PDF superior Sigmund Freud en su tiempo y en los inicios del siglo XXI

Sigmund Freud en su tiempo y en los inicios del siglo XXI

Sigmund Freud en su tiempo y en los inicios del siglo XXI

emigración del pueblo en el que nació, cuando aún era muy niño. Pero era una realidad familiar contradictoria. Una relación de amor-odio, Hassliebe como se dice en alemán, ese es el término más apropiado para definir lo que Freud sentía por Viena y lo que esta, a través de sus representantes, sentía por Freud. Viena apenas tomó conocimiento y concedió valor a sus hallazgos. Ya lo señala Riedl: "El descubrimiento e investigación del inconsciente fue un trabajoso proceso que Freud llevó a cabo sobre su propia psique. El rechazo público le salió al paso. La ortodoxia médica consideró excesivas las cuestiones mismas que Freud planteaba: las respuestas que halló ni siquiera se molestó en conocerlas" (36). Si la Primera Guerra Mundial le ocasionó preocupaciones, el derrumbe del Imperio Austro-Húngaro, tras la derrota, le trajo increíbles privaciones. El 27 de octubre de 1919 le escribe a su sobrino Sam, que vive en Manchester: "La vida es muy dura aquí. No sé qué contarán los periódicos ingleses, aunque no creo que exageren. La escasez de provisiones y la inflación de la moneda están afectando sobre todo a las clases medias y a los que vivimos del trabajo intelectual" (51). El 24 de noviembre, le informa: "En general, la situación en Viena va de mal en peor. Nada puede salvarnos del congelamiento más que el carbón, que en todas partes es escaso" (51).
Mostrar más

17 Lee mas

Los estudios universitarios en los inicios del siglo XXI.

Los estudios universitarios en los inicios del siglo XXI.

El segundo de los nuevos fenómenos que no puede ser negado ni pretendo, es el de la ya inevitable profesionalización de las casas de estudios superiores. El ideal de la universidad - vigente hasta el siglo diecinueve - orientada a la formación de líderes, administradores y dirigentes de la Iglesia Católica, del Imperio Británico o del Imperio Francés, ha sido sustituida sin recambio posible por una institución en la que estudian kinesiólogos, profesores de educación física, peritos partidores, ortodoncistas, paisajistas, actores de cine y toda una cantidad de técnicos y artistas que hasta hace pocos años nunca su hubiera pensado que debían pisar una universidad. El desafío que se plantea ahora en este ámbito es el de armonizar una formación técnico-profesional altamente especializada, con la educación humana y personal en las virtudes éticas e intelectuales. Dicho en otras palabras, lograr que personas técnicamente idóneas para las actividades de la sociedad informatizada y tecnificada, tengan el horizonte de comprensión lo suficientemente amplio como para ubicar los sucesos en el tiempo histórico, conocer las personalidades modélicas de la ciencia, la política, el arte y la sabiduría y captar el sentido de las instituciones, las leyes, la ética pública y la convivencia ciudadana.
Mostrar más

10 Lee mas

La Economía Mundial a Inicios del Siglo XXI

La Economía Mundial a Inicios del Siglo XXI

En la recuperación actual, de nuevo se presentan fuertes presiones inflacionarias por el fuerte aumento de los precios de importantes productos mineros y otras materias primas y particularmente del petróleo. El análisis de las crisis, desde el punto de vista de países y regiones, permite ver la economía mundial desde el punto de vista espacial, complementando la visión en el tiempo de la economía mundial a través del encadenamiento de las crisis cíclicas. La globalización de la economía mundial exige la ampliación permanente del capitalismo a regiones donde no había llegado aún. Por otra parte, las crisis cíclicas son momentos de profundización de las
Mostrar más

15 Lee mas

FREUD EN EL SIGLO XXI CONSECUENCIAS DE SU DESCUBRIMIENTO: HOMENAJE AL 150º ANIVERSARIO DEL NACIMIENTO DE SIGMUND FREUD (Freud in the XXI century consequences of discovery: tribute to the 150th anniversary of the birth of Sigmund Freud)

FREUD EN EL SIGLO XXI CONSECUENCIAS DE SU DESCUBRIMIENTO: HOMENAJE AL 150º ANIVERSARIO DEL NACIMIENTO DE SIGMUND FREUD (Freud in the XXI century consequences of discovery: tribute to the 150th anniversary of the birth of Sigmund Freud)

59 Por último, Freud es mucho más pesimista, pero no sobra repetirlo, no un “pesimista de la acción” sino un “pesimista ilustrado”, en lo que tiene que ver con las pulsiones. En primer lugar por que siempre dijo que el campo de las pulsiones era lo más oscuro de sus teorizaciones, porque eran lo más indemostrable, porque no encontraba mucho apoyo en los discursos científicos de su época, excepto las mencionadas fuerzas de atracción y repulsión de la naturaleza, igualmente indemostrables. Además, como durante su vida presenció los horrores de dos guerras devastadoras, llamadas guerras mundiales, era también pesimista en cuanto a si los seres humanos lograríamos algún día y si lo podríamos sostener por mucho tiempo, hacer que las fuerzas del Eros, de la vida y el amor, neutralizaran las fuerzas mortíferas, irracionales y criminales que también llevamos dentro.
Mostrar más

10 Lee mas

Los desafíos del sindicalismo en los inicios del siglo XXI

Los desafíos del sindicalismo en los inicios del siglo XXI

Aclaran, además, que si bien el Colectivo es partidario de las movilizaciones y de la huelga como instrumento legítimo, rechazan que el Paro del 13 de agosto haya sido convocado sin haber sido discutido en el seno del Consejo Directivo. Frente a estos pro- blemas y en este clima de debilitamiento del movimiento sindical, indican que se hace urgente y necesario introducir cambios y transformaciones en los métodos, estructuras y formas de hacer Sindicalismo en el país. expresan que este Colectivo viene señalando desde hace mucho tiempo las dificultades que tiene la CuT, su incapacidad de hacer verdaderos cambios y de aplicar métodos democráticos. A ello agregan que el Congreso Refundacional citado para los días 21 al 23 de agosto, a dos días de su inauguración aún no contaba con documentos para ser discutidos. Tampoco se conoce el Informe financiero por parte de la Comisión Revisora de Cuentas, ni el informe en detalle de los gastos incurridos con cargo a la devolución de uS$ 2 millones de dólares por concepto de los Bienes confiscados en el Régimen militar. Por ello, piden el respeto a las minorías, mayor transparencia en el manejo del poder y respeto a la propia institucionalidad. Con ello, hacen alusión a sus demandas relativas a la entrega de informes por parte de la Comisión Revisora de Cuentas, que hicieron pública, como vimos, en noviembre de 2002.
Mostrar más

366 Lee mas

TEXTOS ESENCIALES SIGMUND FREUD

TEXTOS ESENCIALES SIGMUND FREUD

como El chiste y su relación con el inconsciente en 1905. Completa este volumen un caudal relativo de notas al pie, absolutamente necesarias para facilitar la comprensión de los textos expuestos, donde –por ejemplo– puede perderse el genuino sentido de una frase sin conocer a quién se refiere Freud cuando habla (como el hombre de una inmensa cultura general que era) de otras obras y personalidades que podían ser muy famosos en su tiempo, fines del siglo XIX y la primera mitad del siglo XX, pero que en la actualidad no resultan tan conocidos o francamente desconocidos para el lector medio.
Mostrar más

11 Lee mas

Conferencias de introducción al psicoanálisis ( ) Sigmund Freud.

Conferencias de introducción al psicoanálisis ( ) Sigmund Freud.

¿Qué es lo que Freud no puede omitir en esta conferencia? Cuando abordamos las conferencias relacionadas con el sueño, vimos que Freud se interesa en este tema a través de los sueños que sus pacientes traían a sesión. Pero también señala que los sueños no son algo exclusivo de los neuróticos: todos soñamos: los neuróticos y los que no lo son. Lo que no puede omitir es esta articulación que él hace entre los sueños (en neuróticos y no neuróticos) y el desarrollo libidinal que recorren los hombres (y mujeres) “normales” y, como dice Freud, “que los neuróticos no hacen más que mostrarnos aumentado y ampliado lo que el análisis de los sueños nos revela en las personas sanas”. Esta es la manera de justificar el por qué Freud presenta las conferencias en este orden. Resulta interesante señalar que el estilo de Freud es muy pulido. Más allá de las particularidades de cada traducción, vemos mucho celo en la preparación y en la articulación del material a presentar. No sólo en los toques de ironía que introduce como “tengo la impresión de que no he logrado convencerlos suficientemente…”; “En verdad los perversos son unos pobres diablos…”; “Puedo suponer, señores, que estas últimas comunicaciones mías, sobre las organizaciones sexuales les han traído más confusión que esclarecimiento”. Estos recursos, muy probablemente, no sólo forman parte de un estilo particular del autor. También son una forma de suavizar el tema en cuestión porque… si aún hoy, entrado el siglo XXI, son temas delicados de tratar, imaginen lo que habría sido en 1917. Ya hemos comentado en otras clases de este seminario que en esa época el mundo vivía una etapa muy convulsa, no olvidemos que estamos durante la Primera Guerra Mundial. Pero Freud tiene también una tarea compleja: difundir el psicoanálisis, convencer a auditorios muy reticentes a aceptar nuevas teorías.
Mostrar más

6 Lee mas

Sigmund Freud. Las fantasias histericas y su relacion con la

Sigmund Freud. Las fantasias histericas y su relacion con la

El significado bisexual de síntomas histéricos, demostrable por lo menos en numerosos casos, es por cierto una prueba interesante de la aseveración, por mí sustentada, de que la disposición bisexual que suponemos en los seres humanos se puede discernir con particular nitidez en los psiconeuróticos por medio del psicoanálisis. (ver nota)(11) Un proceso por entero análogo en este mismo campo es el que sobreviene cuando el masturbador, en sus fantasías concientes, intenta compenetrarse empáticamente tanto con el varón como con la mujer de la situación representada; también en este caso hallamos correspondientes en ciertos ataques histéricos en que la enferma juega al mismo tiempo los dos papeles de la fantasía sexual que está en la base. Por ejemplo, como en un caso observado por mí, con una mano aprieta el vestido contra el vientre (en papel de mujer), y con la otra intenta arrancarla (en papel de varón). (ver nota)(12) Esta simultaneidad contradictoria da razón, en buena parte, del carácter incomprensible de la situación, empero tan plásticamente figurada en el ataque, y es por eso adecuadísima para ocultar la fantasía inconciente eficaz.
Mostrar más

7 Lee mas

Freud, Sigmund – Disolucion del complejo de Edipo, La

Freud, Sigmund – Disolucion del complejo de Edipo, La

comparación simbólica de la idea del pene a la idea del niño. Su complejo de Edipo culmina en el deseo, retenido durante mucho tiempo, de recibir del padre, como regalo, un niño tener de él un hijo. Experimentamos la impresión de que el complejo de Edipo es abandonado luego lentamente, porque este deseo no llega jamás a cumplirse. Los dos deseos, el de poseer un pene y el de tener un hijo perduran en lo inconsciente intensa mente cargados y ayuda a preparar a la criatura femenina para su ulterior papel sexual. Pero, en general, hemos de confesar que nuestro conocimiento de estos procesos evolutivos de la niña es harto insatisfactorio e incompleto.
Mostrar más

5 Lee mas

Sigmund Freud Psicología de las masas y análisis del yo

Sigmund Freud Psicología de las masas y análisis del yo

Simultáneamente a esta identificación con el padre o algo más tarde, comienza el niño a tomar a su madre como objeto de sus instintos libidinosos. Muestra, pues, dos órdenes de enlaces, psicológicamente diferentes. Uno, francamente sexual a la madre, y una identificación con el padre, al que considera como modelo que imitar. Estos dos enlaces coexisten durante algún tiempo sin influirse ni estorbarse entre sí. Pero a medida que la vida psíquica tiende a la unificación van aproximándose, hasta acabar por encontrarse y de esta confluencia nace el complejo de Edipo normal. El niño advierte que el padre le cierra el camino hacia la madre, y su identificación con él adquiere por este hecho, un matiz hostil, terminando por fundirse en el deseo de sustituirle también cerca de la madre. La identificación es, además, desde un principio, ambivalente, y puede concretar, tanto en una exteriorización cariñosa como en el deseo de supresión. Se comporta como una ramificación de la primera fase, la fase oral, de la organización de la libido, durante la cual el sujeto se incorporaba al objeto ansiado y estimado, comiéndoselo, y al hacerlo así, lo destruía. Sabido es que el caníbal ha permanecido en esta fase: ama a sus
Mostrar más

40 Lee mas

INTRODUCCIÓN AL PSICOANÁLISIS I Sigmund Freud

INTRODUCCIÓN AL PSICOANÁLISIS I Sigmund Freud

globo cautivo.. Su padre le interroga sobre la utilidad de todo aquello, pregunta que le asombra, pero a la cual da, sin embargo, la explicación pedida. Llegan después a un patio sobre[r]

246 Lee mas

Sigmund Freud y la antropología cristiana. Prólogo

Sigmund Freud y la antropología cristiana. Prólogo

Freud está persuadido que los primeros sucesos de la infancia ejercen un influjo determinante. Sobre cada individuo pesa, además, fuertemente marcada por los acontecimientos del origen, la historia psíquica de toda la humanidad. La primera experiencia traumática se remontaría a un suceso ocurrido en los albores de la historia. El padre de aquella sociedad primitiva, el caudillo de la tribu, era un

6 Lee mas

Una aproximación al concepto de sujeto en Sigmund Freud

Una aproximación al concepto de sujeto en Sigmund Freud

Después de emplear el anterior procedimiento —la duda metódica—, el filósofo francés deja un sujeto vacío, inconsistente; un sujeto que no tiene un significante con el cual identificarse. Puesto que ha sido puesto en duda todo lo simbólico y todo lo imaginario: los sentidos, el cuerpo, la realidad y los objetos matemáticos. Este sujeto vacío, aquel que se ha desprendido de toda identificación, es el sujeto sobre el cual opera el psicoanálisis. Justamente, Jaques Lacan señala la imposibilidad de la práctica psicoanalítica en casos donde aún hay identificación con algún saber; como por ejemplo, el saber tradicional islámico, allí existe todavía un saber acerca del sentido de la existencia, un conocimiento sobre qué es ser hombre; mientras que el sujeto de lo inconsciente (como el de la duda metódica) es uno que no tiene un saber sobre el cual anudarse. De esta manera, de entrada, Descartes presupone un sujeto vacío y dividido (la posibilidad de salirse de sí y predicar, desde afuera, sobre sí mismo), que luego quiere volver a reunir y llenar de contenido. Por su parte, el psicoanálisis encuentra en su clínica que ese punto de partida de Descartes no podrá diluirse al final: el sujeto no podrá volverse a unir (nunca estuvo unido), ni llenarse de contenido (nunca lo tuvo), pues la certeza no unifica al sujeto, le es externa, incompatible con su especificidad. Precisamente, el sujeto que propone el psicoanálisis es un sujeto en falta; por lo cual, es imposible que otro lo una y dote completamente de contenido, pues la falta lo determina. Lo prueban su inconsistencia, los actos fallidos, el síntoma… Y el sentido, que le llega todo el tiempo, no suple su falta.
Mostrar más

83 Lee mas

Religiosidad: Una visión desde el psicoanálisis de Sigmund Freud

Religiosidad: Una visión desde el psicoanálisis de Sigmund Freud

Aquí, se hace necesario retomar los padecimientos infantiles, que permitieron claridad sobre el estudio de la figura tótem uno de estos, respecta a las fobias que el niño experimenta, que son descritas como un miedo a determinado animal. En este punto se ha de preguntar, ¿qué relación se halla en los temores de tipo fóbico animal con el complejo Edipico? y en especial ¿qué vínculo guardan con nuestro propósito central del tótem y la figura paterna? En respuesta, el niño en su infancia desarrolla sentimientos de tipo erótico hacia su madre, pero su padre le coarta la consecución de sus instintos, razón por lo que el infante presenta actitudes, sentimientos, e impulsos fuertes, simultáneos y contrapuestos es decir, lo odia por quitarle su primer objeto de amor (madre), pero, este progenitor también es percibido con estimación porque en momentos se presenta como un protector ante los peligros originándose sentimientos propios del complejo de Edipo. Al igual inspira temor porque puede inutilizar sus órganos genitales originándole castración. Como expresa Freud: “el padre era admirado como poseedor de órganos genitales de gran volumen, y temido al mismo tiempo como una amenaza para los órganos genitales del niño” 21
Mostrar más

60 Lee mas

Sigmund Freud EL PORVENIR DE UNA ILUSIÓN ( 1927 )

Sigmund Freud EL PORVENIR DE UNA ILUSIÓN ( 1927 )

psicológica del hombre. Nuestro dios Logoz no es, quizá, muy omnipotente y no puede cumplir sino una pequeña parte de lo que sus predecesores prometieron. Si efectivamente llega un momento en que hayamos de reconocerlo así, nos resignaremos serenamente, pero sin que por ello pierdan para nosotros su interés el mundo y la vida, pues poseemos un punto de apoyo que ustedes les falta. Creemos que la labor científica puede llegar a penetrar un tanto en la realidad del mundo, permitiéndonos ampliar nuestro poder y dar sentido y equilibrio a nuestra vida. Si esta esperanza resulta una ilusión nos encontraremos en la misma situación que usted, pero la ciencia ha demostrado ya, con numerosos e importantes éxitos, no tener nada de ilusoria. Posee muchos enemigos declarados, y más aún cultos, entre aquellos que no pueden perdonarle haber debilitado la fe religiosa y amenazar con derrocarla. Se le reprocha habernos enseñado muy poco y dejar incomparablemente mucho más en la oscuridad. Pero al obrar así, se olvida su juventud, se olvida cuán difíciles han sido sus comienzos y el escaso tiempo transcurrido desde el momento en que el intelecto humano llegó a estar capacitado para la labor científica. ¿Acaso no pecamos todos basando nuestros juicios en períodos demasiado cortos? Deberíamos tomar ejemplos de los geólogos. Se reprocha a la ciencia su inseguridad, alegando que lo que hoy proclama como ley es rechazado como error por la generación siguiente y sustituido por una nueva ley, de tan corta vida como la primera. Pero semejante acusación es injusta, y en parte, falsa. Las mudanzas de las opiniones científicas son evolución y progreso, nunca contradicción. Una ley que al principio se creyó generalmente válida demuestra luego ser un caso especial de una normatividad más amplia o queda restringida por otra ley posteriormente descubierta; una grosera aproximación a la verdad queda sustituida por un ajuste más acabado a la misma, susceptible a su vez de mayor
Mostrar más

28 Lee mas

Sigmund Freud: más allá del principio de modernidad

Sigmund Freud: más allá del principio de modernidad

Dos judíos se encuentran en un vagón de un ferrocarril de Galitzia. “¿Adónde vas?” pregunta uno de ellos. “A Cracovia,” responde el otro. “¿Ves lo mentiroso que eres - salta indignado el primero-. si dices que vas a Cracovia, es para hacerme creer que vas a Lemberg. Pero ahora sé que de verdad vas a Cracovia. Entonces, ¿para qué mientes?” Esta graciosísima historieta, que demuestra un gran ingenio, actúa claramente por medio de la técnica del contrasentido. ¿De manera que el judío se ve acusado de mentiroso por haber dicho que va a Cracovia, término efectivo de su viaje? Este enérgico medio técnico -el contrasentido- se halla, sin embargo, apareado en este caso con una técnica distinta, la exposición antinómica, pues conforme a la no rebatida afirmación del primero, el segundo miente cuando dice la verdad y dice la verdad por medio de una mentira. (FREUD, 1973, p.1093).
Mostrar más

16 Lee mas

Sigmund Freud LXXXVII. INTRODUCCIÓN AL NARCISISMO (*)

Sigmund Freud LXXXVII. INTRODUCCIÓN AL NARCISISMO (*)

Nos dejaremos orientar aquí por la experiencia de que tampoco en las demás neurosis faltan sensaciones somáticas displacientes comparables a las hipocondriacas. Ya en otro lugar hube de manifestarme inclinado a asignar a la hipocondría un tercer lugar entre las neurosis actuales. al lado de la neurastenia y la neurosis de angustia. No nos parecía exagerado afirmar que a todas las demás neurosis se mezcla también algo de hipocondría. Donde mejor se ve esta inmixtión es en la neurosis de angustia con su superestructura de histeria. Ahora bien: en el aparato genital externo en estado de excitación tenemos el prototipo de un órgano que se manifiesta dolorosamente sensible y presenta cierta alteración, sin que se halle enfermo, en el sentido corriente de la palabra. No está enfermo y, sin embargo, aparece hinchado, congestionado, húmedo, y constituye la sede de múltiples sensaciones. Si ahora damos el nombre de «erogeneidad» a la facultad de una parte del cuerpo de enviar a la vida anímica estímulos sexualmente excitantes, y recordamos que la teoría sexual nos ha acostumbrado hace ya mucho tiempo a la idea de que ciertas otras partes del cuerpo -las zonas erógenas- pueden representar a los genitales y comportarse como ellos, podremos ya aventurarnos a dar un paso más y decidirnos a considerar la erogeneidad como una cualidad general de todos los órganos, pudiendo hablar entonces de la intensificación o la disminución de la misma en una determinada parte del cuerpo. Paralelamente a cada una de estas alteraciones de la erogeneidad en los órganos, podría tener efecto una alteración de la carga de libido en el yo. Tales serían, pues, los factores básicos de la hipocondría, susceptibles de ejercer sobre la distribución de la libido la misma influencia que la enfermedad material de los órganos.
Mostrar más

12 Lee mas

Aportes de Sigmund Freud al estudio de las perversiones

Aportes de Sigmund Freud al estudio de las perversiones

Con el estudio del psicoanálisis, Sigmund Freud iluminó nue- vos caminos para comprender la sexualidad. Uno de los múltiples aportes que derivan de ello es el haber propiciado una nueva perspectiva sobre la comprensión de las perversiones. Ya se ha di- cho que el psicoanálisis, desde sus inicios, las extrajo del campo de las patologías, reivindicando su importancia en el desarrollo sexual infantil, apuntando a demostrar que no hay objeto –que corresponda naturalmente– para la pulsión sexual (pulsiones y no instintos). Y con esto, también hizo público aquel “secreto a vo- ces” que la pluma de los médicos no se permitía escribir. Expuso lo absurdo de pensar a la sexualidad sólo a través de la noción de instinto sexual y cuya meta era la reproducción.
Mostrar más

38 Lee mas

La entrada de Sigmund Freud en las letras ecuatorianas

La entrada de Sigmund Freud en las letras ecuatorianas

Este informe de investigación trata de establecer algunos lementos y realidades para comprender los modos de entrada del pensamiento freudiano en el Ecuador, a partir de la relectura de algunas obras narrativas de Humberto Salvador y Pablo Palacio, pues, según la visión de varios críticos, la producción escrita de esos escritores pone en evidencia el contacto que hubo con la obra de Sigmund Freud. Sin embargo, dada la especificidad disciplinaria del psicoanálisis, ha sido preciso también rastrear algunos nexos de esas expresiones artísticas con ciertas concepciones que desarrollaron algunos médicos psiquiatras ecuatorianos en las décadas de 1920 y 1930. Ya sabemos que la literatura es interesante justamente por aquella capacidad de relacionarse con otras prácticas discursivas; esto es, habrían ejes maestros que en cada época van determinando la autoridad y legitimidad de ciertos discursos. En esta medida, a partir de los años de 1920, el decir freudiano empieza a oírse en el saber psiquiátrico y literario.
Mostrar más

44 Lee mas

Sigmund Freud , I Obras completas

Sigmund Freud , I Obras completas

labra.].. los fundamentos más sagaces, sustenta productos de su deli- rio que hasta a un niño tendrían que parecerle unos disla- tes, entonces estimaríamos en algo al psicoanálisis; pero[r]

233 Lee mas

Show all 10000 documents...