PDF superior Una perspectiva conductual de los problemas de conducta en adolescentes con Síndrome de Down

Una perspectiva conductual de los problemas de conducta en adolescentes con Síndrome de Down

Una perspectiva conductual de los problemas de conducta en adolescentes con Síndrome de Down

Mediante una intervención planificada, es de gran relevancia reforzar sólo aquella conducta que se pretende modificar y únicamente después de que esta se exhiba. Se debe tener mucho cuidado para no reforzar otras conductas. Para que no suceda esto, lo más adecuado es reforzar la conducta inmediatamente después de que esta suceda, creando una relación entre la respuesta del individuo y el reforzador que demanda en un principio una frecuencia alta la cual significa dar refuerzos cada ves que la conducta aparezca. El siguiente paso es determinar un nivel de frecuencia satisfactorio para empezar a reforzar intermitentemente la conducta blanco. Finalmente, si se refuerza la conducta con reforzadores tangibles la intervención se hace más efectiva y la conducta blanco puede incrementarse más rápidamente presentándose por si sola. El objetivo de la intervención conductual basada en reforzadores, es lograr que la persona ejecute la conducta blanco no por una recompensa sino por interés personal (Walter y Shea, 1987).
Mostrar más

25 Lee mas

Estabilidad y cambios en la salud, las habilidades funcionales y los problemas de conducta en adultos con y sin síndrome de Down

Estabilidad y cambios en la salud, las habilidades funcionales y los problemas de conducta en adultos con y sin síndrome de Down

que describe su cambio (en salud, habilidades funcionales y problemas de conducta) a lo largo del tiempo. Las intersecciones y pendientes individuales son las variables resultantes que pue- den ser explicadas por las características del individuo y de su familia (síndrome de Down, edad, nivel de retraso mental, sexo, relaciones familiares). Además, dos características del individuo y de su familia eran covariables cambiantes a lo largo del tiempo: sitio de la residencia y muerte de alguno de los padres. Estas covariables, que podían cambiar a lo largo de las siete sesiones de medida, fueron utilizadas para predecir el nivel de la variable resultante en el momento exac- to en que se producía cada estimación (p. ej., el momento de la transición [vivienda, muerte] y no en la estimación inicial). Las covariables cambiante en el tiempo proporcionan tres ventajas: (a) la predicción a partir de cada momento de evaluación, en lugar de asumir que basta con la predicción a partir del momento inicial; (b) permite que se estimen las trayectorias de crecimien- to de forma más fiable ya que explican las desviaciones a partir de las trayectorias lineales de cre- cimiento; y (c) aumentan el poder estadístico al considerar más datos. Los predictores de la inter- sección se llaman predictores Nivel 1, y los de la pendiente se llaman Nivel 2. El modelo predijo intersecciones y pendientes aleatorias, con los predictores de Nivel 1 y 2 centrados en sus medias. Puesto que los cambios de desarrollo en salud, habilidades funcionales y problemas de conduc- ta son graduales y lentos en aparecer, se describieron como significativos (p < 0,05) o como mos- tradores de una tendencia (p < 0,10).
Mostrar más

17 Lee mas

Por qué las personas con síndrome de Down tienen problemas de conducta pdf

Por qué las personas con síndrome de Down tienen problemas de conducta pdf

He trabajado con algunos adolescentes con síndrome de Down que han adquirido mucho vo- cabulario relacionado con las relaciones y la sexualidad. A menudo, me han sido referidos estos adolescentes para consulta por parte del personal escolar, preocupados de que hayan podido ser abusados o tener experiencias sexuales. Por supuesto, se ha de investigar esta posibilidad y descar- tarla. Pero he visto en muchas ocasiones, tras exhaustiva evaluación, que estos chicos simplemente poseen mucho más extensas habilidades de vocabulario expresivo que su capacidad receptiva para entender lo que ellos mismos, u otros, están diciendo. Y así, aunque aprenden fácilmente nuevas palabras y saben repetirlas muy claramente, puede que no entiendan lo que están diciendo. Han pronunciado algunas de estas palabras y han visto fuertes reacciones por parte de sus compañeros, maestros y padres. Lo que les ha llevado a concluir que esas palabras son “divertidas”, aunque no comprendan plenamente su significado. O puede que lo entiendan muy bien, pero no hagan el debido juicio sobre ellas y cómo y cuándo utilizarlas. Lógicamente crean grandes problemas, en ellos mismos y en sus familias.
Mostrar más

