PDF superior mz-nómadas-disciplina-y-control-en-ppsw-0-4

mz-nómadas-disciplina-y-control-en-ppsw-0-4

mz-nómadas-disciplina-y-control-en-ppsw-0-4

Luego observamos el espacio arquitectónico para analizar la forma en que se disponen y observan los cuerpos, así como su movilidad dentro del mismo. Una primera reflexión relativa al tamaño de los espacios, sugirió que aunque las tecnologías digitales posibilitan el trabajo fuera de la unidad productiva, a diferencia de ONG y PYMES, las empresas multinacionales y el Estado, siguen requiriendo la presencia física del trabajador. Ahora bien, si esto sugiere todavía la importancia del cuerpo presente, la organización de los espacios sí difiere de aquellas precedentes. En general, se observó que en los procesos de mayor tamaño existen espacios informales de encuentro que difuminan el tiempo de trabajo y de ocio. Así también los supervisores generalmente no se encuentran en el mismo recinto que los trabajadores. En cambio, aquellos más pequeños suelen presentar una organización más heterogénea. Si esto inclinó la balanza hacia la existencia del control, es destacable que en la mayoría de los procesos indistintamente, los trabajadores se desplazan muy poco por fuera de sus estaciones de trabajo y que por otro lado, en todos los casos existen espacios a los que no se puede acceder. Esto matiza entonces la existencia unívoca del control, combinándola por el contrario con mecanismos disciplinarios introyectados en el cuerpo, así como con existencia de una jerarquía que se ejerce sobre algunos aspectos.
Mostrar más

44 Lee mas

g-y-disciplina-y-control-en-los-procesos-productivos-de-software-0.4

g-y-disciplina-y-control-en-los-procesos-productivos-de-software-0.4

sectores (Kenessey, 1987), definiendo provisoriamente al Sector Información como aquél compuesto por el conjunto unidades productivas cuyo output principal son Bienes Informacionales primarios. (todo ente hecho puramente de información digital: software, videos, música, imágenes, datos, etc. Vid. Zukerfeld, 2007) Respecto de los enforques sobre la relación entre trabajo y tecnologías digitales, los tres enfoques mencionados en una nota anterior aportan elementos valiosos que conviene aunar. No obstante, es necesario puntualizar algunas limitaciones. En este sentido, una objeción importante a las nociones de Trabajadores delConocimiento y Trabajo Inmaterial surge de lo mencionado más arriba: mezclan procesos productivos de BI con servicios (altamente calificados en un caso, afectivos, en el otro). En términos de Hill (1999) estas doscorrientes teóricas confunden inmaterialidad con intangibilidad. Esa operación opaca la especificidad del trabajo informacional y la novedad de la presente etapa. En el caso de los estudios basados en el primer concepto, es evidente que la operacionalización no sólo incluye actividades que no tienen nada deinformacional (como toda la categoría 4.Vendedores), sino que incluso resulta enojoso vincularlas con la llamada ¨sociedad del conocimiento¨. Por ejemplo, Croupiers (4212), Encargados de restaurantes (1412),Pastores religiosos (2636) o Bailarines (2653). A su vez, es evidente que el trabajo informacional no es una ¨actividad sin obra¨ (Virno, 2003, 2004), ni es ¨inmaterial¨ (Lazzaratto y Negri, 2001), si por ello se entiende que no se objetiva. Por el contrario, por definición, esta actividad en todos los casos se materializa como Bien Informacional. Además, la noción de trabajo inmaterial tiene el serio defecto de carecer de aplicaciones empíricas (Zukerfeld, 2008a). Pero si el recorte que ofrecen los dos primeros conceptos es muy amplio, el que presenta la idea de Teletrabajo es demasiado estrecho: el énfasis en el criterio locativo deja fuera de consideración, por ejemplo, a los operadores de los call centres y a los programadores que trabajan en los domicilios de las empresas. A su vez, se trata de un concepto puramente descriptivo que no señala relaciones entre este tipo de actividad y la dinámica general de la presente etapa del capitalismo. Finalmente, y de manera llamativa, ninguno de los tres enfoques identifica con claridad la particular relación que hay entre la producción de Bienes Informacionales, su replicabilidad, y las relaciones de producción basadas en los distintos derechos de propiedad intelectual. Frente a esto, hemos comenzado a delinear una noción, la de Trabajo Informacional (Zukerfeld,2008a, el término, con un significado distinto, puede encontrarse en Roldán, 2005 y con uno más parecido en Pyoria, 2006).
Mostrar más

9 Lee mas

ALAS.GT01. Disciplina y control 0.1

ALAS.GT01. Disciplina y control 0.1

iii Respecto del Sector Información, el primer antecedente en el recorte de un conjunto de actividades productivas similares a las que aquí nos interesan es el de Machlup (1962, caps 3 a 9) que estima en los EE.UU. los sectores productores de conocimiento. El sociólogo Daniel Bell (1976) integra ese abordaje sectorial a su explicación del advenimiento de la sociedad post-industrial. Porat (1977) mide el sector información y desarrolla una metodología algo más precisa que la de Machlup. Un temprano documento de la OCDE (1981) consagra esa metodología e insta a los países miembros a mensurar el porcentaje de la fuerza de trabajo que entra dentro de este sector. Con marcos parecidos, se producen estudios acerca de distintos países (Masuda, 1981; Kimbel, 1987; Mansell, 1998; Singh, 1988; Dordick and Wang, 1993; Gibbs, 1994; Hafbauer, 1996; Lal, 2005). Notablemente, en 2002 el sistema de clasificación industrial de América del Norte (NAICS) comienza a presentar una categoría industrial vinculada a la información, y la revisión de 2007 avanza más en esa dirección. En términos internacionales, el ISIC rev 4 permite reordenamientos compatibles con los del NAICS, pero la OCDE (2009) se mantiene distante de la lógica de las estadísticas norteamericanas.
Mostrar más

39 Lee mas

Dughera, Mura, Yansen, Zukerfeld. Disciplina y Control en producción de software 1.0

Dughera, Mura, Yansen, Zukerfeld. Disciplina y Control en producción de software 1.0

productivas similares a las que aquí nos interesan es el de Machlup (1962, caps 3 a 9) que estima en los EE.UU. los sectores productores de conocimiento. El sociólogo Daniel Bell (1976) integra ese abordaje sectorial a su explicación del advenimiento de la sociedad post-industrial. Porat (1977) mide el sector información y desarrolla una metodología algo más precisa que la de Machlup. Un temprano documento de la OCDE (1981) consagra esa metodología e insta a los países miembros a mensurar el porcentaje de la fuerza de trabajo que entra dentro de este sector. Con marcos parecidos, se producen estudios acerca de distintos países (Masuda, 1981; Kimbel, 1987; Mansell, 1998; Singh, 1988; Dordick and Wang, 1993; Gibbs, 1994; Hafbauer, 1996; Lal, 2005). Notablemente, en 2002 el sistema de clasificación industrial de América del Norte (NAICS) comienza a presentar una categoría industrial vinculada a la información, y la revisión de 2007 avanza más en esa dirección. En términos internacionales, el ISIC rev 4 permite reordenamientos compatibles con los del NAICS, pero la OCDE (2009) se mantiene distante de la lógica de las estadísticas norteamericanas.
Mostrar más

34 Lee mas

G.Y.nc3b3madas-disciplina-y-control-en-ppsw-0-2

G.Y.nc3b3madas-disciplina-y-control-en-ppsw-0-2

El control es el mecanismo de poder asociado a las sociedades posindustriales, posdisciplinarias, posmodernas; al capitalismo informacional, según nuestro marco teórico. A diferencia de la disciplina, el control puede ser definido como un conjunto de métodos basados en “regular la diferencia, con el objetivo de capturar el potencial de lo múltiple y ponerlo al servicio del orden vigente” (Morayta, Pirillo, Zukerfeld, 2008:6). Si la disciplina se aplica al cuerpo y por ende al individuo; el control se aplica fundamentalmente a cuerpos sociales más extensos, poblaciones en Foucault (Foucault, 1993); espacios abiertos en Deleuze (1995). Estrictamente, en última instancia es el individuo el objeto de control, pero la diferencia fundamental estriba en que los mecanismos de control se pueden caracterizar como “globales” (Foucault, 1993: 254) en tanto aplicados a individuos en movimiento y por ende no reductibles a un espacio y tiempo unívoco. De otra forma, si de la disciplina podemos decir que tiene por objetivo uniformizar, el control por el contrario, apunta a capturar el potencial de lo múltiple dejando libradas en una mayor medida las operaciones del cuerpo y con ello los procedimientos y focalizando en los resultados. Por ello también cobra una apariencia mayor de libertad. En palabras de Foucalut:
Mostrar más

44 Lee mas

Bases genètiques en la malformació de Chiari tipus i

Bases genètiques en la malformació de Chiari tipus i

The present case–control association study raises several methodological questions. First, the modest sample size (404 patients and 519 controls) may have prevented from detecting subtle phenotypic effects, as the statistical power calculated for this cohort is close to 80% when an OR of 1.5 is assumed. Second, we do not present a replication study of our findings in an independent cohort. This notwithstanding, ours was a relatively large sample considering the low prevalence of CMI (1:1000 to 1:5000), bordering that of rare diseases. It was also the first CMI sample being explored for association with a large set of candidate genes. Third, although the SNP selection was designed to cover the 58 candidate genes on the basis of existing linkage disequilibrium patterns, gaps still exist in 12 genes due to experimental constraints, and 21% of the 384 SNPs could not be studied. Last, lack of MRI studiy of the control population may have resulted in inclusion of some asymptomatic CMI cases, although given the estimated low prevalence of tonsillar descent, this should not be expected to influence the validity of our findings In conclusion our genetic data give support to the hypothesis that variants in genes involved in paraxial mesoderm may determine PCF size to the extent of the development of the CMI. Specifically, our results point to a putative role for defective RA signalling and fetal vasculogenesis in causing hypoplasia of the basichondrocranium. Although confirmatory studies are needed, these are among the first genetic susceptibility factors to be defined in CMI. Given the limitations of the current radiographic diagnostic criteria, understanding of the genetic underpinnings of CMI should have important clinical implications, including earlier recognition of subjects at risk of becoming symptomatic and the timely indication of the surgical reconstruction of the PCF.
Mostrar más

255 Lee mas

mz-referencias-bibliograficas-0.7

mz-referencias-bibliograficas-0.7

WAJCMAN, Judy (2009) Feminist theories of technology, Cambridge Political Economy Society, Oxford University Press. WEBSTER, J[r]

5 Lee mas

Abigeato y contrabando en el Nuevo Reino de León: una aproximación a las formas de convivencia y vinculación entre los grupos indígenas y novohispanos, 1770 1810

Abigeato y contrabando en el Nuevo Reino de León: una aproximación a las formas de convivencia y vinculación entre los grupos indígenas y novohispanos, 1770 1810

No podemos negar que desde la fundación del Nuevo Reino de León y hasta bien entrado el siglo XVIII, acciones como la anterior –y desde luego aunadas a otras más–, propiciaron el enfrentamiento entre españoles e indígenas. Pues los indígenas que habitaban el territorio originalmente poseían una concepción diametralmente opuesta a los valores españoles, y en este caso en concreto, en relación a la economía, ya que evidentemente, entre estos grupos, como en todos los nómadas cazadores-recolectores, no existía la propiedad de animales o territorios. Sin em- bargo, desde la perspectiva de los españoles, no eran “cazadores” sino “ladrones de ganado”. La caza era vista como “abigeato” y una partida de cazadores era una banda de delincuentes.
Mostrar más

8 Lee mas

¿Es la mentalización un factor general de salud mental?

¿Es la mentalización un factor general de salud mental?

(ausencia de déficit) se asocia con menor psicopato- logía y mejor funcionamiento en los hijos. Este dato es relevante porque traslada a un nivel trans-genera- cional la hipótesis de partida y muestra la importancia de estar inmerso en un ambiente pro-MZ durante el desarrollo, frente a crecer con padres con déficit de esta capacidad. Este cuarto estudio se basa, de nuevo, en una medida de déficit, con lo que es posible que no recoja adecuadamente toda la variabilidad de una MZ sana o incluso sofisticada. Esto podría explicar por qué no aparecen diferencias en variables importantes como una mayor resiliencia en los hijos o una mejor autoi- magen y autoestima explícita. Sin embargo, también aporta un dato interesante. Aunque una buena MZ de los padres no se asocia a una mayor autoestima explí- cita en los hijos, sí se asocia a una autoestima implícita (inconsciente) más alta. Es difícil conocer el motivo de esta discrepancia entre autoestimas, pero tiene sentido pensar que, si bien la autoestima explícita es más su- perficial y dependiente de contexto, la autoestima im- plícita, más profunda y arraigada al Self y forjada en las vivencias tempranas, pueda guardar mayor relación con el hecho de haber crecido con padres buenos men- talizadores, ya que la buena MZ de los padres puede implicar: mayor consideración con los movimientos in- ternos, actitudes más saludables hacia el hijo (réverie) y actuaciones menos perjudiciales (por mayor resistencia de los padres ante la adversidad, menor grado de psico- patología, más regulación emocional, mayor capacidad de contención). Los resultados de un quinto estudio no presentados aquí avalan estos puntos y extienden la evidencia de los presentes estudios al demostrar que, también en los progenitores, una mejor MZ se asocia a un mayor grado de salud mental.
Mostrar más

