mundial y el surgimiento de un nuevo orden mundial - El horror de Auschwitz

Presentación . El fin de la Segunda Guerra Mundial y el surgimiento de un nuevo orden mundial - El horror de Auschwitz

Durante la Segunda Guerra Mundial, el horror del que era capaz el hombre, se puso de manifiesto en los campos de extermino nazis. En el segundo artículo, “ Los horrores de Auschwitz”, su autor nos lleva en un recorrido por la historia de ese campo de concentración. Finaliza ese artículo con el emotivo mensaje que S.S. Juan Pablo I I envío durante al conmemoración a las víctimas del holocausto en el año 2005.

1 Lee mas

La Argentina ante el "nuevo orden mundial" . Participación en la comunidad mundial y soberanía (1989-1995)

La Argentina ante el "nuevo orden mundial" . Participación en la comunidad mundial y soberanía (1989-1995)

Por ello, en los ´ 90, uno de los desafíos para los actores gubernam entales es buscar, desde la conform ación de un estado neoliberal, los canales de conciliación entre el im perativo de lograr la inserción en el “ Nuevo Orden Mundial” y la necesidad de dem ostrar a la sociedad nacional los beneficios de aquélla. A partir de allí, el térm ino soberanía adquiere distintos grados de centralidad política, diferentes form as de enunciación y tratam iento discursivo u operativo, en donde la legitim idad de las prácticas adquiere distintos grados de protagonism o.
Mostrar más

2 Lee mas

TítuloLa seguridad y los riesgos emergentes en el nuevo orden mundial

TítuloLa seguridad y los riesgos emergentes en el nuevo orden mundial

La seguridad y los riesgos emergentes en el nuevo orden mundial ? MANuEL NIETO RODR?GUEZ <

41 Lee mas

La economía social de mercado como aportación a un nuevo orden económico mundial

La economía social de mercado como aportación a un nuevo orden económico mundial

Sólo podemos decir de forma global y con esto el político responsable de la economía o el empresario pueden hacer muy poco, que scgurauícnto ios productos cuya producción requieran proce[r]

24 Lee mas

El Nuevo Orden Mundial, el Derecho Postmoderno y la Informática

El Nuevo Orden Mundial, el Derecho Postmoderno y la Informática

El Nuevo orden Mundial requiere de la presencia de un derecho que establezca las nuevas normas, derechos y obligaciones, que es- tablezca una nueva hermenéutica y que tenga el respaldo coerciti- vo suficiente para que sea respetado. En ese sentido este nuevo or- den, está basado en la existencia de un nuevo derecho postmoder- no, que desborda el Estado-Nación que se basa en un nuevo con- cepto de soberanía, que está presente en todo el globo terráqueo y que lo respalda el poder disuasivo de las armas nucleares.

11 Lee mas

El nuevo orden antiterrorista mundial (Tema central)

El nuevo orden antiterrorista mundial (Tema central)

políticas, cuando en realidad es la lógi­ ca del capital la que conduce y orienta los ejercicios de sus políticas. Frente a la .lógica coherente e implacable del capi­ tal la pol ítica se engaña tanto con sus propios razonamientos que ya ni siquie­ ra es capaz de engañar a quienes sin embargo siguen dejándose engañar: la opinión pública de casi todo el mundo. Nadie debe ser hoy tan i luso de creer que son los poderes politicos quie­ nes gobiernan políticamente el orden mundial, ignorando o fingiendo ignorar que las fuerzas económicas del capital instrumentalizan sus políticas y progra­ mas de gobierno y hasta sus guerras. También los pueblos, súbditos y ciuda­ danos necesitan seguir creyendo que son sus políticos y gobenantes por ellos elegidos quienes detentan el poder real, y que ellos son quienes les engañan y les defraudan. Y continuarán resistién­ dose a aceptar que la polftica es un gui­ ñol del Mercado y que sus gobenantes son marionetas sujetos por hilos casi in­ visibles de la mano que aprieta y de los intereses del CapitaFl .
Mostrar más

35 Lee mas

Leer y Descargar en pdf Aquí: El desierto de la oligarquía

Leer y Descargar en pdf Aquí: El desierto de la oligarquía

“pregunte a los señores senadores por Tucumán ¿Cuántos indios hay hoy en aquella provincia? ¡Tribus enteras pueblan los ingenios de azúcar de aquella provincia! Puede revisar el señor senador en los cuerpos de línea cuántos indios salvajes perturbadores del orden público están hoy convertidos en elementos de orden, de paz, fraternizando con el soldado de quien ayer era el mejor enemigo y vistiendo en vez del chiripá, el uniforme de nuestro ejército, se encuentran por centenares. Puede preguntar a nuestras familias cuántos indios de chusmas se encuentran en el hogar de cada una confundidos con los demás miembros de ella. Y cuántos se encuentran diseminados en Martín García? Y se va a encontrar de que éste es el resultado de la campaña.”
Mostrar más

11 Lee mas

Visiones de Orden Mundial

Visiones de Orden Mundial

Sería legítimo que la ONU opera- ra a través del Art. 43 y no EUA -que con sus actitudes pretende reempla- zar a la ONU- como lo ha hecho en los casos de Irak en 1991, Kosovo en 1999, Afganistán en el 2001, Irak en el 2003 y continúa su camino. No obstante, EUA se está comparando con la ONU y mostrando su “lenti- tud” en la toma de decisiones y su “ineficiencia” por lo que insta a lo que llama la “comunidad interna- cional” a seguir sus pasos en defensa del “bien”. Vuelvo a insistir con la pregunta: ¿a qué se llama “comuni- dad internacional”? Si estuviéramos en el marco de la ONU, la comuni- dad internacional, desde el punto de vista numérico y jurídico, estaría representada en la AG, aunque des- de el punto de vista del poder, esté representada en el CS. EUA hace re- ferencia a la comunidad internacio- nal, pero ésta -la numérico-jurídica- está totalmente inhabilitada para tomar decisiones. Es el poder y no la repre- sentación numérica quien decide el destino de la seguridad, la paz y la estabilidad del planeta, a la vez que decide qué es justo y qué no. El cam- bio de paradigma que se viene gestando, de acuerdo con Hardt y Negri, está definido, al menos ini- cialmente, por el reconocimiento de que sólo un poder establecido, sobredeterminado y relativamente autónomo respecto de los Estados- Nación soberanos, es capaz de fun- cionar como centro del nuevo orden mundial, ejerciendo sobre él una regulación efectiva y, cuando sea preciso, coerción. En realidad se tra-
Mostrar más

30 Lee mas

La Soberanía y El Orden Mundial

La Soberanía y El Orden Mundial

De hecho, la fractura sería lo más aproximado a la actualmente denominada división "Norte-Sur". Eufemismo que sirve para distinguir a los viejos imperios de sus antiguas colonias. En las antiguas colonias, reina la conmoción, el recelo y la desazón. En los estados imperiales, máxime en los más poderosos, la efusión en cuanto a la necesidad de eliminar toda barrera al uso de la violencia, y, en particular, arcaicos conceptos como la legislación internacional o la soberanía. Esta es una conclusión un tanto generalizada y, creo, que cabe que se pueda hallar una aún más precisa si se echa un vistazo al comentario político mundial, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras. Y esto, una vez más, sugiere ciertas hipótesis sobre lo que está sucediendo.
Mostrar más

19 Lee mas

Orden mundial y liberación

Orden mundial y liberación

POLITICA, C U L T U R A Y S O C I E D A D EW I I E R O A M ~ R I C A A ~ S O I N' I JULIO DICIEMBRE 1996 Universidad Internacional de Andaluc?a 0 D3 X K D A ~ ~ S Shid S b d m Rubio ( U W W de Sedh J%[.]

30 Lee mas

La institucionalización del concepto de industrias culturales en el proceso de debate sobre políticas culturales en la Unesco y el Consejo de Europa (1970- 1982)

La institucionalización del concepto de industrias culturales en el proceso de debate sobre políticas culturales en la Unesco y el Consejo de Europa (1970- 1982)

Esta consideración intermedia queda también reconocida en la 21a Conferencia General de 1980 en Belgrado (antigua Yugoslavia, actual Serbia), celebrada sólo unos meses después (entre septiembre y octubre) del encuentro de Montreal. Allí se manifiesta que «las industrias culturales pueden representar una amena- za, pero también constituir un potencial enorme» (Unesco, 1981: 25) y se insiste en el desarrollo del nuevo orden mundial de la información y de la comunicación que tome como bases fundamentales la eliminación de los desequilibrios, des- igualdades y barreras que se oponen a la libre y equilibrada circulación de la información y las ideas, el respeto de la identidad cultural de cada nación, y el respeto del derecho de todos los pueblos e individuos al acceso y participación activa en el sistema comunicativo mundial sobre la base de la equidad, la justicia y el interés mutuo (Ibid: 74-75).
Mostrar más

16 Lee mas

¿Existe la vida después del nuevo orden mundial?

