CIRUGÍA COLORRECTAL. Tratamiento quirúrgico de pólipos y cáncer

Texto completo

(1)

Tratamiento quirúrgico de

pólipos y cáncer

CIRUGÍA

(2)

La cirugía de colon

¿Por qué necesita cirugía?

Los tumores que se forman en el colon puede aumentar su riesgo de desarrollar cáncer de colon y recto (también llamado cáncer colorrectal). La cirugía para extirpar los tumores le ayudará a protegerse y a reducir el riesgo de cáncer. Si ya tiene un crecimiento canceroso, con frecuencia, la cirugía es el mejor tratamiento. En algunos casos, el cirujano puede no estar seguro de si un crecimiento es canceroso hasta después de que se lo haya extirpado. Por todas estas razones, la cirugía colorrectal puede proteger su salud y su vida.

Si se realizará la cirugía por un tumor en el colon o el recto, es

probable que tenga muchas preguntas. Este folleto puede ayudarle

a comprender mejor de qué se trata la cirugía colorrectal. También

puede ayudar a responder preguntas y resolver problemas.

A continuación, encontrará más información.

¿Qué es el colon?

El colon (también llamado intestino grueso) mide aproximadamente de 4 a 6 pies de largo. Es la última parte del tracto digestivo. Juega un papel importante en la digestión y elimina los residuos del cuerpo. El recto se encuentra en las últimas 6 pulgadas del colon.

El cáncer del colon es más probable a medida que envejece, pero puede afectar a personas de cualquier edad.

(3)

Su plan de tratamiento

Durante la cirugía colorrectal, se extirpa todo el colon o solo una parte. Esto puede sonar aterrador. Escuchar que tiene cáncer también puede ser atemorizante. Hable con su médico. Puede ayudarle a responder a sus preguntas y preocupaciones. Averigüe acerca de los beneficios y riesgos de la cirugía, y las otras opciones de tratamiento que pueda tener. Asegúrese de hacer preguntas y obtener las respuestas que necesita. Más información acerca de su estado. Sepa que tiene opinión sobre cuál es el tratamiento que recibirá. Al estar informado y participar, puede ayudar a su médico

(4)

Colon Intestino delgado Colon transverso Colon ascendente (derecha) Recto Ano Colon sigmoide Colon descendente (izquierda) Vaso sanguíneo Intestino ciego Ganglios linfáticos

Partes del colon y del recto

El revestimiento de un colon sano es liso y regular.

El colon y el recto

Revestimiento del colon

Un colon y recto sano tienen un revestimiento liso compuesto de millones de células. Estas células se reemplazan constantemente (reproducen). En un revestimiento sano, las células son regulares y se reproducen normalmente. Sin embargo, pueden ocurrir cambios que provocan que las células en el revestimiento formen tumores. Con el tiempo, estos tumores pueden tornarse cancerosos.

Los residuos de alimentos (heces) del intestino delgado ingresan en la primera sección del colon (intestino ciego). A medida que músculos fuertes mueven las heces a través del colon, se reabsorbe el agua y las heces se hacen más sólidas. Por último, las heces se almacenan en el recto y se evacúan del cuerpo a través del ano.

(5)

Estadio IV: El cáncer

se ha diseminado a otras partes del cuerpo, como el hígado o los pulmones.

Estadio II: El cáncer

se ha diseminado más profundamente en la pared, posiblemente a los tejidos cercanos.

Estadio III: El cáncer

se ha diseminado a los ganglios linfáticos circundantes, pero no a otras partes del cuerpo.

Estadio I: El cáncer se

encuentra solamente en el revestimiento y la pared del colon o el recto. Ganglio linfático Cáncer Reves-timiento del colon Pólipo Reves-timiento del colon Cáncer

Estadios del cáncer colorrectal

El estadiaje determina si el cáncer se ha diseminado y, si es así, hasta qué punto. Saber en qué estadio se encuentra le ayuda al médico a elaborar el mejor plan de tratamiento. El estadiaje se puede realizar antes o durante la cirugía. El cáncer colorrectal tiene cuatro estadios.

Pólipos

Los cambios en las células que recubren el colon o el recto pueden dar lugar a tumores llamados pólipos. Los pólipos pequeños generalmente son benignos (no cancerosos). Con el tiempo, sin embargo, los pólipos pueden tornarse cancerosos. La extracción de los pólipos pueden prevenir el cáncer. Además, algunos tipos de pólipos conocidos como pólipos adenomatosos son lesiones premalignas. Casi siempre se convierten en cáncer si no se los elimina.

Cáncer

A medida que los pólipos crecen, tienen más

probabilidades de convertirse en cancerosos. Casi todos los cánceres colorrectales comienzan de esta forma. Con el paso del tiempo, un tumor canceroso puede crecer más arraigado en el colon. Incluso puede extenderse a las glándulas llamadas ganglios linfáticos y a otras partes del cuerpo. Esto es lo que se conoce como metástasis. Cuanto antes se extirpa un tumor canceroso, mejor es la posibilidad de prevenir su propagación.

El colon también se denomina

intestino grueso o intestino largo.

(6)

Colonos-copio

La colonoscopia envía una vista del interior del colon a un monitor.

Pruebas para la detección

del cáncer

Colonoscopia

La colonoscopia es la mejor prueba con la que cuentan los médicos para encontrar pólipos y cáncer colorrectal. Se le suministran medicamentos para inducir el sueño. Después, el médico introduce suavemente un tubo largo, flexible e iluminado llamado colonoscopio en su recto. Dicho instrumento se guía lentamente para que el médico pueda ver todo el colon.

Lo que la colonoscopia puede encontrar

Pólipos: Se pueden encontrar pólipos en la

pared del colon o del recto. En la medida de lo posible, se eliminan mediante el colonoscopio y se los envía a un laboratorio para realizar pruebas. En algunos casos, una muestra de tejido (biopsia) del pólipo se toma durante la colonoscopia. Esta muestra se somete a pruebas para detectar células cancerosas. Sin embargo, la biopsia no siempre detecta el cáncer. En muchos casos, es necesaria la cirugía para extirpar el tumor y para confirmar o descartar la posibilidad de cáncer.

Cáncer: Se puede encontrar durante la

colonoscopia un tumor que es obviamente cáncer. La cirugía para extirpar se programa para un momento posterior.

Algunas pruebas se llevan a cabo para revisar el colon a fin de detectar cáncer. Puede someterse a pruebas porque tuvo síntomas tales como sangrado rectal o un cambio en los hábitos intestinales. O tal vez se ha revisado su colon como parte de un examen de rutina para detectar el cáncer. Los resultados de estas pruebas ayudan a planificar su tratamiento.

• Sangrado • Infección

• Una perforación o desgarro en el colon • Los riesgos de la anestesia

Riesgos y

complicaciones

Riesgos y posibles complicaciones de la colonoscopia incluyen:

SAMPLE

(7)

Otras pruebas de detección

Uno o más de estos exámenes se pueden hacer además de o en lugar de la colonoscopia:

Análisis de sangre oculta en las heces revisa las heces para detectar

sangre que no se ve. La sangre oculta puede ser un signo de pólipos o cáncer en el colon. Un kit se utiliza para recoger una muestra pequeña de heces que luego se someten a análisis.

El enema de bario muestra todo el colon y el recto mediante radiografías.

El colon se llena de bario líquido. Esto hace que el colon se pueda ver claramente en las radiografías. Se puede bombear aire dentro del colon para hacer que las paredes sean más fáciles de ver.

La sigmoidoscopia es muy similar a la realización de la colonoscopia,

pero solo mira la parte inferior del colon.

La colonoscopia virtual utiliza una máquina llamada escáner de

tomografía computarizada para tomar radiografías especiales de la parte inferior del abdomen. Los pólipos se pueden ver pero no se pueden eliminar ni se puede realizar una biopsia durante esta prueba.

