PDF superior LEER Y DESCARGAR: “EL SIGLO DE LAS LUCES” por Alejo Carpentier

LEER Y DESCARGAR: “EL SIGLO DE LAS LUCES” por Alejo Carpentier

LEER Y DESCARGAR: “EL SIGLO DE LAS LUCES” por Alejo Carpentier

Ahora el cariño de Sofía —acaso inconsciente anticipo de sentimiento maternal— se había fijado en otro hombre, y la evidencia de ello se hacía tanto más dolorosa para quien tuviera[r]

169 Lee mas

El Saco de las Lozas versus El siglo de las luces: la alusión a Carpentier en El mundo alucinante de Reinaldo Arenas

El Saco de las Lozas versus El siglo de las luces: la alusión a Carpentier en El mundo alucinante de Reinaldo Arenas

La crítica sobre El mundo alucinante ha convergido en la consideración del correlato del momento histórico del presente de la escritura, los años posteriores a la revolución cubana y aquellos que viviera Servando, en los albores de la independencia mexicana. Ya se ha hablado también de la intromisión de la propia figura de Arenas en El mundo alucinante (la visión del dominico de “Las llamas, y entre ellas alguien que contaba la vida del fraile”, 302) y la identificación entre la figura del autor y el protagonista en uno de los paratextos, la carta dirigida a Fray Servando donde afirma “Tú y yo somos la misma persona” (23). Lo que nos interesa en este trabajo es reconocer la crítica a Carpentier en tanto estrategia esgrimida por el autor para configurar su propia imagen. Nos remitimos entonces a la propuesta de Gramuglio acerca de las figuras de escritor que emergen en los textos, concebidas como proyecciones, autoimágenes, y también anti-imágenes o contrafiguras de sí mismos que permiten leer “cómo el escritor representa, en la dimensión imaginaria, la constitución de su subjetividad en tanto escritor, y también, más allá de lo estrictamente subjetivo, cuál es el lugar que piensa para sí en la literatura y la sociedad” (1992:38). A través de estrategias textuales como la parodia y la sátira, Arenas cartografía un sistema de relaciones y jerarquías intelectuales: establece modelos y filiaciones (Teresa de Mier, Heredia, Reyes, Piñera, Lezama Lima) pero también establece anti-imágenes a través de las cuales se define a sí mismo, ya no por contigüidades o semejanzas sino por oposición. Carpentier le sirve de contrafigura: crea un rival y una contienda para medirse y legitimarse. La imagen de autor conjuga entonces dos dimensiones, ética y estética, política y poética: el intelectual disidente, que profesa el pensamiento crítico, se opone a aquel que aparece como funcional (funcionario) al poder, tanto como la imaginación creadora se opone al ejercicio de una erudición ensimismada: tanto como Arenas a Carpentier. Si, como quería Borges, cada escritor “crea a sus precursores” (2009:109), podemos pensar (contrariando su intento de purificar el término precursor de toda connotación de polémica o de rivalidad) que también crea a sus enemigos y, a través de ellos, el escritor se inventa a sí mismo.
Mostrar más

6 Lee mas

La configuración de la insularidad como motivo temático en la novela El Siglo de las Luces, de Alejo Carpentier

La configuración de la insularidad como motivo temático en la novela El Siglo de las Luces, de Alejo Carpentier

También, de los ensayos que integran el texto de Salvador Bueno titulado El negro en la novela hispanoamericana, se consultó «El negro en la obra narrativa de Alejo Carpentier». En este trabajo se analiza la manera en la que Carpentier explicita, a través de su obra, la problemática sociocultural del contexto americano y caribeño producida como resultado de la transculturación étnica y cultural que ha ocurrido en la región, sobre todo en la cuenca del mar Caribe y sus tierras fronterizas. A partir del análisis de la presencia del negro esclavo en la obra de Carpentier se reflexiona sobre la injusticia social, la discriminación racial y la explotación del hombre por el hombre, aspectos importantes a tener en cuenta ante la realización de un análisis de la insularidad literaria. También se consideró de gran valía para este estudio el texto El ojo de Alejo, de Graziella Pogolotti. En este libro se analiza la importancia del viaje en ¡Écue-Yamba-O! y se refiere a El Siglo de las Luces en cuanto al manejo del tiempo histórico. Para ella «los personajes de El Siglo de las Luces tocan puertos ya frecuentados por Ti Noël, pero el imaginario construye, en diálogo con Europa, el extenso panorama histórico, humano y cultural del Caribe». 2 De esta forma, establece una relación con la narrativa carpenteriana precedente, demostrando que esta novela «es el momento en que se consolida toda la
Mostrar más

