Boletín de la AHA | Volumen 3 | Número 1-2

Texto completo

(1)

BOLETIN

Asociación Hernetologica Argentina

ISSN 0326-5544

(2)

BOLETIN

I O J Í 4

DE LA

ASOCIACION HERPETOLOGICA

ARGENTINA

Volumen 3f Números 1 y 2

Febrero de 1987

COMISION DIRECTIVA:

Presidente:

Raymond F.Laurent.

Vicepresidente:

José M.Gallardo.

Secretario:

Jorge D.Williams

Prosecretario:

Gustavo A.Couturier

SUMARIO

Páginas

1 ... Editorial

2 ... William Franklin Blair. Por José

M. Cei.

3

... Estomatitis Ulcerativa en los

0-fidios. Por Juan C. Troiano.

6

... Notas sobre una colección ofidi£

lógica de H. Weyemberg (1883) del

Museo Zoológico de la Universidad

de Florencia (Italia). Por José M.

Cei.

Secretario de Actas:

Esteban D.Astor.

Tesorero:

Marta E.Miranda

Vocales Titulares;

Ismael Di Tada

Oscar E.Donadlo

Arturo I.Kehr

Vocales Suplentes:

Esteban Lavilla

Marina Tio Vallejo

COMISION REVISORA

D E ' CUEBTASl

T itulares:

Zulma B.de Gasparini.

Ricardo Martori.

7

... Sobre la presencia de tortugas

dulceacuícolas (Testudines:

Che-lidae) en la provincia de Mendoza

(Argentina). Por Enrique Richard.

9

Ampliación de la distribución geo^

gráfica de Platemys

pallidipecto-ri

8

Freiberg, 1945 (Chelonii, Ch«s

lidae). Por Marta S. Fernández.

10

Presencia en la Argentina de Bufo

quechua Gallardo, 1961 (Amphibia,

Anura). Por I. T. Mercadal de Ba­

rrio y A. Barrio.

1 0 ... Comentario Bibliográfico. Por Néjj

tor G. Basso.

11 ... Primer Congreso Argentino y Pri­

mer Congreso Sudamericano de

Her-petología.

12 ... Serie Didáctica.

Suplente:

13 ... Para los Autores.

José M.Chani.

13

... Primer Congreso Mundial de

Herpe-tología.

SEDE DE LA ASOCIACION

HERPETOLOGICA ARGENTINA:

Museo de La Plata

Paseo del Bosque S/N,

1900 - La Plata,

Pcia.de Buenos Aires,

Argentina.

EDITOR: N. Basso, 0. Donadio y M. Fernandez

(3)

Boletín de la Asociación Herpetolóíjica Argentina Vol.3 N° 1 y 2, febrero 19B7

EDITORIAL

Dedicamos este número a las represen taciones herpetológi cas en las culturas aborí­ genes argenti nos,por considerarlas de un alto valor estético,cu I tura I e histórico sistemáti­ co entre otras razones.Paro algunos lectores tal vez resultará exagerado el valor "históri­ co sistemático",poro con realizar algunas ob-- servacioncs sobre los diseños aquí publicados .se verá con que facilidad los artistas a b o r í ­ genes sintetizaron formas,estructuras y m o v i ­ mientos. Para aclarar lo antes vertido a manera de ejercicio y utilizando nuestro lenguaje ob­ tendremos de los dibujos muchos caracteres em­ pleados en sistemática,por ejemplo el carácter "formo de las escamas" con sus distintos esta­ dos como serrrectanguIor,rombo i da I,csfero i da I. Como asi también patrones de coloración y ban­ deados de escamas.

Otro elemento a destacar es que on la actualidad el sustrato más empleado para registrar fas informaciones liorpeto Iógi cas si­ gue siendo el papel y en él mediante tintas volcamos nuestros datos dentro de un marco científico.Fn el caso de los aborígenes no te­ nemos la certeza si empleaban razonamientos científicos o si sus símbolos tenían solo va­

lor religioso o test i non i a I,pero si estamos seguros que la arcillo cosida era el sustrato empleado en 1a época,equivaIente al papel de nuestros días.Por lo tanto consideramos que los primeros herpetólogos argentinos fueron los aborígenes ¡ntregrantes de las distintas cu I turas. Entre otras la llamada "cultura Cha- co-Santiageña" en la cual por medio de uten­ silios y especialmente por las representoeio- nes registrads en sus urnas,nos han transmi­ tido el mensaje de la existencia de nuestra fauna de anfibios y reptiles observada por nuestros ancestros.

(4)

2 Boletín de la Asociación Herpetologica Argentina

Vol. 3 N° 1 y 2, febrero 19a7.

WILLI/WI F T W K L I N BLAIR I1912-1984)

Cfmplane la tarea ele recordar y cormonorar aquí, si bien con involuntario atraso,la desaparición del destacado herpelólogo texano Wl IIIam Frank- lin Eli a i r, figura de cientíCico naturalista.ecólo go y experimentador muy conocida en todo el con­ tinente americano y bastante popular en nuestro país durante la década del '60.El nembre de Frank se asocia de entrada en nuestros recuerdos al de­ sarrollo e impacto regional del International Biological Progran, f undanen t u Imente positivo en sus aspectos programar icos y sin duda pasada fueri te de estimuló para muchos investi gadores,jóvenes y menos jóvenes, lias ta en circunstancias a veces controversas.Qu ion conoció bien a Frank y pudo a- preciar verdader;\mente sus rasgos huraños e inte­

lectuales, nunca podría olvidar la absoluta since­ ridad de sus inquietudes y la transparencia de sus propósi tos,su incansable espíritu de luchador, casi con remi nisconci as pioneristices del Lejano Oeste,y -en el fondo- su intrínseca inocencia de niño grande,expresada en sus entusiasmos Ingenuos y en su confianza de caballero en hombres y cosas,

lejos de preconceptos y di serimlnaciones.Llegó a darme cuenta de lodo ésto a lo largo de muchos años en que nos acompañamos en el curso de su te­ naz y ambicioso plan de investigaciones,cu Iminado en la edición de la obra colectiva "Evolutlon In the genus Bufo".Un ejemplo de integración inter­ disciplinaria e internacional todavía vivo y sig­ nificativo, raro y precursor en la época en que Frank lo planteó y con tesonera paciencia lo lle­ vó a cabo.Culto e i niel¡gente,siguen siendo fe­ cundos instruidnos de trabajo sus originales I- deas sobre las relaciones tróficas paralelas en­ tre componentes de los más diferentes pero ecoló­ gicamente equivalentes biamas.asl cerra los meca­ nismos fisiológicos de aislaniento Interespecifi- co de los anuros y el valor evolutivo y biogeogrjS fico de sus cantos nupciales,o la relativa capa­ cidad o gradiente de hibridación Intergenérlea de aquellos animales.

Gran mérito de frank fue el de no haberse Ja­ más encerrado en ana posición abstracta de Maes­

tro,o en las torres de marfil de las grandes au­ toridades academices.Su mayor preocupación era la de cununicar sencilla y democráticamente a sjt periores e inferióles lo que él llegaba a saber o lo que deseaba saber.Fue para todos un anigo optimista y abierto,a veces rudo o ruidoso,sin modales sofi siicados,cano buen texano.En la A r ­ gentina se consideraba un "gaucho" y en ciertos

aspectos Informales se ccnportaba cano tal.Todos lo debemos recordar con simpatía y nostalgia. Wi 11iam Frankl¡n Blair nació en Dayton,Texas,el 25 de junio de 1912,murió en Austin el 9 de fe­ brero de l984:no le fue probablemente posible superar el trauma de la reciente pérdida de su esposa Fern. Se graduó en 1930 en el Central High School de Tulsa.Oklahcma,donde siguió sus estudios universltarlos,defendiendo en 1936 su Master degree en Gainesvl1 le,Florida,y en 1938 su PhD en Ann Arbor,Michigan,centro en el cual estuvo por varios años con tareas de investiga­ ción.En la segunda guerra mundial desarrolló ac­ tividades en los progratras de entrenamiento y supervivencia de la Fuerza Aérea de la Unión, recibiendo luego una posición académica en la Universidad de Texas en 1946,y la premoción a Profesor en 1955.Desde aquel entonces siempre trabajó en Austin,cuno pesquisador y docente, supervisando 49 PliD y 51 Master degrees.lo que .do una ¡dea de su dedicación a la formación de nuevos y seleccionados elementos profesionales. Alternó su actividad oficial con numerosos tra­

bajos de campo,viajes de estudio en muchas áreas de Anérlea,norte y sur,Inportantes participacio­ nes o s impos ios, suninarios y conferencias,sieipre con su personal interés en las relaciones hurañas o en la discusión libre e Informal de los más am­

plios temas biológicos,a los más diferentes ni­ veles.Su campo cerca de Austin,una pequeña pro­ piedad de 10 acres,constItuyó una palestra que muchos de sus discípulos nunca olvldarán;una re­ ducida reserva ecológica a la cual Frank dedica­ ba los mementos libres,con la más racional y di­ ligente atención.Aquel campo es ahora por su vo­ luntad un Monumento Natural conservacionista ad­ ministrado por la Travis Audouon Soclety. Junto con sus publicaciones asegurará en el tiempo la memoria de la singular personalidad de tan dis­

tinguido herpelólogo.

José Ivtarla Cei

(5)

Boletín da la Asociación Harpotoióyica Argentina

Uol. 3 N 1 y 2, febrero lyb? 3

¡ESTOMATITIS ULCERATIVA EN LOS OFIDIOS

Introducción:

La patología de los reptiles mantenidos - en cautiverio, es un tema que en nuestro me­ dio aún no tiene la difusión necesaria. Con­ tribuyen al desconocimiento general del tema la falta de bibliografía disponible, la esca sa información generada en el país y la au— sencia de profesionales dedicados a la sani­ dad de rep

tiles.-De todas las patologías del cautiverio un lugar predominante lo ocunan los desordenes alimentarios y sus secuelas, la mas importan te de las cuales son las enfermedades bacte­ rianas, causadas por un sinnúmero de germe — nes, tanto Crarn -, como Gram +

.-insuficiente o excesiva (Marcus,1971), narasi tosis bucal por tremátodos, poca higiene en - los recintos, especialmente la presencia del acaro de lo.*; ofidios (Ophyonlssus natricisl , - considerado transmisor de bacterias Gram - pa tógenas (Camln,

1940).-Los determinantes son bacterias, principal_ mente integrantes de la familia Pseudomona -- ceae, Pseudomonas aeruglnosa. Pseudomona;; fino rescens, Aeromorias hydrophlla y Aeromonas li- quefasclens, todos ellos son cocobacilos Gram -, móviles por flagelos peritricos, sin cápsu las o esporos y productores de pigmentos hi — drosolubles (Buchanan,

1974).-Otros organismos aislados incluyen géneros tales como Proteus, Escherichia, Alkaligenes, Micrococcus, Bacillus, etc. (I)raper, 19ñl-Arro

lio,

1900).-La enfermedad a la que me referiré en de­ talle es la mas importante dentro de las in­ fecciones y si bien resultan afectados la ma yoria de los ordenes vivientes de reptiles, es de máxima importancia en ofidios, sobre - todo aquellos mantenidos en cautiverio en — los centros de extracción de veneno y produc ción de sueros

anttofídicos.-Sin toma tologla

Definición de la enfermedad

Es una enfermedad infecciosa, muy conta-- giosa, ínicialmente localizada en la cavidad bucal, luego extendida a las estructuras ve­ cinas, podiendo resultar en septicemia, neu­ monía o gastroenteritis por

ingestión.-Los primeros signos de la enfermedad son - vagos, es característico un aumento en la se- cresión salival, con aumento de viscosidad. - los animales permanecen con la boca abierta y es muy característico en ofidios una postura - con la cavidad oral abierta y dirigida hacia el sol.

Las sinonimias son boca ulcerada, cáncer de la boca, boca rota, Mouth Rot, Canckred Mouth, etc. Afecta a saurios, quelonios y o- fidios, la bibliografía no describe casos — clínicos en crocodiiios y

Rincocéfalos.-Etlologi a

En el desarrollo de la enfermedad juega un rol importantísimo los factores predispo nentes, dentro de ellos se puede citar los siguientes:

Falta de vitamina C (Wallach 1909); al te- ración de la flora bucal en los ejemplares - en cautiverio, en serpientes de los géneros Rothrops y Crotalus; repetidos golpes de la cabeza contra las paredes de su recinto, fa­ llas en las condiciones biorneteorológicas. El persistente restregado de la nariz contra las paredes del alojamiento ha sirio descripto co­ mo una causa predisponente muy importante, ya que determina la formación de un tejido de — granulación, sobre el cual colonizarán las -- bac te ri

as.-Otros factores considerados predisponentes son lesiones previas provocadas por un virus (Marcus, 190?), alimentación forzada poco cui dadosa (Astort-Troiano, 19R4) , mala nutrición

■ Las serpientes restregan su cabeza contra las paredes de sus alojamientos, en donde es visible a veces restos de saliva muy filante La lengua no es sacada para explorar el me­

dio y comienzan ios primeros signos de debilj^ dad, ya que el enfermo no puede

comer.-Mas tarde es visible el decaimiento del a- nimal, debido a la falta de ingestión y a las complicaciones resultantes de la infección, a parecen pliegues en la piel, fallas en la mu­ da, con frecuentes retenciones de lentillas o

rulares.-En ios estadios finales toda la mucosa oral aparece cubierta por un exudado purulento, co lor amarillento, hay pérdida de dientes, per­ dida de escaman, vómitos ri» materia mucopuru- lento verde-amarillento y si el animal no ha sido tratado muere en una

semana.-Las complicaciones mas frecuentes consisten en procesos neumónicos, con si n toma tol og i a tí^ pica, como disnea, rales, etc., gastroenteri­ tis con vómitos y diarrea y septicemia con -- muerte en ?4

horas.-Lesiones

(6)

4 'Boletín de la Asociación Herpetologica Argentina

Vol. 3 N° 1 y 2, febrero lyo7

En ios primaros estadios es visible una in tensa congestión de la mucosa oral, hemorra­ gias petequiales v salivación profusa. Mas -- tarde las pe toqui as se hacen francamente equi_ móticas y la saliva se transforma en un mate­ rial caseoso, sin olor en sus inicios, muy — adherido a la muros;». Si se intenta despren­ der este axudado, queda un fondo

sangrante.-En los crotalidos, este exudado se acumula en la vaina de los dientes inyectores de vene no y en la cripta lingual. Con frecuencia hay perdida de piezas dentales, edema y conges--tión de toda la extremidad cefálica y obstruc ción del canal lagrimal con exudado, que pue­ de llegar a un

hipopión.-Las lesiones encontradas en la necropsia - son el tubo digestivo cubierto por un exudado mucopurulento, de color verde-amarillento, de olor penetrante, edema de mucosa y hemorragias petequiales. Cn caso de complicaciones respi­ ratorias. ese exudado se encuentra en la luz de traquea, pulmones y sacos aereos. Si la -- complicación ha sido septicemia se verán pet£ quias en serosa de pericardio, mesenterio y - ascitis de leve a

mediana.-Di agnóstico

El diagnóstico clínico no ofrece dificulta des, es i nd i sriensabl e un antibiograma a los - fines de determinar la sensibilidad antibióti^ ca del germen actuante. No se describen diag­ nósticos rii fe rene i al es, aunque podemos citar la tromatodios is bucal y la estomatitis por - hongos descripta en una anaconda (Marcus 11)71)

