PDF superior Una poética del resentimiento: memoria y moral en la obra de Louise Bourgeois

Una poética del resentimiento: memoria y moral en la obra de Louise Bourgeois

Una poética del resentimiento: memoria y moral en la obra de Louise Bourgeois

En relación a esto, en una conversación con Deborah Wye, Bourgeois evocaba una experiencia de su infancia que considero muy reveladora: ella estaba jugando frente a su padre y su abuelo cuando escuchó que este último le decía a su hijo—“Esta niña te va a hacer sufrir.” Bourgeois recordaba sobre todo la impresión tan honda que le causaron esas palabras y la certeza repentina de que estaría mejor cuanto más lejos de ellos. Aunque su padre y su abuelo pudieran que- rerla, nunca la entenderían, como tampoco la veían en ese momento a pesar de estar mirándola en sus juegos. Sus expectativas sobre ella eran completamente diferentes a la forma en que ella se entendía a sí misma. Bourgeois subrayaba la fractura existente entre su sensación de indefensión e inocencia y la imagen que su familia tenía de ella. Este conflicto recuerda a otra famosa relación de incomunicación en- tre padre e hijo: la de Franz y Hermann Kafka. Ni el padre de Kafka ni el de Bourgeois supieron cómo manejar la fragilidad y la sensibilidad de sus hijos, que, de hecho, malinterpretaron como una especie de rebelión contra ellos. Tal vez porque admitir la vulnerabilidad de los hijos puede ser demasiado para un padre. Bourgeois también comentó en la citada entrevista: “It was beyond me. So this is what I mean, that you have to deal with forces, since I was at the mercy of these peo- ple, you have to deal with forces that you simply can’t control, much less understand, and you just watch out for yourself, for your physical survival” 10 . Merece la pena tener estas palabras en mente para la últi-
Mostrar más

24 Lee mas

Rescribir el horror. Historia y poética de la memoria en la obra de Roberto Bolaño

Rescribir el horror. Historia y poética de la memoria en la obra de Roberto Bolaño

de horrores del siglo XX, que establece una genealogía del mal en su estado más puro: los campos de exterminio nazis y los gulags rusos; el genocidio sistematizado de comunidades enteras no sólo durante la Segunda Guerra Mundial, sino también dirigido indirectamente por gobiernos “democráticos” en las últimas décadas del siglo pasado, desde Guatemala hasta los Balcanes; el terror político de las dictaduras latinoamericanas y sus “desaparecidos;” la sofisticación armamentística, la aparición de la nefasta retórica eufemística de las “guerras humanitarias” y sus “daños colaterales” y un largo etcétera han conducido, como afirmó Steiner en su momento, a “alterar profundamente nuestro sentido de los límites de la conducta humana” (Castillo 53), caducando con ello la falacia del humanismo ilustrado y su moral burguesa y obligando al hombre posmoderno a replantearse la naturaleza de un mal desconocido hasta entonces y, sobre todo, de su infinita posibilidad. Los célebres estudios de Arendt acerca del fenómeno del nazismo marcaron un antes y un después respecto a esta nueva categoría del mal, un mal ininteligible en que la escritora veía “la lección de la terrible vaciedad del mal, ante la que las palabras y el pensamiento se sienten impotentes” (Eichmann 363).
Mostrar más

24 Lee mas

Una visión en busca de la poética de Louise Bourgeois

Una visión en busca de la poética de Louise Bourgeois

El primer encuentro que tuve con la obra ”Spider Couple” (fig. 35), de la artista fueron dos arañas no muy grandes, (ver medidas fig. 35), que se encontraban en un extremo del atrio del museo, ellas interactuaban con el espacio psíquico y físico del lugar, generado en los que ahí nos encontrábamos una inmediata e inevitable atracción y deseo de acercarte a ellas, para observarlas con detenimiento, pararte junto a ellas y verificar su tamaño con el propio, meterte debajo, observar lo puntiagudo de sus patas y pensar, cómo una artista de la edad de Louise Bourgeois, (nació en 1911), mantenía la capacidad mental para crear esculturas tan impresionantes. Al aproximarme vi que sí son amenazantes, por ser arañas y por su monumentalidad, pero al mismo tiempo recordé la asociación que de ellas hace la escultora con relación a su madre, en su carácter laborioso, protector…más sin embargo, inquietan.
Mostrar más

115 Lee mas

Sobre el resentimiento y el perdón

Sobre el resentimiento y el perdón

este modo, vive un estado permanente de zozobra, interpretándose a sí mismo en función del valor «superior» o «inferior», «mayor» o «menor» de los demás. Es sobre esta actividad comparativa del vulgar que surgen dos subtipos de hombre: en primer lugar el «arri- bista» (Streber), aquel que vive ansioso por demostrarse a sí mismo y a los demás que es y vale más, incluso antes de determinar cuál es el valor que es objeto de la comparación. En palabras de Scheler: “es aquel para quien toda «cosa» es sólo una ocasión –en sí indi- ferente– para poner término al opresivo sentimiento de «ser me- nos»” (Scheler, 1993: 36). Cuando este sentimiento se apodera de una sociedad y deviene su tipo dominante, surge un sistema social de competencia cuya prioridad siempre está vinculado al criterio del tener o del poseer. El segundo tipo es el del hombre resentido. A di- ferencia del arribista, para el cual es posible competir y demostrar la propia superioridad, en el resentido prima la experiencia de impo- tencia o la conciencia de inferioridad frente al otro. Esta impotencia es compensada a través de una actividad psíquica por la que se busca disminuir o rebajar interiormente el valor superior sentido o quedar ciego ante él. Cuando esta experiencia se apodera de una sociedad se produce la obra capital del resentimiento: la inversión de los valores y la falsificación de la jerarquía de los valores.
Mostrar más

24 Lee mas

Islamismo y resentimiento

Islamismo y resentimiento

deriva terrorista del magnate suní. La destitución de la eminencia gris del fundamentalismo sudanés Omar ei Bashir el 29 de diciembre de 1999, junto a la victoria de los “reformistas” en las elecciones iranianas de 18 de febrero de 2000 dejaron imaginar un cambio de rumbo potente en el mundo islámico donde los tanques del radicalismo parecían haberse quedado secos. Bin Laden y Al-Qaeda, red político-militar amorfa con una actitud multinacional anónima y abierta a las aportaciones de todo tipo de “yihad” armada contra los infieles occidentales, cristianos y judíos, optaron por subir el listón estratégico y provocar una explosión de retroceso del islamismo. El espectáculo sanguinario y traumático del 11 de septiembre de 2001, y la trascendencia que tuvo en el dar rienda suelta a la política exterior estadounidense, fue el primer acto de un nuevo fenómeno de chantaje, metafisicización del enemigo y exterminio que aúna en una galaxia magmática todo el mundo islamista: del “Grupo Islámico Armado” (GIA), liderado por Antar Zouabari en Estados Unidos y Europa; el “Yihad islámico” que actúa entre Egipto y África y cuyo jefe es el médico egipcio Ayuman al-Zawahiri, entre los más destacados colaboradores de Bin Laden; los “Hizbullah” libaneses; el movimiento palestino “Hamas”; el “Yihad islámico palestino de Ramadan Abdallah Shallah”; los indipendentistas pakistaníes del Kashmir; el movimiento musulmán uzbeko; los independentista “uiguri” del Xinjiang; el grupo de Abu Sayyaf en Filipinas; el “Harakat al-Mujahidin” que se mueve por Afganistán del Este, Pakistán y Kashmir; la “Oposición tagika unida” (Cardini 2004). Una galaxia compleja, además, cuyo elemento aglutinador parece ser un resentimiento secular para con un Occidente prometedor y al final colonizador. La weltpolitik europea de finales de siglo XIX que en el siglo XX se vuelve “global” había ilusionado y esperanzado el Islam, sobre todo el Islam árabe, cuyas burguesías empezaron a aprender los estilos de vida y los sistemas de pensamiento occidentales: la idea de “nación” islámica, así como los cuentos románticos acerca de las Cruzadas como meras guerras coloniales ante litteram llegaron en un dos por tres a la comunidad musulmana gracias a los hijos de jeques o ricos mercadantes que para estudiar acudieron a Oxford, Cambridge y París (Cardini 2001).
Mostrar más

12 Lee mas

Resentimiento en política

Resentimiento en política

Hay cierta ambivalencia en el significado de la palabra “resentimiento”. Por una parte, ella es utilizada cuando las personas sienten algún dolor o sufren los efectos de algún mal, por ejemplo, los jugadores de fútbol regularmente “resienten la lesión” o “resienten (el dolor de) la rodilla”. Por otro lado, y en contextos distintos, tener resentimiento involucra tener ciertas actitudes hacia algunas personas, por ejemplo, se dice que alguien “está lleno de resentimiento” y se señala una cierta actitud que el aludido ha tenido con respecto a otro, sea de forma directa o indirecta. Sin embargo, no se dice del futbolista que sea un resentido, como sí ocurre en el segundo caso. El resentimiento del futbolista no sería sino otra cosa más que les pasa a las personas dada su constitución física esencialmente vulnerable, en cambio, el resentimiento en el segundo caso sería una forma particular de ser que tienen las personas (aunque, ¿todas las personas?). Si habláramos del resentimiento en el primer caso no diríamos, salvo que el jugador fuera un quejoso, que se trata de algo malo o molesto; en el segundo, sin embargo, sí (aunque, ¿todos diríamos lo mismo?).
Mostrar más

10 Lee mas

Garcilaso de la Vega. Obra poética

Garcilaso de la Vega. Obra poética

Ahora bien: los cancioneros, March, Petrarca, Sannazaro y Virgilio; en segundo término Horacio, Ovidio, Ariosto, Tansillo, Bernardo Tas- so...; todos son circunstancias más o menos actu[r]

278 Lee mas

Una coordenada poética en la obra de Garcilaso.

Una coordenada poética en la obra de Garcilaso.

artista y humanista, Garcilaso no podía permanecer ajeno al trata­ miento de la mitología clásica, menos aún tratándose de las fábulas de Icaro y de Faetón. Ambas constituyen sendos casos de caídas desde un estado de exultación o dicha a un estado de infortunio, sean cuales sean las motivaciones, soberbia o desobediencia, que condujeron a sus protagonistas a un fin trágico. Lo cierto es que en ambas concurre un común denominador: el ansia de ascender -subida a un estado de excelsitud- y el dolor derivado de la caída misma. No por casuali­ dad sino como una consecuencia sentimental las fábulas de !caro y Faetón entraron en consonancia poética funcional con la coordenada del estado desastrado, tan cara para nuestro poeta. La pintura había t0nsagrado también el caso de estas excelsas caídas y no cabe duda c¡ue un espíritu cultivado como el de Garcilaso no sólo conocía la tradición legendaria sino también los lienzos en que¡ tales caídas se
Mostrar más

21 Lee mas

La obra poética de Juan Arolas

La obra poética de Juan Arolas

Sin brújula y sin favor, Con balanceante quilla Lejos del puerto y orilla, Como cuna que se pierde Entre el agua azul y verde, La barca del pescador.. En vano quiso usar su vela y remo, [r]

39 Lee mas

«Obra poética» de Pino Ojeda

«Obra poética» de Pino Ojeda

mitad del siglo XX (Tenerife, Baile del Sol, 2003) y Desde su ventana. Antología de escritoras canarias del siglo XX (Madrid, La Palma-Instituto Canario de la Mujer, 2004). Además, junto a la edición de la obra antológica que aquí reseñamos, ha realizado otra antología de textos de Josefina de la Torre (Poemas. Josefina de la Torre, Santa Cruz de Tenerife, Interseptem, 2004), publicaciones a las que hay que agregar diferentes artículos y ponencias con los que, también, ha abordado la literatura canaria escrita por mujeres.
Mostrar más

5 Lee mas

La obra poética de Julio Cortázar

La obra poética de Julio Cortázar

Cortázar, mientras, continúa elaborando el punto central de su reflexión que es la distancia entre el lenguaje y el sentido, inexistente en la poesía y, al parecer, insoslayable -en cierta medida- en cualquier otro tipo de escritura. La novela y el drama contemporáneo intentarán superar esa limitación, pero el proceso no está exento de vacilaciones, aun en la percepción cortazariana. Poco después de Teoría del túnel, en una nota sobre la novela del argentino J. A Venasco, Sin embargo, Juan vivía, a la que juzga positivamente como "prueba de que en la Argentina empezamos a salir del pozo romántico-realista-naturalista-verista" (abril, 1948; en Alazraki, 1980a: 293), Cortázar empieza a aplicar su teoría a lo contemporáneo inmediato y afirma: "[...] Una sola cosa falta en su obra, y es carga poética" (ibid.). No obstante, a la hora de precisar para el lector (recuérdese que Teoría del túnel permanecía inédito) en qué podría consistir esa carga poética, establece una dicotomía discriminadora: "[...] pero ¿no será un progreso novelesco, no tendrá razón el autor al preferir el humor y el puro juego dialéctico a la incitación sentimental y lírica?" (ibid). Tempranamente, pues, Cortázar impone reticencias a su propio esbozo teórico (si es que no están requeridas por el lugar donde se produce la exposición), abre nuevas vías al posible progreso de la novela (que él mismo practicará), parece debatirse por ampliar -con hipotéticos oxímoros, nuevas
Mostrar más

1367 Lee mas

La obra poética de Antonio Gamoneda

La obra poética de Antonio Gamoneda

Estrechamente unido a estos recuerdos de la infancia destaca sobre el resto la figura de la madre, cuya presencia se convierte no sólo en esta obra, sino también en el conjunto de la poesía del autor, en uno de referentes más importantes. Para Fernando Castro, en Blues castellano, "surge la madre que parece destinada a reparar la imperfección del vivir" 203 . En el poema “Caigo sobre unas manos”, el recuerdo de la madre es un refugio, un “descanso de ser hombre”. Nuevamente en este poema ha utilizado el mismo procedimiento anterior, es decir, la consecuencia actual de una escena del pasado. Es este el que modela y hace el presente. La madre vuelve a aparecer más adelante en el poema “Blues de la casa”: “Aquí vive mi madre con sus lentes”, en una casa donde hay paredes con sufrimiento. También en el poema “Un tren sobre la tierra” [E, 197], de nuevo aparece otra referencia a la madre: “Los cabellos ásperos de mi madre / están rodeando su rostro sobre la almohada / y su viejo cuerpo ha caído en el sueño”. El sujeto poético viaja mientras, en tren, hacia el encuentro y, en un poderoso salto en el tiempo, se anticipa el abrazo emocionado entre madre e hijo. Después, el sujeto poético regresa al interior del tren para describir a estos “compañeros de viaje” humildes y míseros: “una mujer hinchada de tristeza”, “un viejo arde en su mirada roja”, y “un hombre duerme con un gran capazo”. Como
Mostrar más

526 Lee mas

A obra poética de Arnaldo Antunes

A obra poética de Arnaldo Antunes

Enfim, é uma manifestação literária em sintonia temporal com o movimento contracultural (questionamento de valores cristalizados como: trabalho, política, religião, casamento, sexo, al[r]

166 Lee mas

Ciencia y moral en la obra de Baroja

Ciencia y moral en la obra de Baroja

ISBN 91-973886-8-8.] Pío Baroja afirmó, ya en el último tramo de su vida, que estaba seguro de que en sus libros había una (1983b:36) “especie de filosofía literaria”, para añadir, a renglón seguido y con su característica modestia que “mejor o peor, elevada o pedestre, la hay en todos los autores, y que se puede con atención ponerla en claro”. Baroja que nunca tuvo pretensiones de sabio, suponía que (1983b:15) “el punto de vista del aficionado puede tener también su interés”. Ciertamente tiene interés el de Baroja, aunque sólo sea porque prácticamente nadie se atreverá a sospechar que dijo algo por alguna razón distinta a la de que le parecía verdadero, por halagar, por seguir la moda o por ganar fama o posición. Las ideas de Baroja pueden gustar o molestar, pero están siempre razonadas, no se presentan como un capricho o una veleidad del autor: detrás de ellas siempre asoma el mundo en el que son verdaderas. Si se toma como punto de partida para analizar el pensamiento barojiano lo que sus personajes hacen y dicen, es tan tremenda su abundancia y variedad que no es fácil evitar la sensación de que, en lo que podemos llamar la filosofía barojiana, existen contradicciones de cierta importancia. La sinceridad proverbial de Baroja acentúa esa impresión, porque al opinar con franqueza sobre una gran variedad de temas, personajes y situaciones, no se atuvo siempre a idéntica plantilla. Son muchísimos los críticos que han subrayado (seguramente tras la temprana caracterización orteguiana) la paradoja entre la persona y la obra de Baroja, entre su vida ordenada y las tormentosas vidas que retrata. De hecho, tal contraste ha tenido como consecuencia que la imagen del personaje real haya sufrido cierto impacto negativo y, así, hemos oído una y otra vez hablar del pesimismo de Baroja o del mal carácter del escritor. A todo ello se refiere seguramente Julio Caro Baroja (1997:79) cuando afirma que “en un país de energúmenos, como España, mi tío que era muy poco energúmeno, llegó a tener fama de ser el mayor de ellos”. Cabe sostener, y tal es la intención, al menos, de este trabajo, que la distancia entre autor y personajes tiende a desvanecerse en lo que se refiere a dos cuestiones esenciales que son las que dan título a estas páginas: la existencia, en ambos casos, de un profundo resorte moral que, de algún modo que trataremos de exponer, es enteramente compatible con la idea que Baroja se hace de la ciencia, y con el valor que le concede, hasta el punto que puede sostenerse que, en realidad, está asentado en una determinada idea de la ciencia.
Mostrar más

9 Lee mas

El retrato moral de la dama en la escuela poética siciliana

El retrato moral de la dama en la escuela poética siciliana

El poeta se sitúa en un plano de inferioridad frente a la dama y la contempla como a un ser superior cuya nobleza y altura le imponen un gran respeto: Tanto set'alta e grande ch'eo v'amo[r]

15 Lee mas

Justicia [poética] y memoria [inquietante]

Justicia [poética] y memoria [inquietante]

En cuanto se refiere a la dimensión individual del derecho a la verdad […] de las víctimas de violaciones graves de los derechos humanos a saber quiénes fueron los responsables, las circunstancias de tiempo, modo y lugar en que ocurrieron los hechos, las motivaciones de los mismos, el destino de las personas, […] y el estado de las investigaciones oficiales […] El derecho colectivo a saber busca que la sociedad en su conjunto “conozca la verdad de lo ocurrido así como las razones y circunstancias en las que los delitos aberrantes llegaron a cometerse, a fin de evitar que estos vuelvan a ocurrir en el futuro […] ‘las medidas preventivas y de no repetición empiezan con la revelación y reconocimiento de las atrocidades del pasado’ [...] la sociedad tiene el derecho a conocer la verdad ante tales crímenes con el propósito de que tenga la capacidad de prevenirlos en el futuro. (pp. 73-74) Es así como la memoria emana como resistencia y justicia en medio de un esce- nario de represión y aniquilación, en un entorno caracterizado por la constante violación a los derechos humanos. De acuerdo con lo anterior, Rodolfo Gamiño Muñoz (2015) señala que la memoria arropó dos premisas fundamentales: por un lado, luchar para que las acciones políticas de exterminio llevadas a cabo por los regímenes autoritarios, dictatoriales y totalitarios no quedaran en la impunidad; y, por otra parte, construir una verdad distinta que confronte a esa memoria oficial establecida por las políticas estatales. De esta forma, en América Latina emerge el imperativo de las comunidades afectadas por la violencia de reconstruir el pasado desde un sentido político, pues al ubicarse en la esfera pública dan cuenta de la confrontación entre la memoria hegemónica, tomada como “legítima”, y las memorias subalternas. Además, a partir de la vinculación de los países con los lineamientos internacionales -en el marco del dih y ddhh - sobre justicia transi-
Mostrar más

330 Lee mas

Feminicídio de Louise

Feminicídio de Louise

[...] Podem ter contribuído para a asfixia o saco plástico [...] e a substância química clorofórmio, detectada quando dos exames laboratoriais realizados no IML/PCDF. O saco plástico, quando colocado de modo a envolver a cabeça, seria eficiente para produzir a morte por asfixia por dois mecanismos distintos (mas não excludentes) de privação de oxigênio: (i) por sufocação, produzindo a obstrução física dos orifícios oronasais; e (ii) por confinamento, ao gerar um microambiente restrito ou fechado sem condições de renovação do ar respirável. O clorofórmio, se ingerido ou inalado, poderia atuar como depressor do sistema nervoso central, além de apresentar propriedades farmacológicas de anestesia, do tipo geral, quando em concentrações tóxicas nos tecidos. Assim, seria eficiente para causar inconsciência e analgesia, além de reduzir ou eliminar a propulsão respiratória e os reflexos que mantêm as vias respiratórias desbloqueadas. [...] No intuito de estabelecer-se o diagnóstico diferencial da morte violenta constatada, se decorrente de homicídio, suicídio ou acidente, tornam-se relevantes, além das já apresentadas, as seguintes observações: (i) a vítima apresentava seus punhos manietados por uma abraçadeira plástica (ou lacre), de cor preta. A presença de equimoses, de formatos lineares e de aspecto vermelho-claro, observadas nas faces anterior e medial do punho direito, é indicativa de que LOUISE foi manietada em vida, independente de consciência. Ainda, a localização das equimoses indica que, originalmente, seus punhos se achavam dispostos de forma diversa da que foram encontrados; (ii) a vítima encontrava-se com seus pés envoltos por um segmento de arame galvanizado, o qual perfazia duas voltas e encerrava em um nó simples, certamente prejudicando sua mobilidade; (iii) as características do matagal em que o cadáver foi encontrado [...] inviabilizariam a visualização do corpo, p. ex., por quem transitasse na Via L4 Norte. Ademais, o rastro sinuoso [...] indica que o cadáver foi arrastado desde o limite sudoeste da área de matagal até o ponto no qual se encontrava.
Mostrar más

61 Lee mas

La obra de Augusto Monterroso: una poética de la minificción

La obra de Augusto Monterroso: una poética de la minificción

Luego de estas breves reflexiones en torno a la poética y a su perspectiva minificcional, es pertinente analizar las particularidades que asume a partir de las creaciones del escritor guatemalteco Augusto Monterroso. Con tal propósito hemos de señalar que en las últimas tres décadas son muchos los escritores hispanoamericanos que vienen trabajando este tipo de producción literaria cuyo rasgo más notorio es la brevedad con intención artística, tal es el caso de Edmundo Valadés, Harold Kremer, Juan Armando Epple, Ana María Shua y Raúl Brasca, entre otros, y aunque esta tendencia artística, cuya denominación es conflictiva 2 , pareciera ser un fenómeno exclusivo de la actualidad debido a la gran cantidad de producción textual que se viene generando, es posible encontrar en la historia de la literatura hispanoamericana algunos antecedentes que remiten a autores de comienzos del siglo XX, a quienes bien podría considerarse los precursores modernos. Nombres como los de Macedonio Fernández, Julio Torri, Leopoldo Lugones, Luis Vidales y el mismo Rubén Darío, pueden ubicarse en dicha condición.
Mostrar más

77 Lee mas

Concha Lagos: exilio y obra poética

Concha Lagos: exilio y obra poética

La infancia de Concha Lagos transcurre en Córdoba. Las diferencias con sus hermanas tal vez hicieron que Concha se sintiera siempre más unida a su hermano Manuel. Ya de muy joven padece su separación cuando éste es trasladado a Madrid como interno en un colegio con el fin de continuar sus estudios. A él se siente especialmente vinculada y en este sentido y conectando exilio, vida y obra poética, la obra Al sur del Recuerdo (1955), contiene numerosas referencias a la infancia de Concha. El elemento predominante en esta obra es la naturaleza que envuelve los versos de la autora en “el paisaje, perdido y añorado, recobrado en la memoria y en el sueño, en el poema, del pasado, de la infancia, del luminoso Sur, de la vida en su plenitud ” (MIRÓ: 1976, 11).
Mostrar más

15 Lee mas

LOUISE HAY - VIVIR

LOUISE HAY - VIVIR

Cuando tengo algún problema, y todos los tenemos, inmediatamente digo: «Sólo algo bueno va a resultar de esta situación, que se resuelve para el mayor bien de todas las personas im[r]

73 Lee mas

Show all 10000 documents...