124 Lee mas

Nuevos testimonios de lectura oral en la narrativa moderna : de Mary W  Shelley y Washington Irving a Eduardo Galeano

Nuevos testimonios de lectura oral en la narrativa moderna : de Mary W Shelley y Washington Irving a Eduardo Galeano

Cerramos, con estas emotivas líneas, dramática mezcla de ficción y de realidad dirigida por el uruguayo Eduardo Gaicano al cubano Alejo Carpentier, autor de El siglo de las luces que qui[r]

10 Lee mas

Alejo Carpentier: letra y solfa del barroco

Alejo Carpentier: letra y solfa del barroco

decadencia europea, por la otra, C o n c i e rto barroco no es, pues, una excepción. Sin embargo, a diferencia de las a n t e r i o res, esta novela de Carpentier no parece poner el énfasis en la dicotomía planteada sino en la conjunción de elementos europeos y americanos, sin los cuales no puede haber concierto, en el sentido de unión y concor- dia que más allá de su acepción musical la palabra deno- ta. El capítulo del Ospedale della Pi e t á, sin lugar a dudas uno de los más vigorosos y dive rtidos de la obra carpen- teriana, narra con gracia incomparable la improv i s a c i ó n i n ve rosímil y por ende maravillosa de un concierto abso- lutamente improbable dirigido por el Maese Vi valdi con la participación —¡quién lo diría!— de Doménico Scar- latti en el clavicémbalo y de Händel, quien suplementa el bajo continuo, y con el concurso de las pupilas de ese o rfanatorio veneciano, cada una de las cuales domina el i n s t rumento musical que se le ha adherido a su nombre en señal de identidad: Pierina del violino, Ca t t a r i n a del c o rn e t o, Bettina della viola, Marggherita del arpa doppia… A ese torrente musical que va in cre s c e n d o, de p ronto se incorpora el negro Filomeno, armado de “u n a batería de calderos de cobre, de todos tamaños, a los que e m p ezó a golpear con cucharas, espumaderas, batidoras, rollos de amasar, tizones, palos de plumeros, con tales o c u r rencias de ritmos, de síncopas, de acentos encontra- dos, que, por espacio de treinta y dos compases, lo de- j a ron solo para que improv i s a r a” . 2 1 Esta conjunción no
Mostrar más

9 Lee mas

Significación del pensamiento de  Alejo Carpentier para la comprensión de la identidad cultural latinoamericana

Significación del pensamiento de Alejo Carpentier para la comprensión de la identidad cultural latinoamericana

52 La formulación en cuanto al tema de la identidad es explícita. Reconoce valores americanos en el decursar de la historia y su importancia para el desarrollo de las ideas en el continente. Posición de carácter ético y cultural, reafirma el papel del intelectual latinoamericano al plantearse los problemas con sentido de pertenencia y responsabilidad histórica trascendiendo en el tiempo como hombre latinoamericano. Tiene conciencia del papel social del arte en general y su producción literaria se sitúa dentro de ese parámetro. El complejo enlace entre actitud artística y visión histórica, lo conducen hacia una concepción de las esencias de lo real maravilloso americano, como consecuencia de los profundos cambios ideológicos que experimenta en su proceso creador. Cuestiona los fundamentos de conciencia latinoamericana, establece paralelos raciales y socioculturales, atraviesa por los diferentes ámbitos de la existencia del hombre americano para satisfacer sus inquietudes humanas, políticas e intelectuales. Sus viajes existenciales en el tiempo y el espacio, lo transportan a las raíces del carácter latinoamericano reflejado en manifestaciones vivenciales, en cultura, en sentido común, en su arte, en la totalidad de su problemática, es decir en proceso de concreción de identidad cultural latinoamericana inclusiva. Su afirmación “América Latina es fundamentalmente una dimensión cultural” (Carpentier, 1980, p. XVII), alude a su vinculación y función de otras culturas que nos permiten ver y relacionarnos con otros espacios culturales que resulta necesario proteger, reconocer y promover. El hecho de plantear que América Latina debe ser estudiada en clave de dimensión cultural, remite al tema de su identidad en la perspectiva de identidad cultural, sobre todo a partir de las preguntas que formula para desentrañar esta peculiar identidad regional.
Mostrar más

156 Lee mas

The Succes in Failure. The Journal Imán (1931), an Episode of the Latinamerican Literary History

The Succes in Failure. The Journal Imán (1931), an Episode of the Latinamerican Literary History

Si París pudo ser una “máquina de la escritura”, también lo fue de la identidad, como dijimos. Una identidad cultural de América Latina que se gestó en las primeras décadas del siglo XX fuera del continente. Desde el modernismo a las vanguardias el redescubrimiento de lo propiamente americano fue un efecto derivado de la vida en París. Este proceso cultural se produjo en diversos espacios de sociabililidad intelectual como salones y cafés especialmente parisinos. La lista de intelectuales y artistas que experimentan este mecanismo develador de identidades es amplia: Diego Rivera, José Vasconcelos, Wifredo Lam, Eduardo Abela, Marcelo Pogolotti, Félix Pita, Alejo Carpentier, Lydia Cabrera, Vicente Huidobro, Heitor Villa-Lobos, Miguel Ángel Asturias, Luis Cardoza y Aragón, Arturo Uslar Pietri, Max Jiménez, Victoria Ocampo, Teresa de la Parra, Aníbal Ponce y César Vallejo. Cabe aclarar que estos nombres corresponden a una segunda oleada durante el siglo XX. La primera había sido capitaneada por Rubén Darío y un número considerable de latinoamericanos: Rufino Blanco Fombona, Manuel
Mostrar más

20 Lee mas

Guadalupe Fernández Ariza Litera, coord. Literatura hispanoamericana del siglo XX. Historia y maravilla. Universidad de Málaga, 2006.

Guadalupe Fernández Ariza Litera, coord. Literatura hispanoamericana del siglo XX. Historia y maravilla. Universidad de Málaga, 2006.

Bajo el contexto de la dictadura, en el año 1949 se marcan en las letras hispanoamericanas dos vertientes que influirían en la crea- ción literaria de los años posteriores. Estas dos direcciones son en- cabezadas por las novelas Hombres de maíz, de Miguel Ángel Asturias, y El reino de este mundo, de Alejo Carpentier. Giuseppe Bellini distin- gue la tendencia del “realismo mágico,” fundado en el animismo de las culturas indígenas y la magia del paisaje americano, con lo “real maravilloso,” en el que una nueva realidad mágica se une a la histo- ria, las religiones y los mitos difundidos desde África hasta el Cari- be (85). La dimensión de lo maravilloso requiere de una fe especial, es decir, una disposición a creer en un espacio alterno al real.
Mostrar más

10 Lee mas

Música e identidad en la novela concierto barroco de Alejo Carpentier

Música e identidad en la novela concierto barroco de Alejo Carpentier

MÚSICA E IDENTIDAD EN LA NOVELA CONCIERTO BARROCO DE ALEJO CARPENTIER Cristian Montes Universidad Nacional Andrés Bello En el presente trabajo se intentará es tablecer la importancia del fenómeno musi[.]

12 Lee mas

La percepción de la Historia por Alejo Carpentier: su importancia y su inclusión en la novelística del autor

La percepción de la Historia por Alejo Carpentier: su importancia y su inclusión en la novelística del autor

El Grupo Minorista tendrá una gran relevancia en la sociedad cubana y en la formación ideológica del propio Alejo Carpentier, colaborando a la configuración de las páginas referidas a la propia Historia de Cuba. En 1927 Martínez Villena redacta la Declaración del Grupo Minorista, que resulta ser un manifiesto que imbrica las preocupaciones políticas y culturales, abogando por erradicar las tiranías, la corrupción, el imperialismo y el neocolonialismo, postulados que más tarde se asimilarían a los que Fidel Castro propugnara para que pudiera darse el triunfo de la Revolución Cubana. El Grupo Minorista, como también haría la política castrista, se preocupaba por una educación popular y la reforma universitaria, la idea de la existencia de un arte vernáculo que se debía promocionar y la lucha por una cultura que aglutinara la identidad nacional con el universalismo, cuestión que evidentemente se manifiesta en la literatura carpenteriana.
Mostrar más

10 Lee mas

Nomadismos del decir: avatares de la identidad afroantillana en Así habló el tío de Jean Price-Mars y El reino de este mundo de Alejo Carpentier

Nomadismos del decir: avatares de la identidad afroantillana en Así habló el tío de Jean Price-Mars y El reino de este mundo de Alejo Carpentier

La mutilación es la imagen privilegiada desde la cual se señala una experiencia extrema de desgarramiento, como marca metonímica que remite al desarraigo histórico generado por el sistema esclavista colonial en las Antillas. La amputación funciona como cicatriz alegórica que engloba a los esclavos negros de la isla, es decir, un compartido trazo identitario surgido del proceso de diáspora. La imagen del título del apartado “La poda” en el texto de Carpentier sintetiza ese imaginario de despojo. 10 Además, cuando el cuerpo esclavizado se convierte en herida y pérdida figurada, a la vez, deviene en espiritualidad que restituye el espesor religioso de su país de origen, vuelve cercana y perceptible, a través de “llamadas de caracoles” y sonidos de “tambores”, la lejanía ancestral de su pasado. De esta manera, Mackandal sin identidad estable en conciliación con la naturaleza, deja las huellas de sus pasos en múltiples investiduras. Este transitar de un estado corporal a otro (iguana, mariposa, perro, alcatraz; etcétera) culmina en un movimiento de caída y ascendencia de su cuerpo consumido por el fuego.
Mostrar más

10 Lee mas

Mito, literatura y nación: el mito de Sikán y la construcción del mundo Abakuá en Alejo Carpentier y Lydia Cabrera

Mito, literatura y nación: el mito de Sikán y la construcción del mundo Abakuá en Alejo Carpentier y Lydia Cabrera

Y fue pensando en esta capacidad de diversa refracción del relato mítico, que es pertinente analizar, atendiendo a su relación con las nociones de “otredad” y de “nación”, la presencia del mito de Sikán —mito fundacional en la cultura abakuá— en dos obras narrativas del siglo XX cubano. Estas son ¡Écue-Yamba-Ó! (1933), de Alejo Carpentier, y La sociedad secreta abakuá narrada por viejos adeptos (1958), de Lydia Cabrera. La hipótesis inicial para este estudio es que en ambas obras el mito de Sikán es colocado en función paradójica frente a la historia nacional de la isla que les era contemporánea —y que aún llega hasta nosotros—, tejiendo con él un contrapunto que completa o señala los agujeros en el relato de esa colectividad que es la nación. No obstante, primero es conveniente apuntar dos o tres ideas sobre la historia de la confraternidad abakuá para aquellos lectores menos familiarizados con el tema.
Mostrar más

8 Lee mas

Un momento: hibridez de épocas

Un momento: hibridez de épocas

Teniendo en cuenta lo dicho, este artículo propone 1) observar algunas manifestaciones de dos exponentes (Carpentier y García Márquez) con sus inherentes contradicciones; 2) llamar la atención sobre ciertos elementos históricos, enfatizando aquellos que han podido quedar menos expuestos por su lejanía y que han podido contribuir a la dilatación del término hasta a acepciones extraliterarias; 3) ver cuáles son algunos elementos textuales que aportan a su vigencia y productividad. El ejemplo para ello será “Blacamán el bueno, vendedor de milagros”, cuento del mismo García Márquez, por provenir precisamente de la región prototípica mencionada por Henríquez Ureña; y porque el cuento tematiza el elemento milagroso (y por contigüidad, lo mágico y lo maravilloso) a partir del mismo título.
Mostrar más

14 Lee mas

Intoxicaciones por drogas de abuso: sustancias emergentes en el siglo XXI

Intoxicaciones por drogas de abuso: sustancias emergentes en el siglo XXI

El uso de productos exógenos para modificar el estado de la cociencia ha sido una cons- tante a lo largo de la historia de la humanidad. Inicialmente se utilizaron sustancias deri- vadas de plantas, pero la evolución tecnológica permitió la elaboración de sustancias sintetizadas de novo o modificadas de otras ya existentes, que actualmente son consumi- das por millones de personas con intención experimental o lúdica. Clásicamente se ha asociado el consumo de determinadas drogas con sectores sociales o culturales determi- nados (cultura reggae y marihuana, jóvenes yuppies y cocaína, o aficionados a la música electrónica y anfetaminas, por ejemplo). Sin embargo, desde el punto de vista sanitario estas asociaciones carecen de fundamento. No sólo porque el mercado de cualquier tipo de droga transciende estos condicionantes sociales, sino porque es habitual que un mis- mo consumidor utilice múltiples sustancias persiguiendo distintos efectos, en ocasiones a lo largo de una misma noche. La utilización de este tipo de drogas genera gran canti- dad de problemas médicos que motivan asistencia urgente. El presente trabajo repasa las drogas de abuso emergentes más utilizadas en los inicios del siglo XXI y los efectos que tienen sobre la salud de los usuarios. [Emergencias 2014;26:472-480]
Mostrar más

9 Lee mas

Reflexión estética sobre: otras modernidades, revolución y antropofagia en la consagración de la primavera (música, literatura y danza)

Reflexión estética sobre: otras modernidades, revolución y antropofagia en la consagración de la primavera (música, literatura y danza)

Mientras que en Europa se conformaba la noción de progreso, la ciencia y la naturaleza se integran como herramientas para alcanzarlo. La perpetua urgencia por la novedad dio a la palabra “natural” la misma calidad y prestigio que se adhiere a “lo moderno”, es decir, la vida cotidiana de los europeos cobró un sentido diferente pues consideraron los alimentos naturales como los más saludables, los modales naturales también fueron tomados como los más agradables; la naturaleza (con su flora y fauna) se convirtió en la joya principal así también tomaron en cuenta las leyes naturales 49 , etc. Así, se exaltó la presencia de lo primitivo como algo positivo y algo a considerar. Aunado a esto, las diversas narraciones que en Europa se describieron, durante el siglo XVI , sobre los habitantes del Nuevo Mundo estuvieron relacionadas con esta nueva concepción. Para algunos, los oriundos americanos podían enseñar al mundo europeo tantas buenas lecciones de su vida “salvaje” y natural pues carecían de los vicios y de las complejidades occidentales. 50 Hubo pues una corriente del pensamiento moderno que abogaba por lo natural como símbolo de modernidad, y mucho de lo natural estaba en el Nuevo Mundo. Esta situación será ampliada en el capítulo tercero de este trabajo de investigación pero es necesario mencionarlo también en este apartado.
Mostrar más

128 Lee mas

La mirada antropológica de Alejo Carpentier

La mirada antropológica de Alejo Carpentier

contextual, El reino de este mundo (editada en Madrid en 1949) es resul- tado del proceso de acercamiento a la negritud que se opera en los inte - lectuales cubanos de la generación a la que pertenece Carpentier, surgida a la vida pública en la década de 1920 a 1930. La presencia del vodú en esta obra ha sido examinada por diversos estudiosos, entre los que desta- can Graciela Maturo, Ernesto M. Barrera y Emma Susana Speratti- Piñero. La íntima conjunción de la acción histórica y de la religiosidad popular es recreada en la figura de Mackandal, el mítico hungan (sacer- dote vodú) que encabezó la insurrección haitiana de 1757, como bien lo indica Maturo. En opinión de Barrera “la pintura del universo narrativo” en El reino de este mundo “es de una materia religiosa: el vodú y sus sa - crificios rituales”. Asomarse al “plano más profundo” de esta novela sólo
Mostrar más

6 Lee mas

Concierto Barroco de Alejo Carpentier

Concierto Barroco de Alejo Carpentier

ello es que suena tanto en Juicios de Gran Instancia, a la hora de ajustar cuentas a cabrones e hijos de puta” —dijo el negro.—“Para que ésos se acaben habrá que esperar el Fin de los Tiempos” —dijo el indiano.—“Es raro —dijo el negro—: Siempre oigo hablar del Fin de los Tiempos. ¿Por qué no se habla, mejor, del Comienzo de los Tiempos?”—“Ése, será el Día de la Resurrección” —dijo el indiano.—“No tengo tiempo para esperar tanto tiempo” —dijo el negro... La aguja grande del reloj de entrevías saltó el segundo que lo separaba de las 8 p.m. El tren comenzó a deslizarse casi imperceptiblemente, hacia la noche. — “¡Adiós!”—“¿Hasta cuándo?” — “¿Hasta mañana?”—“O hasta ayer...” —dijo el negro, aunque la palabra “ayer” se perdió en un largo silbido de la locomotora... Se volvió Filomeno hacia las luces, y parecióle, de pronto, que la ciudad había envejecido enormemente. Salíanle arrugas en las caras de sus paredes cansadas, fisuradas, resquebrajadas, manchadas por las herpes y los hongos anteriores al hombre, que empezaron a roer las cosas no bien éstas fueron creadas. Los campaniles, caballos griegos, pilastras siriacas, mosaicos, cúpulas y emblemas, harto mostrados en carteles que andaban por el mundo para atraer a las gentes de “ travellers checks ”, habían perdido, en esa multiplicación de imágenes, el prestigio de aquellos Santos Lugares que exigen, a quien pueda contemplarlos, la prueba de viajes erizados de obstáculos y de peligros. Parecía que el nivel de las aguas hubiese subido. Acrecía el paso de las lanchas de motor la agresividad de olas mínimas, pero empeñosas y constantes, que se rompían sobre los pilotajes, patas de palo y muletas, que todavía alzaban sus mansiones, efímeramente alegradas, aquí, allá, por maquillajes de albañilería y operaciones plásticas de arquitectos modernos. Venecia parecía hundirse, de hora en hora, en sus aguas turbias y revueltas. Una gran tristeza se cernía, aquella noche, sobre la ciudad enferma y socavada. Pero Filomeno no estaba triste. Nunca estaba triste. Esta noche, dentro de media hora, sería el Concierto —el tan esperado concierto de quien hacía vibrar la trompeta como el Dios de Zacarías, el Señor de Isaías, o como lo reclamaba el coro del más jubiloso salmo de las Escrituras. Y como tenía muchas tareas que cumplir todavía dondequiera que una música se definiera en valores de ritmo fue, con paso ligero, hacia la sala de conciertos
Mostrar más

43 Lee mas

Los atisbos cervantinos en Alejo Carpentier

Los atisbos cervantinos en Alejo Carpentier

"No sabía Cervantes, al componer los primeros capítulos del Quijote [ ... que iría a escribir una de las novelas más raras, más singulares, más originales, de todos los tiempos&[r]

13 Lee mas

Alejo Carpentier y la conciencia hispánica

Alejo Carpentier y la conciencia hispánica

La construcción del relato tiene referencias, como la anterior, que están vinculadas con la memoria infantil, con los recuerdos de la infancia , con el pasado del narrador ; pero aparece[r]

6 Lee mas

La intertextualidad en Concierto Barroco, de Alejo Carpentier

La intertextualidad en Concierto Barroco, de Alejo Carpentier

El Trabajo de Diploma La intertextualidad en Concierto Barroco de Alejo Carpentier tiene como objeto de estudio, reflejado en su título, las relaciones intertextuales entre este texto literario y otros textos de diversa naturaleza cultural que se constituyen en fuentes del texto carpenteriano. En la poética de Alejo Carpentier, (La Habana 1904 - 1980) confluyen las experiencias de un viajero austero que ha integrado a su quehacer artístico las más diversas experiencias y la auténtica asunción de un saber americano que se halla en este continente de lo posible, donde como plantea Salvador Bueno, « todo puede ser o no ser, pues es escenario de lo portentoso e inaudito » 1 . Ese carácter portentoso e inaudito es el que le permite al escritor apropiarse de las esencias americanas para integrarlas y reinterpretarlas en su narrativa. En esta incorporación se presenta la heterogeneidad de nuestro Continente: el acento histórico que nos identifica, la música esculpiendo el subsistema compositivo, el tiempo condensado y circular, nuestra realidad maravillosa, los rasgos peculiares de nuestra tradición, esa tradición que: « no es lo que debe cambiar, sino lo que debe cambiarse, pero más por el desarrollo de sus fuerzas, que por imposición. Caracterizada por su capacidad de otorgar al pasado o a determinada lectura de él, una autoridad trascendente». 2 Todo ello en una constante retroalimentación se condensa conformando un estilo barroco desde la cosmovisión del escritor latinoamericano del siglo XX.
Mostrar más

112 Lee mas

Show all 10000 documents...