PDF superior Manejo inicial del paciente con lumbalgia

Manejo inicial del paciente con lumbalgia

Manejo inicial del paciente con lumbalgia

En la tabla 3. se resumen algunos de las banderas rojas más importantes. Las banderas amarillas por otra parte son una combinación de comportamientos, factores sociales, afectivos, creencias, entre otros que empeoran el pronóstico o retrasan la curación (14, 15, 23, 26). El examen físico debe ser guiado por la historia clínica y se deben sospechar ciertas patologías dependiendo de la historia del paciente. Este se inicia con la toma de signos vitales. Seguido de la inspección, palpación y percusión de la zona dolorosa. Se debe revisar la zona para verificar o sospechar radiculopatía. Existen ciertas maniobras las cuales nos van a ayudar a poder sospechar esto. En ausencia de red flags, se puede omitir la mayoría de las veces estudios por imágenes, a menos que el dolor sea mayor a 6 semanas a pesar de tratamiento conservador (6, 13). Dentro de los estudios que se utilizan con mayor
Mostrar más

7 Lee mas

Valoración integral del paciente con lumbalgia en la U.M.F. No. 66 Xalapa, Ver.

Valoración integral del paciente con lumbalgia en la U.M.F. No. 66 Xalapa, Ver.

pacientes de encontraron alteraciones en las radiografías y además como en un paciente con lumbalgia es importante dentro de los estudios principales deben incluir un examen general de orina y unas radiografías de columna lumbar, se demuestra también que aunque no tenga alteraciones del examen de orina puede tener alteraciones en las

26 Lee mas

Aptitud clínica en el manejo inicial del paciente pediátrico quemado

Aptitud clínica en el manejo inicial del paciente pediátrico quemado

La aptitud clínica, a nivel de Pediatría ha cobrado tal relevancia, que mantiene aun a los médicos en formación con actualización de su especialidad y con una postura crítica que actualmente tiende a disminuir, ya que los programas actuales que se llevan en el IMSS son más a las exposiciones de un tema a estudiar. Se podría pensar que la solución al problema del desarrollo de la aptitud clínica estáen ubicar la residencia en los hospitales generales, pero el obstáculo continuaría siendo la forma como se abordan los contenidos, como sucedió en algunas indagaciones de algunos autores (18, 19). En nuestro estudio es indudable el progreso de la Residencia, aunque se considera muy baja la aptitud ya que el rango de las calificaciones fueron de 0 a 100; y los resultados marcaron hasta 50 el valor máximo, y la baja aptitud va disminuyendo conforme avanza la Residencia hasta de ser de un 8%, así, de acuerdo con otros autores la mayoría de los alumnos se ubicó en un nivel de aptitud clínica baja y algunos a partir del segundo año a muy baja, lo cual apoya lo reportado por otras indagaciones previamente realizadas que mencionan sobre el progreso de la Aptitud, que en nuestro estudio se midió en el manejo inicial del paciente pediátrico quemado (20, 21).
Mostrar más

28 Lee mas

Atención del paciente adulto con quemaduras, análisis del manejo inicial y tratamiento

Atención del paciente adulto con quemaduras, análisis del manejo inicial y tratamiento

Tanto a nivel nacional como internacional, en los hospitales de primer y segundo nivel de atención existen dificultades en cuanto al acceso y aplicación de tratamiento adecuado al paciente quemado, esto se deben en gran parte a la falta de preparación adecuada para manejar dicho trauma que muchas veces es secundaria a carestía de motivación, recursos económicos o interés personal. El paciente quemado requiere un manejo especial, tomando en cuenta que el cálculo de su gravedad varía de acuerdo a las características propias de cada quemadura y que el manejo y reanimación se realizará de manera diferente para cada caso. No es intención de este trabajo desdeñar el manejo que reciben estos pacientes desde su ingreso al área de emergencia del hospital “Dr. Verdi Cevallos Balda” (HVCB), sino facilitar el acceso a las guías de manejo inicial internacional a quienes quieran enriquecer su conocimiento en el trauma secundario a quemaduras, lo que justifica por lo tanto su realización debido a la utilidad en nuestro medio.
Mostrar más

63 Lee mas

Evaluacin, abordaje y manejo inicial del paciente con quemaduras graves

Evaluacin, abordaje y manejo inicial del paciente con quemaduras graves

kilogramo de peso corporal por el % de superficie corporal quemado. La mitad de la cantidad calculada se le da en las primeras 8 horas. En las próximas 8 horas se da el 25% y las últimas 8 horas se da el 25% restante. Esta cantidad se va ajustando de acuerdo a la respuesta del paciente. En lactan- tes y preescolares los líquidos son de 3 a 4 mL/kg de peso/% SC quemada más solución glucosada de mantenimiento para 24 h. Para calcular la solución de mantenimiento:

5 Lee mas

Normas sugeridas en el manejo inicial del paciente con traumatismo craneoenceflico (TCE) leve, moderado y severo

Normas sugeridas en el manejo inicial del paciente con traumatismo craneoenceflico (TCE) leve, moderado y severo

• Tratar las lesiones del cuero cabelludo como se describe en el apartado de manejo del TCE leve. • Si el Glasgow es mayor de 8 se interna en el Ser- vicio de Neurocirugía y si es menor de 8 debe pasar a la Unidad de Cuidados Intensivos. NOTA: Los pasos anteriores deben adecuarse a las necesidades del paciente y la infraestructura del servicio y no seguir precisamente este orden. Es recomendable contar siempre con un cirujano de trauma y un neuroci- rujano, así como de un quirófano y del personal necesa- rio para operar al paciente lo más pronto posible.

12 Lee mas

Taller formativo sobre manejo inicial del paciente inconsciente y estudio de su efectividad sobre profesionales de Atención Primaria.

Taller formativo sobre manejo inicial del paciente inconsciente y estudio de su efectividad sobre profesionales de Atención Primaria.

Respecto a los tiempos de asistencia de los Servicios de Emergencias (SEMs), se calcula que el tiempo de respuesta medio de una unida de Soporte Vital Avanzado (SVA) se encuentra en torno a los 6’30’’ - 8’18’’ (4,5), pero puede aumentar hasta los 19-20 minutos, si el paciente se encuentra en el medio rural, por lo que, en muchas ocasiones, son los profesionales de la atención primaria (médicos, enfermeros, residentes y estudiantes rotantes por el servicio), más próximos a la localización del incidente, los que pueden y deben estabilizar al paciente, mientras llegan los recursos adecuados para asegurar su traslado a un centro especializado. 4
Mostrar más

34 Lee mas

Manejo inicial del paciente agitado

Manejo inicial del paciente agitado

do por el psiquiatra o médico de guardia del hos- pital de referencia. Si bien es cierto que estas situa- ciones de agitación psicomotriz se suelen plantear en el contexto extrahospitalario, es importante que el médico que decide proceder a la contención y derivación del paciente al hospital informe adecua- damente de las circunstancias y motivos que obli- gan a dichas medidas. Este informe es más impor- tante, y por lo tanto debe ser más detallado, cuando se ha procedido a una sedación del pa- ciente puesto que los datos serán de gran impor- tancia a la hora de decidir el ingreso y por lo tanto la comunicación al juez de tal medida.
Mostrar más

12 Lee mas

Aplicación de la revisión terciaria en el manejo inicial del paciente politraumatizado

Aplicación de la revisión terciaria en el manejo inicial del paciente politraumatizado

error radiológico aplicándola, se debe a la nueva revisión de todas las pruebas complementarias re- alizada por parte de un especialista en mejores condiciones de descanso físico, y que puede con- tar con radiólogos expertos en distintas áreas (tó- rax, abdomen, musculoesquelético, cráneo, etc.). Algo similar ocurre con el error clínico, la reexplo- ración por un médico en mejores condiciones de descanso físico mejora los resultados, pero sin al- canzar las cifras del error radiológico. Los factores de riesgo inevitables asociados al paciente (intu- bación, peor puntuación en la escala de Glasgow, inestabilidad hemodinámica, lesiones medulares, etc.) siguen constituyendo un reto en cuanto a la exploración física de estos pacientes. En nuestro estudio no se han detectado errores quirúrgicos y los errores de comunicación han desaparecido con la aplicación de la revisión terciaria.
Mostrar más

6 Lee mas

Manejo inicial del paciente politraumatizado

Manejo inicial del paciente politraumatizado

En todo paciente con traumatismo cerrado por encima de los hombros debe suponerse que existe lesión de la columna cervical hasta que se demuestre lo contrario. La ausencia de dolor, espasmo muscular, escalones óseos o signos neurológicos no la excluye. La única manera de descartarla es un estudio radioló- gico completo que incluya proyecciones ante- roposterior y lateral y otras transorales o trans- xilares que permitan examinar completamen- te las siete vértebras cervicales y la primera torácica. Mientras esta lesión se descarta, el paciente debe permanecer con un collar
Mostrar más

11 Lee mas

Lumbalgia en el embarazo: abordaje para el mdico general

Lumbalgia en el embarazo: abordaje para el mdico general

Se ha demostrado que las medidas preventivas en la mujer embarazada tiene una gran influencia, pues la corrección de la postura, soporte corporal y demás hábitos promueven un estilo de vida más ergonómico a la gestante. Sin embargo, tras la aparición de lumbalgia, existen múltiples medidas terapéuticas conservadoras y farmacológicas que son capaces de ofrecer un alivio para la paciente embarazada y por ende un impacto positivo en su calidad de vida.

5 Lee mas

Análisis de la variabilidad en el manejo del dolor en la lumbalgia aguda

Análisis de la variabilidad en el manejo del dolor en la lumbalgia aguda

Se le ha realizado una radiografía de columna lumbar a cerca del 50% de la población, un porcentaje demasiado elevado. Hay estudios que demuestran que la radiografía lumbar tiene escasa validez diagnóstica en el dolor de espalda, no mejora el pronóstico, ni disminuye el número de visitas, ni afecta al tratamiento. La única diferencia observada es que aumenta el nivel de satisfacción del paciente sin mejorar su dolencia. Además de la radiación ionizante, muy superior a la de la radiografía de tórax, las radiografías de columna suponen un alto coste económico debido a la prevalencia de la lumbalgia. Está demostrado que la radiografía lumbar debido a su baja sensibilidad no permite descartar la existencia de neoplasia e infección, sí que estaría indicada en el caso de pacientes con sospecha de fractura vertebral u osteoporótica por lo que no se recomienda la realización de pruebas de imagen en pacientes con dolor lumbar agudo sin signos de alarma (nivel de evidencia A). (14) La petición de radiografía
Mostrar más

24 Lee mas

Apreciación de discapacidad física por lumbalgia aplicando la escala de oswestry en correlación con la escala de roland y morris en pacientes adultos del servicio de medicina física y rehabilitación del hospital Reátegui de Piura  mayo   diciembre 2015

Apreciación de discapacidad física por lumbalgia aplicando la escala de oswestry en correlación con la escala de roland y morris en pacientes adultos del servicio de medicina física y rehabilitación del hospital Reátegui de Piura mayo diciembre 2015

Posteriormente ejecutar la exploración neurológica. La sensibilidad superficial se analiza en los miembros inferiores, sobre territorios específicos: borde externo del pie (raíz S1), dorso del pie con excepción del grueso artejo (raíz L5) y cara anterointerna de la pierna (raíz L4). El estudio de la reflectividad necesita cierta práctica y debe ser ensayado. Se ejecuta con el paciente en decúbito supino o sentado con los pies sin tocar el piso por fuera de la mesa de reconocimiento. Puede ser de mucha utilidad ejecutar esta exploración con el paciente tanto en decúbito, como sentado, para mayor veracidad de sus resultados. Es necesario recalcar que la utilidad de esta exploración se basa en la comparación y el valor está en su asimetría. Una toma del reflejo aquiliano o del medio plantar nos sugiere una lesión de S1 y la reducción en el reflejo rotuliano sugiere lesión de raíz L4.
Mostrar más

89 Lee mas

CARACTERÍSTICAS EPIDEMIOLÓGICAS DE LA LUMBALGIA EN PERSONAL DEL SERVICIO MILITAR VOLUNTARIO EN EL HOSPITAL MILITAR REGIONAL, AREQUIPA 2014

CARACTERÍSTICAS EPIDEMIOLÓGICAS DE LA LUMBALGIA EN PERSONAL DEL SERVICIO MILITAR VOLUNTARIO EN EL HOSPITAL MILITAR REGIONAL, AREQUIPA 2014

Hay algunos grandes ensayos aleatorizados de terapia para el dolor lumbar inespecífico. Las recomendaciones se han derivado de estudios pequeños de calidad metodológica variable. Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) son efectivos para aliviar los síntomas, como son algunos relajantes musculares. Los ensayos clínicos no identifican claramente qué pacientes se benefician de los relajantes musculares, y los efectos secundarios, especialmente la sedación, son comunes. En general, la medicación para el alivio sintomático se debe prescribir en un horario regular y no en función de las necesidades. La manipulación espinal y terapia física son los tratamientos alternativos para el alivio sintomático de los pacientes con dolor lumbar agudo o subagudo, pero sus efectos son limitados. En general, se recomienda retrasar la remisión para la manipulación o la terapia física hasta que un episodio de dolor ha persistido durante tres semanas, porque la mitad de los pacientes mejoran espontáneamente dentro de este período. Para la mayoría de los pacientes, la mejor recomendación es un rápido retorno a las actividades normales, ni con el reposo en cama ni ejercicio de la fase aguda. Esta recomendación debe ser atemperada por la consideración habitual de trabajo o de vida según las demandas del paciente. Levantar objetos pesados, flexionar la columna, y las vibraciones corporales se deben evitar en la fase aguda (26, 27).
Mostrar más

79 Lee mas

Lumbalgia: Causas, diagnstico y manejo

Lumbalgia: Causas, diagnstico y manejo

La evaluación de los pacientes con lumbalgia debe incluir un interrogatorio y examen físico dirigido a orientar y establecer el diagnóstico. El interrogatorio debe determinar aspectos relevantes como inicio del dolor, características y factores que lo aumentan y disminuyen, historia de traumatismos previos en la región dorso lumbar, factores psicosociales como el estrés en el hogar o en el trabajo, factores ergonómicos, movimientos repetidos y sobrecarga. En la valoración se debe investigar sobre la localización e irradiación del dolor al igual que el Inicio de los síntomas, tiempo de evolución, tipo de dolor, si se relaciona con los movimientos, si cede con el reposo o si las maniobras de Valsalva aumentan el compromiso radicular. En el examen físico es de interés la apariencia física del paciente dado por las facies y conductas ante el dolor, postura y marcha. El examen de la columna vertebral incluye la inspección, palpación, movilidad y arcos dolorosos, maniobras y pruebas especiales de estiramiento de las raíces del nervio ciático y la evaluación neurológica. El examen físico debe incluir la
Mostrar más

8 Lee mas

Distres respiratorio agudo post aislamienteo percutáneo de venas pulmonares

Distres respiratorio agudo post aislamienteo percutáneo de venas pulmonares

tró que cerca del 8% de los pacientes desarrolla hipertensión pulmonar y disfunción diastólica de la aurícula izquierda lue- go de AVP. Consideramos por lo tanto mantener un balance hídrico cercano al neutro es fundamental en la prevención de aparición temprana o tarde de edema pulmonar post AVP. En nuestro caso el manejo diurético inicial fue insuficiente y se egresó al paciente con balance de más de 2000 cc positivo, y, tomando en cuenta las condiciones predisponentes del paciente (SAHO, Aurícula dilatada, disfunción diastólica) se facilitó la aparición de hipertensión pulmonar y sobrecarga hídrica con posterior desarrollo de edema pulmonar que lle- vó a distrés respiratorio tipo 2.
Mostrar más

5 Lee mas

Manejo del paciente con síndrome coronario agudo en urgencias

Manejo del paciente con síndrome coronario agudo en urgencias

E l Síndrome Coronario Agudo (SCA) incluye la angina inestable y el Infarto Agudo de Miocardio (IAM). Ante la sospecha de IAM debe hacerse un ECG que ha de repetirse, si es normal. El tratamiento inicial incluye oxíge- no, nitroglicerina, morfina y aspirina y, posteriormente, res- tablecer el flujo coronario mediante tratamiento fibrinolítico o angioplastia, a los que se pueden añadir antitrombóticos y antiplaquetarios. Se discuten las indicaciones y eficacia de estos tratamientos. En el SCA sin elevación del ST (an- gina inestable e IAM sin elevación del ST) los objetivos de la atención inicial son: 1) evaluar la posibilidad de SCA an- te un dolor torácico, 2) valorar el riesgo de complicaciones para decidir el lugar de tratamiento y la modalidad del mis- mo mediante la anamnesis, exploración física, ECG y los marcadores de necrosis miocárdica, especialmente tropo- nina. El tratamiento médico incluye morfina, si precisa, me- dicación antiisquémica (nitroglicerina) y antitrombótica (di- ferentes combinaciones de aspirina, clopidogrel, heparina no fraccionada o heparina de bajo peso molecular y anta- gonistas de los receptores glicoproteicos IIb/IIIa).
Mostrar más

15 Lee mas

La ventilacin mecnica en el sndrome de insuficiencia respiratoria aguda  Repaso para principiantes

La ventilacin mecnica en el sndrome de insuficiencia respiratoria aguda Repaso para principiantes

RESUMEN. Enfrentar un paciente con síndrome de insuficiencia respiratoria aguda (SIRA) siempre es un reto. Existe en la literatura médica un acúmulo de estudios al respecto, aunque en mayor cantidad en la última década, pero que en el momento de enfrentar al paciente en el ámbito clínico nos lleva a controversias y dudas. Sobremanera en los jóvenes médicos que inician su experiencia. En el presente artículo se intenta sugerir la forma inicial del manejo de esta patología siguiendo las interrogantes que habitualmente nos formulamos al abordar al paciente con SIRA: desde saber si mi paciente cumple los criterios de SIRA para iniciar el manejo como tal, iniciar el manejo con el ventilador basándonos en los objetivos generales ya dictados para el tratamiento con ventilación mecánica convencional, ¿qué métodos de reclutamiento alveolar existen?, ¿cuál es el modo ventilatorio adecuado para iniciar?, ¿qué es la protección pulmonar?, una consecuencia de la protección pulmonar es la hipercapnia permisiva pero es ¿resultado esperado o mera consecuencia? Estas interrogantes se intentan contestar en base a los estudios que más han impactado el quehacer médico en los últimos años y así se fundamenta esta revisión.
Mostrar más

9 Lee mas

Manejo extrahospitalario del paciente con infarto agudo de miocardio  Recomendaciones

Manejo extrahospitalario del paciente con infarto agudo de miocardio Recomendaciones

E sta revisión se presenta como una propuesta de ac- tuación clínica en el área extrahospitalaria, para el manejo por personal interviniente de los Servicios de Emergencia Médica Extrahospitalaria y para todo aquel otro que disponga de adiestramiento y material adecuado. El infarto agudo de miocardio (IAM) es una emergencia médica, con una alta mortalidad global, cuyo pronóstico depende de la precocidad del tratamiento, del manejo co- rrecto inicial, de la terapia de reperfusión precoz y de la detección temprana y tratamiento adecuado de sus compli- caciones. Ello comprende el control del dolor y ansiedad, prevención o tratamiento de la parada cardiorrespiratoria, terapia antiisquémica, evaluación para la reperfusión y, si es candidato a fibrinólisis, su administración. Asimismo, control de las posibles complicaciones del IAM durante es- te periodo asistencial. El diagnóstico basado en la clínica y electrocardiograma inicial puede verse auxiliado por test enzimáticos miocárdicos de uso extrahospitalario. El uso rutinario de nitroglicerina intravenosa y heparina no está indicado, pero sí en las situaciones que se describen. De- ben utilizarse, de no existir contraindicación a su uso: oxí- geno, ácido acetil salicílico, cloruro mórfico, fibrinolíticos, considerar los betabloqueantes. Evitar punciones intra- musculares y vasculares en lugares incomprensibles. Tras- lado a un centro útil para la situación particular de cada paciente, y siempre hacia un hospital que cuente al menos con Unidad de Cuidados Coronarios.
Mostrar más

15 Lee mas

Protocolos de Urgencias y Emergencias mas Frecuentes en el Adulto (SAS)

Protocolos de Urgencias y Emergencias mas Frecuentes en el Adulto (SAS)

Ante un paciente politraumatizado es fundamental el poder despistar la presen- cia de TCE y/o lesión cerebral. Aunque en un principio no es prioritario el diag- nóstico exacto de las diferentes lesiones intracraneales, sí lo es una detección pre- coz de la Hipertensión Intracraneal (HIC) y su tratamiento agresivo, quedando para fases posteriores el diagnóstico específico y su posible tratamiento neuro- quirúrgico una vez superados los problemas que amenazan la vida del paciente. Al final de la exploración inicial, procederemos a realizar una rápida valoración neurológica. Para ello, nos es suficiente con valorar el nivel de consciencia mediante la Escala de Glasgow (EG) y la respuesta pupilar a la luz. No obstante, el manejo de la vía aérea, respiración y control circulatorio, deben ser prioritarios. El examen neurológico inicial deberá ser realizado a todo paciente con TCE, ya que éste será la referencia con qué comparar repetidos exámenes neurológicos, y así poder determinar el empeoramiento o mejoría del paciente.
Mostrar más

290 Lee mas

Show all 10000 documents...