PDF superior Tema 1: PLATÓN y el nacimiento de la filosofía

Tema 1: PLATÓN y el nacimiento de la filosofía

Tema 1: PLATÓN y el nacimiento de la filosofía

La filosofía surge en Grecia, aproximadamente en los comienzos del siglo VI a. de C. Como el resto de las culturas antiguas, la cultura griega se asentaba en el mito, transmitido y enseñado por los poetas, educadores del pueblo, especialmente Homero y Hesíodo. A través de complejas narraciones y doctrinas sobre los dioses y los hombres, sobre las fuerzas que intervienen activamente en los acontecimientos cósmicos y humanos, el mito ofrecía respuestas orientadoras acerca de la naturaleza y destino del ser humano, acerca del origen y las normas de la sociedad en que el individuo humano se halla inserto y acerca del surgimiento y estructura del cosmos. En los albores del siglo VI a. de C. y en consonancia con hondas transformaciones de carácter cultural y social, las inteligencias más despiertas sintieron la necesidad de sustituir las explicaciones míticas por otro tipo de explicación, justificada de un modo racional. Surgió así la filosofía como intento de racionalizar la interpretación del hombre y del universo, de las relaciones de los hombres entre sí y de éstos con la naturaleza. Si el mito se caracterizaba por ofrecer respuesta a todos los enigmas fundamentales capaces de inquietar al hombre, la filosofía se caracterizó también por la radicalidad de sus planteamientos. La actitud filosófica es radical en un doble sentido: en cuanto que sus cuestiones alcanzan a la totalidad de lo real y en cuanto que pretenden llegar a los principios explicativos últimos de lo real. Desde su surgimiento, la filosofía como actitud crítica y racionalizadora ha constituido un elemento esencial –si no el elemento esencial– dinamizador de nuestra cultura.
Mostrar más

30 Lee mas

El ejemplo de los oficios en los diálogos de Platón: una vía de acceso a su filosofía

El ejemplo de los oficios en los diálogos de Platón: una vía de acceso a su filosofía

almas puedan encarnarse de nuevo en los vivos deben pervivir después de la muerte en algún lugar. Cebes refuerza el argumento de Sócrates apelando a la reminiscencia; si el aprender es recordar, es imprescindible que el alma haya aprendido en algún lugar lo que posteriormente recuerda, por lo que parece necesario que el alma sea inmortal (Phd. 70c-73a). Cebes recuerda, a petición de Simias, las pruebas de la teoría de la anamnesis, y expone: que un individuo es capaz de responder conforme a lo real al ser interrogado de forma correcta. Simias le pregunta ahora a Sócrates que exponga él su planteamiento, a lo que contesta: el recordar supone siempre un saber; la reminiscencia se origina a partir de cosas semejantes y también de cosas diferentes; al recordar a partir de objetos semejantes, es necesario advertir que difieren no obstante en algo; existe algo igual, algo distinto de todos los objetos y que subsiste al margen de ellos, lo igual en sí mismo; se sabe lo que es ese igual en sí mismo, lo cual demuestra que ese conocimiento ha debido de obtenerse en algún sitio, pues no es posible haberlo conseguido a partir de la observación de los objetos que existen, ya que es diferente a ellos; no es lo mismo lo igual en sí que las cosas iguales; las cosas iguales permiten intuir y captar lo igual en sí; la intuición de un objeto a partir de otros supone un proceso de reminiscencia; el objeto real y superior intuido ha tenido que ser contemplado antes para poder ser recordado a partir de los objetos inferiores que se perciben mediante los sentidos; antes de nacer es preciso haber adquirido el conocimiento de lo real, de lo que es; el olvido es la pérdida del conocimiento; aprender es recordar un conocimiento olvidado; quien tiene saber puede dar razón de lo que sabe; no todos los hombres pueden dar razón de lo que están hablando; no todos los hombres lo saben; los hombres recuerdan lo que han aprendido; no es a partir del nacimiento como hombres que las almas aprenden ese conocimiento, sino antes, por lo que es necesario que las almas existan antes de encarnarse y tengan entendimiento (Phd. 73a-77a).
Mostrar más

