PDF superior Toma de decisiones clínicas en Medicina de Urgencias y Emergencias

Toma de decisiones clínicas en Medicina de Urgencias y Emergencias

Toma de decisiones clínicas en Medicina de Urgencias y Emergencias

go necesita concienciarse de que la vivencia de estas dificultades durante el proceso de decisión puede ser un síntoma guía de un burnout, a la vez que debería vigilar la aparición de situaciones se- mejantes entre sus colegas. En relación a la toma de decisiones, todos podemos vernos influidos por factores personales. Los errores afectivos pue- den aparecer cuando variables emocionales inter- accionan con el juicio clínico de un urgenciólogo. Estos errores son el resultado de interacciones complejas entre emoción y cognición. Además de las repercusiones sobre el paciente, debe conside- rarse su efecto sobre el estado afectivo de quien los comete 7 .
Mostrar más

5 Lee mas

EMERGENCIAS y los factores de impacto para las revistas de Medicina de Urgencias y Emergencias en 2009

EMERGENCIAS y los factores de impacto para las revistas de Medicina de Urgencias y Emergencias en 2009

NAC requiere un ingreso hospitalario en muchas ocasiones, y que éste suele hacerse desde nuestros servicios de urgencias. También compartimos la impresión de que algunos de estos ingresos po- drían evitarse. Por ello, sería de utilidad disponer de unos criterios que faciliten la toma de decisio- nes en cuanto a la necesidad de ingreso o trata- miento domiciliario. La falta, en nuestra opinión, de unos criterios estandarizados hace que suelan utilizarse los criterios de Fine, solos o en combina- ción con los de la Sociedad Británica del Tórax (BTS) (CURB-65 o CRB-65 en su versión reducida) para decidir la indicación de ingreso. Ello se basa en la experiencia de algunos grupos de trabajo 2 , y
Mostrar más

5 Lee mas

Manejo de la insuficiencia cardiaca aguda en los servicios de urgencias, emergencias y unidades adscritas  Documento de consenso del Grupo de Insuficiencia Cardiaca Aguda de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (ICA SEMES)

Manejo de la insuficiencia cardiaca aguda en los servicios de urgencias, emergencias y unidades adscritas Documento de consenso del Grupo de Insuficiencia Cardiaca Aguda de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (ICA SEMES)

da el ingreso hospitalario de todo paciente con ICA de reciente diagnóstico donde no es posible el estudio etiológico rápido de forma ambulatoria o con un episodio de descompensación de insufi- ciencia cardiaca conocida de alto riesgo (presencia de las variables anteriormente descritas). También se deberá ingresar aquellos pacientes con una en- fermedad o situación asociada que requiera trata- miento hospitalario. Con todo, la decisión final siempre debe ser individualizada y tener en cuen- ta aspectos funcionales, mentales y sociales del paciente que permitan el cumplimiento terapéuti- co y el seguimiento ambulatorio. Es importante recordar que la toma de decisión del alta se hace en función de la ausencia de los factores o varia- bles de alto riesgo, y del criterio y experiencia del clínico. Por ello, en los casos límite juega un papel fundamental la sala de observación de urgencias que permite durante unas horas valorar la res- puesta al tratamiento, lo que ayuda a la toma de decisiones, así como a la educación del paciente y al establecimiento de una continuidad en el plan de cuidados al alta 116 .
Mostrar más

21 Lee mas

Plan Europeo de Estudios de Medicina de Urgencias y Emergencias

Plan Europeo de Estudios de Medicina de Urgencias y Emergencias

porciona el marco para la determinar el deber moral, la obligación y la conducta. Los MUE de- ben aprender a identificar, definir y aplicar princi- pios morales generales a sus prácticas relativas a: la autonomía del paciente (consentimiento infor- mado y la negativa, la capacidad de toma de de- cisiones del paciente, el tratamiento de los meno- res, las directivas anticipadas, las obligaciones de los estatutos del Buen Samaritano); decisiones re- ferentes a terminación de vida (limitar la reanima- ción, futilidad); la relación médico-paciente (confi- dencialidad, decir la verdad y la comunicación, la compasión y la empatía); y temas relacionados con la justicia (el deber, cuestiones de ética de la reanimación, regulación de atención sanitaria, las cuestiones morales en la medicina de desastres, la investigación, la reanimación en el embarazo). 3.1.5 Planificación organizativa y gestión de servicios
Mostrar más

15 Lee mas

Estudio epidemiológico de la neumonía adquirida en la comunidad diagnosticada en un servicio de urgencias: ¿influye el índice de Fine en la toma de decisiones?

Estudio epidemiológico de la neumonía adquirida en la comunidad diagnosticada en un servicio de urgencias: ¿influye el índice de Fine en la toma de decisiones?

Podemos concluir que en nuestro estudio, los pacientes con NAC de alto riesgo son de edad avanzada, con deterioro funcional, comorbilidad, insuficiencia respiratoria, infiltrado multilobar, alte- ración del sensorio y mayor producción de lacta- to. Estos pacientes ingresan más frecuentemente en servicios que ofrecen una atención integral: UCE y medicina interna. Existe un elevado porcen- taje de ingreso de pacientes con NAC de bajo riesgo según las escalas pronósticas, por lo que creemos necesario realizar estudios diseñados para detectar las razones de ingreso en estos pacientes.
Mostrar más

8 Lee mas

Análisis de redes de colaboración españolas en la investigación en Medicina de Urgencias y Emergencias (2010 2014)

Análisis de redes de colaboración españolas en la investigación en Medicina de Urgencias y Emergencias (2010 2014)

populariza para describir las relaciones entre los investi- gadores contemporáneos, cómo colaboran entre sí me- diante la coautoría de trabajos, el intercambio de infor- mación o la influencia que tienen unos sobre otros. La estructuración de estas redes podríamos dividirlas en formales e informales. Las informales se constituyen de las relaciones interpersonales entre los investigadores, o nodos, quienes interactúan entre sí o facilitan la interac- ción entre dos o más nodos que podrían no tener rela- ción entre ellos. Las redes formales son el producto de decisiones institucionales o políticas públicas que bus- can potenciar sus capacidades mediante este tipo de vínculos y que se relaciona con las eras de la investiga- ción mencionadas previamente. Parecería sensato que los mapas de estos dos tipos de redes, informales y for- males, fuesen ser altamente coincidentes. Así, el reco- nocimiento formal debiera llevar al desarrollo de redes
Mostrar más

7 Lee mas

Nociones prácticas para los estudiantes de medicina interesados en la Medicina de Urgencias y Emergencias en España

Nociones prácticas para los estudiantes de medicina interesados en la Medicina de Urgencias y Emergencias en España

hasta un 9% de los usuarios de este programa son estudiantes internacionales, mientras que casi la mitad del total de los usuarios no tienen un programa de MUE establecido en su institución, o no tienen disponibilidad de tutores. Se ha do- cumentado que los estudiantes internacionales y aquéllos sin disponibilidad de tutores tienen un mayor beneficio del Virtual Advisor Program. Los estudiantes internacionales de medicina pueden buscar oportunidades clínicas en MUE a nivel in- ternacional o en los EE.UU. a través de la página de internet de la SAEM (www.saem.org).

5 Lee mas

La enseñanza de la Medicina de Urgencias y Emergencias en las facultades de medicina españolas: situación actual

La enseñanza de la Medicina de Urgencias y Emergencias en las facultades de medicina españolas: situación actual

El programa práctico varía desde 4 horas de seminarios de habilidades clínicas a 48 horas de prácticas clínicas obligatorias en servicios de ur- gencias. En dos casos el programa práctico consis- te en una rotación voluntaria por un servicio de urgencias de 120 horas sin especificar temas con- cretos. Ninguno de los programas se adapta por completo a las recomendaciones de la SEMES, tanto por la falta de horas asistenciales en un ser- vicio de urgencias (solamente se cumple en los dos casos citados) como por la poca coincidencia en los temas tratados. Aunque algunos de los te- mas recomendados sí son tratados, el único tema tratado en más del 50% de las asignaturas es la reanimación cardiopulmonar (67% de los progra- mas, Figuras 2 y 3). No hay ningún tema distinto a los propuestos por la SEMES que se trate en más de una facultad.
Mostrar más

7 Lee mas

Informática en Medicina de Urgencias y Emergencias: Gestión de la información y aplicaciones en el siglo XXI

Informática en Medicina de Urgencias y Emergencias: Gestión de la información y aplicaciones en el siglo XXI

La informática en Medicina de Urgencias y Emergencias (IMUE) es la recogida, gestión, procesamiento y aplicación de los datos de la atención prestada a los pacientes urgentes, así como los datos operativos. La IMUE está transformando y mejorando nuestros siste- mas de atención prehospitalaria y las intervenciones de los servicios de urgencias hospita- larios (SUH). Es fundamental para la vigilancia de la salud pública, y nos permitirá ampliar la investigación clínica en las instituciones, regiones y naciones. La IMUE es una de nues- tras herramientas más importantes para mejorar la atención de emergencias y repercutirá positivamente en la salud de la población. Para la atención prehospitalaria, los sistemas IMUE proporcionan información para analizar la relación coste-eficacia de las intervencio- nes clínicas, para organizar las operaciones del servicio médico de emergencias (SME), para coordinar la comunicación en las solicitudes de servicio, vigilar el control de calidad y las necesidades educativas, y para el seguimiento de la evolución de los pacientes. La práctica de la Medicina de Urgencias y Emergencias en el SUH requiere la captura de muchos datos y elementos temporales para que la atención del SUH sea eficiente. Los módulos IMUE apoyan el seguimiento y la precisión del triaje, el seguimiento del pacien- te, el control de médicos y enfermeros, la decisión clínica, el orden de entrada, las ins- trucciones de alta y la generación de prescripciones. Debe haber coordinación del IMUE con el hospital, laboratorio y los sistemas de información del servicio de radiología, así como con los registros sobre acceso al hospital y a las clínicas ambulatorias. La informa- ción clínica se debe agregar a una base de datos del SUH que luego se puede utilizar pa- ra la investigación clínica. Es necesaria la cooperación y el apoyo del departamento de servicios de información del hospital, la administración del hospital, los urgenciólogos y los investigadores de IMUE, para que la base de datos del SUH esté bien construida y, más importante aún, bien utilizada, con el objetivo de mejorar la atención al paciente. Ya que la información de las bases de datos agregados de SUH proporcionan información basada en la población sobre lesiones y enfermedades agudas, actualmente estas bases de datos constituyen un elemento clave para la vigilancia de la salud pública. Un eficaz sistema de vigilancia sindrómica basado en el Chief Complaint (CC) [Motivo Principal de Consulta (MPC) en urgencias], nursing triage note, [informe de triaje por enfermería] y los códigos CIE-9 o CM-10 requiere la cooperación de los profesionales encargados de los sistemas de información hospitalaria, los administradores, los directores del SUH y los profesionales de la salud pública. [Emergencias 2009;21:354-361]
Mostrar más

8 Lee mas

Urgencias y emergencias en medicina de montaña, problemas de adaptación a la hipoxia hipobárica y rescate aérea de víctimas: un enfoque histórico

Urgencias y emergencias en medicina de montaña, problemas de adaptación a la hipoxia hipobárica y rescate aérea de víctimas: un enfoque histórico

mento volumétrico de las cavidades huecas del organismo, co- mo el tubo digestivo o los senos frontales y parasanales. Por acción de la Ley de Boyle y Mariotte, al disminuir la presión con la altura estas cavidades se expanden de modo secundario a una hiperpresión relativa. Las consecuencias graves, sin em- bargo, son debidas a la hipoxia, siendo más susceptibles los menores de 18 años y los obesos. Hoy se acepta que las mani- festaciones clínicas de la enfermedad son muy variables en lo- calización y gravedad, dependiendo de las características fi- siológicas del sujeto y de la altura conquistada. Los trastornos más frecuentes son los digestivos (anorexia, náuseas...) y ner- viosos (cefalea, insomnio). Los síntomas iniciales más fre- cuentes son taquicardia, taquipnea, cefalea, astenia, anorexia, meteorismo y vértigo, en forma mono o polisintomática, que en alguna ocasión ya pueden aparecer entre los 2000 y 3000 m. Por encima de los 3000 m, además de los síntomas ante- riores suele asociarse insomnio, disnea, oliguria y vómitos. Estos síntomas suelen explicarlos todos aquellos que superan los 4000 m y persisten hasta que se aclimatan. Las alturas en- tre 3000 y 6000 m se consideran zona de aclimatación. Es en esta zona donde se presenta el mal de montaña típico, pero es posible el cese de la sintomatología por aclimatación cuando se siguen unas normas bien establecidas como son el ascenso lento (unos 200 m/día), o bien utilizando el método "en agu- jas", que consiste en realizar ascensos más rápidos, pero per- noctando unos 200 m por debajo de la altura conseguida. Por encima de los 6000 m entramos en la zona de deterioro, en la que sólo unos pocos privilegiados pueden continuar la aclima- tación y, en todo caso, durante poco tiempo. En algunos ca- sos, sobre todo en mujeres, se observan edemas subcutáneos, localizados preferentemente en párpados inferiores, a nivel pe- riorbitario, en cara y en manos. A veces los edemas subcutá- neos aparecen sin que se produzcan otros síntomas. Una vez instaurado el MMA, los síntomas aumentan progresivamente durante 24-36 horas y desaparecen cuando se consigue la acli- matación, en general a los 3 ó 4 días 2,3,4,12 . En 1976 Hackett
Mostrar más

9 Lee mas

Desarrollo de las Vías Clínicas en Medicina de Urgencias y Emergencias

Desarrollo de las Vías Clínicas en Medicina de Urgencias y Emergencias

• En algunas de las vías clínicas revisadas de procesos que se inician en Urgencias, como la "Neumonía adquirida en la comunidad con criterio de ingreso" y la "apendicitis agu- da", lo que se hace con el paciente en Urgencias-Emergencias viene, en la matriz de la vía clínica, en el día primero del in- greso, y a juicio del Grupo no queda reflejada la actividad de todo lo que se ha realizado con el paciente y sus acompañan- tes en Urgencias ni tampoco se contempla a todos los que in-

6 Lee mas

Crisis y Medicina de Urgencias y Emergencias

Crisis y Medicina de Urgencias y Emergencias

petar las decisiones ya tomadas por el propio Par- lamento e insistir en una obcecación impropia. Opiniones, como se suele decir, hay muchas, pero autorizadas, más bien pocas. Y estas pocas deben ser las de los expertos en la materia. Las de exper- tos que pertenecen al grupo de los que diariamen- te conviven e investigan con y acerca de la activi- dad que profesionalmente ejercen. Como buen investigador que le considero, como profesional que ejerce en un servicio de urgencias y como di- rectivo en Cataluña de la Sociedad que legítima- mente representa a sus urgenciólogos, pienso que su opinión es “verdaderamente autorizada” y creo que muchos la compartimos prácticamente en su totalidad. Saber diferenciar estas opiniones de la mera charlatanería es una de las claves para poder leer y distinguir un buen editorial o un buen artí- culo científico 7 . Insisto por ello en mis sinceras feli-
Mostrar más

5 Lee mas

Comparación del programa de formación de médicos residentes de la especialidad de Medicina de Urgencias y Emergencias con los programas de Medicina Interna, Medicina Intensiva, Anestesiología y Reanimación y Medicina Familiar y Comunitaria

