Top PDF Sigmund Freud - El Yo y El Ello

Sigmund Freud - El Yo y El Ello

Sigmund Freud - El Yo y El Ello

El yo y el ello es la última de las grandes obras teóricas de Freud. Ofrece una descripción de la psique y su operación que a primera vista es nueva y aun revolucionaria; y, en verdad, todos los escritos psicoanalíticos posteriores a su publicación llevan su impronta inconfundible -al menos en lo tocante a la terminología-. Pero como tan a menudo sucede con Freud, es posible rastrear el origen de estas ideas y síntesis aparentemente novedosas en trabajos suyos anteriores, a veces incluso de mucho tiempo atrás. Precursores del cuadro general de la psique que aquí se presenta fueron, sucesivamente, el «Proyecto de psicología» de 1895 (Freud, 1950a), el capítulo VII de La interpretación de los sueños ( 1900a) y los trabajos metapsicológicos de 1915. En todos ellos se consideraron, inevitablemente, los problemas conexos del funcionamiento y la estructura de la psique, aunque con variable hincapié en uno u otro aspecto. La circunstancia histórica de que en sus orígenes el psicoanálisis estuvo vinculado al estudio de la histeria lo llevó de inmediato a formular la hipótesis de la represión (o, en términos más generales, la defensa) como función psíquica, y esto a su vez condujo a una hipótesis tópica: un esquema ~e la psique dividida en dos partes, una de las cuales era la reprimida y la otra la represora. A todas luces, íntimamente ligada a estas hipótesis estaba la cualidad de «conciencia»; y no era difícil equiparar la parte reprimida de la psique con lo «inconciente» y la represora con lo «conciente». Freud representó esta concepción en sus primeros diagramas del aparato psíquico, contenidos en La interpretación de los sueños (AE, 5, págs. 531-4) y en su carta a Fliess del 6 de diciembre de 1896 (Freud, 1950a,, Carta 52), AE, 1, págs. 274-8; y este esquema en apariencia simple fue el cimiento en que se asentaron todas sus ideas teóricas iniciales: desde el punto de vista funcional, una fuerza reprimida trataba de abrirse paso hacía la actividad pero era frenada por una fuerza represora; desde el punto de vista estructural, a un «inconciente» se oponía un «yo».
Show more

46 Read more

Religiosidad: Una visión desde el psicoanálisis de Sigmund Freud

Religiosidad: Una visión desde el psicoanálisis de Sigmund Freud

En relación a las modificaciones del ello, estas se originan por las muchas angustias que padece el individuo, referentes a que aun cuando desea la completa satisfacción de sus más profundas inclinaciones se halla ante la necesidad de reconocer la innegable realidad, pues sino reconoce los hechos exteriores de la realidad, terminará siendo avasallado por los infortunios y sufrimientos a que ésta da origen. En este punto se configura el “yo” como resultado del impacto del mundo externo sobre los hombres y sus impulsos. Por consiguiente, el “yo” es la transformación del “ello” producto del influjo directo del mundo externo, que lo obliga a regirse ante la realidad. Aquí surge otra angustia. Dado que el “ello” reclama al “yo” la satisfacción de todos sus apetitos egoístas pero, el “yo” debe actuar en afinidad al principio de realidad dado que si el sujeto no es capaz de reconocer la realidad que se abalanza sobre si, terminará sumido en incontables sufrimientos.
Show more

