PDF superior Percepción de autoestima en personas mayores que realizan o no actividad física-deportiva

Percepción de autoestima en personas mayores que realizan o no actividad física-deportiva

Percepción de autoestima en personas mayores que realizan o no actividad física-deportiva

Referente al carácter multidimensional de la autoestima, Rubin y Hewstone (1998) conceptualizan las diferentes dimen- siones de la autoestima como rasgo-estado, global-específica y personal-social. La “Autoestima como rasgo” se refiere al producto de autoevaluaciones hechas sobre un periodo relati- vamente largo de tiempo; mientras que la “Autoestima como estado” es el producto de autoevaluaciones llevadas a cabo en el presente inmediato, y a consecuencia de experiencias vitales concretas. Estudios recientes analizan la autoestima desde la teoría de la Identidad Social (García-Prieto y Scherer, 2006), o la autoestima colectiva (Lam, 2008) entendidas como rasgo o estado. Rosenberg, Schooler, Schoenbach y Rosenberg (1995) exponen que la “Autoestima global” hace referencia a la propia imagen a nivel general, mientras que la “Autoestima específica” se refiere a la autoimagen particular, con relación a un tipo concreto de evento o circunstancia. En relación con estos constructos hay autores que afirman que una adecuada autoestima global permite arriesgarnos a afrontar situaciones novedosas, mientras que, una baja autoestima global dificulta la identificación de recursos maximizando las limitaciones al afrontar cualquier experiencia (Arranz y Coca, 2006). La “Autoestima personal” hace referencia al grado de estima que tiene la persona sobre sí misma. La “Autoestima social” es el grado de estima proporcionado por la autoimagen que deriva de los endogrupos de pertenencia (Luhtanen y Crocker, 1992). Hoy día, esta idea destaca la concepción de que los miembros de los grupos se esfuerzan por conseguir una autoestima posi- tiva como miembros de tales grupos, más que como individuos (Kaiser, Hagiwara, Malahy y Wilkins, 2009).
Mostrar más

7 Lee mas

Felicidad y actividad física en personas mayores

Felicidad y actividad física en personas mayores

Calidad de vida, bienestar subjetivo y felicidad son tér- minos que, aunque a menudo han sido utilizados indistinta- mente, denotan significados diferentes (Veenhomen, 2000). Atendiendo al modelo de bienestar subjetivo de Diener (1984; Diener y Suh, 1998), el bienestar subjetivo incluiría respuestas emocionales –balance afectivo- y juicios globales de la satis- facción con la vida, ambos en relación a dominios concretos (familia, trabajo, etcétera). Desde esta óptica, la felicidad sería un resultado en la evaluación del bienestar subjetivo caracteri- zado por un balance afectivo positivo y un juicio global de satis- facción con la vida en el dominio del yo (Diener y Suh 1998). Dos tipos de factores han sido evaluados en su relación con el bienestar subjetivo: de un lado variables sociodemo- gráficas y de otro, factores psicosociales. En lo relativo a las variables sociodemográficas se ha abordado la influencia de la edad (McMahan y Estes, 2012; Pinquart, 2001), el género (Pin- quart y Sorensen, 2001), la raza (Liang, Lawrence y Bollen, 1987; Mckenzie y Campbell, 1987), el estatus marital (Haring- Hidore, Stock, Okun y Witter, 1985; Waldinger y Schultz, 2010), las relaciones familiares (Diener y Suh, 1998; Pinquard y Sorensen, 2000), las relaciones sociales (Pinquart y Sorensen, 2000), la situación laboral (VanPraag, Frijters y Ferrer-i-Carbo- nell, 2003) o el estado de salud (Okun, Stock, Haring y Witter, 1984; VanPraaget al., 2003). A pesar de este amplio rango de factores estudiados, se ha postulado una escasa influencia de las variables sociodemográficas en la percepción del bienestar sub- jetivo (Diener y Suh, 1998; Diener, Suh, Lucas y Smith, 1999). Por contra, los factores psicosociales han sido identificados como la mayor fuente de variabilidad en relación al bienestar subjetivo (Godoy-Izquierdo, Lara, Vázquez, Araque y Godoy, 2012). Las variables psicosociales relacionadas con el bienes- tar subjetivo que más impacto han tenido en la literatura han sido el optimismo (Ferreira y Sherman, 2007), las estrategias de afrontamiento (Caprara y Steca, 2005), la autoestima (García, Marín y Bohórquez, 2012), la autoeficacia (Caprara y Steca, 2005; Piquart y Sorensen, 2000) y el control percibido (Diener et al., 1999).
Mostrar más

