PDF superior Mapocho : n° 33, primer semestre, 1993

Mapocho : n° 33, primer semestre, 1993

Mapocho : n° 33, primer semestre, 1993

Desde el siglo XVIII, cuando la vida moderna irru’mpe en 10s espacios urbanos europeos, y luego a lo largo de su expansion a1 resto de 10s continentes, donde se reproduce bajo formas sui[r]

324 Lee mas

Mapocho: n° 67, primer semestre de 2010

Mapocho: n° 67, primer semestre de 2010

En lo que se refi ere a Heidegger, hizo exploraciones respecto del ser en va- rias direcciones: 1) En la dirección de la analítica existencial del Dasein, a través de sus numerosos cursos y seminarios sobre Ser y Tiempo, y en partes signifi cati- vas de sus Apuntes acerca del pensar de Heidegger. 2) En la vía de la dilucidación de la obra de arte, mediante su libro El origen de la obra de arte y la verdad en Heidegger, el que incluyó una traducción del ensayo de Caminos de bosque (Holzwege) titulado “El origen de la obra de arte”. 3) En el camino del diálogo con los pensadores de Occidente, traduciendo escritos de Heidegger sobre Anaximandro, Heráclito, Parménides, Aristóteles y Nietzsche: “El dicho de Anaximandro” [versión inédi- ta] (de Caminos de bosque); “Alétheia”, “Logos” y “Moira” (de Conferencias y artícu- los [Vorträge und Aufsätze]; los dos últimos fueron publicados en Mapocho, Tomo II, Nº 1, 1964); “Qué es y cómo se determina la Physis. Aristóteles Física B, l” (de Hitos: Wegmarken); ¿A qué se llama pensar?: tanto el ensayo de Conferencias y artí- culos como el libro del mismo nombre (esta última traducción —la del libro—, está aún inédita). Agréguese que también tradujo el Aristóteles, de Walter Bröc- ker, obra fuertemente inspirada en Heidegger. 4) En la dirección del diálogo con los poetas, están sus versiones de “El habla” —que remite a Georg Trakl—, y de “La esencia del habla” (aún inédita) —que remite a Stefan George—, textos de De camino al habla (Unterwegs zur Sprache). 5) En la vía de una meditación de nuestra época están sus traducciones de “La pregunta por la técnica” y “Cien- cia y meditación”, escritos que han sido recogidos en Filosofía, Ciencia y Técnica, junto a varios otros que nombro en esta enumeración. 6) En conjunción con los anteriores aportes recién indicados, está su versión de “Construir Habitar Pen- sar”, a través de la cual acompaña a Heidegger en su intento de bosquejar algo así como una “ética” para el hombre actual. Y, sin pretender agotar la enumera- ción de estas vías, encontra mos una séptima, en la que Soler va con Heidegger directamente a la cuestión del ser; me refi ero a sus traducciones de Tiempo y Ser —y a la del seminario sobre esa conferencia— y “La vuelta” (Die Kehre).
Mostrar más

469 Lee mas

Mapocho : número 79, primer semestre de 2016

Mapocho : número 79, primer semestre de 2016

El lector se encuentra totalmente desorientado frente a la extrañeza de las propuestas, ya que el poeta decidió contestar saliéndose por peteneras, escondido detrás de un aluvión de seudo definiciones, entre las cuales el lector intuye propuestas de dudosa identificación, por su formulación metafórica. Lo que sí se puede captar es la dimensión destructora de la antipoesía y el desorden que introduce entre las convenciones aceptadas: la reconvención hacia los poetas que quisieron atenerse al orden antiguo (“Una advertencia a los poetas jóvenes?”), la condena definitiva de un arte sofisticado y exclu- yente. Todo aquello termina con un rasgo de humor que deja al poeta su total libertad para avalar lo que se le antoje: Marque con una cruz/ La defini- ción que considere correcta. Si el discurso de N. Parra conserva alguna validez, será por su capacidad para fomentar una conciencia irónica en el lector y señalarle que la poesía ha bajado de su peana. La voluntad de ruptura está más afirmada aún en “La montaña rusa”, en donde N. Parra dejó a enten- der una postura absolutamente transgresora, asumida con todos los riesgos, pero llevado por el deseo de producir ciertas sensaciones, o sea, desplazar las fronteras borrosas de la expresión, y alterar el proceso cognitivo habitual mediante la indeterminación. Dicho esto, no hay que perder de vista, cierta dimensión dialéctica que conlleva un título dual. Poemas y antipoemas, según las declaraciones del propio poeta, es un libro: “en el que debían aparecer dos objetos diferentes pero complementarios: los poemas tradicionales, y enseguida, este otro producto, estrambótico, más o menos destartalado, que se llama el antipoema” 9 .
Mostrar más

344 Lee mas

Mapocho : no  59, primer semestre, 2006

Mapocho : no 59, primer semestre, 2006

LA REPUBLICA COMO MUJER EN LOS PERIODICOS DE JUAN RAFAEL ALLENDE: UN DISCURSO POLiTICO E N CARICATURAS 1875-1902.. La labor periodistica de Juan Rafael Allende mostr6 permanentemente una[r]

436 Lee mas

Mapocho: n° 75, primer semestre de 2014

Mapocho: n° 75, primer semestre de 2014

Una escena construida en perspectiva ofrece una propuesta de lectura que jerarquiza ciertos elementos, los cuales son dispuestos en el primer plano. Y, al mismo tiempo, oculta o fragmenta otros que pueden contener alguna información que no se desea eludir del todo. Siempre hay una intención tras ese juego de definir qué ha de ver el espectador. Nelson Goodman dice que: “Un cuadro en perspectiva, al igual que otro cualquiera, hay que leerlo; y la capacidad de leer hay que adquirirla. El ojo solo acostumbrado a la pintura oriental no entiende inmediatamente un cuadro en perspectiva”. Del mismo modo, en el caso de las crónicas se observa la traducción de esa perspectiva en sus descripciones, las que abundan en el uso de la persuasión emotiva, ya que, en el caso específico de Colón, vemos que no solo entrega información sobre las características y atributos de las tierras descubiertas en la exposición de argumentos que resultan atractivos y sugerentes, sino que intervienen otros rasgos de naturaleza subjetiva para apelar a los sentimientos y emociones de los Reyes, destinatarios de su mensaje. Una manera eficaz de atraer la atención del destinatario es lograr que se sienta implicado en la situación que se le plantea, a fin de que se interese en el producto que se expone ante él como una ventaja; esto puede funcionar al presentar una atmósfera placentera, tranquilizadora, excitante, de fortuna y éxito, entre otras alternativas posibles, a través de imágenes o descripciones precisas en cada caso, en un mensaje breve y fácil de fijar en la memoria. Conmover al destinatario requiere de la operación de aspectos de carácter afectivo. Ofrecer comodidad —por ejemplo—, compañía, apoyo, soluciones, fama, belleza, armonía, descanso merecido, cercanía, respeto, comprensión y satisfacción de sus deseos. Así, podemos constatar en el registro de Colón del día domingo 4 de noviembre: “Mostróles oro y perlas, y respondieron ciertos viejos que en un lugar que llamaron Bohío había infinito y que lo traían al cuello y a las orejas y a los brazos y a las piernas y también perlas. Entendió más: que decían que había naos grandes y mercaderías, y todo esto era al Sueste. En- tendió también que lejos de allí había hombres de un ojo y otros con hocicos de perros que comían los hombres y que en tomando uno lo degollaban y le bebían su sangre y le cortaban su natura”. La narración da cuenta tanto de la posibilidad de encontrar el oro como de sufrir grandes peligros, con lo cual refuerza la idea de que la misión a cumplir es un desafío que merecería una recompensa considerable. Por su parte, el cronista de Cipango desmonta esta propuesta al hablar de la pintura, del cine o del teatro advirtiendo que
Mostrar más

302 Lee mas

Mapocho: n° 73, primer semestre de 2013

Mapocho: n° 73, primer semestre de 2013

Era convicción arraigada del señor Barros Luco la de que en ningún caso debían construirse edificios públicos en sitios mezquinos, en que hubieran de quedar mezclados con heterogéneas construcciones particulares. Su larga permanencia en París lo había impregnado del sentido monumental y de grandes panoramas, característico de aquella ciudad modelo; y no quería repetir entre nosotros el error cometido con el Congreso, la Municipali- dad y los Tribunales de Justicia, palacios arrinconados y sin perspectiva. Para los edificios públicos, el Gobierno debía disponer de manzanas com- pletas, que dieran espacio para el servicio actual y su desarrollo futuro. Aceptó, pues, desde el primer momento, el plan propuesto por el Director de la Biblioteca, de adquirir una manzana central, en la Alameda de las Delicias; y planificar en ella un grupo armónico de edificios, destinados a establecimientos similares y de gran desarrollo futuro, como la Biblioteca, el Archivo General de la Nación y el Museo Histórico Nacional. En estas ideas estuvo unánimemente de acuerdo la Comisión, en que figuraban como Rector de la Universidad, don Domingo Amunátegui; como Visi- tador, don Enrique Matta Vial; como Presidente del Museo Histórico, don Joaquín Figueroa, y como Director de la Biblioteca el que habla. Se pidieron propuestas públicas; y, de entre las presentadas, se eligió la manzana en que estamos, ocupada entonces por la iglesia y convento de las Monjas Claras. Para ello se tomó en cuenta su ubicación central, su fácil accesibilidad desde todos los puntos de la capital y sus dos hermosos frentes, uno a la Alameda y otro al Cerro de Santa Lucía.
Mostrar más

313 Lee mas

Mapocho: n° 71, primer semestre de 2012

Mapocho: n° 71, primer semestre de 2012

como un espacio dinámico de circulación e intersección de discursos altamen- te significativos para el estudio no sólo de la literatura sino de la historia y la sociología cultural, la [r]

446 Lee mas

Mapocho: n° 65, primer semestre de 2009

Mapocho: n° 65, primer semestre de 2009

Esta distincih entre gobierno natural y gobierno politico, nueva para el vocabulario politico de la kpoca, era posible hallarla en algunos escPitos de Juan Egafia, aunque timida y aislad[r]

314 Lee mas

Mapocho: n° 63, primer semestre de 2008

Mapocho: n° 63, primer semestre de 2008

Por otra parte, aflora dentro del campo literario una poesia que surge desde la tierra (especialmente en el sur de Chile, Valdivia, Puerto Montt y Chilot), “un discurso que incorpor[r]

445 Lee mas

Mapocho: n° 61, primer semestre de 2007

Mapocho: n° 61, primer semestre de 2007

En 1884, aiio de F a n movimiento y enormes d&cultades para la Iglesia ht61ica por la aprobacib del matrimonio civil y posterior creaci6n del Registro Civil, se realiz6 la pri[r]

405 Lee mas

Mapocho: n° 69, primer semestre de 2011

Mapocho: n° 69, primer semestre de 2011

Un poco antes de 1914, Die Welt als Wille und Vorstellung encuentra otro lector atento. Gran burgués, escritor de genio, ese lector escapará a los sufrimientos de la guerra. Pero resiente su horror absurdo. Medita sobre Schopenhauer a la luz de las doctrinas del budismo indio, a las que el mismo Schopenhauer apela expresamente. La vida, todo lo que nuestra representación (la Vorstellung) es capaz de percibir y de sufrir de ella es sólo el “velo de Maya”, ilusorio y pasajero. No hay que exaltar ni deplorar la presión inhumana de la voluntad. Hay que intentar huir de su imperio. El sabio se retira todo el tiempo de su breve paso so- bre esta tierra llena de estupidez y de sufrimiento. No entrega ningún rehén al deseo, a la ambición, a la mundanidad —en el sentido pascaliano de la palabra. Se abstiene y desiste con el fi n de alcanzar, aun antes de su muerte biológica, el nirvana, la beatitud y la ascesis del alma. Para este lector, la fi losofía de Schopen- hauer es la del Oriente. Traduce una sabiduría infi nitamente superior a las del voluntarismo, las fi losofías de la acción, el dominio sobre el mundo, tal como las practicamos desde Aristóteles hasta Descartes, desde Descartes hasta Hegel. Y cuyos frutos inevitables son la guerra mundial y la contaminación del planeta. A su vez, Schopenhauer, con su comprensión casi abismal del cansancio del ser —tema crucial en nuestro segundo lector—, se habría adelantado a Freud. “La pulsión de muerte”, la búsqueda del thanatos en la última etapa del pensamiento freudiano, sería una recuperación del “budismo” de Schopenhauer. Es en cuan- to aceptación razonada de la muerte, concebida como despertar de la pesadilla y de la obsesión demoníaca de la vida, como la metafísica y el arte —la música antes que nada— constituyen para el sabio entrenamiento para la negación, para ese aniquilamiento que, él solo, le permite corregirse al gran error del ser.
Mostrar más

254 Lee mas

Mapocho : n° 34, segundo semestre, 1993

Mapocho : n° 34, segundo semestre, 1993

Es cierto que algunas sugerencias posmodernas apelan a leer la modernidad como lo negado por ella o lo que se resiste a sus postulados mis legitimados, como la universalidad de la raz6n [r]

299 Lee mas

Mapocho : n° 39, primer semestre, 1996

Mapocho : n° 39, primer semestre, 1996

Mis aiin, una cosa que vimos en cierta Cpoca, un libro que leimos, no s610 permanecen unidos para siempre en lo que habia en torno nuestro; queda tambiCn fielmente unido a lo que nosotro[r]

265 Lee mas

Mapocho : n° 29, primer semestre, 1991

Mapocho : n° 29, primer semestre, 1991

siglo XIX. El texto es consecuencia d e un largo traba-jo que va habia dado algunos frutos en 1982 cuando Vargas, en compariia de Gerard0 Martinez, publico en la revista His[r]

137 Lee mas

Mapocho   n° 31, primer semestre, 1992

Mapocho n° 31, primer semestre, 1992

A ese respecto, si el mundo del pensador o el artista expresa cuanto sac6 en limpio en su vida, para ponerlo en limpio mediante su obra mundo es ‘lo limpio’, asi como lo sucio se denomin[r]

276 Lee mas

Mapocho : n° 53, primer semestre, 2003

Mapocho : n° 53, primer semestre, 2003

Las mujeres en su petici6n de igualdad no harhn mfis que constituir un nuevo espacio para lo politico mediado por el litigio, el que pondrfi en evidencia la tensi6n entre la administraci[r]

341 Lee mas

Mapocho : n° 37, primer semestre, 1995

Mapocho : n° 37, primer semestre, 1995

A este prop6sito ha de tenerse en cuenta que todo cuanto hizo -poesia, canci6n, bordado, pintura ...- t w o por centro a su persona inconfundible, con un saber debido, precisamente, a la[r]

256 Lee mas

Mapocho : n° 35, primer semestre, 1994

Mapocho : n° 35, primer semestre, 1994

No se precisa m8s para demostrar que el mismo Medina pens6 que “indudable- mente” el libro de Antonio Garcia se habia publicado. No obstante la aseveraci6n d e este autor, n o he[r]

388 Lee mas

Mapocho : n° 41, primer semestre, 1997

Mapocho : n° 41, primer semestre, 1997

Si en "Simbolosen la poesia deVallejo" Escobar conectaba, desde el punto de vista temitico y expresivo, toda la obra del poeta peruano, en "Lecturas deVallejo: mitificaci6n ydesmitifkaci[r]

239 Lee mas

Mapocho : n°  43, primer semestre, 1998

Mapocho : n° 43, primer semestre, 1998

Si bien no se puede asegurar que todas las autoridades y personeros vinculados al Gobierno, compartieran por completo las nuevas ideas de reforma penal, esti claro que el Estado tom6 p[r]

274 Lee mas

Show all 10000 documents...