: ', ' < ;óttegido Aceptado 14-IV iplíq pa. Thesehabitats differ in plant ab agc 'an4 mpositlon al itude

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Texto completo

(1)

Salta,

4.rget}.tina

..

N. Acreche,

tI.A.. Núñez

yM:V.l\lbezal" ,

. .' '.,.,i,., ".

.

".

. .

1 U.N.Sa. Facultá¡L4e Ci�nc;ias NaturiÍlés. Quej!ofAites 177 -440<tSalta, Argentina; fax 087251047; aereche@unsa.edu.ar

' \'J',��;\' ,·.t:,,�";.�j'· ,�::' (. " , Ji' '

.

:

'

,

'

,

" ' " . ," .'

R!:¡¡ibi�íJ8tIY-19�?

<¡;óttegido 24-111-1998. Aceptado 14-IV�1998.

Ab��r��t: Avian vúlnerabilitywas studie4JIl �e Ilabitats of the National ParkLosCardonet(Slllta,Argentina): Valle

Ericantadó. ValleTin

Ttn�9

�agunl/- Ct��iplÍq¡pa. Thesehabitats differ in plant abun�agc�'an4 �mpositlon! al¡itude

. and climate. Vulpel'ilbili�bfavi311 specí�

f

wasestip1llted taking into accountan inde� bui.lt !ionsideting geographic dis­

tributi!)n,ablÍ!flla!ícéll!id

llliDi(I1.CspecifÍillfY,;Jf�imes Detwt¡en a maxímal of one and a

�fii�:Of

dght. 40% of species

,: baye·thel)i,gher Vlib!.et¡¡biUty.i.¡;ileJli (¡;e�ttíct�.��graplÚc 4istribution, re�tricted habitl/-t specificity aild l()w abundance).

1 "" [ , ;::,·t�""'0':" ::

.0//

•..•....

K.;;é

.. � .. t ... :� ...

.••.. '

.•.

ro: •.

:

••.•

,.�.,.'.'

•. p .• �.( .•

:

..•

:

.; ••.

:

.•.

·

.�ti

P

Ji,s¡:¡ecies StaWS;biodiV��?,.

\/-t'. � .. n ' "", - '/'Jj!,�):'t

:���;'(

;dt,;;:,

:,�n:i;).�,:�'\�(;� :',�, " ' L,:::',tf_:�,,'_:.�', ' " , , .(, '"�O " ,;¡;. " " " " " , .1 ' ""f.',-," - i1, ' " ;: '>(':K_·"., " '_"'.J .. J�''' ' ' j ,{' ir .. ;; ':-'.�.' .. : ;; ... ,.'.'¡.' •• " >",_;.'."�' );-•••..• ' •.. ,'¡'.),.,., •. �;«: .. ji',: .... ¡: •. ; .• , ... ', .• ... ,,<,;, �""-J-',' '?::";-\::<'::¡,J."r" .,.,:4,·::l/::�,t{."·��, " :," 11'4;' �"'é:i""�;'¡Y' .' �_ o' " ' "M ' ,w

;i{�:���f/f',-

,�., ;.,," �" ,', '-' . , c' " ,'::\> '.' " ' ; ' > . ':

,

' , • " , " -,. "

¡;b,.':f����'�:Jt4�.·;�¡¡¡:���,i!.

",' ·etál$erite'8é)evaJ�llfitnMa·feUiólóÍl.:

:!.�te�:� ••.•

,

dbii�iitS:etl�felsonfle6:d�:;.a.·tJihtln�datf'á;ijit¡·ae·

·f<4.::nn.·!!,

.. n .•.

ilj':l�n;.·,;,;¡ar.·.!

.•

�;.,·.',aan.·:l,·e:'�,'c'·

O ;,·"::;,:

.•

'"

".. h�.;.·.�.·.;:' ..•.

Ol.·.!::o,

.•.

·Jí

..

,d.:¡·so.�.;.·

.•...

·.·.

, · .. ' , .. · .

.

s

•..

·!1r<.�.,.':.:ac'.'n .••.

d

..• to.l.·.'

:,

lü.',.�i.���f: .

¡ ' ..•. "' . . . ' . "

it

Q�:

4��

s

�é

d

i

s:

t

1

ii.

�,ti

álih

e

iir

e-' .. - �" ..

. ' L1� 1¡ .

. t�V�fsfend�elit��li;'

'

Wversi,fíld'gellétic¡a'

· .derá:dos

par

R�6in6witz'"

et'

af.(1986

.

