Tierra Fertil

240 

Loading.... (view fulltext now)

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Texto completo

(1)

LA TIERRA FÉRTIL.

de

Viktor Schauberger

Las Energías de la Naturaleza en la Agricultura, la Fertilización de la Tierra y la Silvicultura

(2)

Introducción.

¿Qué es la esencia de un árbol? ¿Cómo crece una brizna de hierba? ¿Qué entendemos realmente de los sucesos internos y de las fuerzas responsables de su empuje ascendente hacía el cielo, así como de los factores que condicionan estas energías? ¿De dónde proceden y cómo interactúan? ¿Qué es lo que inhibe su oportuna interacción y qué es lo que la favorece? Al girar las páginas de este libro, el lector no sólo apreciará la inmensa contribución a la humanidad de la obra vital de Viktor Schauberger, sino que la humanidad ha de comprender ahora su percepción aguda e inteligente de los fenómenos energéticos que sostienen la manifestación física y aplicarlos a la protección de su futuro. Merced a esta comprensión profunda de las energías responsables de cualquier crecimiento y desarrollo orgánicos, sus textos en este volumen se centran en los campos de la Naturaleza que, en la actualidad, necesitan absolutamente una intervención de rehabilitación masiva.

Se trata por ejemplo de las selvas del mundo en vía de rápida desaparición y las inmensas extensiones de tierra arable, hoy cada vez más amenazadas por la sequía y la desertificación, los incendios y las lluvias torrenciales. Sencillamente no puede proseguir esta erradicación masiva de los pulmones de la Tierra. Los sistemas actuales de administración de los bosques y de la tierra son altamente responsables de la inestabilidad climatológica actual. Los métodos mecánicos de regeneración y producción, que no tienen realmente ninguna visión a largo plazo y están totalmente orientados hacía el provecho, no tienen en consideración ni la auténtica función de la selva ni la capacidad de la tierra viva para seguir manteniendo las futuras generaciones. Ya es obvio: la práctica actual de supresión de los bosques en beneficio de la agricultura y la labranza consecuente lleva a la erosión del suelo, la desertificación, el empobrecimiento mineral y el incremento de salinación. La administración inadecuada o incluso la verdadera carencia de administración de las reservas mundiales de estos importantes recursos han alcanzado hoy día un punto en que parecen casi insuperables los problemas de suministro de unos recursos adecuados y equitativos de alimento a una población global en expansión. A pesar de las publicidades extravagantes de la industria de los pesticidas y fertilizantes, es cada vez más obvio que estos métodos ya

(3)

calidad de la alimentación como de la madera de construcción. Ya es hora, por lo tanto, de contemplar otros enfoques más nuevos.

Es necesario emplear más gente en el desarrollo y la aplicación de métodos que aumenten la calidad alimenticia. Con un alimento de calidad más alta, no solamente la gente gozaría de mejor salud físicamente, mentalmente y espiritualmente, sino que también necesitaría menos alimento para conservar la vida. Lejos de contemplar la explosión de la población como un problema, Viktor Schauberger la defiende, preguntando: "¿Es de hecho tan ilógico reconocer la Voluntad de la

Naturaleza en el rápido aumento del número de seres vivos? ¡ Se necesitan seguramente varios centenares de millones de gente más, los cuales con su energía y fuerza pueden ayudar a que la Tierra, este trozo robado de excremento, recobra su primitiva gloria!'1

Aquí, Viktor Schauberger tiene mucho que ofrecer en el campo de los remedios y nos brinda enfoques pioneros en lo que caracteriza las tierras y los bosques del mundo. Mientras que la restauración de estos reinos no puede tener lugar sin una administración de los recursos de agua, hecha en armonía con las leyes de la Naturaleza, estas mismas leyes se aplican también a las maneras en que la silvicultura y la agricultura deberían ser administradas. Es decir, el énfasis debería llevarse sobre la continuidad y viabilidad a largo plazo del uso de métodos naturales de regeneración y fertilización, lo cual requiere un profundo conocimiento de las energías interconectadas que rigen estos procesos sutiles. Esto solamente puede ser el fruto de una mentalidad abierta junto con la voluntad de comprender las fuerzas de más altas dimensiones que ordenan la existencia física. En otros términos, debemos aprender a pensar una octava más alto como lo recomienda frecuentemente Viktor Schauberger.

Los procesos de formación y de reproducción de la Naturaleza son sumamente sutiles y se basan en un equilibrio delicado fácilmente alterado de la entremezcla de las energías y materias en las cuales están fundamentados. Sin embargo, en nuestro error o bien de comprensión o bien de percepción de éstos, los hemos literalmente destruido en el suelo. Y se trata del propio suelo que supuestamente debe mantenernos y nutrirnos, y sobre el cual evoluciona la misma vida. Ha llegado el momento de una larga reconsideración tardía pero urgente de lo que estamos haciendo; de hecho impera la urgencia del tiempo, sobre todo, en términos de fundamentos de silvicultura y de agricultura. En vez de la primitiva abundancia vibrante de las selvas naturales donde una especie

(4)

sostiene el crecimiento y el desarrollo de otra, en los bosques plantados de hoy, los monocultivos de una única especie de misma edad deben competir mutuamente para sus necesidades vitales. En otras palabras, la competición con todas sus consecuencias negativas, ha sido introducida dentro de una armonía integrada y establecida de largo tiempo, donde anteriormente nunca había existido. En vez de superficies y granjas más pequeñas donde la producción estaba abundantemente fertilizada orgánicamente y las cosechas seguían religiosamente una rotación, en el negocio agrícola moderno las filas de setos que conservan el dióxido de carbono han sido quitadas y las cosechas crecen sin rotación en un brezal cada vez más pobre. Éstas deben ser ayudadas con fertilizantes artificiales que finalmente destruyen la tierra y sus microorganismos. Todos los parámetros y precondiciones importantes que aseguran un crecimiento floreciente han sido alterados arbitrariamente, sin ningún respeto por lo primordial en la Naturaleza.

La lacra fundamental en nuestra apreciación del mundo y de la Naturaleza y las raíces de nuestra actual súplica se basan en nuestra fe inquebrantable en la exactitud de nuestra ideología de la competición. Esto, lo aplicamos no solamente al tratamiento de nuestros seres humanos hermanos, sino que también a la Madre Naturaleza que tanto sufre y nos alimenta. Estamos tan gravemente ofuscados con esta filosofía inherentemente separadora casi desde el día en que nacemos, que tenemos grandes dificultades en apartarnos de ella y en considerar un enfoque alternativo. Como su huella filosófica, la actual política económica extendida en el mundo entero está llevada por el deseo sentido de un crecimiento cuantitativo sin límite, considerado como siendo la única solución a la estabilidad económica internacional. Este crecimiento ilimitado, sin embargo, es imposible en este planeta finito donde hay una cantidad finita también de materia prima de la cual procede cualquier otra materia. El único futuro posible para una crecimiento ilimitado es pues un desarrollo de la calidad.

Esta política cuantitativa desembocó en la elaboración y comercialización competitivas de trivios cada vez más sofisticados que no tienen valor real ni duradero en términos de progreso evolutivo ascendente natural. La sociedad Occidental que controla ampliamente los acontecimientos globales, está fascinada consigo misma y con sus nuevos juguetes, y se preocupa sobre todo de la próxima innovación. Junto con esta necesidad adquisitiva de la cual es también la causa, existe una enorme distorsión de las percepciones de lo que es realmente valioso, cuando

(5)

millones se gastan en la compra de clubes de fútbol, aparatos de entretenimiento y otras fantasías. Más oportunamente este dinero debería haberse gastado en solucionar los problemas más amplios y urgentes del hambre y la enfermedad reinantes así como del medio ambiente. Sin embargo, para este mundo de racionalismo económico que trata a los humanos simplemente como medios para un fin económico, tal acción no da ningún provecho inmediato.

La adquisición material y el logro del placer parecen imperar en las mentes de la mayoría de los países llamados "civilizados" que, encerrados en sus ciudades, están casi totalmente extraños a la Naturaleza. En esta estructura injusta de cosas, los llamados países del tercer mundo están también inexorablemente atraídos por el logro de las mismas cosas efímeras. Peor aún, en el proceso, han perdido sus valores y prácticas tradicionales, su natural interacción con su hábitat, que hasta ahora les había mantenido desde eones. La cultura, en el sentido más auténtico de la palabra, se ha vuelto la víctima casi universal de esta filosofía maligna.

El cuidado unilateral de las mundanalidades y el descuido de la tempestad global inminente van a proyectar a la humanidad en un desastre hasta ahora sin precedentes. La creencia errónea de que la gente puede alegremente seguir separándose de las peticiones del mundo natural y seguir deleitándose con las glorias de la tecnología, es una falacia peligrosa. Todo lo que vive está inextricablemente interrelacionado; la alteración masiva que ha sido tontamente infligida a la Tierra y sus aguas donadoras de vida debe inevitablemente recaer en medida poética sobre los perpetradores. Equilibrándose precariamente en sus fundamentos artificialmente creados, la humanidad urbanizada ha perdido mayormente el contacto con sus raíces y como Viktor Schauberger subraya continuamente en este libro, "Las masas sin raíces mueren.". Esto está empezando a producirse - y a un ritmo muy acelerado!

Sin embargo, la competición está totalmente opuesta a los métodos de la Naturaleza. La ironía aterradora de todo el guión es que las tentativas de hoy se hacen para crear un mundo armoniosamente integrado y cooperante con la auténtica filosofía que debe inevitablemente destruirlo. Si la sobrevivencia última es lo que actualmente destaca, entonces las probabilidades de éxito real de su logro residen en lo opuesto del código actual, es decir en un retorno a la actividad cooperante donde los esfuerzos de cada individuo son necesarios para el bienestar final del todo. En este

(6)

contexto, Viktor Schauberger concibió una tareas preestablecidas de la humanidad que son tres:2

1. Hacer un pequeño trozo de Tierra fértil. 2. Situarse a un nivel más elevado.

3. Protegerse a sí-mismo como a la especie.

Al actuar así, prestaremos una atención más estrecha en el modus

operandi de la Naturaleza para garantizar un futuro largo, sano y

beneficioso para los habitantes de la Tierra. Lo cual me lleva otra vez a la pregunta del inicio: ¿Cómo crece una brizna de hierba? Todo crecimiento orgánico y animal en la Naturaleza deriva de los procesos de fusión en los cuales una estructura dada se incrementa por la mutua atracción de las moléculas. Esta atracción podría compararse a una forma elemental de amor -un deseo de unidad de una manera beneficiosa, cuando cada elemento individual es necesario para la formación del desarrollo de la forma física. Esta actividad combinatoria y re-combinatoria es pues sinónima de comportamiento co-operante. Visto bajo este prisma, se comprende que para que exista el mundo en toda su majestad física, las vías de la Naturaleza deben ser mucho más co-operantes de lo que habíamos creído hasta ahora. Su orden está basado en la co-operación y la simplicidad ética de la interacción entre sus innumerables organismos. En nuestro enfoque hacía el entorno, lo mejor es pues estimular el comportamiento de las abejas que, como lo subraya Viktor Schauberger, "son famosas por dar cuando toman". Los árboles también son extraordinariamente generosos. Templan silenciosamente y eficazmente el clima, amansan las tempestades y nos dan el oxígeno para respirar como el agua para beber. A la luz de este conocimiento, deberíamos entonces apartarnos de la ideología competitiva y divisoria actual y seguir la pauta de la Naturaleza, porque es solamente de esta manera que el mundo natural puede realmente recobrar su primitiva gloria.

Todas las tareas sobredichas requieren una evaluación a largo plazo y un examen en profundidad de los fundamentos de la vida y de su continuidad. Esto implica también una re-interpretación de la propia esfera y de la aplicación de la competición. En vez de su actual énfasis sobre la acción externa, la competición debería estar radicalmente y estrictamente aplicada al examen del propio comportamiento y resultados personales; ver cómo los propios talentos, aptitudes y relaciones con el mundo exterior

(7)

pueden seguir mejorando, cómo hacer lo mejor para co-operar en vez de competir con los demás. La transferencia de este proyecto hacía el mundo exterior, que debería hacer tanto para restaurar las relaciones humanas y el mundo natural hacía un estado universal de armonía, fue muy bien expresado, aunque ligeramente parafraseado aquí, en la famosa exhortación de John F. Kennedy:

"No pregunten lo que puede hacer el mundo para Vds., sino pregúntense

lo que pueden Vds. hacer para el mundo!".

(8)

Fuentes:

Las fuentes del texto de este libro son las siguientes:

Nuestra Labor insensata.

Escrito por Viktor Schauberger entre 1932 y 1933, estuvo originalmente publicado en un libro de dos tomos titulado: Nuestra Labor Insensata -La

Causa de la Crisis Mundial, subtitulado El Desarrollo por la Transformación y no por la Destrucción del Atomo (Unsere sinnlose Arbeit -die Quelle der Weltkrise. Der Aufbau durch Atomverwandlung, nicht Atomzertrümmerung). La Primera parte salió en 1933 y la Segunda parte

en 1934. Ambas partes I y II de Nuestra Labor Insensata fueron publicadas por Krystall-Verlag GmbH, que; a causa de dificultades financieras, fue cerrada finalmente en Abril de 1939 por su entonces editor-director Franz Juraschek.

Mensch und Technik -naturgemäß

Originalmente Kosmische Evolution o La Evolución Cósmica, el periódico Alemán, Mensch und Technik naturgemäß (Humanidad & Tecnología

-según la Naturaleza) fue fundado por suscripción privada y publicado por

el Gruppe der Neuen, o Nuevo Grupo, cuyo objetivo era explorar las teorías de Viktor Schauberger e interpretarlas cientificamente. El Volumen 2, 1993, está dedicado totalmente a la transcripción recién descubierta (en los primeros años 1990) de un librito de notas guardado en 1941 por un Señor Suizo, Arnold Hohl, que contiene relatos sobre sus visitas a Viktor Schauberger en 1936 y 1937. De este volumen fueron extraídas las citaciones de este libro.

Implosión.

Implosión es una revista trimestral, fundada por suscripción privada y

generalmente orientada hacía el lector profano. Empezó a ser publicada por Aloys Kokaly desde 1958 aproximadamente y está actualmente en su número 127. Kokaly fundó también la Verein zur Förderung der

Biotechnik e.V. (Asociación para el Progreso de la Biotecnología)

específicamente para la investigación y evaluación de las teorías de Viktor y merced a Implosión dar una base para los diversos textos de Viktor Schauberger cuyos originales eran por muchos propiedad de Kokaly.

(9)

Los archivos Schauberger

Constituyendo la mayor parte del patrimonio de Viktor Schauberger, son los archivos privados de la familia Schauberger y la PKS (Pythagoras-Kepler-Chool) en Lauffen, cerca de Bad Ischl en Alta Austria.

Otras Fuentes.

Diversos diarios, periódicos y cartas personales de Viktor Schauberger a diversos individuos.

(10)

1. Una Visión Diferente del Fenómeno Natural.

Descendiendo del Cielo, Ascendiendo al cielo, Volviendo a la Tierra, Cambiando Eternamente.

Johann Wolfgang von Gœthe

Los Secretos de la Naturaleza Revelados: La Eternidad yace en la Transmutación.

Del Magazine Implosion, n° 48- escrito en Salzburg, 1954.

Desde el principio de la Primera Guerra Mundial y la extensión resultante de nuestros procesos industriales, se ha producido una deterioración marcada de la calidad. La desaparición del agua que esto ha producido es tan evidente que esta vital necesidad de la vida debería considerarse como una comodidad escasa.

La profesión científica no tiene recursos contra esta catástrofe inminente -sino la crisis no se hubiese desarrollado al punto que lo ha hecho. La situación debe estudiarse desde cada ángulo y las causas de la deterioración del agua, exhaustivamente demostradas. Debe estar establecido desde el principio que aquí estamos tratando con la

desmagnetización del agua de fuente, la cual debería considerarse como la

sangre de la Tierra. Esto sucede por la sobre-iluminación debido a la luz solar y por lo tanto por el sobre-calentamiento del suelo, o por los métodos antinaturales de conducción y almacenamiento del agua. Como que nadie sabe lo que son realmente la electricidad y el magnetismo, resulta muy difícil comprender. Esta ignorancia también hace que la explicación de estas causas sea extrañamente difícultosa.

La desmagnetización del agua significa el cambio de su alma. La extensa sobre-explotación de los bosques ha provocado el secado de las fuentes de montaña, engendrando la sequía de los altos pastos alpinos. Un fenómeno particularmente marcado, sin embargo, es la constante deterioración de la calidad de las jóvenes reservas de madera, a pesar de

(11)

las medidas de conservación aplicadas por la silvicultura. Las antiguas especies de alta calidad de madera y las especies de alta calidad de peces en los canales de los ríos donde el agua sigue corriendo están desapareciendo lo mismo que las antiguas fuentes de montaña, que se secan cuando están privadas de sus protectores dadores de sombra y están así sobre-iluminadas y expuestas a la luz solar directa.

Incluso los glaciares están en notable retroceso. Los ciervos salvajes se vuelven también sarnosos a causa de la deforestación, porque ya no pueden encontrar las hierbas medicinales ricas en aceites etéricos (esenciales, volátiles) ya que éstas no crecen en zonas bajas. La costra sólida de la Tierra se está secando progresivamente y no es exagerado predecir que un día, las grandes ciudades pedirán agua a gritos y que nuestros bisnietos tendrán que cavar para hallar agua como hoy día se cava para encontrar oro u otras sustancias valiosas.

Una palabra basta para describir los errores hechos por los lideres contemporáneos de la industria y los consejeros científicos de gobierno, cuya experiencia normalmente académica dista mucho de ser práctica. En numerosas instituciones académicas, se imparte una enseñanza de sistemas no-naturales (irreales) de administración del agua, que califico de sistemas

tecno-académicos. Los demonios actuales están totalmente adscritos a las

formas erróneas del movimiento del agua así producido, y es por este motivo que el término sobredicho ha sido acuñado. Es la única manera de explicar las consecuencias bioecológicas que siguen lógicamente, cuando el movimiento planetario "original"3 de masa está sustituido por una forma

acentuada de calor y de presión del movimiento. Esto provocó la desmagnetización de la fuente-ur 4 de toda la vida -el agua. El modo en

3 Aquí, 'original'' significa también forma -o creador de estructura o forma- o estructura dando movimiento

-Ed.

4Fuente -Ur: En los textos de Viktor Schauberger en Aleman, el prefijo 'Ur' está generalmente separado

del resto de la palabra por un hifeno, es decir 'Ur-sache' en vez de 'Ursache', cuando normalmente debería estar junto. Con esto, él hacer especial énfasis en el prefijo, otrogándole un sentido más profundo que el meramente superficial. ESte prefijo pertenece no sólo al Alemán, sino que en tiempos remotos también al Inglés, uso que ahora ha desaparecido. Según el Oxford English Dictionary, 'ur' revela " primitivo', 'original', 'el primero', dando ejemplos como ur-Shakespeare' ou 'ur-origen'. Esto empieza a coincidir con la raíz del uso que hace Viktor de esta palabra y del siggnificado mucho más profundo que él quiere otorgarle. Si seguimos con la interpretación dada por el Oxford English Dictionary, entonces los conceptos de 'primordial', 'primerizo', 'primo', 'fundamental', 'elementario', del primer principio', surgen en mente, lo cual luego acompaña significados como: perteneciente a la primera edad del mundo, o a algo antiguo; perteneciente a o existiendo dsde los muy primeros comienzos; constituyendo el muy primer comienzo o punto de principio; de lo cual algo se deriva, desarrolla o depende; aplicado a las partes o estructuras en su fase primera o rudimentaria; lo formado primero o más temprano en el curso de un desarrollo. A esto se puede añadir el concepto de una 'condición-ur' o 'estado-ur' de potencial o potencia sumamente grande, una madurez evolucionaria latente, lo que dado el correcto impulso puede desatar todas las fuerzas creativas innatas de la Naturaleza. En el texto Inglés, por lo tanto, el prefijo 'ur' será también utilizado cada vez que lo está en el texto Alemán original y el lector tendrá en cuenta lo susdicho cuando encuentre esta expresión.

(12)

que ya ha progresado este peligro se hace obvio en una crónica del periódico Der Spiegel del 9 de Abril de 1954, según la cual por lo menos 10.000 millones de marcos Alemanes se han gastado sencillamente en las más flagrantes depredaciones causadas por la mala administración de los recursos de agua. Un período prolongado de sequía sería totalmente insuficiente para provocar situaciones caóticas en el suministro de agua potable y de usos generales. Los ríos Alemanes ya están tan polutos que un promedio de 400.000 embriones parásitos por milímetro cúbico hacen imposible cualquier uso de agua de río incluso filtrada.

Es un secreto a voces que los cientistas relacionados con la hidrología están sin recursos y perplejos frente a estas catástrofes, porque, sino, estas desgracias nunca hubiesen sucedido. Las consecuencias de su incompetencia son incalculables y se volverán así como mínimo si los métodos actuales de reticulado, almacenamiento y regulación del agua no se cambian radicalmente. Métodos naturales de conservación y tratamiento del agua deberán introducirse mediante una ley que establezca uniformemente las regulaciones con aplicación universal. Sin embargo, se carece de experiencia e instrucciones de uso en este campo debido a la aceptación incuestionable de métodos utilizados durante miles de años. Ha llegado pues el gran momento de que estos errores estén exhaustivamente definidos.

¿Qué entender bajo el concepto de movimiento tecno-académico? Está diametralmente opuesto al que la sabia Naturaleza utiliza para mover y ur-procrear agua, dándole toda posibilidad de reproducirse, regenerarse y evolucionar cualitativamente. Sin embargo, esta forma natural de movimiento asegura no sólo el incremento y la conservación de este bien vital, sino que también la mejora cualitativa de formas cada vez más diversas de desarrollo así como de vida.

Esta forma natural de movimiento se llamará aquí movimiento

planetario porque todos los planetas, incluida la Tierra, se mueven de este

modo. Además, las diversas clases de sangre, savia y jugos también obedecen a este tipo de movimiento para mantener y mejorar constantemente las fuerzas progresivas de reproducción y evolución superior.

Sin embargo, cuando se introdujo el movimiento tecno-académico, las oportunidades vitales mencionadas se fueron inhibiendo a medida que la tecnología extendía la aplicación de la forma invertida de movimiento. En vista de esto, es también necesario definir más precisamente el término 'técnico' o 'movimiento técnico-académico' . 'Técnico procede de la

(13)

antigua palabra Griega technao, que significa habilidad o artífice- y, de aquí, algo no-natural, o que no se produce naturalmente y por lo tanto engañoso. En estas bases, incluso los antiguos Griegos rechazaban incondicionalmente este movimiento, porque con él, fuerzas destructivas, centrífugas y aumentadoras del calor se desencadenaban en las sustancias que tienen una carga bipolar (la tierra, el agua y el aire).

Según un conocimiento antiguo, la economía de un pueblo o nación que usa esta forma engañosa de movimiento de masa se hunde, porque concede un peso físico y espiritual. Como resultado, anteriores culturas desaparecieron de acuerdo con la ley natural porque poco a poco la forma (planetaria) original de movimiento de masa estaba sustituida por la forma tecno-académica.

Para comprender todas las ramificaciones del movimiento no-natural introducido por la ciencia ideada mecánicamente, el término 'marcha' o 'movimiento' debe también definirse en términos de manifestación natural. Según un viejo refrán, "El impulso motor erróneo puede hacer naufragar el mundo entero”. En una mezcla de elementos bipolares, cada movimiento desencadena efectos de reacción de naturaleza atómica e imperceptible. Si energías suplementarias crecen de sedimentos, minerales u oligo-elementos metálicos, o de los vestigios terrenales de primeras formas de vida, esto depende de la forma del aparato en el cual estas sustancias se mueven y de las aleaciones utilizadas en su fabricación. Como elementos de presión y tracción (succión), estas fuerzas controlan las corrientes metafísicas, metamórficas (panta rhei) ya conocidas en la antigüedad.

El movimiento tecacadémico, junto con sus aplicaciones no-naturales y aleaciones inapropiadas, provoca la emisión de rayos-X similares a emanaciones que penetran cualquier resistencia y engendran una presión y un calor en las estructuras celulares rodeantes. Tal es la auténtica causa del cáncer ya que provoca una fisión nuclear en el núcleo de la célula y transforma cada célula en un epicentro de degeneración. Sin embargo son los efectos totalmente opuestos los que tienen lugar cuando los diversos medios de la tierra, el agua y el aire, están artificialmente acelerados planetariamente y de un modo mayormente centrípeto. En este caso, la irradiación está emitida por las sustancias y actúan para fortalecer las estructuras celulares rodeantes. Aquí se activan la división celular y un incremento del número de células, lo cual lleva a la creación de nuevos núcleos que se desarrollarán. Es por lo tanto una irradiación de un tipo que es la total antítesis del que fue producido por el movimiento

(14)

tecno-académico, este último siendo sobrecargado bioeléctricamente y funcionando electrolíticamente. En cambio, el movimiento planetario conduce a una sobre carga biomagnética y tiene una propiedad contractiva (de densificación de las estructuras). Bajo forma de formaciones celulares juveniles, nuevas, propaga una tendencia refrescante y mantiene las óptimas condiciones de salud.

Gracias a estos productos de interacción de los cuales se pueden controlar el efecto y las características, la sabia Naturaleza regula la reproducción, el desarrollo ascendente y la multiplicación y ennoblecimiento de las últimas formas de vida. Sin embargo, si se usa el movimiento tecno-académico, entonces se comunica a estas formas de vida un impulso que se propaga centrifugamente. En este caso empiezan procesos de oxidación y se activan y liberan energías de descomposición. Esto engendra inflamación e hinchazones y provoca el desarrollo regresivo del cáncer. En términos generales esto explica la forma errónea de movimiento que es hoy cultivada y promovida en todas las áreas de actividad humana.

Por lo tanto, la posibilidad de que el agua, la sangre de la Tierra, se reproduzca, se regenere y se desarrolle ha sido pervertida e inhibida, y esto es también válido para cualquier crecimiento. En vez de un crecimiento, un desarrollo canceroso retrogresivo se ha establecido inevitablemente y, como proceso degenerativo, ha asumido formas cada vez más peligrosas según la cantidad de ramificaciones de estos errores y la intensidad de sus efectos. La pregunta primordial es pues:

¿Existe verdaderamente una fuerza de gravedad insuperable?

Una serie de experimentos permitieron comprender -cosa extraña para todos los tecnólogos sin duda- que una fuerza física de gravedad sólo existe en el espacio vital atmosférico e, incluso entonces, solamente hasta cierta extensión. A primera vista, parece asombroso, incluso imposible, que la fuerza de gravedad pueda ser superada casi sin esfuerzo y que la pesadez física se vuelva también inexistente, del mismo modo que un organismo sano es apenas consciente del propio peso de su cuerpo.

La demostración más instructiva y reveladora de este fenómeno es no solamente la estancia casi sin movimiento de la trucha de montaña en medio de corrientes torrenciales de agua de fuente, sino también su subida ligera a contra-corriente cuando le asusta un peligro. En la temporada de

(15)

suma facilidad puede salvar saltos de agua de varios metros de altura. Para que esto se produzca, el agua que cae ha de girar sobre su propio eje de caída por un sistema de amplias curvas en espiral. En el proceso de caída, su densidad aumenta mecánicamente, se vuelve específicamente más pesada por influencias físicas coactivas, y se acerca de su punto anómalo de +4°C ( +39,2°F).

Estos saltos de agua presentan un esquema de caída que se vuelve progresivamente más cónico hacía la base y dentro del cual se desarrolla un campo biomagnético que irradia sustancias levitadoras. Estas sustancias deberían comprenderse como fuerzas atómicas elevadoras y formadoras, que, en más grande escala, disparan fuerzas hasta ahora no-identificadas que están activas en los ciclones. En este caso, sin embargo, hacen girar el cuerpo de la trucha hacía arriba siguiendo un camino en espiral hasta alcanzar el punto de primera curva descendente del agua. La trucha entonces salta por sí-misma, entrando en la corriente de tracción ascendente encima de la cascada en la cual se mueve sin esfuerzo aguas arriba con un movimiento de bucle y de contorsión, alcanzando eventualmente la proximidad de una fuente. Acá ella pone sus huevos sin concha, que, sin ningún contacto físico están fecundados entonces por la trucha macho. Esto se produce solamente si el agua está sin- temperatura; si está en el punto anómalo de +4°C (+39,2°F) y si está carente de oxígeno y sumamente rica en etericidades 5 volátiles de ácido carbónico. Lo mismo

es válido para los arenques, los cuales se juntan tan estrechamente durante la temporada de la puesta de huevos que parece que haya más peces que agua.

Estas precondiciones de reproducción eran antaño conocidas por los pescadores íntimamente conectados con la Naturaleza. Del mismo modo, en el pasado, cada carnicero sabía que el cuerpo de una ternera matada durante la temporada fría del año pesaría más muerto que vivo, si se había colgado hábilmente de modo a evitar la congelación de la sangre. Esto sigue verdadero si el gradiente de temperatura6 adecuado está

5 Etericidades: Este término se refiere a superpoderosas entidades supranormales, casi no-dimensionales,

energéticas, bioeléctricas, biomagnéticas, catalíticas, de alta frecuencia, vibratorias, de naturaleza casi-material, casi-etérica pertenecientes a la cuarta y quinta dimensión del ser. Como tales puden ser luego caracterizadas como fructígenas, cualigenas y dinagenas, lo cual respectivamente representa estas energías sutiles cuya función es el incremento de la fructificación (fructígenos), la generación de la cualidad (cualigenos) y la ampliación de la energía inmaterial (dinagenos). Según su función o ubicación pueden ser de naturaleza masculina o femenina.. Ed.

6Gradiente de Temperatura: Esto se refiere a una variación de temperatura, cuando la temperatura se

contempla como una condición de energía. Una bajada de temperatura hacía +4°C (+39,2°F), el llamado punto anómalo del agua, es un gradiente de temperatura positivo en el cual el agua adquiere densidad, dinámica, potencial y contenido energético alcanzando su máximum a +4°C. Una variación de temperatura

(16)

indirectamente activado por medio de la pared-filtro que sella herméticamente el tórax. Entre los pulmones y la pleura, debe conservarse el vacío biológico necesario. Por este motivo, los viejos cazadores hacían el esfuerzo de colgar el ciervo convenientemente matado para conservar todo el sabor de la caza. En otro ejemplo, en ciertas condiciones de temperatura, los ahogados están atraídos hacía el fondo mientras que en otras circunstancias, se hinchan y están depositados en lugares muy particulares de las orillas. Aquí también, por lo tanto, no existe ninguna ley constante de gravedad.

La liviandad prevalece sobre la gravedad.

A continuación, numerosos ejemplos interesantes ilustran que no existe ninguna fuerza constantemente activa en el espacio-vital atmosférico. De esto, se puede deducir que no hay tampoco ninguna conservación constante de energía, ni cualquier otra norma rígida. Al contrario, solamente existe una reciprocidad rítmica que puede ser controlada mecánicamente de modo que prevalezca la levitación sobre la gravitación (peso físico). La viveza de un organismo animado tal como el agua puede ser tan intensificada que llega a brotar hacía arriba, como sucede en las fuentes de montaña o puede suavemente palpitar en vertientes empapadas. Puede pues superar su peso físico, condición necesaria para que este fenómeno sea un movimiento planetario.

Las energías de descomposición desencadenan el cáncer.

La forma centrífuga de movimiento que aumenta la presión y el calor, fue reconocida por lo que era primero cuando provocó la liberación de energías de descomposición. Es lo que sucede cuando los medios de la tierra, el agua y el aire son sobre-iluminados o recalentados, lo cual hoy día sucede virtualmente por todo el mundo. De este modo se crea la semilla de la descomposición, la cual se reproduce y se establece, y es el agente causal no investigado del cáncer. En este caso, en vez de que prevalezca normalmente una presión negativa, una presión excesiva atómica se desarrolla en cada vaso sanguíneo o de savia. Esto actúa no solamente como una resistencia al movimiento sino que además cría la

(17)

descomposición de las estructuras amorfas y explica, por ejemplo, el hinchazón tumoroso que puede claramente distinguirse en los árboles que necesitan sombra y que están sobre-expuestos a la luz o sobre-calentados de algún otro modo. Esto se conoce como crecimiento inducido por la luz, y está utilizado por la silvicultura moderna para lograr crecimientos acelerados y por consiguiente reducir el período de rotación. Sin embargo, es el auténtico cáncer del árbol.

La magnitud de esta estupidez catastrófica en la administración de los bosques sólo se apreciará cuando se haya comprendido que un árbol que ama la sombra, enfermo genéticamente (afectado de cáncer) sufre una tal pérdida de poder de crecimiento y de reproducción que las semillas producidas por la generación inmediatamente siguiente ya son estériles. En vez de ser un productor de agua, el árbol se vuelve consumidor de agua, volviéndose así un auténtico parásito forestal que extrae los últimos residuos de agua de la tierra.

Gracias a una entremezcla de sustancias difusas, el árbol que necesita sombra se vuelve un dador de agua (sangre). Como resultado, cuanta más agua produce, más frondoso crece un bosque mixto sano. Incluso el botánico moderno es culpable de razonar erróneamente cuando asume que la planta absorbe sustancias disueltas junto con el agua del suelo. Los ingenieros hidroeléctricos e hidráulicos sufren de similar lógica equivocada y deben ser reciclados lo antes posible si los bosques, campos, tierras de pastos y las aguas restantes han de ser salvadas del desastre por la introducción de leyes adecuadas de bioecología y medio-ambiente.

Si un organismo dado está expuesto a fuertes influencias de calor o si éstas son aumentadas o engendradas por un movimiento centrífugo que aumenta la presión, es totalmente inmaterial. En ambos casos, crecen fuerzas atómicas poderosas, casi-materiales, sobre todo de naturaleza bioeléctrica. Éstas obstruyen la circulación original del agua, de la sangre, de la savia, y su acción destructora aumenta a medida que aumenta la velocidad del movimiento. De hecho hoy día, no se ha dejado piedra sin tocar en la tentativa de intensificar el sistema antinatural de activar entidades bipolares. Con el paso del tiempo, la auto-destrucción mencionada al principio se ha vuelto una traición a la humanidad, de la cual caerá víctima todo el mundo civilizado sin saberlo.

Cualquier recuperación impuesta bajo la égide de la tecnología centrífuga contemporánea, según la ley natural desembocará inevitablemente sobre la última y tercera Guerra Mundial que se hará seguramente con bombas atómicas. Esto acabaría con la radical

(18)

exterminación de la humanidad que no haya caído aún víctima de este fruto de la tecnología, la calamidad del cáncer que está tomando proporciones cada vez más gigantes. La ciencia contemporánea, cuyo nivel de tecnología está una octava demasiado baja, debe asumirse como auténtico fundamento de esta evolución. Si no lo hace de pleno grado, entonces un plebiscito la obligará a cambiar su óptica.

Efecto en la órbita Terrestre del peso de las cosas en desarrollo.

¿Porqué la Tierra sigue flotando en el espacio a pesar del constante aumento de peso de las cosas que crecen? En principio, esta pregunta es fácil de contestar. Flota porque está en su órbita, gira y circula alrededor de su eje longitudinal, biomagnético, su eje ideal! En el curso de este particular movimiento, ur-procrea lo que Gœthe llamaba La Mujer Eterna o la Todo-Levantadora, designada aquí sencillamente como cualígeno. Ella otorga a todas las formas de crecimiento la capacidad natural de reproducirse y establecerse en un plano superior de evolución. Con un movimiento centrífugo, antinatural, irreal y excesivamente unilateral, esta capacidad ha sido perturbada en tal grado que nos enfrentamos actualmente con un derrumbamiento económico y el declive de los últimos vestigios de cultura.

Los físicos contemporáneos sólo se interesan por el cambio respectivo en el estado y no prestan atención al cambio material. Inversamente, los químicos sólo se interesan en este último. Los físicos nucleares aplicaron el movimiento tecno-académico a la producción de concentrados de estos productos de emulsión que destruyen todo categóricamente. Por lo tanto, cada persona inteligente debe conceder que esta ciencia académica desinformada, que promueve la forma invertida de movimiento y la enseña en todas las escuelas y universidades, se volverá cada vez más peligrosa para la humanidad cuanto más alcance sus supuestos éxitos en cinética.

Visto el hecho que no hay fuerza de gravedad por encima del espacio vital atmosférico, la fuerza de gravedad debe ser variable. Las patentes aplicadas en veintiséis países demuestran que con la ayuda del movimiento planetario es posible vencer el peso físico con poco esfuerzo o coste. Esto se hace imitando lo que hace la Naturaleza desde millones de años. La fuerza biomagnética de atracción (contracción) se intensifica

(19)

progresivamente por una rápida sucesión de procesos de purificación y refinamiento.

Entonces, todos los conceptos contemporáneos de realidad y todas las visiones del mundo deberán cambiar fundamentalmente. No es la Tierra la que atrae una masa dada, sino que es la misma Tierra que se mantiene en un estado lábil de equilibrio por medio de las fuerzas de levitación que se intensifican con un incremento de altitud. De aquí que sólo es el aumento cuantitativo del peso de las cosas en desarrollo lo que impide que la Tierra esté proyectada en el cielo y pulverizada en átomos.

Tenemos un ejemplo de esto en los peces encontrados en el fondo del océano. Éstos están provistos de estructuras esqueléticas sumamente delicadas que se rompen inmediatamente si se atraen hacía arriba en zonas donde el agua está bajo una presión atmosférica excesiva. Esta zona en las aguas de superficie del océano es el cinturón-filtro para la difusión de la irradiación solar incidente, dañina para el crecimiento y desarrollo que han de operarse más abajo. En el bosque, esta irradiación está absorbida por las hojas y las agujas de pino en la copa del árbol. Para un desarrollo sano, sólo las eterecidades filtradas de irradiación, que son reforzantes y refrescantes, deberían alcanzar el interior del árbol. Todas las plantas, animales y seres humanos están provistos de vasos de difusión que les permiten aclimatarse a temperaturas ambientales fluctuantes e influencias radiantes. Éstos se contraen o dilatan y no son estructuras rígidas, sino órganos controlados por la temperatura.

Pero ¿qué hay de la levitación? ¿Cómo se forman las fuerzas de levitación y dónde? El término levitación viene de la palabra Griega levit y significa una fuerza formadora de succión, de proyección ascendente, en la cual una energía atómica (metafísica) es activa, cuyo sentido de propagación es mayormente vertical. Si se introduce en un tubo al vacío con forma de haz, produce un resplandor azul-verde. Se parece a los rayos ódicos descubiertos por el Baron von Reisenbach.7 Cada fuerza, que

estimule o suprima la vida de cualquier forma de crecimiento o forma de vida más altamente evolucionada, se abre y nace de la forma-ur de vida, el huevo. Como norma, las semillas y estructuras celulares tienen un aspecto en forma de huevo. Es el tipo de excitación o de movimiento que

7 Od era una fuerza hipotética que, según el Baron von Reichenbach (1788-1869), invadía toda la

Naturaleza, manifestándose en la personas de temperamento sentitivo (fluyendo de la yema de los dedos) y especialmente revelada en los imanes, cristales, calor, luz y acción química; se dice que explica el fenómeno de mesmerismo y del magnetismo animal. Constituye el segundo elemento en los derivados químicos como biod; el od de la vida animal; chymod - el od químico, crystallod -el od de la cristalización; elod -od eléctrico; heliod -el od del Sol; magnetod -el od magnético; pantod -el od en general; selenod o artemod - el od lunar; thermod -el od de calor (Oxford English Dictionnary)- Ed.

(20)

determina si se desarrollará una nueva forma altamente potente de vida o eventualmente un huevo podrido. La temperatura también juega un papel aquí, implicando frecuentemente diferencias de un simple 0,1°C (0,18°F), o en el caso de un huevo de pollo, del orden de 0,2°C (0,36°F). Cualquier exceso de temperatura o de enfriamiento de la sangre o de la savia imposibilita que la vida se renueva en una entidad más joven pero evolucionalmente más vieja.

Entonces, es bien evidente que un joven árbol que requiere sombra no tiene ninguna esperanza de vida si está repentinamente puesto al descubierto. Del mismo modo, el agua se degenera inevitablemente cuando está sobre-iluminada o colocada en un movimiento calorífico o que aumenta la presión. En cual caso, los mismos síntomas de decaimiento aparecerán como en el contenido sobre-calentado de los huevos.

Por el movimiento de masa planetario, que reduce la presión y disipa el calor, el estado anómalo deseado puede alcanzarse y mantenerse a un nivel casi constante regulando el ritmo de rotación de succión de los tubos-caracol8. El particular estado de excitación que emana del tipo

formador de movimiento puede pues conseguirse y mantenerse, lo cual reaprovisiona el suministro de cualígenos mencionados al principio. Los rayos emitidos por este montaje específicamente densificado de elementos fundamentales vencen entonces la fuerza de la gravedad.

Estamos aquí en presencia de una interacción rítmica entre las diversas fuerzas componentes, incluidas las de succión y presión. Cualquier forma asumida eventualmente por el gradiente de temperatura asociado es pues crucial en términos de crecimiento o deterioración molecular -la última siendo inducida por un gradiente de temperatura en el cual prevalece el componente de presión. Con el movimiento tecno-académico centrífuga, éste es el resultado en cada caso. Es por lo tanto bien evidente que los productos de descomposición, dañinos para el desarrollo, se multiplicarán a medida que aumente la velocidad de un tal sistema de movimiento de masa.

8 tubos-caracol: Tienen una sección transversal en forma de huevo, estrechándose conicamente hacía sus

extremidades y tienen una indentación imprimida sobre todo su largura, que provoca la giración interna del agua o del aire que entra. El estrechamiento de la sección transversal se produce armonicamente

(proporcionalmente), las bocas de salida pueden ser de cualquier tamaño y los tubos de cualquier largo. En la máquina de implosión, se montan varios tubos en un rotor cónico e irradian afuera alimentados por cualquier laguna. Por medio de la rotación del rotor, el medium dentro de los tubos (agua o aire) está sometido a una acceleración centrifuga, que provoca de inmediato su giración interna la cual lleva a su enfriamiento y densificación. Por la descarga de este trenzado de agua giratorio y condensado, poderosas fuerzas de repulsión se engendran, si el trenzado de agua está centrifugado contra las paredes externas en forma acanalada. Este movimiento de repulsión es la fuerza motora. A. Khammas, Implosion Magazine

(21)

Por otro lado, si los diversos medios se mueven planetariamente, entonces se desarrolla una presión negativa que puede ser medida con un calibrador de presión. Cuando el ritmo de rotación es demasiado alto, un enfriamiento excesivo se produce y si el valor del pH supera 8, una saponificación o concentración excesiva de aceites etéricos, tiene lugar impidiendo cualquier congelación. Si estos productos de emulsión se dispersan muy finamente y se mezclan luego con el oxígeno atmosférico difuso, entonces se expanden y harán lo mismo bajo la más leve presión de un pistón. La mezcla entonces pasa a un estado gaseoso con un incremento simultáneo de 1.800 veces su volumen, y representa una fuerza de expansión controlable derivada de un agente propulsor o producto incombustible.

En 1917, John Andrew presentó esto al Departamento de Estados Unidos de la Marina. Acusado de fraude por la comisión de investigación, puso algunas gotas de un concentrado transparente como el cristal en diez litros de agua fresca y agua de mar, y retó a los investigadores de comprobar la mezcla en una máquina de combustión interna. Hirviente de indignación, dejó entonces el laboratorio de prueba. Cuando el motor de prueba arrancó, el significado de esta fuente ideal de potencia fue totalmente evidente. Después se buscó al inventor y fue descubierto asesinado en su sala de estar. Por lo tanto, el descubrimiento que este sabio atómico, John Worrel Keely, había hecho antes de John Andrew fue perdido por segunda vez. Habiendo sido ridiculizado y despreciado toda su vida, Keely se llevó su secreto en la tumba destruyendo su máquina hidro-neumática de pulsación en vacío, antes de morir en 1898. Con este aparato, produjo varias veces un vapor frío que estaba desencadenado por una presión de 35.000 kgs./cm3 (1.262.295 lbs./pulgada3). Esta fuerza relega todos los aceites de petróleo en la oscuridad9.

Sistemas motores utilizados por todas partes actualmente producen una sobre-acidificación, llevando a la formación de productos de emulsión

9 En la Secret Doctrin de H.P. Blavatsky, p.555, se hace referencia a la "potencia recientemente

descubierta que el inventor (Keely) nombró "Fuerza Inter-Etérica o Fuerzas", ' y en la pag. 556, se sigue: 'Mr. Keely, en la explicación del funcionamiento de su aparato, dice: "En la concepción de cualquier máquina hasta ahora construida, el medio para inducir un centro neutro nunca ha sido descubierto. Si lo fuera, las dificultades de los buscadores del movimiento perpetuo hubiesen terminado y este problema se hubiese vuelto un hecho establecido y operante. Necesitaría unicamente el impulso inicial de algunas libras sobre este aparato para hacerlo funcionar durante siglos. En el concepto de mi máquina vibratoria, no he buscado obtener el movimiento perpetuo; sino que se forma un circuito que tiene realmente un centro neutral, el cual está en condición de ser vivificado por mi eter vibratorio y, mientras está bajo la acción de dicha sustancia, es realmente una máquina que es virtualmente independiente

(independientemente activa) de la masa (del globo), y es la maravillosa velocidad del circuito vibratorio que la hace tal. Aún, con toda su perfección, necesita ser alimentado con el eter vibratorio para ser un motor independiente". Ed.

(22)

que funcionan exactamente de la manera opuesta. Concentrados grasos se juntan con el oxígeno a temperaturas superiores a +40°C (+104 F). Una presión extrema o una chispa de fuego provocará entonces una combustión. Este concentrado de materia grasa se utiliza como combustible para producir las explosiones incalculablemente dañinas que suceden normalmente en la maquinaria de gasolina y diesel.

Desde algún tiempo los círculos medícales saben que los órganos corporales y sus secreciones vehiculan cargas contrarias a las creadas en el proceso sobredicho. Esta carga opuesta conduce a oscilaciones que crean diferencias de potencial, lo cual lleva a la creación de energías cinéticas desconocidas. Es posible iniciar diversas clases de movimiento por interacciones bipolares. En cambio, energías cinéticas diferentes pueden también disparar pulsaciones en las cuales la fuerza osmótica insuccional es más alta que la contra-fuerza de la presión. Esto engendra una evolución molecular y un aumento de la acción de los vasos de savia y de sangre carentes de cualígenos y por lo tanto sobre-cansados.

Por otro lado, si se emplean la presión tecno-académica y el movimiento de masa que intensifica el calor, entonces se crea la interacción exactamente contraria entre las sustancias cargadas. La fuerza insuccional está debilitada y la fuerza de presión atómica aumenta, lo cual lleva a la formación de depósitos escleróticos en las paredes de los vasos sanguíneos (y de savia), lo cual endurece y densifica los afectados. Esto es acumulativo, resultando finalmente en un ataque o una crisis de apoplejía debido a la ruptura de las paredes de los vasos incrustados. Un endurecemiento similar sucede también cuando el trigo maduro está aplanado por un aguacero y que los tallos empapados están irradiados por el Sol inmediatamente después. Se produce entonces una muy fuerte oxidación en los tallos de trigo, que conduce a la formación de estructuras cristalinas. Como resultado ya no pueden erguirse otra vez y empiezan a descomponerse. La salud o la enfermedad dependen del tipo correcto de interacción entre las etericidades bipolares implicadas.

En otras palabras, esto significa que la sobre-vivencia o la muerte depende de la regulación de las interacciones electromagnéticas. Por este motivo, la sangre de la Tierra -el agua- se deteriorará también y morirá si está sobre-iluminada, sobre-calentada y movida de un modo esencialmente centrífugo e intensificador de presión. Esto sucede en cada acueducto regulado y depósito artificial. El agua entonces pierde su facultad de

(23)

transporte y su fuerza de tracción10, se cansa y se vuelve indolente para

hundirse otra vez en el suelo. Además, si está propulsada por turbinas de agua de alta velocidad, presiones excesivamente fuertes se desarrollan cuyas pulsaciones rápidas, internas, inductores de presión, borran el alma del agua subterránea. Por primera vez, se explica el porqué el hundimiento actual de la capa de agua es aparentemente tan irrefrenable. Las fuentes profundas, sumergidas en un lago, también estarán bloqueadas si se extrae demasiada agua a una profundidad excesiva, desplazando así la capa de agua de +4°C (+39,2°F) en la cual normalmente los residuos se mantienen en suspensión. Esto debilita la acción filtradora de la capa de agua que se halla inmediatamente encima.

Distinción entre una emulsión natural y una emulsión creada por ultrasonidos.

¿Cómo puede un producto de emulsión resultando de una mezcla creada por ultrasonidos distinguirse de una emulsión natural en la cual un concentrado graso se une al oxígeno que se ha vuelto inactivo? Los vibradores que se usan normalmente pueden producir una emulsión o mezcla de agua con aproximadamente 600.000 moléculas de grasa dispersadas sumamente finamente. Sin embargo, una emulsión natural o fusión de estas antítesis no es posible en estas condiciones. Las ramas torcidas de un árbol-madre dan un ejemplo "naturalesco"11 del modo en

que las auténticas emulsiones pueden efectuarse. Con sus hojas tremolantes y ramas ondulantes, el árbol-madre difunde su oxígeno y hace que esta materia ahora altamente nutritiva sea disponible para los jóvenes retoños de debajo, que lo pueden absorber únicamente en este estado. También se

10 Fuerza de tracción: Esto se refiere a la fuerza descrita hidraulicamente como 'fuerza de separación' - la

fuerza que actúa para 'separar' o rastrear y desplazar sedimentos. En Alemán el término para fuerza de separación es 'Schubkraft" lo cual significa 'empujar', 'impeler' o 'cortar' pero Viktor Schauberger utiliza la palabra 'Schelppkraft'. El verbo 'schelppen' significa rastrear, tirar o estirar. La elección de Viktor Schauberger de 'Schleppkraft' aquí es muy específica, porque en su óptica, el movimiento del sedimento es debido a la acción de succión de la corriente rápida, el flujo bajante de agua fría densa en vez del impacto mecánico del agua procedente de la corriente hacía arriba. Debido a este cambio sutil de enfásis, en vez del término hidraulicamente correcto de 'fuerza de separación', utilizaremos el término 'fuerza de tracción'. Esta dinámica es similar al efecto del viento en los tejados, donde un tejado está limpiado no por una fuerza que viene del lado expuesto al viento, sino más bien por el efecto de succión de los vórtices creados en la vertiente protegida del viento. -Ed.

11 Naturalesco: Como adjetivo o adverbio, en el Oxford English Dictionnary, esto se define como "que

tiene las características de la Naturaleza, o objetos naturales.' y 'Imitación o aderencia a la naturaleza'. Su empleo, aquí y por todas partes es para diferenciar entre los procesos y objetos que suceden naturaalmente y procesos u objetos similares que se obtienen tecnicamente de modo a estar en armonía con las propias funciones de la Naturaleza. Ed.

(24)

crea este producto de emulsión de grado superior cuando una trucha chupa el agua que contiene sustancias elementales de alta calidad. Emulsificando estas sustancias elementales con ayuda de su sistema de agallas, las utiliza para mantener la vida. Los residuos desechados de esta mezcla de materia difundida viajan corriente hacía arriba contra el agua corriente, y como energías de succión verticales mantienen la posición lábil de los peces en lo que es el eje longitudinal biomagnético del río. El pez sofocará de inmediato cuando esté aún en el anzuelo si se le deja bajar la corriente descendiente a la misma velocidad que la corriente.

Lo mismo sucede si un árbol joven que ama la sombra (abeto, roble, etc.) está repentinamente expuesto a la luz directa. Pulsaciones inductoras de presión demasiado fuerte en la savia provocan otro caso de sofocación aquí también, porque el joven árbol sólo puede absorber etericidades filtradas por la difusión. Esto explica la proliferación de ramas protectoras en el tronco expuesto a la luz de un árbol que necesita sombra, el cual sólo puede empezar a crecer sano cuando su sistema radical y la parte inferior del tronco estén otra vez a la sombra. La descomposición de la médula se debe al efecto de irradiación solar no-filtrada y se desarrolla ya en los árboles que tienen la edad conveniente para tener polaridades. Los métodos de plantación modernos no aportan pues a los jóvenes árboles las precondiciones necesarias para prosperar y desarrollarse genéticamente sanos.

Estos bosques de joven plantación nunca han desarrollado plenamente y ni siquiera adaptan mecanismos de filtración. Cogen sustancias parcialmente disueltas con el agua y se vuelven consumidores de

agua. Provisto de glándulas-filtro que funcionan perfectamente, un árbol

joven naturalmente sano sólo absorberá nutritivos de alta calidad ya en un estado etérico, y de este modo se vuelve productor de agua. En este caso, el agua subterránea debajo del bosque aumenta con el desarrollo de los jóvenes. El agua subterránea se vuelve un acumulador de energías de levitación que la mantienen en un estado lábil de equilibrio en la zona de las raíces. Excedentes de estas energías de levitación dan al árbol joven un alimento eterealizado de alto grado. Esto revela claramente las malas prácticas de la silvicultura moderna la cual alteró los métodos naturales de mantenimiento como la replantación, la conservación y el corte, y que sobre todo introdujo un clareado excesivo. Luego comentaremos esto con otros ejemplos.

(25)

La creación de productos de emulsión de calidad superior.

La creación de productos de calidad superior de emulsión depende de la manera en que todas las formas de crecimiento están movidas, estimuladas y mezcladas. Cuando un aparato de remover o de estimular (un arado de acero, una turbina de presión con una aleación impropia, un propulsor de alta velocidad o una bomba a presión) actúan de una manera en que domina la centrifugencia12, entonces se desarrollan fuerzas

electrolíticas de descomposición. Éstas quedan inafectadas por la resistencia e irradian en todas direcciones, descomponiendo el agua subterránea circundante y por consiguiente las células del cuerpo también. Es el mismo proceso que tiene lugar cuando una corriente eléctrica está conducida por los medios de la tierra, del aire o del agua.

Bajo condiciones naturales y sanas (normales), el vehículo y acumulador -el hidrógeno- está tan saturado de etericidades producidas por procesos naturales de difusión que el agua de fuente que está canalizada en superficie, o incluso las nubes, no pueden helar, incluso por temperaturas sumamente bajas de - 50°C (-58°F). Sin embargo, si un avión propulsado por chorro o conducido por propulsor vuela cerca de una nube, bien por encima, bien por debajo de la velocidad del sonido, entonces unas ondas de impacto se provocan instantáneamente provocando una fuerte helada. Esto es la consecuencia biológica de la ruptura repentina de una nube acumuladora. Por este motivo, es también necesario diferenciar claramente entre procesos de evaporación y vaporización. Esto explica, por ejemplo, porqué rupturas de aire se producen frecuentemente en grandes zonas forestales y ríos o lagos de alta calidad sobre los cuales deben encontrarse

dinágenos mayormente cargados negativamente. Esta descarga repentina

provoca estas catástrofes, porque en estos ejemplos y como en el agua centrifugada, la capacidad de transporte y de fuerza de tracción disminuye muy rápidamente a medida que la velocidad del avión aumenta.

Todos los métodos actuales de fertilización que utilizan reservas no-fermentadas de materias fecales y estiércol líquido son también interesadas por este capítulo. Si estas materias brutas se colocan en una pila formada de manera adecuada (ver Dib. 10 y 12), y se gira alternamente en una circulación vortical dando vueltas en un sentido y en otro con ayuda de unos tubos-caracol de succión hechos de una aleación y forma naturalescas (propulsores invertidos), entonces se constituye en pocos días un producto

12 El término centrifugencia se refiere a cualquier fenómeno centrifugo: su opuesto, la "centripentencia"

(26)

de emulsión sin olor, transparente como el cristal. Éste está así tan hipersaturado de sustancias levitativas y formadoras de alto nivel que busca una natural interacción con las etericidades atmosféricas de potencia contraria. Éstas ordenan un crecimiento de calidad superior, que no es otro que el producto solidificado de las etericidades fructigénicas transcendentes. Los cosechas legendarias de los antiguos Griegos pueden relacionarse con estos métodos naturales de fertilización. Evitan también técnicas tecno-académicas de cultivo y fertilización de la tierra, evitando así fenómenos de descomposición, la aparición de pestes parasitarias y una pérdida parcial de poder reproductivo. Esto es lo responsable de la pérdida lenta e incesante de la producción actual que solamente puede mantenerse con el abandono de fertilizantes artificiales, sustancias que facilitan también el crecimiento de entidades destructivas.

Sustancias fertilizantes de alta calidad solamente pueden formarse estando bajo procesos fríos de fermentación ( cf. biodinámica -Ed.) En cilleros de fermentación adecuadamente diseñados y construidos, estos procesos tienen lugar lentamente y producen vinos de alta calidad. Estos productos de alto grado de emulsión se deterioran inmediatamente como se demostró por el estallido aparentemente espontáneo de botellas de vino si el cillero está sobre-iluminado y sobre-calentado durante la fermentación. Con tubos-caracol de succión de una aleación y construcción naturales, el proceso sobredicho de fermentación fría puede hacerse en cuestión de pocas semanas. Estos productos de emulsión se vuelven de un valor cada vez más alto y más rico en cualígenos, a medida que aumenta la velocidad rotacional de los tubos-caracol. Sin embargo, sucede exactamente lo contrario, si la misma mezcla de materias brutas está centrifugada con un propulsor de acero. Entonces los efectos de sistemas anti-naturales de movimiento de masa se hacen totalmente evidentes.

Condiciones bajo las cuales los huevos, las semillas y las células pueden engendrar.

Cualquier vida brota de formas como los huevos, las semillas y células porque tienen unos filtros de difusión microfinos y así pueden respirar. Pero ¿qué debemos entender por respirar? No es nada más que la fertilización de etericidades fructigénicas que han penetrado en los vasos sanguíneos y de savia por el filtro intestinal. Éstas se forman en la Tierra y son pues eminentemente cargadas negativamente. Bajo precondiciones

(27)

naturalescas, el producto de esta mezcla de materia difusa es el

biomagnetismo, que entonces interactúa con las etericidades cósmicas. El

producto de esta mezcla aún más exaltada de esencias difusas es sencillamente la vida misma.

Es por este motivo que todos los biólogos deberían estar perfectamente al corriente de estos aparatos de difusión o filtros de materia fina. Están presentes en todas las conchas de huevos o envoltorios de semillas y permiten la formación de la fertilización-ur de concentrados de polaridad contraria de dinágenos, permitiendo entonces el desarrollo de los embriones. La función primera de las agallas, pulmones y todos los protoplasmas de cualquier género, por lo tanto, es la de despertar la vida. Nadie puede decir que este proceso primordial de fertilización haya jamás recibido la atención que se merece. Al revés, fue el caso inverso! Por una sobre-iluminación, sobre-calentamiento y en un particular movimiento centrífugo de masa que aumenta la presión y el calor, los primeros principios de vida están muy perturbados o incluso destruidos en su fase más fundamental. La exactitud de esta verdad se verá demostrada en el siguiente ejemplo ilustrativo.

Los peces ponen huevos sin conchas. Así se ven unidos al mundo del agua durante toda su vida porque es solamente a través de esta membrana-filtro fina y vulnerable que pueden extraer las etericidades del agua que, en un grado más o menos grande está sobre-saturada de productos de emulsión. Ciertas especies de tritones no vuelven al agua para poner sus huevos. Se arrastran hasta agujeros húmedos y mojados, se ponen sobre sus huevos, los rocían de orina y los cubren con una secreción especial que está secretada por la membrana de su estómago. Al crear unos sistemas de filtro algo más espesos, se liberan del agua. Anfibios ligeramente más desarrollados tienen la costumbre de envolver sus huevos con una piel incluso más espesa. Las primeras pieles (filtros) eran tan finas como el papel y luego estuvieron protegidas con calcio y se volvieron tan duras como la porcelana. Desde entonces existe el huevo sellado, aislado del aire, que es el producto de un esfuerzo operado durante millones de años para poder vivir y desplazarse libremente en el reino de la atmósfera.

¿Cómo puede un pájaro hacerse temporalmente independiente del suelo?

(28)

¿Cómo se las arregla para vencer su propio peso y dominar el vuelo sin ningún esfuerzo físico impropio? Un pájaro pone sus huevos en conchas duras en las cuales está incorporado el aparato respiratorio del embrión. Mientras pueda respirar naturalmente, el embrión se desarrolla a partir de los concentrados de proteínas fertilizadas. Un pájaro adulto está provisto de bolsas situadas en los cañones de las plumas de sus alas que son similares a unos huevos sin concha. El pez-pulmón de Austria y de América del Sur tiene vesículas de aire similares, llamadas vesículas de natación. Durante la temporada de las lluvias, viven en aguas poco profundas y respiran con sus agallas. En verano, hacen una especie de siesta, y en este período intermedio, viven en agujeros del fango secado, que los envuelve como un caparazón. La respiración tiene lugar por la vesícula de natación, que entonces funciona como un pulmón. Durante este período la temperatura corporal cae, como sucede en cualquier hibernación, porque un vacío se forma como resultado de la temperatura interna descendiente. Es un vacío biológico, que facilita la succión de sustancias respiratorias de alta calidad (fertilizantes) manteniendo la criatura en vida. Estas sustancias atraídas son emulsificadas por concentrados acumulados de grasa, que el animal almacena como ración energética durante la temporada de alimentación en preparación de su futuro ayuno.

Es precisamente lo contrario lo que se produce en los pájaros, porque respiran por sus pulmones mientras descansan. Cuando vuelan, respiran por el movimiento planetario oscilatorio de sus vesículas de aire que se vuelven entonces acumuladores de dinágenos. Estas vesículas de aire se hinchan durante el vuelo y adoptan una forma bien redonda como lo hacen en los peces cuando sus propietarios desean levitar. Sin embargo, estas vesículas no están llenas de aire sino de un gas parecido al helio, que el pájaro produce como fuerza levitacional suplementaria por la mezcla de etericidades difusas y de esta manera el cuerpo está provisto de su alma.

Un famoso anatomista declaró un día: 'Abrí los cuerpos de

centenares de criaturas, tanto vivas como muertas, pero en ninguna parte y nunca pude encontrar el alma'. Derivada de la palabra Griega selen

(Selena -la Diosa atractiva de la Luna) , esta alma es un concentrado-energético biomagnético. No sólo explica el vuelo del pájaro, sino el hasta ahora inexplicable fenómeno de los pájaros migratorios que tienen células anímicas particularmente bien desarrolladas. Con ayuda de estos protoplasmas vibrantes, pueden alcanzar su lejano destino casi sin esfuerzo y sin comida. Los pájaros migratorios también logran esto gracias a

(29)

potenciales opuestos que liberan un gradiente de temperatura adecuado. Por lo tanto, en un sentido, están controlados a distancia.

Esta sustancia casi no-espacial, o casi-inmaterial, de levitación y propulsión puede también ser producida mecánicamente y virtualmente sin gasto, en aparatos enrollados en espiral, hechos con una aleación y construcción adecuadas, similares a los vasos de la savia o de la sangre. Todos los sistemas contemporáneos de propulsión para barcos y aviones serán pronto objetos de museo porque esto resuelve el problema del vencimiento de la gravedad por medios naturales. La actual forma de la tecnología de hoy y sus métodos serán felizmente sustituidos, porque con su uso prolongado la gente sólo volverá más estúpidas, más blandas y carentes de cualígenos las sustancias de sus cuerpos y sus alimentos. Esto engendrará una impotencia prematura y una incapacidad de reproducción.

Pero volvamos una vez más al comentario sobre los pájaros. En principio sus medios de vuelo son los mismos, pero los pájaros migratorios pueden distinguirse de especies no-migratorias por el modo en que laten sus alas y por el arreglo de las puntas de sus alas. El ejemplo que más caracteriza los factores gobernando el vuelo de largo trecho es el conjunto de las alas y de las plumas de vuelo del albatros, que, en cierto sentido, nada por el océano del aire. Las puntas de sus alas se extienden hacía delante de modo a coger las masas de aire que vienen. Con un barrido amplio y profundo de las alas, el albatros hace girar dichas masas de aire que dan vueltas sobre sí-mismas y sobre sus ejes longitudinales. El rey de los aires, el Águila Dorada presenta un funcionamiento de ala fundamentalmente diferente. Da vueltas hacía arriba a grandes alturas para inspeccionar el amplio alcance de su territorio de caza a medida que va flotando casi sin moverse en el aire. El águila dorada no es realmente un pájaro de presa, sino mejor un inspector sanitario de las altas montañas. Su deber es elegir los animales salvajes enfermos o descapacitados en provecho del progreso sano y natural de la generación naciente.

Pero ¿cómo es posible que el cuerpo pesado de este pájaro flote en círculos decrecientes en la alta atmósfera rarefacta, desafiando las leyes de la gravedad y sin ningún golpe notable de alas? Es porque la sabia Naturaleza le ha provisto de protoplasmas especialmente formados que se sitúan en los cañones de las plumas de vuelo. Son acumuladores que almacenan energías levitativas suplementarias. Sin embargo, funcionan sustancialmente diferentemente de los globos llenos de un gas más ligero que el aire, que son famosos por explotar cuando alcanzan altitudes superiores más rarefactas. En principio el águila ur-procrea concentrados

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :