Estudio comparativo de las agresiones a españoles y a extranjeros atendidas en un servicio de urgencias

Texto completo

(1)

Introducción

La población extranjera en España ha pasado en los últimos años de tener un peso casi testimo-nial a suponer un porcentaje importante de la po-blación total, hecho por el cual ha sido objeto de numerosos estudios en relación con sus proble-mas de salud. En la ciudad de Zaragoza, el año 2009 la población extranjera alcanzó el 12,9%, la mayor procedente de Europa, Iberoamérica y Áfri-ca: 69.600 hombres (7,2%) y 56.840 mujeres (5,9%), con una población más joven (en torno a

los 30 años de media) que la española (43 años de media)1.

La violencia interpersonal constituye según la Or-ganización Mundial de la Salud (OMS) un problema de salud pública en todo el mundo. Se da con ma-yor intensidad en los países que tienen un bajo nivel de renta, como son los países de origen de la ma-yor parte de los extranjeros en España. Los inmi-grantes con frecuencia son víctimas de violencia en los países de acogida3. Además, las condiciones de pobreza y falta de integración en las que viven mu-chos de ellos son circunstancias que se asocian al

ORIGINAL

Estudio comparativo de las agresiones a españoles

y a extranjeros atendidas en un servicio de urgencias

ELVIRASAMANES ARA1, MANUELAMORELLÓN LABARTA1, TERESAEGIDO MARTÍNEZ1, ESPERANZAGIL SÁNCHEZ1, BLANCABELL MARTÍNEZ2, BEGOÑAMARTÍNEZ-JARRETA2

1Servicio de Urgencias. Hospital Ntra. Sra. De Gracia. Zaragoza, España. 2Departamento de Medicina Legal y Toxicología. Universidad de Zaragoza. Zaragoza, España.

Objetivo:Comparar el perfil de las víctimas de violencia extranjeras con el perfil de las víctimas españolas.

Métodos: Estudio observacional unicéntrico retrospectivo de víctimas de agresiones asistidas en urgencias del Hospital Nuestra Señora de Gracia (HNSG) de Zaragoza du-rante el año 2009.

Resultados:Se analizaron 1.714 pacientes víctimas de violencia. La población extranje-ra tenía caextranje-racterísticas distintas a la población española, con una mayor tasa de agre-siones (41,2%) y mayor gravedad de las leagre-siones. Los grupos mayoritarios procedían de Iberoamérica (14,7%), norte de África (8,8%) y Europa oriental (8,7%). Las víctimas de origen chino eran las menos numerosas (2,4%). La edad media de los españoles era 36,4 (DE: 14,0) y de los extranjeros 32,1 (DE: 9,2) (p < 0,001). En todos los casos fue significativamente mayor el número de hombres que el de mujeres (p < 0,001). No hubo diferencias entre la proporción de hombres españoles (59,6%) y la de extranjeros (61,0%), con la excepción de África del norte (84%). El número de agresiones a causa de la violencia de género fue mayor (p < 0,001) entre los extranjeros (30,0%) que en-tre el grupo de españoles (20,5%). Los pacientes procedentes de Iberoamérica tuvieron la mayor tasa de violencia de género (40,2%). Le siguieron Europa oriental (30,9%) y África subsahariana (28,7%). Destaca la escasa presencia proporcional de África del norte con sólo un 15,2%. El diagnóstico más frecuente en todos los casos fue las lesio-nes que no necesitan ningún tratamiento médico, 91,2% en españoles, 82,3% en ex-tranjeros (p < 0,001). Las lesiones que necesitaron algún tipo de tratamiento médico (atención urgente no especializada, atención especializada y/o ingreso más las lesiones con riesgo vital), sumaron un 5,5% en españoles mientras que en los extranjeros alcan-zaron el 11,7%. Dentro de este grupo, los países del norte de África fueron quienes ne-cesitaron asistencia médica con mayor frecuencia.

Conclusiones:Existen marcadas diferencias entre las agresiones atendidas en urgencias en función de la nacionalidad del paciente. [Emergencias 2010;23:266-270]

Palabras clave: Víctimas de violencia. Extranjeros. Casuística urgencias. Lesiones.

