Top PDF Una Lectura d'El malestar en la cultura

Una Lectura d'El malestar en la cultura

Una Lectura d'El malestar en la cultura

Debido a esta primordial hostilidad entre los hombres, la sociedad civilizada se ve constantemente al borde de la desintegración. El interés que ofrece la comunidad de trabajo no bastaría para mantener su cohesión, pues las pasiones instintivas son más poderosas que los intereses racionales. La cultura se ve obligada a realizar múltiples esfuerzos para poner barreras a las tendencias agresivas del hombre, para dominar sus manifestaciones mediante formaciones reactivas psíquicas. De ahí, pues, ese despliegue de métodos destinados a que los hombres se identifiquen y entablen vínculos amorosos coartados en su fin; de ahí las restricciones de la vida sexual, y de ahí también el precepto ideal de amar al prójimo como a sí mismo, precepto que efectivamente se justifica, porque ningún otro es, como él, tan contrario y antagónico a la primitiva naturaleza humana. Pàg. 3046.
Show more

20 Read more

En torno a El malestar en la cultura. Perspectivas filosófico-políticas sobre Freud

En torno a El malestar en la cultura. Perspectivas filosófico-políticas sobre Freud

Con relación a este tema Freud (1992: 87) hace una referencia con un cierto paralelismo hobbesiano: “…¿de qué nos vale una larga vida, si ella es fatigosa, huera de alegrías y tan afligente que no podemos sino saludar a la muerte como redentora?”. Hobbes (2001: 14- 115) menciona en su Leviatán que “los hombres no encuentran placer, sino, muy al contrario, un gran sufrimiento, al convivir con otros allí donde no hay un poder superior capaz de atemorizarlos a todos… […]…no hay sociedad… […]…Y la vida del hombre es solitaria, pobre, desagradable, brutal y corta”. La diferencia es que mientras que en el Leviatán se describe la existencia humana en forma previa a la constitución de la sociedad e ipso facto del Estado, en El malestar en la cultura se realiza la misma operación pero adicionándole además su versión ex post facto, es decir con una societas conformada que posee a su vez instancias políticas de autorregulación.
Show more

24 Read more

El malestar en la cultura en la actualidad

El malestar en la cultura en la actualidad

Es cierto que en la tesis freudiana del malestar ya estaba en germen la cuestión económica del malestar psíquico. Cuando Freud aborda en el apartado VIII “las vicisitudes del superyó en el neurótico”, enlaza la cultura al surgimiento de la “conciencia moral” pero de un modo sumamente contradictorio. Dice: “la renuncia de lo pulsional crea la conciencia moral, que después reclama más y más renuncia” (1930: 124). Es decir, lo que el sujeto integra como mandamientos de la conciencia moral no es sin un arreglo paradójico que se plasma en el sentimiento inconsciente de culpa y en la necesidad de castigo, pilares del “problema económico del masoquismo”. Pero Freud encuentra que dicho malestar, en tanto renuncia a la satisfacción pulsional, tiene salidas, tiene recursos, aquellos que enumera y amplia en el capítulo II, como “defensas frente al sufrimiento”: los tóxicos, la sublimación, la religión, el amor, la belleza y la neurosis misma.
Show more

10 Read more

ARTE Y MALESTAR CONSTITUTIVO DE LA CULTURA

ARTE Y MALESTAR CONSTITUTIVO DE LA CULTURA

Freud y Lacan acordaron un lugar privilegiado al arte y al artista en el pensamiento psicoanalítico. Aunque el genio conserva para el psicoanálisis su carácter enigmático, la articulación del fenómeno artístico con la sublimación, el destino pulsional privilegiado que Freud define para el artista y el investigador, su vinculación con “la Cosa”, por parte de Lacan, constituyen aportes mayores para la comprensión del lugar del arte en el proceso civilizatorio. Freud y Lacan tenían como referencia directa al malestar en la cultura que engendró el nazismo. ¿Qué podemos decir del malestar en la cultura actual, en la que parece dominar la alienación al consumismo, el vértigo de la inmediatez y una violencia no menos desatada que en épocas anteriores? Pensar desde el psicoanálisis la educación en el arte o por el arte se funda en el lugar eminente que éste ocupa entre los “reguladores” del abuso constitutivo de lo humano.
Show more

14 Read more

El Malestar Actual en la Cultura. ¿Nuevas Representaciones en la Adolescencia?

El Malestar Actual en la Cultura. ¿Nuevas Representaciones en la Adolescencia?

Dicho de otra manera, si miramos los cimbronazos que a menudo hemos atravesado como sociedad en el pasado y los que transitamos también en el presente, me pregunto si pueden existir significativas correlaciones entre aquella crisis social del 2001/2002, el actual malestar actual en la cultura y el aumento del sufrimiento en algunos adolescentes, la apatía, la desesperanza, los síntomas que hoy manifiesta esa población. Es una inquietud que me impulsa a seguir investigando a futuro porque excede las pretensiones del presente trabajo.
Show more

8 Read more

El psicoanálisis en el malestar en la cultura, de Daniel Gerber

El psicoanálisis en el malestar en la cultura, de Daniel Gerber

En su libro, Daniel Gerber resalta y retoma la preocupación clínica fundamental de Freud al abor- dar temas, digamos, sociales: elucidar el enigmático sentimiento de culpa inconsciente y la función del padre en las estructuras clínicas; interés que le lleva- rá a la producción de su mito del asesinato del padre como fundamento de la humanidad y a su diagnós- tico de la existencia de un malestar consustancial a la cultura, correlativo de la muerte del padre y de pronóstico incurable; planteamientos que definirán la posición del psicoanálisis ante los discursos de la religión, la ciencia y la tecnología, así como ante la política y la ideología y que Gerber retoma y recrea a lo largo del libro, precisándonos esta posición, despejando dudas respecto a ella y proponiéndo- nos nuevos elementos para ese permanente ejerci- cio de replanteamiento de la postura psicoanalítica ante los discursos señalados y ante las problemáticas contemporáneas.
Show more

5 Read more

Derechos Humanos: del malestar en la cultura al  bienestar de algunas transformaciones sociales

Derechos Humanos: del malestar en la cultura al bienestar de algunas transformaciones sociales

Así, en su obra El malestar en la cultura, Freud va a sostener que bajo determinadas circunstancias el hombre puede revelarse como “bestia salvaje”, que ni siquiera es capaz de respetar a los miembros de su propia especie. Y esa inclinación agresiva que perturba los vínculos con el prójimo, esa hostilidad en juego es la que se pone de manifiesto en la segregación. Y por eso la cultura “tiene que movilizarlo todo”, para poner límites a esas pulsiones. Freud va a plantear respecto de la civilización que esta conlleva el gobierno que el hombre tuvo que hacer de la naturaleza, al tiempo que la regulación de los vínculos a través de la institución de normas para la distribución de los bienes. Las sociedades más injustas e inequitativas, que propician profundas desigualdades, acentúan ese malestar (Freud, 2011a). En lo que hace al desarrollo de la ciencia y de la técnica va a postular, en El porvenir de una ilusión, que puede ser utilizada para su aniquilamiento (Freud, 2011b: 6).
Show more

24 Read more

El malestar en la cultura jurídica . Ensayos críticos sobre políticas del derecho y derechos humanos

El malestar en la cultura jurídica . Ensayos críticos sobre políticas del derecho y derechos humanos

los derechos humanos donde ese malestar de la cultura jurídica se ve con mayor nitidez. La teoría tradicional que analiza los derechos hu- manos desde la perspectiva del derecho internacional cae tristemente en muchas ocasiones en esa triple trampa de la trascendencia, la descontextualización y la formalización que indicábamos más arriba. Al comenzar a trabajar los derechos humanos desde su reconocimiento jurídico, gran parte de la teoría internacionalista parece aceptar los fundamentos liberales que Foucault nos muestra en El nacimiento de la biopolítica. Comenzar por los derechos nos puede ocultar todo el entramado de intereses, pasiones y objetivos de dominación que, como subyacía en el texto de Sigmund Freud, intentan ser ocultados o su- blimados, pero que nunca desaparecen del todo. La teoría crítica de los derechos no deslegitima, ni desprecia el esfuerzo internacional por garantizar las luchas sociales por el acceso igualitario a los bie- nes. Pero, lo que sí hace es colocar el derecho en su justo lugar. No al principio del análisis; sino, al final, en el momento de las garantías. Con lo que el derecho aparece como lo que es, ni más ni menos, un sistema de normas que garantiza un determinado acceso a los bienes que hacen digna la vida de las personas. Si ese «determinado acceso» tiende a colocar a unos en posiciones privilegiadas y a otros en posi- ciones subordinadas, la teoría crítica de los derechos afirmará la «in- dignidad» de tal situación y se esforzará en proponer otras vías y otros cauces más acordes con las luchas y las prácticas sociales que siempre están antes de los reconocimientos jurídicos.
Show more

289 Read more

Malestar en la cultura  Suicidio: aspectos transculturales

Malestar en la cultura Suicidio: aspectos transculturales

La introducción menciona que el suicidio es un epítome del Malestar en la Cultura. Pasa revista por sectores vulnerables, grupos indí- genas, intelectuales, la relación con catás- trofes económicas. Cita varios de los países propensos, mencionando algunas tasas de suicidio, deteniéndose en casos de suicidios colectivos de la historia. Menciona diversos métodos suicidas, épocas propensas, tan- to como la relación eutanasia-suicidio y los cambios ocurridos según edad y género. Numerosas referencias son mencionadas de acuerdo a culturas, pueblos, religiones. Compara el suicidio humano con el mundo animal y alerta sobre criterios de prevención y uso de fármacos. Dada una publicación ofrecida en Ecuador, el artículo realiza una breve referencia sobre el tema. El colofón recuerda que el suicidio es el acontecimien- to humano más estremecedor.
Show more

10 Read more

El malestar en la cultura : versiones de las Metamorfosis de la antigüedad clásica y moderna en Angela Carter y Marie Darrieussecq

El malestar en la cultura : versiones de las Metamorfosis de la antigüedad clásica y moderna en Angela Carter y Marie Darrieussecq

relación del individuo con el mundo: “El hombre aprende a dominar un procedimiento que, mediante la orientación intencionada de los sentidos y la actividad muscular adecuada, le permite discernir lo interior (perteneciente al yo) de lo exterior (originado en el mundo) dando así el primer paso hacia la entronización del principio de realidad, principio que habrá de dominar toda la evolución ulterior.[…] Originariamente el yo lo incluye todo; luego desprende de sí un mundo exterior. Nuestro actual sentido yoico no es, por consiguiente, más que el residuo atrofiado de un sentimiento más amplio, aun de envergadura universal, que correspondería a una comunión íntima entre el yo y el mundo circundante (sentido yoico primario)[…]Los contenidos ideativos que le corresponden serían precisamente los de infinitud y comunión con el Todo”. Confrontar Freud, Sigmund, El malestar en la cultura y otros ensayos, Madrid: Editorial Alianza, 1970, 12.
Show more

10 Read more

Psicología del terrorismo: el nuevo malestar en la cultura

Psicología del terrorismo: el nuevo malestar en la cultura

Así, para leer psicoanalíticamente hay que leer en negativo, hay que mirar en tal forma que lo que parece quitarle calidad a la obra sea lo que esconda la verdad. La clínica propuesta por Freud es, entonces, la clínica de lo normal pensado, debatido, puesto en duda, donde la normalidad se problematiza, como un modo de lo humano, no como un modo ideal. Es esta manera de proceder la que parecería coincidir con la propuesta de una clínica de lo social, en tanto se problematiza la pretendida armonía y orden que lo social impone a lo humano, dejándole cada vez menos opciones de expresión, de salida y donde el terrorismo aparece como síntoma que anuncia el malestar de dicha reclusión.
Show more

8 Read more

Toxicomanías: Una lectura desde el malestar en la cultura

Toxicomanías: Una lectura desde el malestar en la cultura

Demetrio que es el que digo que está así como que feillo, o sea no feo, no es por ser mala onda pero bueno…no da un buen aspecto así…físico. Ese no, no está casado. De hecho a él, había pasado por problemas de alcoholismo él y mi papá una vez lo intentó ayudar y fue que lo, me tocó ver que íbamos a buscarlo a la cantina, sobre todo en su quincena, y…la quincena…ya me imagino, pobre. Ahorita que estuve en Casa Nueva y todo eso, analizando, y pobrecillo…pobrecillo. Como que al igual me cayó el veinte de por qué él consumía alcohol, o consume. Pues por sus problema, su problema físico, y ya…como es la cultura en México me imagino que lo han de ver, la sociedad, en la escuela, o sea la sociedad lo ha de haber rechazado. El sentirse igual, yo creo que tiene motivos por los cual sentirse solo, por la apariencia física ¿no? – Entonces tú con Demetrio te identificas en ese sentimiento – Si, si…yo así me sentí rechazado por la sociedad, o sea, el pinche bullying que antes le llamaban carrilla, este, desmadre. Desmadre que me desmadraba. De por sí yo era una persona insegura y…m- llegaba a que me marcaran mis errores. Puta madre…. Que por qué estaba gordo, que est-de hecho hasta, hasta ahorita me cuesta un chingo de trabajo subir una foto al Facebook, mía. Por pinche inseguridad de que, no manches, inseguridad mía de que todavía no me acepto a mi mismo. De…no me gusta mi cuerpo, ehh…estoy luchando ahorita, eh, estoy tratando de ir al gimnasio, pero tampoco, no soy constante así en hacer ejercicios, en llevar dietas para estar, tener una buena figura. Que hay veces que me veo al espejo y digo “No pues…no, no soy feo. No” pero hay veces en las que me veo mal, no me gusta, no sé…quisiera ser como…Fulanito. Si…y así, pues así pasa. Y sí me identifico en esa parte con Demetrio. - ¿Cómo quisieras ser tú? – Pues quisiera ser…te-tener cuerpo, más que nada, no cambiaría mi cara, pero quisiera tener cuerpo. Eso es algo que puedo hacer, que puedo obtener y que me sentiría satisfecho si lo hago. Entonces pues estoy en la lucha…si….
Show more

206 Read more

El malestar en la cultura . Notas sobre los intelectuales argentinos y el fin de siglo

El malestar en la cultura . Notas sobre los intelectuales argentinos y el fin de siglo

Un tercer tipo de intervención lo caracterizaron aquellos que apelaron a la descalificación lisa y llana, del interlocutor de turno, la más de las veces en muy malos términos. Aquí fueron emblemáticas varias peleas, un ejemplo de ellas, lo protagonizaron Andrés Rivera y el historiador Norberto Galasso. Cuando el primero trató sin medias tintas de fascista a Galasso por su posición de historiador nacionalista, la acusación fue tan virulenta que provocó una reacción inmediata en muchas franjas de la cultura y los organismos de derechos humanos, que se expresaron en una solicitada de repudio a los dichos del escritor (7). En otros casos, las actitudes como la de Beatriz Sarlo de escribir en la revista Viva del diario Clarín, fueron tomadas como malos atributos de su persona y eso sirvió para descalificarla intelectualmente.
Show more

5 Read more

Sensatez económica versus sensatez ecológica: ¿malestar en la cultura?

Sensatez económica versus sensatez ecológica: ¿malestar en la cultura?

mía respecto a los ideales que la misma sociedad dice querer alcanzar. Esta civilización, por ejemplo, que solamente crea valor mediante una razón de rédito cada vez más [r]

10 Read more

El malestar actual de la cultura y la martirización del cuerpo

El malestar actual de la cultura y la martirización del cuerpo

Este estudio consiste en un ensayo sobre los trastornos de la imagen corporal y de la conducta alimentaria, poniendo particular énfasis en su etiología. Se postula la preponderancia de los fac- tores psicológicos y sociales en la configuración de la imagen corporal, se demuestra el impacto de las actitudes parentales y de los patrones culturales en la construcción de la representación mental que tiene el sujeto de sí mismo, en especial el influjo nocivo que ejercen los mensajes pu- blicitarios, y se propone que su poder reside en que refleja el malestar social de nuestros tiempos. Finalmente, se plantea la necesidad de la intervención psicológica en la familia, la escuela y los medios de comunicación para mitigar la influencia de los mensajes que han determinado el pre- sente culto a la delgadez y la buena figura.
Show more

10 Read more

El porvenir de una ilusión El malestar en la cultura y otras obras (1927-1931)

El porvenir de una ilusión El malestar en la cultura y otras obras (1927-1931)

He aquí, pues, el proceso: el varoncito rehusó darse por enterado de un hecho de su percepción, a saber, que la mujer no posee pene. No, eso no puede ser cierto, pues si la mujer está[r]

307 Read more

El porvenir de una ilusión El malestar en la cultura y otras obras (1927-1931)

El porvenir de una ilusión El malestar en la cultura y otras obras (1927-1931)

He aquí, pues, el proceso: el varoncito rehusó darse por enterado de un hecho de su percepción, a saber, que la mujer no posee pene. No, eso no puede ser cierto, pues si la mujer está[r]

307 Read more

El nuevo malestar en la cultura representado en la película Matrix I

El nuevo malestar en la cultura representado en la película Matrix I

Es decir, Thomas Anderson está frente al malestar, sujeto a cumplir lo que la sociedad ha dispuesto, mientras Neo sigue con su vida oculta.. Del mismo modo, Morfeo, a pesar de haber si[r]

82 Read more

El malestar en la Cultura (S  Freud)

El malestar en la Cultura (S Freud)

