PDF superior Los signos de puntuación: la coma y el punto

Los signos de puntuación: la coma y el punto

Los signos de puntuación: la coma y el punto

El niño acude a la escuela para continuar y completar la obra comenzada en la familia y la comunidad. Busca desarrollar sus aptitudes, afianzar su inteligencia, formar su personalidad a través de las oportunidades adquisitivas, elaborativas y expresivas que debe brindarle la escuela donde a la luz de su situación científica, haga de la zona de desarrollo próximo un medio de promoción humana. Desde el punto de vista de Leiv Vigotsky, el aprendizaje es un proceso activo que resulta de la interacción que tiene el sujeto con su medio no sólo físico, sino también social y cultural. Para Vigotsky - expresa Flores Velazco (2000; p 79) el aprendizaje supone un carácter social determinado y un proceso por el cual los niños se introducen, al desarrollarse, en la vida intelectual de aquellos que le rodean. Este psicólogo consideraba que los procesos cognitivos son productos de la vida social. Según Vigotsky el hombre no se limita a responder a los estímulos, sino que actúa sobre ellos, transformándolos gracias al uso de instrumentos mediadores que le proporciona la cultura (medio social).
Mostrar más

66 Lee mas

Los conectores lógicos textuales en el aprendizaje de los signos de puntuación (coma, punto y coma, punto) en los alumnos del quinto grado de educación secundaria de la i.e. César Vallejo Nº 34047 Cerro de Pasco

Los conectores lógicos textuales en el aprendizaje de los signos de puntuación (coma, punto y coma, punto) en los alumnos del quinto grado de educación secundaria de la i.e. César Vallejo Nº 34047 Cerro de Pasco

aprendizaje de los signos de puntuación (coma- punto y coma- punto) con la aplicación de los conectores lógicos – textuales en los alumnos del Quinto Grado de Educación Secundaria de la I.E. Cesar Vallejo Nº 34047 – Cerro de Pasco, a través de estadísticas descriptivas e inferenciales se concluye que se valida la hipótesis alterna y se rechaza la hipótesis nula, tal como corroboran los siguientes resultados: a) La media aritmética se incrementó en un 87% en el grupo experimental; b) La puntuación Z y el coeficiente de variación muestran que existe diferencias significativas entre el grupo control y el grupo experimental; mientras que la Z calculada es mayor que la Z de tabla, el coeficiente de variación del grupo experimental es igual a 10.12% menor que el coeficiente de variación del grupo control que es igual a 14.43%; c) La prueba de hipótesis a través de la puntuación Z, verificó que la Z calculada igual a 28.81 es mayor a la Z de tabla 1,645, lo que significa que con un margen de error del 5% y un 95% de acierto se acepta y verifica la hipótesis alterna.
Mostrar más

113 Lee mas

Análisis de los signos de puntuación en textos de estudiantes de educación secundaria

Análisis de los signos de puntuación en textos de estudiantes de educación secundaria

pausas y los diversos matices de la entonación de la cadena hablada, por lo que «su empleo se hace necesario para una correcta ortografía de la frase». Es decir, según deducimos de estas palabras, los signos de puntuación (vinculados a las marcas de oralidad) sólo son necesarios para una correcta ortografía de la frase y no para delimitar los distintos párrafos ni las unidades que los componen. Señala que el uso de los signos «depende de la intención de quien escribe y del carácter del texto», si bien admite que han de ajustarse a unas normas. A continuación, establece las más importantes sobre cada uno de los signos que trata. No se observan diferencias notables con respecto a otros libros analizados, pero conviene fijarse en un aspecto del punto y coma. Establece este trabajo que se usa «delante de una oración que abarca o resume todo lo expresado en incisos anteriores, ya separados por comas», y da el siguiente ejemplo: «El incesante tránsito de coches, la notable afluencia de gente, el ruido y griterío de las calles, la desusada animación en la ciudad; todo hace creer que el Presidente llega hoy». El ejemplo, copiado del Libro de estilo de El País (con una diferencia, ya que en éste, en lugar de decir «que el Presidente llega hoy», escribe «que se da hoy la primera corrida de toros») se aparta, como es sabido, del uso prescrito por la Ortografía, que señala para estos casos el uso de los dos puntos («para cerrar una enumeración, antes del anafórico que lo sustituye»).
Mostrar más

