PDF superior La revolución como metáfora política: para una comprensión de la revolución fascista de Benito Mussolini

La revolución como metáfora política: para una comprensión de la revolución fascista de Benito Mussolini

La revolución como metáfora política: para una comprensión de la revolución fascista de Benito Mussolini

En cuanto a los medios de la revolución norteamericana, podríamos hablar de varias clases. Una de estas, está determinada por acciones políticas, que no necesariamente incluyeron la violencia. Es tal el caso de los boicots y demás actos de desobediencia civil que se vivieron en una etapa temprana de la revolución. Estos consistieron primordialmente en la oposición al pago de impuestos tales como la Ley del Té en Boston, a mediados de 1773 (Bailyn 1972, pág.118). Sin embargo, es imposible desconocer el papel de la guerra en este proceso, pues a diferencia de la revolución francesa, el ejército revolucionario, en cabeza de George Washington, sí poseía acceso a armas y otras condiciones para pelear a la par de los enviados del ejército inglés. Cada una de las colonias, tras el levantamiento en Boston y el ataque de la corona, ya había organizado asambleas provinciales, además de pequeñas milicias, conformadas por diferentes grupos sociales de la época: desde abogados e importantes miembros de la aristocracia local, hasta negros libres que ahora querían luchar por la consolidación de la nación (Bosh 2005, pág.18).
Mostrar más

60 Lee mas

Entre la revolución y el fascismo . La construcción de la oposición política al fascismo en Italia desde los años previos a la llegada al gobierno de Mussolini hasta la instauración del Régimen fascista (1919-1926)

Entre la revolución y el fascismo . La construcción de la oposición política al fascismo en Italia desde los años previos a la llegada al gobierno de Mussolini hasta la instauración del Régimen fascista (1919-1926)

liderazgo de Benito Mussolini sino de la izquierda italiana compuesta mayormente por el Partido Socialista Italiano. Sin embargo, en aras de realizar un ejercicio didáctico trataremos de introducirnos al surgimiento de la oposición comunista en relación con el fascismo dando una relevancia enorme en nuestro trabajo a los sujetos que actuaron en un momento determinado del desarrollo histórico/temporal de Italia de entreguerras. La discusión central que se advierte en los actores principales del comunismo italiano es el tema del partido, su influencia, organización y conformación son eje de debate constante durante el período formativo del Partido Comunista de Italia. El partido político comienza a ser redefinido a partir de la Revolución de 1917 en Rusia, donde el tipo bolchevique o leninista de partido se empieza a imponer desde la III° Internacional a los partidos y grupos adherentes a la misma. La izquierda italiana (incluso a escala mundial) se escinde ante la Revolución rusa, acelerando las diferencias en el seno de la misma declarando la urgencia por la revolución . Esta „urgencia‟ por la revolución es la primer instancia en lo s debates en torno al partido bolchevique (o leninista) atravesada por la devastación de la primer guerra mundial.
Mostrar más

107 Lee mas

La política exterior de Benito Mussolini y sus repercusiones internas

La política exterior de Benito Mussolini y sus repercusiones internas

Durante la Primera Guerra Mundial, Italia perdió cientos de miles de muertos, junto con la ruina económica, más el aumento del desempleo como consecuencia de la desmovilización de los que se encontraban en las fuerzas armadas. A esto se suma la baja de los salarios, y la bancarrota estatal. Luego de la conflagración y en el marco del estancamiento de la economía mundial de los años '30, cuando parece que las grandes potencias como Francia y Gran Bretaña, buscan frenar la expansión territorial, el estado fascista se propone incorporar colonias. Antes de la guerra ya existían movimientos de derecha que estaban a favor del nacionalismo, eran antiliberales, antidemocráticos y, antiproletarios, sin embargo, no triunfaron en países en donde los gobiernos siguieron conservando su influencia y el poder, pero sí lo hicieron en lugares donde existía “un estado caduco cuyos mecanismos de gobierno no funcionaran correctamente; una masa de ciudadanos desencantados y descontentos que no supieran en quién confiar; unos movimientos socialistas fuertes que amenazasen –o así lo pareciera- con la revolución social, pero que no estaban en situación de realizarla; y un resentimiento nacionalista contra los tratados de paz de 1918-1920” iii .
Mostrar más

13 Lee mas

10. FASCISMO Y NACIONALSOCIALISMO. - 10. FASCISMO Y NACIONALSOCIALISMO.

10. FASCISMO Y NACIONALSOCIALISMO. - 10. FASCISMO Y NACIONALSOCIALISMO.

 En el Congreso de Roma (11/1921) se fundó el Partido Nacional Fascista (PNF). Su programa político se resume en tres principios: nacionalismo, expansionismo y corporativismo. El programa político del PNF se publicó en Il Popolo d’Italia (27/12/1921). En 1922 Mussolini decidió conquistar el Poder. La excusa fue la huelga general (1/08/1922). Mussolini dio al Gobierno un ultimátum de 48 horas para controlar la situación. De lo contrario los fascistas sustituirían al Estado. Fue así como el PNF se presentó como garante del orden y ganó apoyos entre los partidarios del orden.
Mostrar más