8 Lee mas

T RASTORNOS EN EL SÍNDROME

T RASTORNOS EN EL SÍNDROME

Los trastornos de los adolescentes con sín- drome de Down en la etapa postpuberal comienzan típicamente pasados los 13 años de edad. Los clínicos que evalúan a estos adoles- centes y jóvenes adultos se enfrentan con el desafío de tener que interpretar las modifica- ciones de la conducta en el contexto de un perí- odo de transición personal dentro de su ambiente familia-escuela-puesto laboral, y de unas expectativas por adaptarse a una función más sofisticada y socialmente apropiada. Si bien los síntomas de estado de ánimo, ansie- dad, y trastornos del pensamiento se pueden ver a cualquier nivel de función cognitiva, los síntomas psiquiátricos se hacen más visibles en las personas cuya función cognitiva y adaptativa muestran un carácter pre-mórbido con mayor inten- sidad. En la población con retraso mental, las personas con trastorno cognitivo severo pueden mostrar trastornos de conducta “de difícil diagnóstico” (Mikkelsen y McKenna, 1999). En la tabla 6 mostramos los criterios diagnósticos fundamentales, y su asociación más frecuente con los ras- gos y atributos de conducta y de desarrollo, las consideraciones médicas, los abordajes terapéuti- cos y los problemas a largo plazo para cada una de las categorías habituales de trastornos psiquiá- tricos observados en adolescentes y jóvenes adultos con síndrome de Down.
Mostrar más

10 Lee mas

Estrategia mediadora para la promoción de salud bucal en niños y adolescentes con síndrome de Down

Estrategia mediadora para la promoción de salud bucal en niños y adolescentes con síndrome de Down

Se puede considerar que los juegos diseñados cumplen con el objetivo de promover la salud bucal en la población en estudio, por cuanto los mediadores expresaron que hubo cambios sustan- ciales en la conducta de los niños y adolescentes respecto al cui- dado de su salud bucal, lo que puede corroborarse con los resul- tados del examen clínico realizado a los veinticuatro meses de iniciada la implementación de la estrategia (Hilas et al., 1999). Dicho examen reveló muy poco aumento de experiencias de caries, pero lo más importante es el incremento en el número de elementos restaurados, lo que evidenciaría toma de conciencia y movilización de la familia con respecto a la necesidad de consul- ta e intervención del profesional odontólogo, y una disminución del miedo a la situación odontológica por parte de los chicos
Mostrar más

6 Lee mas

Dismorfia facial y síndrome de Down

Dismorfia facial y síndrome de Down

La incidencia de obstrucción de las vías respi- ratorias superiores en los niños con síndrome de Down es del 14 %. De ellos, el 39,5 % sufre el síndrome de apnea obstructiva del sueño (AOS), que se caracteriza por hipoventilación y desaturación de oxígeno durante la noche. En estos pacientes, la hipoxia crónica puede pro- vocar hipertensión de la arteria pulmonar e insuficiencia cardíaca en niños con cardiopatí- as congénitas no operadas. La AOS con fre- cuencia no llega a diagnosticarse. Los rasgos clínicos consisten en una respiración ruidosa, ronquido, sueño alterado, posición sentada para dormir, somnolencia durante el día, modi- ficaciones de la conducta. La etiología es la misma que en la población adulta, pero las cau- sas pueden ser múltiples en el 38% de los casos. La obstrucción de la faringe (por macro- glosia, paladar ojival, micrognatia, hipertrofia amigdalar), los problemas funcionales (hipoto- nía del velo del paladar, sequedad de la muco- sa, obesidad) y la obstrucción nasal (por estre- chez de la vía respiratoria nasal, hipertrofia de adenoides, rinosinusitis con hipersecreción), todas ellas contribuyen a la intensidad de la AOS.
Mostrar más

7 Lee mas

Kathleen Feeley, Emily Jones

Kathleen Feeley, Emily Jones

En segundo lugar, se eligieron estos ejemplos de casos para reflejar específicamente algunos de los factores significativos (p. ej., problemas de sueño, conducta de escape o evitación moti- vada) que se ven asociados a una conducta conflictiva en los niños con síndrome de Down. Se debe garantizar la continuidad en la investigación para examinar las aplicaciones adicionales de los procedimientos de intervención de carácter conductual a la hora de analizar las característi- cas específicas asociadas con el síndrome de Down. Se ha incluido dentro del fenotipo conduc- tual que caracteriza al síndrome de Down (Fidler, 2005) el inicio temprano de la conducta con- flictiva del escape y llamada de atención (Wishart 1993 a, b). La demostración temprana de esta conducta puede impactar de forma significativa y negativa los resultados que cabe esperar de los niños con síndrome de Down. Por tanto, resulta imperativo desarrollar estrategias eficaces de intervención que se puedan aplicar desde la edad más temprana, como el sistema de fichas en el caso de Sam, con el fin de soslayar las consecuencias negativas asociadas con esas conduc- tas desarrolladas tempranamente. De hecho, conforme las familias y las maestras se ven más versadas en estas estrategias eficaces de intervención, se aplica la intervención de forma auto- mática con lo que una conducta conflictiva importante nunca llega a formar parte del reperto- rio del niño.
Mostrar más

15 Lee mas

102 I REVISTA SÍNDROME DE DOWNI

102 I REVISTA SÍNDROME DE DOWNI

Nuestro estudio tiene varias limitaciones. En primer lugar, los cuestionarios DocStyles© se ven sometidos a un sesgo de selección porque las poblaciones de las encuestas no son una muestra de médicos USA seleccionada de forma aleatoria. Quienes responden son tomados del Epocrates Honors Panel, un panel optativo de médicos en activo. Estos profesionales podrían diferir de quienes eligen no formar parte del panel. En segundo lugar, el estudio tuvo una tasa global 22,2% de respuestas, y tasas entre 19% y 28% dependiendo de la especialidad médica. Aunque la tasa es baja, las tasas de respuesta para encuestas on line tienen una media aproxi- mada del 30% (Hamilton, 2003), especialmente las que encuestan a médicos (Asbell y Spiegel, 2009; Einarsson et al., 2010, Zimmern et al., 2010). Los participantes pueden diferir en sus res- puestas de los que no responden, lo que limita la generalización del estudio. Nuestro estudio dependió de los informes de los médicos en sus actitudes, y puede que los médicos hayan sido más propensos a dar las respuestas que perciben como socialmente más aceptables, en lugar de las que reflejen más fielmente sus propias actitudes. La mayoría de los ítems fue escrita en forma negativa (p. ej., “Los escolares con síndrome de Down deberían ir a escuelas especia- les...”, en lugar de “Los escolares con síndrome de Down deberían estar integrados en escue- las ordinarias”), y eso puede haber afectado a las respuestas de los médicos. También observa- mos que el estudio se ve limitado por su naturaleza transversal. Los resultados tampoco toman en consideración los factores externos (p. ej., las preguntas sobre integración escolar no tienen en cuenta los sistemas locales de escolarización en el área concreta del médico). Se necesita más investigación para profundizar en cada una de las preguntas, y entender mejor las razones por las que los médicos emiten su respuesta. La investigación de tipo cualitativo ayudaría a entender el razonamiento oculto tras cada respuesta. Otra limitación es que las preguntas del estudio no han sido validadas formalmente; por eso se necesita analizar la fiabilidad y validez de las preguntas.
Mostrar más

9 Lee mas

M ODELOS DE INTERVENCIÓN EN EDUCACIÓN EMOCIONAL

M ODELOS DE INTERVENCIÓN EN EDUCACIÓN EMOCIONAL

La implantación de programas de educación emocional es, por tanto, el modelo de interven- ción más adecuado para capacitar a los niños con síndrome de Down en estas habilidades. Las formas de aplicación de estos programas en la realidad educativa pueden ser tan variadas como las circunstancias de cada centro escolar. Exponemos a continuación algunos modelos. Aplicación ocasional. El docente aprovecha un hecho aislado para trabajar la educación emo- cional. Una discusión en el recreo, un acontecimiento alegre o desgraciado vivido por un alum- no, una revisión esporádica de los sentimientos surgidos a raíz de una experiencia con fuerte carga emocional, pueden servir de disculpa para comenzar a introducir la educación emocional en clase. Muchos profesores prefieren eludir estos temas, pasándolos “de puntillas” o sencilla- mente atajando cualquier manifestación sentimental, convencidos de que entre sus funciones no se incluye la intervención sobre el ámbito afectivo, sino que se han de dirigir exclusivamen- te a la transmisión de conocimientos. Es muy difícil, sin embargo, que se puedan impartir con- tenidos de forma eficaz en una clase en la que la tensión afectiva sea elevada. O se abordan estos temas o estos temas acaban por brotar en el aula de una u otra forma, a veces de manera explo- siva. Se trata, en último término, de atreverse a hablar no solo de lo que sabemos, sino de cómo nos sentimos.
Mostrar más

14 Lee mas

Análisis de los problemas relacionados con los medicamentos tras la integración de un farmacéutico en un servicio de urgencias

Análisis de los problemas relacionados con los medicamentos tras la integración de un farmacéutico en un servicio de urgencias

Resultados: Se realizaron 1.725 intervenciones relacionadas con la medicación (668 in- tercambios terapéuticos y 1.057 problemas relacionados con la medicación) en 950 pa- cientes (59,5% a cargo de urgenciólogos, 29,3% de especialistas médicos y 11,2% de quirúrgicos). El 68% de problemas relacionados con la seguridad se produjo en los pa- cientes a cargo de los urgenciólogos (p < 0,05), mientras que los de indicación fueron mayoritarios en pacientes de especialistas quirúrgicos (48%) (p < 0,05). Los medica- mentos más implicados fueron los del aparato cardiovascular (27,3%) y aparato diges- tivo (22,3%). La mayoría de problemas supusieron cambios de tratamiento o aumento de monitorización (71,1%). El 78% de problemas fueron resueltos y el 11% no valora- bles (la mitad en pacientes a cargo de urgenciólogos, p < 0,05). Se estimó un ahorro de un 20% desde la integración del farmacéutico en el SU.
Mostrar más

5 Lee mas

Estudio comparativo de los niveles de deseabilidad social en adolescentes con y sin trastorno disocial

Estudio comparativo de los niveles de deseabilidad social en adolescentes con y sin trastorno disocial

Somos conscientes que el presente estudio se ha reali- zado con una muestra pequeña, debido a que el Centro de Integración para Adolescentes cuenta con un nú- mero de internos muy reducido. A pesar del reducido número de participantes se hallaron diferencias signifi - cativas. Pero deben corroborarse estos resultados con muestras mayores debido a que uno o más sujetos con puntuaciones extremas en grupos tan pequeños pue- den infl uir de forma determinante en los resultados.

6 Lee mas

De familias, médicos y personas con síndrome de Down

De familias, médicos y personas con síndrome de Down

El segundo ha sido el creciente interés por conocer el conjunto de necesidades sanitarias específicas que son más comunes en las personas con síndrome de Down. Esto permite a los médicos y a las familias ser más conscientes y estar más alertas de los síntomas propios de estos problemas. Lo que es más importante, permite ofrecer cuidados preventivos y disponer de sistemas de detección precoz. El desarrollo de Clínicas especializadas en Síndrome de Down en diversos países ha proporcionado a los médicos que trabajan en ellas un cúmulo de expe- riencia sobre las atenciones individuales y las necesidades sociales de cada persona con síndro- me de Down y su familia. Los tratamientos de un problema determinado pueden ser similares a los que se prescriben cuando aparece en otro ciudadano, pero el patrón de necesidades de atención sanitaria y de su manejo que puede surgir se beneficia de una visión de conjunto espe- cializada. El Down Syndrome Medical Interest Group (DSMIG) formado por estos médicos con especial interés en el síndrome de Down fue pionero en la elaboración de guías de salud pre- ventiva que han sido después seguidas y desarrolladas por la profesión médica de otros países. De ninguna de toda esta información disponía yo cuando nació mi hija en 1969, y no recibió atención alguna especializada, ni análisis, ni servicios de atención temprana. Cuando nacían los bebés con síndrome de Down hace 40 años, frecuentemente sus problemas cardíacos pasa- ban desapercibidos, o eran identificados pero no operados, y las pérdidas de audición o las deficiencias de tiroides quedaban sin diagnosticar. Nosotros tuvimos fortuna porque mi hija no presentó cardiopatía. Tuvo mucosidad nasal permanente hasta los 5 años pero, por lo demás, era tan sana como sus hermanos. Nunca ha estado ingresada en un hospital y, hasta que alcan- zó los 32 años, no necesitó ningún cuidado sanitario especial. (Desarrolló a los 32 años artritis en una de sus caderas pero, según su especialista, ha evolucionado más lentamente y ocasiona- do menor dolor de lo que cabría esperar para una persona con síndrome de Down. El año pasa- do desarrolló el síndrome de inflamación intestinal que ha respondido de forma excelente a los mismos fármacos que se hubiesen utilizado en cualquier otro paciente). Todo esto me suscita una pregunta importante: ¿De qué modo interpretan los padres toda la información sobre posi- bles problemas de salud y sus riesgos?
Mostrar más

7 Lee mas

Problemas de adaptación psicosocial de madres de niños portadores de Síndrome de Down

Problemas de adaptación psicosocial de madres de niños portadores de Síndrome de Down

Los datos fueron organizados con base en el análisis del contenido, específicamente el análisis temático que incluyó cinco momentos. En el pri- mer momento fue hecha la escucha, transición y lectura exhaustiva de cada entrevista. Lo según momento fue caracterizado por la codificación de los comportamientos identificados en cada entre- vista. En el tercer momento fue hecha la agrupa- ción de estos códigos, teniendo como base los diagnósticos referentes a los problemas de adapta- ción. Se utilizó como base las respuestas humanas encontradas en la taxonomía de la NANDA. El cuarto momento incluyó la organización de los diagnósticos de acuerdo con cada modo de adapta- ción psicosocial. En el quinto momento fue hecha la discusión de las categorías de acuerdo con los conceptos presentados en el modelo de la adapta- ción de Roy.
Mostrar más

6 Lee mas

Análisis de las características de losadolescentes con infección HIV enseguimiento en el consultorio de transición

Análisis de las características de losadolescentes con infección HIV enseguimiento en el consultorio de transición

Uno de los objetivos del estudio fue analizar si existían diferencias significativas entre los pacientes que realizaron la transición y los ingresados más jóvenes en el programa que aún se encontraban en el proceso de transición. Los adolescentes más jóvenes tratados con los nuevos esquemas de tra- tamientos e incorporados al programa en edades más tempranas, presentan mejor respuesta viroló- gica, y estado inmunológico con estadios clínicos menos avanzados. Dicho hallazgo es lo esperable con los nuevos tratamientos antirretrovirales más potentes que se utilizan hoy en día 8 , igualmente es
Mostrar más

5 Lee mas

La integración escolar de los niños con síndrome de Down en España: algunas preguntas y respuestas

La integración escolar de los niños con síndrome de Down en España: algunas preguntas y respuestas

La legislación educativa actual LOCE y LOGSE recoge expresamente un amplio abanico de posibilidades de escolarización para los alumnos con síndrome de Down y con otras necesidades educat[r]

12 Lee mas

La narración autobiográfica de los adolescentes en crisis

La narración autobiográfica de los adolescentes en crisis

El aislamiento de estas partes, determinado por la falta de un self capaz de contener los pensamientos sobre la propia existencia, generará una continua bús- queda de respuestas precisamente con el objetivo de tapar esta falta. Esta operación confirma la repetición atemporal típica del funcionamiento psicótico. La per- cepción del tiempo permite asumir una perspectiva histórica de la propia vida. En el psicótico, en cambio, el pensamiento es un fenómeno cerrado y circular, el tiempo permanece estático, la narración concreta, pri- vando de un orden cronológico que anude los diversos episodios de la existencia. El psicótico se percibe, en sentido literal, víctima de un cambio que no le pertene- ce, o de enigmas irresolubles que funestan su historia, por cuanto no puede subvertir la inquietante sensación de ser transformado en otro, construyendo un delirio sobre el propio origen, una “novela familiar delirante” que, de un modo u otro, supla una continuidad identi- taria y una nueva historia que pueda ser quizás narrable aunque no sea creíble.
Mostrar más

12 Lee mas

Una aplicación pedagógica desde la perspectiva de la antropología de los cuidados: programa de prevención de E.T.S. y embarazos no deseados en adolescentes

Una aplicación pedagógica desde la perspectiva de la antropología de los cuidados: programa de prevención de E.T.S. y embarazos no deseados en adolescentes

Los alumnos tenían mayores problemas en aspectos como qué es la sexualidad, dónde acudir para informarnos sobre sexualidad, diferencia entre sexualidad y reproducción, dónde comprar pr[r]

6 Lee mas

Etnografía del cuidador varón en una Unidad de lesionados medulares: análisis de los roles y redes sociales con una perspectiva de género.

Etnografía del cuidador varón en una Unidad de lesionados medulares: análisis de los roles y redes sociales con una perspectiva de género.

La unidad de análisis de nuestro estudio tiene que ver por tanto, con la siguiente pre- gunta de investigación: ¿Los roles sociales de los cuidadores varones se ven modificados con el[r]

10 Lee mas

70 I REVISTA SÍNDROME DE DOWNI

70 I REVISTA SÍNDROME DE DOWNI

Hace unos años los niños con síndrome de Down no accedían a los sacramentos de la inicia- ción cristiana porque no habían alcanzado los requisitos mínimos que señala la Iglesia para recibirlos. En la actualidad, gracias a buenos programas y a mejor atención educativa, la mayo- ría de los niños reciben la Primera Comunión. Sin embargo sus aprendizajes son mínimos y la mayoría no han continuado la catequesis. Como consecuencia van creciendo con gran desco- nocimiento y muy poca o ninguna vida de piedad. Si en el resto de sus vidas hay programas y actividades que les ayudan a progresar y madurar de un modo impensable hace unos años ¿cómo no se pone el mismo interés para que maduren y progresen en su vida interior, sobrena- tural, cristiana? No somos conscientes del grado tan alto que pueden alcanzar en su vida espi- ritual si les ayudamos a cultivarla. No sólo ellos serán más felices, sino que el bien que harán a su alrededor será de un valor incalculable.
Mostrar más

5 Lee mas

Comorbilidad con ansiedad y depresión en una población pediátrica con trastornos de la conducta alimentaria

Comorbilidad con ansiedad y depresión en una población pediátrica con trastornos de la conducta alimentaria

El curso de la AN es variable. Algunos pacientes se recuperan completamente después del episodio inicial. Otros desarrollan un curso fluctuante de pérdida y ganancia de peso, mientras algunos permanecen en un deterioro crónico. El suicidio se ha reportado en un 5% de los pacientes crónicos con AN. La mortalidad esti- mada es del 3% al 10% (Herzog et al, 1993). Las com- plicaciones médicas que se dan en la AN se presentan en la secreción de hormona de crecimiento, hipogona- dismo hipotalámico, hipoplasia ósea, anormalidades estructurales en el cerebro, disfunción cardiaca y altera- ciones gastrointestinales, sin embargo, el problema más serio se da en el crecimiento de los adolescentes con AN, el cual se ve reducido.
Mostrar más

8 Lee mas

Show all 10000 documents...