7 Lee mas

Percepción de salud de los adultos mayores que realizan actividad física en el parque de la virgen del barrio Villas de Guadalupe de la comuna 17 de la ciudad de Cali

Percepción de salud de los adultos mayores que realizan actividad física en el parque de la virgen del barrio Villas de Guadalupe de la comuna 17 de la ciudad de Cali

Los adultos mayores perciben que su salud es positiva porque pueden valerse por si mismo, sentirse útiles y relacionarse con otras personas. El valerse por si mismo, parte de la capacidad que tiene el sujeto para mantener los distintos movimiento de su cuerpo, es el reconocimiento de un esquema corporal que se mantiene activo y con el potencial para interactuar con su entorno físico y social. el sentirse útil para el adulto mayor significa participar de acciones que son apreciadas por la propia persona o por las personas de su entorno y que pueden ser desarrolladas de manera individual como el cuidado del parque o grupal en compañía de vecinos, amigos, familiares y profesionales. Así mismo, relacionarse con otras personas, poder compartir, vivir una amistad, recibir afecto contribuyen a su salud y permiten constituir redes de apoyo en el tiempo
Mostrar más

89 Lee mas

TítuloProyecto de diseño de un programa municipal de actividad deportiva saludable para personas mayores

TítuloProyecto de diseño de un programa municipal de actividad deportiva saludable para personas mayores

En el caso concreto de Maceda, población objetivo de este proyecto, tras analizar su oferta deportiva municipal he llegado a la conclusión de que el abanico de actividades existentes para las personas mayores, aunque cuenta con algunas actividades específicas para estos, es muy pobre y podría mejorarse. Por ello he decidido basar mi trabajo de fin de grado en un proyecto que implica el diseño de un programa de actividades deportivas destinado a este colectivo, cuyo objetivo principal es mejorar todas las variables de la condición física de los participantes, a la vez que fomentar aspectos clave para una persona mayor, como son la salud, autonomía, la socialización o la autoestima.
Mostrar más

229 Lee mas

Análisis de la condición física funcional de personas mayores e influencia de un programa de actividad física

Análisis de la condición física funcional de personas mayores e influencia de un programa de actividad física

La capacidad física en general de los mayores está dis- minuida en todos los aspectos que valora la SFT. Duran- te el proceso de envejecimiento se produce una dismi- nución de la condición física aeróbica, determinada por la menor capacidad funcional de los sistemas circulato- rio, respiratorio y sanguíneo (Klausner y Schwartz, 1985; Ribera, 1995). También conlleva una disminución de la masa muscular que se traduce en menores niveles de fuerza a nivel general. Este hecho está íntimamente re- lacionado con la disminución de la capacidad funcional del sujeto y las negativas consecuencias que ello conlle- va (Iannuzzi-Sucich y cols., 2002; Doherty, 2001). La flexibilidad también se ve afectada a estas edades (Bell y Hoshizaki. 1981) al igual que la capacidad de agilidad y equilibrio (Era y Heikkinen, 1985; Hasselkus y Shambes; 1975) y son numerosos los estudios que relacionan es- tas dos capacidades con el riesgo de sufrir caídas en la población mayor.
Mostrar más

6 Lee mas

Los hábitos de actividad física de las personas mayores en España y condición social

Los hábitos de actividad física de las personas mayores en España y condición social

El trabajo de campo se llevó a cabo durante el mes de diciembre de 2006. En él, los entrevistadores apli- caron el cuestionario escrito mediante entrevista personal estructurada cara a cara, en el domicilio habi- tual del mayor. Para captar la información necesaria para los objetivos del estudio, se utilizó el “Cuestionario de Actividad Física y Personas Mayores” elaborado por Graupera Sanz y Martínez del Castillo para medir las demandas de actividad física de las personas mayores y otras variables relacionadas (Graupera et al., 2003) y ya validado en otros estudios sobre personas mayores (Jiménez-Beatty et al., 2006; Jiménez-Beatty et al., 2007). Los análisis de datos fueron efectuados, tras ser tabulados y mecanizados informáticamente, median- te el paquete informático de programas SPSS para WINDOWS (V 14.0).
Mostrar más

8 Lee mas

Actividad física en personas mayores en relación con los polimorfismos de ACTN3 y ACE

Actividad física en personas mayores en relación con los polimorfismos de ACTN3 y ACE

Kritchevsky et al. (Kritchevsky et al., 2005) estudió la interacción entre el genotipo de ACE en ancianos y los niveles de actividad física con el paso del tiempo en un estudio prospectivo de 4 años. Encontró resultados significativos en los ancianos activos (aquellos que gastaban más de 1000 kcal a la semana en ejercicio); el genotipo ACE II presentó mayor riesgo de limitación de movilidad. Entendiendo limitación de movilidad como la incapacidad para recorrer 400 metros o subir 10 escalones. En los inactivos no encontró resultados. Nosotros, aunque no hemos realizado las mismas pruebas que Kritchevsky et al, de algún modo nuestros resultados están relacionados ya que hemos encontrado relación del alelo D con un menor riesgo de sarcopenia; esta variable está relacionada con la adiposidad en relación a la masa muscular y ha sido estudiado anteriormente cómo los niveles de adiposidad están relacionados con una peor funcionalidad (Broadwin, Goodman-Gruen, & Slymen, 2001; Visser et al., 1998). Parece que si no existe algún tipo de actividad física, no se encuentran resultados. Charbonneau et al. (Charbonneau et al., 2008) no encontró asociación entre ACE y la respuesta muscular tras un programa de entrenamiento de 10 semanas. Estudió sujetos inactivos y al inicio del entrenamiento los sujetos del grupo ACE DD presentaron mayores valores de masa muscular pero tras el entrenamiento no encontró resultados significativos. Creemos que este tiempo podría ser insuficiente para obtener resultados. En la misma línea a estos resultados, Lima et al. (Lima et al., 2011) entrenó el cuádriceps durante 24 semanas a un grupo de mujeres. Antes del entrenamiento presentaron mayores valores de masa libre de grasa los portadores del alelo D de ACE. Esto está en relación con los hallazgos de nuestro estudio tras el entrenamiento donde el alelo I presentó mayor riesgo de obesidad sarcopénica y por lo tanto mayor porcentaje de masa libre de grasa para los portadores del alelo D aunque no al inicio del tratamiento sino al final.
Mostrar más

251 Lee mas

ANÁLISIS DE LA ACTIVIDAD FÍSICA REALIZADA EN RESIDENCIAS DE PERSONAS MAYORES DE LEÓN.

ANÁLISIS DE LA ACTIVIDAD FÍSICA REALIZADA EN RESIDENCIAS DE PERSONAS MAYORES DE LEÓN.

Aquellas residencias que realizan alguna actividad física están dentro de las sesiones de terapia ocupacional o forman parte de una rehabilitación o tratamiento puntual. Por ello, se hace necesario la incorporación de un programa de mantenimiento físico adaptado a éste colectivo que permita mediante la realización de actividades física la mejora de su salud mediante un envejecimiento activo.

9 Lee mas

Dirección económica y márketing de servicios de actividad física para personas mayores

Dirección económica y márketing de servicios de actividad física para personas mayores

Uno de los factores que ha afectado de forma destacable al cambio demográfico a largo plazo es la modernización económica. La primera consecuencia significativa del paso de una economía basada en la agricultura a una basada en la tecnología, fueron cifras inesperadas de aumento de la renta per cápita real. Easterlin también apunta que fueron dos los factores cruciales para este cambio de la actividad económica: tanto la revolución científica de la década de los sesenta, como el desarrollo de una educación universal, que dio unas bases formativas comunes a toda la humanidad, hicieron que todos los descubrimientos y técnicas se difundieran con mayor rapidez. De ahí que, en el ámbito demográfico, el impacto de la tecnología y del aumento de la renta per cápita se concretara en la migración de áreas rurales a urbanas donde estaba la demanda de mano de obra.
Mostrar más

487 Lee mas

Los Centros y espacios de actividad física utilizados por las personas mayores en España

Los Centros y espacios de actividad física utilizados por las personas mayores en España

La metodología ha consistido en la realización de entrevistas estructuradas a una muestra estadísticamente representativa de las personas de 65 años cumplidos o más, en España (7.484.392 personas, INE, 2006). Dicha muestra registra las siguientes características: El tamaño de la muestra final fue de 933 personas mayores. Al ser una población infinita, y trabajando con un intervalo de confianza del 95,5%, y suponiendo en la varianza poblacional el caso más desfavorable, el margen de error permitido de muestreo es de +3,27%. El tipo de muestreo, ha sido probabilístico de tipo polietápico, siendo las unidades de primera etapa los municipios en que residían habitualmente las personas mayores. La afijación de la muestra, ha sido proporcional a la distribución de las personas mayores según tamaño demográfico de los municipios y según género.
Mostrar más

9 Lee mas

Hábitos de actividad física de las personas mayores en España y condición social

Hábitos de actividad física de las personas mayores en España y condición social

organizan su actividad. Como ya se observó también en los anteriores estudios específicos de mayores en Madrid y Guadalajara (Jiménez-Beatty, 2002; Jiménez-Beatty et al., 2006). Es decir existe una tendencia inversa a la en- contrada en el conjunto de la población española, donde siete personas de cada diez autoorganizan su actividad. Ahora bien en el tipo de organización al que acuden (o al que pueden acudir, o al que les dejan acudir) para rea- lizar su actividad, se han encontrado grandes diferencias entre las personas mayores según su posición social: en posiciones altas acuden sobre todo a empresas privadas y asociaciones; mientras que en posiciones bajas acuden especialmente a Centros de Mayores (públicos en su ma- yoría) y Ayuntamientos; y en posiciones medias acuden también a Centros de Mayores y Ayuntamientos, pero en menor medida que las personas de posiciones bajas, pues también hacen algún uso de empresas privadas y asociaciones. Estas tendencias de diferenciación social en cuanto a la organización con la que realizan la activi- dad física las personas mayores, son muy similares a las detectadas en los estudios de Madrid y Guadalajara (Ji- ménez-Beatty, 2002; Jiménez-Beatty et al., 2006). Pues bien, estas tendencias de diferenciación social en cuanto a la organización con la que realizan la actividad física las personas mayores, quizás estén reflejando una mayor sincronía de las culturas deportivas de las personas de cada posición social con las culturas organizativas de las diferentes entidades que ofrecen servicios de actividad física a las personas mayores.
Mostrar más

12 Lee mas

La actividad física como elemento de participación y calidad de 
vida en las personas mayores

La actividad física como elemento de participación y calidad de vida en las personas mayores

Erlinghagen y Hank (2005) presentan las conclusiones de un estudio realizado en diez países europeos (Suecia, Dina- marca, Alemania, Países Bajos, Francia, Suiza Austria, Italia, España y Grecia) mediante una encuesta a 22.000 ciudadanos mayores de 50 años, resultado de la explotación de la encuesta SHARE (Salud, Envejecimiento y Jubilación en Europa), siendo uno de los múltiples análisis la participación de las per- sonas mayores en actividades voluntarias. España aparece con el menor índice de colaboración voluntaria de todos los países estudiados, a gran distancia de Europa del norte y central. El estudio refiere un amplio conjunto de covariables: actividades sociales tales como la ayuda o la asistencia no profesional y la participación en las actividades de una organización (un club deportivo, una iglesia, o un partido político, por ejemplo); sexo, edad y estado civil; nivel educativo y, salud actual perci- bida. Con respecto al trabajo de voluntariado y su relación con la salud, encontramos índices de actividad mucho más bajos entre quienes perciben su estado de salud actual como normal o malo, en relación a los que declaran un estado de salud bueno o mejor. Como puede comprobarse, la salud aparece en casi todos los estudios como una variable mediadora o que condiciona de forma importante las posibilidades de participación de las per- sonas mayores, influyendo decisivamente en la calidad de vida. Por ello participar resulta esencial para las personas mayores si bien se entiende que existen diferentes tipos y niveles de participación. En esta dirección apunta Peréz (2003) cuando al definir la participación además de la idea de formar parte añade el matiz de sentirse actores. Lirio, Alonso y Herranz (2009) afir- man que la participación social no hay que entenderla como un proceso de todo o nada, sino que más bien se desarrolla en niveles. Es decir, como una herramienta de empoderamiento que las personas pueden utilizar en función de sus realidades y necesidades, y a diferentes niveles de intensidad. Tomar la deci- sión de participar en una actividad y mantener cierto grado de implicación en ella depende de variables personales y también de las características del entorno, como el ambiente físico, las características del grupo con el que se desarrolla o desarrollaría la actividad, el clima de seguridad psicológica que se percibe, etc. (Csikszentmihalyi, 1998; Omoto y Snyder, 1995).
Mostrar más

7 Lee mas

Capacidad antioxidante en plasma de personas mayores: influencia de la actividad física

Capacidad antioxidante en plasma de personas mayores: influencia de la actividad física

En relación a las diferencias entre ambos sexos encontramos que en el caso de las mujeres el daño oxidativo (marcador MDA) es menor con respecto al de los hombres. Este menor daño lipídico en mujeres coincide con el menor grado de activación de neutrófilos y movilización. Esto es debido a que la masa muscular en hombres es mayor que en mujeres, por lo que requieren un consumo mayor de oxígeno que conlleva a producir más ROS. Esta mayor cantidad de ROS en hombres produce un mayor daño lipídico. Como consecuencia, la actividad de la enzima antioxidante CAT requiere ser mayor al haber más estrés oxidativo a combatir. Numerosos estudios han comprobado a lo largo del tiempo como los hombres tienen una mayor masa muscular que las mujeres. Uno de ellos es el de Janssen y colaboradores en el año 2000, en el que pudieron examinar la masa y la distribución de 468 hombres y mujeres de entre 18 y 88 años 76 . Adicionalmente, la investigación de
Mostrar más

32 Lee mas

Estilos de vida en relación a actividad física y alimentación en los habitantes de la zona 38 de la ciudad de Loja, en el periodo Julio-Diciembre/2012

Estilos de vida en relación a actividad física y alimentación en los habitantes de la zona 38 de la ciudad de Loja, en el periodo Julio-Diciembre/2012

Del estudio realizado en general se puede evidenciar que el 48,12% corresponde a la población de género femenino, mientras que el 51,85% correspondiente a género masculino. El porcentaje de personas que realizan actividad física alta son el 6,67%, el 66,67% de la población realizan actividad física moderada y el 26,67% actividad física baja. Estos datos comparados con un estudio de corte transversal en el que se seleccionaron, a través de un muestreo aleatorio, sujetos de ambos sexos en edades comprendidas entre 18 y 70 años provenientes de la población urbana de Temuco – Chile, se determinó el nivel de actividad física a través del Cuestionario Internacional de Actividad Física (IPAQ)entre los cuales el 75% eran mujeres y hombres el 37,3%, en el que al igual que en el presente estudio, se evidencian datos que demuestran una prevalencia de los niveles bajos y moderados de actividad física, donde el 66% corresponde al nivel de actividad física moderada y el 18,4% a nivel de actividad baja , con un 15,6% de actividad alta. (Serón, Muñoz, & Lanas, 2010)
Mostrar más

49 Lee mas

Obesidad y sus co-morbilidades: estrategias desde la actividad física

Obesidad y sus co-morbilidades: estrategias desde la actividad física

Con respecto al tipo de actividad física, se recomienda una combinación de trabajo aeróbico y de sobrecarga. El trabajo aeróbico deberá realizarse al 70% de la capacidad aeróbica máxima para la edad del individuo; alcanzar esta meta podrá llevar entre 45 y 90 semanas; aunque esta progresión parezca lenta, los efectos se harán evidentes antes de alcanzar el objetivo acordado y el tipo específico de trabajo aeróbico será irrelevante, y dependerá de los gustos, posibilidades económicas y capacidad física del individuo. El trabajo de sobrecarga deberá incluir varios grupos musculares, siguiendo la modalidad de trabajo fraccionado como se planteó anteriormente
Mostrar más

13 Lee mas

TítuloEfecto de la actividad física aeróbica sobre el deterioro cognitivo leve y estadios tempranos de demencia en personas mayores

TítuloEfecto de la actividad física aeróbica sobre el deterioro cognitivo leve y estadios tempranos de demencia en personas mayores

Material y Métodos: Se realizó un ensayo clínico aleatorizado con 62 mayores que provenían de 8 centros cívicos de la ciudad de A Coruña (72,48±4,99 años). El Grupo Experimental (GE; n=31) realizó un programa de ejercicio aeróbico progresivo, consistente en caminatas por parques de la ciudad (3 días por semana/ 1 hora de duración/ 3 meses). El Grupo Control (GC; n=31) realizó un programa pasivo de tipo no aeróbico. Ambos grupos fueron evaluados pre- y post-intervención, mediante los instrumentos neurocognitivos: Mini-Mental State Examination (MMSE), Test de Fluidez Verbal semántica de Isaac (TFVs), Test de Dígitos del Wais III (TDG-Wais), Trail Making Test A (TMT-A) y las pruebas físicas: Test de Marcha de seis Minutos (TM6M), Timed Up and Go (TUG) y Velocidad de Marcha en 6 Metros (VM-6m).
Mostrar más

201 Lee mas

Salud, condición física, dependencia funcional y competencia motriz y corporal percibidas en las personas mayores en España

Salud, condición física, dependencia funcional y competencia motriz y corporal percibidas en las personas mayores en España

La actividad física previene el desarrollo de una serie de fenómenos nocivos asociados con el envejecimiento y genera un bienestar físico en los ancianos acompañado de la sensación de bienestar psico-intelectual. Además, mejorar el estado físico y romper con la inactividad física permite una indiscutible mejora de la calidad de vida en la mayoría de las personas (Blain, Vuillemin, Blain y Jeandel, 2000). Así, el ejercicio físico reduce el declive de la capacidad física a la vez que disminuye la incidencia de las enfermedades cardiovasculares al actuar sobre sus factores de riesgo, reduce la pérdida de hueso, mejora el equilibrio con lo que se aminora la incidencia de las caídas y las correspondientes fracturas, colabora al mantenimiento del equilibrio nutricional, conserva la masa magra y disminuye la grasa, mejora la resistencia a la insulina, y contribuye a la prevención de algunas neoplasias malignas como las del colon y mama. Por otra parte, ejerce un efecto beneficioso sobre la función psicológica al mejorar el rendimiento cognitivo y disminuye la depresión, tal y como se expondrá posteriormente de forma más detallada, aumenta la longevidad y retrasa las comorbilidades asociadas al envejecimiento, por lo que mejora la calidad de vida de las personas mayores. Al facilitar la integración social, la función cognitiva y la autonomía posee una importante relevancia en el tratamiento de los ancianos frágiles (Blain et al., 2000 y Marcos-Becerro, 2002).
Mostrar más

848 Lee mas

Nivel de actividad física en la vida cotidiana de seis grupos de adultos mayores, Localidad de Fontibón

Nivel de actividad física en la vida cotidiana de seis grupos de adultos mayores, Localidad de Fontibón

La actividad física hizo referencia a la forma como se desplazó la población de estudio de un lugar a otro para realizar sus diferentes compromisos y/o actividades, incluyo la caminata y el uso de la bicicleta. En relación con la edad, del total de los menores de 70 años, que correspondieron al 51,2%, la más alta proporción realizo actividad física intensa, de los cuales 56 eran mujeres y el resto hombres. Los mayores de 70 años realizaron una actividad física entre intensa y moderada, las personas que realizaron actividad moderada en su mayoría son mujeres y tan solo 8 hombres, pero en relación a la actividad física intensa aumento la proporción de hombres (18). Cabe mencionar que tanto hombres como mujeres realizaron una actividad física intensa, teniendo en cuenta que los hombres son los que utilizan con más frecuencia la bicicleta para trasportarse.
Mostrar más

114 Lee mas

Actividad física y etapas de cambio comportamental en Bogotá

Actividad física y etapas de cambio comportamental en Bogotá

Teniendo en cuenta las prioridades de intervención del agente financiador del estudio el Instituto Distrital para la Recreación y el Deporte (IDRD), el diseño muestral estuvo centrado en las estimaciones de la prevalencia de las dimensiones de actividad física, así como a los cambios esperados en estas a cinco años. Por la característica del universo poblacional el diseño muestral más adecuado, según un balance costo precisión, fue el probabilístico, de con- glomerados, estratificado y trietápico. En la primera fase de estimación del tamaño de muestra, se hicieron cálcu- los exploratorios para estimaciones pun- tuales, y para la estimación de cambios en el tiempo, utilizando como pará- metros las premisas del diseño que apro- bó el IDRD. En una segunda fase se valoraron estos tamaños frente a los recursos asignados y se estimó la preci- sión esperada. Las prevalencias de ac- tividad física fueron procesadas como proporciones y se calculó el intervalo de 95%. La información se colectó con consentimiento de informantes median- te encuestas domiciliares entre marzo y agosto de 2003.
Mostrar más

5 Lee mas

Abandono de la actividad física en estudiantes de fonoaudiología de una universidad tradicional chilena.

Abandono de la actividad física en estudiantes de fonoaudiología de una universidad tradicional chilena.

El nivel académico con mayor percepción de carga académica es el cuarto año de la carrera, con una media de 3,55 (DE=0,82). Los resultados se encuentran contenidos en la Tabla 9. Por otro lado, con relación a la práctica actual de PAFD, la percepción de carga académica es más alta en aquellos que abandonaron la actividad con una media de 3,18 (DE=0,81), en contraste con los que actualmente realizan PAFD (M=3,08; DE=0,71). Para evaluar si estas diferencias eran estadísticamente significativas, se llevó a cabo un análisis de t de Student para muestras independientes en base a un contraste unilateral. El análisis indica que estas diferencias no fueron estadísticamente significativas, t(149)=-0.711; p>0.05.
Mostrar más

43 Lee mas

Show all 10000 documents...