27 Lee mas

El espacio público como patrimonio: la gráfica urbana como una expresión cultural en el centro histórico de la Ciudad de Oaxaca de Juárez – Revista El Topo - Sociología Cultural y Urbana ISSN: 0719-3335

El espacio público como patrimonio: la gráfica urbana como una expresión cultural en el centro histórico de la Ciudad de Oaxaca de Juárez – Revista El Topo - Sociología Cultural y Urbana ISSN: 0719-3335

Sin duda, bajo una percepción doctrinal de la conservación de los centros históricos, el arte urbano es un atentado que altera la imagen original de la vía pública; no obstante, actual[r]

32 Lee mas

12 los totalitarismos

12 los totalitarismos

Tomado el poder de hecho, la cúpula fascista quiso ostentarlo por derecho. El gobierno contaba con minoría fascista y, con la Cámara de Diputados consentida pero maltratada, Mussolini obtuvo plenos poderes por un año. Se disolvieron las Cámaras, con una ley electoral ad hoc y dentro de una campaña de terrorismo contra la oposición, las elecciones celebradas en abril de 1924 otorgaron la mayoría absoluta al gobierno fascista. Pero la voz de la Cámara de Diputados, con las quejas justificadas de la oposición, era demasiado incómoda. Giacomo Matteoti, líder socialista significado por estas denuncias, fue raptado y asesinado. Como es natural, gran parte de la oposición anunció su abandono del parlamento e incluso algunos fascistas importantes dejaron el partido, mientras que desde su dirección se daban las explicaciones más increíbles. Asediado y puesta en peligro su continuidad, Mussolini asumió "la responsabilidad de todo lo ocurrido", comenzando a partir de entonces la huida hacia delante del régimen: se persiguió a la prensa de la oposición encarcelando a los periodistas acusadores y el nuevo Secretario general del partido, Farinacci, instauró un reinado de terror con la complicidad del Ministro de Justicia, Rocco.
Mostrar más

10 Lee mas

Trastornos de la personalidad: Screening de riesgo para una intervención temprana

Trastornos de la personalidad: Screening de riesgo para una intervención temprana

Se encontraron dos indicadores de riesgo fiables: el Estilo de Apego de los progenito - res, que determina casi unívocamente el estilo de Apego del niño y que se mantiene durante el cicl[r]

16 Lee mas

La capacidad de soñar como indicio de salud psico-somática en una adolescente

La capacidad de soñar como indicio de salud psico-somática en una adolescente

Desde la investigación psicosomática (Pierre Marty, 1984), la forma y eventualmente el contenido de los sueños, representan los elementos necesarios del diagnostico, indicándonos duran[r]

11 Lee mas

La jerarquización de los servicios de urgencias hospitalarios como condición necesaria para la mejora continua

La jerarquización de los servicios de urgencias hospitalarios como condición necesaria para la mejora continua

1 484 Emergencias 2014; 26 484 488 Cuando el pasado 9 de octubre de 2014 se public? en el Diari Oficial de la Generalitat de Ca talunya (DOGC) la disposici?n1 que incorporaba el acuerdo adoptado por e[.]

5 Lee mas

Los inicios de la conflictividad política: la revolución de 1904

Los inicios de la conflictividad política: la revolución de 1904

La gran mayoría de los historiadores que estudiaron el proceso revolu- cionario de 1904 o la primera guerra civil del siglo XX, como se la suele llamar, estaban, generalmente, identificados con algunos de los grupos po- líticos participantes del evento estudiado: Gomes Freire Esteves, Arturo Brugada, Antonio Ramos, Eligio Ayala, Leandro Prieto Yegros, etc. En muchos casos los que simpatizaban con el partido liberal daban a entender que la Revolución ya estaba ganada luego de la primera batalla naval entre el Sajonia y el Villa Rica ocurrido a inicios del mes de agosto. Recordemos, entonces, que el proceso revolucionario duró cuatro largos y desgastantes meses y la razón fundamental de esta duración se debió a la resistencia firme que opuso el gobierno, como a los desórdenes internos que tenían los revolucionarios. Cuando se observa el proceso revolucionario como un todo se vislumbra que muchas situaciones se resolvieron en el momento que surgían con las herramientas que había.
Mostrar más