CORRESPONDENCIA:

Elvira Samanes Ara Avda. Tenor Fleta 10, 7º A Zaragoza, España

E-mail: esamanes@gmail.com

FECHA DE RECEPCIÓN:

20-12-2010

FECHA DE ACEPTACIÓN:

23-2-2011

CONFLICTO DE INTERESES:

(2)

riesgo de violencia grave4-6. De hecho, los traumatis-mos y lesiones son la segunda causa de hospitaliza-ción en las personas inmigrantes, y llega a ser la pri-mera causa en varones con un 30,8%7.

En España los datos sobre violencia son difíciles de obtener porque no existen estadísticas oficiales sobre victimización. Por ello, consideramos que el estudio de las víctimas atendidas en el servicio de urgencias nos permitirá identificar un mayor núme-ro de ellas y conocer mejor los factores de riesgo. El objetivo del trabajo es comparar el perfil de las víctimas de violencia extranjeras con el perfil de las víctimas españolas y analizar su casuística, ca-racterísticas demográficas, clase de violencia sufri-da y diagnóstico al alta.

Método

Estudio retrospectivo descriptivo unicéntrico de las historias clínicas que adjuntaban un parte de lesiones, realizado por el personal facultativo ads-crito al servicio de urgencias del Hospital Nuestra Señora de Gracia (HNSG), Zaragoza del 1 de ene-ro al 31 de diciembre de 2009. El HNSG, hospital general de adultos de primer nivel, inserto admi-nistrativamente en el sector sanitario I que corres-ponde a la zona nororiental de la provincia y mar-gen izquierdo de la ciudad de Zaragoza. El sector tiene una población de referencia de 166.174 ha-bitantes con menos del 10% de personas extran-jeras8. Sin embargo, el HNSG se encuentra situado geográficamente dentro del sector sanitario II, que corresponde al casco histórico, donde reside el 11,7% de la población extranjera de la ciudad, que constituye el 22,65% del total de residentes de la zona9. El ámbito del estudio queda ubicado en los dos sectores sanitarios, el administrativo y el geográfico ya que al servicio de urgencias acu-de todo tipo acu-de población, tanto la adscrita admi-nistrativamente al centro sanitario como la ubica-da en una zona geográficamente más cercana.

Los sujetos a estudio fueron todos los pacientes atendidos por haber sido víctimas de violencia de género o de violencia social. Se define como violen-cia de género la ejercida sobre la mujer por parte de su pareja o por aquéllos que estén o hayan esta-do ligaesta-dos a ella por relaciones similares de afectivi-dad. Se define como violencia social cualquier otro tipo de violencia que no sea por razón de género.

Se excluyeron las víctimas de violencia autoin-flingida y todos los pacientes en cuyas historias faltaba algún dato objeto del estudio.

La variable dependiente fue la nacionalidad y se diferenció entre población española y

extranje-ra. En este último grupo, las nacionalidades se agruparon primero en países de renta baja (PRB) y países de renta media y alta (PRMA), y después, dentro de cada grupo y según su procedencia, en varias áreas geográficas:

1. Países de renta baja (PRB): los situados en Iberoamérica (Brasil, Colombia, Cuba, Ecuador, Perú, República Dominicana, Venezuela), norte de África (Argelia, Marruecos), África subsahariana (Ghana, Guinea Ecuatorial, Nigeria, Senegal), Eu-ropa del Este (Albania, Bulgaria, Polonia, Rumania, Rusia, Ucrania) y Asia (China).

2. Países de renta media y alta (PRMA): los si-tuados en Norteamérica (EEUU) y Europa (Francia, Italia y Portugal).

Las variables independientes fueron: edad, se-xo, tipo de violencia y diagnóstico según la Clasi-ficación Internacional de Enfermedades (CIE-9) (1-sin lesiones, 2-lesiones que no necesitan nin-gún tratamiento médico, 3-lesiones que precisan atención médica urgente no especializada, 4-lesio-nes que precisan atención especializada y/o ingre-so hospitalario y 5-lesiones con riesgo vital).

La base de datos fue configurada en Microsoft Excel, y el análisis estadístico se ha llevado a cabo mediante la prueba de ji al cuadrado, con la co-rrección de Pearson, o con la t de Student. Se uti-lizó mediante el paquete estadístico Genstat 12.0 para Windows.

