PDF superior Musulmanes y cristianos: La imposibilidad de una convivencia

Musulmanes y cristianos: La imposibilidad de una convivencia

Musulmanes y cristianos: La imposibilidad de una convivencia

En 1499, cuando volvieron los Reyes Católicos a la ciudad, convenci- dos ya para entonces de la necesidad de acelerar el proceso de una ma- yor castellanización del reino granadino, el r[r]

22 Lee mas

La convivencia de las tres culturas en la Edad Media en España: cristianos, judíos y musulmanes

La convivencia de las tres culturas en la Edad Media en España: cristianos, judíos y musulmanes

Durante la invasión árabe a la península y el posterior asentamiento, las autoridades árabo-islámicas dieron tanto a los judíos como a cristianos el rango de dimmíes, protegidos, ya que los árabes conciben a estas dos religiones como «gentes del Libro», a los cuales, a cambio de pagar una serie de impuestos especiales, les era permitido ejercer su religión. La llegada en 711 de los musulmanes fue vista con nuevas esperanzas para su pueblo, por lo que colaboraron con en su entrada, muchas veces de manera activa. Un ejemplo de las buenas relaciones entre estos dos pueblos durante la conquista puede ser el hecho de dejar en custodia judía la ciudad de Granada, mientras los musulmanes continuaban su avance de la península, los cuales seguían su curso hacía Toledo. La presencia judía en Al-Ándalus fue aumentando poco a poco entre los siglos VIII y IX debido a inmigrantes oriundos del Norte de África resultando así una población cada vez con más peso en las ciudades más importantes como Granada, Córdoba o Lucena, ciudad destacada por su influencia judía llamándola «ciudad judía». (Hinojosa, 2000, p.26.)
Mostrar más

108 Lee mas

La difícil convivencia entre cristianos y musulmanes en un territorio fronterizo: la gobernación de Orihuela en el siglo XV

La difícil convivencia entre cristianos y musulmanes en un territorio fronterizo: la gobernación de Orihuela en el siglo XV

Por una parte intentando atraer a musulmanes para poblar la localidad y cons- truir una morería, facilitando el asentamiento de los nuevos pobladores, y por otra manifestando su rechaz[r]

18 Lee mas

De la imposibilidad del laicismo

De la imposibilidad del laicismo

En la actualidad, asistimos demasiado a menudo a la exposición de concepciones bajo las cuales el Imperio Romano en ascenso aparece como una gran civilización operada por gentes aristócratas e intelectuales, que sabían despreciar adecuadamente las insurgencias religiosas, consideradas como de gente bárbara o vulgar, separando en todo momento Religiones y Estado. En una palabra: modelo de pseudolaicismo. Tal vez en esto último no se equivoquen. Otra cosa sería evaluar este laicismo como ejemplo de bondad política. La persecución, y luego el desprecio, hacia el cristianismo no se hacía, como ya sabemos, en nombre de la igualdad, la convivencia o la justicia. Ni siquiera se dirigía contra la superstición que pudieran introducir. La persecución y desprecio hacia el cristianismo eran, en realidad, la persecución y el desprecio hacia grupos de personas generalmente oprimidas, de clase más baja, en muchos casos esclavos y no nobles que, en nombre de Dios, criticaban la política y la economía imperial de Roma (¡qué coincidencia que ahora el imperio occidental imponga una ofensiva semejante contra el Islam!). También introducían valores considerados peligrosos a la hora de mantener la virilidad del ciudadano romano. Recordemos que los que sufren, en principio, la crucifixión, son los perros, que representaban todo aquello que, en contra de la evaluación griega, era repudiado por los romanos, que no comprendían la actitud servicial sino como servilismo. Lo de menos sería el hecho de que lo hicieran en nombre de Dios, si no fuera porque esta idea resultó notablemente potente como aglutinante social. Dios, en este contexto, también significaba la multitud frente a los poderosos. Dios era también el denominador común de todo hombre. Dios era el igualador, el que daba la palabra a los esclavos. ¡Qué fácil resulta decir ahora, desde cierto complejo de superioridad, que los cristianos eran los ignorantes frente a los paganos que eran los intelectuales! ¿Olvidamos que toda esa intelectualidad se cultivaba con el sudor y la sangre de los esclavos? ¿Olvidamos también que el saber se ha enderezado siempre como un arma para someter “legítimamente” a los ignorantes? Tal vez, si nos hiciéramos cargo de esto, entenderíamos algunos fenómenos religiosos de una forma menos plana. Concretamente, podríamos advertir lo que hay de subversión política en el rechazo originario del cristianismo hacia el Saber reconocido, hacia la ciencia y hacia la filosofía. Tal vez así podríamos entender esa condena al conocimiento como reacción ante un conocimiento que no es un conocimiento neutral o deslocalizado, sino un conocimiento de clase alta, un
Mostrar más