436 Lee mas

Los problemas de los signos de puntuación y sus efectos sobre el textoy su lectura

Los problemas de los signos de puntuación y sus efectos sobre el textoy su lectura

Puede resultar esclarecedor para el alumno o para cualquier redactor hacer una estadística del número y tipos de signos de puntuación que figuran en algún texto, propio o ajeno (periodístico o literario). Podría servir para preguntarse por la ausencia de algunos signos o la presencia (escasa o excesiva) de otros, y si es los poco utilizados son innecesarios (un lujo o un derroche), o si es que el redac- tor ha tirado por la calle del medio, favoreciendo el uso de algún signo en per- juicio de otros. En realidad, resulta muy cómodo poner una coma y no compli- carse con más averiguaciones; sin embargo, hay que crear la conciencia, al redactor que así actúa, de que un texto puntuado de tal modo, plano, ni es claro ni admisible a la larga.
Mostrar más

22 Lee mas

Las reglas ortográficas del español y del alemán en contraste: Los signos de puntuación

Las reglas ortográficas del español y del alemán en contraste: Los signos de puntuación

En este texto podemos observar un caso concreto al que hemos hecho referencia en el apartado 1.3 La coma, se trata del número 14. En el apartado de la coma observamos que en alemán cuando una oración va unida a otra mediante una conjunción, en este caso sowie, no se colocaba la coma entre ellas; mientras que, en español, sí que se colocaba dicho signo de puntuación como separación de ambas oraciones debido a que esta conjunción equivale en español a además que y como hemos mencionado, esa construcción siempre va acompañada de coma en español. Esto es lo que ocurre en este caso: en el texto original no aparece ningún signo de puntuación y en la traducción al español sí que aparece la coma. Veamos el caso en ambos idiomas; en alemán: «Die Weinstöcke profitieren hier vom pannonischen Klima-Einfluss mit heißen Sommern und trockenen Herbsten sowie 14 von der Häufung unterschiedlicher Böden und
Mostrar más

75 Lee mas

Los signos de puntuación de un texto como (des)animación a su lectura, por ejemplo

Los signos de puntuación de un texto como (des)animación a su lectura, por ejemplo

Y define intensidad como «la eliminación de todas las ideas o situaciones in- termedias, de todos los rellenos o fases de transición […]». Lo que creemos que podría generalizarse especialmente a la estructura sintáctica de la primera frase, así como de su extensión. Con respecto a la estructura sintáctica, consideraremos cua- tro posibilidades: que sea un segmento completo y suficiente (autónomo), que sea elíptico, que esté amputado o que sea dependiente (sin autonomía), aunque separa- do por el punto. La fuerza o impacto de estas estructuras, en principio, va en aumen- to progresivo; así, la primera (la autónoma) sería la de menor carga, y la última, la máxima, aunque quizás roce la incorrección, como veremos.
Mostrar más

24 Lee mas

Contigüidades de riesgo sintáctico, problemas de lectura y signos de puntuación

Contigüidades de riesgo sintáctico, problemas de lectura y signos de puntuación

Tenemos un circunstancial de modo interpuesto entre el verbo “recitan” y su complemento directo “fragmentos…”; pues bien, según la normativa, debe puntuarse “cuando, inmediatamente después del verbo, del sujeto, del complemento directo, etc., aparece un inciso o cualquiera de los elementos que se aíslan por comas del resto del enunciado” (Ortografía básica de la lengua española 2012: 71). Tal puntuación necesariamente ha de ser con rayas o paréntesis, ya que, “no debe usarse coma para separar incisos con puntuación interna, es decir, que incluyen secuencias separadas por punto, coma, punto y coma o dos puntos; de lo contrario, se perjudica gravemente la inteligibilidad del texto, pues se dificulta la percepción de las relaciones entre sus miembros” (Ortografía… 2010: 366). Otro texto:
Mostrar más

21 Lee mas

Errores de puntuación en textos redactados por alumnos cubanos de bachillerato

Errores de puntuación en textos redactados por alumnos cubanos de bachillerato

La muestra finalmente obtenida fue analizada con mayor pro- fundidad: cada error fue clasificado, y se deslindaron los de ma- yor frecuencia, vinculados a los usos errados de la coma, del punto y coma, de los puntos suspensivos, del punto y seguido, de los dos puntos y de los signos de interrogación. Los errores en el manejo de las rayuelas, comillas, paréntesis, corchetes, etcétera, representaron una minoría. La pobreza e insuficiencia de los tex- tos evaluados demostró el poco dominio del uso de estos signos. Nos auxiliamos de una bibliografía de consulta en la que so- bresalen textos como: La sociolingüística de Gaetano Berruto (1959); Manual de entonación española de Navarro Tomás (1968); Folleto de Dialectología general e hispanoamericana (1987), una compilación para uso exclusivo de la docencia; Manual de redacción e investiga- ción, compilación de Carmen Galindo, Magdalena Galindo y Ar- mando Torres-Midiera; Cómo utilizar correctamente los signos de puntuación para redactar bien de J. Alberto Serna M. (1998); Los desafíos de la ficción (técnicas narrativas) del compilador Eduardo Heras León (2001) y Para expresarnos mejor de Rodolfo Alpízar (2002).
Mostrar más

18 Lee mas

Metro, ritmo y puntuación en los repertorios hispánicos de refranes (siglos XVI XVII)

Metro, ritmo y puntuación en los repertorios hispánicos de refranes (siglos XVI XVII)

que siguen invocando su dimensión prosódica. En la historiografía lingüística del francés, Boucheron-Pétillon (24) y Anis (1983, 31-33; 2004, 5-6) han exa- minado, en la historia de la gramática y la lexicografía francesas, esta tensión irresuelta entre la función respiratoria de la puntuación y sus funciones de ar- ticulación sintáctico-semántica. En trabajos anteriores, hemos intentado de- mostrar que los textos medievales romances presentan ya usos autónomos de la puntuación, junto a pautas de la oralidad (por ejemplo, Llamas-Pombo 2009 y 2016), en la misma proporción en que pueden presentarlos los textos con- temporáneos. Sabemos que un tercio de los signos de puntuación actuales no tiene correspondencia prosódica (Védénina 144; Nunberg 12). Pongamos el ejemplo prototípico que nos ofrece Rosenblat, en un estudio pionero sobre los valores inmanentes de la grafía: el uso de la coma en la norma actual no co- rresponde necesariamente a una pausa. “En las respuestas corrientes: «Sí, se- ñor», «No, señor». «¡Sí, hombre!», etc., no se hace nunca pausa donde se marca la coma” (60). En la lengua hablada, tampoco se acentúa ni se realiza una pausa tras la conjunción y que sí aparece puntuada en la lengua escrita en enunciados como: “El mendicante se detuvo, y, apoyado a dos manos en el bordón, contempló la aldea [...]” (Rosenblat 59). 2 En este artículo, se valorará
Mostrar más

27 Lee mas

Usos atípicos del punto y la coma en guiones de radio y televisión

Usos atípicos del punto y la coma en guiones de radio y televisión

El empleo de los signos de puntuación en los guiones es un tema no tratado suficientemente. Se plantea que los más empleados son los signos para lograr ritmo —entiéndase los que marcan el proceso de lectura, mayoritariamente, el punto y la coma—. Al respecto plantea R.L. Hilliard que «la puntuación en el guionismo para medios de comunicación es más funcional que en otros tipos de redacción. La puntuación le dice al actor dónde empezar y dónde detenerse. Le indica si debe hacer una pausa, y puede darle otro tipo de indicaciones sobre tiempo e inflexiones» (529). Como se aprecia en este criterio, la puntuación en los guiones de radio y televisión tiene carácter de indicador, ya sea de inicio o fin de determinada estructura sintáctica; orienta si el locutor o actor debe hacer una parada, así como otras cuestio- nes temporales o de entonación. Incluso el hecho de subrayar una palabra u oración puede indicar, según Hilliard, que se debe leer enfatizando.
Mostrar más

17 Lee mas

ORTOGRAFÍA. LOS SIGNOS DE PUNTUACIÓN, TEORÍA Y PRÁCTICA

ORTOGRAFÍA. LOS SIGNOS DE PUNTUACIÓN, TEORÍA Y PRÁCTICA

a) Punto y seguido.- Se usa cuando ,al acabar una frase, se continúa tratando del mismo tema en la siguiente. Se escribe en el mismo renglón. El niño se metió en el río. b) Punto y aparte.- Cierra el párrafo. Implica un cambio de tema con respecto al anterior.

13 Lee mas

LCO Clase V Signos de puntuación

LCO Clase V Signos de puntuación

Delimitan enunciados interrogativos. En español es necesario utilizar el signo de apertura porque no hay marcas gramaticales que lo sustituyan. Nunca se deja un espacio después del signo de interrogación de apertura o antes del de cierre. Nunca se escribe punto detrás de los signos de interrogación.

18 Lee mas

Reglas de Puntuación y Acentuación en Español

Reglas de Puntuación y Acentuación en Español

Los signos ortográficos nos permiten indicar en la escritura la pronunciación de las palabras (tilde, diéresis), la entonación (exclamación, interrogación), las pausas de la frase (punto, coma, punto y coma...), etc. haciendo más fácil y ágil la lectura de los textos y, por tanto, su comprensión. Una redacción no es correcta si se usan inadecuadamente los signos ortográficos, y en especial los signos de puntuación.

6 Lee mas

Nueve problemas de puntuación de "El tiempo entre costuras", de María Dueñas

Nueve problemas de puntuación de "El tiempo entre costuras", de María Dueñas

Cuando un lector le dedica una cantidad considerable de horas a una novela, no cabe duda de que alguna influencia tiene que recibir de ella. El problema surge si tal influjo es negativo, y especialmente si se produce en un terreno de control tan delicado y difí- cil como es el de los signos de puntuación. Por ello, nuestro artículo no solo intenta ser un breve e incompleto inventario de problemas ortográficos de la exitosa novela El tiempo entre costuras, sino que también pretende contrarrestar, de algún modo, la po- sible influencia negativa que algunos descuidos ortográficos podrían ocasionar en sus lectores. Sin embargo, la utilidad de este artículo no se limita a los lectores, pasados o futuros, de la citada obra, sino que puede servir también a cualquier persona interesa- da por los signos de puntuación y su actual problemática en los impresos españoles. Los nueve problemas que estudiaremos los hemos agrupado en cuatro secciones: de- fectos de cursiva y comillas, puntuación de conjunciones, abuso del punto y confluencia de signos de puntuación.
Mostrar más

18 Lee mas

Signos de Puntuación

Signos de Puntuación

4) Cuando se interrumpe el sentido de la oración y se intercalan palabras o frases, éstas irán entre comas. Por este mismo motivo, van entre comas o seguidas de coma ex- presiones como éstas: por último, esto es, es decir, en fin, por consiguiente, sin em- bargo, no obstante, etc.

9 Lee mas

MÓDULO SIGNOS DE PUNTUACIÓN

MÓDULO SIGNOS DE PUNTUACIÓN

Lee las siguientes oraciones e inserta los signos de puntuación (coma, punto y coma y dos puntos) en los lugares que consideres necesarios para la claridad del mensaje.. Escribe tus [r]

78 Lee mas

LOS CONTRATOS DE OPERADOR DE NOMBRES DE DOMINIO DE INTERNET DESDE EL PUNTO DE VISTA DE LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA.

LOS CONTRATOS DE OPERADOR DE NOMBRES DE DOMINIO DE INTERNET DESDE EL PUNTO DE VISTA DE LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA.

Así, cuando quien actué como autoridad de registro sea una empresa particular, e incluso una fundación privada, podrá cobrarse un precio privado. Si la autoridad de dominio es un ente público, como ocurre con Red.es, (aunque no es el caso de los ccTLD no es el que hemos tratado en este artículo si son trasladables las conclusiones en este punto) o la Agencia para la Administración Digital de la Comunidad de Madrid, (-si un GTLD- en este caso, al amparo del Registry Agreement señalado y el artículo 10..k) de la Ley 7/2005, de 23 de diciembre, de Medidas Fiscales y Administrativas) en España, se ha evolucionado desde el cobro de una tasa a un precio público 30 .
Mostrar más

41 Lee mas

LOS MITOS DE LA SALUD Y EL DEPORTE: LA ELECCIÓN DEL DOLOR COMO OFRENDA NEOLIBERAL

LOS MITOS DE LA SALUD Y EL DEPORTE: LA ELECCIÓN DEL DOLOR COMO OFRENDA NEOLIBERAL

Le Breton aborda el dolor consentido de la cultura deportiva ya que toda actividad física que vaya más allá de los esfuerzos habituales exige una negociación personal con el umbral de dolor soportable. Para el autor (1999:252-54) la actividad deportiva es también una lucha interior contra el sufrimiento, el actor se enfrenta y maneja su dolor aumentando poco a poco su resistencia a lo intolerable. Al contrario del dolor producido por ejemplo, por una herida el que nace del ejercicio permanece bajo el control del deportista, es un cuerpo a cuerpo personal, íntimo en el que se sostiene un combate silencioso con el objeto de inscribir la soberanía personal más lejos. Cuando el dolor se mantiene bajo el control del individuo tiene ventaja de proporcionarle un límite, de simbolizar el contacto físico con el mundo: carreras a pie, jogging, marchas, triatlones, etc. son prácticas a las que el hombre corriente se entrega no para enfrentarse a otros, sino para emplearse en no ceder al dolor. De esta manera, “obligado a pasar una prueba tras otra en la sociedad […] el actor busca en una relación frontal con el mundo un camino radical de puesta a prueba. Ir hasta el final de la dificultad que se inflige procura legitimidad a su existencia, que encuentra ahí un camino simbólico para sostenerse” (1999:255). Así, el límite físico reemplaza los límites de sentido, en forma simbólica de actividad física o deportiva se ejerce una recuperación de la existencia. El mito de la salud, desde este punto de vista, no consiste en promover una vida saludable sino en la sublimación del esfuerzo por superar los propios límites.
Mostrar más

9 Lee mas

La competencia lectora en el desarrollo de la ortografía en los estudiantes del segundo grado de educación secundaria del Colegio Nacional de Aplicación Unheval – Huánuco 2014

La competencia lectora en el desarrollo de la ortografía en los estudiantes del segundo grado de educación secundaria del Colegio Nacional de Aplicación Unheval – Huánuco 2014

Doblas unos papeles y los pones en un sombrero, en un cuenco, o en el centro de la mesa. Cada participante escoge uno. Si te toca la x eres el detective, si te toca el punto negro, el asesino. El detective sale de la sala y se apagan las luces. Todo el mundo deambula en la oscuridad hasta que el asesino elige víctima. Puede susurrarle Estas muerta, o puede deslizarle las manos alrededor del cuello y darle un apretón, en broma pero enérgica. La victima grita y cae al suelo. Entonces todo el mundo se queda quieto salvo el asesino, quien naturalmente no quiere que le encuentren junto al cadáver. El detective cuenta hasta diez, enciende las luces, y entra en la sala. Puede interrogar a todos menos a la víctima, que no eta autorizada a responder, puesto que está muerta. El asesino debe mentir.Si quieres, puedes juagar con este juego. Puedes decir: el asesino es el escritor, el detective es el lector, la victima el libro. O quizás, el asesino es el escritor, el detective es el crítico, y la víctima es el lector. En este caso, el libro seria la puesta en escena total, incluida la lámpara tirada en el suelo, rota en un traspiés. Pero en realidad es más divertido el juego en sí.
Mostrar más

236 Lee mas

Manual de estilo UANL: guía para la comunicación escrita

Manual de estilo UANL: guía para la comunicación escrita

3.-La precisión está íntimamente relacionada con la claridad y la propiedad de su forma, ya que las tres se combinan en una buena comunicación. Se refiere sobre todo al contenido y al sentido estricto de los vocablos y oraciones empleadas para difun- dir la información. Aunque en la búsqueda de la precisión también se evitan impropiedades y con- fusiones, la tarea específica en este punto es en- contrar la palabra justa y la oración irreprochable para transmitir exacta, estrictamente lo que que- remos decir. Un análisis minucioso de las pala- bras, conceptos, cláusulas, ideas y datos es indispensable.
Mostrar más

262 Lee mas

Show all 10000 documents...