Resultados

De los 1.797 casos de violencia atendidos se ob-tuvieron 1.714 historias en las que constaban todos los datos a estudio. La proporción de población ex-tranjera en la ciudad de Zaragoza en el año 2009 era del 12,9% respecto a la población total1 mien-tras que el porcentaje de extranjeros atendidos por violencia fue del 41,2% (Tabla 1) (p < 0,001).

El porcentaje de pacientes extranjeros proce-dentes de PRB fue del 40,2%. El grupo mayorita-rio procedía de Iberoamérica (14,7%), seguida de los países del norte de África (8,8%) y Europa oriental (8,7%). Las víctimas de origen asiático fueron las menos numerosas (2,4%).

En relación con la edad, el grupo de españoles tuvo una media de 36,4 (DE: 14,0) y la de los ex-tranjeros fue menor, 32,1 (DE: 9,2).

(3)

(61,1%), exceptuando a los pacientes proceden-tes del norte de África, grupo en el que se obser-vó un claro predominio del sexo masculino (84%). Si se tiene en cuenta la procedencia de toda la población a la que da cobertura el hospi-tal, el conjunto de los extranjeros fue víctima de violencia de género con mayor frecuencia que el conjunto de los españoles (p < 0,001). Los países iberoamericanos tuvieron la mayor tasa de violen-cia de género (40,2%). Le siguen los de Europa oriental (30,9%) y los de África subsahariana (28,7%). Destaca la escasa presencia proporcional de países de África del norte, con sólo un 15,2%. El análisis estadístico demuestra que hay una diferencia significativa (p < 0,001) entre las lesio-nes sufridas por españoles y extranjeros (Tabla 2).

El diagnóstico más frecuente en todos los ca-sos fue lesiones que no necesitan ningún trata-miento médico. El 91,2% de los españoles y el 82,3% de los extranjeros tenían este diagnóstico.

La suma de los grupos de lesiones más leves (sin lesiones y lesiones que no necesitan tratamiento mé-dico) alcanza el 93,6% en los españoles y el 86,2% en los extranjeros. Las lesiones que necesitaron algún tipo de tratamiento médico (atención urgente no es-pecializada, atención especializada y/o ingreso + le-siones con riesgo vital) sumaron un 5,5% en espa-ñoles, mientras que en los extranjeros alcanzaron el 11,7% (p < 0,001). Dentro de este grupo, los países del norte de África fueron quienes necesitaron asis-tencia médica con mayor frecuencia. También hay diferencias significativas entre los distintos grupos de países: en el de el norte de África hay un 10,3% de lesiones que precisan atención especializada, mien-tras que los iberoamericanos tienen el mayor por-centaje de lesiones leves (sin lesiones + lesiones que no necesitan tratamiento: 93,2%).

Discusión

El resultado más relevante del estudio es que, si bien el número total de extrajeros atendidos es

menor que el de españoles, la tasa de población extranjera empadronada en Zaragoza está en un 12,9% mientras que la tasa de población de ex-tranjeros agredidos es de un 41,2%, lo cual indi-caría, al menos desde un punto de vista estadísti-co, que la circunstancia de ser un extranjero procedente de PRB es un factor de riesgo para ser víctima de violencia.

Además, los datos muestran igualmente que el fac-tor de extranjería puede aumentar el riesgo de sufrir le-siones de mayor gravedad en los casos de violencia.

Por otra parte, se ve como la nacionalidad de las víctimas no es reflejo exacto de su representa-ción estadística en la ciudad de Zaragoza. Los ex-tranjeros más numerosos empadronados en la ciu-dad proceden de mayor a menor de Europa oriental, Iberoamérica y norte de África, mientras que las víctimas de violencia más numerosas lo son de Iberoamérica, norte de África y Europa oriental. Sin embargo, no es fácil extraer conclusiones defi-nitivas de este dato. Es posible que los procedentes de estos países no sean agredidos con mayor fre-cuencia, sino simplemente sean más frecuentadores del servicio de urgencias ya que, como sugieren otros estudios consultados, también los iberoameri-canos y norteafriiberoameri-canos son los extranjeros más fre-cuentemente atendidos en los hospitales10-12.

