PDF superior Vol. 8 (2017): Historia y problemas del siglo XX

Vol. 8 (2017): Historia y problemas del siglo XX

Vol. 8 (2017): Historia y problemas del siglo XX

Yo creo que es una responsabilidad nuestra. Uno no debe pensar en escribir para los historiadores exclusivamente y más en una disciplina como la Historia, que conserva dentro de su lenguaje académico un mayor acercamiento con el lenguaje corriente, o dicho a la inversa, no tenemos una jerga que solamente puedan entender los iniciados. Así como hace un rato decía que creo que el trabajo del historiador es una labor en equipo, que no es un trabajo aislado, creo que los resulta- dos tampoco deben ser solo para el investigador, sino que existe una responsabilidad nuestra a través de la docencia y también por fuera de esta para difundirlos. Me parece que también es una tarea «militante», porque si los historiadores no ocupamos ese lugar, otros cubrirán esa demanda social. Entonces la pregunta es si nosotros queremos que la divulgación se realice sin el conoci- miento riguroso de la disciplina y sin manejar sus herramientas conceptuales. Esto es ceder, tal vez por comodidad, una responsabilidad que nos corresponde. Y digo por comodidad porque es mucho más difícil pensar en encontrar una justa medida para un público que uno no sabe cuál va a ser. Aún más difícil que la docencia, porque cuando estoy en una clase tengo estudiantes de Secundaria, tengo estudiantes universitarios, de quienes puedo tener una devolución. Pero cuando uno se dirige a públicos o audiencias de gran diversidad, de los que es poco probable que obtenga respuestas o devoluciones, la divulgación es un desafío mayor. Nuestra responsabilidad es hacer ese esfuerzo. Porque en el caso de los escritos académicos, entre pares nos leemos porque hay un interés compartido; cuando uno está en una clase, tenemos un público cautivo; pero cuando estamos divulgando en realidad lo que estamos haciendo es tratar de conseguir, de «ganar» ese público. Entonces, lo que es difícil es mantener la rigurosidad, la complejidad de los procesos que uno quiere presentar, haciéndolo con la claridad, con la motivación, con el uso de distintos instrumentos y medios que no son habituales en nuestro oficio. Creo que a veces se descuida este aspecto que me parece que es responsabilidad social del historiador y no debemos dejar en otras manos. Además, y esto también es importante, ocupar esos lugares y realizar una divulgación de calidad contribuye a un mayor reconocimiento social de la Historia como disciplina científica.
Mostrar más

224 Lee mas

Vol. 10 Núm. 1 (2019): Historia y problemas del siglo XX

Vol. 10 Núm. 1 (2019): Historia y problemas del siglo XX

La Iglesia católica coadyuvó al origen de la organización de dos formas. Una, a través de una iglesia renovada con el Concilio Vaticano II en 1962 y, en América Latina, con la conferencia de Medellín en 1968, en la que se declaró la acción preferencial por los pobres, expresada en el movi- miento de la teología de la liberación (Álvarez, 2017: 88-89). Otra, desde la caridad que caracterizó la obra social de esta institución y que en la Organización San Vicente aparece en su nombre de origen. Así, en el Uruguay de la dictadura, el arzobispo Carlos Partelli, que había firmado en 1965 el Pacto de las Catacumbas en el Vaticano, comprometiéndose junto con los arzobispos latinoa- mericanos a trabajar por los pobres, tuvo un rol clave en la protección a organizaciones vinculadas a los cantegriles de la ciudad, apoyando el proyecto del padre Cacho y desarrollando la concepción de que la injusticia social era producto del «pecado estructural» (Sánchez, 2010). Por su parte, las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul, religiosas que poseían una policlínica barrial en las cercanías al cantegril donde se formó la organización, fueron las que posibilitaron la compra del terreno para evitar el desalojo, a través de la personería jurídica, constituyéndose en propietarias de este. Es en esa policlínica donde se reunían las Damas Vicentinas, quienes consiguieron los fondos e hicieron los trámites necesarios para la adquisición a partir de su contacto con el padre Cacho en la zona. A su vez, el vínculo de alguna de ellas con la parroquia Stella Maris, principal- mente de Elisa Bordaberry, promovió la participación de voluntarios que conformaron el movi- miento Juntos Podemos. Se trataba de católicos que, motivados por el párroco Antonio Ramírez, vinculado a la zona de Aparicio Saravia por haber estado diez años en la parroquia de Possolo (Clara, 2017: 120) y alineado con las posturas de la Iglesia con respecto a la opción por los pobres, promueve desde una zona de Montevideo donde residen sectores de clase alta el enrolamiento de voluntarios para donar horas de trabajo en cantegriles. En esa articulación eclesiástica, la figura del padre Cacho y su opción radical por lo pobres, yéndose a vivir al cantegril como uno de ellos, fue clave para que los vecinos junto con la ayuda de estos grupos hicieran posible el surgimiento de la organización. Es decir, como señala María José Álvarez, Cacho representó las tensiones de la Iglesia católica con respecto a la opción radical por los pobres y la persona que permitió a través de sus vínculos conseguir información sobre el terreno, recursos financieros y voluntarios de los barrios más pudientes de la ciudad (Álvarez, 2017: 92-93).
Mostrar más

228 Lee mas

Vol. 9 (2018): Historia y problemas del siglo XX

Vol. 9 (2018): Historia y problemas del siglo XX

La noción de intelectual tiene una larga historia: desde el siglo xix ha sido aplicada a quienes más allá de su desempeño profesional específico utilizaban su palabra para intervenir en el escena- rio de la política, ya fuera denunciando injusticias, ya fuera promoviendo diferentes causas. Su asociación con el campo artístico ha sido principalmente estudiada teniendo como objeto a los escritores, y en Latinoamérica esto tiene particular interés en los años sesenta y setenta, como lo muestran varias investigaciones (Gilman, 2003; Terán, 2004). Durante esa época, los cineastas de la región utilizaron alternativamente para definirse a sí mismos los términos artistas, trabajadores de la cultura e incluso frecuentemente se asumieron como intelectuales en el sentido antes referido. Su preocupación por desarrollar un cine doblemente radical —en lo político y en lo estético— redundó en diversas interpretaciones: entre ellas las «eztétykas» del hambre, de la violencia y del sueño, del brasileño Glauber Rocha, la tesis del «cine imperfecto», formulada por el cubano Julio García Espinosa, y el «tercer cine», según el grupo Cine Liberación de Argentina. Esta produc- ción teórica caracterizó al ncl, muchas veces publicada en términos de manifiestos, pero también dada a conocer en numerosas entrevistas y conferencias, en las cuales se diagnosticaba el estado de la cinematografía nacional correspondiente y se realizaban prescripciones para un nuevo cine, el cual trascendía lo nacional y adquiría un carácter latinoamericanista. 3 Y aunque asumieron ese
Mostrar más

242 Lee mas

HISTORIA DEL SIGLO XX

HISTORIA DEL SIGLO XX

que destruyó el sistema internacional que había estabilizado las relaciones internacionales durante cuarenta años y reveló, al mismo tiempo, la precariedad de los sistemas políticos nacionales que se sustentaban en esa estabilidad. Las tensiones generadas por los problemas económicos socavaron los sistemas políticos de la democracia liberal, parlamentarios o presidencialistas, que tan bien habían funcionado en los países capitalistas desarrollados desde la segunda guerra mundial. Pero socavaron también los sistemas políticos existentes en el tercer mundo. Las mismas unidades políticas fundamentales, los «estados-nación» territoriales, soberanos e independientes, incluso los más antiguos y estables, resultaron desgarrados por las fuerzas de la economía supranacional o transnacional y por las fuerzas intranacionales de las regiones y grupos étnicos secesionistas. Algunos de ellos —tal es la ironía de la historia— reclamaron la condición —ya obsoleta e irreal— de «estados-nación» soberanos en miniatura. El futuro de la política era oscuro, pero su crisis al finalizar el siglo XX era patente.
Mostrar más

210 Lee mas

Lineamientos para trabajo final de Historia económica siglo XX-I (2014-1)

Lineamientos para trabajo final de Historia económica siglo XX-I (2014-1)

3. El propósito del trabajo es que los alumnos se familiaricen con algunas de las fuentes disponibles para el estudio de la historia económica del siglo XX, que identifiquen cómo se percibían explicaban los problemas económicos en la época en la que se desarrollaron y comparen dicha visión con nuestro conocimiento actual sobre cómo sucedieron y a qué factores obedecieron.

1 Lee mas

Sentido de los cambios en el traje sastre a mediados del siglo XX en Londres

Sentido de los cambios en el traje sastre a mediados del siglo XX en Londres

Para la Fundación Universitaria del Área Andina es una prioridad la producción de conocimiento científico apoyado por las el Centro de Investigaciones, de modo que la presente investigación se encuentra dentro de la línea de investigación de Sociedad, Cultura y Currículum, la cual busca, según el documento de la Institución acerca de la líneas de investigación, el desarrollo del espíritu científico donde los fenómenos de la sociedad y la cultura configuran los eventos de encuentros y desencuentros de una comunidad que busca unas renovadas visiones desde la re-construcción de una enciclopedia para el siglo XX, entendiendo esta como la serie de conocimientos necesarios que se organizan desde una perspectiva problemática para comprender los fenómenos actuales y donde las propuestas se gestan desde un territorio que invita a integrar lo disyunto, reorganizar el conocimiento fragmentado, desde el ejercicio interdisciplinar y transdisciplinar. Y ya que “la historia de la moda tiene valor epistemológico general: plantea al investigador los problemas esenciales de todo análisis cultural, siendo la cultura a la vez sistema y proceso, institución y acto individual, reserva expresiva y orden significante” (Barthes, 1967, p.361) encaja en la re construcción de un conocimiento que lleve a un entendimiento del ser humano y la sociedad.
Mostrar más

55 Lee mas

HISTORIA DEL SIGLO XX

HISTORIA DEL SIGLO XX

que los franceses podían hacer era vincular los asuntos de Alemania Occidental y de Francia tan estrechamente que resultara imposible un conflicto entre estos dos antiguos adversarios. Así pues, los franceses propusieron su propia versión de una unión europea, la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (1951), que luego se transformó en la Comunidad Económica Europea o Mercado Común Europeo (1957), más adelante simplemente en la Comunidad Europea, y, a partir de 1993, en la Unión Europea. Tenía su cuartel general en Bruselas, pero la alianza franco-alemana era su núcleo. La Comunidad Europea se creó como alternativa a los planes de integración europea de los Estados Unidos. Una vez más, el fin de la guerra fría socavó las bases sobre las que se asentaban la Comunidad Europea y la alianza franco-alemana, en buena medida por los desequilibrios provocados por la reunificación alemana de 1990 y los problemas económicos imprevistos que acarreó.
Mostrar más

171 Lee mas

Lineamientos del trabajo final de Historia Económica Mundial siglo XX-II

Lineamientos del trabajo final de Historia Económica Mundial siglo XX-II

3. El propósito del trabajo es que los alumnos se familiaricen con algunas de las fuentes disponibles para el estudio de la historia económica del siglo XX, que identifiquen cómo se veían los problemas económicos en la época en la que se desarrollaron y comparen dicha visión con nuestro conocimiento actual sobre cómo sucedieron y a qué elementos obedecieron.

1 Lee mas

John Lukacs: “Historia Mínima del Siglo XX”

John Lukacs: “Historia Mínima del Siglo XX”

El capítulo siguiente arranca con el recuerdo de algunos curiosos episodios acaecidos en los albores del magno conflicto bélico, que ilustran lo que el historiador califica como muestras de la “impredecibilidad de la historia”: casi tres meses después de que se formalizara la declaración de guerra, la única lucha que se llevaba a cabo en Europa era la que se libraba entre Rusia y Finlandia. Los acontecimientos se van precipitando, mientras en Gran Bretaña tiene lugar el debate acerca del posible acercamiento a Alemania. El triunfo de la posición de Churchill frente a la de Halifax marcaría un hito decisivo para la historia, no solo británica sino también del conjunto de Europa. En el libro se señalan aspectos aún no aclarados de algunas decisiones del ejército alemán y las claves de la estrategia hitleriana ante Rusia, guiada más por motivos militares que ideológicos. Afirma Lukacs que “los pasos que dio Stalin para causarle una buena impresión a Hitler resultan sorprendentes vistos hoy; a veces tenían más de patéticos que de astutos”, y relata cómo, tras la invasión alemana, llegó a creer que la delegación del Politburó, que en realidad pretendía encomendarle el liderazgo de la Unión Soviética, iba a proceder a su arresto.
Mostrar más

6 Lee mas

Reflexiones acerca de las controversias en ciencia

Reflexiones acerca de las controversias en ciencia

En un primer momento, a fines del siglo XIX y principios del siglo XX, el foco de la controversia estaba constituido por el concepto de probabilidad y sus problemas asociados (cfr. E[r]

8 Lee mas

Las estrategias didácticas en el proceso de enseñanza-aprendizaje de la historia del diseño

Las estrategias didácticas en el proceso de enseñanza-aprendizaje de la historia del diseño

El “Taller” es entendido como el espacio para crear una situación de equilibrio y desequilibrio constante, donde el estudiante se sienta libre de prejuicios de la misma sociedad, y encuentre en éste, un lugar que favorezca su crecimiento personal y académico. El trabajo del docente en el taller dista de otras modalidades de trabajo. Su función principal radica en generar un ámbito de trabajo donde se construyan colectivamente estructuras lógicas de conocimiento. Es por este motivo que encuentra especial importancia la intervención pedagógica, ya que el docente debe garantizar no sólo la participación sino guiar y acompañar los procesos de reflexión sobre los saberes. El docente debe facilitar espacios de reflexión a través de interrogantes, que posibiliten la construcción de conocimientos teóricos y prácticos que le favorezcan al estudiante en el pensar y en el hacer. Es decir, propiciar el espacio para que el estudiante logre construir su propio proceso de diseño, en el cual el campo disciplinar de la Historia pueda contribuir a interpretar y comprender la cultura en planos generales y específicos. 2
Mostrar más

9 Lee mas

Breve historia de los refugiados en Argentina durante el siglo XX

Breve historia de los refugiados en Argentina durante el siglo XX

Este grupo está ligado no sólo por la reivindicación de su actuación durante la guerra, sino también en sus actos de colaboración con la Alemania hitleriana, y por su matriz ideológica ligada al nacionalismo maurrasiano. Este grupo ya había tenido un rol activo en la demostración de su militancia en la participación del semanario político literario “Je suis partout”, editado en París de 1930 a 1944. En la Argentina fue relanzado con el nombre “Paroles françaises”. En su primer número agradecen al Gobierno argentino “por su gran hospitalidad, acorde con su historia y su raza” (Quatrocchi- Woisson, 1999: 227). Algunos de sus colaboradores eran Marc Augier, Georges Guilbaud y Pierre Azéma. Luego de ser editado durante un año y medio, cesó su publicación debido a la falta de apoyo del nuevo embajador de Francia en Argentina, quien deseaba romper vínculos con estos exiliados debido a que sus actividades eran comprometedoras para el Gobierno argentino. Al mismo tiempo, se distribuía el semanario en idioma francés “Nouvelles d’Argentine”. La embajada francesa en Argentina y el Gobierno argentino estaban al tanto de sus actividades y sus actividades eran seguidas de cerca por estas instituciones por consideradas a estas personas como agresivas, que alimentan ideas de venganza y se complacen en declarar que las cosas cambiarían de rumbo en unos cinco años (Quatrocchi-Woisson, 1999).
Mostrar más

13 Lee mas

Dictamen sobre la propuesta de creación de la maestría en literatura francesa de la Universidad de Costa Rica

Dictamen sobre la propuesta de creación de la maestría en literatura francesa de la Universidad de Costa Rica

En este curso, al igual que en el siguiente de Literatura dirigida II, el/la profesor/a propondrá a los/las estudiantes la lista de obras, de las cuales cada estudiante escogerá una por siglo, en géneros diferentes. Si fuera del caso, la “lectura dirigida” comprenderá varias obras de un/a mismo/a autor/a. El/la profesor/a tomará en cuenta los conocimientos en literatura francesa de los/las estudiantes, así como sus preferencias y sus intereses personales. Durante las reuniones, se hará una breve exposición de lo leído y se promoverá el debate con los demás miembros del grupo; de esta manera, se compartirá el estudio y análisis de las obras.
Mostrar más

49 Lee mas

CÁTEDRA LATINOAMERICANA JULIO CORTÁZAR

CÁTEDRA LATINOAMERICANA JULIO CORTÁZAR

y escaleras, estructuras. Las aportaciones del marxismo no se borran, pero el descrédito es [...] ya sin la fuente del dogma la izquierda atada a la... de la pureza líquida, su identidad original y tiene [...] la oportunidad de otra identidad crítica, flexible y sin embargo algunos cada vez menos, por fortuna, sostienen por ejemplo el carácter revolucionario del régimen de Fidel Castro. Para rescatarse del naufragio la izquierda ensaya lo que a la vez son tácticas de salvamento y nuevas y verdaderas convicciones, donde se reúnen y se entremezclan lo escénico y lo genuino, entre ellas apego a la democracia electoral en la que se confía por vez primera. Facilísimo interpretar la caída del socialismo real, no era un verdadero socialismo, se había burocratizado la doctrina con lo que el análisis queda pendiente atender [...] y realizarla críticamente no es comprar viejos pleitos del lejano siglo XX, sino entender el porque de lo sucedido, incursiones periódicas nunca muy serias en temas de la ecología y la vida cotidiana, olvido o disolución del pasado heroico [...] izquierda con sus militantes de una sola pieza. Al parecer el fracaso del socialismo real forja las grandes aportaciones históricas de quien en él creyeron, en la actividad de los grupos y movimientos que ocupan el espacio de la izquierda, todo se ve como el fruto del pasado reciente y especialmente el [...] el partido comunista, sus obsesiones, sus fracasos cruentos, sus hazañas, por izquierda hoy se entiende agrosso modo:
Mostrar más

22 Lee mas

Colombia siglo XX : una historia a ritmo de ranchera

Colombia siglo XX : una historia a ritmo de ranchera

Así, parece fundado sostener que la cultura mexicana, a partir de las primeras décadas del siglo XX, invadió con su música, su cine, su televisión y su tequila las vidas, de los colombianos y se inmiscuyó en la intimidad de sus ritos, pasiones y esperanzas. Ahora bien, ninguna cultura permanece totalmente cerrada y hermética a las influencias de las demás culturas con las que entra en contacto. Y cuando ello sucede, las formas culturales propias se ven modificadas a causa de otras formas culturales no propias: Véase el caso por ejemplo del fuerte influjo del idioma español a través de la entrada de la comunidad hispana en Norteamérica, o la norteamericanización de pueblos fronterizos como Chihuahua en México. No sorprende que esto haya sucedido con la cultura colombiana a causa del impacto que tuvo sobre ella la cultura mexicana – y no solo de esta, sino de muchas otras, como la venezolana, la brasileña, la puertorriqueña y, por supuesto, la estadounidense-.
Mostrar más

131 Lee mas

Un siglo de libros de historia en la Argentina: la cultura, la política y el mercado editorial

Un siglo de libros de historia en la Argentina: la cultura, la política y el mercado editorial

demanda potencial para los libros especializados, sino que impactó en su producción. El número de investigaciones iniciales, necesarias para alcanzar títulos de grado y posgrado, creció y la atención prestada a los méritos académicos en el sistema presionó en el mismo sentido y alentó la redacción de ponencias, artículos y tesis; los congresos se hicieron más frecuentes, las revistas especializadas crecieron en número. También aumentó tendencialmente, a pesar de retrocesos coyunturales fruto de decisiones de política científica, la cantidad de proyectos de investigación subsidiados, de becarios y de investigadores. Si bien se trata de unos textos que, en su primera versión, son producidos por especialistas y están dedicados a esos mismos públicos, dado que son los especialistas quienes evalúan y consumen tesis, ponencias y artículos, ella se encuentra por detrás de varias colecciones que publican editoriales universitarias –Eudeba, editoriales de UNGS, UNQ, UNTREF, UNSAM, UNR, UNL, a las que se puede sumar Prohistoria, aunque no lo sea estrictamente– y comerciales –Fondo de Cultura Económica, Siglo XXI, Edhasa, Prometeo, entre otras–, que en ocasiones llegan a públicos más extendidos. En cuanto a los públicos ampliados, y retornando al gran período abierto en 1984, es visible la permanencia de un mercado de importancia para libros referidos al pasado entre los lectores no especializados. Quizás no se trata de la demanda expansiva, urgente y comprometida de los años sesenta y setenta, pero sí existe una demanda que se mostró tenaz. Sólo para disponer de una pauta de comparación que permita apreciar cifras, puede considerarse que, aparecida en dictadura, la novela de Jorge Asís, Flores robadas en los jardines de Quilmes, de 1980 y considerada muy exitosa, agotaba una séptima edición en 1981 y hacia 1984 ya había vendido más de 100.000 ejemplares, en medio de polémicas muy intensas. Poco después, en 1989, Félix Luna publicó Soy Roca, un libro que rompía las características que solían atribuirse a un libro de historia, pero que así parece haber sido leído; la obra alcanzó
Mostrar más

37 Lee mas

Vincent, John, Introducción a la Historia para gente inteligente, Madrid, Actas, 2013  223 pp  ISBN 978 84 9739 135 1  20€ (Edición original: Londres, Gerald Duckworth & Co , 1995, 2005)

Vincent, John, Introducción a la Historia para gente inteligente, Madrid, Actas, 2013 223 pp ISBN 978 84 9739 135 1 20€ (Edición original: Londres, Gerald Duckworth & Co , 1995, 2005)

El autor traza a continuación un panorama de la historia en las postrime- rías del siglo XX, en el que subraya la inexistencia de una verdadera historia universal —una afirmación que ya no podría hacerse a comienzos de nuestro siglo—, para pasar después a estudiar lo que considera que es la fragmentación de la historia desde la primera mitad del siglo XX, tanto en Gran Bretaña —la obra de E. P. Thompson y la nueva ortodoxia de Past and Present— como en Alemania —aquí se limita a citar a Fritz Fischer—, en los Estados Unidos —comenzando por los «progressive historians»— y, sobre todo, en Francia, con la escuela de los Annales de Bloch, Febvre, Braudel y sus discípulos. En este capítulo habla también de la historia social que, según él, puede entenderse de nueve maneras diferentes, y de la historia del arte, en la que destacan cuatro enfoques distintos.
Mostrar más

6 Lee mas

Unidad 8 literatura del siglo XX España

Unidad 8 literatura del siglo XX España

Camilo José Cela Nació en Iria Flavia (Galicia), estudió en la universidad de Madrid y luchó en el bando franquista durante la Guerra Civil española. Posteriormente rechazó la dictadura de Franco y mantuvo una actitud independiente y provocativa. Cela recibió el Premio Nóbel de Literatura en 1989, y el Premio Cervantes en 1995. Su estilo inicial, conocido con el término taurino de tremendismo, queda patente en su primera novela, La familia de Pascual Duarte (1942). Debido a problemas con la censura, La colmena (1951), una de sus novelas más celebradas, en la que presenta la vida miserable de unos seres en el Madrid de los años inmediatamente posteriores a la Guerra Civil española, tuvo que publicarse en Buenos Aires. La crítica ha señalado que supuso la incorporación española a la novelística moderna.
Mostrar más

15 Lee mas

HISTORIA DEL SIGLO XX

HISTORIA DEL SIGLO XX

Dos observaciones pueden servir para concluir este panorama. La primera, señalar cuán superficial demostró ser el arraigo del comunismo en la enorme área que había conquistado con más rapidez que ninguna ideología desde el primer siglo del islam. Aunque una versión simplista del marxismo-leninismo se convirtió en la ortodoxia dogmática (secular) para todos los habitantes entre el Elba y los mares de China, ésta desapareció de un día a otro junto con los regímenes políticos que la habían impuesto. Dos razones podrían sugerirse para explicar un fenómeno histórico tan sorprendente. El comunismo no se basaba en la conversión de las masas, sino que era una fe para los cuadros; en palabras de Lenin, para las «vanguardias». Incluso la famosa frase de Mao sobre las guerrillas triunfantes moviéndose entre el campesinado como pez en el agua, implica la distinción entre un elemento activo (el pez) y otro pasivo (el agua). Los movimientos socialistas y obreros no oficiales (incluyendo algunos partidos comunistas de masas) podían identificarse con su comunidad o distrito electoral, como en las comunidades mineras. Mientras que, por otra parte, todos los partidos comunistas en el poder eran, por definición y por voluntad propia, élites minoritarias. La aceptación del comunismo por parte de «las masas» no dependía de sus convicciones ideológicas o de otra índole, sino de cómo juzgaban lo que les deparaba la vida bajo los regímenes comunistas, y cuál era su situación comparada con la de otros. Cuando ya no fue posible seguir manteniendo a las poblaciones aisladas de todo contacto con otros países (o del simple conocimiento de ellos), estos juicios se volvieron escépticos. El comunismo era, en esencia, una fe instrumental, en que el presente sólo tenía valor como medio para alcanzar un futuro indefinido. Excepto en casos excepcionales —por ejemplo, en guerras patrióticas, en que la victoria justifica los sacrificios presentes—, un conjunto de creencias como estas se adapta mejor a sectas o élites que a iglesias universales, cuyo campo de operaciones, sea cual sea su promesa de salvación final, es y debe ser el ámbito cotidiano de la vida humana. Incluso los cuadros de los partidos comunistas empezaron a concentrarse en la satisfacción de las necesidades ordinarias de la vida una vez que el objetivo milenarista de la salvación terrenal, al que habían dedicado sus vidas, se fue desplazando hacia un futuro indefinido. Y, sintomáticamente, cuando esto ocurrió, el partido no les proporcionó ninguna norma para su comportamiento. En resumen, por la misma naturaleza de su ideología, el comunismo pedía ser juzgado por sus éxitos y no tenía reservas contra el fracaso.
Mostrar más

190 Lee mas

Historia del siglo XX (Reseñas)

Historia del siglo XX (Reseñas)

ta del regimen sovietico, como sus analisis de los laSCismos, son suges- fives y si n complacencia, pem sus ar- gumerttos para rechazar Ia caracteri- zaci6n de "totalitarismo" al[r]

2 Lee mas

Show all 10000 documents...