PDF superior Oriente y Occidente en el pensamiento de Mariátegui

Oriente y Occidente en el pensamiento de Mariátegui

Oriente y Occidente en el pensamiento de Mariátegui

Podemos ahora cerrar nuestro repaso de la obra mariateguiana y extraer alguna conclusión del recorrido efectuado. Como hemos vis- to, Mariátegui contribuye vivamente a la lectura que en Europa y América Latina coincidía en diagnosticar y festejar un «despertar del Oriente». Su posición sin embargo se separa de la corriente princi- pal que sostenía esa postura. De un lado, su valoración del renaci- miento oriental será ante todo política antes que espiritual, una dimensión que —a pesar de su interés por las corrientes filosóficas vitalistas y antirracionalistas— fue, en el caso del Oriente, despre- ciada por el peruano. En cambio, y en sintonía con el esquema pro- visto por la III Internacional, Mariátegui le dará gran importancia a la «agitación revolucionaria» de los pueblos orientales, tanto por su significación dentro del proceso de «crisis mundial» para una lente que, aún con un ojo en la realidad nacional, nunca cejó en su inter- nacionalismo de base, como por la posible homología entre su des- pertar y el de las poblaciones indígenas cuya activación ocupaba un lugar nodal en su estrategia para el Perú. 38 De otro lado, esa pon- deración positiva disminuye relativamente en los últimos años de la vida de Mariátegui, en la medida en que las expectativas puestas en algunos procesos, como el chino, se truncan. Y en parcial relación con ello, si inicialmente el correlato de la celebración del «nuevo Oriente» era el juicio sumario que sancionaba una genérica deca- dencia occidental, en el discurso mariateguiano se operará un signi- ficativo deslizamiento de sentido fruto del cual el Occidente —hecho el deslinde entre su concepto y el del capitalismo— pase a ser no sólo reivindicado sino incluso defendido. Así, si su obra, sobre todo la que se abre a fines de 1924, se singulariza dentro del corpus del marxismo latinoamericano por ofrecer un penetrante abordaje del tema nacional, 39 esa deriva nunca perdió de vista el horizonte inter- nacional a menudo referido bajo el nombre de Occidente. De todo ello, es posible concluir que, contra la lectura predominan- te que ha pesado sobre la obra de Mariátegui, sus reflexiones sobre Oriente y Occidente no son tan fácilmente integrables a la cultura nacional-popular y aun populista que tendió a hegemonizar a las izquierdas del continente. A diferencia de la corriente principal del discurso orientalista invertido, el de Mariátegui no conecta —al menos no lo hace sin verse violentado en uno de sus sesgos funda- mentales— con el tercermundismo de tinte antioccidental que sur-
Mostrar más

9 Lee mas

Del cuestionamiento del yo-razón en Occidente al yo sin yo de Oriente

Del cuestionamiento del yo-razón en Occidente al yo sin yo de Oriente

La construcción kantiana de un sujeto que lo es mientras juzga, ordena, sintetiza, determina objetos, que hace posible a la naturaleza, que la pone a su servicio como un campo completamente disponible y la transforma en objeto; en un segundo movimiento, en el campo de la ética, obligará a imponer leyes al sujeto mismo de tal modo que sea incapaz de tomar al otro sujeto de razón como objeto sino como medio y fin al mismo tiempo, piénsese en la Metafísica de las costumbres de Kant. Pero es cuestionable que mediante un imperativo categórico se vuelva inocua la capacidad de dominio y des- aparezca el individuo atravesado por la obcecación y por la inquebrantable voluntad de voluntad, es decir: el individuo capaz de morir antes de reconocer sus límites, o un imposible, no se resquebraja con ley moral alguna. Por eso dice Heidegger, que el hombre de la voluntad de voluntad, el hombre de la obcecada e insistente voluntad, no desea saber absolutamente nada del trasfondo de su verdadero deseo: la nula nada. Y, por lo tanto, no puede saber de la nulidad completa de sí mismo. Martin Heidegger, pen- sador que marcó los hitos de la investigación filosófica del pensamiento actual, como en el siglo xix lo hizo Nietzsche, dedicará todos sus esfuerzos en comprender el fun-
Mostrar más

24 Lee mas

Enunciacion de la letra. Un ejercicio entre Occidente y Oriente

Enunciacion de la letra. Un ejercicio entre Occidente y Oriente

De acuerdo con el desarrollo anterior, puede considerarse que cuando la escritura que tiende a la uniformidad para favorecer procesos de lectura “naturalizados” están borradas las huellas del momento de producción. Por el contrario, están presentes –siguiendo el ejemplo del análisis del Shodo- cuando se crea un espacio de tensión gráfica que sobredetermina la lectura. Los formatos de texto impreso clásicos en los que predomina el esquema perceptual visual li- neal proponen un proceso de lectura en secuencias lineales análogas a la linearidad del lenguaje verbal y a la supuesta armonía del pensamiento racional. Esto es así porque la diagramación gráfico-espacial del libro siguió la linearidad del lenguaje y la encuadró en armonías geomé- tricas. Esta propuesta, de tensión gráfica “cero” se basa en el borramiento de las condiciones de enunciación de la letra y en la reducción de su potencial a la linearidad sucesiva del significante acústico. El libro como símbolo de la modernidad es el soporte de una escena gráfica que pro- pone un contrato de enunciación basado en la temporalidad y en la secuencia lógica. Se trata de una construcción significante que ha seleccionado y organizado los modos dominantes del régimen de la escritura evitando otros que son, sin embargo, constitutivos.
Mostrar más

9 Lee mas

Reflexiones sobre el silencio y el lenguaje a la luz de oriente y occidente

Reflexiones sobre el silencio y el lenguaje a la luz de oriente y occidente

32 Por ejemplo, «la franja transpersonal», sede de un «material clasificado», el gran reservorio de las «imágenes primordiales del inconsciente colectivo», símbolos, formas espontáneas de expresión, surgidos de las regiones más profundas del espíritu humano, signos y señales de transición entre el lenguaje y el silencio, etc. En efecto, entre el nivel de la Mente y el existencial se encuentra la franja transpersonal, «una tierra de nadie»: «No es sorprendente que, así como la psicología de Jung no pretende que los arquetipos se analicen lógica ni intelec- tualmente, sino que se amplifiquen a través de sueños e imágenes mitológicas, ciertas formas de misticismo oriental aspiren a su vez a utilizar dichas formas primordiales para el crecimiento espiritual, amplificándolas con imágenes y mitos religiosos. El crecimiento espiritual resultante, el contacto con el nivel de la Mente, «no puede ser alcanzado», afirma el lama Govinda, mediante una acumulación de convicciones, ideales y objetivos basados en el raciocinio, sino sólo mediante una penetración consciente de aquellas capas de nuestra mente que no se pueden alcanzar ni afectar por argumentos lógicos ni el pensamiento discursivo.
Mostrar más

14 Lee mas

Conjunción de oriente y occidente: las influencias en la obra de Octavio Paz

Conjunción de oriente y occidente: las influencias en la obra de Octavio Paz

de nuestra condición. Se empapa de estructuralismo, aunque su influencia fue superficial, ahonda en las filosofías de la China, el pensamiento y la poesía del Japón, el budismo clásico y el tantra, con base en lo cual compara Occidente con Oriente, deja atrás el surrealismo, se aparta del existencialismo y compone una síntesis ontológica en su pensar y de arte combinatoria en su poética, como un acercamiento de la realidad, que será una revalorización de la naturaleza y una interacción del ser con el cosmos, en busca de una fraternidad humana y de una unidad de hombre y mundo, y de los hombres entre sí, ambas cosas negadas por la filosofía de la Europa moderna, dualista y antitética.
Mostrar más

13 Lee mas

Oriente Occidente: el contramovimiento a la insistencia

Oriente Occidente: el contramovimiento a la insistencia

Perteneciente a este ámbito de pensamiento japonés, Nishida, Tanabe y Nishitani –filósofos más importantes de la escuela de Kioto- intentan abrir una puerta que fusione y conjugue ambos devenires, el pensar occidental y el pensar- ser oriental. El pensador nipón Nishitani, tomando como referencia al historiador Arnold Toynbee –principalmente la obra La aproximación de un historiador a la religión- reivindica la necesidad de entablar un diálogo filosófico entre oriente y occidente: “La confrontación que basta para determinar los problemas de la humanidad en su conjunto, afirma Toynbee, tiene que ser situada en la distancia existente entre el pensamiento budista y el pensamiento judaico-occidental (aquí budista no incluye únicamente a las tradiciones Mahayana e Hinayana, sino también a la filosofía india pre-budista y al hinduismo postbudista). La distancia entre estos dos modos de pensamiento conforma también el fundamento de cada forma de oposición económica y cultural. Este distanciamiento, aunque de forma inmediata no sea tan obvio como la oposición entre comunismo y liberalismo, es de la máxima importancia para el futuro de toda la humanidad. Según Toynbee, para la historia futura del mundo ésta es la auténtica cuestión” 84 .
Mostrar más

352 Lee mas

El dialogo oriente occidente : perspectiva cristiana en el horizonte de la hospitalidad

El dialogo oriente occidente : perspectiva cristiana en el horizonte de la hospitalidad

Vivimos en una sociedad plural y multiétnica en la que los muros del fundamentalismo y la xenofobia (físicos, ideológicos y espirituales) cada vez se levantan más altos. Parecería que irremediablemente nos avocamos al “choque de civilizaciones” entre Oriente y Occidente previsto por Samuel Phillips Huntington. En esta reflexión ahondamos en la manipulación que las grandes potencias mundiales hacen de los más diversos sistemas de creencias para fundamentar su deseo de dominio y expansión colonial, desmitificando los prejuicios que hacen del otro un fantasma antes que una persona con la que estamos llamados a conformar la comunidad humana. Además, nos preguntamos por la más auténtica función de las religiones en este escenario y, en particular, por el rol del cristianismo en aras a la construcción de un mundo hospitalario en el cual el reconocimiento y la mutualidad son un horizonte que favorece el diálogo, la paz y la sana convivencia.
Mostrar más

14 Lee mas

Notas para un pensamiento sobre la condición tecnológica de occidente

Notas para un pensamiento sobre la condición tecnológica de occidente

del razonamiento que permite establecer el principio. En este punto, en la Metafísica, cuando Aristóteles pone el origen de la tekhne en el poder del razonamiento (logismois), pone la técnica por virtud de la tecnología, porque justamente, la tecnología se mostrará (ya en la propia época de Platón lo hacía) como el efecto ordenador del razonamiento en la tekhne. Así, la técnica –en el Aristóteles de la Metafísica– se determina comola conjunción entre los principios y destrezas que permiten la ejecución del procedimiento, es decir, como un efecto de la conjunción entre la técnica y el pensamiento teórico.En efecto, Aristóteles piensa que el sabio es aquél que puede enseñar porque sabe el por qué y la causa, distinto al simple operario que obra por costumbre;en este orden de ideas, el estagirita pone la técnica como efecto del razonamiento ordenador mismo, hecho por aquel que ha teorizado, que ha pensado en el procedimiento; y cuando el razonamiento permea las prácticas para organizarlas en un cuerpo coherente, entramos propiamente en la tecnología.
Mostrar más

154 Lee mas

El Occidente bárbaro: la marginalización del pensamiento no occidental

El Occidente bárbaro: la marginalización del pensamiento no occidental

description Hablar de un Occidente bárbaro cuando la civilización occidental se erige en madre del pensamiento mundial, suena?. contradictorio?[r]

2 Lee mas

PARA DESCOLONIZAR OCCIDENTE: MÁS ALLÁ DEL PENSAMIENTO ABISMAL

PARA DESCOLONIZAR OCCIDENTE: MÁS ALLÁ DEL PENSAMIENTO ABISMAL

política. Estoy, además, convencido que tal distancia es intraspasa- ble mientras vivamos en sociedades capitalistas. la posibilidad de un occidente no occidentalista está íntimamente ligada a la posibilidad de un futuro no capitalista. las dos posibilidades se proponen el mis- mo objetivo aunque usando instrumentos y luchas muy distintos. En las condiciones en que hoy puede ser pensada, la concepción de un occidente no occidentalista se traduce en reconocer problemas, in- certidumbres y perplejidades, y transformarlos en oportunidades de creación política emancipatoria. mientras no confrontemos los pro- blemas, las incertidumbres y las perplejidades propios de nuestro tiempo, estaremos condenados a neo-ismos y a post-ismos, o sea, a in- terpretaciones del presente que sólo tienen pasado. El distanciamien- to que propuse en relación a las teorías y disciplinas, construidas por el pensamiento ortopédico y la razón indolente, se asienta en el hecho de que ellas han contribuido a la discrepancia entre preguntas fuertes y respuestas débiles que caracteriza nuestro tiempo. Esa discrepan- cia se traduce en grandes incertidumbres entre las cuales subrayé dos principales: la incapacidad de captar la inagotable diversidad de la ex- periencia humana y el temor de que, con eso, se desperdicie experien- cia que podría sernos muy valiosa para resolver algunos de nuestros problemas; y la incertidumbre derivada de la aspiración a un mundo mejor sin que dispongamos de una teoría de la historia que nos indi- que que él es necesario o siquiera posible. para enfrentar estas incer- tidumbres, propuse dos sugerencias epistemológicas construidas con base en dos tradiciones particularmente ricas de la modernidad occi- dental, ambas marginadas y olvidadas por el pensamiento ortopédico y la razón indolente que han venido dominando en los últimos dos siglos: la docta ignorancia, con la ecología de los saberes que de ella deriva, y la apuesta. ambas revelan que el conocimiento erudito o aca- démico tiene una relación ingenua con el conocimiento que considera ingenuo. ambas revelan la precariedad del saber (saber que ignora) y la precariedad del actuar (apostar con base en cálculos limitados).
Mostrar más

73 Lee mas

Entre Oriente y Occidente: Kazajstán y la nueva Ruta de la Seda de China

Entre Oriente y Occidente: Kazajstán y la nueva Ruta de la Seda de China

Cuando Kazajstán declaró su independencia el 16 de diciembre de 1991 –fue la última república soviética en hacerlo– heredó unas infraestructuras de trans- porte y energía que se habían diseñado para responder a las necesidades de la pla- nificación soviética, más que a las de su economía nacional. Como ocurría con las otras repúblicas de Asia Central, Kazajstán estaba muy integrado en la economía conjunta de la Unión Soviética; por ello, el colapso de esta última dio lugar tanto a retos como a oportunidades para el nuevo Estado soberano (Eronen, 2001). En este nuevo contexto, Nursultán Nazarbáyev, el único presidente que ha teni- do esta república, ha maniobrado cuidadosamente por las incertidumbres de la transformación política y económica de Asia Central, intentando mantener un equilibrio entre los intereses de Rusia, el «hermano mayor» de Kazajstán al norte, y de China, la nueva estrella económica del este y una de las mayores economías del mundo. De tal equilibrio ha surgido la política exterior multivectorial de Kazajstán, que pugna por diversificar a sus socios políticos y económicos, a fin de evitar depender excesivamente de ninguno de ellos. En este sentido, la visión que tiene el presidente Na- zarbáyev del país como hub logístico entre Oriente y Occidente pretende hacer uso de su posición geográfica estratégica en el área euroasiática, entre China y la Unión Europea, para comerciar con diversos países, además de formar parte de acuerdos comerciales regionales, como la Unión Aduanera (CU, por sus siglas en inglés) con Rusia y Belarús.
Mostrar más

26 Lee mas

El tratamiento informativo de TVE a los atentados de 2016 en Occidente y en Oriente

El tratamiento informativo de TVE a los atentados de 2016 en Occidente y en Oriente

Para el desarrollo del análisis, se han seleccionado un total de 38 atentados, 19 para Occidente y 19 para Oriente. El criterio sobre el que se sustenta la elección de los casos de estudio es la letalidad. Así, del conjunto global de los atentados terroristas acaecidos en 2016, se han escogido los que resultaron en un mayor número de víctimas mortales. Cabe especificar que la elección de este criterio conlleva cifras de fallecidos extremadamente dispares entre ambas regiones ya que, en general, los atentados de Oriente tienen muchas más víctimas que los de Occidente. Sin embargo, se ha considerado que, debido a la inmensidad de los atentados en Oriente, optar por un criterio basado en la equidad numérica habría implicado la elección arbitraria de los ataques producidos en los países orientales.
Mostrar más

69 Lee mas

Introducción al dossier Teatro en el mundo árabe: entre el Oriente y el Occidente

Introducción al dossier Teatro en el mundo árabe: entre el Oriente y el Occidente

Los dos artículos restantes se ocupan de Egipto, tradicionalmente el centro cultural y político del mundo árabe, y cuya revolución en proceso sigue siendo la que más atención recibe en todo el mundo. Centrado en los sucesos más recientes, “La Primavera Árabe y sus reverberaciones en la escena teatral egipcia”, de Hadia abd el-fattah Ahmed, ofrece un panorama general del teatro egipcio antes de la Primavera Árabe y analiza las maneras en que aparecieron las actuales configuraciones teatrales en El Cairo en el primer año y medio del nuevo orden. Finalmente, “‘La Comedia de Oriente’ en el teatro egipcio: el arte de la astucia”, de Lenin El-Ramly, se plantea un ejercicio investigativo de mucha mayor envergadura al rastrear los pasos de la comedia en el teatro egipcio moderno desde sus orígenes hasta el pre- sente. El autor argumenta que esta forma dramática ha sido especialmente importante para expresar las inquietudes sociales y políticas reprimidas. La investigación es de particular importancia, pues su autor es reconocido como el dramaturgo más importante de Egipto hoy en día y, probablemente, de todo el mundo árabe. El-Ramly analiza la manera en que la comedia ha operado en términos generales y, específicamente, en referencia a algunas de sus películas y obras de teatro de gran circulación.
Mostrar más

7 Lee mas

La situación de la Ucrania soviética en las actuales relaciones entre Oriente y Occidente

La situación de la Ucrania soviética en las actuales relaciones entre Oriente y Occidente

La situaci?n de la Ucrania sovi?tica en las actuales relaciones entre Oriente y Occidente LA SITUACI?N DE LA UCRANIA SOVI?TICA EN LAS ACTUALES RELACIONES ENTRE ORIENTE Y OCCIDENTE La pol?tica de coexi[.]

14 Lee mas

Apertura epistemológica crítica en el pensamiento de José Carlos Mariátegui

Apertura epistemológica crítica en el pensamiento de José Carlos Mariátegui

nacional” (p.26).Observaciones: por lo que dice el licenciado Espíritu, Prada “influyó” más que Mariátegui en Salazar; sin embargo, la única prueba de dicha “influencia” es la actitud de protesta de Prada frente a los políticos facinerosos y el clero. Y, lo peor de todo, es que no hay citas textuales que corroboren esas afirmaciones ya que Prada ni Mariátegui hablan de “alienación” en ninguno de sus libros. Entonces, nos preguntamos, ¿cómo probar dicha influencia, más de Prada que de Mariátegui, en el concepto de alienación de Salazar? 3) “Consideramos que Mariátegui es uno de los intelectuales que más influyó en Salazar. Hay elementos comunes con su pensamiento, por ello planteamos que las ideas del Amauta le ayudaron a construir su filosofía y su concepto de alienación (…) Con relación a la actitud frente a la realidad nacional, las coincidencias (entre Salazar y Mariátegui) están en primer lugar en dar todo de sí sin una finalidad calculada.” (pp.28-29). Observaciones: resulta que la “influencia” más decisiva era de Mariátegui y no de González Prada. Decídase, licenciado, ¿quién de los dos “influyó” más en la formulación del concepto de “alienación” de Salazar?. Pienso que ninguno de los dos, y que los estudiosos serios y rigurosos de Salazar estarían en contra de sus tesis, por hacer un uso ambiguo y no definir qué entiende usted por “influencia” y, lo que es más grave, por la debilidad de sus argumentos, por no probar con citas textuales lo que usted afirma sin escrúpulos. Asimismo, podemos notar, que la supuesta “influencia” de Mariátegui en Salazar radica, según el licenciado, en su actitud de interpretar la realidad sin una finalidad calculada. Pero, en filosofía las conexiones o “influencias” se demuestran en base a ideas, categorías y metodologías, y no en base a actitudes, que poco o nada tienen que ver con el desarrollo de un programa de investigación. Además, nos preguntamos, ¿cuáles son los elementos teóricos provenientes del Amauta, que ayudaron a Salazar a plantear el concepto de “alienación”? Y, ¿la creación de un partido político, para organizar una eventual revolución socialista, no es una finalidad calculada en Mariátegui?”»
Mostrar más

158 Lee mas

La seda. Un hilo sutil que, por siglos, ha unido a los pueblos de Oriente y de Occidente

La seda. Un hilo sutil que, por siglos, ha unido a los pueblos de Oriente y de Occidente

A pesar de que la alianza con el Estado de Rouzi contra los hunos no pudo lograrse, se au- mentó de todos modos el interés comercial de la China hacia las zonas occidentales. Así fue como, en el 119 a. C., autorizado por el empe- rador Zhang Qian condujo una gran expedición hacia varios países occidentales. Gracias a los dos viajes hasta Occidente, Zhang Qian visitó muchos países del Asia central y envió a mu- chos de sus colaboradores al Asia occidental, al África norte-oriental, a la India y a algunos países situados al norte del mar Negro y del lago Aral para realizar actividades políticas y comerciales. Sucesivamente, con el pretexto de ofrecer tributos, algunos países mandaron delegaciones a Chang’an para hacer visitas o actividades comerciales. Justo a lo largo de este itinerario emprendido por Zhang Qian, la seda china fue transportada hacia el Occi- dente, en donde encontró un éxito particular en muchos países. Algunos datos históricos refieren que el emperador César, en Roma, vistió togas de seda elaborada en China para asistir a los espectáculos públicos.
Mostrar más

8 Lee mas

Jóvenes apreciaciones del Lejano Oriente, para la comunicación con el "Próximo" y con el "Lejano Occidente"

Jóvenes apreciaciones del Lejano Oriente, para la comunicación con el "Próximo" y con el "Lejano Occidente"

Me parece que tanto en Occidente como en Oriente hay virtudes que merecen imitación. Los padres occidentales mantienen una actitud liberal hacia la educación y, cuando sus hijos cometen errores, les tratan como a sus amigos y les escuchan con atención, en vez de darles una buena paliza, porque aprecian mucho la intimidad familiar. Además, estimo que los estudiantes occidentales desarrollan mucho la propia iniciativa en su aprendizaje y no se avergüenzan de formular preguntas en clase. A los orientales no les gusta jactarse ni hacer ostentación de su talento y, cuando alguien recibe elogios, se comporta modestamente, ya que consideran que la humildad es esencial. Los orientales, además, destacan por su laboriosidad y valentía, ya que las dificultades no les abaten.
Mostrar más

15 Lee mas

Cerámicas fenicias en Andalucía occidental : una cuestión de sincronismo oriente-occidente

Cerámicas fenicias en Andalucía occidental : una cuestión de sincronismo oriente-occidente

Durante esa fase geométrica ática, en sus momentos más tardíos, se produjo la fundación de Gadir en el asentamiento del Castillo de Doiía Blanca (Ruiz Mata, 1999), donde [r]

8 Lee mas

El nuevo horizonte del terrorismo internacional y su repercusión en las relaciones Oriente – Occidente

El nuevo horizonte del terrorismo internacional y su repercusión en las relaciones Oriente – Occidente

Sin lugar a dudas en materia de geopolítica, es Afganistán y su historia uno de los puntos claves para poder entender este conflicto internacional y su relación directa con el terrorismo: Ubicado en Asia, pero identificado como parte de Medio Oriente, es este territorio el que sufrió los abusos del régimen talibán, el cual impuso normas estrictas basadas en el Sharia. Régimen derrocado militarmente por el propio Estado norteamericano, con el respaldo de la coalición internacional, la OTAN y el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, en respuesta al atentado de Nueva York, el tráfico de armas, la producción de opio y el terrorismo. Este conflicto consiguió el dominio de la zona y el restablecimiento de un gobierno legítimo.
Mostrar más

14 Lee mas

Aporte de Oriente a las empresas de Occidente Sun Tzu un clásico de la estrategia.

Aporte de Oriente a las empresas de Occidente Sun Tzu un clásico de la estrategia.

description Quienes no hayan escuchado el nombre Sun Tzu podrían imaginar muchas cosas sobre quién es esa persona. Sun[r]

2 Lee mas

Show all 8806 documents...