PDF superior Voluntad de poder y sociedad: una aproximación al pensamiento nietzscheano

Voluntad de poder y sociedad: una aproximación al pensamiento nietzscheano

Voluntad de poder y sociedad: una aproximación al pensamiento nietzscheano

La voluntad de verdad implica el miedo al devenir y al movimiento, propio de los hombres mediocres que no saben dirigir y dominar las cosas y conciben la felicidad como inmovilidad. En fin, también, y sobre todo, la moral es un producto del instinto de venganza, y lo es más de un sentido: en un primer sentido, el más elemental porque la moral cristiana que domina nuestra mentalidad es un producto de los hombres inferiores que, frente a la libre creatividad de los grandes hombres, crean una tabla de imperativos en los que dominan las virtudes gregarias y de la pasividad, intentando convertir en signos de superioridad moral lo que son caracteres de inferioridad y debilidad. Sin embargo, el carácter más fundamental del espíritu de venganza es visible en la estructura misma de la concepción de una ley o de un orden moral; ésta, de hecho, significa que hay un querer de Dios que establece, de una vez por todas, lo que el hombre o la sociedad deben hacer o no hacer.
Mostrar más

66 Lee mas

La potencia de la ficcin en el pensamiento nietzscheano

La potencia de la ficcin en el pensamiento nietzscheano

período de la historia. Si bien hay voces que se oponen a ubicar a Nietzsche por fuera de la historia de la metafísica occidental, entre quienes está Heidegger (2014) y Vattimo (2012), el periplo de su obra fue una crítica encarnizada a quienes cargaron las espaldas de la humanidad con una idea última e inaccesible. De modo que ni siquiera el anuncio de la muerte de Dios (Nietzsche, 2014a; 2014b: 160-162) ha suscitado el comienzo de una etapa sin la existencia de un nuevo fin último: la Razón. En efecto, con ella se trocaron los dogmas eclesiásticos por los científicos. Nuevamente el hombre poseyó una explicación para cada una de sus preguntas y la seguridad necesaria para dar un paso sin el temor de caer en el abismo. Si tratamos de vivir peligrosamente debemos partir desde la perspectiva de que el devenir puede ocasionar dolor y frustración. Sin embargo, ¿no es la vigorización de la voluntad de poder activa el privilegio de quitar todo velo a la actividad humana? ¿O acaso dicha voluntad de poder se traduce en la aptitud para producir tantos velos como sean necesarios?
Mostrar más

16 Lee mas

Rendimiento hermenéutico de la clave de figuratividad en el pensamiento Nietzscheano

Rendimiento hermenéutico de la clave de figuratividad en el pensamiento Nietzscheano

Hemos entendido aquí por voluntad de poder aquella mecánica movilizadora de la Vida. Una fuerza que habita en toda manifestación de la acción humana, tanto positiva como negativa: es el todo de la existencia que se expresa en la fuerza de la voluntad y en el poder del querer, y por tanto, es desde donde es posible la superación de la existencia humana, es decir, el advenimiento del superhombre que sólo se hace posible a partir de la muerte de Dios que, a su vez, sólo puede plantearse en virtud del conocimiento de la voluntad de poder, y ésta sólo es viable si hay eterno retorno de lo mismo. Estos cuatro elementos conforman un abismal pensamiento sintético cuyo centro es lo absolutamente diferente como principio independiente del pensamiento científico, es decir, el de la reproducción de lo diverso como tal, o dicho en otras palabras, la repetición de la diferencia: lo contrario de la adiaphoria (igualamiento de cantidades o no diferenciación) –que no se debe tomar partido por ninguna de las opciones–, el eterno retorno es lo que se dice únicamente de lo diverso y de lo que difiere: para Nietzsche, el pensamiento del eterno retorno de lo mismo, establece el grado de fuerza que exige pensar la idea de que todo vuelve, la experiencia de sentir como un acontecimiento positivo lo que, desde la óptica de la metafísica dualista, parecería configurarse como la extrema vacuidad y absurdo de la existencia. De este modo, frente a la visión cristiana del tiempo como Historia de la Salvación (Creación, Redención, Escatología), aceptar la idea del eterno retorno equivaldría a decir sí a la vida, reconciliarse con la tierra y amar lo contingente, lo particular, el devenir plural de las fuerzas en las que consiste la voluntad de poder como trasfondo de todos los motivos de autosuperación que son propios en la historia humana: contingencia, violencia, contradicción y conflicto. El eterno retorno de lo mismo, entonces, representa el conjuro con que Nietzsche
Mostrar más

