DOCTORADO EN CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN

211  Descargar (0)

Texto completo

(1)

1

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL “RÓMULO GALLEGOS”

ÁREA DE POSTGRADO

DOCTORADO EN CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN

FENOMENOLOGÍA DE LAS CONSTRUCCIONES AXIOLÓGICAS ESTUDIANTILES

Una aproximación teórica desde los discursos de interacción en el aula en el Área de Ciencias Económicas y Sociales

Tesis presentada ante la ilustre Universidad Nacional Experimental “Rómulo Gallegos” para optar al título de Doctora en Ciencias de la Educación

Autora:

Carmen Alicia, Torrealba U.

San Juan de Los Morros, Junio, 2014

(2)

2

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL “RÓMULO GALLEGOS”

ÁREA DE POSTGRADO

DOCTORADO EN CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN

FENOMENOLOGÍA DE LAS CONSTRUCCIONES AXIOLÓGICAS ESTUDIANTILES

Una aproximación teórica desde los discursos de interacción en el aula en el Área de Ciencias Económicas y Sociales

Tesis presentada ante la ilustre Universidad Nacional experimental “Rómulo Gallegos” para optar al título de Doctora en Ciencias de la Educación

Autor:

Carmen Alicia Torrealba U.

Tutora:

Dra. Arelis Utrera

San Juan de Los Morros, Junio, 2014

(3)

3

AUTORIZACIÓN DEL TUTOR

Yo, ARELIS UTRERA, CI: 8.781.694, en mi carácter de Tutor de la tesis Doctoral, titulada: FENOMENOLOGÍA DE LAS CONSTRUCCIONES AXIOLÓGICAS ESTUDIANTILES. Una aproximación teórica desde los discursos de interacción en el aula en el Área de Ciencias Económicas y Sociales, presentada por la ciudadana: Carmen Alicia Torrealba U. titular de la cédula de identidad N°: 15.037.838, para optar al Grado de Doctora en Ciencias de la Educación, considero que dicho trabajo reúne los requisitos y méritos suficientes para ser sometido a la presentación pública y evaluación por parte del jurado examinador que se designe.

En la ciudad de San Juan de los Morros, a los veintitrés días del mes de junio de dos mil catorce

______________________________

Dra. Arelis Utrera

CI: 8.781.694

(4)

4

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL “RÓMULO GALLEGOS”

ÁREA DE POSTGRADO

DOCTORADO EN CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN

FENOMENOLOGÍA DE LAS CONSTRUCCIONES AXIOLÓGICAS ESTUDIANTILES

Una aproximación teórica desde los discursos de interacción en el aula en el Área de Ciencias Económicas y Sociales

Por: Carmen Alicia Torrealba U.

Tesis Doctoral aprobada en nombre de la Universidad Nacional Experimental

“Rómulo Gallegos”, por el siguiente Jurado, en la ciudad de:

San Juan de los Morros, a los _____________ días del mes de _______________________ de _________.

--- --- --- Nombre y Apellido Cédula de Identidad Firma

--- --- --- Nombre y Apellido Cédula de Identidad Firma

--- --- ---

Nombre y Apellido Cédula de Identidad Firma

(5)

5

DEDICATORIA

A Dios, todopoderoso, que ilumina mi pensamiento en extenso.

A la Virgen de la Caridad y San Miguel Arcángel por iluminarme.

A lo más importante de mi vida, a mi Príncipe Sebastián. Por ser mi motivación, para lograr cada meta que me planifico. Te amo hijo querido.

Con todo mi cariño y mi amor para Mis Abuelos y mi Mamá que hicieron todo en la vida para que yo pudiera lograr mis sueños, por motivarme y darme la mano cuando sentía que el camino se terminaba, a ustedes por siempre mi corazón y mi agradecimiento.

A mis hermanos que siempre están a mi lado para apoyarme en cada paso de mi vida.

A mi familia que está conmigo en las buenas y malas.

Gracias a esas personas importantes en mi vida, que siempre estuvieron listas para brindarme toda su ayuda, ahora me toca regresar un poquito de todo lo inmenso que me han otorgado.

Con todo mi amor se la dedico a ustedes…

(6)

6

RECONOCIMIENTOS

A nuestra Alma Mater: Universidad Nacional Experimental “Rómulo Gallegos”, institución que incentivó y facilitó los procesos requeridos para generar ésta tesis, haciendo posible la culminación de mis estudios doctorales.

Al aporte profesional y académico de los reconocidos docentes que forman el equipo que conduce el Programa Doctorado en Ciencias de la Educación en la Universidad Nacional Experimental “Rómulo Gallegos”.

Gracias mi tutora, por su sabiduría que influyeron en mi madurez para lograr todos los objetivos en la vida, es para ustedes esta tesis en agradecimiento por todo su amor y apoyo.

(7)

7

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL “RÓMULO GALLEGOS”

ÁREA DE POST GRADO.

DOCTORADO EN CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN

FENOMENOLOGÍA DE LAS CONSTRUCCIONES AXIOLÓGICAS ESTUDIANTILES

Una aproximación teórica desde los discursos de interacción en el aula en el Área de Ciencias Económicas y Sociales

Por: Carmen Alicia Torrealba U.

Año: 2014 RESUMEN

En la presente tesis, se somete a discusión el contenido de los discursos construidos por estudiantes que cursan en el área de Ciencias Económicas y Sociales, en la Universidad “Rómulo Gallegos”, sobre la fenomenología de las construcciones axiológicas desde la formación profesional. Los objetivos se orientaron hacia la generación de una aproximación fenomenológica- hermenéutica para interpretar lo estudiado. La metodología empleada, de carácter cualitativa, basada en el enfoque fenomenológico hermenéutico, permitió diagnosticar las representaciones sobre la fenomenología que ocupa el estudio, derivándose una red conceptual asociada al perfil de formación en la carrera; desde allí, la configuración de la visión del perfil profesional, presenta tres aristas y cuarenta y dos criterios axiológicos. Finalmente, la reconstrucción teórico/categorial derivada del estudio fenomenológico hermenéutico sobre las construcciones axiológicas desde la formación profesional, deja ver las representaciones del comportamiento relacional- sistema axiológico-actuación en la universidad, en una estrecha dependencia con las conceptualizaciones que se refieren a lo que la teoría arqueada en el estudio delinea como: la conducta de los individuos, las relaciones interpersonales, las interacciones en pequeños grupos, las interrelaciones intergrupos y la influencia que en estos pueden tener los elementos representacionales sobre las construcciones axiológicas y el aprendizaje.

Palabras clave: Representaciones, axiología, formación, fenomenología,

hermenéutica

(8)

8

PHENOMENOLOGY AXIOLOGICAL CONSTRUCTION OF STUDENT A theoretical approach from the discourse of classroom interaction in the Area

of Economic and Social Sciences By: Carmen Alicia Torrealba U.