812 Lee mas

El nacimiento literario de la filosofía

El nacimiento literario de la filosofía

prometieron hacer lo que les mandase si su cálculo era acertado y una vez que el conteo demostró la exactitud del pronóstico, el forastero ordenó que los peces vivos fueran devueltos al agua; lo asombroso reside en que mientras se llevaba a cabo el recuento ninguno de los peces expiró, por haber estado junto a Pitágoras. ¿Qué significa todo ese alegorismo? Seguramente ni el mismo Jámblico lo sabía. La leyenda indica que su llegada a Crotona fue majestuosa, pues el fino aspecto que le caracterizaba lo dio a notar entre los lugareños, y que en su primera disertación en público se reunieron más de dos mil personas. Ofreció, en general, cuatro discursos para el gremio crotoniata, en los que incitó a valorar más a los ancianos, preocuparse por el cuerpo34 3 5 e imitar a los vencedores; y, al parecer, se acordó que Pitágoras no fuera llamado por su nombre sino «el divino». Cabe mencionar que hay quienes suponen la composición de dichos escritos en un tiempo posterior al pitagorismo, como un afán de revivir la fe en tal doctrina. Sobre las razones por las que nuestro pensador se llamó «filósofo» y no «sabio» Diógenes Laercio (I, 12), echando mano del testimonio de Heráclides, cuenta que conversando con León de Fliunte expuso que sabio era aquel que dominaba la sabiduría al máximo y, por tanto, dicha rúbrica sólo correspondía a Dios; en cambio, el amante de la sabiduría a diario aspiraba a ella. Esta idea también puede encontrarse en Fedro 278d bajo palabra de Sócrates, lo que viene a mostrar el fuerte influjo de la escuela pitagórica sobre Platón. En cuanto al estilo de vida profesado por Pitágoras en Italia sabemos que fundó una secta religiosa, cuyos miembros se dividían en acusmáticos (del verbo akoúo [oír]) y matemáticos' , siendo aquellos
Mostrar más

59 Lee mas

El nacimiento de la antropología griega  Polo y la concepción de Platón sobre el hombre

El nacimiento de la antropología griega Polo y la concepción de Platón sobre el hombre

Si la filosofía pretende encontrar el fundamento o desentrañar la racionalidad (lógos) de la realidad, el hombre es uno más dentro del universo que se quiere explicar. De todos modos[r]

18 Lee mas

1 EMMANUEL LÉVINAS Y PLATÓN

1 EMMANUEL LÉVINAS Y PLATÓN

La filosofía desarrolla su búsqueda “enteramente en el ser”, ya vislumbrado se- gún Heidegger por los presocráticos, en el seno del cual ella se limita a investigar. La filosofía es ontología; se funda en la intelección del ser del ente. El ser para ella es no solo lo más problemático sino también “lo más inteligible” (22, p. 70; Cfr. 7, p. 66). La comprensión plena del ser termina siendo la comprensión de Dios. “La filosofía europea del ser se convierte en teología” y establece a Dios como concepto, lo pone en nuestras manos y destruye la trascendencia (14, p. 145, 242-243). La filosofía de la religión o teología natural ha tratado de tematizar (de dar tema) a ese Ser: trata de captar en lo dicho lo indecible. Pero la verdad no se fracciona sin alterarse. Eso de lo cual habla ya no es Dios, sino su discurso sobre lo que cree que es Dios tematizado. Lo que la filoso- fía europea ha hecho es una onto-teo-logía: un pensar a Dios como un ente y concebir el ser a partir de ese ente superior o supremo.
Mostrar más