16 Lee mas

Cristianos, judíos y musulmanes en el siglo VIII. Contenidos extra

Cristianos, judíos y musulmanes en el siglo VIII. Contenidos extra

estas religiones al amparo del poder musulmán implica estar sujeto a determinadas limitaciones (ej. la imposibilidad de construir nuevos lugares de culto) y cargas impositivas. A pesar de todo, los conquistadores no obligaron a adoptar la nueva fe y eso tuvo que ser un factor importante en el mantenimiento de la paz social.

5 Lee mas

La diplomacia y las embajadas como expresión de los contactos interculturales entre cristianos y musulmanes en el Mediterráneo Occidental durante la Baja Edad Media

La diplomacia y las embajadas como expresión de los contactos interculturales entre cristianos y musulmanes en el Mediterráneo Occidental durante la Baja Edad Media

en Convivencia, defensa y comunicación en la frontera. III Estudios de Frontera, Jaén, Dipu- tación Provincial, 2000, pp. 225-226. Ciertamente, en la Corona de Aragón la práctica debió de ser la misma, por lo menos originariamente. Pero hay que decir que, posiblemente, en Castilla los consejos municipales o los señores de frontera disponían de una mayor libertad de acción que en la Gobernación de Orihuela, la parte más meridional del reino de Valencia y, por lo tanto, más cercana a la frontera con Granada. En Castilla, esta mayor independencia podía llegar a materializarse, incluso, en la conclusión de tratados limitados únicamente a un sector regional o incluso local de la frontera con ciudades fronterizas o jefes locales nazaríes, mientras que, en el reino de Valencia, que no tenía frontera de contacto territorial directo con Granada, los asuntos que afectaban al sultanato nazarí solían canalizarse y centralizarse en el baile general; de todos modos, esto no impedía que las autoridades locales pudieran también ponerse en contacto con las autoridades locales granadinas, pero más bien para tratar, sólo, de asuntos relacionados con la liberación o el intercambio de cautivos.
Mostrar más

30 Lee mas

El Compromiso Misionero de los Cristianos ante los Musulmanes en el Próximo Oriente

El Compromiso Misionero de los Cristianos ante los Musulmanes en el Próximo Oriente

¿No nos persigue la idea de la emigración a países lejanos, en búsqueda de bienestar y de mayor libertad y no nos lleva a dejar nuestro país que cuenta con nosotros? El amor a la patria es un sentimiento que debe estar muy vivo en nosotros y ha de estimularnos continuamente a trabajar por todos nuestros hermanos, cristianos y musulmanes y a unir nuestros esfuerzos, para que esta parte del mundo que es el Próximo Oriente sea realmente un puerto de paz y libertad y un ejemplo vivo de convivencia con nuestros hermanos musulmanes, mientras todos juntos nos encaminamos con confianza hacia el gran Jubileo del año 2000.
Mostrar más

7 Lee mas

Cristianos en minoría, cristianos perseguidos

Cristianos en minoría, cristianos perseguidos

religiosos, fundamentalmente debido a las cláusulas de conciencia respecto al servicio militar obligatorio. El conflicto en la República Centroafricana es uno de los más dramáticos de la actualidad y muestra cómo la espiral de violencia puede dar al traste con largos periodos de pacífica y creativa convivencia interreligiosa que, posiblemente, sea la realidad más habitual en el continente africano. Este caso muestra también, como en otras ocasiones, que el conflicto religioso (entre musulmanes Seleka y cristianos Anti- balaka) es mucho más complejo e incluye otros factores étnicos, económicos, ideológicos y políticos.
Mostrar más

8 Lee mas

Cristianos y musulmanes en Al-Andalus: el caso de los mozárabes de Toledo y los límites de la libertad

Cristianos y musulmanes en Al-Andalus: el caso de los mozárabes de Toledo y los límites de la libertad

Este tipo de pactos (se calcula que se habrían firmado alrededor de once en la península) se solían destacar como un ejemplo de ordenamiento y tolerancia por parte de los recién llegados. Se enfatizaba el respeto concedido a las poblaciones monoteístas, tanto a sus personas como a sus propiedades, lo que habría dado pie a una convivencia pacífica. También se traía a colación estos acuerdos para afirmar que, hasta la conformación del califato (929), la vida diaria de la población nativa ibérica habría cambiado poco, dado que los musulmanes preferían instalarse organizados en grupos militares no muy numerosos en alquerías separadas y mantener en sus puestos a los líderes regionales nativos, y porque, además, el mero trastrocamiento de los poderes políticos no habría llegado a dar pie a un cambio cualitativo en las condiciones de vida 10 .
Mostrar más

16 Lee mas

La religiosidad de los inmigrantes musulmanes

La religiosidad de los inmigrantes musulmanes

Evidentemente, la influencia de las socieda- des de destino tiende, a largo plazo, a modificar las diferencias entre los grupos nacionales de inmi- grantes, difuminándolas o reforzándolas. Por un lado, en la medida en que las tres forman parte de sociedades igualmente postindustriales (para seguir con la clasificación de Norris e Inglehart), los pro- cesos de aculturación (y, por tanto, secularización) de los inmigrantes en las ciudades de Berlín, Lon- dres y Madrid tenderán a difuminar las diferencias entre ellos. Al mismo tiempo, probablemente gene- rarán en el seno de las comunidades inmigrantes formas de variación de los comportamientos y las actitudes religiosas según el sexo, la edad y el nivel educativo similares a las que se vienen observan- do en las últimas décadas entre las poblaciones autóctonas de las sociedades postindustriales: los mayores y, en general, los individuos con menor nivel educativo tienden a ser más religiosos. Aho- ra bien, también pueden darse casos de reacción identitaria de las segundas y terceras generaciones de inmigrantes musulmanes hacia el islam: de hecho, en Berlín, son los jóvenes, nacidos mayori- tariamente en Europa, quienes se muestran más dispuestos a presentarse a los demás como musul- manes, más orgullosos de serlo y más comprome- tidos con el ayuno durante el Ramadán (Álvarez- Miranda 2005a).
Mostrar más

15 Lee mas

ENTENDIENDO EL ISLAM Y LOS MUSULMANES

ENTENDIENDO EL ISLAM Y LOS MUSULMANES

¿Por qué el Islam parece siempre extraño? El Islam aparece exótico o incluso extremado para el mundo moderno. Tal vez eso acontece porque la religión no tiene predominio en la vida cotidiana del mundo Occidental, mientras que los musulmanes tienen la religión siempre presenta en sus mentes y no hacen divisiones entre la vida secular y la clériga. Ellos creen que la Ley Divina, "El Sharia", debe ser tomada muy seriamente: por ello los temas

9 Lee mas

Entendiendo al Islam y a los Musulmanes.

Entendiendo al Islam y a los Musulmanes.

El mundo musulmán La población musulmana del mundo se aproxima a los mil seiscientos millones. El 30%, de los musulmanes, habitan en el subcontinente de la India, el 20% en África al sur del Sahara, el 17% en el Sudeste de Asia, el 18% en el mundo árabe y el 10% en la Unión Soviética y China. Turquía, Irán y Afganistán comprenden el 10% del Oriente Medio no árabe aunque existen muchas minorías musulmanas en casi todas parles, incluyendo Latinoamérica y Australia, las minorías más numerosas se encuentran en la Unión Soviética, en la India y en el África central. Hay nueve millones de musulmanes en los Estados Unidos.
Mostrar más

13 Lee mas

Entendiendo el Islam y los Musulmanes

Entendiendo el Islam y los Musulmanes

¿Quiénes son los musulmanes? Alrededor de MIL QUINIENTOS MILLONES (1.500.000.000) o UN BILLÓN Y MEDIO de personas entre las que hay una vasta diversidad de nacionalidades, razas o culturas a través del Globo, desde el sur de las Filipinas hasta Nigeria, están unidos por su fe común islámica. Alrededor del 18% viven en el mundo Árabe; la más populosa comunidad musulmana del mundo está en Indonesia; gran parte de Asia y una mayoría africana son musulmanes, mientras que significativas minorías se encuentran en Rusia, China, Norte, Sud América y Europa.

13 Lee mas

Inmigrantes musulmanes en Cataluña

Inmigrantes musulmanes en Cataluña

a aproximar las diferencias culturales y religiosas se considera importante el co- nocimiento mutuo a través del diálogo y la comunicación, ambos bidireccionales. La eliminación de las i[r]

26 Lee mas

ProyectoCono Musulmanes v8

ProyectoCono Musulmanes v8

Más información sobre la economía en Al-Andalus en este vídeo de ArteHistoria: https://www.youtube.com/watch?v=A0KHiMW4m90... ¿Qué nos ha legado Al-Andalus.[r]

24 Lee mas

Entendiendo Al Islam y Los Musulmanes

Entendiendo Al Islam y Los Musulmanes

¿Cómo contemplan la muerte los musulmanes? Los musulmanes, como los judíos y los cristianos, creen que la vida presente es sólo una prueba preparatoria para la próxima existencia. Los pilares básicos de la fe incluyen: el Día del Juicio Final, la Resurrección, el Paraíso y el Infierno. Cuando muere un musulmán, es lavado y envuelto en un lienzo limpio y blanco y, preferentemente, se le entierra el mismo día después de una sencilla oración. Los musulmanes consideran esta ceremonia como uno de los últimos servicios que se puede hacer por los familiares y una oportunidad para recordar su propia breve existencia sobre la Tierra. El Profeta enseñó que hay tres cosas que pueden continuar ayudando a una persona después de morir: “…una caridad perdurable, un conocimiento que beneficie y las plegarias que un hijo virtuoso pueda rezar por él”.
Mostrar más

12 Lee mas

LOS SACRAMENTOS CRISTIANOS

LOS SACRAMENTOS CRISTIANOS

agilidad (atletas), curación (masajes para la piel). El comer pan y beber vino de la Eucaristía aprovecha el hermoso sentido que tiene ya en la vida social el comer y beber con otros, como signo de amistad o reconciliación. El amor entre hombre y mujer se inscribe en la misma naturaleza humana, y en el sacramento del matrimonio se convierte para los cristianos en signo del amor de Dios a la humanidad y de Cristo a su Iglesia.

6 Lee mas

Los padres cristianos

Los padres cristianos

Capítulo 24 Los padres cristianos Mientras cumplís vuestros deberes hacia vuestra familia, el padre como sacerdote de la casa y la madre como misionera del hogar, multiplicaréis agentes capaces de hacer bien fuera de la casa. Al emplear vuestras facultades, os capacitaréis mejor para trabajar en la iglesia y entre vuestros vecinos. Al vincular a vuestros hijos con vosotros mismos y con Dios, todos, padres e hijos, llegaréis a ser colaboradores de Dios.

14 Lee mas

Profesionales Cristianos

Profesionales Cristianos

Pero también riqueza que permite redescubrir lo más importante de la propia espiritualidad: el ineludible encuentro personal con el Señor y el anuncio- denuncia co[r]

46 Lee mas

Latín de los cristianos

Latín de los cristianos

Puede verse que hasta mediados del siglo XX no existe un estudio de «latín cristiano» sino estudios del latín de los autores cristianos 58 . El papel de la escuela de Nimega será precisamente el de sistematizar todos estos resultados y llegar a formular una teoría donde lo radical será la consideración del idioma de los cristianos como un fenómeno autónomo dentro del cuadro de la evolución del latín.

9 Lee mas

Show all 3630 documents...