24 Lee mas

Fundamentos éticos para la promoción de la autonomía: hacia una ética de la interdependencia

Fundamentos éticos para la promoción de la autonomía: hacia una ética de la interdependencia

La segunda cuestión en la que el contractualismo incide en la diversidad funcional remite al análisis de qué derechos o recursos básicos debe garanti- zar la sociedad a los individuos para llevar a cabo su proyecto de vida. Martha Nussbaum (2007) presenta su propia versión del «enfoque de las capacida- des» como una revisión mejorada del contractualismo rawlsiano, que incluye el reconocimiento del deber moral hacia aquellos miembros que puedan ser considerados no plenamente cooperantes, más allá del mero beneficio mu- tuo como motivo para acordar los principios de convivencia. Su noción de la persona, de raíz aristotélica, la define como una criatura social y política necesitada de una pluralidad de actividades vitales, a las que se accede a tra- vés de una serie de capacidades esenciales que la sociedad debe garantizar. Sin embargo, aunque su modelo es más solidario que el del contractualismo anterior, impone la solidaridad forzosa de un concepto de la vida buena de- terminado por la experiencia cultural de quien define la lista de capacidades (Nussbaum, 2007).
Mostrar más

17 Lee mas

El estudio de la fenomenología como una vía de acceso a la mejora de los cuidados de enfermería

El estudio de la fenomenología como una vía de acceso a la mejora de los cuidados de enfermería

Basándose en esta proposición, el inves- tigador tiene la intención de aprender de aquellos que han vivido o viven una cierta ex- periencia, considerando que el sujeto que ex- perimenta algo es quien más puede relatar tal vivencia. Así, en la fenomenología, la búsque- da de signifi cados es una tarea fundamental para el investigador que se basa en un método que se presta a llegar una comprensión de los múltiples signifi cados de la experiencia vivida, y que, a su vez, tiene los múltiples contornos. La búsqueda de un sentido en la experiencia mundana incluye una visión del ser humano en mutua constitución con el mundo y con la su historia en el mundo (MOREIRA, 2002).
Mostrar más

7 Lee mas

F. ENGELS - Revolución y Contra Revolución en Alemania

F. ENGELS - Revolución y Contra Revolución en Alemania

de Bassermann»), estos dignos diputados de la izquierda y enérgicos representantes del interés revolucionario se alzaron de sus escaños en el acto para atestiguar, bajo juramento, ¡que no había ocurrido nada de eso! Así, al cabo de dos meses, la total impotencia de la Asamblea de Francfort fue demostrada con toda evidencia. No se podrían imaginar pruebas más fehacientes de que esta institución no servía en absoluto para cumplir sus funciones; más aún, de que no había tenido ni la idea más remota de cuál era su misión. El hecho de que tanto en Viena como en Berlín se decidiera el destino de la revolución, de que en ambas capitales las cuestiones más importantes y vitales se resolvían como si la Asamblea de Francfort no existiera en absoluto, este solo hecho es suficiente para dilucidar que la institución tratada no era más que un club de discusión compuesto por una sarta de simplones que permitían al gobierno manejarlos como títeres parlamentarios que eran exhibidos para entretener a los tenderos y artesanos de los pequeños Estados y de las minúsculas ciudades en tanto se tenía por conveniente distraer la atención de estos partidos. No tardaremos en ver el tiempo que se creyó conveniente. Pero es un hecho merecedor de atención el que entre todas las «eminencias» de dicha Asamblea no hubiese ninguna que tuviera el menor escrúpulo por el papel que debían representar y que incluso hasta el día de hoy los ex miembros del Club de Francfort conservan los órganos de percepción histórica peculiares de ellos nada más.
Mostrar más

77 Lee mas

D E LA REVOLUCIÓN NACIONAL A LA REVOLUCIÓN PERONISTA

D E LA REVOLUCIÓN NACIONAL A LA REVOLUCIÓN PERONISTA

Y continuando con el principio orientador de una política nacional de justicia social, de armonía y de conciliación de las clases y de afirmación de la grandeza del país, hay que terminar de una vez por todas con los conflictos colectivos del trabajo solucionados mediante la fuerza de patronos u obreros. Sólo la indignidad del Estado liberal ha podi- do tolerar semejante barbarie y anarquía. La solución de un conflicto del trabajo por el triunfo o el fracaso de una huelga, equivale a la solución de un pleito con prescindencia de los jueces y mediante la lucha a brazo partido de los litigantes, de dos vecinos, por ejemplo, que se disputasen la utilización de un muro medianero, o de acreedor y deudor, que por fuerza resolvieran el pago o no pago de la deuda. La solución de los conflictos colectivos del trabajo debe ser impuesta por la fuerza al servicio del derecho, como la im- ponen los jueces en los litigios individuales. Así lo exige la justicia, la armonía social y los intereses de la Nación, que no pueden ser expuestos a las pérdidas económicas de una huelga o cierre patronal, ni a una solución contraria a la justicia o a la economía del país. No he mencionado más que unas cuantas realizaciones indispensables del proble- ma social, cuya solución exige el pueblo argentino en una gran esperanza que no pue- de ser frustrada, porque entraríamos entonces en el camino de peligrosas rebeldías. Hay muchas otras que he omitido. Así, la vivienda, individual y propia en lo posible, llena de luz y aislada de los ruidos antiestéticos e irritantes del conventillo, la vivienda don- de no tengan que alojarse cinco o seis personas por habitación con un alquiler que in- sume el 25 o el 30% del salario. Así, también, los seguros sociales, con los que el obre- ro y su familia no estarán sujetos a la miseria ante la primera contingencia o infortunio o por el simple transcurso de los años que lleva a la vejez.
Mostrar más

426 Lee mas

Sin revolución agraria y del mar ¡no hay revolución! (Coyuntura)

Sin revolución agraria y del mar ¡no hay revolución! (Coyuntura)

En el primer espacio podemos identificar a los tsunami o holligans de derecha, que en el sector rural siempre existieron, y que simplemente hoy se visibilizan. Estos sectores que antes odiaban todo lo que huela a izquierda, hoy dicen que son de la izquierda radical, de ahí sus reuniones con la Junta Cívica, con los Ginnata, Isaías, Hurtados, etc. Recuer- den que antes planteaban que aquí debía existir la dictadura del proletariado y ahora dicen que Correa es ¡¿¡dictador¡?¡. Políticamente son conocidos como la etnoderecha y la seudoizquierda que defiende los intereses de los banqueros corruptos del país y para nada les interesa la revolución agraria sino que la toman como un comodín para una utilización politiquera.
Mostrar más

6 Lee mas

LA NECESIDAD DE LA PLANIFICACIÓN DE LA CONTRATACIÓN COMO GARANTÍA DE TRANSPARENCIA, DEL USO ESTRATÉGICO DE LA CONTRATACIÓN PÚBLICA Y DEL USO ADECUADO DE LOS PROCEDIMIENTOS DE CONTRATACIÓN

LA NECESIDAD DE LA PLANIFICACIÓN DE LA CONTRATACIÓN COMO GARANTÍA DE TRANSPARENCIA, DEL USO ESTRATÉGICO DE LA CONTRATACIÓN PÚBLICA Y DEL USO ADECUADO DE LOS PROCEDIMIENTOS DE CONTRATACIÓN

1) La obligación de planificación en la contratación queda plasmada, dentro del articulado de la LCSP, en el artículo 28.4, donde se establece la doble obligación de programar y de da[r]

40 Lee mas

La revolución y la novela de la revolución

La revolución y la novela de la revolución

“En la década de los años diez surgen hombres ad mi - rables que sobresalen unos por la acciones guerreras, otros por la generosidad de las ideas, otros más por la apti tud que despliegan en el arte de gobernar. Hombres como Vi lla y Obregón, como Madero y Zapata, como Carran- za y Calles. Entre todos ellos, quizá sea Carranza la figu- ra más influyente y por ello la más discutida. Aglu tina y jefatura a los revolucionarios que desconocen a Huerta, derrota a Villa (por medio de Obregón) y con él a la otra facción importante del movimiento armado, a la Con- vención de Aguascalientes, elimina a Zapata (a través de las tropas de Pablo González), gobierna al país (de facto o de derecho entre 1914 y 1920), promulga la Cons ti tu - ción de 1917 y sueña con entregar el poder a los civiles”. El siguiente retrato de Martín Luis Guzmán pinta de cuerpo entero a Carranza y a los carrancistas: “Pero como la disputa no podía evitarse, se inventó la tesis que la justificara: los más próximos a don Venustiano —que fue, con su maquiavélico concepto pueblerino del arte de gobernar, el principal cultivador de la ciza- ña— reivindicaron para sí el verdadero espíritu de la revolución, se declararon los radicales, y lanzaron sobre todos los otros, sobre todos los que no reconocían a ellos como privilegiada casta de semidioses, el anatema de conservadores y aun de reaccionarios. Y así nacieron en Sonora los dos partidos —tan ayuno de ideas un bando como el otro, pero ambos obligados, de allí en adelante, a simular el criterio que se atribuían o se les atribuía—. Esos dos bandos, como plaga de discordia, habrían de extenderse desde Sonora hasta Sinaloa, lue - go a Chihuahua, y luego a toda la república con el con- vencionismo: el villismo y el carrancismo”.
Mostrar más

10 Lee mas

Show all 10000 documents...