17 Lee mas

La voluntad de poder como desorden de la vida psíquica : Adler y Santo Tomás

La voluntad de poder como desorden de la vida psíquica : Adler y Santo Tomás

Adler asegura que el neurótico es claramente “perjudicial a la sociedad”. 22 Esta voluntad de poder genera una vida egocéntrica que se opone al sentimiento de comunidad, al bien de la sociedad que, para Adler, se da en la vida psíquica sana. Afirma nuestro autor: «Su mirada [la del neurótico] está dirigida casi exclusivamente hacia su propia persona, con completo olvido de todo lo demás. Exige harto trabajo hacerle comprender el mayor goce del dar sobre el tomar.» 23 Es más, su carencia de sentimiento de comunidad lo lleva a la indiferencia y hasta el odio al prójimo. 24 Y aclara más este punto, haciendo una acertada observación sobre la salud psíquica: «Su alegría vital hállase socavada por su insaciable “afán de recibir”. Nunca logra zafarse de la sentencia de insatisfacción, del sentimiento de disminución. Bien diferente es la disposición anímica del donante, cuyo pensamiento se orienta más hacia los otros y que por ello disfruta de serenidad de ánimo y equilibrio.» 25 Para Adler la salud mental sólo se logra con un desarrollo conciente de lo que llama sentimiento de comunidad y una renuncia conciente al afán de poder.
Mostrar más

10 Lee mas

EL PODER DEL PENSAMIENTO SOBRE EL CUERPO

EL PODER DEL PENSAMIENTO SOBRE EL CUERPO

La mayoría de la gente aberrada habla en gran medida con el contenido de sus engramas. Cualquiera que sea la charla crónica del individuo, su charla de ira, su charla de apatía, su actitud general ante la vida, esta jerga está contenida en engramas, siempre que se aleje, aunque sea en grado mínimo, de la completa racionalidad. El hombre que "no puede estar seguro", que "no sabe" y que es escéptico frente a todo, está hablando a partir de engramas. El que esté seguro de que "no puede ser cierto", de que "no es posible", de que "se debe avisar a la autoridad", está hablando a partir de engramas. La mujer que está convencida de que necesita divorciarse, o de que su esposo la va a asesinar cualquier noche, está hablando a partir de los engramas de él o de los suyos. Al hombre que entra y dice que tiene un fuerte dolor de estómago, que es "como si me estuvieran atravesando con un alambre de cobre del 12", es posible que en realidad le atravesaran con un alambre de cobre del 12 en un intento de aborto, o pudo haberse hablado de algo así mientras sufría algún dolor. El individuo que dice que eso "tiene que ser eliminado" está hablando directamente a partir de un engrama, ya sea por alguna operación que le hicieron a su madre o por un intento de aborto. El hombre que "tiene que deshacerse de eso", posiblemente esté hablando de nuevo a partir de un engrama de intento_ de aborto. El individuo que "no puede deshacerse de eso", puede estar hablando desde la misma fuente, pero en otra valencia. En resumen, la gente, especialmente cuando está hablando de Dianética y engramas, sale con charla engrámica en torrentes continuos. Normalmente, no son conscientes de que las cosas que dicen son dramatizaciones menores de sus engramas, y suponen haber llegado ellos mismos a esas conclusiones o bien que piensan esas cosas; la suposición y la explicación es tan sólo pensamiento justificado: el analizador ejecutando su deber de garantizar que el organismo tenga razón, sin importarle lo estúpidamente que esté actuando.
Mostrar más

298 Lee mas

Balthasar y la metafísica del "ser donado"