9 Lee mas

1. LA VIDA y LA OBRA DE PLATÓN. - TEMA 3 Platón

1. LA VIDA y LA OBRA DE PLATÓN. - TEMA 3 Platón

Platón es el primero pensador de la Filosofía Griega junto con Aristóteles del que tenemos un conocimiento bastante completo de su Filosofía, ya que se han conservado todas las obras que escribió. Todas, excepto la Apología de Sócrates, en la que expone la defensa que Sócrates hizo ante el tribunal que lo condenaría a muerte, están escritas en forma de diálogo. Este método de exposición, además de su valor pedagógico, permitía a Platón seguir desarrollando el método socrático y, al mismo tiempo, era una manera de enfrentar las tesis que quería sustentar con posibles objeciones a ellas. Los diálogos de Platón presentan casi siempre una conversación entre diversos personajes de su época y, en general, Sócrates es el interlocutor principal. Atendiendo al orden en que fueron escritos, los diálogos platónicos se dividen en cuatro períodos o etapas:
Mostrar más

18 Lee mas

Criterios de evaluación y calificación, contenidos mínimos (Dep. Filosofía 19-20)

Criterios de evaluación y calificación, contenidos mínimos (Dep. Filosofía 19-20)

7. Respeta el esfuerzo de la filosofía de Ortega y Gasset por contribuir al desarrollo de las ideas y a los cambios sociales y culturales de la Edad Contemporánea española, valorando positivamente su compromiso con la defensa de la cultura y la democracia. 8. Conoce y contextualiza el concepto de Regeneracionismo, así como la influencia en el cambio social de las ideas de Joaquín Costa en España y especialmente en Aragón. 9. Conoce la aportación de las filósofas al pensamiento del siglo XX, y reconoce a María Zambrano como muestra de la potencialidad de la mujer en la sociedad y en la cultura española del primer cuarto del siglo XX, a través del desarrollo de proyectos de la Institución Libre de Enseñanza.
Mostrar más

143 Lee mas

La filosofía y los nacidos : ¿Por qué los filósofos olvidaron el nacimiento?

La filosofía y los nacidos : ¿Por qué los filósofos olvidaron el nacimiento?

aparentemente evidente puede llegar a ser un absurdo. Si exigiéramos a un hombre vivo leer la última página de su biografía, sonaría utópico y cínico, pero posible. Significaría plantearle al aún vivo la fantástica tarea de cerrar de golpe el libro de su vida y pensarse a sí mismo como ya muerto. En el otro caso, si lo invitáramos a leer comenzando con la primera página, la tarea se presentaría tan pronto absurda como imposible. Interpretemos su papel por un momento e intentemos, como el personaje del cuento, abrir la primera página de nuestra vida para leer en voz alta lo que está ahí. Nos aprestamos a hacerlo y enseguida se adivina cuán excesiva es la exigencia. Para nuestra conciencia adulta es imposible llegar a saber por cuenta propia que sucedió en el momento de nuestro nacimiento. Nos enfrentamos, de repente, a otra dificultad inesperada de nuestro comenzar.
Mostrar más

12 Lee mas

T 1  EL IDEALISMO DE PLATÓN

T 1 EL IDEALISMO DE PLATÓN

2º.- Díada 2 : idea ambigua que Platón concibe como “lo grande y pequeño”, esto es, se trata de la dualidad entre la unidad del todo en el principio supremo o Nous (“lo grande”) y la multiplicidad de las ideas incluídas en él (“lo pequeño”). 3º.- Categorías del pensamiento: Ser, Quietud, Movimiento, Identidad y Semejanza. 4º.- Ideas-Número: en su giro hacia el pitagorismo Platón incorporó en el mundo de las ideas estas entidades matemáticas, cuyo papel es conectar por participación las cosas del mundo sensible y las ideas superiores (algo que veremos de cerca en la teoría dialéctica); clases:
Mostrar más

17 Lee mas

El origen de la Filosofía Griega y su influencia en Platón y el pensamiento posterior

El origen de la Filosofía Griega y su influencia en Platón y el pensamiento posterior

Tal es el fondo del culto délfico de Apolo. Un pasaje célebre y decisivo de Platón nos ilumina al respecto. Se trata del discurso sobre la “manía”, sobre la locura, que Sócrates desarrolla en el Fedro. En seguida después del comienzo se contrapone la locura a la moderación, al control de si y, con una intervención paradójica para nosotros moderno, se exalta la primera como superior y divina. Dice el texto: “los más grandes entre los bienes nos llega por intermedio de la locura, que se concede por un don divino... de hecho la profetisa de Delfos y la sacerdotisa de Dodona, en cuanto poseídas por la locura, han procurado a Grecia numerosas y bellas cosas, sea a los individuos, sea a la comunidad”. Se evidencia por tanto desde un principio la relación entre “manía” y Apolo. A continuación se distinguen cuatro especies de locura, la profética, la mistérica, la poética y la erótica: las últimas dos son variantes de las primeras. La locura profética y la locura mistérica son inspiradas por Apolo o por Dionisos (si bien este último no lo nombra Platón). En el Fedro en el primer plano está la “manía” profética, al punto que Platón atestigua que la naturaleza divina y decisiva de la “manía” constituye el fundamento del culto délfico. Platón apoya su juicio con una etimología: la “mántica”, es decir, el arte de la adivinación, deriva de “manía”, expresión más auténtica de ella. De ahí que la perspectiva de Nietzsche debe ser no solamente extendida, sino también modificada. Apolo no es el dios de la mesura, de la armonía, sino de la obsesión, de la locura. Nietzsche considera la locura como pertinente solo a Dionisos, y la restringe además a la embriaguez. Aquí un testigo del peso de Platón nos sugiere en cambio que Apolo y Dionisos tienen una afinidad fundamental, y particularmente en el terreno de la “manía”: juntos, agotan la esfera de la locura y no hacen falta argumentos para formular la hipótesis - atribuyéndose la palabra y el conocimiento a Apolo y la inmediación de la vida a Dionisos- que la locura poética se debe al primero y la erótica al segundo.
Mostrar más

69 Lee mas

El conocimiento según Platón y Aristóteles (1)

El conocimiento según Platón y Aristóteles (1)

Sócrates fue condenado a muerte por diversas acusaciones. Ante ellas él afirmaba que es “…justo que comience por responder a mis primeros acusadores y por refutar las primeras acusaciones, antes de llegar a las últimas que se han suscitado contra mí. Porque tengo muchos acusadores cerca de vosotros hace muchos años, los cuales nada han dicho que no sea falso.” 11 Aún en el tribunal Sócrates no detuvo su ironía y consiguió confundir y contradecir a sus acusadores, dejándolos sin palabras; “…tratemos de responder a Melito, a este hombre de bien, tan llevado, si hemos de creerle, por el amor a la patria. Repitamos, esta última acusación, como hemos enunciado la primera. Hela aquí, poco más o menos: Sócrates es culpable, porque corrompe a los jóvenes, porque no cree en los dioses del Estado y porque, en lugar de éstos, pone divinidades nuevas bajo el nombre de demonios.” 12 Sócrates prefería la muerte antes de cometer una injusticia contra las leyes de la ciudad; “…estaba convencido de que la muerte era el inicio de una nueva vida, puramente espiritual, y, por tanto, llena de felicidad, para aquellos que habían buscado la virtud en esta vida. Bebió pues la cicuta, y con su muerte serena dio testimonio existencial de las ideas profesadas durante su vida.” 13 Para dar inicio a la relación entre Sócrates y Platón, puede decirse que pocas tesis pueden sacarse en limpio del pensamiento socrático. Y no sólo porque es difícil distinguir la aportación de Platón y lo propio de Sócrates, sino también porque en la mentalidad socrática todo aparece como en proceso de esclarecimiento. Sin embargo, acerca de la virtud, destaca la curiosa identificación con la ciencia. La virtud es lo mismo que la ciencia del bien. Asimismo, el vicioso lo es sólo por ignorancia. Dicho de otra manera, un conocimiento que no logre ordenar en el propio sujeto los impulsos sensibles, no merece llamarse ciencia. 14
Mostrar más

20 Lee mas

La práctica dialéctica y el advenimiento de la filosofía platónica

La práctica dialéctica y el advenimiento de la filosofía platónica

Se trata de la invitación socrática a participar de una indagación dialéctica. El pasaje detalla qué se entiende por ella. Quien dirige el diálogo pregunta y el interlocutor responde a “lo preguntado” según su propio parecer, exponiendo su tesis al respecto. El examen no versa sobre los interlocutores sino sobre el lógos en cuestión, tratando de ver en qué medida puede sortear la prueba del élenkhos. Ya no se trata solo de no irse del tema, sino de analizar de cerca los lógoi que se ofrecen para esclarecerlo. Al respecto, es posible advertir cómo se va perfilando desde estos primeros diálogos el bien conocido método de
Mostrar más

12 Lee mas

tema1_ayuda

tema1_ayuda

El hierro y el oxígeno forman un compuesto. Se realizan una serie de experiencias en las que se combinan determinadas cantidades de los dos elementos; en cada caso se mide la cantidad d[r]

11 Lee mas

tema0_ayuda

tema0_ayuda

En los contenidos determinados por el ministerio para esta materia existe un primer bloque titulado «Bloque 1. La actividad científica». Este bloque se puede trabajar con cualquiera de los contenidos de los temas del 1 al 12 del libro. No obstante en este tema 0 se pueden encontrar algunas propuestas metodológicas y fundamentos matemáticos para abordar este trabajo.

9 Lee mas

HISTORIA DEL PENSAMIENTO FILOSÓFICO Y CIENTÍFICO

HISTORIA DEL PENSAMIENTO FILOSÓFICO Y CIENTÍFICO

simboliza el recorrido que realiza por la filosofía impulsada por el viento de la filosofía naturalista. La «segunda navegación», en cambio, represen­ ta la aportación personal de Platón, la navegación realizada gracias a sus propias fuerzas, es decir —metáforas aparte— su contribución personal. La primera navegación había resultado básicamente extraviada en su rum­ bo, porque los filósofos presocráticos no habían logrado explicar lo sensi­ ble a través de lo sensible mismo. Por lo contrario, la «segunda navega­ ción» halla una nueva ruta que conduce al descubrimiento de lo suprasen­ sible, esto es, del ser inteligible. En la primera navegación se permanece en una vinculación demasiado estrecha con los sentidos y lo sensible, mientras que en la segunda navegación Platón intenta una radical libera­ ción con respecto a los sentidos y a lo sensible, y un desplazamiento decidido hacia el plano del puro razonamiento y de lo que se puede captar con el intelecto y con la mente exclusivamente. Se lee en el Fedón: «Tuve miedo de que mi alma quedase completamente ciega al mirar las cosas con los ojos y al tratar de captarlas con cualquiera de los otros sentidos. Y por eso decidí que debía refugiarme en los razonamientos (logoi) y considerar mediante éstos la verdad de las cosas (...). Me he internado en esta direc­ ción y, en cada caso, tomando como base aquel razonamiento que me parezca más sólido, juzgo verdadero lo que concuerda con él, tanto con respecto a las causas como con respecto a las demás cosas, y lo que no concuerda lo juzgo no verdadero.» El sentido de esta segunda navegación resulta particularmente claro, si tenemos en cuenta los ejemplos que men­ ciona el propio Platón.
Mostrar más