A esto se suma un factor de desengaño. En el curso de las últimas generaciones, los seres humanos han hecho extraordinarios progresos en las ciencias naturales y su aplicación técnica, consolidando su gobierno sobre la naturaleza en una medida antes inimaginable. Los detalles de estos progresos son notorios; huelga pasarles revista. Los hombres están orgullosos de estos logros, y tienen derecho a ello. Pero creen haber notado que esta recién conquistada disposición sobre el espacio y el tiempo, este sometimiento de las fuerzas naturales, no promueve el cumplimiento de una milenaria añoranza, la de elevar la medida de satisfacción placentera que esperan de la vida; sienten que no los han hecho más felices. Ahora bien: de esta comprobación debería inferirse, simplemente, que el poder sobre la naturaleza no es la única condición de la felicidad humana, como tampoco es la única meta de los afanes de cultura, y no extraer la conclusión de que los progresos técnicos tienen un valor nulo para nuestra economía de felicidad. En efecto, objetaríamos: ¿Acaso no significa una ganancia positiva de placer, un indiscutible aumento en el sentimiento de felicidad, el hecho de que yo, tantas veces como se me ocurra hacerlo, pueda escuchar la voz de un hijo que vive a cientos de kilómetros de mi lugar de residencia, o que apenas desembarcado mi amigo yo pueda averiguar que pasó sin contratiempos un largo y azaroso viaje? ¿No significa nada que la medicina haya logrado disminuir extraordinariamente la mortalidad de los recién nacidos y el peligro de infección de las parturientas, a punto tal que se ha prolongado en mucho la duración media de vida de los hombres civilizados? Y podríamos mencionar todavía una larga serie de tales beneficios, que debemos a la tan vilipendiada época del progreso técnico y científico. Pero en este punto se hace oír la voz de la crítica
Show more

59 Read more

El malestar en la cultura

El malestar en la cultura

Los viajes que Freud hizo a Italia con su cuñada Minna, hermana de su esposa Martha, a quien los desplazamientos fatigaban tremendamente y que, por ello, delegaba en su propia hermana, han suscitado infinitas glosas sobre la sexualidad de Sigmund. ¿Tomaban una o dos habitaciones? ¿Separadas o contiguas? ¿Se acostaban juntos? Freudianos y antifreudianos se han atacado mutuamente a cuenta de esta cuestión. Se ha escrutado hasta la saciedad el apartamento de Freud en Viena, en el cual vivía Minna, y se ha escudriñado a fondo en sus hoteles de vacaciones. Finalmente, un inves- tigador creyó encontrar la prueba del delito tras explorar minuciosamente el registro de un hotel del valle alpino de Engadine, en el cual Freud había escrito: «Doctor Freud und Frau», indicativo, según dicho investigador, de la duplicidad de Freud, que habría hecho pasar a Minna pro su mujer, así como de una relación que rozaba el incesto. El diario The New York Times publicó, además, la fotografía de la habitación actual del hotel, con sus camas gemelas y su televisión, como si fuera la misma de entonces. Posteriormente se ha sabido que el investigador en cuestión se había equivocado, por- que la numeración de las habitaciones del hotel había cambiado. Un psicoanalista suizo que pasó una temporada en la habitación de marras (la número 11, convertida ahora en la 23) describió la configuración de la misma. Se trataba de una suite de dos pie- zas, separadas y comunicadas entre sí. Podemos estar tranquilos. Elisabeth Roudinesco ha presentado un nuevo punto de vista sobre este rocambolesco asunto en Le Nouvel Observateur, y ha consagrado un seminario muy bien argumentado a estas «escenas de la vida privada» freudianas. Por otra parte, la misma autora ha publicado, también, la correspondencia de viaje de Freud, Minna y Martha, bajo el título tomado de una frase del propio Freud: «Nuestro corazón tiende al Sur». Se trata de una crónica turística y hotelera circunstancial, principalmente sobre los precios, a propósito de los cuales Freud se mostraba muy preocupado, y sobre la gastronomía local, que él apreciaba. La mencionada correspondencia, jovial y amistosa, parece desprovista de cualquier impulso amoroso. Son las cartas postales de un burgués medio, tan pendiente de su confort como de su presupuesto, prendado en Italia, de la Antigüedad y de las tiendas de antigüedades; unas cartas que dan cuenta de las prácticas vacacionales de Freud, un turista bulímico y móvil que quería verlo todo, circular por todas partes sin detenerse, pero que también ilustran sobre sus gustos, su cultura y su imaginario, aunque nada en absoluto sobre sus comportamientos sexuales. Visiblemente, su corazón «tendía hacia el Sur» más que hacia Minna.
Show more

7 Read more

Show all 10000 documents...