Balthasar y la metafísica del "ser donado"

posibilidad donde la realización concreta dependerá de elegir por la libertad finita del hombre de cara a los formidables desafíos que le impone la tecnociencia. En esta perspectiva, la técnica no aparece más como un destino inevitable y trágico (como en las tragedias griegas, a diferencia del teodrama, que el mismo Balthasar distingue en otro momento), aunque ella potencia en todo momento el devenir. Ella aparece como la ocasión para el hombre de ejercer una elección verdaderamente dramática entre al antiguo Adán y el nuevo Adán, entre la libertad abierta al acontecer de Dios, al evento divino, o la libertad cerrada en los límites de su finitud, en donde se revela la realidad del mal y del pecado como enclaustramiento del yo, la ruptura de comu- nión que cierra al evento, a la manifestación. Esto, creemos, expresa bien el espíritu del pensamiento balthasariano sobre el tema, a pesar de ciertas ambigüedades en su argumentación y de un cierto pesimismo frente al mundo moderno (quizá de orden más cultural que estrictamente por razones teológicas). Por último hay que añadir que sólo esta interpretación escatológica –no en el sentido de una “teología del más allá” sino en una teología de un Dios que acontece anticipándose en el presente, en el acá, como futuro del hombre y la historia– de la “ley teodramática” de la historia permite el seguimiento consistente de Cristo por parte del cristiano en la historia al interior de la teodramática, tal cual lo subraya el mismo Balthasar.
Mostrar más

16 Lee mas

Vol. 15, Núm. 37 (2018)

Vol. 15, Núm. 37 (2018)

pequeño” (Nietzsche, 2001, p. 96) y que por lo tanto dicho proceso de idealización en el sentido nietzscheano no consiste en un proceso según una voluntad consciente del artista, ya que “hasta su conciencia llega sólo lo universal” (Nietzsche, 2001, p. 95). Por el contrario, si la con- ciencia guiase dicho proceso, el resultado consistiría en un “montón de borrones, un mosaico en el mejor de los casos, y en todo caso algo que es resultado de sumar varias cosas, algo turbulento, de colores chillones” (Nietzsche, 2001, pp. 95-96). Con la frase “un enorme ex- traer los rasgos capitales es, antes bien lo decisivo” (Nietzsche, 2001, p. 96) Nietzsche expresa que dicho proceso es realizado de manera inconsciente y automática, en donde, precisamente, el extraer ocupa el rol del sujeto de la oración, sin hacer referencia a otro agente activo. El proceso de idealización tiene lugar, por lo tanto, en el cuerpo del artis ta, generado instintivamente por él mismo. De esta manera, Nietz s- che deja en claro que su concepto de idealización no guarda relación alguna con la tradición metafísica y, por el contrario, dicho proceso de extracción es ejecutado por el cuerpo sin obedecer a una voluntad o unidad consciente.
Mostrar más

20 Lee mas

Lenguaje y voluntad de poder. La retórica en Nietzsche como Apate y Kairós

Lenguaje y voluntad de poder. La retórica en Nietzsche como Apate y Kairós

te; considerada económicamente, aumenta hasta un punto máximo y desciende nueva- mente a partir de él en un eterno movimiento circular; esta ‘voluntad de poder’ se ex- presa en la interpretación, en el modo de usar la energía —la transformación de la energía en vida y de la vida en máxima potencia aparece entonces como meta. El mismo quantum de energía significa algo diferente en los diferentes estadios del desarrollo […] La absoluta necesidad del mismo acontecer en un proceso cósmico, como en todos los demás, por toda la eternidad, no es un determinismo acerca del acontecer sino meramente la expresión de que lo imposible no es posible [...] de que una fuerza deter- minada no puede ser ninguna otra cosa más que precisamente esa fuerza determinada; de que ante un quantum de resistencia de fuerza no se expresa de otro modo más que como corresponde a su fortaleza —acontecer y acontecer necesario son una tautología” (F. Nietzsche, Fragmentos póstumos (1885-1889), 10, p. 138).
Mostrar más

15 Lee mas

Objetivos de la Unidad 4

Objetivos de la Unidad 4

 Describir las ideas de Wertheimer sobre el pensamiento productivo y la aproximación general de la Gestalt al pensamiento y la resolución de problemas..  Describir los fundamentos de [r]

85 Lee mas

Violaciones de la libertad de expresión de periodistas y trabajadores de los medios en Jalisco, 1995–2013

Violaciones de la libertad de expresión de periodistas y trabajadores de los medios en Jalisco, 1995–2013

este capítulo se basa en fuentes secundarias. Con el objetivo de conocer los antecedentes de casos, se consul- taron más de 120 documentos publicados por las siguientes organizaciones e instituciones: Centro de Justicia para la Paz y el desarrollo ( cepad ), Comisión estatal de derechos Humanos de Jalisco, Committee to Protect Journalists, el Informador, fundación Manuel Buendía, Milenio Jalisco, Mural, notisistema, Q iteso : análisis Crítico de Medios, Proyecto diez, siglo 21, sitio web Crónica de Sociales, Sociedad Interamericana de Prensa ( sip ), entre otras. los datos sobre violaciones de este derecho ocurridas en Jalis- co antes de 1995 son escasos; los posteriores a ese año se retomaron de los recuentos de daños publicados cada año durante el periodo 1998–2008 por la unidad de libertad de expresión de la fundación Manuel Buendía y de las demás fuentes mencionadas.
Mostrar más

18 Lee mas

Beatriz Becker and Celeste González de Bustamante The past and the future of Brazilian television news Published by: http:www.sagepublications.com

Beatriz Becker and Celeste González de Bustamante The past and the future of Brazilian television news Published by: http:www.sagepublications.com

The ability of audiences worldwide to consume Brazilian video news and other media content produced in Latin America’s largest country has created an especially propitious time to loo[r]

25 Lee mas

AN ÁLISIS CR ÍTICO DE MEDIOS

AN ÁLISIS CR ÍTICO DE MEDIOS

En la coyuntura actual existen, como ya lo hemos ex- plicado, diversas circunstancias que hacen difícil un arre- glo que beneficie a un amplio sector de la sociedad mexi- cana. Sintetizo estas circunstancias o rasgos del sistema: una estructura legal anacrónica y fragmentaria que regu- la a los medios de comunicación y las telecomunicacio- nes; un inacabado proyecto neoliberal, ya que no existe una verdadera libertad de competencia; una clase política a veces coludida y otras subordinada al poder económico; una ausencia de políticas de Estado que vean en el terre- no de la comunicación un campo imprescindible para el desarrollo económico, político, tecnológico y cultural de México; y un sector empresarial que poco se preocupa por el interés público: “Slim, Azcárraga, Hernández, Vargas, Salinas y Milmo Zambrano, son nombres ‘genéricos’ que identifican a los zares que, en mayor o menor proporción, han sido ‘bendecidos’ con el favor de los gobiernos esta- tistas, de economía mixta, privatizadores o neoliberales por igual, y que han demostrado aguda capacidad de ser exitosos en crisis y en prosperidad. Son los que siempre han ganado”. 16
Mostrar más

200 Lee mas

Las mentiras del liberalismo: críticas a la democracia liberal desde la voluntad de poder y el decisionismo.

Las mentiras del liberalismo: críticas a la democracia liberal desde la voluntad de poder y el decisionismo.

La voluntad de poder, intento de transmutación de todos los valores; esta fórmula revela un movimiento antagónico, que desea devenir en principio y fin; un movimiento que en algún momento del futuro reemplazará aquel nihilismo, y que lo presupone desde un punto de vista lógico psicológico; un movimiento que sólo puede surgir del nihilismo. Pero ¿Por qué se aboga ahora por la necesaria instauración el nihilismo? Porque todos nuestros valores anteriores desembocan y concluyen en él; porque el nihilismo es la consecuencia lógica, el final de nuestros grandes valores e ideales: hay que experimentar el nihilismo para desentrañar el secreto de esos valores, para ver en qué consiste realmente el valor de esos “valores”… Necesitamos, en cualquier momento, nuevos valores…” (Frenzel, 1986:170). Cuando Nietzsche se refiere a la vida lo hace como un concepto que se determina así misma porque, una vez más, la fórmula de la vida es la voluntad de poder. La voluntad de poder que ha devenido del nihilismo ha servido para que el superhombre pueda transmutar los valores existentes. En este sentido la voluntad de poder es afirmación de la primacía radical de la voluntad y de la libertad por encima de la razón, en el cual el poder debe comprenderse como fuerza y como potencialidad, este tipo de voluntad asigna la capacidad creativa para la construcción de nuevos valores y lo sitúa en un mundo sin verdades absolutas. La voluntad de poder tiene, según Deleuze, dos cualidades: “la negación y la afirmación; la relación de la propia voluntad de poder con el eterno retorno; la posibilidad de una transmutación como nueva forma de sentir, de pensar y sobre todo como nueva forma de ser (el superhombre)” (Deleuze, 1967:103).
Mostrar más

114 Lee mas

Aphrodite and the queens: a look at the women’s power in Hellenistic Greece

Aphrodite and the queens: a look at the women’s power in Hellenistic Greece

Las reinas eran mujeres cercanas al poder político, muchas de ellas tuvieron una notable influencia pública, e incluso algunas llegaron a ejercer un poder político, la mayoría de las veces informal, pero en algún caso formal y legal. La asimilación a Afrodita es ambivalente, como lo es su célebre desnudo de Praxíteles. Por un lado, se reconoce su poder, pero, por otro, simbólicamente se neutraliza el mismo reconduciéndolo a una forma de poder más propia- mente femenino. El poder de una mujer sería más fácilmente identificable con el propio de Afrodita, basado en la seducción erótica. Quizá porque sea el único atributo, procedente de las mujeres, que los varones griegos considera- ban podía ejercer poder sobre ellos. Después de todo, aunque el amor podía llegar a ser peligroso, también era deseable en el seno del matrimonio, y con él se ensalzaban las buenas relaciones conyugales. De este modo, el poder de una mujer, aunque sea político –es decir, masculino–, se diviniza del modo más típicamente femenino.
Mostrar más

22 Lee mas

lectura SOCIEDAD, PODER Y LEGITIMACION.p

lectura SOCIEDAD, PODER Y LEGITIMACION.p

Thomas Hobbes es uno de los filósofos más representativos de esta teoría. Concibe el Estado como resultado de un pacto, el contrato de comunidad*. En virtud de este acuer- do, el ser humano cede parte de su libertad a una entidad superior capaz de evitar que la confrontación entre los diferentes intereses individuales degenere en un conflicto social. De esta forma, se evita la «guerra de todos contra todos». Esto debe ser así ya que, para Hobbes, el ser humano es egoísta y antisocial por naturaleza, pues «el hombre es un lobo para el hombre». Además, tiende a satisfacer sus propios intereses aun en perjuicio de sus semejantes. En conclusión, el Estado aparece como un poder total y absoluto que dicta las leyes y la moral. Se impone a la voluntad de los miembros de la sociedad que le cedió sus derechos. El Estado se convierte en un instrumento necesario que, al asumir los derechos, garantiza la paz y la concordia entre los individuos, poniendo punto final al estado de terror previo a su creación. La sociedad civil, como la organización de todos los súbditos que es, está sometida al poder del Estado.
Mostrar más

24 Lee mas

8  Alba Carosio  Contribuciones del Pensamiento Feminista al Pensamiento Social

8 Alba Carosio Contribuciones del Pensamiento Feminista al Pensamiento Social

María del Carmen Feijoo (1992) sostiene que desde el primer momento las estrategias y metodologías utilizadas por los Estudios Feministas han tenido como objeto hacer visible lo que se mostraba como invisible para la sociedad. Esto permitió -y aún per- mite- “desocultar el recinto en el que las mujeres habían sido social y subjetivamente colocadas; desmontar la pretendida «naturalización» de la división socio-sexual del trabajo; revisar su exclusión en lo pú- blico y su sujeción en lo privado; así como cuestionar la retórica pre- suntamente universalista de la ideología patriarcal”. Los estudios fe- ministas han mostrado un conjunto de temas que no tienen lugar, que no se visualizan si no se incorpora la perspectiva de las mujeres –no aparecíamos en la historia hasta que no nos propusimos escribir una historia feminista–.
Mostrar más

13 Lee mas

Los observatorios de medios como espacios de investigación, formación, comunicación, participación e incidencia pública

Los observatorios de medios como espacios de investigación, formación, comunicación, participación e incidencia pública

La figura del defensor del lector o de las audiencias no ha estado exenta de críticas: se ha señalado que en muchos casos presenta dificultades para ejercer una verdadera mediación entre públicos y medios, pues están impedidos para hablar de ciertos temas de orden político o económico, porque entorpecen la línea editorial o empresarial del medio en cuestión (Ramonet, 2006). Sin embargo, a pesar de estas críticas, el surgimiento y desarrollo del ombudsman ha sido un paso clave para que las audiencias sean tomadas en cuenta activamente, en los procesos de comunicación pública de las sociedades contemporáneas. Además, en su significado más profundo y original, el ombudsman es una herramienta que permite el equilibrio de poder en sociedades administradas por un Estado, que a través de sus actos cotidianos tiene influencia y efecto en todas las personas. Al reconocerse necesario un ombudsman que medie entre ciudadanos y medios, también se reconoce el poder de estas instituciones en la vida pública, así como los desequilibrios de poder que generan en una democracia.
Mostrar más

7 Lee mas

NIETZSCHE: DE LA VOLUNTAD DE PODER A LA VOLUNTAD DE FICCIÓN COMO POSTULADO EPISTEMOLÓGICO

NIETZSCHE: DE LA VOLUNTAD DE PODER A LA VOLUNTAD DE FICCIÓN COMO POSTULADO EPISTEMOLÓGICO

Las intenciones morales han constituido en toda filo- sofía el auténtico germen vital del que ha brotado el in- terés por conocer, explicar y dominar (Maturana, 1997). Nietzsche, como se ve, está en condiciones de sostener que los instintos pueden intentar filosofar, si considera- mos que el pensar es indisociable de los sentimientos y afectos, del querer y sentir que componen las fuerzas de la voluntad. Y ésta, en tanto es voluntad de poder, tiene su ámbito de mayor y más propio despliegue en las múltiples manifestaciones de ese fenómeno funda- mental que es la vida. Y porque ésta trasparece en to- dos los hombres, también ha de hacerlo en aquel que filosofa, puesto que no por realizar esta tarea “privi- legiada”, puede situarse al margen de la vida. Por eso Nietzsche concluye ese parágrafo afirmando que “en el filósofo [...] nada, absolutamente nada es impersonal” ( 1997: párr. 6).
Mostrar más

14 Lee mas

NOTAS SOBRE EL “CATASTROFISMO CULTURAL”: NIETZSCHE Y LA CULTURA DE MASAS

NOTAS SOBRE EL “CATASTROFISMO CULTURAL”: NIETZSCHE Y LA CULTURA DE MASAS

Sírvanos para empezar este texto de Kant: «[…] y es entonces la caída en el mal (el mal moral, con el cual fue siempre a la par el físico) lo que para desgracia hacen correr en acelerado desplome, de modo que ahora (pero este ahora es tan antiguo como la historia) vivimos en lo último del tiempo, el último día y la ruina del mundo están a la puerta […]» (Kant, 2001:35). La preocupación por la “creciente” corrupción moral del ser humano y de la “actual” decadencia de la cultura –en realidad, dos cuestiones diferentes, pero emparentadas, que comparten el presupuesto de que se ha roto cierto equilibrio previo– es tan antigua como la historia, como nos recuerda Kant, y cualquier reflexión al respecto debe preguntarse i) si realmente ocurre tal cosa, y en qué sentido, y por qué; y ii) en caso contrario, de dónde surge esa percepción generacional y/o histórica de que todo va a peor. Pues, aunque ha habido épocas optimistas, luminosas, que han creído que el futuro sería mejor que el presente y, en general, en la idea de un progreso social irreversible, lo cierto es que abunda más, por lo menos en Occidente, la postura contraria, pesimista, aquel «lo que fue, eso será. Lo que ya se hizo, eso es lo que se hará; no se hace nada nuevo bajo el sol» (Ecl 1, 9). El siglo XX y lo que va del XXI han experimentado unas transformaciones tan radicales –parejas a unos acontecimientos tan terribles y otros tan fascinantes– que obligan a replantear una y otra vez las relaciones entre el innegable desarrollo técnico- científico y el más cuestionable progreso moral del ser humano, y por supuesto, como un imprescindible tertium quid entre ambos, el papel mediador de la cultura. La pregunta por el estatus de ésta en el mundo actual (caracterizado por la globalización, el capitalismo financiero, la cuarta revolución industrial, la sociedad masificada, etc.) se hace, así, tan recurrente como insoslayable.
Mostrar más

11 Lee mas

Show all 10000 documents...