¿Existe la vida después del nuevo orden mundial?

Hasta ahora hablé mucho de los Estados Unidos, porque este Nuevo Orden fue creado por y para ellos y del que los demás podrán beneficiarse libremente. Económicamente más poderosos, los únicos estratégicamente poderosos sólo tenían que lograr que esa situación, que la estabilidad se mantuviera. Por otra parte eran los únicos que actuaban en los casos, que ellos mismos consideraban, urgentes, con el aval arrancado al Consejo de Seguridad (Somalía, Irak) o más allá del aval (Panamá, Haití en la primera etapa). También es cierto que es más fácil dirigir las críticas contra ellos que contra aquellos que sólo los acompañaron a regañadientes.
Mostrar más

5 Lee mas

De nuevo el nuevo (des)orden mundial (Coyuntura)

De nuevo el nuevo (des)orden mundial (Coyuntura)

gundo Bush que tienen que ver con sus bases políticas (el frente interno) y sus propuestas de cara al mundo, en parte derivadas de las anteriores. Sobre estas propuestas, pasaron prácticamente inadvetidas en la prensa mundial las afirmaciones de Donald Rumsfeld, e­ cretario de Defensa, en la reunión de los ministros de defensa americanos cele­ brada en Quito el 17 de noviembre de 2004, dando prioridad a la "guerra con­ tra el terrorismo", sugiriendo que, de nuevo, como en los tiempos de máxima represión, se repensara la separación del ejército y la polida y proponiendo una lista de "enemigos" que caían bajo la defensa de la "seguridad" y que nor­ malmente caerían bajo la júrisdicción de las autoridades civiles: Gaston Chi­ llier, de la Oficina de Washington sobre América latina (WOlA) resumía el pro­ blema diciendo que "lo que se estaba diciendo es que el terrorismo es l a prio­ ridad de la región y que el derecho in­ ternacional humanitario no es necesario para combatir el terrorismo. �se es exac­ tamente el mensaje equivocado en una región en la que los militares han usado esa filosofía durante las guerras sucias para cometer graves violaciones de los derechos humanos"20, algunas de las
Mostrar más

25 Lee mas

Orden Cristiano y el nuevo orden mundial (1941  1948)

Orden Cristiano y el nuevo orden mundial (1941 1948)

De lo expuesto se deduce que para el grupo colaborador de Orden Cristiano (e incluso para los socialistas, a la luz de las salvedades y polémicas presentadas por Bisso y Guiamet previamente) el catolicismo liberal no era un oxímoron, a pesar de que existían ciertas diferencias con el liberalismo especialmente en el campo religioso y social. De esta forma, tal como afirma Zanca “las diferencias con el liberalismo no se olvidaban por la adhesión a las potencias aliadas. Los humanistas cristianos no olvidaban las diferencias que los separaban. Es por eso que la categoría de ‘católicos liberales’ debe ser encuadrada en esas premisas” 62 . Por tanto en un primer término se afirma que la categoría de “católicos liberales” para caracterizar a Orden Cristiano no es un oxímoron; pero cabe atender a sus limitaciones. La primera de ella ya fue señalada por Zanca, y refiere a que dicho grupo no se llamó a sí mismo de aquella forma. Una segunda limitación está relacionada a que no comparten con el liberalismo clásico lo postulado en materia religiosa y social. Pero esto en lugar de debilitar a dicha categoría le otorga mayor entidad, dado que ayuda a caracterizar con rasgos propios a aquél grupo confesional que compartía ciertas ideas liberales y que se enfrentaba a tensiones que buscaban reconciliar y que se presentaban en Orden Cristiano. De allí que aquella calificación de “catolicismo liberal” ayude a comprender la dificultad de reconciliar los principios de orden y libertad, autoridad del estado y autonomía del individuo, justicia social y capitalismo, catolicismo y pluralidad, que son el motivo del presente trabajo.
Mostrar más

38 Lee mas

Show all 10000 documents...