Pruebas antes de la cirugía

Algunas pruebas dan como resultado imágenes detalladas del colon y otros órganos. Se realizan para obtener más información antes de la cirugía.

Una tomografía computarizada utiliza rayos x para crear imágenes. Una resonancia

magnética utiliza imanes muy potentes para

crear imágenes detalladas. Una tomografía

PET utiliza una sustancia levemente radioactiva

para mostrar las células cancerosas. Los resultados de estas pruebas se visualizan en la pantalla de una computadora.

El ultrasonido endoscópico utiliza una pequeña

sonda que se coloca en el recto. La sonda utiliza ondas de sonido para crear imágenes del colon y del recto en un monitor.

Recomendaciones para las pruebas de detección de cáncer colorrectal

La Sociedad Americana contra el Cáncer (American Cancer Society) recomienda pruebas de detección del cáncer colorrectal con regularidad para todos los adultos mayores de 50 años de edad. Los exámenes pueden recomendarse antes y con más frecuencia si ha tenido pólipos o cáncer colorrectal, tiene un pariente en primer grado con pólipos o cáncer, o tiene colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn.

(8)

Prepárese para la cirugía

Su médico le explicará los beneficios y los riesgos de la cirugía. También le indicará cómo prepararse. Siga esas instrucciones atentamente. Si algo es confuso o poco claro, pídale a su proveedor de atención médica que se lo explique. Por su parte, usted puede ayudar a que su cirugía tenga éxito.

Riesgos y

complicaciones

Los riesgos y posibles complicaciones de la cirugía colorrectal incluyen:

• Sangrado • Infección

• Lesiones en los órganos cercanos • Fugas o separación donde

se reconecta el colon • Coágulos sanguíneos

• Los riesgos de la anestesia

!

Planifique con anticipación

Cuanto mejor sea su preparación para el procedimiento, más fácil es probable que sea su recuperación. Asegúrese de:

•Realizarse un examen físico o pruebas según lo solicitado. Estos ayudan a asegurarse de que está lo

suficientemente sano para la cirugía.

•Deje de fumar. Fumar ralentiza la cicatrización. Si fuma, hable con su médico acerca de cómo dejar de hacerlo antes de la cirugía.

•Si trabaja, hable con el cirujano acerca de cuánto tiempo pasará hasta que pueda volver a realizar su trabajo.

•Arregle con un familiar o amigo adulto para que lo lleven a casa desde el hospital después de la cirugía.

Consulte a su médico de atención primaria para

(9)

El día de la cirugía

La cirugía se realiza en un hospital o centro quirúrgico. Al llegar al procedimiento, se le guiará en los preparativos.

•Se le preguntará su nombre y la cirugía que le van a realizar más de una vez. Esto se hace para su seguridad. Su abdomen puede estar marcado.

Le colocarán una línea intravenosa

(IV) en una de las venas del brazo

o la mano. Esta línea proporciona líquidos y medicamentos. Es posible que le den algún medicamento para ayudarle a relajarse.

•Puede que le coloquen un tubo llamado catéter en la vejiga para drenar la orina. Este tubo puede

permanecer colocado por un día o más.

•Antes de que comience la cirugía, se le

administrarán medicamentos para evitar el dolor. Usted probablemente recibirá anestesia general. Esto lo coloca en un estado similar al sueño profundo durante la cirugía.

Preparación para la cirugía

•Infórmele a su médico sobre todos los medicamentos que usted toma. Esto incluye los medicamentos de venta libre, suplementos e hierbas medicinales. También incluye la aspirina y el ibuprofeno. Es posible que deba dejar de tomar algunos de esos medicamentos (o todos) antes de la cirugía.

•Asegúrese de mencionar si toma medicamentos recetados para prevenir los coágulos sanguíneos o si toma aspirina diariamente.

•Deje de comer y beber antes de la cirugía como se le indique. Es posible que se le solicite que beba solo líquidos claros durante un período de tiempo antes de dejar de comer y beber por completo.