Year: 2014 ABSTRACT

In this thesis, is subject to debate the content of discourses built by students studying in the area of Economics and Social Sciences, University "Rómulo Gallegos" about the phenomenology of axiological constructions from training. The objectives were aimed at generating a phenomenological- hermeneutic approach to interpret what has been studied. The methodology was qualitative in nature, based on the hermeneutic phenomenological approach allowed diagnose representations occupying phenomenology study, deriving a conceptual network profile associated training in career; from there, setting the vision of the professional profile, has three edges and forty two axiological criteria. Finally, the theoretical / categorial reconstruction derived from hermeneutic phenomenological study of axiological constructions from vocational training, shows representations of relational behavior axiological- performance system in college, dependence on a narrow conceptualizations referring to what arcuate theory in the study outlines as the behavior of individuals, relationships, interactions in small groups, intergroup relationships and the influence that these may have representational elements on the axiological constructions and learning.

Keywords: Representations, axiology, training, phenomenology,

hermeneutics

(9)

9

ÍNDICE GENERAL

PAG.

Autorización del tutor 3

Veredicto 4

Resumen 7

Abstract 8

Índice General 9

Introducción 11

MOMENTO I 15

ONTOEPISTEME 15

Argumentaciones previas 15

El contexto relacional 21

Propósitos de la Investigación 30

Justificación 30

Constitución de la selección metódica 31

Urdiembre de lo metodológico 31

El orden metódico 33

Medios para la recolección de la información. 38

1.- Entrevista en profundidad: 38

2.- Grabaciones y filmaciones 39

Los entrevistables 39

Selección de los entrevistables. 39

Recogida de la información 40

Procesamiento de la información 40

Estrategias para la Comprensión-interpretación: 41

Validación de los resultados. 42

Los lineamientos elegidos 43

Universo de informantes 44

Los informantes clave 45

Técnicas interpretativas 45

MOMENTO II 46

ARQUEOLOGÍA SISTEMÁTICA 46

Un acercamiento arqueológico al estado del arte 46

El discurso representacional 47

Los registros de referentes 51

Concreciones de la arqueología 58

El enfoque computacional de las representaciones 58

(10)

10

Nociones sobre el fenómeno construcciones axiológicas 65 La psicología de las construcciones axiológicas 67

La perspectiva construccionista-genética 72

Genealogía del fenómeno construcciones axiológicas 75

MOMENTO III 82

DERIVACIONES ARQUEOGENEALÓGICAS 82

Las aristas de partida. 82

Las barreras de la fundamentación 86

Formación universitaria: competencias o capacidades 95 Complementariedad axioestética: competencias y valores 101

Exégesis de valores y competencias 104

MOMENTO IV 111

RECONSTRUCCIÓN EMPÍRICO GENEALÓGICA 111

Presentación y discusión de la información 111

Fase I: Descripción del mundo teórico 111

La construcción discursiva de las concepciones por el sujeto. 112

MATRIZ PARA LA DECONSTRUCCIÓN 112

MATRIZ INTEGRAL PARA LA DECONSTRUCCIÓN 113

Fase 2: Descripción del Mundo natural 113

Fase 3: Suspensión del enjuiciamiento 114

Fase 4: Constitución de la significación: 114 Fase 5.- Búsqueda de múltiples perspectivas: 115 Articulación de subcategorías, categorías, núcleo categorial 115 Fase 6.- Búsqueda de la esencia y la estructura 134

MOMENTO V 137

PROCESO DECONSTRUCTIVO-RECONSTRUCTIVO 137

Los resultados del diagnóstico 137

Sobre la esencia y la estructura 138

Interpretación del fenómeno 140

El proceso de reconstrucción 142

LISTA DE REFERENCIAS 148

ANEXOS 153

ANEXO 1: REGISTRO DE TRANSCRIPCIÓN ENTREVISTAS 154

ANEXO 2: MATRIZ PARA LA DECONSTRUCCIÓN 172

ANEXO 3: IDENTIFICACIÓN DE SUBCATEGORÍA Y CATEGORÍA 200

(11)

11

INTRODUCCIÓN

En el proceso de formación profesional que se cumple en la universidad, la idea fuerza que acompaña a la mediación de aprendizajes es indudablemente configurar en el estudiante un perfil integral que garantice no sólo la calidad de sus ejecutorias en el campo disciplinar de la carrera sino también su desempeño como ciudadano; es por está razón que examinar con rigurosidad el fenómeno representacional que permite evidenciar las concepciones que tiene el estudiante sobre su propio sistema axiológico –la conjunción ética moral-, se entiende en el presente trabajo como conrrrelativo a dos categoriales relevantes ubicados en el plano más abstracto del cuerpo normativo y en el campo pragmático del desenvolvimiento social; tales cuerpos conceptuales, están vinculados a la visión que el estudiante tiene respecto a la formación profesional; esta, comprenden un fenómeno complejo que liga a los individuos, o grupos de individuos, con la dinámica performativa que se produce al interior de las instituciones universitarias dedicadas a la formación de talento en Venezuela.

Por lo tanto, indagar respecto a la naturaleza dinámica, interactiva y

dialéctica de la cosmovisión del estudiante sobre las construcciones

axiológicas que devienen formación profesional, representa un asunto que,

por lo demás, es inseparable de los entornos sociales, culturas y procesos

educativos particulares; desde esta perspectiva, se revela una ligación

compleja con aspectos de la personalidad del estudiante, sus potencialidades

cognitivas y los conceptos de ética y moral que tejen la pertinencia de la

conciencia profesional y ciudadana del estudiante. Es desde allí, en la

reflexión-acción-transformación, que se puede acceder a comprender los

discursos y el accionar de los sujetos implicados, mediante un ejercicio de

fenomenología hermenéutica, conducente a generar un cuerpo criterial que

(12)

12

viabilice la interpretación de este fenomeno de carácter complejo en el campo específico de la formación profesional universitaria.

El trabajo que da lugar a la tesis, fue estructurado en cinco grandes segmentos, dispuestos para la discusión de sus argumentos, en su primer apartado contiene la alusión al fenómeno de las construcciones axiológicas como problema en la formación profesional del estudiante, tomando como referente empírico el proceso de interacción humana en la universidad de los estudiantes que cursan en el Área de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad Nacional Experimental “Rómulo Gallegos” durante el lapso 2012- 2013. Aquí los conceptos axiología y formación profesional, son el eje central para el desarrollo de la acción investigativa que asocia al investigador con el escenario de trabajo, permitiendole la formulación de un problema en términos de necesidad sentida, la generación de interrogantes orientadoras de la indagación, los objetivos guías del estudio así como la justificación y delimitación del mismo.

El segundo apartado del trabajo, contempla la presentación de materiales provenientes de la arqueología previa sobre el problema y la investigación, de modo que pueda tenerse una visión general del campo teórico en el cual se busca encuadrestigación. Aquí se exponen, para la discusión, los enfoques que se han centrado preferentemente en el análisis de las características y rasgos de orden cognoscitivo, afectivo y axiológico del estudiante, como ejes pivotantes de implicación de éste con la carrera que cursa y con la universidad.