Las compl i car i oríes deben diferenciarse ríe las neumonías y septicemias de origen prima­ r-i o

.-Tra tam ien to

Mientras .so- asnera el resultado del anti — biograma (4o horas), el tratamiento puede lnj_ ciarse con antibióticos de amplio espectro co mo Sulfato de C.eritamiclna ( 2,5mg/kg/72 hs.,— ñor vía parenl.al) o Cloranfenicol (40 mg/!<g/ ? 4 / 2 4 ti s . )

.-Se recomienda como antibiótico de elección el Sulfato de Gen tami c ina (Murphv-Col 1 ins , 19 no), aunque el inconveniente de su nefrotoxi- dad esté presentí! (Montali, 1980). Asos.iado a la antibioticoternpia se recomienda la aplica ción paren tal d- altas dosis de Acido Ascorbi_ co, con una dos ir; inicial de 100 mg/kg. para continuar con in a 30 mg/día (Anderson 1982).

Los lavajes do la cavidad bucal con agua - oxigenada de lo volúmenes o con antisépticos

tales como el Olor-viro de Renzalconio o el Io­ do noviriona, también se pueden intentar, pero evitando desprender los acumulos purulentos,- ya que puede provocarse una

septicemia.-Como tratamientos complementarios se utili^ 7.a la hidratación, con soluciones parentera— les (10 ml/kg) la mas utilizada es dextrosa - al 5%, y mantener una temperatura de 26 °C co mo mínimo en los alojamientos. En algunos ca­ sos se Intentó el tratamiento con azúcar (Her zage, Montenegro, 1984), pero los resultados no fueron todo lo alentadores que se esperaba.

Actualmente utilizo el siguiente tratamien to con buena respuesta:

-Rlfami c-ina spray en la cavidad bucal. -Sulfato de Oentamictna inyectable. -Acido Ascorbtco inyectable

-Soluciones narcnterales.

PrevencIón

Es fundamental para prevenir la aparición del cuadro, las medidas Incluyen una adecua­ da higiene de ios alojamiento, limpieza dia­ ria eliminando restos de materia fecal y al i. mentó no consumido, buena alimentación, eli­ minación de Ophyomlssus natrlcls, buenas con diciones biometeorológicas de los recintos, cuarentena de Lodo nuevo ejemplar ingresado a una colección

herpetologica.-Conclus i ones

Del análisis del cuadro que se describe - luego, se desprende lo siguiente:

-El mayor.porcentaje de Infección se encuen tra en Boirieos y Crotalidos.

-Los géneros Rothrops y Boa son los mas a— fec tados.

-La infección os rara en colúbrldos y no hry casos descrlptos en elápidos.

-Es Importante la infección en Bothrops al- ternatus, por ser el ejemplar de mayor cap­ tura para remitir a los centros de produc­ ción de sueros antlof(dicos.

Discusión

Los resultarlos poco alentadores obtenidos con los distintos tratamientos llevan a pen­ sar si la enfermedad no es sino el resultado de una serie de procesos carenciales e infec­ ciosos, que tienen su expresión visible en la infección de ia cavidad bucal o blén si el — proceso se inicia en estómago o intestino y - luego aparece en la

boca.-Blbllografía

• 1 )

Anderson, H - Stull, J.

"Rtomatitis in a boa constrictor" -J.A.V.M.A. Vol. 169 - M°: 9, 1982 - 939-940

(7)

b

Boletín do la Asociación Herpet olóijica Arcjentina Vol. 3 N° 1 y 2, febrero 1987

Arroyo, 0. - Bolaños, n. y Murloz, G.

"The bacterial flora of venoms and mouth — cavities of Costa Rican snakes"

Bul 1. Pan American Health Organism- Vol.14 (3), 1980

• 3 )

Astort, E.D. - Trotano, J.C.

"Alimentación de los reptiles en cautiverio Nueva técnica para la administración de fár macos"

Actas de TV Reunión de Directivos de Jardi­ nes Zoologlcos de la R.A. -1984

• 4 )

Buchanan - Gíbbons

"Bergey's Manual of Determinative Bacterio- logy" - 8th.Edition - Williams and Wilkins Co. - Baltimore - Maryland -

1974.-* 8 )

Camin, J.H.

"Mi te transmisión of a hemorraglc septice­ mia in snakes"

The Journal of Parasitology - Vol. 34- 1948

345-354.-■ 6 )

Herzage, L. - Montenegro, J.- Beaudoln.J.B. y otros.

"Tratamiento de las heridas de los seres vi^ vos con azúcar"

Actas de IV Reunión de Directivos de Jardi­ nes Zoológicos de la R.A. - 1984.

* 7 )

Klel, .1.

"A synopsis of same common bacterial diseans in snakes"

The Southwesi.orn Veterinarian - Vol 48 N°:l 1974 - 33-36

* B)

Draper, H. - Walker, R. and Lawler, R. "Patterns c>f oral bacterial infections in - captlve snakes"

J.A.V.M.A. - Vo. 179 - N°: 11 - 1901

1223-1226.-* 9 ) Marcus, L.

"Infectious diseases of reptiles" J.A.V.M.A. -Vol.159 - N«: 11 -1971

16PI-1631.-* 1 0 1

Montalli. R. - Bush, M. and Smeller,Johana "The pathólogv of nephrotoxicity of genatmi cin in snakes: a model of reptilian gout" Veterinary Pathology - Vol.16 - 1980 108-115.

* 11)

Murphy - Collins

"Biology Rcproductive and Diseases in Captj_ ve Reptiles"

Society for the Study of Amphibians and F:ep tiles -

1980.-* 1 2)

Page, L.A.

"Experimental Ulcerative Stomatitis in a -- king snake"

Cornell Veterinary - Vol. 51 - 1961 -258-

266.-Juan CarioB Troiano

Sección Reptiles, Departamento de Sanidad Animal.

Jardín Zoológico de Buenos Aires.

CAñúlOS DE DOMICILIO

(8)

6 Boletín ríe la Asociación Horputolóyica Argentina Vol. 3 N° 1 y 2, fuorero 1967

NOTAS SOBRE UNA COLECCION DFIDIOLOGICA DE H.WEYEMBFRG (188.1) DEL MUSEO ZOOLOGICO DE LA UNIVERSIDAD DE FLORENCIA (ITALIA).

Durante un trabajo de revisión taxonómica realizado recientemente en la Colección HerpctoI6gica del Museo Zoológi­ co de la Univcrsitó di F i renze, I ta I i a , d i r_i_ do por el ProF.B.Lanza,a quien deseo expre sar aquí mis ngradeeimientos,me encontré con la grata sorpresa de uno notable serie ofidiológica de la provincia de Córdoba,Ar^ genti na,todavía en espera de identifioa-- ción.Una colección enviada como homenaje, en 1883,por II. Wcycnberg al Ministero dolía Pubblica Istruzi ono,en Roma,y luego deposj_ toda en el Museo Zoológico de la Universi-^ dad do Florencia.El material,en perfectas condiciones,permi te presentar una listo in toresante de especies do CoIubridae,Xeno-- dontinac y de Crota I i dar,todos rotuladas "Sierras de Córdoba". A continuación se cori signa dicha lista,en orden aIfobético,con

los números actuales de la Colección do F I ore. nc i a .

CoIubr i dae:

Clol ia rustica ( I Ej.): MZUF -M.2552.N® C-I1836.

L i oph i s anona Ius (4 Ej.): MZUF -M.2552,Na C-1 1841 11861,11861,11864.

L i oph is poce i Iogyrus platens i s (4 Ej.): MZUF -M.2.552, Na-C-302,I1834,I1845, 11855.

L i oph i s sag i tt i Fcr modestus (3 Ej.);MZUF -M.2552.N* C-l 1838,118.52, 11854. Lvstrophi s d 'orb i nnv i (l Ej.):MZUF -M.2552

Nfl C-l1857.

Lystroph i s sem i c i rictus (2 Ej . ) , I oca I i dad " "Córdoba",prohabI emente también de Wcywmherg,1888:MZUF -Na 12020,12023. Oxvrhopus rhomhi Fcr hnchmann i (I Ej.):

MZUF -M.2552.NS C-l1858.

Ph i I odr y as aest i vos nc st i vus (l Ej.):MZIIF -M.2552,N®- C-l1842.

Ph i Iodryas psammonh i deus psammoph ideus (2 E.f.) :MZIIF M. 2552, Na C-l1835- I 1862.

Rhad i nea occipital i s (2 Ej . ) :MZUF-M.2552 , NS c-l1859,I1860.

Thamnodynastes str ig i I i s (3 Ej.); MZUF-M.

Thamnodvnostes str i o i I i s (3 Ej.):MZ11F -M.2552,N« C-l1839,I1847,11856. Tommlon ore I Iatus (2 Fj.):MZUF -M.2552

Ní C-l1850-1I«5I.

Wag I croph i s merrein i (2 E.j . ) :MZIIF-M . 2552,NB C-l1840,I1846.

CrotaI¡dae:

Bothrops nauwiedi d i porus (3 E j .): MZUF -M.2552.N® C-II837,II843,

I1849.

Rasgo interesante de la serie ofidio lógica remitida por Wcyombcrg es In presen cin en ella de elementos de fisonomía me— sopot«5mica y pempAs í co, romo Tomodon o ce I I a tus,L i oph i s noer i Iogyrus pIatens i s , y Tham nodvnast.es str ¡gil i s .este último no incluí do en la Iista de Di Fonzo de Abalos y Ru- clicr (1981) por carecer «le datos precisos dr coIección.Asimismo merecen particular relieve las especies de reconocida distri­ bución norteña,como Rhad inea occ i p i taI i s ,

L i oph i s sag i tt i fer modestus,y Ph i Iodrvas aest i vus aest i vus . t.nrnh i én no incluido en la Iista de Di Fonzo de Abalos y Ruchen (I9 8I) por las razones ya recordadas.EI elenco sistemático de los ofidios argenti­ nos de Abalos y Minchis (1975) no da,por otro I ado,detaII es pormenorizados sobre

los I imites exactos,meridionaI es y occ¡ = dentales,de todas aquellas formas.

Cabe reexaminar aquí una publica- ción muy poco mencionada sohre la herpo- tofauna cordobesa (De Mar iotti,I969),en la cual la autora literalmente afirma, con respecto a los ofidios:".... en Cór­ doba encontramos alrededor de linas 25 especi es ,-ordenadas sistemáticamente ci­ taremos las más importantes ." A conti­ nuación transcribo la enumeración de De Mar i ett. i , añad i endo entre paréntesis donde se necesita,las actualizaciones correspondientes.

Clase Rept i I i a

Subclase Lepidosauria Orden Ophid i o

Suborden CoIubri Formes Familia I Colubridae Subfamilia L.Colubrinae Géneros/

Le i madoph i s pone i Iogyrus (L i oph i s poce i - Iogyrus)

L i oph i s occ i p i taI i s (Rhad i nea occ i p i taI i s) I. i oph i s undu I atus ( i ncet.ae sed i s , f i de D i xon

198o).

Oph i s neuwindi i ( Xenodon neuw i ed i i) Ophí s merreml L CWanlerophi-s merco mil ) l vstroph i s sem i c i nctus

Subfamilia I I.Ro i g i nao Géneros:

Pseudoboa labial i s (Oxvrhopus labial i 3a» 0. forniosns ?)

ChIoroson.a psammoph ideus (Ph i Iodryas psammo ph i deus psammoph ideus)

ChI oro soma schott i i (I i oph i s poec i Iogyrus) 1.1 npomprphus b i I i neatus ( El apomorphus spega

z i i n i i suspect us)

Pseudoboa rhomh i fera (Oxvrhopus rhomb i forus bachmanni)

Rh i nostoi'ui mui anenee ( Ph i moph i s guer i n i ) ( ? ) DryophyIax paI I i dus str i g i I i s (Thamnodvnas-

tes str ig i I i sí

Tomodon oce I Iatus ore I Iatus (Tomodon oce II a tus)

(9)

Boletín de la Asociación HarjJGtológica Aryontino

Uol. 3 N 1 y 2, febrero 19 B 7 7

M i crurus frontaI i s fM i rrurus frontaI i s pyrro cryptus)

M i crurus I cmn i scntus (M i crurus fronta lis py- rhocrvptus) .

Familia III. CrotnIni doa Subfamilia I. lachas inac Góncros:

Pothrops a Itcrnata

Bothrops nruwi orí i i meridional i s (Bothrops ncu w i ad i <1 i por us )

Subfnmi I i a I I. Crotal i nao

Gínoros : CrotaIus torr i f i cus terr i f i cus (Cro t a Ius dur i ssustorr i f i cus)

EI hrcvo anal i s i s nrr iba rea I i z ado de I a colección ofidio tópica de We.yemberp , de I Museo Zoológico de FIorene i o , ,i unto con los comenta­ rios y datos que la acompañan,una vez más po­ nen énfasis sobre el peculiar carácter de tran sición de la herpetofauna de la región serra­ na cordobesa, a la vez por las varias Formas subtropicales del noroeste que. en ella se in­ tegran^ por la repetida penetración de ele­ mentos de fisonomía incsopotámica y pampásica. Fstos últimos acrecentan sin duda el evidente significado b i ogeogr á F i co de. los recientes ha­ llazgos en Córdoba do. que Ion i os aquóticos de la biota litoral,como llydromeduaa tect f fera para Rio Tanti,y Phvnops h i I a r i i pora el Lago San Roque y la conflnecia de los ríos Anisa- cate y Segundo, seña I ados por Cabrer a, lloro y Manqui lio (1985).Pesco subrayor,por último, el valor histórico de lo colección objeto de

las presentes notas,debido a la gran eses— sez,en las colecciones herpctoI6gi cas del pais.de los materiales reunidos en el siglo pasado por Keycmbcrg,en particular entre

las reliquias actualmente existentes en el Museo de Ciencias Naturales de Córdoba,n los cuales probabI emente debió referirse De Mar re­ tí-i (I0Ó9) en su listo textualmente transcrita.

P i bI i ograf í a .

Aba I os,J.W.y C .C .Mischis.I975.EI éneo sistemático de los ofidios orgohti nos.RoIn.Acad. Nnc . C i en . Círodobn 51 (1-21:5.5-76.

Coimero,M .R .J.G .Maro y J .C.Monpui II o .I985.Che I i i doe en la provincia de Córdoba.Común nicaciones III Reunión Com.HerpctoI. Córdoba, 6 Sopt.1985.

De Mar ietti,E.M.R .I969.Notas of¡di o Iógi cas,en ; Fol lete IO,nepnrt.llist.Nnt. , Museo Cien.Mnt.,19 Mitre,Córdoba.

DiFonzo de Abalos, A. y E.II.Buchcr. 1981.1. a Fauna de serpientes do la provincia de Cór dolía, Argent i na. Ecosur 8 (|6):89~98.

D i xon, .1. R. I 98o . The neotropical rn I ubr i d Snahe. gemís L i oph i sí~ The generic concept. Contr . i n R i o I.and GeoI .Milwaukee Rubí¡r Mus.31:1-40.

José María Cei

Departamento de Ciencias Naturales Univ. Nac. de Río Cuarto. Córdoba.

s d d r e l a p r e s e n c i a u e t d g t u g a s D t n c E A c u i r . n i . A s ( T E S T U D I N E S :CMEL I I I A E ) EN L A r V O V I N C I A DE M T N m Z A ( A R G E N T I N A ) . ( 1)

AR5TU ACT :AMnilT THE Pl E S E N C E H E THE F IE 5 H W A T C R Til FUI ES ( TESTUt) I N f S :CHEl. ID A E ) I N M E N C O - ZA ( A R G E N T I N A ) .

We m e n t i n n t h e " f i e s h w a t e r t u r t l e " P h r y n o p s h j ] « r j i f o i M e n d o z a p r o v i n c e a n d we g i v e f n v o u r a r g u m e n t i n i t o r i g i n a s a c a s e n f a n t H r o -p o c o i y n o o f f i c i a l .

D u r a n t e a l p e r í o d o c n m p i e n d i d o c n t i e l n s a ^ n s 19B1 d 1 9 0 4 ,f»1 f i i u p o He A c t i v i d a d e s S u b a c u á t i c a s d o l Ac u b j í o M u n i c i p a l d e M r n r i n z n , i * c a r g o rie l P i n f , R. G u t i é r r e z y d e l a u t o r , e m p r e n d i ó d i s t i n t o s v i a ­ j e s d e e x p l o r a c i ó n a e s p e j o s de o g u a d e l o s se c tn ^ r e s S u i y S u r o e s t e ( V a l l o G i a n d e , N i h u i 1 , P orn de 1,aa A n i m a n y l a g u n a d e l a Ñ if l a E n c e n t a d a ; 1 9 H 1 ), C e n t r o y N o r t e ( l . a g u n o s d e A l t o V e i r i e , E l C a r r i z a l y R í o M e n d o z a ; 19B1 y 1 9 0 2 ) He l a p i n v i n c i » de M r n d o z e , E n e l ú l t i m o s e c t o r m e n c i o n a d o s e p u d o c o n s ­ t a t a r f e h a c i e n t e m e n t e l a p r e s e n c i a d e l a t o r t u g o d e l a g u n a , P h r y n o p s h l l a i i i ( D . e t n , ) , q u e l n n i o p l e u r n r i i r o n o m e n c i n n a d n h a s t a e l p i e s e n t e en l a l i t e r a t u r a heJ p e t o l ó g i c b l e f e i e . n t e a l o f a u n a l o ­ c a l ( C e i y lío i g , 1 9 7 ? ; C e i e t a l , 197P ; F r r i b e i g , 197 7 y l 9 7 9 » R o i g y C o n l r n r o s 1 9 7 5 ) ,

V i a j e s p o s t e r i o r e s ( 1 9 B 2 , 1 9 0 3 , 1 9 0 4 ) p e i m i t i e - r o n l a c o p t u i a rio a l g u n o s e j e m p l n i p s p e í a r u pie^ c i ie a s i g n a c i ó n e s p e c í f i c a ( A ) , c o m o a « í t a m b i é n d e l a l e t i n f a u n a e c o m p a f l o n t c ,

I o n d a t o s o b t e n i d o s n n s p e r m i t e n c i t a r p n r el m om ento s ó l o rins p o b l a c i o n e s e s t a b l e " fin c t . r í.li_e l i r i o e p a i a l e p r o v i n e ! o ( r) i n c m h a j g o c r e e m o s p r o ­ b a b l e q u e s u n ú m e r o e s m a y o r ) .

U n a d e d i c h a s p o b l a c i o n e s r e u b i c a en el emba^l s e C l C a r r i z a l ( O p t o R i v a d o v i a , D t n C a r r i z a l ) d o n ­ d e en E n e r o d e 1 9 0 1 , en e l e m b a r c a d e r o d e l Y a c h t C l u b t u v i m o s o p o r t u n i d a d d o v e r r e p e t i d a s v e c e s , a h o i a n d e l a t a r d e , g r u p o s d e c u e t i o b n e i s a d u l ­ t o s m o v i é n d o s e l e n t a m e n t e n p o s a d o s o t r e s n c u n ­ t i ó m e t r o s fio p r o f u n d i d a d ( pTo f u n d í m e t i o d e c o ­ l u m n a C r e s a ! 5 u b ) e n e x t e n s a s p r a d e r a s d e c h a i é - c r.a s ( C h a r a 3 p ) e n n p a r t i c u l a r a b u n d e n c i e de? mo­ l u s c o s ( A m p u l l o i i a s p ) , F . l s i t i o d e a n i d o c i n n l o h o l l a m o s s o b r e l a c o s t a E s t e r i e l e m b a l s e , e n J a s p r o x i m i d a d e s d e l l * í o T u n u y é n , d o n d e e n c o n t r a m o s v a r i a s p u e s t a s en e l m es d e D i c i e m b r e ( 1 9 0 1 ) , E n c u a n t,n o l a i c t i o f o u n a a c o m p a s a n t e , s e r e l e v a r o n lar. s i g u i e n t e s n s p r c i pr»; C n e s t n r nrion H e c r n m e c u l a t ú n ( p a n z o n a ), J n y n s i a .1 i n e a t a 1 i n e a t a ( m n r i i e c i t a u o - vr.r n ) , C h a i i n iló n s p ( m o j a r r a p l b t n a d a ) (1 rinnf.es -t h e s h o n a r i e n s i * í pe i e n ev ) , P e í c i c h -t h y s 1 r u c h a

( p e r c a ) y C y p r i n u s c n i p i n ( c a r p a , p e z r o j o ) .

(10)

8 Boletín de la Asociación HorpeLológica Argontina

Vol. 3 N 1 y 2, febroro 1967

V a s e g u n d a pnh 1 > c ' ó n s e u h i c n en ¿ a s t. a g u n o s do A l t o V e r d e ( O p t o S a n M a i t i n . D t n A l t o V e r d e ; c a 1 1 e l a s V i o l e t a s s / n , a p r o x i m a d a m e n t e a 1 , 5 km d e l o j u t a n a c i n n a l 7 y ® AO km d e l a c i u d a d d e M e n - d o ; » , p n i 1 .t mir,lTia i u t n ) , l e s m i s m a s r e c i b e n ©1 apor^ t e h f u r i c o riel e m b a l s e f ] C a ñ i z a l ( p o s i b l e v í a d e d i s p e r s i ó n p e r a P, h i 1 a r j j ) p o r l o q u e p o s e e n l e m a y o r í a d e s u F a u n a í c t i r e , f a l t a n d n s o l a m e n t e í l h p l - r i d o n s n y T Vj c i c h t h y n t r u c h a . E l d e s o v e s e v e r i f i ­ c o d u r a n t e lo * -, m e s e s d e D i c i e m b r e y E n e r o ( p e r í o d o d u r a n t e e l c u a l , p u d i m o s o b s e r v a r en u n a o c a s i ó n , u n a g r a n d e s t r u c c i ó n de l o a p u e s t a s p o r p a r t a de l o s p e r r o s ) y o p a r t i r de A b r i l p u e d e n e n c o n t r a r s e p e q u e r a s t o r t u g a s , h a b i e n d o c o m p r o b a d o a l g u n o s c a ­ s o s d e p r e d a c i ó n de e s t a s p o r p a r t e d e l b e n t e v e o ( Pj t wnqu s r.ul p h u / a t u s ) ( R i c h a r d , i n p r e p . ) , \

A l o s d a t o s e x p u e s t o s debemos, s u m a r l e l a c a p t u ­ r a de u n e j e m p l a r a d u l t o d e P . h i 1 a r i i . B o b r e l o s m á r g e n e s d e l l<ío M e n d o z a ( D p t o S a n M a r t í n , D t o P a l — m i r a ) , p o r p a r t e d e l 5 r , C. A. L o d i ( A n ó n i m o , 1 9 7 0 ) , s i n e m b a r g o e n u n v i a j e e f e c t u a d o a l a z o n a ( 1 9 6 1 ) no p u d i m o s c o n s t a t a r l a p r e s e n c i a d e l e e s p e c i e . T a m b ié n d u r a n t e m u c h o s a ñ o s ( 1 9 7 D - 1 9 B 0 ) p u d o vej, s e a e s t e t o r t u g a e n e l l e g o d e l P a r q u e G e n e r a l ria n M a r t í n ( c i u d a d de M ando z e ) , p e r o l u e g o de s u v a ­ c i a m i e n t o d e l i m p i u z a , e s t a s ( c i n c o a d u l t o s ) f u e ­ r o n c a p t u i n d a s ( A ) ,

C o n s i d e r a m o s i m p o r t a n t e m e n c i o n a r a d e m á s , l a c a £ t u i a d e u n e s p é c i m e n a d u l t o de P l a t e m y s s p i x i i ( D. e t P . ) h a l l a d o r n F e h r c » o d r 19flA en i u t a rie l O p to L e v a l 7 r , po r u n a F.-yn ilio « l u í a n t e l a s l l u v i a s e s t i v a l e s ( A , K r e r i e s , o om, p e r s , ) ( A ) .

r»rgnn ni. P r y f . A, N a c c v i c h ( com, pe r s • 1 19 fifi), c - x i s t e un g r on m ím e lo do p e r s o n a s ( g r n e J e l m e n t e c h o f e i e r- de ó m n i b u s y c a m i o n e s ) q u e f r e c u e n t e m e n t e t i a e n o s t a s t o r t u g o s ( s o b r e t o d o P, h i 1 a i i i ) a M r n d o z a . d e s u s v i a j e s p e r i ó d i c o a a l e z o n a l i t o r a l d e l p a í s d o n d e l a s e n c u e n t r o n c i u z o n d o l a s r u t a s e n 6 - p o c a s de l l u v i a s o c r r r c t r i a s . E s t a n d o y a e n M z a , e s t o s q u e l o n i n s s u e l e n r^er m a n t e n i d o s u n t i e m p o en c a u ­ t i v i d a d , pe ^ o f i n a l m e n t e s o n l l e v a d o s a l A c u a r i o M u n i c i p a l , o más f r e c u e n t e m e n t e s o l t a d o s e n e s p e j o s de a g u a , s o b r e t o d o , l o s c o n c u r r i d o s c o n f i n e s cam­ p e s t r e s o d e p o r t i v o s ( e m b a l s e s y l a g u n a s c e r c a n o s a l a c i u d a d p r i n c i p a l m e n t e )•

No n o s n o h r d u d a en a c e p t a r e s t e a r g u m e n t o como e l o r i g e n mór. p r o b a b l e q u e j u s t i f i q u e l a p r e s e n c i a d e P, h i l a r i i ( y t a l v e z o t r o s C h e l i d a e ) p a r a l a n r o v i n c i a . A p o y a n a l m ism o l o s s i g u i e n t e s h e c h o s : 1) I a g i a n d i s t a n c i a e x i s t e n t e e n t r e M e n d o z a y s u t e i r e t y p i c a . '?.) S i b i e n e x i s t e n p r u e b a s p a l e o n t o ­ l ó g i c a s ( de l a f u e n t e , 1 9 6 5 ) q u e t e s t i f i c a n l a p r e ­ s e n c i a d e C h e l i d a e en l o p r o v i n c i a ( S a n R a f a e l ) r e n t e e l M i o c e n o t a r d í o , e n p n c o p r o b a b l e q u e e s t e s , e s p e c i r n , n n i me 1m e n t o m é s i c a s , h a y a n l o g r a d o s o b r e ­ v i v i r a l o s p i n c e s n s d e a r i d e z i n i c i a d o s a m e d i a ­ d o s riel T e » c i í » r i o . ? ) l o s s i t i o s de h a l l a z g o r o n en s u m a y o r í a a i t i f i c i o l e s y f u e r t e m e n t e © n t r o p n - g é n i c o s : á r e a s d e c u l t i v o , l u g a r e s d e r e c r e a c i ó n , e t c . A ) E n lo*3 c a s o s e s t u d i a d o s l a f a u n o í c t i c o a c o m p a ñ a n t e i n c l u y e u n g i o n p o r c e n t a j e de e l e m e n ­ t o s d e d i s t r i b u c i ó n e n t r o p o c ó r i c e ( C a í r i z e l : 8 3 , A l t o V e r d e : K K ltf) y n r>en e s t a o f i c i a l : p e j e r r e y , p e n z o n e n , o v iíi 1 t n s y m o j a r r a s p l a t e a d a s ( P e c e s d e l D o m i n i o P a i a n a e n r . e ) n no o f i c i a l : c a r p o ( f l i i g e n e x ó t i c o ) . 5 i e n d o d e s t a c a d l e e s t a ú l t i m a e s p e c i e p o r s e r i n d i c a d o r d e á r e a s a n t r ó p i c e s ( P e t t a f o r t , 1 9B1 ).

P o r l o e x p u e s t o c r e e m o s c o n v e n i e n t e p o s t u l a r l a p r e s e n c i a y a c t u a l d i s t ’ i h u c i ó n d e P. h i l a r i i nn M e n d o z a como c o n s r c u e n c i a ríe u n a e n t r o p o e n r i a nn o f i e l a l , s i p o d o e v i d e n t e q u e l o e s p e c i e m u e s t r a a c ­ t u a l m e n t e s i g n i f i c a t i v a a d a p t a c i ó n a l m e d i o y p o s i ­ b i l i d a d e s p o t e n c i a l e s d e u n a d i s p e r s i ó n m a y o r e n l o p r o v i n c i a , y o s e o a p r o v e c h a n d o l a s d e r i v a c i o n e s h í - r i r i c a s d e sur. © r i t u a l e s h a b i t a t s o n u e v a m e n t e s i n q u i e n d n l a v í a p o s t u l a d a .

A b r e v i a t u r a r n r l t e x t o

( A ) : f j e m p ] o i e s a c t u a l m e n t e v i v o s en e l A c u a r i o M u n i c i p a l d e M e n d o z a .

A g r a d e c i m i e n t o s

D e j o c o n s t a n c i a de mi a g r a d e c i m i e n t o a l 5 r . D i - x e c t o r d a l A c u a r i o M u n i c , d e M e n d o z a , P r o f . A , N a c e - v i c h p o r l o s d a t o s a p o r t a d o s ; a l D r . J , M . C a l p o r l a s o p i n i o n e s v e r t i d a s d u r a n t e l a e l a b o r a c i ó n d e l t r e b a j o j e l D r . R . f . I . a u r e n t p o r l a r e v i s i ó n c r í t i c a d e l m a n u s c r i t o ; » l a S i a P . B . d e R i c h a r d p o r l a t r a ­ d u c c i ó n a l i n g l é s d e l renurne n y f i n a l m e n t e a l G r u p o d e A c t i v i d a d e s S u b a c u á t i c a s p o r s u i n c o n d i c i o n a l c o l a b o r a c i ó n e n t o d o s l o s v i a j e n .

B i b l i o g r a f í a

A NO N IM O . 1 9 7 n . H i a r i o M e n d o z a , f i de A b r i l , C E I . J . M . y V . n . R O J G . 1 9 7 ? . D e s e r t a A_:fi9 - 9 1 . C C I . J . M . e t a l . 1 9 7 0 . P u b l . O c , I n s t . B i o l . A n . U n i v

N n c . C u y n , 5 e J . C i e n t .

d e LA rUENTf, M . 1 9 f l 5 . b e s , 5 e g . J o r n , A r g , P a l e n n t . V e r t e b r a d o s , í u c u m á n .

r H E I B E R G , M ,A . 1 9 7 7 , F o u n a d e A g ü e D u l c e d e l a R e p ú ­ b l i c a A r g e n t i n a A2 ( l ) : 1 - 5 5 . F E C I C , B u e n o s A i r e s P E R A F P R T , M . n , 1 9 H 1 . í l o l . M u s . C s . N a t , A n t r o p . " C .

M o y e n o " . ( ü ) : 2 7 - fiO.

T O I G . V . G . y J . n . a i N T i r i E h A 5 . l 9 7 5 . E c o s u i 2 ( 4 ) : 1 8 5 - 2 1 7

Enrique Richard

Fundación Miguel Lillo, Miguel Lillo 251, 4000 Tucumrf-n

(11)

9 Boletín de la Asociación Horpetoiócjica Argentina

Vol. 3 N 1 y 2, fuerero 1907

Esta nueva sección Fue creada pare facilitar la impresión de noticias zoogeográfi cas.Las mismas deberán ser presentadas a la ed|to~- rial de acuerdo o las siguientes indicacio­ nes y formato tipo:,nombre científico,proce dencia (en el siguiente orden):Provinci a, departamento,I oca I i dad,distanci os del lugar de colecta con respecto a un lugar ubicado en el mapa;fecha (dfa,mes,año);coIoctors9 nlimero de co I eec i 6n, comentar i os de colecto. Deberá presentarse escrito a máquina prefe­ rentemente eIóctrico,en una columna de II cm..AI final se pondrá el nombre del autor y lo Institución donde trabajo.No se podrán

incluir animales vistos,sino sólo los que estén depositados en colecciones acreditodos (Museos,Un i ves idades,Insti tutos de Investi­ gación ,etc.),no asi los materiales que estén en colecciones particulares.

AMPLIACION DE LA DISTRIBUCION GEOGR AFICA‘‘DE PLATEMYS FALLIDIPECTORIS FREIBERG, 1945 Tc h e l o n i i, CHELIDAE).

La distribución geográfica de Platemvs

f

allidipectoris comprende, según Freiberg

1977, 1981"), la provincia argentina de Chaco. Sin embargo, Ernest (1983) le atri­ buye un rango geográfico más amplio, que abarcaría Paraguay y sur de Bolivia. Es de destacar que en estos trabajos las referen cias de distribución son poco precisas.

Al revisar la colección de tortugas de positadas en el Museo de Ciencias Naturales de Santa Fe "Florentino Ameghino", determi­ né que el ejemplar MFA 24 corresponde a Platemys pallidipectoris (Fig. 1). Dicho ma terial proviene de la localidad de Calchaqui Departamento de Vera, provincia de Santa Fe, con lo cual se extiende la distribución de esta especie hada los 29;9 * lat.Sur y 60* 3* long.Oeste.

Medidas del ejemplar MFA 24 (en mm).

Fig.l.- Platemys pallidipectoris Freiberg. (MFA 24). Vistas dorsal y ventral.

Bibliografía

Ernest-, C.H., 1903. Platemvs pallidipectoris Cat.Amer .Arnph.Rept. 1 325

Freiberg, M.A., 1945* Una nueva especie de tortuga del género Platemvs Wagler. Phvsis 20(55)119-23.

_____________ , 1977* Reptilia Tostudines o Chelonia. Fauna de agua dulce de ]ji Re­ pública Argentina 42 (Fase . 1)

_____________ , 1981. Turtles of Sou th Ame­ rica. T.F.H.Publications: 125pp, New J ersey.

Marta S. Fernández

Div. Paleontología Vertebrados Museo de La Plata.

(12)

10 Boletín de la Asociación Hürpotolóqica Aryontin V/o 1 - 3 N 1 y 2, febrero 19U?

PRESENCIA EN LA ARGENTINA DE BUFO QUECHUA GADLARDO, 1961 (AMPHIBIA, ANURA)

Revisando la colección batracológica "Avelino Barrio" del Mu3eo Argentino de Ciencias Naturales "Bernardlno Rlvada-via" pudimos constatar la presencia en nuestro territorio de Bufo quechua. Loe ejemplares procedentes de Arasayal, Sal­ ta, fueron coleccionados por el Dr. Ave-lino Barrio en ol año 1975.

Esta especie es citada en la descrip­ ción original (Gallardo, 1961) para el departamento de Cochabamba, Bolivia. Al igual que Bufo gnustae Gallardo, 1967 pertenece al grupo okendenl (Cei, 1980). Material estudiado: Salta, Arasayal MACN

(ex- CENAI)7447 a 7457.

Bibliograf ia

Cei, J. M. 1980. Amphibians of Argentina. Monitore Zool. Ital. Monog.2:l-609. Gallardo, J. M. 1961. Three new toada

from South Anerica: Bufo manicoren-sis. Bufo spinulonua and Bufo que­ chua . Breviora 141: 1-8.

I. T. Mercadal de Barrio y A. Barrio Museo Argentino de Ciencias Naturales "Bemardino Hivadavia".

Detalle de una urna de párvulo

de Santa Maria, representando

una serpiente emplumada. l/3

del tamaño natural.

COMENTARIO BIBLIOGRAFICO

Biology of Amphibians, por Y/llliam B. Duellman y Linda Trueb. 1986. McGraw-Hill Book Company. 670 pp. Ilustracio­ nes de Linda Trueb.

La citada obra realiza un completo tratamiento de loa diversos aspectos de la biología de los anfibios, abarcando desde su paleontología a la fisiología y desde la genética a la ecología de las comunidades.

Los autores, dos de loo más relevan­ tes especialistas en el taxón, han orga­ nizado la obra en 19 capítulos. El capí­ tulo 1 incluye un resumen histórico en ■donde se menciona a los herpetólogos que

han contribuido en mayor medida al cono­ cimiento de la biología de los anfibios. Los capítulos 2 a 5 tratan los diversos aspectos de la reproducción y el 6 y 7 de las larvas y su metamorfosis. Las re­ laciones de loo anfibios con el medio am biente son tratadas en los capítulos 8 a 12. Los capítulos 13 y 14 examinan los diferentes aspectos morfológicos. Los ca pítulos 15 y 16 se refieren a su historia evolutiva, mientras que el 17 y 18 a la filogenia y biogeografía de los grupos modernos. El capítulo 19 contiene una de finición do cada una do Iub familias, con un resumen de su historia fósil, su histo ria natural y distribución geográfica, mencionando todos los géneros reconocidos,

incluyendo sus sinónimos y el número de especies que contienen, además de su día tribución.

En síntesis, es un libro que reüne todos los conocimientos desde la publi­ cación del libro de Noble, Biology of the Amphibia, en el año 1931, destinado a todos loo interesados en la biología de loo anfibios e imprescindible para el especialista.

(13)

PRIMER CONGRESO ARGENTINO Y

PRIMER CONGRESO SUDAMERICANO DE HERPETOLOGIA

San Miguel de TucumAn, 21 al 23 de Setiembre de 1987

Miguel Hi lo 251 - 4000 San Miguel de TucumAn

SEGUNDA CIRCULAR Estimado Colega:

A consecuencia de conversaciones mantenidas con herpetOlogos de distintos países durante el Ultimo Congreso Latinoamericano de Zoología realizado en Chile, se decidid realizar simultáneamente el Primer Congreso Argentino de Her- petologla y el Primer Congreso Sudame,r1cano de la Especialidad.

Para alguno, Aste serA nuestro segundo contacto, para otros, el pri­ mero, por lo que ampliamos la Información pertinente.

El PRIMER CONGRESO ARGENTINO Y PRIMER CONGRESO SUDAMERICANO DE HERPETOLOGIA se llevarAn a cabo entre los días 21 y 23 de setiembre de 1987 en la ciudad de San Miguel de TucumAn, Argentina, organizado por el PRHERP - CONICET y la Asociación HerpetolOglca Argentina.

Para el mismo se recIblrAn solamente trabajos completos, los que deberán ser enviados Junto con su resumen y redactados de acuerdo a las normas que se adjuntan, hástael 20 de Junio de 1987. Se ha previsto la publicación de los mismos y. los costos serán sustentados en parte por los autores.

Los arAnceles previstos son los siguientes:

HASTA EL 31/V/87 HASTA EL 21/IX/B7

SOCIOS AHA (Arg) A 30 A 60

(Ext) U$S 30 U$S 60

NO SOCIOS (Arg) A 40 A 70

(Ext) UÍS 40 U$S 70

ESTUDIANTE (Arg) A 25 A 45

(Ext) U$S 25 USS 45

Hasta el momento, se han confirmado los siguientes cursos:

- TOsteologTa de Anuros", a.cargo de la Dra. Linda Trueb del Museo de Historia Natural de la Universidad de Nansas.

- "Cladlsmo en la Filogenia y la Blogeografla", a cargo del Dr. Wllllam Duellman del Museo de Historia Natural de la Unlverslda de Nansas.

Los mismos se dlctarAn los días 24 y 25 de Setiembre, en Inglés y posiblemente se contarA con traductores. Los Interesados pueden solicitar copla de los programas. La cuota de Inscripción para cada curso es de A 10 o su equiva­ lente en dolares, que deberA abonarse Junto con la Inscripción al congreso.

Sin otro particular, nos despedí

I CülIftllESU AM ÉN Tim ) M HSRTfitMbGIA

(14)

12 Boletín dB la Asociación Horpotológica Argentina

Vol. 3 N 1 y 2, fauroro 19B7

SERIE DIDACTICA

La iniciación de la "Serie Didáctica", como ya se planteara en notas anteriores, en una realidad. La necesidad de tener en nuestro medio información amena y compren slble sobre temar, herpeto'lógicos fue el motor que nos a llevudo a contar en este momento con tren números publicados.

La nómina de los trabajos de la Serie es la siguiente:

N'l. "¿Quiere lid. saber algo mán sobre ofidios?"

Por: Marta E. Miranda y Gustavo A. Couturier.

N ' 2 . "Lun tortugas marinan en el Atlánti­ co Sur Occidental"

Por: J. Frazier.

N'3. " Los Dinosaurios de la Patagonia Argentina"

Por: José F. Bonaparte.

Recordamos a nuestros asociados que lo recaudado por la venta de la Serie Didác­ tica se invierte en las reimpreoiones o en la impresión de nuevos números.

Todo comentario o sugerencia sobre la Serie Didáctica deberá ser comunicado por cartu a Gustavo Couturier o Marta Miranda, Serrano 661, Capital Federal, Buenos Aires, Argentina.

(15)

13

Qoletín do la A s o c i a c i ó n Hurp o t ni óij i ca Argentina Vol. 3 N° 1 y 2, febrero 19b7

PARA LOS AUTORES

Informamos a loo outoreB de artículos, notas, comentarios bibliográficos, etc,, que loa mismon deberán ser remitidos a: Lie. Néstor (i. Hasno

Instituto de Limnología "Dr. Paúl A. Ringuelet"

Casilla de Correo 55

1923 Berisso. Buenos Aires.Argentina. Recordamos que para facilitar revisio­ nes de loo mismos, los autores deberán en viar original, y dos copias mecanografia­ das preferentemente con máquina eléctrica, en una columna de 11 cm de ancho a un es­ pacio; colocando título en mayúsculas y nombre y apellido del autor a pie de pá­ gina, Biempre con la primera lotra en na yúocula y las rentantes en minúsculas, y a continuación el lugar de trabajo. Los dibujos o gráficos deberán ser realizados con tinta negra sobre fondo blanco mate o papel vegetal, en una caja de 11 x 11 cm para ser encolumnado o 20 x 20 cm que se encuadrará a 1/2 página. Solo se citará la bibliografía que se haga referencia en el texto.

Decorado ofídico del interior de un

puco, pintado en negro sobre blanco.

Catamarca. NO Argentino. 1/3 del ta­

maño natural. Tomado de Wagner y Wa-

Adorno de una urna funeraria

gner, 1934 pag 271.-

del NO

Argentino.-The World Congress oí Herpetology announces Ihe

FIRST WORLD CONGRESS OF

HERPETOLOGY

11-19 September 1989

at the University of Kent, Canterbury (U.K.)

This International congress will be Ihe íirst oí a series occurring at regular inlervals al venues around Ihe world. Such a meeling will enable all persons interested in herpetology to meet and exchange Information to promote the advance oí knowledge and Ihe conservation oí the world's amphibians and reptiles. The congress will consist oí topical symposia, póster sessions, plenary speaUers, workshops, displays, excursions, and meetings oí ancillary groups. Subjects and moderators oí symposia will be announced well in advance so that potential participants can volunleer. The meeting will be open to all persons. Registration will begin 1 January 1988.

F or further details and mail listing, write: Dr. lan R. Swingland,

World Congress oí Herpetology, Rutheríord College, Universily oí Kent, Canterbury, Kent C T 2 7NX, United Kingdom.

Spo n so rin g organizations and individuáis are welcome. í or

further details write: Dr. Marinus S. Hoogmocd, Rijksmuseum van

Figure

Fig.l.- Platemys pallidipectoris Freiberg. (MFA 24). Vistas dorsal y ventral.
Fig.l.- Platemys pallidipectoris Freiberg. (MFA 24). Vistas dorsal y ventral. p.11

Referencias

Actualización...