• No se han encontrado resultados

4. MARCOS DE REFERENCIA

5.2 Investigación Acción Participativa (IAP)

La técnica de investigación que se empleó sobre todas las existentes dentro del plano investigativo, fue la Investigación Acción Participativa (IAP), en la medida en que el aprendizaje adquirido no iba a ser brindado simplemente por parte del equipo de investigación hacia la población, sino que, por el contrario, este aprendizaje se iba a ver patentizado desde los saberes propios de la comunidad como campesinos antes, durante y después de la violencia.

Dos preguntas fundamentales que hacen parte de esta aplicación de técnica investigativa y que en cierta medida no da cabida a algún otro modo de investigación metodológico, es el por qué y el para qué, encontrados en el aporte que se puede generar desde esta, para transformar y mejorar la calidad de vida de quienes se vinculan en el proceso. La investigación participativa amerita a grandes rasgos el sentido de la investigación encontrado en el trasfondo de las mismas, así como también el objetivo implícito que facilita que la colectividad, en este caso la de Alto Palmar; se apropie de sí misma e implemente una autogestión del control que debe prevalecer por encima de cualquier tipo de circunstancias por las que pasen.

Para nadie es un secreto que para quienes tienen la posibilidad de realizar una labor investigativa, el proceso con el paso del tiempo se hace cada vez más interesante, en la medida en que siempre se obtiene muchísima más claridad sobre la problemática en cuestión, así como también, una precisión marcada que puede llegar a delimitar el camino por donde se podrá ir tan pronto se embarque en la investigación. Teniendo de la mano lo anterior, se puede asegurar que la IAP justifica y permite una comprensión más clara ante procesos relacionados con la

transformación política, sociocultural, económica y finalmente las alteraciones que se pueden evidenciar de la historia como antecedente del tema protagónico que se haya puesto en marcho, siendo el caso de cada una de las experiencias de los episodios sucedidos en el 2003 en Viotá Cundinamarca.

En este punto, es bueno no llegar a confundir que esta técnica de investigación no se puede llegar a confundir con la investigación aplicada, se realiza y se brinda el espacio a esta

aclaración todo para saldar dudas ante una posible relación cercana que se pueda justificar de estas dos, en donde la IAP exige la compañía y la intervención constante de igual manera una reflexión recíproca entre investigadores e investigados, cosa que no se genera ni se efectúa en la aplicada.

Las prácticas sociales retoman un papel de vital importancia en esta investigación abordada desde algunos líderes campesinos de Alto Palmar y evidentemente de esta técnica de investigación, es decir que la investigación participativa permitió crear ese intercambio de saberes dados en cada uno de los encuentros que se realizaron en donde lo que primó fue la percepción de la realidad social que se estaba trabajando. Es decir que la Investigación Acción Participativa permitió constituir e integrar el tan conocido conocimiento popular de las víctimas con las que se estaba trabajando (saberes propios), ante el conocimiento científico apropiado desde los investigadores de este trabajo puesto en marcha.

Un interrogante que surgió a partir de la puesta en escena desde la IAP, es qué beneficios o, mejor aún, qué iba poder obtener la comunidad o nicho que trabajara desde la investigación participativa; indudablemente fueron muchos los factores positivos y reales que se desprendieron a raíz de este incógnito, puesto que este perfil investigativo permitió tener una mayor claridad y precisión en la identificación exacta del problema vinculado con el tema que se iba a tratar, así como también una mesura necesaria y clave que no diera espacio a algún margen de error, desde el actuación que se iba a efectuar para la transformación de la realidad social de estas personas.

Cómo vincular el deber ser de un buen comunicador o cómo correlacionar la rama de las ciencias de la comunicación con este proyecto de investigación fue también lo que permitió la adopción de la IAP a este trabajo, todo gracias a que es una técnica que se encuentra

intrínsecamente asociada a la rama comunicacional, debido a que el diálogo, la escucha, las propuestas de acciones colectivas y demás reflexiones estructurales como posibles causales de una historia marcada, permitieron la construcción de óptimas herramientas que fueron las que facilitaron el manejo de la información y sobre todo el tratamiento de esta una vez se tuvieran.

De este modo se trae a colación algo netamente crucial dentro de cualquier proyecto de investigación y es la parte monetaria y los recursos que se deben tener a la mano una vez se trabaje en él. La IAP, ciertamente conquista su razón de ser en las intervenciones sociales, sobrevenidas en las acciones transformadoras, acciones que manejaron en los grupos focales hechos, como se podrá apreciar más adelante. Todo este andamiaje de acciones e intervenciones como salta a simple vista, únicamente se pueden realizar desde la oficiosidad humana, diligencia que ratifica que esta técnica de investigación no necesita de mayor erogación económica, más que de los recursos humanos.

Trabajando fehacientemente desde la estrategia de Investigación Acción Participativa, se pudo argumentar ampliamente que no sólo las personas que trabajan desde saberes académicos y adquieren inconmensurables técnicas e inventivas rigurosas desde la investigación son los únicos que pueden llegar a dar con el paradero de descubrimientos objetivos que aportan al trabajo investigativo, sino que por el contrario, permitió demostrar que esto es completamente falso, todo

gracias a que la precisión y la interpretación de múltiples fenómenos sociales se puede realizar con la sabiduría popular de la población con la que se trabaja.

Finalmente, esta investigación participativa, otorgó a todo los que hicieron parte del proceso, una sensibilidad acrecentada al poder apreciar lo que a simple vista no se ve, o sea a realizar lo que técnicamente se conoce como leer entre líneas, permitió así también formar y reencontrar calidad humana desde la construcción de ciudadanía, al poderse relacionar con el mundo, desde una manera totalmente diferente a la acostumbrada.