Comparación del programa de formación de médicos residentes de la especialidad de Medicina de Urgencias y Emergencias con los programas de Medicina Interna, Medicina Intensiva, Anestesiología y Reanimación y Medicina Familiar y Comunitaria

El objetivo del estudio es escribir las similitudes y diferencias de los programas docentes de las especialidades de Me- dicina de Urgencias y Emergencias (MUE), Medicina Interna (MI), Medicina Intensiva (MIV), Anestesiología y Reanima- ción (AyR) y Medicina Familiar y Comunitaria (MFyC). Se comparan los programas formativos oficiales de MI, MIV, AyR y MFyC que figuran en junio de 2015 en el portal del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y el de la Comisión Promotora de la especialidad de MUE elaborado por la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emer- gencias. Así como las definiciones, campo de actuación, objetivos generales, rotaciones, programa de guardias, y los conocimientos, habilidades y técnicas específicas de las atenciones urgentes incluidas en todos programas en relación con la especialidad de MUE. De los programas que se presentan, se ha encontrado un paralelismo en todos ellos en cuanto al desarrollo formativo en la atención a la patología aguda y aspectos formativos comunes a todos los médicos internos residentes: calidad, gestión y metodología de la investigación. Se evidencian hechos diferenciadores y pro- pios en el programa docente de la MUE en: la capacidad de realizar triaje en múltiples escenarios, la atención integral desde el paciente leve al paciente crítico, el desarrollo docente, laboral e investigador en los servicios de urgencias tanto en periodo laboral ordinario como en guardias, la formación en el ámbito de las urgencias extrahospitalarias, así como la gestión y asistencia en grandes catástrofes y en emergencias médicas. Se concluye que la MUE tiene una en- tidad propia, que pone de manifiesto aspectos diferenciadores respecto al resto de especialidades en cuanto a la for- mación global, específica y real, en el ámbito de las urgencias hospitalarias y emergencias extrahospitalarias. Palabras clave: Medicina de Urgencias y Emergencias. Docencia. Programas formativos. Médicos internos residentes.
Mostrar más

13 Lee mas

Congresos de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (y II): evolución de 20 años de actividad científica

Congresos de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (y II): evolución de 20 años de actividad científica

plazo de presentación, el Comité Científico se re- úne para evaluar dichas comunicaciones, las cua- les se distribuyen para ser calificadas anónima- mente por, al menos, dos evaluadores diferentes. Actualmente se cuenta con un formato de pun- tuación online preestablecido que tiene en cuen- ta la estructura, introducción, objetivos, metodo- logía, resultados, conclusiones, valoración global de la comunicación e interés temático para el ámbito de las urgencias. La puntuación máxima de cada revisor es de 18 puntos, y con la puntua- ción de ambos se obtiene una puntuación media. Es obvio que tanto la clasificación como el siste- ma de puntuación son susceptibles de modifica- ción. Así, por ejemplo, los grupos en los que se distribuyen las comunicaciones son bastante des- iguales en cuanto a tamaño: mientras que en el de “Atención urgente motivada por enfermedad” se recibieron 312 comunicaciones en el pasado congreso de Salamanca, en el de “Asistencia a víctimas múltiples en catástrofes” se encuadraron tan sólo 15. Es evidente que una buena y equili- brada clasificación inicial permitirá una puntua- ción más equitativa (al ser enviadas al mismo conjunto de revisores) y una selección de comu- nicaciones más homogéneas para una sesión en particular (con un público diana más definido).
Mostrar más

7 Lee mas

La Medicina de Urgencias y Emergencias Global en 2013: el mundo está esperando

La Medicina de Urgencias y Emergencias Global en 2013: el mundo está esperando

fecha, estos programas carecen de un acuerdo formal sobre los elementos del plan de estudios, aunque Bayram et al. describieron los objetivos formativos comunes de estos programas basándo- se en artículos publicados, materiales en la red y correspondencia con directores de los programas de posresidencia. Estas siete “áreas claves” inclu- yen el desarrollo de sistemas de MUE, la ayuda humanitaria, el manejo de catástrofes, la salud pú- blica, la administración de programas, la medicina del viajero y las habilidades universitarias 25 . Hay
Mostrar más

5 Lee mas

Medicina de emergencias en España: documento base

Medicina de emergencias en España: documento base

Es tarea de todos los profesionales dedicados a la Medicina de Emergencias, sea cual sea su formación previa y el medio en que desempeñen su actividad, profundizar en el conocimiento de sus fundamentos, investigar nuevas líneas de desarrollo, difundir sus tra­ bajos y, en resumen, contribuir a aumentar el recono­ cimiento de su actividad y su cuerpo doctrinal. Fina­ lizar el siglo XX con una definición clara de su perfil profesional y con una certificación seria y prestigiada, avalada por la sociedad científica representativa de la Medicina de Emergencias en España (SEMES), puede ser el mejor camino posible para el reconocimiento por las autoridades sanitarias de esta actividad multi­ disciplinar y para su definitiva consolidación.
Mostrar más

8 Lee mas

Toma de decisionesEQUIPO5.docx

Toma de decisionesEQUIPO5.docx

Una vez creado el marco adecuado y reconocido los obstáculos comunes que puedan interponerse en el camino de la toma de decisiones, usted estará listo para contextualizar el asunto para su equipo de toma de decisiones. Este es el punto en que muchos ejecutivos cometen el error de buscar soluciones antes de que comprendan la naturaleza del problema.

19 Lee mas

Presentismo en profesionales sanitarios de los servicios de urgencias y emergencias

Presentismo en profesionales sanitarios de los servicios de urgencias y emergencias

dores asistenciales de los SU hospitalarios de los ocho centros públicos existentes (Hospital de Jarrio, Hospital Carmen y Severo Ochoa, Hospital San Agustín, Hospi- tal Universitario Central de Asturias, Hospital de Cabue- ñes, Hospital Francisco Grande Covián, Hospital Álva- rez-Buylla y Hospital Valle de Nalón) o del SU extrahospitalario en cualquiera de sus seis unidades móviles de emergencias (UME) durante el tiempo del estudio y formar parte de las anteriores categorías pro- fesionales. Además, debían aceptar voluntariamente participar en el estudio y completar el cuestionario en su totalidad, de manera anónima.
Mostrar más

6 Lee mas

Los recursos médicos y de enfermería de los sistemas de emergencias médicas y centros de coordinación de urgencias en España

Los recursos médicos y de enfermería de los sistemas de emergencias médicas y centros de coordinación de urgencias en España

Los SEM españoles tienen una estructura de re- cursos sanitarios cualitativamente similar en cuan- to a personal médico y de enfermería, aunque con diferencias importantes entre CCAA, particu- larmente en lo relativo al personal sanitario de ti- po asistencial. Las CCAA en las que la dotación de médicos y personal de enfermería asistencial es coincidente utilizan fundamentalmente unidades móviles de emergencias dotadas de personal sani- tario de manera similar. Es decir, que las USVA es- tán compuestas en esos casos por personal médi- co y de enfermería. Sin embargo, en las CCAA con distinta dotación de personal sanitario existe mayor variabilidad en los tipos de vehículos asis- tenciales, como se ha visto en las CCAA de Anda- lucía, Cataluña, Euskadi y la Comunidad de Ma- drid, en las que existen, además, unidades asistenciales dotadas sólo de personal médico o de enfermería.
Mostrar más

6 Lee mas

Nuevos fármacos en Medicina de Urgencias

Nuevos fármacos en Medicina de Urgencias

Fármacos activos sobre el aparato digestivo Uno de los aspectos importantes a considerar en los Servicios de Urgencias es el manejo del paciente san ir ante o de la profilaxis de sangrado en pacientes de alto riesgo. El advenimiento de los fármacos que condicionan la secreción ácida es un pilar en el tratamiento de estos enfer­ mosl.

6 Lee mas

Show all 10000 documents...