Imagen del flujo ventricular izquierdo en un corte paraesternal derecho de eje largo

Texto completo

(1)

Imagen del flujo ventricular izquierdo

en un corte paraesternal derecho de eje largo

Técnica en el perro

Situar el animal en decúbito lateral derecho sobre la ventana de la mesa de exploración, con el área del corazón sobre la ventana.

Note el choque de punta en el lado derecho (punto del tórax donde se aprecia el latido del corazón).

Colocar el transductor en este punto, sujetándolo de la siguiente forma (Figura 2-1):

• Los cristales deben dirigirse hacia la zona lumbar de la columna. • El cable del transductor se extiende hacia los codos.

• La marca de referencia se dirige hacia el cuello.

• Establecer un ángulo de unos 45 grados entre la pared del tórax y el transductor.

Sin cambiar el modo en que sujeta el transductor, vaya moviéndolo por el tórax. Desplace el transductor ventral y dorsalmente en el espacio intercostal, muévase a otro espacio intercostal y repita el proceso. Continúe buscando hasta que encuentre la zona que le ofrezca la mejor calidad de imagen, sin importar que el plano de imagen sea perfecto. (Si no ha cambiado la forma en que sujetaba el transductor será práctica-mente un eje largo perfecto).

Para mejorar la imagen:

• Si no visualiza la aorta, rote el transductor para que las marcas de referencia giren en el sentido contrario a las agujas del reloj (hacia usted y las extemidades delanteras del animal, alejándose de la columna). • Rote el transductor en el sentido de las agujas del reloj para aumen-tar la visión del ventrículo izquierdo.

(2)

aumen-Si con estos movimientos no se consigue obtener una buena imagen de eje largo del flujo sanguíneo de salida del ventrículo, significa que no se encuentra bien situado y entonces hay que deslizarse dorsal o ven-tralmente en el espacio intercostal.

• Una vez reposicionado el transductor, repita de nuevo los pasos anteriores para mejorar la imagen.

Figura 2-1 A

Esta ilustración muestra como se orienta en el tórax del perro el corte paraesternal derecho de eje largo para obtener una ima-gen del flujo de salida ventricu-lar izquierdo.

Figura 2-1 B

Esta imagen ilustran como se sujeta y coloca el transductor para poder obtener imágenes del flujo ventricular izquierdo en el corte paraesternal derecho de eje largo. Ver el texto para detalles.

(3)

Modificaciones de la técnica en el gato

Mantenga el gato tan bien sujeto como sea posible (Figura 2-2). Extienda las extremidades anteriores hacia adelante.

Mantenga recta la espalda del animal.

Sujete el transductor de la misma forma que en el perro.

• Empiece la exploración en el lado derecho con el transductor diri-gido hacia arriba, por debajo de la extremidad derecha del animal, próximo al esternón.

• Desplace el transductor caudalmente a lo largo del esternón hasta que empiece a ver algún latido cardíaco.

• Continúe desplazándose caudalmente hasta que en el monitor quede centrada la estructura con el latido.

• Deténgase aquí y desplácese ventral o dorsalmente hasta que en el monitor aparezca de forma clara el corazón.

Ajuste el plano de la imagen de la misma forma que se ha explicado en el perro.

Figura 2-2 A

En la imagen se muestra como se orienta en el tórax del gato el corte paraesternal derecho de eje largo para poder obtener la imagen del flujo de salida ven-tricular izquierdo.

(4)

Valoración subjetiva de la imagen del flujo

de salida ventricular izquierdo en el perro

(Figura 2-3) Septo interventricular recto

• Su curvatura en la parte superior sugiere una sobrecarga del volu-men ventricular izquierdo.

• Su curvatura en la parte inferior sugiere una de las siguientes posi-bilidades:

Reducción del volumen ventricular izquierdo Sobrecarga del volumen ventricular derecho Hipertrofia septal

La aorta y la aurícula izquierda se ven de tamaño similar. La válvula mitral:

• Es delgada y con el mismo espesor desde la base de las valvas hasta las puntas.

• No se prolapsa (se dobla) hacia el atrio izquierdo.

El septo ventricular no sobresale en dirección ventral hacia la aorta. La cámara ventricular derecha es aproximadamente 1/3 del tamaño de la cámara ventricular izquierda.

El espesor de la pared ventricular derecha es aproximadamente la 1/2 del espesor de la pared ventricular izquierda.

• Compruebe que el espesor de la pared ventricular izquierda es nor-mal en base a las mediciones obtenidas en el modo M.

• Si la relación entre el espesor de la pared ventricular derecha y la izquierda es normal, y la pared izquierda es más gruesa, entonces tam-bién existe un engrosamiento de la pared derecha.

Figura 2-3

Esta es la imagen normal del flujo ventricular izquierdo de un perro en el corte paraesternal derecho de eje largo. Ver texto para conocer las características que hacen normal esta imagen ecocardiográfica.

(5)

Valoración subjetiva de la imagen del flujo

de salida ventricular izquierdo en el gato

(Figura 2-4) El septo interventricular está ligeramente curvado hacia arriba. El atrio izquierdo suele ser 1,7 veces mayor que la aorta.

El septo interventricular suele sobresalir normalmente hacia abajo en frente de la aorta (flecha).

•Mientras el corazón se contrae no suele cambiar la anchura del trac-to de flujo de salida del ventrículo izquierdo.

Aspecto normal de la válvula mitral. • Valvas delgadas flexibles.

El grosor de la pared ventricular derecha es aproximadamente la 1/2 del grosor de la pared ventricular izquierda.

• Compruebe que el grosor de la pared ventricular izquierda es nor-mal en base a las mediciones realizadas en el modo M.

• Si la relación entre el grosor de la pared ventricular derecha res-pecto a la izquierda es normal y la pared izquierda es más gruesa, sig-nifica que la pared del ventrículo derecho también está engrosada. La cámara del ventrículo derecho es aproximadamente 1/3 del tamaño de la cámara del ventrículo izquierdo.

Figura 2-4

En el corazón normal de los gatos, el septo ventricular suele extenderse ventralmente hacia el flujo de salida ventricular izquierdo (flecha) y el atrio izquierdo suele ser mayor que la aorta, tal como se puede apreciar en esta imagen del flujo de salida ventricular izquierdo

(6)

Empiece con una buena imagen del flujo ventricular izquierdo. Gire el transductor de forma que las marcas de referencia se desplacen hacia la columna lejos de usted.

No eleve o descienda el transductor hasta que no haya desaparecido la aorta.

Una vez que observe el septo atrial, eleve o descienda el transductor ligeramente hacia dentro y hacia fuera del tórax del perro para

obte-Imagen de cuatro cámaras

en un corte paraesternal derecho de eje largo

Técnica en el perro y el gato

(Figura 2-5)

Figura 2-5 A

Esta imagen muestra la proyec-ción y orientaproyec-ción en el tórax del corte paraesternal derecho de cuatro cámaras de eje largo.

Figura 2-5 B

Para obtener la imagen de cua-tro cámaras mediante un corte paraesternal derecho de eje largo el transductor se sujetará y se situará tal como muestra esta imagen. Ver el texto para una información más detallada.

(7)

Asegúrese de no confundir la vena cava con un atrio derecho aumen-tado. Elevando excesivamente el transductor lo situará a nivel de la vena cava caudal y obtendrá una imagen que puede confundir con un atrio derecho aumentado (Figura 2-6 A). Si continúa elevando el trans-ductor se llegaran a observar ambas cavas (Figura 2-6 B).

• Cuando se llega a ver la vena cava, el ángulo entre el transductor y la pared torácica es demasiado pequeño.

Dirija los cristales hacia la columna torácica para poder apreciar mejor el atrio derecho.

Figura 2-6 A

Imagen de cuatro cámaras mediante un corte paraesternal derecho, si se eleva el transduc-tor hacia el tórax se podrá observar la vena cava caudal. Esta imagen puede llevar a con-fusión, pareciendo que el atrio derecho es de mayor tamaño.

Figura 2-6 B

Si se continúa elevando el trans-ductor hacia el tórax del animal se llegará a ver tanto la vena cava caudal como la vena cava craneal.

(8)

El septo interatrial es recto.

• La curvatura hacia arriba sugiere dilatación atrial izquierda. Elevando excesivamente el transductor mientras se gira para obte-ner esta imagen puede hacer que el septo interatrial protruya hacia arriba.

Eleve y descienda el transductor hasta obtener un septo recto.

Si no puede conseguirlo significa que realmente existe una curvatura hacia arriba del septo.

• Una curvatura hacia abajo sugiere dilatación del atrio derecho. Si eleva el transductor mientras obtiene esta imagen, se llegará a ver la vena cava y eso hará que el atrio derecho parezca que se encuentra dila-tado (ver Figura 2-6).

El septo ventricular es recto.

• La curvatura ligera hacia abajo que aparece a medida que se aleja del anulo mitral es normal.

• La curvatura hacia abajo sugiere una de las siguientes posibilidades: Sobrecarga de volumen del lado derecho.

Hipertrofia septal.

Contracción del volumen del lado izquierdo.

Valoración subjetiva de la imagen

de cuatro cámaras en el perro y el gato

(Figura 2-7)

Figura 2-7

Esta es la imagen normal de cuatro cámaras del corazón en el corte paraesternal derecho. Ver el texto para conocer las características que hacen nor-mal esta imagen ecocardiográ-fica.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :