PDF superior Walter Benjamin: el naufragio ineluctable (Fundamentos y Debate).

Walter Benjamin: el naufragio ineluctable (Fundamentos y Debate).

Walter Benjamin: el naufragio ineluctable (Fundamentos y Debate).

como un “naufragio ineluctable”, este ensayo da cuenta del modo en que durante la agonía de la república de Weimar él había fracasado en casi todo. En el campo del trabajo, en el campo político, en el campo de su vida personal. Pero la mirada de Benjamin sobre Baude- laire vale también para él mismo: la realidad de la desdicha lejos de cancelar corrobora el hecho de que tenía todo para convertirse en una leyenda. Su naufragio revela un principio rector de la época. Un principio formulado en su obra sobre el barroco alemán: “En el Mal absoluto nuestra subjetividad reconoce su desdicha”. Benjamin describió este mundo desde la perspectiva de los marginados: la bohemia, el fl aneur que se pierde en los pasajes de fl aneur fl aneur París, que desembocan en los grandes boulevares construidos por el barón de Hausmann. Siempre inquietado por descubrir en lo más insignifi cante lo más importante de un suceso. Sobre el concepto de la historia, que escribió después de su confi namiento en el campo de Nevers, en Francia, que padeció con Hannah Arendt y Arthur Köstler, vio la constitución real del mundo como un paisaje helado, donde la modernidad se transfi gura en un cúmulo de ruinas. Su intervención monumental hace de él quizás el autor del que más se ha escrito en todo un siglo. Su crítica al mito del progreso lo ha convertido en un autor que sigue escribiendo incluso después de su muerte.
Mostrar más

12 Lee mas

Descargar
			
			
				Descargar PDF

Descargar Descargar PDF

suerte de “debate” entre Benjamin y Schmitt. Este habría que establecerlo, de algún modo, en el largo periodo que va de 1925 a 1956, a partir de la cita de Teología política en El origen del drama barroco alemán, el currículum vítae de 1928 y la carta de Benjamin a Schmitt de diciembre de 1930, por un lado; y la referencia a Benjamin en el libro de 1956 Hamlet y Hécuba de Schmitt, por el otro. Es muy interesante la lectura de uno de los apéndices de Schmitt llamado “Sobre el carácter barbárico del drama de Shakespeare: de El origen del drama barroco alemán de Walter Benjamin”. Allí, Schmitt comienza diciendo: “Walter Benjamin lidia con la diferencia entre la obra trágica y la tragedia y, en correspondencia con el título de su libro, habla especialmente de la obra trágica en el barroco alemán. Su libro, sin embargo, es rico en ideas y pensamientos importantes concernientes a la historia del arte y al teatro shakesperiano, y particular- mente a Hamlet. Su caracterización de Shakespeare en el capítulo titulado ‘Alegoría y obra trágica’ parece particularmente fructífero. Ahí, Benjamin muestra que la alegoría en Shakespeare es tanto esencial como elemental” (Schmitt, Hamlet oder Hekuba, p. 51). Para analizar la convergencia entre ambos pensadores, Agamben recurre, además, a lo que llama dossier esotérico en el que se incluye la lectura de Schmitt de Para una crítica de la violencia, publicada en el Núm. 47 del Archiv für Sozialwissenchaften und Sozialpolitik, entre otros materiales.
Mostrar más

26 Lee mas

Adorno – Letters To Walter Benjamin

Adorno – Letters To Walter Benjamin

Accordingly, what I would postulate is more dialectics. On the one hand, dialectical penetration of the ‘autonomous’ work of art which is transcended by its own technology into a planned work; on the other, an even stronger dialecticization of utilitarian art in its negativity, which indeed you do not mistake but which you designate by relatively abstract categories like ‘film capital’, without tracking it down to its ultimate lair, as immanent irrationality. When I spent a day in the studios of Neubabelsberg two years ago, what impressed me most was how little montage and all the advanced techniques that you exalt are actually used; rather, reality is everywhere constructed with an infantile mimetism and then ‘photographed’. You under-estimate the tech- nicality of autonomous art and over-estimate that of dependent art; this, in plain terms, would be my main objection. But this objection could only be given effect as a dialectic between extremes which you tear apart. In my estimation, this would involve nothing other than the complete liquidation of the Brechtian motifs which have already under- gone an extensive transformation in your study—above all, the liquidation of any appeal to the immediacy of interconnected aesthetic effects, however fashioned, and to the actual consciousness of actual workers, who have absolutely no advantage over the bourgeois except their interest in the revolution, but otherwise bear all the marks of mutilation of the typical bourgeois character. This prescribes our function for us clearly enough—which I certainly do not mean in the sense of an activist conception of ‘intellectuals’. But it cannot mean either that we may only escape the old taboos by entering into new ones—‘tests’, so to speak. The goal of the revolution is the abolition of fear. Therefore we need have no fear of it, not need we ontologize our fear. It is not bourgeous idealism if, in full knowledge and without mental prohibitions, we maintain our solidarity with the proletariat instead of making of our own necessity a virtue of the proletariat, as we are always tempted to do—the proletariat which itself experiences the same necessity and needs us for knowledge as much as we need the pro- letariat to make the revolution. I am convinced that the further development of the aesthetic debate which you have so magnificently inaugurated, depends essentially on a true accounting of the relation- ship of the intellectuals to the working-class.
Mostrar más

26 Lee mas

Rescatando a Walter Benjamin   Rescuing Walter Benjamin   pp. 123-130

Rescatando a Walter Benjamin Rescuing Walter Benjamin pp. 123-130

Rev. F@ro | Valparaíso, Chile | Nº 17 (2013) | e-ISSN 0718-4018 129 historia estética y literatura. Una visión latinoamericana”, comienza por mencionar el gran auge que tuvo la obra de Benjamin durante los años 70, aspecto que llevó a establecer una distinción entre dos lecturas receptoras del pensamiento del escritor alemán. Por un lado aquellos catalogados como “comentaristas” quienes ven en la figura del crítico a un filósofo de ruptura de la tradición histórica e intelectual, y que permite construir explicaciones y diálogos con muchos de sus adversarios. Por otro lado existen aquellos llamados “partidarios”, los cuales no dejan de lado la lectura realizada por los “comentaristas”, pero que se diferencian en que ven a Benjamin como un intelectual que posibilita interpretar el presente para darle así actualidad a su pensamiento. Este último grupo, la autora induce que está más presente en América Latina que en Europa, siendo el viejo continente donde se radican de forma más prominente los “comentaristas”. Sarlo toma posición, no de forma explícita, por los “partidarios”, aspecto que ya se evidenció en el análisis de su ensayo “Posbenjaminiana”, donde deja en claro la validez que tiene la elaboración de una crítica del presente mediante la utilización del prisma benjaminiano. La preguntas que surgen durante la lectura del libro, relacionadas con el debate que pude suscitar la obra de Benjamin en la academia, pueden resolverse en el ensayo siguiente, “Olvidar a Benjamin, donde se admite una suerte de banalización de los estudios del autor de “La tarea del traductor” durante su recepción en las universidades desde la década de los ochenta hasta la actualidad. Para Sarlo, sus conceptos han sido generalizados por estudios culturales que proceden de modas académicas que están lejos de pretender replicar la metodología de un filósofo que buscaba construir sentidos que permitieran inducir como era la circulación de mercancías en la esfera social y cultural. Bajo la existencia de prácticas retoricas eclécticas, no queda otra solución que olvidar a Benjamin y esperar un futuro más prometedor donde se puedan recuperar su legado de forma correcta por la academia. “Siete ensayos sobre Walter Benjamin” cerrará con trabajo titulado “Una ocurrencia”, donde la autora hace un introspección personal de su relación con el crítico literario, precisando como ambas realidades han confluido en, pensamiento y deducciones similares, estableciendo una relación íntima con un pensador que abrió nuevas perspectivas de análisis sobre la modernidad.
Mostrar más

8 Lee mas

Justo una lectura: Walter Benjamin y los textos de la historia

Justo una lectura: Walter Benjamin y los textos de la historia

dominio y descubre cómo en ese mismo terreno, que para el aviador no es más que una llanura desplegada, la carretera, en cada una de sus curvas, va ordenando el despliegue de lejanías, miradores, calveros y perspectivas como la voz de mando de un oficial hace salir a los soldados de sus filas. Del mismo modo, sólo el texto copiado puede dar órdenes al alma de quien lo está trabajando, mientras que el simple lector jamás conocerá los nuevos paisajes que, dentro de él, va convocando el texto, esa carretera que atraviesa su cada vez más densa selva interior: porque el lector obedece al movimiento de su Yo en el libre espacio aéreo del ensueño, mientras que el copista deja que el texto le dé órdenes. De ahí que la costumbre china de copiar libros fuera una garantía incomparable de cultura literaria, y la copia, una clave para penetrar en los enigmas de la China” (Benjamin, W., Dirección única, Madrid, Alfaguara, 2005a, 21-22).
Mostrar más

8 Lee mas

Walter Benjamin (1921)  Hacia la crítica de la violencia

Walter Benjamin (1921) Hacia la crítica de la violencia

En Hacia la crítica de la violencia (1921/2008), Benjamin distingue dos tipos de violencia. La violencia pura (divina) y la violencia mítica (jurídica). La violencia pura, que permanece en su medialidad sin relación a ningún fin —sin conservar ni instaurar un nuevo derecho—, rompe con la dialéctica de la violencia mítica que instaura o con- serva derecho. El calificativo de “pura” no se debe a una concepción metafísica o místi- ca de la violencia, sino a la intención de abandonar la lógica jurídica de los fines y los medios, que termina justificando la inclusión de la violencia en la teoría del derecho como medio para un fin. Por lo tanto, la violencia permanece pura en la medida en que el análisis de ésta proceda a desconectarla de todo fin jurídico. En este sentido, se acla- ra porqué su opuesto, la violencia que instaura o conserva el derecho, es calificada como mítica. El mito jurídico considera a la violencia como un hecho natural y acepta que ésta sea apropiada como medio para un fin, relegando la discusión a si los fines son justos o injustos:
Mostrar más

13 Lee mas

El graffiti como experiencia estética  una lectura desde Walter Benjamin

El graffiti como experiencia estética una lectura desde Walter Benjamin

Finalmente, vemos cómo el “El beso de los invisibles” es una muestra de aquellas fuerzas antagónicas que logran componer una misma unidad y compartir un mismo lenguaje, es la historia de una Bogotá visible y de una Bogotá invisible, del amor que como surge en lo limpio también surge en lo sucio, de lo visible y lo invisible, el de lo ilegal y la legalidad, de la noche donde se crea y el día donde se contempla, de la guerra que se vive dentro de nuestra ciudad, del conflicto de clases, de las desigualdades sociales. Este graffiti se ha convertido en una huella, rastro del tiempo que quiso tocar, pero también de otros tiempos que se suman, anacrónicos entre sí. Este abordaje del graffiti es sólo el principio de una propuesta hacia problemas y debates en torno a esos hechos impuestos o invisibilizaciones. En relación con las categorías utilizadas por Benjamin, pensamos que la historia que se desprende de éste graffiti hace parte de ese pasado “no concluso” que ha sido tachado, ocultado y suprimido. Este es uno de los desastres o ruinas que fue dejando el progreso que prometía el avance de la ciudad. Con una mayor cautela, podemos decir que estamos empezando a abrir ese abanico, a
Mostrar más

40 Lee mas

Walter Benjamin y la perspectiva materialista en el análisis de Baudelaire

Walter Benjamin y la perspectiva materialista en el análisis de Baudelaire

pensamiento. Por el contrario, y como ha sido señalado, su pensamiento supone antes que una forma sistemática, "distintos impulsos que a veces chocan entre sí sin llegar a una síntesis". En tal sentido, acaso sea preferible describir al pensamiento benjaminiano como un espacio de desarrollo y coexistencia inestable de diversas tendencias teóricas y filosóficas, que encuentran en cada caso distintas maneras de resolución en cuanto a la forma de relacionarse. Por consiguiente, la consideración o el estudio del "análisis materialista" que perseguía Benjamin a propósito de la obra de Baudelaire no puede prescindir de estas cuestiones cuando se trata de ello. Los textos sobre Baudelaire suponen, en efecto, una perspectiva claramente materialista, pero esa perspectiva se desarrolla sobre la base de un discurso que cobra las características temáticas y formales señaladas anteriormente.
Mostrar más

16 Lee mas

Crónica latinoamericana a través de la mirada de Walter Benjamin

Crónica latinoamericana a través de la mirada de Walter Benjamin

La información reivindica una pronta verificabilidad –dice Benjamin– además de que el relato sea plausible, como si no alcanzara acontecimiento alguno si no está cargado de explicaciones (10). Pero, a la vez, la información muestra un alineamiento con el discurso de los políticos. Por eso, se dice que la noticia mira al poder y se nutre de él, al fabricar artificialmente acontecimientos que considera relevantes para imponer una agenda, que es una forma de mirar el mundo, como advierte Martín Caparrós, otro de los cronistas emblemáticos.
Mostrar más

10 Lee mas

Historia y literatura en Walter Benjamin, una aproximación metodológica

Historia y literatura en Walter Benjamin, una aproximación metodológica

Desde esta perspectiva, mi propuesta aquí es establecer un acercamiento teórico- crítico que problematice y, a su vez, pueda esclarecer algunas de las cuestiones centrales inherentes al aspecto metodológico adecuado para aquella investigación. En la medida en que resulta fundamental determinar los criterios a partir de los cuales sea posible explorar los modos de representación de la historia en la literatura, creo que las reflexiones de Walter Benjamin acerca de la relación entre historia y obra de arte pueden ayudar a formular y delimitar un modo de abordaje. De esta manera, me interesa analizar la especial posición de Benjamin en cuanto lector crítico de los medios a través de los cuales podemos conocer el pasado. Un pasado que, si bien en nuestro caso adopta la forma de la literatura, requiere ante todo y, especialmente en el caso de Benjamin, de una reflexión superadora de los límites de la representación literaria, es decir que la ponga en crisis mediante un cuestionamiento inicial acerca del modo en que se produce y transmite el conocimiento de dicho pasado. Debemos tener en cuenta, a su vez, el carácter irrecuperable que para Benjamin posee el pasado, es decir que su relación con el presente no se ajusta a la idea de una culminación producida por un proceso continuo en el que lo que ha sido puede ser recuperado como resultado de una identidad. Por el contrario, debe ser entendido como pérdida, como algo ajeno, que es posible reconocer solo bajo la forma del extrañamiento 2 .
Mostrar más

8 Lee mas

¿Walter Benjamin filósofo? . Su inscripción en la filosofía como posición fronteriza

¿Walter Benjamin filósofo? . Su inscripción en la filosofía como posición fronteriza

“Entretanto mi empresa de Francfort ha prácticamente desembocado en una conclusión negativa y se me ha propuesto de retirar de motu proprio mi pedido de Habilitación. A reconsiderar el curso turbio de las cosas, tengo todas las razones de alegrarme de la convicción interior y exterior que me ha inhibido de ver en la universidad actual un lugar de actividad fecunda y sobre todo límpida. Qué exasperación estéril, qué amargura habría suscitado en toda otra persona el trato que se me ha infligido (…). Ciertamente aparece de gran valor (…) afrontar esta afrenta y poder ganar los más jóvenes por la vía del discurso vivo: pero el lugar en el que esto se produce y el número reducido de los hombres que alcanza no es indiferente; y por verdadero que sea que puertas afuera de las universidades hoy no existe todavía un lugar que asegure la fecundidad de la acción, es me parece, igualmente verdadero que la misma universidad enturbia cada vez más la limpidez de sus fuentes de enseñanza” (Benjamin, 1979a: 365) 4
Mostrar más

10 Lee mas

Crítica y traducción: Walter Benjamin, lector de Marcel Proust

Crítica y traducción: Walter Benjamin, lector de Marcel Proust

Los tres elementos involucran a su vez una ruptura de las categorías espacio-temporales de la tradición que Benjamin incorporará a su proyecto político de los últimos años. Pero quizás el interés más determinante que encuentra Benjamin en Proust es en cierto grado un tipo de pensamiento alternativo a las tradiciones que lo rodean: el fascismo y el comunismo. Si bien en muchos aspectos cercano a este último, Benjamin intenta constantemente conservar su independencia intelectual de toda forma institucionalizada de pensamiento. Es así que en pleno viaje a Moscú, la tarea de traducción de Proust presenta aristas seductoras para la crítica a las políticas del Partido. Una experiencia tan iluminadora como la del amor no puede ser pasada por alto en un contexto de transformación histórica en sentido profundo. Tras unas semanas de permanencia en Moscú, escribe en su diario el 30 de diciembre de 1926:
Mostrar más

6 Lee mas

Walter Benjamin: teología y teología política . Una dialéctica herética

Walter Benjamin: teología y teología política . Una dialéctica herética

Ausnahmezustandentscheidung (decisión del estado de excepción) con el que Schmitt definía la soberanía. Ahora bien, si la exclusión de la excepción es una función pretendida que el Barroco asigna al príncipe, ésta es también para Benjamin una función fallida, ya que el soberano no logra nunca, en verdad, trascender la trascendencia haciéndola inmanente. Para Benjamin se trata, por efecto de una doble negación fallida, de una doble negación paradójica en que la exclusión de lo otro, la negación de lo que es negación, no da como resultado la restauración del orden inmanente, sino la perpetuación de la situación excepcional como regla e irreductible inestabilidad ontológica de la era barroca. Dialéctica paradójica, herética, ya que el soberano barroco no logra su función de prevenir la situación excepcional sino que, por el contrario, se encuentra ontológicamente inmerso en ella sin poder en modo alguno evacuarla. Contrariamente al soberano de Schmitt, el príncipe barroco fracasa por ende aquí sistemáticamente. Siendo un hombre y no Dios, no logra tomar la decisión extrema. Lo que lo define no es por ende la decisión sino la vacilación, la incapacidad de resolución (Entschlussunfähigkeit):
Mostrar más

12 Lee mas

Las reproducciones o por qué con ellas no se acaba el aura . Consideraciones sobre Walter Benjamin

Las reproducciones o por qué con ellas no se acaba el aura . Consideraciones sobre Walter Benjamin

Siguiendo el film, la obra también se vuelve misteriosa en este momento, por su valor de mercado. Éste depende de que se trate de una pieza auténtica y de que los expertos determinen esa autenticidad. Si para Benjamin ese concepto refiere a la existencia irrepetible del original en el lugar en que se encuentra, como testificación histórica que se funda en su duración material, Berger nos muestra en su video cómo las reproducciones gradúan la autenticidad y ponen de manifiesto que este término, invocado generalmente “en nombre de la civilización y la cultura”, es una convención. Creación, misterio y autenticidad son entonces los tres términos que definen la experiencia aurática como mercancía, y por ende como fetiche, en el marco del mundo capitalista.
Mostrar más

8 Lee mas

El autor como productor (1934)

El autor como productor (1934)

Pueden ver confirmado que así como la situación de la lucha de clases es la instancia determinante de la temperatura en que se lleva a cabo --de manera más o menos acabada— este proces[r]

10 Lee mas

La modernidad como infierno : Luiz Ruffato desde Walter Benjamin

La modernidad como infierno : Luiz Ruffato desde Walter Benjamin

La herencia, en el sentido derridiano, es siempre esa dia- léctica entre el pasado y el por-venir; una herencia, abierta, in- conclusa que nunca se re-une, no es nunca una consigo misma. Toda herencia supone, para quien hereda, una interpretación in- agotable de aquello que ha recibido. Y aquí es dónde podemos hacernos la siguiente pregunta: ¿Heredamos a Benjamin? El su- jeto hecho en el lenguaje, atravesado por el decir, se inscribe, a su vez, en la materialidad de la historia. Lo que me interesa destacar es cómo la relación con el pasado, con la historia, es una relación de construcción. Hay un gesto constructivo en Benjamin, que significa que hay una suerte de encuentro complejo, muy difícil que siempre tiene un punto de no sutura entre el gesto del histo- riador y aquello que proviene de la historia, entre la experiencia del presente –las demandas, los prejuicios– y aquello que es con- vocado por la actualidad pero que sucedió en otro momento. En Benjamin, un modo de ir al acontecimiento histórico, una deter- minada forma arqueológica, una determinada forma de pregun- tar, están directamente ligados a una comprensión de eso que significaría también dar cuenta de la crisis, de la desestructura- ción y la fragmentación del sujeto en su propio tiempo histórico: el suelo donde se hunde el hombre moderno, los sueños de pro- greso, la exquisita confianza del siglo XX en el prodigioso avance de la ciencia y la técnica, la esperanza en la definitiva constitu- ción de una sociedad más justa y más democrática.
Mostrar más

175 Lee mas

Imágenes-huella en Christian Boltanski y Walter Benjamin

Imágenes-huella en Christian Boltanski y Walter Benjamin

Siguiendo esto, podemos decir que aura y huella conviven al decir de Benjamin en el mismo objeto: la mercancía. Pero es preciso aclarar que toda relación de tensión es para el autor necesariamente una relación de contradicción. Así, la huella invierte el comportamiento aurático definido como la manifestación irrepetible de una lejanía por más cercana que pueda estar. “La huella es aparición de una cercanía, por más lejos que ahora pueda estar eso que la ha dejado atrás. […] En la huella nos apoderamos de la cosa, el aura se apodera de nosotros” (Benjamin, 2007: 450).
Mostrar más

8 Lee mas

El pasado, el presente y la reproducción de la tradición en Walter Benjamin

El pasado, el presente y la reproducción de la tradición en Walter Benjamin

El método dialéctico benjaminiano se plantea entonces el problema de cómo evitar convertirse en un presente que se reconoce especularmente en el pretérito y reduplica la violencia sobre lo irredento. En un primer movimiento entre el presente y el pasado debe haber discontinuidad. Citando a Benjamin “Para que un trozo de pasado sea alcanzado por la actualidad, no ha de haber continuidad entre ellos” (3). La actualización involucra discontinuidad, se constituye en un campo de fuerzas de confrontación o polarización de hechos históricos. El pasado es propiamente pasado, y detiene la presencia del presente a sí mismo, sólo si entre las épocas o tiempos que entran en constelación hay cesura. En un segundo momento, sólo escindible analíticamente, el materialista histórico adoptará un procedimiento compositivo, que es como el del linotipista, que debe introducir espacios para separar las palabras. En este caso, al igual que como sucede con la cita, el nuevo sentido emergerá de la separación de su contexto; de aquello que la ata a un sentido.
Mostrar más

7 Lee mas

Lecturas en compañía de Walter Benjamin

Lecturas en compañía de Walter Benjamin

ción con lo que Benjamin usualmen- te llama “peligro”: la urgencia y el terror ante el tener que responder, que actuar y decidir, sin saber cómo. Los seminarios que dirigí tenían como intención explorar por qué las meditaciones de Benjamin acerca de las cuestiones de la memoria, la per- cepción, la reproducción, la tecno- logía, la muerte, la relación entre el pasado y el presente, y la experien- cia de duelo –cuestiones que él asocia con el evento de la fotografía– conti- núan siendo un modelo para noso- tros mientras intentamos entender las diversas maneras en las que, en una era en la que las nuevas tecnolo- gías parecen reemplazar cada vez más el medio de la película fotográ- fica, la misma obsolescencia de la fotografía todavía puede ofrecernos promesas revolucionarias.
Mostrar más

1 Lee mas

Walter Benjamin: escritura y memoria

Walter Benjamin: escritura y memoria

Benjamín opinaba que si la razón había sido in- capaz de armar un programa para la reflexión, y si el camino del arte de las vanguardias parecía ha- berse extraviado, era debido a es[r]

20 Lee mas

Show all 10000 documents...