PDF superior Problemas en las teorías de los hacedores de verdad

Problemas en las teorías de los hacedores de verdad

Problemas en las teorías de los hacedores de verdad

mapear (esto es, generar correspondencia entre) hacedores de ver- ra a <Sócrates existe & el universo comenzó con una explosión>, y por tanto, Sócrates sería el hacedor de verdad de <El universo co- menzó con una explosión>; colapso de la teoría una vez más. Una segunda salida posible al problema es la desactivación de la Tesis de la Conjunción, tal y como lo hace Rodriguez-Pereyra, G. (2006) al sostener que el hacedor de verdad de una conjunción no es el hacedor de verdad de cada uno de los conjuntos. Pero en este últi- mo caso, el ataque a dicha Tesis se realiza en el marco global del ataque a PI, y depende en parte de éste: de PI se sigue parte de la Tesis, que sostiene que si e es un hacedor de verdad para <P & Q> entonces es un hacedor de verdad para <P> y un hacedor de ver- dad para <Q>. Y si de lo que se trata es de salvar la versión débil de la teoría, PI debe mantenerse intacto, pues es lo que sustenta la definición de la relación de hacer verdad de tipo (1). Por tanto, no parece haber salida posible: la conservación de PI, fundamental para esta versión de la teoría, impide la desactivación de la Tesis de la Conjunción, y por tanto, ni siquiera la eliminación de las pro- posiciones necesarias del ámbito explicativo de la teoría impide que ésta colapse. Por otro lado, la restricción de la teoría a las ver- dades puramente contingentes eliminaría, de funcionar, uno de los problemas de ésta, pero subsisten los demás. Sin contar además con que la utilidad de la teoría disminuiría también demasiado. Se suma a esto que aun con la desactivación de la Tesis de la Conjun- ción, basta con la adhesión a la Tesis de la Disyunción para condu- cir al mismo resultado, y por el mismo argumento señalado arriba (aunque reemplazando en este caso las proposiciones conjuntivas por las disyuntivas): la trivialización de la teoría de los hacedores de verdad y su colapso sigue siendo una consecuencia de la ver- sión débil de la teoría, por su compromiso con PI. Por último, la misma Tesis de la Conjunción, derivada en parte 26 de PI, no parece 26. De la Tesis de la Conjunción entendida como bicondicional, se de- riva solamente una de las lecturas, esto es aquella que sostiene que si e es un hacedor de verdad para <P & Q>, entonces es un hacedor de verdad para <P> y es un hacedor de verdad para <Q>. La lectura inversa (que si e es un hacedor de verdad para <P> y para <Q> entonces es un hacedor de verdad para <P & Q> parece ser aceptada sin mayores problemas, in-
Mostrar más

8 Lee mas

Teorías de la verdad y supuestos aléticos de Freud: implicancias para el psicoanálisis actual

Teorías de la verdad y supuestos aléticos de Freud: implicancias para el psicoanálisis actual

En lo que al problema de la verdad respecta, podemos decir quela tesis común a toda teoría pragmatista es la definición de verdaden términos no clásicos. Comúnmente se acepta la idea deque la posición pragmatista define a la verdad como aquello quefunciona. Es por ello que el papel de las consecuencias prácticases un elemento central; en oposición a otros criterios de verdad.Dicho en otras palabras, un enunciado es verdadero si constituyeun principio de acción exitosa. Generalmente se ha aceptado que laresolución de problemas está estrechamente ligada a la capacidadpredictiva de un cuerpo de ideas: ellas son verdaderas cuando laspredicciones son acertadas (sin que ello involucre referencialidadisomórfica de cualquier tipo). Estrictamente hablando, las hipótesisno serían más que conjuntos de reglas para relacionar fenómenosde forma ventajosa.
Mostrar más

11 Lee mas

Las teorías científicas nacen como respuesta a problemas de la experiencia. Una objeción A Paul Thompson

Las teorías científicas nacen como respuesta a problemas de la experiencia. Una objeción A Paul Thompson