•Realice la preparación intestinal si se la indicaron. Esto limpia el colon de heces. Implica beber un líquido laxante, tomar pastillas, usar enemas o una combinación de estos. Si es necesario realizar preparación intestinal, se le dirá cuánto tiempo antes de la cirugía debe realizarla.

(10)

Antes Después

Durante la cirugía

El abordaje quirúrgico

La cirugía puede realizarse a través de una incisión en el abdomen. Esto se denomina cirugía abierta. La incisión puede ser de varios centímetros de largo. En algunos casos, la cirugía laparoscópica puede ser una opción. Este tipo de cirugía se realiza con instrumentos largos e iluminados a través de pequeñas incisiones en el abdomen. Si la cirugía laparoscópica es una opción, el cirujano le dará más información.

Durante la cirugía, el cirujano extirpa la parte afectada del colon o del recto. Esto se llama resección. También se puede extraer un poco de tejido normal y los ganglios linfáticos. En la mayoría de los casos, las secciones sanas del intestino se vuelven a conectar. En otros casos, se realiza un estoma temporal o permanente (consulte la página 12).

Tipos comunes de resección colorrectal

❑ Hemicolectomía derecha Se extirpa parte o todo el colon ascendente y el intestino ciego. El colon se reconecta luego al intestino delgado.

❑ Resección transversal Se extirpa parte o la totalidad de la sección central del colon. Los extremos restantes del

(11)

Antes Después

❑ Resección perineal abdominal Se extirpa parte o la totalidad del colon sigmoide, todo el recto y el ano. El colon restante se utiliza para crear un estoma.

❑ Resección anterior baja

Se extirpa el colon sigmoide y una porción del recto. Si es posible, el colon descendente se vuelve a conectar al recto. En algunos casos, se realiza un estoma temporal. ❑ Colectomía sigmoide

Se quita una parte o la totalidad del colon sigmoide. El colon descendente se vuelve a conectar con el recto.

❑ Hemicolectomía izquierda Se extirpa parte o todo el colon descendente. El colon transverso se vuelve a conectar con el recto.

Extracción de todo el colon

Colectomía total. Se quita la totalidad del colon. En la medida de lo posible,

el intestino delgado se vuelve a conectar con el recto. O se realiza un estoma.

Proctocolectomía total. Se extirpa todo el colon, junto con el recto y el ano.

Luego, se realiza un estoma.

La conexión entre los dos extremos del intestino después de

la extirpación de una sección se denomina

anastomosis.

(12)

Un estoma es una abertura en

la pared abdominal que permite la evacuación de los desechos del cuerpo. Un estoma del colon se llama colostomía. Un estoma del intestino delgado se llama ileostomía.

Estoma

Si necesita un estoma

¿Por qué se necesita un

estoma?

Un estoma se crea cuando se necesita una nueva vía para la evacuación de las heces del cuerpo. Esto puede ser debido a que se necesita que el colon y el recto estén libres de heces mientras sanan. O el recto se retiró durante la cirugía o está dañado y no se puede utilizar. Con un estoma, las heces se evacúan a través de una bolsa o aparato especial. El estoma puede ser necesario por un corto tiempo.

O puede ser permanente.

Un estoma temporal se hace cuando

los residuos deben desviarse solo por un tiempo. Después de una cirugía, el intestino se vuelve a conectar al recto y el estoma se cierra.

Un estoma permanente se crea si se

deben extirpar el recto y el ano.

La adaptación a un estoma

La idea de tener un estoma puede parecer abrumadora. Sepa que tendrá muchísimo apoyo. Antes de salir del hospital, una enfermera especializada en el tratamiento de heridas, ostomía y continencia (WOC, por sus siglas en inglés) u otro proveedor de atención médica le mostrará cómo funciona el estoma y cómo cuidarlo. Usted continuará recibiendo el apoyo en casa. Si el estoma es permanente, cuidar de él, con el tiempo, pasará a ser parte de su rutina diaria. Si tiene problemas, el equipo de atención médica está ahí para darle ayuda y consejo, y responder a sus preguntas.

Con algunas cirugías, uno de los extremos del intestino delgado se lleva a una abertura que se crea en la pared abdominal. Esta abertura, llamadaestoma, crea una nueva vía para que los residuos se evacúen del cuerpo. Si se le realiza un estoma, sus proveedores de atención médica le enseñarán cómo cuidarlo.

(13)

Recuperación después de la cirugía

Usted probablemente se recuperará en el hospital durante una semana o más. Su estado se vigilará estrechamente durante este tiempo. Su equipo de atención médica le ayudará a prepararse para ir a casa. En su casa, cuídese como se le indique. Vuelva lentamente a su rutina normal. El tiempo total de recuperación puede variar, pero a menudo tarda de 4 a 6 semanas o más.

Recuperación en el hospital

Se despertará en la sala de recuperación (también llamado unidad de recuperación postanestésica o PACU, por sus siglas en inglés). Se le administrarán analgésicos, según sea necesario. Pronto después de la cirugía, estará levantado y caminando. Esto ayuda a mejorar la circulación de la sangre y prevenir la formación de coágulos sanguíneos. También ayuda a los intestinos a volver a la normalidad. Se le darán ejercicios de respiración para mantener sus pulmones despejados. Se iniciará una dieta líquida una vez que la parte restante de su intestino comience a funcionar otra vez. Las enfermeras pueden preguntarle si está expulsando gas lo que significa

una señal de que el intestino está trabajando. Cuando el intestino se ha recuperado lo suficiente, usted comenzará a comer alimentos sólidos.

Recuperación en su casa

Cuando regrese a casa, cuídese como se le indique. En primer lugar, tome las cosas con calma. Mientras que su cuerpo se recupera, se puede cansar más fácilmente. También es probable que tengan un poco de distensión abdominal. Heces sueltas y evacuaciones intestinales más frecuentes son comunes después de la cirugía. Estas pueden mejorar con el tiempo, pero nunca desaparecen completamente. Durante su período de recuperación, consulte a su médico para programar las visitas de seguimiento según las instrucciones. Esto ayuda a garantizar que el proceso de recuperación se realice correctamente.

• Fiebre de 100.4° F (38° C) o superior

• Náuseas o vómitos durante más de 12 horas • Una de las incisiones está caliente al tacto o

aumenta su enrojecimiento, sangrado o supuración • Dolor que no desaparece o empeora

• Ausencia de evacuaciones durante 4 días o más • Heces sanguinolentas, negras o alquitranadas • Dolor o hinchazón en la pantorrilla

• Dificultad para respirar o dolor en el tórax

Cuándo debe

llamar

al médico

Llame a su médico si nota cualquiera de estos síntomas durante el proceso de recuperación:

(14)

Otros tratamientos del cáncer

Quimioterapia

La quimioterapia utiliza medicamentos para atacar las células cancerosas. Se considera una terapia sistémica porque funciona en todo el cuerpo. Es usualmente un

procedimiento quirúrgico ambulatorio. Cada tratamiento consiste en tomar medicamentos a través de una vía intravenosa o bombas de infusión (un dispositivo que libera el medicamento lentamente en el torrente sanguíneo). O, se le puede administrar en forma de pastillas. Los tratamientos se realizan en ciclos para que el cuerpo tenga tiempo de recuperarse. La quimioterapia puede tener efectos secundarios. Estos incluyen cansancio, náuseas, vómitos, pérdida de cabello, llagas en la boca y un aumento del riesgo de infección.

Radioterapia

Si usted tiene cáncer en el recto, se le puede recomendar la radioterapia. Este tratamiento utiliza rayos x de alta energía para matar las células cancerosas. Se considera una terapia localizada ya que apunta a un área específica del cuerpo. Por lo general, se realiza como un procedimiento ambulatorio. Los tratamientos se pueden realizar todos los días durante 5 a 7 semanas. Cada visita puede durar hasta una hora, aunque la radiación se administra solamente unos pocos minutos de ese tiempo. Los posibles efectos secundarios de la radiación incluyen irritación anal y de los intestinos, piel hinchada o irritada en el sitio de tratamiento, náuseas y cansancio.

Si tiene cáncer, se le pueden recomendar algunos tratamientos además de la cirugía. El objetivo de estos tratamientos es detener la propagación del cáncer o reducir las posibilidades de que se vuelva una y otra vez.

Los tratamientos contra el cáncer

El tratamiento puede incluir quimioterapia, radioterapia o ambas. Se inician normalmente 3 a 6 semanas antes o después de la cirugía de colon. En algunos casos, se hacen tanto antes como después de la cirugía. Si le recomiendan estos tratamientos, su médico puede hablar con usted acerca de sus beneficios y riesgos.

(15)

Mirando hacia el futuro

A medida que vuelve a su vida normal, manténgase en contacto con su médico. Sepa que puede vivir una vida sana y activa sin parte o todo el colon. Comer bien y hacer ejercicio puede ayudar a que su cuerpo esté en su mejor momento.

Visite a su médico

Después de la cirugía, asegúrese de cumplir con todas las citas en el consultorio y realizarse las pruebas de seguimiento. Si recibe tratamiento para el cáncer, el médico querrá verle con frecuencia por lo menos durante los primeros 2 años después del tratamiento.

Buenos hábitos para la salud del colon

Adopte medidas para mantener el colon restante sano. Como un bono

adicional, estos hábitos son también buenos para el corazón y la salud general.

Coma alimentos altos en fibra. Los estudios muestran que los alimentos

ricos en fibra reducen el riesgo de cáncer colorrectal. Elija granos enteros, frijoles, frutas y vegetales. Hable con sus proveedores de atención médica acerca de las maneras de

incorporar más fibra saludable en su dieta.

Trate de mantener un peso

saludable. El sobrepeso se ha

relacionado con un mayor riesgo de cáncer de colon. No importa cuál sea su peso, el exceso de grasa alrededor de la cintura es especialmente arriesgado. Si necesita bajar de peso, analice un plan con el médico.

Haga ejercicio de manera

periódica. Las pruebas

demuestran que una moderada actividad diaria ayuda a reducir el riesgo de cáncer de colon. Si no ha sido una persona activa antes, hable con su médico sobre un plan de ejercicio.

(16)

Su lista de verifi cación quirúrgica

Use la lista de verificación siguiente para ayudarle a saber qué hacer antes y después de la cirugía. Siga las instrucciones que le den.

Trabaje con su cirujano

Antes de la cirugía, hable con su cirujano acerca de sus opciones. Tenga en claro cuáles son los resultados que puede esperar. Además, sepa qué hacer para prepararse para la cirugía y recuperarse de ella. Estar involucrado en su cuidado le ayuda a garantizar los mejores resultados del tratamiento.

Camine tanto como pueda.

Cuide de la(s) incisión(es) como se le indique.

Evite levantar objetos pesados o hacer ejercicio vigoroso tal como le digan. Pregunte si debe evitar subir escaleras y por cuánto tiempo.

Programe y acuda a todas las visitas de control con el cirujano.

Pregunte cuándo podrá volver al trabajo, a manejar y tener relaciones sexuales.

Si tiene un estoma, realice el seguimiento con la enfermera de WOC u otro proveedor.

Hágase los análisis o exámenes que se le indiquen.

No fume.

Asegúrese de que su médico sepa sobre todos los

medicamentos que usted toma. Deje de tomar los que le indiquen.

Deje de comer y beber como le indiquen.

Si se le indicó realizar una

preparación intestinal para limpiar su colon, siga las instrucciones cuidadosamente.

Arregle con un familiar adulto o un amigo para que lo lleve y lo traiga de la cirugía.

Antes de la cirugía Después de la cirugía

COLORECTAL SURGERY

Este folleto no pretende sustituir la atención médica profesional. Solo su médico puede diagnosticar y tratar un problema médico.

©2014 The StayWell Company, LLC. www.kramesstore.com 800.333.3032

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...