24 Lee mas

Estudio de vulnerabilidad al cambio climático en bosques secos tropicales (Bs t) en el departamento de Nariño, para el empoderamiento y toma de decisiones

Estudio de vulnerabilidad al cambio climático en bosques secos tropicales (Bs t) en el departamento de Nariño, para el empoderamiento y toma de decisiones

1974 1975 1978 1979 1980 1981 1982 1983 1984 1985 1986 1987 1988 1989 1990 1991 1992 1993 1994 1995 ENERO 5 5 1 5 0 7 1 9 3 4 3 0 4 0 0 3 0 5 0 8 8 4 3 4 2 8 5 6 4 1 5 0 1 1 7 4 4 3 0 8 1 6 2 3 3 1 2[.]

30 Lee mas

Diagnóstico integral para el mejoramiento de la producción de una empresa del sector textil

Diagnóstico integral para el mejoramiento de la producción de una empresa del sector textil

0 La concepción del producto 0 Control de los procedimientos 0 La evaluación después de la venta. Además de las herramientas estadísticas mencionadas para el control de c[r]

271 Lee mas

Le di para adelante : maternidades jóvenes en contextos de vulnerabilidad estructural

Le di para adelante : maternidades jóvenes en contextos de vulnerabilidad estructural

GHI JKJI L HM NO PJI JHI QHJRL HSQHI TKHI O U HSHSI RKHJO PI HSI HM I O L NVNW PI KSNI RHL JRHXO U YNI HSI L HM NXU ZSI NIJKI[ KO KL P\ I]IO N^VU _SIJKV]NXHSIM NJIM U ^U O NXU PSHJITKHIH`RHL U ^HSO NSa IGHINXKHL QPINIM PITKHI H`RL HJNIbHSPM HO IHO INM a Ic defeg \ IRKHQHIQHXU L JHITKHIM NJIW ZYHSHJIO U HSHSIKSNIYU JU ZSIL HNM U JO NI]ISPI QH^NJU NQPIN^VU XU PJNIQHIJKJIhPL U iPSO HJI]INJRU L NXU PSHJIM NVPL NM HJa IjPIXKNM IQNIXKHSO NIQHITKHI kl m nonop qr st m usup vwxt np r wvp r y zm l nvp {|np v|vp qwSQU XU PSHJI XPSXL HO NJI M HJI U ^RPSHS}p ~ €€‚ p ƒ„… a I †JO PI RKHQHI HYU QHSXU NL JHI HSI M NI L HJO L U XXU ZSI QHI O U H^RPI QU JRPSU VM HI RNL NI QHQU XNL M HI NM I O L NVNW PI c QNQPI TKHI HM I XKU QNQPI QHI JKJI hU W `JI PXKRNI ‡L NSI RNL O HI QHI JKI XPO U QU NSHU QNQg I ]I HSI M NJI RPJU VU M U QNQHJI M NVPL NM HJI NXPO NQNJI NI M NJI TKHI hNXHSI t nˆ nt noqm sp ~ ‰sqnt p |op q|t vwŠ p qwovn‹|m t p |op k3 =C 4 3 8}… Œ p PI NRNL HXHI HSI JKJIL HM NO PJISU S‡KSNIL H[ HL HSXU NINIQHJNL L PM M PJIM NVPL NM HJ\ IRL P[ HJU PSNM HJI]Ž PIYPXNXU PSNM HJITKHI L HTKU HL NSI QHI KSNI RM NSU [ U XNXU ZSI ]Ž PI KSNI [ PL ^NXU ZSI NI M NL ‡PI RM NiPa I NL U SNI HJI M NI SU XNI TKHI H`RL HJNI KSI NShHM PI YPXNXU PSNM \ I 8#% ,%+ %6\ I RHL PI JU SI TKHI HJNI RL P]HXXU ZSI O HS‡NI XNL SNQKL Na I I
Mostrar más

102 Lee mas

ng-mz-el-estado-y-el-software 0.2

ng-mz-el-estado-y-el-software 0.2

Como veremos luego, el análisis de estas políticas tiene una complejidad importante, porque ellas panean el amplio abanico que va desde lo que hemos referido como políticas i[r]

5 Lee mas

MZ- Educación Formal 0.3

MZ- Educación Formal 0.3

i) Los saberes que se brindan en la universidad no son necesarios para insertarse en el mercado laboral en posiciones que los entrevistados entienden como satisfactorias. Esta es la caus[r]

6 Lee mas

4 0  Probabilidad Teoría

4 0 Probabilidad Teoría

Los fenómenos aleatorios aparecen en muchas disciplinas científicas. Por ejemplo, en Mercadotecnia interesan las cantidades de cierta mercancía vendidas en días sucesivos; en Física se detecta la presencia de ruidos térmicos en un circuito eléctrico; en Control de Calidad interesa el número de ítems defectuosos producidos por cierta máquina; en Medicina el número de pacientes curados por cierto fármaco, etc.

19 Lee mas

ENIM connecté atelier 4 0

ENIM connecté atelier 4 0

TX RX LEDs (12) : TX est courte pour la transmission, RX est court pour recevoir. Ces marquages apparaissent tout à fait un peu dans l’électronique pour indiquer les broches responsables de la communication en série. Dans notre cas, il y a deux endroits sur l’Arduino UNO où TX et RX apparaissent--une fois par les broches numériques 0 et 1, et une deuxième fois à côté des LED d’indicateur TX et RX. Ces LEDs nous donneront quelques belles indications visuelles chaque fois que notre Arduino reçoit ou transmet des données (comme quand nous chargeons un nouveau programme sur la carte).
Mostrar más

65 Lee mas

Implantación y evaluación de la Industria 4 0

Implantación y evaluación de la Industria 4 0

Los robots serán cada vez más autónomos porque estarán dotados de inteligencia artificial y podrán hacer frente a tareas más complejas que impliquen eventuales tomas de decisiones que actualmente están en manos exclusivas de humanos. Interactuaran con otros robots y con humanos, estableciendo trabajo colaborativo con ellos y con capacidad de aprendizaje por las experiencias. Estos robots estarán interconectados para que puedan trabajar juntos y ajustar automáticamente sus acciones para adaptarse al siguiente producto inacabado en línea. Los sensores de alta gama y las unidades de control con inteligencias artificial permitirán esta estrecha colaboración y la adaptabilidad a incidencias y circunstancias cambiantes. Serán más flexibles, disminuirán los costos e irán adquiriendo nuevas capacidades impensables hoy en día.
Mostrar más

109 Lee mas

Enunciados 0 a 4.pdf

Enunciados 0 a 4.pdf

de estas entidades.. ANÁLISIS DE ESTADOS FINANCIEROS. Asignar las partidas de balance a la masa patrimonial correspondiente y elaborar el balance se situación de acuerdo al modelo del PG[r]

7 Lee mas

Industria 4 0

Industria 4 0

El empleo masivo de sensores , la expansión de las redes y comunicaciones inalámbricas , el desarrollo de una nueva generación robots y máquinas cada vez más inteligentes , así co[r]

43 Lee mas

TítuloNuevas tecnologías en manipuladores ingrávidos: manipulador ingrávido 4 0 (MINIon 4 0)

TítuloNuevas tecnologías en manipuladores ingrávidos: manipulador ingrávido 4 0 (MINIon 4 0)

Arduino no proporciona por sí mismo una señal analógica, sino una señal digital de ancho de pulso modulable PWM, que además es de 5 Vdc. La electroválvula necesita una señal analógica de entre 0- 10Vdc de consigna. Tampoco se ha encontrado ningún módulo comercial, así que se ha optado por diseñar la adaptación de esta señal, Figura 9.

8 Lee mas

Show all 10000 documents...