42 Lee mas

Esencia humanista de la filosofía de Platón: Estado, educación y amor

Esencia humanista de la filosofía de Platón: Estado, educación y amor

El punto inicial para revelar la esencia del humanismo en la filosofía de Platón lo constituye las relaciones que establece entre los humanos y la polis, porque opina que es en la comunidad donde es posible la realización de las virtudes humanas, dentro de las cuales valora espe- cialmente la valentía, la templanza, la justicia y la sabi- duría (Platón, 1960, p. 263). Pero a su vez dichos nexos conduce a tener en cuenta que ellos están mediados por la paideia (Jaeger, 2011, p. 94), concepto de gran pro- fundidad, amplitud, diversidad interna y de considera- ble importancia en esa época, cuyo núcleo, visto a la luz del siglo XXI, es la educación, respecto a la cual vale puntualizar que en torno a ella se han conformado di- versas concepciones y teorías, pero como esta ocasión no constituye objeto de estudio, en el presente texto se entiende de manera general como la acción encaminada al desarrollo y mejoramiento humano y su efecto, que en el caso de Platón debe cumplir un requisito: “Hay
Mostrar más

10 Lee mas

El tema del placer en Platón

El tema del placer en Platón

Entre los trabajos más recientes merecen destacarse el amplio apéndice de Gosling-Taylor (1984), pp. 336-8) que los placeres verdaderos de Platón no son más que placeres conformes co[r]

21 Lee mas

La filosofía en las ciencias sociales

La filosofía en las ciencias sociales

Augusto Salazar Bondy (1971), hace notar que no faltan intentos de reflexión original sobre nuestra realidad; sin embargo, lo característico desde la filosofía académica es el mimetismo con respecto a los desarrollos y formas del pensamiento foráneo, es decir, receptividad pasiva e imitación; desde fuera de los claustros universitarios, quienes se han preocupado de formular una doctrina del país, padecen de debilidad teórica y de reflexiones superficiales. A pesar de los avances en las ciencias sociales y en la producción filosófica en el Perú parece vigente la percepción de Salazar Bondy cuando destaca “un persistente divorcio de la reflexión filosófica respecto a la temática del país, es decir, una sensible distancia entre los intereses teórico- filosóficos más serios y mejor equipados desde el punto de vista metodológico y conceptual, y los problemas que conciernen a la vida nacional, al proceso actual y a las perspectivas futuras de la nación”.
Mostrar más

17 Lee mas

HISTORIA DE LA FILOSOFÍA 2016 - 2017 ÍNDICE

HISTORIA DE LA FILOSOFÍA 2016 - 2017 ÍNDICE

Versa sobre visiones panorámicas de las épocas de la filosofía. Esta pregunta sirve para valorar la competencia del alumnado para manifestar una comprensión sistemática de la filosofía. Es importante que los alumnos sepan presentar visiones panorámicas de diferentes épocas en filosofía narrando el devenir de la filosofía sin hacer una mera yuxtaposición de autores, sino mediante una exposición ordenada. Extensión: una cara de un folio. Valor: 1’5 puntos.

7 Lee mas

La filosofía del Arte de Platón

La filosofía del Arte de Platón

biográfico si es verdad como Platón mismo lo creía que un conflicto similar debe plantearse necesariamente en la mente de todo aquel que participe, como todo ser humano debe participar, en estas dos actividades universales. Desde este punto de vista se hace claro que Platón puede, de una vez, sin ninguna inconsistencia enfatizar el valor y la importancia del arte y denunciarlo como si fuera un pecado mortal. Si decir que el arte es un elemento permanente y necesario de la vida humana es alabarla, entonces nadie ha alabado el arte más enfáticamente que Platón, si decir que no es el único ni el más alto elemento es vituperarla, entonces nadie la ha vituperado más enfáticamente. Pero aquellos auto denominados campeones del arte que se apresuran a protegerla contra las calumnias de Platón encuentran fácilmente su respuesta en sus propias palabras: a)ll' ou(=toj me\n e)a/n pote gn%= oi(=o/n e)stin to\
Mostrar más

29 Lee mas

Show all 10000 documents...