60 Read more

Entre el silencio y el rechazo. Sigmund Freud ante el arte de las vanguardias

Entre el silencio y el rechazo. Sigmund Freud ante el arte de las vanguardias

En cuanto a la influencia de los métodos histórico-artísticos en Freud, debemos destacar la presencia de los principios de la escuela vienesa de historia del arte en los escritos freudianos relativos al arte. Aunque este punto será desarrollado a lo largo de la tesis, debemos señalar que aunque Freud no fuera plenamente consciente de ello, siguió los parámetros dictados por dicha escuela tal y como la propuso a finales del siglo XIX y las dos primeras décadas del XX la Universidad de Viena. El fundador de dicha escuela, Franz Wickhoff (1853-1909) tres años mayor que Freud, propuso unir la experticia (connoisseurship) con la arqueología, la filosofía, el trabajo de campo y las disciplinas conjeturales, a efecto de llegar a análisis de cariz científico. El propósito consistía en la obtención de diagnósticos sobre los objetos artísticos tan precisos como los que demandaban los gigantes de la Escuela Vienesa de Medicina. Sus principios fueron estrictamente continuados por Alois Riegl (1858-1905), quien a su vez se había visto influido por Heinrich Wölfflin y por Edgar Wind. Todos estos personajes, al igual que Dvorak, el experto y acuñador del término “manierismo”, continúan vigentes para el historiador del arte actual, que según Teresa del Conde, solo aleatoriamente suele acudir a Freud, y suele suceder que cuando lo hace, basa por lo común sus incursiones en este orden de cosas, no en los estudios de psicología aplicada que el padre del psicoanálisis llevó a cabo, sino quizá, y eso en el mejor de los casos, en los freudismos asumidos como parte de la cultura contemporánea. 5
Show more

372 Read more

Aportes de Sigmund Freud al estudio de las perversiones

Aportes de Sigmund Freud al estudio de las perversiones

En resumen: no hay un ser del hombre y otro de la mujer; no hay una esencia y tampoco una biología que determine en absoluto la sexualidad. En el caso de los seres hablantes, no hay complementariedad sexual entre hombre y mujer, y por ello puede buscarse un encuentro entre dos o más sujetos, con di- versos gustos y preferencias sexuales. Tampoco hay una práctica de la sexualidad que sea “normal” y “buena” y otra “patológica” y “desviada”. Al psicoanálisis no le corresponden este tipo de jui- cios, siendo que no hay una práctica sexual que se erija como la única capaz de satisfacer a todos, puesto que la pulsión sexual puede satisfacerse por distintas vías. La calificación de enferme- dad y anormalidad, respecto a las perversiones, están dictadas en mayor medida por normas de carácter moral, y no puramente por un determinismo biológico o algún esencialismo.
Show more

38 Read more

Sigmund Freud EL PORVENIR DE UNA ILUSIÓN ( 1927 )

Sigmund Freud EL PORVENIR DE UNA ILUSIÓN ( 1927 )

del pensamiento, que hayan experimentado desde muy temprano los beneficios de la cultura, adoptarán también una distinta actitud ante ella, la considerarán como su más preciado patrimonio y estarán dispuestas a realizar todos aquellos sacrificios necesarios para su perduración, tanto en trabajo como en renuncia a la satisfacción de los instintos. Harán innecesaria la coerción y se diferenciarán muy poco de sus conductores. Si hasta ahora no ha habido en ninguna cultura colectividades humanas de esta condición, ello se debe a que ninguna cultura ha acertado aún con instituciones capaces de influir sobre los hombres en tal sentido y precisamente desde su infancia. Podemos preguntarnos si nuestro dominio sobre la Naturaleza permite ya, o permitirá algún día, el establecimiento de semejantes instituciones culturales, e igualmente de dónde habrán de surgir aquellos hombres superiores, prudentes y desinteresados que hayan de actuar como conductores de las masas y educadores de las generaciones futuras. Puede intimidarnos la magna coerción inevitable para la consecución de estos propósitos. Pero no podemos negar la grandeza del proyecto ni su importancia para el porvenir de la cultura humana. Se nos muestra basado en el hecho psicológico de que el hombre integra las más diversas disposiciones instintivas, cuya orientación definitiva es determinada por las tempranas experiencias infantiles. De este modo, los límites de la educabilidad del hombre supondrán también los de la eficacia de tal transformación cultural. Podemos preguntarnos si un distinto ambiente cultural puede llegar a extinguir, y en qué medida, los dos caracteres de las colectividades humanas antes señaladas que tanto dificultan su conducción. Tal experimento está aún por hacer. Probablemente cierto tanto por ciento de la Humanidad permanecerá siempre asocial, a consecuencia de una disposición patológica o de una exagerada energía de los instintos. Pero si se consigue reducir a una minoría la actual mayoría hostil a la cultura se habrá alcanzado mucho, quizá todo lo posible.
Show more

28 Read more

Sigmund Freud. Las fantasias histericas y su relacion con la

Sigmund Freud. Las fantasias histericas y su relacion con la

El nexo de las fantasías con los síntomas no es simple, sino múltiple y complejo, probablemente a consecuencia de las dificultades con que tropieza el afán de las fantasías inconcientes por procurarse una expresión. (ver nota)(7) Por regla general, o sea, dado un desarrollo completo y un prolongado lapso de permanencia en la neurosis, un síntoma no corresponde a una única fantasía inconciente, sino a una multitud de estas; por cierto que ello no de una manera arbitraria, sino dentro de una composición sujeta a leyes. Es muy posible que al comienzo del caso clínico no se encuentren desarrolladas todas esas complicaciones.
Show more

7 Read more

Sigmund Freud Psicología de las masas y análisis del yo

Sigmund Freud Psicología de las masas y análisis del yo

En un tercer caso, particularmente frecuente y significativo, de formación de síntomas, la identificación se efectúa independientemente de toda actitud libidinosa con respecto a la persona copiada. Cuando, por ejemplo, una joven alumna de un pensionado recibe, de su secreto amor, una carta que excita sus celos y a la cual reacciona con un ataque histérico, algunas de sus amigas, conocedoras de los hechos, serán víctimas de lo que pudiéramos denominar la infección psíquica y sufrirán, a su vez, un igual ataque. El mecanismo al que aquí asistimos, es el de la identificación, hecha posible por la actitud o la voluntad de colocarse en la misma situación. Las demás pueden tener también una secreta intriga amorosa y aceptar, bajo la influencia del sentimiento de su culpabilidad, el sufrimiento con ella enlazado. Sería inexacto afirmar que es por simpatía por lo que se asimilan el síntoma de su amiga. Por lo contrario, la simpatía nace únicamente de la identificación, y prueba de ello es que tal infección o imitación se produce igualmente en casos en los que entre las dos personas existe menos simpatía que la que puede suponerse entre dos condiscípulas de una pensión. Uno de los Yo ha advertido en el otro una importante analogía en un punto determinado (en nuestro caso se trata de un grado de sentimentalismo igualmente pronunciado); inmediatamente, se produce una
Show more

40 Read more

INTRODUCCIÓN AL PSICOANÁLISIS I Sigmund Freud

INTRODUCCIÓN AL PSICOANÁLISIS I Sigmund Freud

producen también en personas que, lejos de hallarse fatigadas, distraídas o sobreexcitadas, se encuentran en estado normal, y que solamente a posteriori, esto es, precisamente después del acto fallido, es cuando se atribuye a tales personas una sobreexcitación que las mismas niegan en absoluto. La afirmación que pretende que el aumento de atención asegura la ejecución adecuada de una función y que, en cambio, cuando dicha atención queda disminuida aparece el peligro de perturbaciones e inexactitudes de todo género, nos parece un tanto simplista. Existe un gran número de actos que ejecutamos automáticamente o con escasísima atención, circunstancias que en nada perjudican a la más precisa ejecución de los mismos. El paseante que apenas se da cuenta de la dirección en que marcha, no por ello deja de seguir el camino acertado, y llega al fin propuesto sin haberse perdido. El pianista ejercitado deja, sin pensar en ello, que sus dedos recorran precisamente las teclas debidas. Claro es que puede equivocarse; mas si su actividad automática hubiera de aumentar las probabilidades de error, sería natural que fuera el virtuoso, cuyo juego ha llegado a ser, a consecuencia de un largo ejercicio, puramente automático, el más expuesto a incurrir en errores. Mas, por el contrario, vemos que muchos actos resultan particularmente acertados cuando no son objeto de una atención especial, y que el error se produce, en cambio, cuando precisamente nos interesa de una manera particular lograr una perfecta ejecución, esto es, cuando no existe desviación alguna de la atención. En estos casos podría decirse que el error es efecto de la “excitación”; pero no comprendemos por qué esta última no habría más bien de intensificar nuestra atención sobre un acto al cual ligamos tanto interés. Cuando en un discurso importante o en una negociación verbal- comete alguien un lapsus y dice lo contrario de lo que quería decir, cae en un error que no puede explicarse fácilmente por la teoría psicofisio lógica ni tampoco por la de la atención.
Show more

246 Read more

Sigmund Freud Obras completas

Sigmund Freud Obras completas

Por otra parte, este último crea la tentación de un obrar «pecaminoso», que después tiene que ser expiado con los reproches de la conciencia moral sádica (como en tantos tipos rusos d[r]

352 Read more

Análisis cinemático de algunos aspectos técnicos del triple salto

Análisis cinemático de algunos aspectos técnicos del triple salto

ρ ϊ β ροΓςιτιβ 3β ρίβΓάβ πιβηοΒ πιοπιβηΐο άβ β3β ιτιαηβΓα. 30 γ ρΓβρο,Γβ,Γ Ια ίητρτιΐβίδη 3ί&τιίβηΐβ.. ηιαηΐβηβΓ άυ.Γ.Εηχβ βΐ ηια^οΓ ΐίβπνρο ρο3ίΐ3ΐβ.. ΐΓαγβοΙίοΓϊα άβΐ 8α1ΐο φΐβ άβρ[r]

129 Read more

Sigmund Freud , I Obras completas

Sigmund Freud , I Obras completas

labra.].. los fundamentos más sagaces, sustenta productos de su deli- rio que hasta a un niño tendrían que parecerle unos disla- tes, entonces estimaríamos en algo al psicoanálisis; pero[r]

233 Read more

BIOGRAFIA DE SIGMUND FREUD

BIOGRAFIA DE SIGMUND FREUD

L’interès de Freud pel psiquisme humà té un referent clàssic: en un dels primers casos que va tractar i que es considera la gènesi de la psicoanàlisi. Es tracta del cas d’una noia jove que es deia Berta Pappenheim, però que es va donar a conèixer amb el pseudònim d’Anna O. Aquest cas va tractar-lo el 1880 Josef Breuer, un metge amic i col•laborador seu. El 1895 van publicar plegats el llibre “Estudis sobre la histèria”, on s’explica el cas i es parla dels primers elements teòrics que seran la base de la psicoanàlisi. Aquest primer llibre de Freud va ser rebut amb fredor i escepticisme entre els metges vienesos. La importància que donava el llibre a la sexualitat per explicar la histèria i d’altres malalties mentals no era ben vista en la puritana societat vienesa. Al mateix temps, Freud proposava una nova relació entre metge i pacient mental, una relació que qüestionava els mètodes tradicionals de la psiquiatra de l’època, ja que Freud escolta el pacient i intenta buscar en la seva explicació el sentit de la seva malaltia. Malgrat el rebuig de determinats sectors mèdics i universitaris de Viena, Freud era valorat per alguns psiquiatres i per molts pacients que trobaven la solució dels seus problemes en els nous mètodes de la psicoanàlisi. D’aquesta manera, el 1902, Freud va organitzar unes trobades setmanals amb col.legues propers per discutir els treballs que duien a terme. Aquesta associació va rebre elnom de Societat Psicoanalítica de Viena. El reconeixement del treball de Freud es va concretar de manera definitiva el 1906 en iniciar una llarga amistat amb Carl- Gustav Jung. Aleshores Jung treballava en una de les clíniques psiquiàtriques més prestigioses d’Europa. A partir d’aquell moment Freud i Jung van treballar plegats i van fundar l’Associació Internacional de Psicoanàlisi. Però després l’any 1914, Jung va deixar l’Associació i va iniciar una nova branca de la reflexió psicoanalítica que encara vull té seguidors.
Show more

10 Read more

Rehabilitación vivienda unifamiliar + piscina

Rehabilitación vivienda unifamiliar + piscina

En el caso de cementos que dispongan de norma armonizada, contarán con marcado CE y estará disponible la declaración de prestaciones, el resto de cementos incluirán certificado de confor[r]

224 Read more

Η αέναη εξάπλωση του τουρισμού  Συνέντευξη με τον Marc Morell

Η αέναη εξάπλωση του τουρισμού Συνέντευξη με τον Marc Morell

Μπορούμε κατά τη γνώμη σας να πούμε κάτι συνολικό για τον τουρισμό, κάτι που να αφορά τόσο τα τουριστικά πρακτορεία και τα πακέτα διακοπών, όσο και τα πάρτυ στη Μύκονο ή την Ίμπιζα, τα C[r]

20 Read more

Echarle Aceite a la Lámpara. El Sabio (Anaxágoras) y el Político (Pericles)

Echarle Aceite a la Lámpara. El Sabio (Anaxágoras) y el Político (Pericles)

discípulos y futuros políticos: pues, dice, los filósofos que instruyen a éstos y no les enseñan nada ni les hacen sugerencias, son semejantes a los que le ponen la mecha [r]

6 Read more

Un nuevo hápax en Vetio Valente: γυναικοκαυσία

Un nuevo hápax en Vetio Valente: γυναικοκαυσία

Digamos, en fin, que no vemos necesaria la enmienda de Pingree, pero, puestos en la tesitura de elegir entre, por un lado, un hápax ( γυναικοκαυσίαι ) que parece haber suscitado dudas [r]

8 Read more

El ritmo de nado, determinante de buenos resultados

El ritmo de nado, determinante de buenos resultados

πίθηοΓ ΓθΒΪΒΐβηοίει αϊ αναηοβ φαβ Ια ροβίοΐδη Β(£ΐ§υ.. ΈΒ±α ρβΐιιΛαοχδη 3β τβΆβ^τβ.. ρΓβρ&Γ&οΐδη.. Μιιηϊοη.. Ταΐ)ΐ38 VI.[r]

89 Read more

Comparative study of MOOC forums: Does course subject matter?

Comparative study of MOOC forums: Does course subject matter?

The aim of this current research was to perform analysis on the networks that are constructed from student activities in the forums, and answer the following re[r]

8 Read more

compuestos de ἀνα  (ana )

compuestos de ἀνα (ana )

ἀναβατησ, ἀναβατικόσ, ἀναβατόσ ἀναβάςιμοσ, α να βα ςι ον, ἀνϊβαθρον, ἀναβαθμόσ ἀναβαθμύσ ἀναβϊδιςισ ἀνϊβαθρα ἀναβϊδην ἀναβαδόν α να βι βα ζω, εἰςαναβαύνω,.. ἐξαναβαύνω, ἐπαναβαύνω, [r]

9 Read more

La relación entre sentencia y proverbio en la retórica de Aristóteles

La relación entre sentencia y proverbio en la retórica de Aristóteles

Efectivamente, la sentencia es un enunciado, pero no referido a lo específico (por ejemplo cómo es Ifícrates), sino a lo general, y no a propósito de cualquier cosa (como por ejemplo que lo recto es lo contrario de lo curvo), sino a propósito de aquellas en las que inter- vienen conductas y pueden elegirse o evitarse en la práctica. En con- secuencia, como los entimemas son una especie de razonamiento so- bre este tipo de asuntos, las conclusiones y los principios de los en- timemas, considerados aparte del propio razonamiento, son senten- cias, como por ejemplo: “Nunca debe un varón que esté naturalmen- te en sus cabales instruir a sus hijos hasta hacerlos demasiado sa- bios”, eso es una sentencia. Pues si se le añade la causa, esto es, el motivo, el conjunto es un entimema, como por ejemplo: “Pues aparte de la ociosidad que ello trae consigo, se ganan la envidia y malque- rencia de sus conciudadanos”, y también: “no hay varón que sea fe- liz en todo” y “no hay entre los varones uno que sea libre” son sen- tencias, pero con lo que sigue es un entimema: pues es esclavo del dinero o de la suerte.
Show more

23 Read more

Show all 10000 documents...