8 Thompson sí admite —y en la aceptación de esto hay mayor unanimidad de pensamiento en la familia semanticista— que la aserción o hipótesis empírica que vincula cierta parcela del mundo con la forma en la que las leyes de la teoría dicen que efectivamente se comporta es susceptible de adquirir un valor de verdad, y que tal aserción es extrateórica. Por supuesto, la perspec- tiva estructuralista también admite una vinculación extrateórica (vía asercio- nes empíricas hipotéticas) entre la teoría y la experiencia (y en algún sentido también admite que hay una “relación puente” en la “nutrición” conceptual de una teoría a expensas de otra, aunque este puente no se da entre la teoría y la observación —como sí sucedía en el programa carnapiano— sino entre una teoría y otra teoría [Moulines 1985]). Estas aserciones son las que afirman que cierta parcela de la “realidad” es un modelo actual de la teoría, es decir, que esa parcela se comporta como dicen las leyes de la teoría que se comporta. Tales aserciones (en tanto que enunciados o proposiciones) sí son susceptibles de ser verdaderas o falsas según los resultados de la contrastación, sea ésta experimental o no (aunque aquí siguen siendo válidas todas las típicas objeciones propias de la evaluación de la contrastación de las hipótesis). Incluso tal prédica podría, derivativamente, trasladarse a la teoría. Sin embar- go, tal extensión debe hacerse con ciertas reservas y aclaraciones limitativas: lo que uno puede decir es que la teoría es falsa o verdadera para la parcela a la que se pretende aplicar si la aplicación fracasa o si resulta exitosa, respecti- vamente. Sin embargo, incluso en el caso en que la teoría no abarque entre sus modelos reales ni siquiera un sistema a los que se pretendía aplicar (nulo valor empírico), siempre será posible imaginar un nuevo escenario (empírico) al cual se pretenda aplicar la teoría (Moulines 2002). Por otra parte, debe hacerse una distinción entre esta aserción empírica y el conjunto de aplica- ciones pretendidas. Para el estructuralismo (y en esto se iguala con el resto de los miembros de las concepciones semánticas), la primera es extrateórica, mientras que, y como sostenemos en este trabajo (y aquí hay distancia entre el estructuralismo y el resto de las corrientes semánticas), la segunda no. 9 Note el lector que la “tentación” de “aplicación cósmica” de la que habla
Mostrar más

18 Lee mas

Problemas y perspectivas de las teorías expresivas de la pena

Problemas y perspectivas de las teorías expresivas de la pena

3. Teorías expresivas de la pena Las denominadas teorías expresivas de la pena 65 intentan ofrecer justificaciones del castigo estatal como institución (esto es: como práctica social), aunque no parten de una distinción explícita entre pena como institución y pena como acto particular. Algunas intentan, incluso, brindar una justificación deontológica al menos de la desaprobación (Tadel) como institución, lo que muestra que, para la teoría de la pena, justificaciones deontológicas de prácticas generales no son, en verdad, ninguna rareza. A mi modo de ver, una teoría expresiva de la pena es, de hecho, la mejor posicionada para lograr una buena solución a este problema de la justificación deontológica de la pena como institución, especialmente si está estructurada desde una perspectiva discursiva. 66 Ésta, como enseguida se verá, es ciertamente comunicativa, pero particularmente exigente en cuanto a las reglas y requisitos que dicha comunicación debe respetar (véase más abajo, 4.3). Concretamente es el discurso práctico el que resulta especialmente idóneo, como marco procedimental, para alcanzar justificaciones deontológicas convincentes. Las teorías expresivas de la pena, por su estructura comunicativa, están en óptimas condiciones para ser teorías discursivas. Se analizará, por tanto, si en su fundamentación han aprovechado esa ventaja o si, por el contrario, no han sabido valerse de ella todo lo que hubiese sido posible y deseable.
Mostrar más

44 Lee mas

La filosofía de la biología de Ernst Mayr: problemas biológicos y filosóficos en las teorías de la evolución

La filosofía de la biología de Ernst Mayr: problemas biológicos y filosóficos en las teorías de la evolución

A partir de este momento comienza una segunda etapa en las discusiones a favor y en contra del darwinismo. La formación científica de Morgan, le sirvió para afirmar que aunque la evolución podía ser considerada como un hecho, el mecanismo de la selección natural propuesto por Darwin, se mostraba insuficiente e incompleto porque no podía ser sometido a una verificación experimental. 167 Las objeciones de Morgan también se referían a la teoría mendeliana y a la teoría de los cromosomas de su tiempo. Para él, ambas teorías intentaron explicar el fenómeno biológico postulando la existencia de unidades o entidades materiales en la célula que controlaran dichos eventos. Pero, según él, estas hipótesis le recordaban la teoría de la preformación (teoría en la que la totalidad del adulto está presente en el óvulo o el espermatozoide) que dominó en los siglos XVIII y XIX. No obstante, Morgan estaba convencido de que los cromosomas estaban implicados en los procesos de la herencia y, arguyó de modo singular, en 1909, que los cromosomas no podrían ser responsables de la herencia de factores. Inclusive afirmó que la teoría mendeliana era puramente hipotética, aunque sobre ella se pudieran obtener resultados hereditarios; su naturaleza –según Morgan– no describía adecuadamente la verdad del mecanismo de la herencia. Hacia 1909, Morgan enfila un duro ataque contra la teoría mendeliana y sus seguidores, pues encuentra que, tanto ésta como la aproximación de muchos reconocidos “mendelianos”, era muy poco rigurosa. Según Morgan, el hecho de que cada par de cromosomas separados vaya –durante la meiosis–, a las diferentes células sexuales (óvulos o espermas), de idéntica manera a como fueron descritos los factores mendelianos, no es suficiente fenómeno para afirmar que los procesos descritos en uno y otro momento, tuvieran algo que ver. Aparentemente, Morgan no estaba interesado en los fenómenos de la herencia por sí misma, sino, por el contrario, su interés
Mostrar más

374 Lee mas

Leyes y hacedores de verdad: una interpretación crítica del realismo nomológico de M. Tooley

Leyes y hacedores de verdad: una interpretación crítica del realismo nomológico de M. Tooley

125 La cuestión epistemológica Un segundo momento en el desarrollo de la concepción que nos ocupa es el problema epistemológico, que consiste en saber cuándo un enunciado general “(x) (Fx ⊃ Gx)” está soportado por relaciones entre universales y es, por ende, una ley y cómo se diferencia de las generalizaciones accidentalmente verdaderas. Una apreciación a tener en cuenta es que los universales que intervienen en relaciones nomológicas son inobservables. En vistas de esta circunstancia, Tooley recomienda que los términos que designan universales sean tratados como los términos no observacionales de una teoría científica, es decir, mediante algún procedimien- to reductivo para determinar su significado, por ejemplo, la oración de Ramsey. De este modo propone una suerte de naturalización de las propiedades y relaciones entre universales en tanto hacedores de verdad de las leyes. Siguiendo el criterio de naturalización, la propuesta de Tooley es que necesitamos teorías y métodos que permitan confirmar o refutar las hipótesis que asignan una condición nomo- lógica a los enunciados que están bajo escrutinio, “el tipo de consideraciones que guía la elección entre varias teorías fácticas es el mismo que guía nuestra elección entre hipótesis acerca de enunciados nomológicos” (Tooley, 2004, p. 59). Y como ocurre habitualmente en la investigación científica, es frecuente que se presenten dos o más hipótesis rivales. El procedimiento a aplicar es la inferencia a la mejor explicación, de acuerdo con las mismas reglas que se emplean para elegir la mejor explicación de un fenómeno observable, según criterios basados en la simplicidad y la ponderación de la evidencia disponible.
Mostrar más

12 Lee mas

¿Qué es la Verdad?

¿Qué es la Verdad?

conflictivas." Esta es la acusación principal, a la cual contestamos ¿y por qué no? La teosofía es conocimiento divino y el conocimiento es verdad. Por lo tanto, cada hecho verdadero, cada palabra sincera, es parte integrante de la teosofía. La persona versada en la alquimia divina o que haya alcanzado sólo un vislumbre de la verdad, encontrará y extraerá esta última, tanto de una declaración errónea como de una correcta. A pesar de lo pequeño que sea un fragmento de oro en un montón de basura, es siempre el noble metal y vale la pena rescatarlo aun cuando se requiera un poco de trabajo adicional. Como se ha dicho, a menudo es tan útil saber lo que una cosa no es como aprender lo que es. El lector común difícilmente podrá esperar encontrar algún hecho en una publicación sectaria bajo todos sus aspectos, en favor y en contra, ya que, de una forma u otra, su presentación ha de ser, seguramente, influenciada y las escalas tenderán a inclinarse hacia el lado al cual se dirige la proclividad del editor. Por lo tanto, quizá una revista teosófica sea la única publicación donde se pueda esperar encontrar, al menos, la verdad y los hechos imparciales, aún siendo aproximativos. La verdad escueta se refleja en Lucifer bajo sus múltiples aspectos; ya que de sus páginas no se excluye a ninguna filosofía y a ninguna concepción religiosa. Además, como toda filosofía y religión, a pesar de lo incompleto, lo inadecuado y hasta de lo insensato que ocasionalmente algunas de ellas pueden ser, debe estribar en alguna verdad y en algún hecho, el lector tiene la oportunidad de comparar, analizar y escoger, entre las varias filosofías que aquí se discuten. Lucifer ofrece tantas facetas de la Unica joya universal en conformidad con su espacio limitado y dice a sus lectores: "Escoged, en este día, a quien serviréis: ¿ya sea a los dioses que estaban del otro lado de la inundación que sumergió a los poderes del razonamiento humano y al conocimiento divino, o a los dioses de los Amorites de la costumbre y de la falsedad social o aún, al Señor del Ser (superior), el brillante destructor de los poderes lóbregos de la ilusión? Seguramente, la mejor filosofía es aquella que tiende a disminuir en lugar de incrementar, el total de la miseria humana.
Mostrar más

8 Lee mas

Problemas y problematizaciones. Una historia de los regímenes de verdad médicos desde Georges Canguilhem y Michel Foucault

Problemas y problematizaciones. Una historia de los regímenes de verdad médicos desde Georges Canguilhem y Michel Foucault

lo singular-problemático, desplazarlo, excluirlo. El orden de los problemas en este caso se invierte. Éstos ya no son un a priori que demanda una intervención de la técnica. Lo normal establecido por la ciencia creará los problemas y pretenderá identifi car todo aquello que perturbe su orden para hacerle frente. En el segundo capítulo de la primera parte de Lo normal y lo patológico, referido a Comte y el principio de Broussais, esto era enunciado de una manera parcial. La apropiación de Comte de los postulados desarrollados por Broussais estaba inspirada en una apuesta política (Canguilhem, 2011: 30). Comte realiza una afi rmación de la “identidad real de los fenómenos patológicos y de los respectivos fenómenos fi sio- lógicos” (2011: 25). En este caso, la norma está siempre primero. Lo patológico es sólo una variación de dicha originalidad normativa, un exceso o un defecto de la misma. Los problemas vitales deben servir para determinar la normalidad: “Comte insiste en muchas oportunidades acerca de la obligación de determinar previamente lo normal y sus verdaderos límites de variación antes de explorar metódicamente los casos patológicos” (2011: 30).
Mostrar más

26 Lee mas

Médicos por La Verdad. Biólogos por La Verdad.

Médicos por La Verdad. Biólogos por La Verdad.

La vacuna de AstraZeneca tiene una secuencia de proteína activadora del plasminógeno etiquetada en la secuencia codificante de la Spike protein. El activador del plasminógeno es importante en la coagulación sanguínea, si se producen anticuerpos contra éste, o se produce su silenciamiento génico, se ocasionarán problemas en la coagulación, trombosis principalmente, pero también se podrían producir hemorragias, lo que ocasionaría un accidente cerebrovascular o ataque cardiaco. Esto se está observando actualmente como efecto adverso de dicha vacuna, por lo que varios países han decidido interrumpir su inoculación. (concretamente, 17 países europeos han suspendido la vacunación con AstraZeneca, a 16/3/2021) (51)
Mostrar más

31 Lee mas

ALGUNAS TEORÍAS ÉTICAS. Principales teorías éticas

ALGUNAS TEORÍAS ÉTICAS. Principales teorías éticas

• Además, para Platón, el bien individual (la vida buena de cada uno tomado aisladamente) no puede alcanzarse más que dentro de una ciudad justa.. • Para que una ciudad llegue a realiz[r]

18 Lee mas

Del sujeto de la verdad a la verdad del sujeto

Del sujeto de la verdad a la verdad del sujeto

A pesar de ello, la satisfacción o el terror de enfrentar la desilusión de tales significantes absolutos, así como, la imposibilidad de todo saber y de la irreductibilidad de la función de la falta, al incidir sobre el significante – como estructura de la subjetividad y su función de representación - no implica negarlo absolutamente, debido a su importante relación de articular el deseo y la Ley, en el ordenamiento de la estructura que, inaugura la condición de lo humano en el lenguaje. Cuestionar al sujeto de la verdad, no es negar el significante, al contrario, representa la posible suspensión del significado, por un momento sin sentido, que posibilitará restaurar y re-significar el ente.
Mostrar más

11 Lee mas

La imagen visual entre la verdad y la no verdad

La imagen visual entre la verdad y la no verdad

François Soulages estima, al considerar que toda toma fotográfica es una ficción y parafraseando los dichos de Paul Klee sobre la pintura, que “la ficción puede ser fuente de verdad”, en la medida en que “hace visible” (Cf. Soulages, 2005: 119). Los mundos imaginarios que nos abren las producciones visuales del arte (sean figurativas o no) son potencialmente críticos del mundo dado; de tal modo, visibilizan lo que hemos naturalizado de modo que ya no vemos, ni siquiera cuando eso naturalizado nos oprime. Son, entonces, productos creativos que nos dicen del mundo incluso aquello que las verdades establecidas sobre él por otros medios nos ocultan:
Mostrar más

20 Lee mas

TEORÍAS EDUCATIVAS (TEORÍAS DEL APRENDIZAJE)

TEORÍAS EDUCATIVAS (TEORÍAS DEL APRENDIZAJE)

Retomamos nuestra segunda pregunta: ¿Cómo la gente llega a saber?. Las ciencias psicológicas relacionadas con el aprendizaje, y especialmente con el aprendizaje escolar señalan una serie de teorías o interpretaciones distintas del mismo fenómeno del aprendizaje humano. Estas interpretaciones están ligadas a teorías o escuelas psicológicas diferentes, nacen en un contexto temporal determinado y se pueden formular a través de una serie de enfoques que expresan con claridad los principios y las consecuencias de cada interpretación, sobre todo por lo que se refiere al proceso de instrucción-aprendizaje.
Mostrar más

9 Lee mas

Yo soy la verdad

Yo soy la verdad

A partir del perfil del intelectual, en el segundo capítulo, «El futuro de los intelectuales», analiza y justifica las razones por las que tradicionalmente se los ha acusado de desarraigo, para concluir que la única razón de verdadero desarraigo no se debe a su condición de intelectuales sino a la trasgresión de la verdad, su patria genuina (veritas, patria mea); al decir de Montesquieu, «todo ciudadano está obligado a morir por su patria, pero nadie está obligado a men- tir por ella»; y es bien conocida la confesión de Aristóteles: «Amicus Plato, sed magis amica veritas». Son muchos quienes consideran definitivamente su- perada la idea de una verdad objetiva y universal e incluso piensan que no tiene sentido proponerla como principio regulativo del trabajo intelectual. Sin em- bargo, una vez sustituida la verdad por la apariencia no es raro que se caiga en una fórmula intermedia de supervivencia, más pequeña y más accesible, fácil- mente reconciliable con su propia conciencia. Para lograrlo, quienes crearon la ciencia moderna rompie- ron el paradigma de la unidad del saber.
Mostrar más

25 Lee mas

El imaginario de los hacedores del grafiti en su práctica de la ciudad : El caso de los grafiteros de Hermosillo, Sonora, México

El imaginario de los hacedores del grafiti en su práctica de la ciudad : El caso de los grafiteros de Hermosillo, Sonora, México

quehacer dialógico, una dimensión poco abordada en los estudios revisados. La segunda parte alude a la dimensión metódica, la cual colocamos dentro de los criterios de las metodologías horizontales, un enfoque que recupera y reconoce al otro como un legítimo otro en convivencia, con ello queremos evitar la “violencia epistémica”, la hegemonía de las estructuras del conocimiento. Se trata de dar cuenta de que los saberes son diversos, así como sus formas de producción y organización. En ese mismo apartado traducimos de manera general los supuestos de la noción de imaginario en los que centramos nuestra atención, así como los objetivos y las técnicas de análisis e interpretación de los datos. En la tercera parte, colocamos los hallazgos organizados en función de los imaginarios para mostrar la relación ciudad y arte, como si fuera una red de relaciones, a partir de la voz de los hacedores de grafiti, finalmente presentamos las conclusiones de este trabajo.
Mostrar más

13 Lee mas

Un ensayo sobre la fragilidad, la verdad esencial y la verdad del conocimiento

Un ensayo sobre la fragilidad, la verdad esencial y la verdad del conocimiento

Más allá del ejercicio teórico de proliferar hipótesis, tanto Khun como Feyerabend advierten de la inconmensurabilidad de las teorías diferentes surgidas en distintas circunstancias de investigación sociales y personales. Bajo diferentes condiciones de observación, experimentación, medición y sobretodo de verificación, los propios paradigmas reinantes son los principales condicionantes para un análisis libre de los logros de la investigación. Cierto es que el ámbito de una teoría dominante propicia el dogmatismo y condiciona, si no la anula, la capacidad crítica de los investigadores para contribuir a su progreso. Mediante la puesta en duda y la reflexión de los paradigmas, de la percepción de su fragilidad se pueden generar nuevas teorías. Se debe violentar, como buena práctica, el diseño experimental protegido por los OREELHV de investigadores, que no de científicos, que conducen y derivan el conocimiento en un progreso acotado de modo no permisivo con hipótesis disidentes de los que la investigación esta llena.
Mostrar más

8 Lee mas

Nietzsche en Foucault: pensar la verdad sin apoyarse en la verdad

Nietzsche en Foucault: pensar la verdad sin apoyarse en la verdad

“Hay que perder la costumbre de no pensar jamás el nihilismo como no sea bajo el aspecto en que se lo considera hoy en día: sea bajo la forma del destino propio de la metafísica occidental, un destino al cual sólo podría escaparse con el regreso a aquello cuyo olvido hizo posible esa misma metafísica, sea bajo la forma de decadencia característico de un mundo occidental incapaz en lo sucesivo de creer en sus propios valores. Es menester considerarlo como un episodio, una forma históricamente bien situada el problema planteado desde mucho tiempo atrás en la cultura occidental: el de la relación entre voluntad de verdad y estilo de existencia. Es algo que puede enunciarse brevemente: allí donde la inquietud por la verdad la pone sin cesar en cuestión, ¿cuál es la forma de existencia que permite ese cuestionamiento? La cuestión del nihilismo no es: si Dios no existe, todo está permitido. Su fórmula es más bien un interrogante: si debo enfrentarme al “nada es verdad” ¿cómo vivir?” 17 .
Mostrar más

7 Lee mas

Agradecemos a los hacedores de los programas e iniciativas de los países, por su disposición, apertura y confianza, y nuestro reconocimiento hacia la

Agradecemos a los hacedores de los programas e iniciativas de los países, por su disposición, apertura y confianza, y nuestro reconocimiento hacia la

En la provincia de Córdoba, el Programa de Inclusión / Terminalidad de la Educa- ción Secundaria y Formación Laboral para Jóvenes de 14 a 17se implementa en 81 Institucion[r]

230 Lee mas

Todo lo que hay que saber sobre la concertación de visitas. La verdad y nada más que la verdad.

Todo lo que hay que saber sobre la concertación de visitas. La verdad y nada más que la verdad.

Todo lo que hay que saber sobre la concertación de visitas. La verdad y nada más que la verdad. 2 En el mercado actual, la avalancha de ofertas ha llevado a que la captación a “puerta fría” haya dejado de ser rentable para los equipos comerciales, generando pérdidas de tiempo y dinero para las empresas.

10 Lee mas

La verdad de la ficción y la verdad del discurso historiográfico

La verdad de la ficción y la verdad del discurso historiográfico

arbitrariedad y tendencia a desarrollar “la imaginación”, práctica que no representa una virtud sino un defecto. “El defecto de la Historia de Belgrano es estar sacada de los documentos oficiales […] en los que nunca aparece la verdad histórica” (Shumway 1995, 231). La in- sistencia de Mitre en su documentalismo es una manera de atenuar o de enmascarar la intencionalidad de sus escritos. El director del diario La Nación produjo un doble movimiento conceptual por el cual redujo el imaginario rioplatense a sus modos de representación y estos, al concepto preformativo genealógico. La utopía retrospec- tiva, no ya hipotética como la de López, dotada por el efect du reel, como diría Barthes, se convierte en el primer modelo discursivo fundacional que ejerce una notable influencia en la construcción identitaria de la nación.
Mostrar más

19 Lee mas

Show all 10000 documents...