En el mismo apartado, los enfoques teóricos que deslindan el estudio

se focalizan en la genealogía sobre los criterios inherentes a las visiones

sobre lo ético, lo moral y las implicaciones que tales categoriales tienen con

la carrera universitaria. Se trata de la interpelación de las estructuras

(13)

13

conceptuales vertidas en las posturas teóricas que revelan aspectos relacionados con la interacción socializante que se genera en la universidad, con la participación activa y las vinculaciones afectivas que dan sentido de pertenencia al accionar del estudiante en su proceso de actuación en el entorno universitario y con la formación que se le ofrece para avisorar el grado de identidad estudiante-carrera-universidad, desde los cuales es focalizada la mirada en estos actores sociales principales del fenómeno denominado en el estudio: construcciones axiológicas estudiantiles desde la formación profesional.

En el apartado tres del trabajo, es presentado el enfoque epistémico que da soporte al estudio, ubicándolo en un tejido epistémico-operacional de substrato fenomenológico-hermenéutico y en consecuencia vinculado a los tratamientos de corte postmoderno en la investigación de problemas sociales y humanos que son atinentes a los desarrollos investigativos ubicados en el paradigma interpretativo, focalizado en la formación universitaria. En este espacio, se parte de los referenciales del seguimiento al comportamiento de los estudiantes como sujetos comprometidos con su proceso de formación durante el último año de carrera, tomando como base las siguientes unidades de estudio: los registros de valoración de desempeño estudiantil y la tendencia opinática cualitativa de los estudiantes sobre el sistema axiológico qcomo argumento para la actuación social.

El capítulo cuatro del trabajo presenta los resultados de la sistematización y tratamiento de la información propia del proceso observacional así como de la revisión arqueogenealógica del problema.

En el segmento cinco del trabajo, se reportan las reflexiones

proximales a la interpretación, bajo la visión de una nueva forma

interpretativa, del fenómeno vinculado con las construcciones axiológicas

(14)

14

estudiantiles, que toca de cerca las prescripciones ético-morales que sigue en la práctica cotidiana el estudiante universitario en la dinámica personal de su formación profesional.

Los hallazgos relevantes del estudio,permiten señalar que el fenómeno de las contrucciones axiológicas estudiantiles desde la formación profesional va delineando un cuerpo criterial básico y una cosmovisión avanzada para hacer buena la promesa de concienciación del futuro profesional sobre su responsabilida con la universidad y la sociedad, con su participación transformacional en lo cambios de la ciencia y del entorno social en el cual se mueve.

Adicionalmente, la investigación genera la potencialidad de una nueva arista investigativa que puede conformar una líea de trabajo en la formalización de las funciones docencia-investigación que puede denominarse:

Estudios sobre la complejidad de las contrucciones axiológicas

estudiantiles desde la formación profesional

(15)

15 MOMENTO I ONTOEPISTÉME

ARGUMENTACIONES PREVIAS

En la visión de ciencia acuñada en occidente, lo que prevalece es el dominio del ideal primero que propició la separación entre filosofía y metafísica dando origen a lo que hoy conocemos como racionalidad; este elemento histórico-situacional permeó todas las formas de pensamiento desde la antigüedad hasta el renacimiento, dejando como herencia cultural fuerte un registro afincado en el logicismo, la modelística matemática y el marcado fisicalismo que acompaña, en el corte epocal denominado modernidad, la construcción de conocimiento posicionado en la razón como forma expresa de configurar la relación hombre sistema mundo.

Esta manera de constituir las representaciones sobre la realidad tuvo en la selección del anclaje logicista, hecha por Aristóteles, su raíz ontológica.

Este pensador Griego, asumió los postulados de Parménides respecto a que el conocimiento del mundo sólo era posible a través de la razón, cuestión que se convirtió en el canal referencial del pensamiento científico, filtrando en el tamiz del método lo concerniente a la representación de la realidad; este fenómeno constructivo desde la conciencia deja ver dos aristas relevantes: la primera que signa carácter de racionalidad a la existencia de un mundo externo al ser y la segunda, que deviene disquisiciones en tanto asume la existencia de un mundo interior al sujeto.

Así, la complejidad de la movilidad que tiene la conciencia humana, va

a permear la postura de los investigadores hasta develar la existencia de dos

cosmovisiones sobre la realidad, que a decir de estudiosos de los sistemas

vivos, como Maturana (1986), Varela (2000), Echeverría (2012), plantean un

(16)

16

reto a la llamada racionalidad humana; tal reto va a estar identificado con la búsqueda de respuestas a las interrogantes sobre las condiciones generativas que dan cuenta de la realidad en la cual interaccionan las personas y la naturaleza, los seres humanos y el mundo de referencia.

Para Maturana (1986), la ciencia se mueve en canales de acoplamiento complejo para dejar ver que se obtendrán resultados, cuando la interpelación del mundo de referencia se haga mediante las tradiciones teóricas-metodológicas del pensamiento racional, que se sostiene en el criterio de ciencia por ciencia; estos resultados de acoplamiento complejo, se revelan cuando la mirada acude a los estamentos de soporte de la cosmovisión de adscripción de las ciencias humanas. Este es el eje pivotante del comportamiento de las personas en su trajinar social, reconocido hoy como fenómeno humano.

El fenómeno aludido, contiene por su condición propia, factores que le dan talante de complejidad, sobre todo cuando el marco referencial son las ciencias humanas o sociales; allí, el enfoque de complejidad apuesta al replanteamiento de los fundamentos de la racionalidad de occidente y mezcla presupuestos de la visión oriental para producir una nueva postura epistémica que recoge lo nocional de un nuevo modo de construir la realidad.

Este es el espacio desde el cual Varela (2000) formula su concepto de

sistemas autopoiéticos o autoreferenciales, como una mirada emergente que

reposiciona lo nocional sistémico de los seres humanos vistos como sistemas

vivos. Tal postura, tiene un impacto relevante en los estudios denominados

interpretativos, desde los cuales se apunta a dar consistencia al

cuestionamiento de las limitaciones que deja ver la arquitectura de

fundamentación de la ciencia hegemónica, planteando la necesidad de

(17)

17

reformar el modo de desarrollar el pensamiento, de forma tal que pueda responderse a las necesidades de la sociedad contemporánea. El enfoque aludido, afecta también los procesos de interpelación del mundo de referencias y en él la llamada construcción de los objetos de estudio, entendiendo que la aproximación a estos es abierta, inconclusa y en permanente construcción.

Mas recientemente, Echeverría (2012), en la argumentación sobre el giro epistémico de la ciencia hacia el lenguaje como entidad de referencia para la construcción de las relaciones hombre-sistema mundo, entiende la presencia del ser humano como una entidad compleja generadora de discursos referenciales y a éstos –los discursos- como insumo informacional valioso, que da cuenta del cambio de mentalidades, perspectivas y valores e irrumpe contra la visión objetivista del dato así como la consideración de la información proveniente del lenguaje como subjetiva. Así, en este giro reflexivo, la información gestada en la oralidad o en la textualidad, recibe tratamiento comprensivo-interpretativo-aplicativo en un abordaje dialéctico complejo.

Partiendo de la premisa que reubica el lenguaje como instancia

informacional valiosa, esta investigación asumió la propuesta comprensiva

del fenómeno que revela las construcciones axiológicas de los estudiantes

durante el proceso de formación profesional, revelada en el lenguaje como

curso de acción natural del ser humano; esto en atención a que aceptamos

como condición original que el sujeto social persona, como ser vivo particular

tiene un fundamento biológico que determina esa acción. La direccionalidad

de la acción es focalizada en lo que Austin (1978) llamó “actos de habla”, y

que más recientemente se ha estudiado como discurso bajo la concepción de

van Dijk (1998), en relación a los elementos culturales que parten de la

(18)

18

apreciación del contexto como eje de comprensión del discurso hecho texto.

La premisa que sostiene el lenguaje como acción, acude al argumento consistente de la discusión, como complementariedad, sobre la noción de sistemas sociales; ella, coloca en la interpelación las condicionantes que dan la visión del quehacer de las personas, en primer lugar a la teoría de los sistemas sociales de Luhmann (2000); dando un giro radical a la definición de sistemas de Von Bertalanfy (1970), basada en cibernética de primer orden y en segundo lugar, a la visión de sistemas humanos, sostenida en la teoría de la diferenciación aportada por el biólogo chileno Maturana (1998).

La argumentación para la comprensión de fenómenos atinentes a configuraciones sistémicas, tomada de la teoría de la diferenciación, tiene como foco de interés la concepción sobre la teoría de clausura de operación en la cual Maturana (2000) plantea que esta diferencia sólo se posibilita desde el sistema, siendo él quien establece sus propios límites a partir de operaciones que le son exclusivas. Retomar estos aportes, dentro de la teoría de sistema significa que las operaciones son acontecimientos que sólo surgen en el sistema, sin contacto con el entorno sino en una relación de interpenetración y emergencia y no pueden ser utilizados para acontecer y aferrar el mismo. A partir de estas operaciones y su carácter exclusivo, el sistema selecciona, evoluciona y establece los límites con el entorno;

únicamente debido a esto el sistema puede ser observado.

En lo respecta al sistema educativo, cabe advertir que en él participan

las mismas peculiaridades de todo sistema autorreferente: producir y

reproducir por si mismo los elementos de que está constituido. Siendo los

elementos las decisiones derivadas de las políticas públicas en el sector,

todas las decisiones hacen referencia a decisiones anteriores, única

posibilidad autorreproductiva del sistema. Reproducción que al mismo tiempo

(19)

19

va determinando un orden de los elementos. En este sistema, al pertenecer a la esfera de los sistemas sociales, los elementos constitutivos deben participar a partir de la comunicación. En lo particular del microsistema, los procesos de comunicación iterativa, conforman el canal a través del cual el sistema autosensibiliza las problemáticas de corte no sólo contextual sino que profundizan en lo ontológico, lo epistémico y lo teleológico de la oferta educativa.

En este punto y atendiendo a que se revela una frontera superpuesta entre el contexto y la teoría, haremos uso del planteamiento foulcaultiano sobre la naturaleza del biopoder (Foucault, 1996) como instancia para la comprensión de las interacciones humanas emergentes. En tal sentido, cabe señalar que para Díaz (2012; 36), “…el biopoder como forma de poder que rige y reglamenta la vida social por dentro, persiguiéndola, interpretándola, asimilándola, y reformulándola”. Esta forma de poder, desde la perspectiva de la investigación, no puede obtener un dominio efectivo sobre la vida entera de los grupos humanos, pero tal como lo advierte Díaz, viene a convertirse en una función integrante y vital que todo individuo adopta y aviva de manera totalmente voluntaria.

Por otra parte, la visión complementaria de la diferencia biológica, que es vinculante al ideal de sistemas humanos, permitieron al investigador generar un foco de interés para abordar el eje de problematización visto como fenómeno de las construcciones axiológicas con la formación profesional a través de los discursos axioestéticos generados por los sujetos sociales identificados como estudiantes. Abordar el análisis de ésta instancia por demás compleja, requirió entre las disimiles opciones, la elección de dos condicionantes del fenómeno: i) el contexto de referencia y ii) el marco teórico para elucidarlo.

En el contexto, lo primordial es la orientación que toman las

(20)

20

concepciones sobre el fenómeno de las construcciones axiológicas con la formación profesional en estudiantes del área de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad Nacional Experimental “Rómulo Gallegos”, durante el lapso 2012-2013. Tales concepciones son registradas en la indagación como unidades hermenéuticas derivadas de la discursividad de los sujetos sociales en la interacción humana vinculada con la formación profesional en la carrera previamente elegida. En este sentido fueron de interés los segmentos enunciativos de los discursos así como los procesos implicados como acción; en ellos, la enunciación es decisiva cuando da cuenta de la significación, entendiendo que la acción tiene como propósito posibilitar la comprensión interpretación de la praxis discursiva que signa lo representacional de los estudiantes sobre el eje focal del asunto: fenómeno de las construcciones axiológicas con la formación profesional.

Respecto al condicionante ii) marco teórico referencial; se buscó

convergencia en los postulados de tres grandes segmentos de soporte: la

teoría principal es asumida de la discusión entre la visión de sistemas

sociales de Niklas Luhmann y la teoría de la diferencia biológica o sistemas

humanos de Humberto Maturana; la teoría intermedia refiere la visión sobre

los actos de habla aportados por Austin complementado por la convergencia

en la teoría de la interpretación sostenida por Paul Ricouer y en las

derivaciones de semiótica social aportadas por Teu van Dijk al promover los

estudios del discurso como proceso social; el sustrato teórico particular, da

ligación compleja al presupuesto axioestético que rige la interacción humana

como discurso en el espacio reflexivo universidad-sociedad, que tiene

implicaciones dispuestas en la forma como el estudiante comprende y asume

las construcciones axiológicas desde la formación profesional. En este último

segmento, se hicieron de interés los planteamientos sobre la conjugación

sistema axiológico-sistema de creencia-ontología interpretativa, en la cual se

(21)

21

mueven tanto los contenidos del discurso de los sujetos sociales estudiantes como la imprimación de los saberes, sentimientos y emociones de la investigadora.

El contexto relacional

En los últimos diez años, la dinámica social en el mundo ha sufrido una serie de transformaciones que impactan la estructura político-económica de las naciones, estas transformaciones han sido caracterizadas por el inmenso desarrollo del capital como un desiderátum del cambio en la ciencia y en la tecnología y el subsecuente derrumbe de las economías capitalistas de base:

crisis en Europa, crisis en África, crisis en Occidente, crisis en América Latina; ese es el signo de los movimientos transformacionales del sistema mundo. En consecuencia, las preocupaciones por la intensidad de la crisis toca de cerca el quehacer de una multiplicidad de instituciones entre las cuales se encuentra innegablemente la universidad, por su cuádruple rol social: formar recursos para el desarrollo, generar conocimiento, difundir la producción de conocimiento y transferir socialmente el producto del accionar de los saberes que se construyen en el seno de la institución.

Por otra parte, en el plano de lo transformacional, los cambios también se han hecho evidentes en los cánones regulatorios de la ciencia; desde los movimientos implicados en las comunidades científicas se pregona como opción recuperar la noción de que más importante que el conocimiento es asumir una postura de conciencia que convierta la duda, el límite o el bloqueo en nuevas posibilidades, cuestión que requiere saber ubicarse en un frente determinado históricamente y hacer a los grupos humanos mayoritarios, protagonista de la historia.

Este movimiento constructivo, puede ser también gestor de otras

realidades; en ellas, la conciencia como plano de interacción del

(22)

22

pensamiento, la voluntad y el sentimiento (Martínez, 2000), no debe ser confinada al marco de las certezas heredadas, sino que debe avanzar a convertirse en una plataforma de soporte para la acción comprometida, transformadora y liberadora, que persigue reposicionar el sentido de lo humano en los más disimiles espacios relacionales hombre-sistema mundo.

Bajo el esquema delineado, la construcción de una nueva conciencia apuntaría a restituir el poder de la interpretación de las interacciones humanas en sociedad, reconstruir el valor de la historicidad crítica y dar lugar a la densa malla estética, que puede agregar consistencia al nuevo fenómeno de las construcciones axiológicas como proceso social de cambio, promovido desde instancias no pensadas, que contribuyan con ampliar el alcance de una racionalidad emergente en el quehacer de las personas, tomando como fuente la relación ser humano-sistema mundo (Maturana, 1998).

En tal sentido, avanzar enriqueciendo nuestra relación con la realidad, horizonte que nos desafía como especie, pensar desde la esperanza para salir de los límites de lo establecido, anticipando el advenimiento de lo nuevo, es el signo destinatario de la conciencia ciudadana que efectivamente deviene en fenómeno de las construcciones axiológicas de la persona en contraste con la dinámica de su entorno social.

En el punto de inflexión del poder hegemónico del pensamiento,

derivado de la visión tradicional de la ciencia, el desafío que se plantea a la

gestión de una nueva racionalidad para poner en escena la conciencia

transformadora y liberadora, da cuenta de la actual situación histórica

partiendo de una lectura de las potencialidades que se contienen en el

presente, según sea la naturaleza, desarrollo, transformación y capacidad de

influencia de los antiguos modos de producir el conocimiento y de los nuevos

que están emergiendo.

(23)

23

En éste segmento del debate cobra relevancia el conocimiento de las opciones ideológicas y axiológicas, que a nuestro modo de ver deben reconocer bases en el dominio cognoscitivo y operacional de una ciencia social capaz de ofrecer una lectura del momento histórico como el lugar abierto a muchos futuros, y así permitir una interpretación en profundidad de la realidad en la cual se desenvuelve la relación general hombre-contexto- naturaleza y la particular ciudadano-instituciones sociales.

Esta premisa, mueve la reflexión hacia la tarea de reconstruir el papel del conocimiento, de las vías de acceso a conocer, de las posturas asumidas por las instituciones académicas, de los entes promotores de las corrientes de cambio, de los intelectuales y en forma específica de quienes participan en el desarrollo de las ofertas de formación de talento desde las universidades, de modo que produzca la recuperación de nuestra perspectiva histórica integralmente.

En el encadenamiento que representa esta observación, la articulación del quehacer intelectual docente tiene anclajes en las posturas actitudinales y marcadamente axiológicas que muestran los estudiantes, sobre todo cuando el giro de la mirada auscultadora se posiciona en el fenómeno de las construcciones axiológicas del estudiante desde su propia formación profesional.

En el plano referido, hay que advertir que, en una primera perspectiva

identificada con el discurso científico manejado en los medios académicos,

en el campo de las ciencias sociales, la compartimentalización del

conocimiento en áreas especializadas, con base en el pretexto de responder

a requerimientos metodológicos que garanticen la construcción de un

conocimiento sólido y útil, posiciona y transfiere la visión de organización

empresarial a las instituciones universitarias, mientras en el campo complejo

de la sociedad, las expectativas sobre la universidad reclaman un giro hacia

(24)

24 la sensibilización social de sus egresados.

En una segunda perspectiva, derivada de la complejidad del sistema axioestético humano, se requiere abordar la cuestión de la formación de ciudadanos integrales más que de profesionales, para romper con las cuestionadas limitaciones a las exigencias de competencias propias de la capacidad operativa o instrumental en el ámbito de formación profesional.

Frente a esta realidad, necesitamos un proceso de formación que no esté limitado al campo de pensamiento como entidad destinada a la ciencia y potenciado en la capacidad de procesar información y la utilización de técnicas para asumir el desafío del progreso; en tanto el pensamiento no se restrinja, tampoco el conocimiento sería restrictivo; así, el conocimiento no sería un simple reflejo de las condiciones prevalecientes y menos todavía de los parámetros que impone el discurso dominante como re-corte de los procesos constructivos de la realidad.

En el trasfondo de esta argumentación, está presente la idea de incorporar nuevas estrategias de formación para dar cuenta de los fenómenos sociales desde la exigencia de su constitución como procesos, no limitándonos a describirlos como productos, a veces espectacularmente estructurados. Es la condición para leer la realidad social (Shutz y Luhman, 1978) no como una simple constelación de objetos cristalizados, sino como campo de opciones según las necesidades de los diferentes sujetos y de acuerdo con sus capacidades para construir actitudes y acciones, a manera de precisar los nudos problemáticos desde los cuales se pueda activar la potencialidad humana, trascendiendo los parámetros explicativos que impone el orden hegemónico en la ciencia sobre la educación como canal de transferencia del conocimiento.

Tales estrategias de formación, tienen que volcarse en programas

capaces de reconocer su orientación, a partir de ejes problemáticos que

(25)

25

incluyan áreas de la realidad hasta hoy desconectadas entre sí, a manera de ir construyendo un mapa integrado partiendo de diferentes dimensiones y fragmentos, pero que también refleje las dinámicas constituyentes que subyacen a la morfología de los fenómenos, para así dar cuenta de la dirección posible de desenvolvimiento de las situaciones más estructuradas, que en el caso que nos ocupa están referidas al fenómeno de las construcciones axiológicas desde la formación profesional en estudiantes de Ciencias Económicas y Sociales.

Como consecuencia, se desprende la necesidad de impulsar una renovación de la idea de educación universitaria, para colocarla al servicio de los hombres que luchan por hacer concretas sus esperanzas de vida en una sociedad diferente. Para este cometido histórico se requiere de un conocimiento que esté al servicio de la persona, enriqueciendo su conciencia y fortaleciendo su voluntad para hacer posible las expectativas que se tienen sobre la sociedad, concatenadas con una nueva y necesaria visión de mundo, centrada en el talante profesional orientado a reconocer los otros como nosotros, el respeto por la vida, por la naturaleza, por las instituciones, demarcada por una nueva visión sobre los sistemas axiológicos humanos.

El giro denotado, implica auscultar el sistema axiológico de los sujetos vinculados desde el categorial explícito: fenómeno de las construcciones axiológicas; aunque este sea apenas un rasgo general del pensar-actuar, pues las concepciones que sobre tal fenómeno tienen los estudiantes promueven la comprensión de su actuación en el escenario universitario.

Tal proceso de comprensión-interpretación del fenómeno citado,

revaloriza la capacidad de relación del ser con sí mismo y con los otros,

reconociendo que es en sociedad donde se concretiza la acción humana,

donde se descubre la esencia de lo humano; así la educación universitaria se

centraría en la formación del hombre y no en el proceso de

(26)

26

profesionalización; al respecto, Morin (2000) plantea la necesidad de abandonar la visión unilateral que define al ser humano; recomienda que debe ser visto como unidad compleja que lleva en sí de manera polarizada los caracteres antagónicos: racional y delirante, trabajador y lúdico, empírico e imaginador, económico y dilapidador, prosaico y poético; condición que amerita el cultivo permanente de las capacidades generales empleadas por éste para aprehender el conocimiento; es en este espacio donde las emociones, como puntal de apoyo al fenómeno de las construcciones axiológicas, ejercen su influencia decisiva, para conducirse con probabilidades de éxito con toda la complejidad que le caracteriza. Por esto, el énfasis en el descubrimiento del sustrato actitudinal que guía el accionar del estudiante en su tránsito por la universidad.

En el caso particular de las orientaciones que toma el proceso de mediación de aprendizajes en el área de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad Nacional Experimental “Rómulo Gallegos”, los elementos resaltantes de la problematización ya expuesta, se evidencian en los perfiles profesionales que se ofertan institucionalmente, cuyo eje convergente muestra una especie de alejamiento con el alcance que tiene el fenómeno de la realidad social y el sentido de lo humano; en ella, el profesional se forma para el mercado laboral, por lo cual tiene dificultades para insertarse en los procesos transformacionales que se manifiestan en el espacio social venezolano.

Una situación similar se revela en las asignaturas que configuran el

currículum de Ciencias Económicas y Sociales; allí, el perfil profesional está

matizado del dominio cognoscitivo de los modelos matemáticos que priman

en la visión economicista o econométrica, en esta última instancia

universitaria. Sin embargo, la disposición de orientaciones que se vinculen

con la exegesis del fenómeno de las construcciones axiológicas como

(27)

27

estrategia para gestionar el acceso a conocer, son un canal referencial para reposicionar las actitudes de los estudiantes en el marco del fenómeno de las construcciones axiológicas desde la formación profesional.

Desde la segunda perspectiva expuesta, se plantea entonces, el desarrollo de una estrategia potenciadora del fenómeno de las construcciones axiológicas, como herramental para vertebrar el desempeño del ciudadano, tanto en su conducción actual, como en su preparación integral como futuro profesional, en tanto sea concebida como base fundamental para la consolidación de un adulto responsable y productivo.

Sobre el aspecto relacionado con el fenómeno de las construcciones axiológicas, la aseveración de Ribeiro (2000), al considerar el rol de las emociones en el plano educativo, remite a estimarlo como antídoto frente a un modelo educativo que provee cantidades inmensas de información; pero no mecanismos para una mejor relación en el plano de la alteridad, con los otros y nosotros mismos. Tal visión es coincidente con Maturana (1997), quien destaca que en las conductas sociales es donde se aprecia la operacionalidad de la aceptación del otro como un legítimo otro en la convivencia, y es ese modo de convivencia lo que se connota como social, respecto a lo cual acota; “sin la aceptación del otro en la convivencia no hay fenómeno social” (p. 24); entonces el educar se constituye en el proceso en el cual la persona convive con otra y así se transforma espontáneamente, de modo que su modo de vivir se hace progresivamente más congruente con el del otro en el espacio de convivencia, visto como con-vivencia, espacio que estará matizado por el nivel de dominio del fenómeno de las construcciones axiológicas que el sujeto tiene con su propia formación.

Asumida de esta manera, la formación que construye al ciudadano en

el marco de la educación universitaria, debe incorporar en una estructura

sistémica aspectos inherentes con el área de conocimiento en la cual está

(28)

28

inmerso así como el sentido de lo humano en la operatividad de aquel conocimiento disciplinar. Se trata entonces, de interrogarse acerca de cómo se están construyendo, no sólo los conocimientos específicos de un área de interés de las profesiones, sino las capacidades personales en el ciudadano, en tanto se alcanza la formación de una persona humana, un ser relacional, capaz de poner en escena sus más caras concepciones en el fenómeno de las construcciones axiológicas desde la formación profesional, de manera que focalice sus potencialidades en la configuración de sus condiciones humanas y de un perfil profesional pleno.

Se trata de discernir en torno al sistema axiológico del estudiante, en términos de su participación activa y protagónica en la búsqueda de mejores vías para el bienestar, interpretadas éstas como “el grado de ajuste entre las características de la situación, la realidad o los recursos disponibles, y las expectativas, capacidades y necesidades de la persona, tal y como las percibe ella misma y el grupo social al que pertenece” (Seen, 2006: 11).

La reflexión sobre la potencialidad de la educación universitaria en Venezuela, conduce indefectiblemente a la revisión del alcance asignado al fenómeno que ella representa como opción transfiguradora (Mafessoli, 1998) en el talento humano; por lo cual, partiendo del tejido argumental precedente, se plantean como interrogantes orientadoras de la investigación, las siguientes:

¿Cuáles acepciones conceptuales asignan los estudiantes de economía, al sistema axiológico base que tienen como ciudadanos universitarios?

¿Cómo conceptualizan los estudiantes de economía, el fenómeno de las construcciones axiológicas desde la formación profesional?

¿Cuál es el componente ético-moral que emerge de las concepciones

(29)

29

del fenómeno asociado a las construcciones axiológicas desde la formación profesional en la universidad?

¿Bajo cuáles criterios puede generarse una aproximación interpretativa sobre el fenómeno de las construcciones axiológicas desde el discurso aportado por estudiantes del Área de Ciencias Económicas y Sociales en la universidad?

Para conseguir respuestas a las interrogantes expuestas, el problema de investigación se formuló de la manera siguiente:

¿Cuáles elementos epistémicos facilitan construir una interpretación del fenómeno de las construcciones axiológicas desde la formación profesional, en estudiantes del área de Ciencias Económicas y Sociales en la Universidad Nacional Experimental “Rómulo Gallegos”?

En concordancia con la sistematización de los argumentos expuestos, el cuerpo propositivo que da direccionalidad al estudio se configuró de la manera siguiente:

Propósitos de la Investigación General:

Generar una aproximación fenomenológica-hermenéutica del sobre las construcciones axiológicas desde la formación profesional, en estudiantes del área de Ciencias Económicas y Sociales en la Universidad Nacional Experimental “Rómulo Gallegos”

Específicos:

Comprender las concepciones de los estudiantes sobre el fenómeno de las construcciones axiológicas, desde la formación profesional, en la universidad.

Interpretar la configuración de la visión sobre el perfil axiológico

(30)

30

profesional, a través de las representaciones sociales de los estudiantes del área de Ciencias Económicas y Sociales en la Universidad Nacional Experimental “Rómulo Gallegos”

Aplicar las derivaciones sobre el alcance denotado en el estudio fenomenológico hermenéutico de las construcciones axiológicas desde la formación profesional, en estudiantes del área de Ciencias Económicas y Sociales en la Universidad Nacional Experimental “Rómulo Gallegos”

JUSTIFICACIÓN

La interpelación de las concepciones que el estudiante tiene sobre el fenómeno de las construcciones axiológicas es una vía para comprender el potencial axiológico, ligado a la visión ética y al accionar moral de éste en correspondencia con las expectativas sociales que se tienen de los futuros egresados universitarios. En tales términos, la investigación cobra relevancia institucional en tanto facilitará la comprensión de procesos complejos que vinculan la actuación de los estudiantes con lo representacional que evidencian sobre el fenómeno de las construcciones axiológicas desde la formación profesional.

Por otra parte, en el plano de la novedad que el estudio ofrece, se

estima que el abordaje epistémico de un asunto profundamente ligado a la

concepción que la persona tiene sobre el campo ético y moral de su

condición de profesional en formación es ya un canal referencial para la

reflexión desde la didáctica, viabilizando la posibilidad de incorporar

estrategias orientadas a elucidar el fenómeno de las construcciones

axiológicas del estudiante desde la formación profesional, generando un

apoyo para el profesor en el acompañamiento docente hacia la

consolidación de las concepciones positivas que se tienen sobre la

configuración de los perfiles profesionales.

(31)

31

La investigación entonces, propende a buscar en dos planos indagatorios: lo arqueológico y lo genealógico, el soporte conceptual para la complementariedad del conocimiento en el contexto de la visión ético moral que asume el estudiante en su quehacer de formación universitaria.

CONSTITUCIÓN DE LA SELECCIÓN METÓDICA Urdiembre de lo metodológico

Si entendemos por método a la estructura lógica de la investigación, que busca legitimar las decisiones o actividades planeadas con la finalidad de aproximarse a la realidad social y si es con el objeto de hallar certezas en ella, el enfoque sería positivista y cuantitativo; no obstante, si la naturaleza del estudio, el interés del investigador y los atributos del problema que se intenta comprender para interpretar así lo dictamina, entonces el método será de carácter cualitativo. Sin Embargo, cuando la concepción sobre el método requiere polivalencia, sobre todo cuando se trata de investigación social, según Bericat (1998), el método debe reunir de manera integradora tres niveles de la práctica sociológica: el metateórico, el teórico y el empírico, estos niveles de exigencia para la interpretación de la realidad se constituyen también, en función de la consistencia de la investigación, en "un sistema de acción coherente" (P. 19).

Así, por ejemplo, desde los objetivos de investigación de la interacción

simbólica (Bericat, 1998, Denzin, 1989), los métodos a considerar deberían

ser la observación participante, la investigación naturalista y la entrevista

sociológica. Pero si uno se sitúa en la perspectiva de Goetz y LeCompte

(1988), estos métodos habrán de considerarse a la luz de la investigación

etnográfica, vista como un cierre de la fenomenología. Aunque muchos de

los procedimientos que describen unos autores y otros son casi idénticos, su

utilización de acuerdo con la teoría, sus potencialidades y debilidades, para

(32)

32 determinados propósitos son diferentes.

Por otra parte, una imagen del complejo entramado metodológico aludido, es el que ofrece Wolcott (1992), representando las distintas estrategias cualitativas en la investigación como un árbol que hunde sus raíces en la vida cotidiana, y parte de tres actividades básicas:

experimentar/vivir, preguntar y examinar. Según el autor citado, a partir de éstas raíces brotarán las diferentes "ramas" y "hojas" de la investigación cualitativa, entre las que el investigador debe elegir para realizar su trabajo.

Así pues, consideramos el método como la forma característica de investigar, determinada por la intención sustantiva y el enfoque que la orienta. Basándonos en la comparación realizada por Morse (2004), hacemos una aproximación a lo comprensivo-interpretativo, que no pretende ser exhaustiva pero que alcanza diversidades epistemológicas según los enfoques comúnmente empleados para enfrentarse al tipo de interrogante planteado, la consideración del sujeto, la concepción objetual, la forma de mediación y las estrategias de verificación; esta opción del método se afinca en la aplicación de los postulados fenomenológicos y del uso de hermenéutica como herramienta interpretativa de los procesos cognoscitivos.

El orden metódico

En razón de los propósitos del estudio la metódica estuvo orientada hacia la investigación fenomenológica-hermenéutica (Ricouer, 2006), con direccionalidad cualitativa, definida por Schwartz y Jacobs (1984) como “Los esfuerzos por reconstruir la realidad de un escenario social... para poder comprender los fenómenos sociales” (p. 25), entendiendo en este caso la institución escolar como una entidad con características de escenario social y el aprendizaje ético-moral como un fenómeno social concreto.

Este enfoque metódico se caracteriza por permitir el análisis de

(33)

33

cualquier coyuntura social, incluso los procesos educativos, como un fenómeno que presenta dos dimensiones: la fenoménica, contentiva de lo que la percepción inmediata puede proveer; allí, cada elemento tiene sentido para la realización de acciones prácticas y para cada caso en particular de investigación. En esta primera fase de la fenomenología, los sujetos que forman parte de una estructura social –la institución universitaria-, están continuamente comprometidos con el decidir, reconocer y evidenciar el carácter racional de sus acciones, lo que representa en el comportamiento sobre la vida cotidiana una de las implicaciones acerca de las prácticas realizadas por los sujetos sociales interactuantes.

En la segunda fase, la fenomenología interpela lo trascendental del fenómeno, bajo lo que Husserl (1978) denominó el estado de suspensión o epojé, para esclarecer los elementos que trascienden la simplicidad de lo percibido por los sentidos o en el mundo de lo sensible.

En lo específico, el enfoque facilitó el abordaje del objeto de estudio para teorizar desde una aproximación interpretativa las implicaciones de una visión conceptual sobre el fenómeno de las construcciones axiológicas desde la formación profesional, que viabilice su comprensión-interpretación- aplicación.

Por otra parte, para los estudios que articulan fenomenología y

hermenéutica, las acciones racionales, su comprensión y comunicabilidad,

son consideradas como una realización de la vuelta a las cosas mismas; de

allí que en este tipo de estudio puede ser empleada como herramienta

principal en la interpelación de las actividades de la vida cotidiana, demostrar

la racionalidad y comprensibilidad de las expresiones y de las acciones

individuales especificas dentro de un contexto particular, las cuales en la

presente investigación se refieren al fenómeno de interacción entre los

actores sociales del proceso educativo –docentes y estudiantes- vistos en su

(34)

34 propia mismidad.

En el caso que nos ocupó, fue empleada como vertiente metodológica la fenomenología sociológica (Schutz, 1993) en la cual, tomando en cuenta que Schutz asumió la filosofía de Husserl y la transformó en sociología (Valles, l997); en este plano, fue utilizada la hermenéutica, como una herramienta para la comprensión e interpretación de los contenidos de los discursos aportados por los entrevistados.

Tal proceso hermenéutico permite puntualizar desde la subjetividad intencional lo que Husserl (1986), llama fenomenología trascendental, es el método que permite describir el sentido de las cosas viviéndolas como fenómenos (noemáticos) de conciencia. Lo concibe como una tarea de clarificación para poder llegar “a las cosas mismas” partiendo de la propia subjetividad, en cuanto las cosas se experimentan primariamente como hechos de conciencia, cuya característica fundamental es la intencionalidad.

No se trata de una descripción empírica o meramente psicológica, sino trascendental, esto es, constitutiva del conocimiento -de sentido- de lo experimentado, porque se funda en los rasgos esenciales de lo que aparece a la conciencia.

El método fenomenológico se lleva a cabo según una sucesión de pasos; los más importantes son los siguientes:

Reducción fenomenológica: consiste en “poner entre paréntesis”, a

modo de una suspensión de juicio (epokhé o epojé), lo que Husserl (1986)

denomina la “actitud natural”, creencia en la realidad del mundo,

cuestionamiento de si lo percibido es real, supuestos teóricos que lo

justifican, afirmaciones de las ciencias de la naturaleza. El resultado de esta

reducción o epojé es que no queda sino el “residuo fenomenológico”, a

saber, las vivencias o fenómenos de la conciencia, cuya estructura

(35)

35

intencional presenta dos aspectos fundamentales: el contenido de conciencia, nóema, y el acto con que se expresa este contenido, nóesis.

Reducción eidética: la realidad fenoménica, por una libre consideración de todas las posibilidades que la razón descubre en ella, pierde las características individuales y concretas y revela una esencia constante e invariable. La razón pone entre paréntesis todo lo que no es fenómeno y, del fenómeno, todo lo que no constituye su esencia y su sentido, su forma o su idea (eidos): intuición o reducción eidética. La ciencia de estas esencias, y su descripción, es la tarea fundamental de la fenomenología.

Reducción trascendental: resultado de la reducción fenomenológica no es sólo la aparición de “lo que se da a conocer a la conciencia” (los nóemas), sino también el que todo es conciencia (nóesis); esta unidad de nóema y nóesis configura la unidad de conciencia, o la subjetividad; esto es, el sujeto trascendental. De esta conciencia trascendental, surge el mundo conocido.

Mundo e intersubjetividad: en la misma conciencia está ya presente el mundo, porque de la misma manera que no hay conciencia sin sujeto tampoco la hay sin mundo. La fenomenología lleva metódicamente, a través de los nóemas, al descubrimiento y análisis de los objetos del mundo (cosas, animales, psiquismos) y al descubrimiento y análisis de los demás, los otros - inicialmente también puestos entre paréntesis-, como sujetos igualmente conscientes, con los cuales construimos (intersubjetivamente) el sentido del mundo o un mundo “común” para todos nosotros.

En este estudio fueron seguidos los pasos anteriores atendiendo a la

manera como el mismo se fue desarrollando, iniciando con una fase de

descripción que supone partir de la experiencia concreta y describirla de la

manera más libre y rica posible, sin entrar en clasificaciones o

categorizaciones, pero trascendiendo lo meramente superficial. Al reflexionar

(36)

36

sobre los acontecimientos, situaciones o fenómenos, se pueden obtener distintas visiones: la del investigador, la de los participantes, la de los agentes externos. Se trató de obtener toda la información posible desde diferentes perspectivas y fuentes; incluso, cuando son contradictorias permiten caracterizar las implicaciones teóricas que promuevan líneas de acción cognitiva en configuración de lo representacional.

La fase de estructuración, a partir de la reflexión, en la cual se intentó captar las estructuras del hecho, actividad o fenómeno objeto de estudio, y las relaciones entre las estructuras y dentro de las mismas. Es el momento de establecer las categorías y las relaciones existentes entre ellas. Luego, tenemos la fase de constitución de significados, donde el investigador profundiza en el examen de la estructura, centrándose en cómo se forma la estructura de un fenómeno determinado en la conciencia.

La fase siguiente, se caracteriza por la suspensión de los juicios, mientras se recoge la información y el investigador se va familiarizando con el fenómeno objeto de estudio, se trata de distanciarse de la actividad para poder contemplarla con libertad, sin las constricciones teóricas o las creencias que determinen una u otra forma de percepción. Por último, llegamos a la fase de interpretación, donde se trata de sacar a la luz los significados ocultos, se trata de extraer de la reflexión una significación que profundice los significados superficiales y obvios presentados por la información acumulada a lo largo del proceso.

En relación a la fenomenología como vertiente metodológica, cabe

mencionar que para Husserl (1982), estas fases metódicas, abren la

posibilidad de dominio de un campo de conocimiento eidético, sobre todo a

una nueva forma de conocimiento en la cual el fenomenólogo se abstrae

(desconecta) del mundo natural para obtener una conciencia pura de lo

indagado.

(37)

37

Supone pues la fenomenología una realidad constituida por hechos y estos acontecimientos, procesos o sistemas concretos, todos integran el fenómeno y por tanto su aprehensión mediante el método implica dominio de la representación, la debida comprensión y la interpretación de su estado y esencias trascendentes.

En tal sentido, es de observar que el enfoque positivista (cuantitativo, empírico-analítico, funcionalista), según lo planteado por La Torre, Rincón y Arnal (1996), concibe el mundo natural bajo los aspectos siguientes: tiene existencia propia, independiente de quien lo estudia. Está gobernado por leyes que permiten explicar, predecir y controlar los fenómenos. Las leyes pueden ser descubiertas y descritas de manera objetiva y libre de valor por los investigadores con los métodos adecuados. El conocimiento que se obtiene se considera objetivo y factual, se basa en la experiencia y es válido para todos los tiempos y lugares, con independencia de quien lo descubre.

Utiliza la vía hipotético-deductiva como lógica metodológica válida para todas las ciencias, defiende la existencia de cierto grado de uniformidad y orden en la naturaleza.

Frente a la postura paradigmática positiva ya conceptuada, Husserl (1986), opone el método fenomenológico y abre brechas para lo que posteriormente se va a llamar paradigma cualitativo, fenomenológico, interpretativo, naturalista, humanista o etnográfico, cuyo interés se orienta en el estudio de los significados de las acciones humanas, los hechos o fenómenos que se evidencian en la vida cotidiana.

Medios para la recolección de la información.

1.- Entrevista en profundidad:

La información fue recogida a través de entrevistas en profundidad,

no estructuradas y en este sentido Valles (1997), señala que la entrevista así

(38)

38

orientada no tiene prefijadas las interrogantes sino que éstas van apareciendo a medida que se avanza en la conversación sobre el asunto de interés para el entrevistador y el entrevistado.

Sobre lo expuesto, Taylor y Bodgan (1994), definen este tipo de entrevista como los reiterados encuentros cara a cara entre el investigador y los informantes, encuentros dirigidos a la comprensión de las perspectivas que tienen los informantes respecto de sus vidas, experiencias o situaciones, tal como las expresan sus propias palabras.

Así mismo Deslaulers (1991), señala que la entrevista en profundidad constituye una interacción limitada y especializada conducida por un objetivo específico y centrada sobre un sujeto en particular, ya que con ésta se trata de recoger datos donde es preciso considerar creencias, opiniones o ideas sobres las personas.

2.- Grabaciones y filmaciones

Otra vertiente para la captura de elementos de la realidad cotidiana en la práctica educativa en la universidad, con énfasis en la facilitación de aprendizajes en Ciencias Económicas y Sociales, en los actores sociales involucrados en el estudio, lo constituyeran las grabaciones o filmaciones hechas en el escenario particular del ámbito a investigar: el aula de clases.

Los dos espacios informacionales aludidos se complementaron con la revisión exhaustiva de documentos, empleando para ello como base analítica la hermenéutica.

Los entrevistables

Las entrevistas se realizaron a estudiantes del área de Ciencias

Económicas y Sociales, con énfasis en aquellos cursantes del último año de

la carrera.

Figure

Actualización...

Referencias

Related subjects :