En relación al sexo, es interesante señalar que la proporción de hombres y mujeres agredidos en cada país es la misma excepto en dos casos. En uno de ellos, el norte de África, llama la atención el escaso número de mujeres. En este caso cabe preguntarse si son agredidas con menor frecuen-cia o tienen menos posibilidades de pedir ayuda ante la agresión. También podría deberse a razo-nes culturales que se encuentran fuera del ámbito de este estudio. El otro caso, de más difícil inter-pretación, es el de los procedentes de Europa oriental, en el que las mujeres son agredidas con la misma frecuencia que los hombres.

En la violencia de género, la proporción entre españoles y extranjeros no coincide con la de otros estudios consultados13 que indican que es

Tabla 1.Descripción de las características de la violencia en la población española y extranjera en el año 2009

Según nacionalidad Según áreas geográficas Según renta Total

Españoles Extranjeros España Ibero- Norte de África Europa Asia Españoles PRB américa África subsahariana oriental y PRMA

n (%) n (%) n (%) n (%) n (%) n (%) n (%) n (%) n (%) n (%) n (%)

Sexo femenino* 408 (40,4) 275 (39,0) 408 (40,4) 117 (47,1) 23 (16,0) 40 (43,7) 72 (49,6) 15 (36,4) 415 (40,5) 268 (38,9) 683 (40,2)

Edad [media (DE)]* 36,4 [14,0] 32,1 [9,2] 36,4 [14,0] 31,4 [8,9] 31,7 [8,9] 30,9 [7,8] 33,9 [9,7] 34,6 [12,4] 35,8 [13,8] 32,5 [9,3] 34,6 [12,4]

Tipo de violencia*

Género 207 (20,5) 212 (30,0) 207 (20,5) 101 (40,2) 17 (15,2) 27 (28,7) 46 (30,9) 11 (25,0) 217 (21,1) 202 (29,3) 419 (24,5)

Social 802 (79,5) 493 (70,0) 802 (79,5) 150 (59,8) 134 (84,8) 67 (71,3) 103 (69,1) 33 (75,0) 808 (78,9) 487 (70,7)1.295 (75,5) Total 1.009 (100) 705 (100) 1.009 (100) 251 (100) 151 (100) 94 (100) 149 (100) 44 (100) 1.025 (100) 689 (100) 1.714 (100)

(4)

superior el número de españoles, mientras que en nuestro estudio es mucho mayor el número de extranjeros de PRB que el de españoles.

Si nos remitimos al informe del Observatorio Contra la Violencia de Género, solamente el 30% de las denuncias provienen de mujeres extranje-ras14. Con ello, podríamos concluir, según los datos de nuestro estudio, que las mujeres extranjeras buscan asistencia médica con mayor frecuencia que las españolas, pero denuncian menos a sus agresores.

También en esta clase de violencia es significa-tiva en nuestro estudio la escasa incidencia entre las víctimas procedentes del norte de África seña-lada más arriba.

La baja tasa de pacientes de algunas regiones hace difícil de momento sacar conclusiones signifi-cativas. Por esta razón, se ha iniciado un estudio a lo largo de varios años donde podrán confirmarse los datos y obtenerse resultados más concluyentes. De los resultados obtenidos sobre las diferencias de edad entre los dos grupos de agredidos se po-dría concluir que son el reflejo de la menor edad media de la población extranjera en Zaragoza.

Finalmente, el elevado número de pacientes que no necesitan asistencia médica a consecuen-cia de la agresión es en muchos casos indicativo de que utilizan el servicio de urgencias como me-dio para obtener un parte de lesiones con el que poder tramitar la correspondiente denuncia u ob-tener determinada protección social.

Las limitaciones del estudio derivan, en primer lugar de que, al no disponer de datos sobre la violencia en otros hospitales, no se pueden gene-ralizar las conclusiones del estudio a todas las víc-timas de la ciudad de Zaragoza. Por otra parte, en el hecho de establecer el término nacionalidad para clasificar a las víctimas hay que tener en cuenta, por un lado, que en el grupo de españo-les se incluye a un determinado número de

perso-nas de origen extranjero con largo tiempo de resi-dencia en España y que ya han obtenido dicha nacionalidad, aunque comparten características con la inmigración más reciente. Y, por otro lado, que existe un grupo de inmigrantes, también con un periodo largo de residencia que ha asimilado las condiciones de vida de la población autócto-na, aún sin haber cambiado su nacionalidad. Am-bos grupos limitan la utilización de este criterio como elemento diferencial desde un punto de vis-ta cultural.

En cualquier caso, los resultados obtenidos nos llevan a pensar que, además de la edad, puede ha-ber otros factores (culturales, costumbres sociales, desempleo, bajo nivel económico, asociaciones lictivas, etc...) asociados a la inmigración que de-terminan un elevado nivel de violencia. Su identifi-cación y tratamiento pueden contribuir a mejorar la salud y las condiciones de vida de los extranje-ros en España y a evitar su estigmatización.

Bibliografía

1 Gobierno de Aragón. Departamento de Salud y Consumo. Estado de salud de Aragón, determinantes y actuaciones del Departamento de Salud y Consumo 2010. (Consultado 21 Enero 2010). Disponible en: http://www.saludinforma.es/opencms/export/SALUD_1/05_Datos_sa- nitarios/estado_salud_aragoneses/EstadoSaludPoblacionAragon_infor-me_completo.pdf

2 Krug EG, Dahlberg LL, Mercy JA, Zwi AB, Lozano R (eds). World report on violence and health. Geneva: World Health Organization 2002. (Consultado 18 Agosto 2010). Disponible en: www.who.int/violence_in-jury_prevention/violence/world_report/en/summary

3 Achotegui J. Migración y crisis: El síndrome del inmigrante con es-trés crónico y múltiple (Síndrome de Ulises). Avances en Salud Men-tal Relacional. 2008;7:1-29.

4 Sampson RJ, Morenoff JD, Raudenbush S. Social anatomy of Racial and Ethnic disparities in violence. Am J Public Health. 2005;95:224-32. 5 Le TN, Stockdale G. Acculturative dissonance, ethnic identity, and youth violence. Cultural Diversity and Ethnic Minority Psichology. 2008;14:1-9.

6 Boyle DJ, Hassett-Walker C. Individual-level and socio-structural cha-racteristics of violence: an Emergency Department study. Journal of interpersonal Violence. 2008;23:1011-26.

7 Salazar A, Navarro-Calderón E, Abad I, Alberola V, Almela F, Borrás Rl, et al. Diagnósticos al alta hospitalaria de las personas inmigrantes en la ciudad de Valencia (2001-2002). Rev Esp Salud Pública. 2003;77:713-23.

Tabla 2.Descripción de los tipos de lesiones por violencia en españoles y extranjeros en el año 2009

Según nacionalidad* Según áreas geográficas* Según renta* Total

Españoles Extranjeros España Ibero- Norte de África Europa Asia Españoles PRB américa África subsahariana oriental y PRMA

n (%) n (%) n (%) n (%) n (%) n (%) n (%) n (%) n (%) n (%) n (%)

Sin lesiones 34 (3,4) 43 (5,9) 34 (3,4) 12 (4,4) 5 (3,4) 11 (11,5) 8 (5,0) 1 (2,6) 40 (3,9) 37 (5,5) 77 (4,5)

No necesitan

tratamiento 920(91,2) 580 (82,3) 920 (91,2) 221 (88,8) 109 (72,6) 77 (84,4) 126 (84,4) 40 (89,5) 327 (90,4) 537 (82,8)1.500 (87,5)

Atención urgente

no especializada 36 (3,6) 48 (6,8) 36 (3,6) 12 (4,4) 20 (13,0) 4 (4,6) 8 (5,0) 1 (2,6) 39 (3,8) 45 (6,5) 84 (4,8)

Atención especializada/

ingreso 18 (1,8) 32 (4,5) 18 (1,8) 6 (2,4) 16 (10,3) 2 (2,3) 6 (4,2) 2 2 (5,3) 18 (1,8) 32 (4,8) 50 (2,9)

Atención vital 1 (0,1) 2 (0,4) 1 (0,1) 0 (0,0) 1 (0,7) 0 (0,0) 1 (1,4) 0 (0,0) 1 (0,1) 1 (0,1) 3 (0,1) Total 1.009 (100) 705 (100) 1.009 (100) 251 (100) 151 (100) 94 (100) 149 (100) 44 (100) 1.025 (100) 689 (100) 1.714 (100)

(5)

8 Gobierno de Aragón. Departamento de Salud y Consumo. Estado de salud de Aragón, determinantes y actuaciones del Departamento de Salud y Consumo 2010. (Consultado 21 Enero 2010). Disponible en: http://www.aragon.es/estaticos/GobiernoAragon/Departamentos/Sa- ludConsumo/Documentos/docs/Ciudadano/InformacionEstadisticaSa-nitaria/EncuestaSalud/EstadoSaludPoblacionAragon informe%20com-pleto.pdf.

9 Ayuntamiento de Zaragoza. Dossier de prensa. Una Ciudad de Expo-sición. (Consultado 15 Febrero 2009). Disponible en: http://www.za-ragoza.es/contenidos/dossier.pdf

10 Sanz B, Torres AM, Schumacher R. Características sociodemográficas y utilización de servicios sanitarios por la población inmigrante resi-dente en un área de la comunidad de Madrid. Med Clin (Barc). 2000;26:314-8.

11 Sánchez García R, Soto García M, Pérez Villaverde N, Alonso Moreno FJ, de Castro Mesa C, García Bajo MC. Motivos de consulta y carac-terísticas sociosanitarias de la población inmigrante del área de salud de Toledo. Semergen. 2005;31:408-12.

12 Junyent M, Núñez S, Miró O. Urgencias médicas del inmigrante adulto. An Sist Sanit Navarra. 2006;29(Supl 1):27-34.

13 Echarte JL, León N, Puente I, Laso de la Vega S, Díez E, Martínez MT. Mejorar la calidad asistencial en la atención a la mujer maltratada en los servicios de urgencias. Emergencias 2010;22:193-8.

14 Ministerio de Trabajo e Inmigración. Informe sobre la situación de la integración social de los inmigrantes y refugiados 2008, Violencia contra las mujeres inmigrantes por razón de género. (Consultado 29 Enero 2011). Disponible en: http://www.mtin.es/es/sec_emi/Inte-graInmigrantes/Foro_integracion/Foro/informes/informes.htm

Comparative study of violence against Spanish and foreign victims attended in a hospital emergency department in 2009

Samanes Ara E, Morellón Labarta M, Egido Martínez T, Gil Sánchez E, Bell Martínez B, Martínez-Jarreta B

Objective:To compare the profile of foreigners in Spain who are victims of violent attacks to the profile of Spanish victims.

Methods:Retrospective observational single-centre study of victims of violent attacks who were treated in the emergency department in 2009. Variables collected were nationality, age, sex, type of violence, and diagnosis.

Results:Medical records for 1714 victims were analyzed. Foreign and Spanish victims had different profiles. Foreigners suffered 41.2% of attacks, a higher percentage than their weight in the population, and they also sustained more serious injuries. The largest victim groups were from Latin America (14.7%), North Africa (8.8%), and Eastern Europe (8.7%). Chinese victims formed the smallest group (2.4%). The mean (SD) ages of Spanish and foreign victims were 36.4 (14.0) years and 32.1 (9.2) years, respectively (P<.001). Significantly more men than women were victims in all groups (P<.001). The percentages of men were similar for Spanish (59.6%) and foreign (61.0%) victims in general, with the exception of North Africans, a group in which many more men were victims (84%). Gender-related violence was more common among foreign-born victims (30.0%) than among Spanish victims (P<.001). Latin Americans had the highest rate of gender-related violence at 40.2%, followed by Eastern Europeans (30.9%) and sub-Saharan Africans (28.7%). The percentage of gender-related violence among North Africans was low (15.2%). Most cases involved injuries not requiring medical treatment; 91.2% of the Spanish victims and 82.3% of the foreign-born victims were in that group (P<.001). Injuries requiring some form of medical treatment (nonspecialist emergency care, specialized emergency care and/or hospitalization, and life-threatening injuries) were sustained by 5.5% of the Spanish-born victims and 11.7% of the foreigners. North African victims most often required medical attention.

Conclusions:????[Emergencias 2010;23:266-270]

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Descargar ahora (5 pages)