. '·Íiu,,':';

el

patálfletrd'i:¡u�Jnd'

."

... esé�$úrlta.,¡.,a:!..

cló'n,geógt"áfiGa',,�p��,fi�i(Utd'deC:líálfr f'Y ··ta�··· .

, hetét()geneidadíi1ltbi�ntaIi:eii;1;ehttiQna:lip.ctP! .

Iíláíib¡l'ócá1ideláS,p�bl�cióÍlesi

'. mento

de l�

vári�ilid�d,g�péUta�'é�oU'¿:r��Pe,e:i4;

' .

·Eri�species(i�4ÍllRliadis.@bpcióil,

'l

s ries�'

. ' .. Waténerren

cueptW,a

(

fijar las

Politi�áS'��pn�

gostle.ex:tip��ñtt)rl��lNe¡il'no

ponen:éIí

pe-servapióm,��u,/),:'

"

>,e !

ligr��J1t�peci�N�ibie'hpbdñaD·Ócasipnar

EIV'efe'�1):,i�;caraPf,erl'sticasart;Qie��les'�,¡:,·,!

una:( :

.

.

'

;

,:�n

;hi¡:ibi'odi�ersidad: Mauer .&t .. trem�

detelminaJfPl'átt�.is adaptati:Vai'tí\Í�!!�es�� !Hey.��';: 9jti:s

' "

en"'hti"impQrtánc¡¡hfe

�g�n]Ii�'!�o�¡tiíi�lldesi9et�61�níza��Íf�r��t�'

" una'

��\ia

Bistrib

ólf

para·1a�on$ervación

. ducCíM'i,'y,sutíetVi'V�ti¿ia:lo qu�jÚrit()',�slª,�j

,0 ya

q�l\¡;'üna:íésl'eefe

en!estastc:óndiéióhes,'

sólo

'

.. ):�!

�en(o

&piltii�,; c¡.Onftgür1UllaS'·(j�traici()lte$�áf,·.T

{)�$é e�tingd�!

si' 'déc1Wlan $inill�

laJ}

aín

ente J

sUS'

;

•.

�>;*�!r��la.:

�ifer.::nclaéiÓP

de: rlue.'a'!Í,.

f�fmas

a. biv'et'::t ::' ..

poblaciones:

'

. < . C. ' I

.'

... :,obladonal;

y

tWenttialtTlente

l1n"<incífemento de ;" . ' .

. Por otnf parte, las .

···más· extensas'pue-la'

bioo.íY�rsiaád; IL

·.· l

/f;*.

J !'; ¡' "1 ;�¡.� ; [

!presentilr

m�ybrhéterÓgeneidaH:

ambiental,

'. ;;,,- .···�'á6ííl0�r , ' et'i#.;

.(t�8�1

..

�,"�tt$

(t�j,

.'

<

{ac

t

o

fque

éPnmbuiÍia

á'la;presen�iáde unma�

utiliz�

.'

< ;ª,Ptdximüoi�!l�i��l��pgica' ijue

l�& n�ijíero{de

esp(ÍCies;.

or�stb se dmsidera

.; ·' �'í\li¡;h;\",'í�

¡l

:'

(2)

812 REVISTA DE BIOLOGIA TROPICAL

la heterogeneidad del hábitat como un factor importante en las estrategias de conservación (Freemark & Merriam 1986).

Las características restrictivas que implican la adaptación a un hábitat específico, condicio­ nan la permanencia temporal de un grupo de or­ ganismos. Hayla (1991), considera el grado de especialización de hábitat una característica de especies vulnerables.

Por último, la abundancia poblacional es un

elemento central en la conservación de la diver­ sidad genética. Puesto que las poblaciones pre­ sentan claros umbrales demográficos que deter­ minan los de la variabilidad genética, una caída por debajo de los mismos conduce a la extin­ ción (Blondel 1994).

A pesar que el área de estudio fue considera­ da durante diez años como reserva y en la actua­ lidad tiene categoría de Parque Nacional, hasta el momento no se reaÍizaron trabajos descripti­ vos ni valorativos de la comunidad de aves.

MATERIALES Y MÉTODOS

El Parque Nacional Los Cardones cubre aproximadamente 70 000 ha. Forma parte de los Valles Calchaquíes, que se encuentran entre los cordones de la Cordillera Oriental de los Andes, en el borde este de la Puna Argentina, entre los 65° 51' y 66° 05' W y los 25° 03' y 25° 23' S.

. El clima es árido con precipitaciones estiva­ les (diciembre-febrero) inferiores a los 200 mm anuales. La vegetación predominante es del tipo de las tolerantes al estrés y ruderales. Dentro de este contexto., existen marcadas diferencias físi­ cas entre el Valle de Tin Tin, la Laguna de Co­ chipampa y el Valle Encantado, relacionadas fundamentalmente con la altitud y humedad.

El Valle Encantado (2 200 msnm},es la zo­ na más húmeda, la vegetación característica corresponde a pastizales serranos de alta mon­ taña, con gran proporción de anuales y peren­ nes herbáceas. Las especies arbustivas son es­ casas, pudiéndose citar a Schinus sp" y Chu: quiraga erinaceae.

La Laguna de Cachipampaes una cuenca ce­ rrada (3 100 msnm) que se caracteriza por la

presencia de vegetación halófita, de arbustos bajos « 40 cm) y plantas en cojín, entre las que se cuentan especies del género Baccharis, Azo­ relIa, Verbena, Acantholippia, Ephedra, Ades­

mia, Fabiana y cactáceas no columnares.

El Valle de Tin Tin (2 700 msnm), es un am­ biente de gran heterogeneidad florístíca, presen­ tando en la parte más baja (2 600 msnm) un bosque de Prosopis ferox, asociado a la freática.

En otras áreas del Valle, la vegetación está re­ presentada por una cactácea columnar (Tricho­

c ereus pasacana) y arbustos perennes como La­

rrea divaricata, Baccharis boliviensis, Flouren­

sia fiebrigii entre las más abundantes (de Viana

& Ortega 1993).

Los criterios considerados para la obtención del índice de vulnerabilidad fueron: distribu­ ción geográfica, abundancia y especificidad de hábitat.

Con el objeto de dicotomizar las tres varia­ bles y de acuerdo con la metodología propuesta por Kattan (1992), se dividieron los valores en función de las medias, obteniendo para cada una, las categorías de amplio y restringido (dis­ tribución geográfica y especificidad de hábitat) y abundante y escaso (abundancia). Con estos valores se obtuvo el índice de vulnerabilidad (uno a ocho) para cada especie (Cuadro 1). La independencia de las variables se evaluó por medio de la prueba G y tablas de contingencia.

Para la distribución geográfica se trabajó con base en el mapa de zonas ornitogeográficas (Narosky & Yzurieta 1989). Se asignaron valo­ res entre uno y 25 según la o las provincias en que la especie se encuentra presente.

La abundancia se obtuvo a partir del número de individuos registrados en muestreos estacio­ nales (primavera, verano, otoño e invierno), des­ de setiembre de 1989 hasta julio de 1993. Las zo­ nas de estudio se muestrearon por medio de cua­ tro transectas fijas de 500 m, con nueve repeti­ ciones en el Valle Encantado y transectas al azar en Cachipampa (diez de 500 m y 15 de 1 500 m)

y en el Cardonal (diez de 500 m y 31 de 1 500 m). En cada caso se registró el número deindivi­ duos que se avistaron con binoculares a cada la­ do de la transecta. Además, se completaron los registros con observaciones de estación fija.

(3)

Se asignaron valores entre uno y tres para es­ pecificidad de hábitat según la presencia de la especie en una, dos o las tres zonas de muestreo consideradas.

RESULTADOS

Al categorizar la variable distribución geo­ gráfica en función de la mediana, se registró la

misma dependencia que reportan Bock (1968) y Kattan ( 1992). Sin embargo, al dividir la distri­ bución en función de la media, las variables re­ gistran independencia altamente significativa (p <.01), tanto en pruebas que incluyen las tres es­ tudiadas como dos a dos.

En las tres zonas estudiadas, se identificaron diez órdenes, 21 familias, 52 géneros y 77 espe­ cies de aves (Apéndice 1). Sólo dos especies (2,60 %) son endémicas de la zona ornitogeo­ gráfica que nos ocupa (Upucerthia andaecola y

Mimus dorsalis).

Un alto porcentaje de las especies determina­ das (40 %) presenta índice de vulnerabilidad de uno (Cuadro 1) ya que poseen una distribución geográfica restringida (presentes en menos de 10 provincias ornitogeográficas), especificidad de hábitat restringida (se encuentran en sólo uno de los ambientes muestreados) y abundancia es­

casa (menor que el promedio). El 75.31 % de las especies (Cuadro 1) se encuentra en sólo uno de los ambientes muestreados (especificidad de hábitat restringida), a pesar de que las distancias entre las zonas de muestreo no superan los 15

km. Esto refleja el alto grado de heterogeneidad ambiental y la especificidad de los organismos. Sólo el 19.48 % de las especies registradas es abundante (índice dos, cinco, seis y ocho),

mientras el 80.25 %es escaso (índice uno, tres, cuatro y siete) en el área de estudie> (Cuadro 1).

Para el 26 % de las especies se estimó un Ín­ dice de vulnerabilidad de cuatro, lo que puede interpretarse como especies que no se encuen­ tran en peligro a nivel del conjunto de provin­ cias ornitogeográficas consideradas (distribu­ ción geográfica amplia).

DISCUSIÓN

A pesar de que muchos de los rasgos estudia­ dos asociados con la rareza pueden presentar correlación (Kuning & Gaston 1993); es rele­ vante su consideración; sobre todo teniendo en cuenta la falta de precisión de las diferentes ca­ tegorías tradicionalmente definidas (Anónimo

1988, Anónimo 1990).

En el modelo utilizado, se asume la restric­ ción en la distribución geográfica es más rele­ vante que la especificidad de hábitat, puesto que las condiciones globales garantizan de algún modo la supervivencia de las especies. En fun­ ción de esto, se debe prestar especial atención a las especies con distribución geográfica restrin­ gida que totalizan un 66.22 % (Cuadro 1) y re­ saltan, desde el punto de vista de la conserva­ ción, la importancia de un Parque Nacional en la zona.

El 40 % de las especies (índice uno) presen­ tan la máxima vulnerabilidad, lo que significa­ ría un alto riesgo de extinción o al menos de pérdida de biodiversidad en la zona de estudio. Por el riesgo potencial que implica, este grupo de especies surge como prioridad para próximos estudios.

CUADRO I

Valores del Indice de Vulnerabilidad según los criterios considerados (valores de 1 a 8), y porcentajes obtenidos en el pesente estudio para cada uno (valores entre paren tesis)

Hábitat Abundante Escaso Amplio 8 (2.60) 7 (1.30) Distribución geográfica Amplía Restringido 6 (3.90) 4 (25.97) Restringida Amplio Restringido 5(7.79) 2(5.19) 3 (l2.98) I (40.25)

(4)

814 REVISTA DE BIOLOGIA TROPICAL

En un segundo orden de prioridades, la im­ portancia del alto porcentaje de especies con ín­ dice de vulnerabilidad cuatro (26 %), radica en la posibilidad de pérdida de biodiversidad a ni­

vel local.

En cuanto a las especies cuya abundancia su­ pera a la media (índices de dos, cinco, seis y ocho), es de interés considerar que presentan hábitos gregarios. El gregarismo podría introdu­ cir un sesgo en la evaluación por ser el grupo un elemento de conspicuidad.

La determinación de los índices de vulnera­ bilidad representa una primera aproximación que permite detectar las especies en peligro. Es­ tudios más detallados proveerán las bases nece­ sarias para la planificación de estrategias de conservación adecuadas.

REFERENCIAS

Anónimo. 1988. El deterioro del ambiente en la Argentina. Centro para la promoción de la conservación del suelo y del agua. FECIC-PROSA, Buenos Aires. 497 p.

Anónimo. 1990. Red list of threatened animals. World Conservation monitoring centre, IUCN, Cambridge. 192 p.

Blondel, J. 1994. Birds in biological isolates, p. 45-72. In

Perrins, C. M., J. M. Lebreton & G. M. Hirons (eds.). Bird Population Studies: Relevance to conservation and management. Oxford University, Oxford.

Bock, C. E. 1968. Distribution-abundance relationship of sorne Arizona landbirds: A matler of scale. Ecology 68: 124-129.

de Viana, M. & P. Ortega. 1993. La vegetación de Los Cardones. Informe técnico, Cátedra de Ecología y Biogeografía, Universidad Nacional de Salta, Salta. 22p.

Freemark, K. E. & H. G. Merriam. 1986. Importance of area and habitat heterogeneity to birds assemblages in temperate forest fragments. BioL Conservo 36: 115-141.

Hayla, Y. 1991. Implication of landscape heterogeneity for birds conservation. Acta XX Congressus Intemationalis Omithologici. Simposium 42: 2286-2291.

Kattan, G. H. 1992. Rarity and vulnerability: The birds of the Cordillera Central of Colombia. Conservo BioL 6: 64-70.

Kuning, W. E. & K. J. Gaston. 1993. The Biology of rar­ ity: Pattem, causes and consecuences. TREE 8: 298-301.

Mauer, B. A. & S. G. Heywood. 1993. Geographic range fragmentation and abundance in Neotropical migratory birds. Conservo BioL 7: 501-509.

Narosky, T & D. Yzurieta.1989. Guía para la identificación de las aves de Argentina y Uruguay. Vazquez Mazzini, Buenos Aires. 340 p.

Rabinowitz, D, S. Caims & T. DiIlon. 1986. Seven forms of rarity and their frecuency in the flora of the British Isles.

In M. E. Soule (ed.). Conservation Biology: The Science of Scarcity and Diversity. Sinauer, Sunderland, Masachusets.

Rojas, M. 1992. The species problem and conservation: What are we protecting? Conservo Biol. 6: l70-178.

(5)

APENDICE I

Distribución geográfica. especificidad de hábitat. frecuencia e índice de vulnerabilidad de las especies identificadas

Distribución Especificidad Frecuencia (x I 000) Indice

Género Especies Geográfica Hábitat Valle Tín Tín Cachipampa Vulnerabilidad

Eudromia elegans 12 O 61 O 6 Chloeophaga melanoptera 3 16 O O Anas georgica 12 3 O O 4 flavirostris 4 2 21S O 326 8 Vultur gryphus 6 6 O O 1 Cathartes aura 24 1 O 5 O 4 Coragyps atratus 17 I 12 O O 4 Geranoaetus melanoleucus 25 2 6 3 O 7 Spizastur melanoleucus 2 7 O O 1 Circus buffoni 22 O O 20 4 Buteo polysoma 24 3 O O 4 brachyurus 5 4 O O Polyborus megalopterus 6 O O plancus 2S O O 82 4 Milvago chimango 25 O 3 O 4 Falco sparverius 25 1 1 O O 4 Vanellus resplendens 2 2 12 O 326 5 Tringa melanoleuca 2S O O 20 4 flavipes 2S O O 20 4 Larus serranus 4 O O 20 Columba maculosa IS O 3 O 4 Zenaida auriculata 25 O 8 O 4 Metriopelia melanoptera 7 3 23 5 122 5 aymara 4 2 25 O 41 5 morenoi 5 23 O O 2 Cyanoliseus patagonus 6 O 516 O 2 Bubo virginianus 25 O O 4 Athene cunicularia 25 O 3 O 4 Sappho sparganura 6 10 O O 1 Oreotrochilus leucopleurus 7 4 O O estella 2 4 O O Colibri coruscans 6 O O Microstilbon burmeisteri 2 1 O O Patagona gigas 5 2 I O O Colaptes rupicola 2 60 O O 2 Geositta cunicularia 12 O O 4 tenuirostris 3 O O 1 Upucerthia dumetaria 9 1 O O andaecola 1 9 O O Cinclodes atacamensis 7 13 O O 1 fuscus 10 35 O O 6 Pseudoseisura gutturalis 8 1 3 O O Asthenes steinbachi 3 1 O 3 O dorbignyi 3 2 1 28 O 3 modesta 8 2 12 3 O 3 Synallaxis superciliosa 4 1 O O 1 Teledromas fuscus 6 2 3 3 O 3 Agriornis microptera 7 1 O O montana 4 2 7 5 O 3

(6)

816 REVISTA DE BIOLOGIA TROPICAL Muscisaxicola frontalis 5 1 O O 1 alpina 5 2 19 3 O 3 capistrata 2 1 20 O O rufivertex 4 O 5 O 1 Ochthoeca leucophrys 3 1 4 O O 3 oenanthoides 3 2 3 O O 1 Inezia inomata 3 O O Mimus dorsalis 1 O 3 O patagonicus 10 1 O 8 O 4 Turdus chiguanco 7 2 10 3 O 3 Thraupis bonariensis 17 1 O O 4 Saltator coerulescens 8 O 3 O Sporophila caerulescens 13 O 5 O 4 Catamenia analis 4 O 3 O 1 Diuca diuca 11 O 163 O 6 Sicalis fiaveola 12 3 O O 4 lutea 2 2 19 14 O 5 olivascens 4 1 10 O O ldiopsar brachyurus 2 2 6 3 O 3 Phrygilus alaudinus 4 3 10 8 O 3 unicolor 5 2 145 36 O 5 plebejus 4 2 4 8 O 3 gayi 6 2 6 39 O 5 fruticeti 9 1 O 3 O 1 Zonotrichia capensis 25 2 71 44 O 8 Poospiza hypochondria 5 4 O O Carduelis atrata 4 126 O O 2 magellanica 18 1 O O 4

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :