El Arte de La Guerra y La Estrategia

193  37  Descargar (0)

Texto completo

(1)

(2) . . TUSBUENOSLIBROS.COM. El Arte de la  Guerra y la  Estrategia  De Sun Tzu al Tercer  Milenio   . Carlos Martín Pérez  2.011   .

(3) . .                                . “Tal vez no te interese la guerra,  pero tú le interesas a ella.”   Leon Trotsky .

(4) Prólogo. . Prólogo    ¿Nunca  ha  tenido  Usted  que  luchar  o  competir  con  alguien?  No sería muy humano. Aunque usted no sea  un  profesional  de  la  guerra,  el  libro  que  tiene  en  sus  manos le va a ser muy útil porque trata sobre la lucha y  el conflicto. Puesto que a lo largo de nuestra existencia  todos  entramos  en  conflicto  con  otras  personas,  es  bueno  saber  cómo  resolverlos.  La  forma  preferible  de  hacerlo  es  la  negociación,  pero  no  siempre  funciona.  Llegados  a ese punto; o nos rendimos, o entramos en  pugna con nuestros semejantes. ¿Le suena?     Si  elige    participar  en  un  conflicto,  lo  mejor  es  ganar  cuanto  antes  con  el  mínimo  daño  propio  y  a  ser  posible,  del  adversario.  De  hecho,  hemos  visto  en  muchas ocasiones que la situación ideal es convertir en  aliado al adversario rápidamente derrotado.     Otras  especies  animales  también  tienen  lo  que  se  pudiera  considerar  guerras:  hormigas  y  chimpancés  entre  otros.  En  este  planeta,  la  vida  es  lucha.  Desde  que  nace,  cualquier  ser  vivo  debe  competir:  con  sus  hermanos  para  conseguir  más  alimento  de  su  madre,  con  sus    compañeros  en  su  manada  para  conseguir  mejores  pastos  o  mas  carne  en  las  piezas  cobradas,  para  aparearse,  contra  otras  manadas  para  disputar  o  defender  el  territorio,  los  aspirantes  a  líder  de  la  manada contra éste, y así en cada momento de su vida.   El  reino  vegetal  y  el  mundo  microscópico  tampoco  parecen  escapar  a  esta  pauta.  Si  se  da  cuenta,  bajo  el  barniz  de  aparente  civilización,  el  ser  humano  no  se  .

(5) Prólogo. . distingue  demasiado  de  resto  de  los  animales.  ¿Será  porque somos más animales de lo que pensamos?    La  paz  es  el  futuro  y  la  guerra  es  no  tener  futuro.  Sin  embargo,  desde  que  existe  el  ser  humano  existe  la  guerra, y hasta ahora, se va llegando al futuro. Extraña  paradoja.         .

(6) Antigua China. Sun Tzu. .    . Antigua China  Sun Tzu  Los trece artículos sobre el arte de la guerra constituyen  el  más  antiguo  de  los  tratados  conocidos  sobre  esta  materia,  nunca  ha  sido  superado  en  amplitud  y  profundidad de conceptos.    Puede muy bien considerarse la esencia concentrada de  la  sabiduría  en  lo  referente  a  la  conducción  de  la  guerra.  Buscando  entre  los  teóricos  militares  del  pasado,  sólo  podría  hallarse  en  Clausewitz  al  único  capaz, en cierto modo, de compararse a Sun Tzu.    Este es un resumen del libro El Arte de la Guerra, escrito  por  el  guerrero  filósofo  Sun  Tzu,  probablemente  en  el  año  500  a.  d.  C.;  dicha  obra,  fundamentada  sobre  la  estrategia  y  la  confrontación  en  una  guerra,  contiene  comentarios  de  varios  estrategas  donde  expresan  conocimientos  y  habilidades  que  en  dado  momento  le  serán útiles a todo guerrero.    Sun  Tzu,  para  el  manejo  de  tropas,  expresa  que  las  órdenes  deben  ser  bien  explicadas  de  parte  del  comandante,  pero  si  ya  lo  han  sido  y  éstas  no  son  ejecutadas  de  acuerdo  con  la  ley  militar,  los  oficiales  son  los  culpables,  por  los  que  se  les  debe  dar  un  ejemplo  para  realizar  las  órdenes  exigidas,  no  importando los mandatos del Soberano.    Las  apreciaciones  estratégicas  juegan  un  papel  muy  importante en el arte de la guerra ya que la guerra es  un  asunto  vital  para  el  Estado,  por  lo  que  son  de  gran  5.

(7) Antigua China. Sun Tzu. .     importancia los factores de la moral, que es la armonía  que existe entre los dirigentes y el pueblo; el clima, en  el que se deben aprovechar los cambios de estación. Y  las  dificultades  del  terreno,  para  considerar  las  oportunidades que ofrece de vivir o morir. En el mando  se  debe  contar  con  inteligencia,  justicia,  valor  y  severidad  tanto  en  la  toma  de  decisiones  como  en  la  forma de llevar el orden.    En  disciplina,  se  entiende  la  correcta  asignación  de  autoridad  y  en  la  distribución  de  los  cargos,  la  organización y vigilancia en suministros.    Al  igual  que  se  debe  considerar  el  “engaño”  para  mostrar al enemigo inferioridad en condiciones para así  lograr despistarlo y sorprenderlo en un ataque.    La  victoria  es  el  principal  objetivo  de  la  guerra,  por  lo  que  debe  ser  planificada  con  anticipación,  con  esto  se  crearán  mayores  posibilidades  para  triunfar  y  se  reducirá  el  tiempo  de  guerra,  ya  que  esto  ocasionaría  pérdidas  tanto  en  lo  moral,  fuerza,  recursos  y  empobrecimiento  del  Estado,  así  que  se  deben  aprovechar  los  recursos  del  oponente  para  reducir  gastos.    Al  planificar  la  ofensiva  se  debe  tratar  de  someter  al  oponente  sin  atacarlo  y  tomar  la  ciudad  sin  asediarla,  así  las  tropas  estarán  frescas  y  la  victoria  será  completa.  También  se  debe  comparar  la  fuerza  del  oponente  con  la  propia  para  tener  un  correcto  desempeño.   . 6.

(8) Antigua China. Sun Tzu. .     En la formación militar se debe considerar como primer  paso el desarrollo de la humanidad y justicia para  que  sean  capaces  de  planear  estrategias  victoriosas,  así  se  obtendrá  el  triunfo  porque  se  aprovechan  las  condiciones  que  conducen  a  sus  oponentes  a  la  derrota.    A  través  del  espionaje  se  conocerán  los  planes  del  oponente  para  así  saber  cuál  será  la  estrategia  más  eficaz  para  lograr  el  éxito.  Se  deberán  descubrir  las  fuerzas  y  debilidades  tanto  de  uno  mismo  como  del  enemigo  para  planear  donde  se  deberá  atacar  y  así  lograr superioridad.    Las  maniobras  consisten  en  hacer  que  un  camino  tortuoso  se  convierta  en  directo,  y  que  los  problemas  se conviertan en ventajas. Para asegurar éstas se debe  contar con equipo adecuado y conocer las condiciones  del terreno a través de los guías locales.    Para  lograr  la  victoria  se  debe  tomar  en  cuenta  la  moral, en la que se encuentra tanto el oponente como  la propia, al igual que se debe dominar el factor mental  y  físico  en  las  que  se  deben  tomar  las  mejores  decisiones. Un comandante que conoce perfectamente  las  ventajas  de  las  diferentes  variables  sabrá  cómo  manejar  las  tropas  y  debe  estar  seguro  de  sus  capacidades  para  obtener  provecho  de  las  circunstancias;  no  debe  seguir  ningún  procedimiento  preestablecido,  al  igual  que  debe  actuar  de  acuerdo  a  las  circunstancias;  controla  su  carácter  y  cuando  ve  posibilidades,  actúa  con  cautela  y  rapidez,  en  caso  contrario cierra sus puertas. . 7.

(9) Antigua China. Sun Tzu. .     Durante  las  marchas,  la  ventaja  está  en  aprovecharse  de  las  configuraciones  del  terreno  y  mandar  a  las  tropas  con  humanidad  y  benevolencia,  si  no  se  toman  en  cuenta  dichas  recomendaciones  el  comandante  no  será capaz de utilizar el terreno en su provecho.     . 8.

(10) Antigua China. Sun Bin. .    . Sun Bin  Sun  Bin,  descendiente  directo  del  autor  de  El  arte  la  guerra  y  escrito  un  siglo  después,  se  puede  considerar  una  continuación  del  mismo.  Aunque  ya  se  conocían  algunos fragmentos, fue en 1972 cuando se encontró el  texto de esta obra.    Su  autor,  Sun  Bin,  "  el  mutilado  ",  está  considerado  también  como  uno  de  los  más  importantes  estrategas  de  la  antigua  China  y  fue  discípulo  del  mítico  sabio  taoísta " El maestro del valle del demonio ", reconocido  como el más grande teórico del arte de la estrategia.     ¿Qué  debo  hacer  si  soy  más  fuerte  y  dispongo  de  más  fuerzas que mi enemigo?  Esta es la pregunta de una persona inteligente. Cuando  tus fuerzas son mayores y más poderosas, pero todavía  preguntas  como  emplearlas,  esta  es  la  forma  de  garantizar la seguridad de tu nación. Cambia el mando  por  una  fuerza  auxiliar.  Desordena  las  tropas  en  filas  confusas,  para  que  el  adversario  se  confíe  y  entonces  seguramente entrará en batalla.    ¿Qué debo hacer cuando el enemigo es más numeroso  y más fuerte que yo?   Ordena  que  la  vanguardia  sea  replegable,  asegurándose  de  esconder  la  retaguardia,  de  forma  que  la  vanguardia  pueda  retirarse  con  seguridad.  Despliega  las  armas  de  largo  alcance  en  la  línea  de  frente,  las  armas  cortas  atrás,  con  arqueros  móviles  para  apoyar  una  presión  sostenida.  Haz  que  la  fuerza . 9.

(11) Antigua China. Sun Bin. .     principal quede inmóvil y espera a ver qué es lo que el  enemigo puede hacer.    ¿Cómo se debe atacar a los que están desesperados?   Espera hasta que encuentren un medio de sobrevivir.    ¿Cómo se ataca a fuerzas iguales?   Hay que confundirlas y dividirlas. Concentro mis tropas  para separar las del enemigo sin que éste se dé cuenta  de  lo  que  está  sucediendo.  Sin  embargo  si  el  enemigo  no  se  divide,  asiéntate  y  no  te  muevas;  no  luches  cuando no haya duda.    ¿Hay  alguna  forma  de  atacar  una  fuerza  diez  veces  mayor que la mía?   Sí.  Ataca  cuando  no  estén  preparados,  actúa  cuando  menos se lo esperen.    ¿Cómo puedo hacer que mi ejército siga las órdenes de  una forma habitual?   Sé digno de confianza de una forma habitual.    ¿Son puntos críticos las recompensas y los castigos para  los guerreros?   No. Las recompensas con medios de alentar las tropas,  de  hacer  que  los  que  luchan  no  se  preocupen  por  la  muerte.  Los  castigos  son  medios  de  corregir  el  desorden  haciendo  que  las  tropas  respeten  la  autoridad.  Ambos  pueden  reforzar  la  oportunidad  de  victoria, pero no son los elementos cruciales.    ¿Son  puntos  críticos  para  el  arte  de  guerrear,  la  planificación, el impulso, la estrategia y el engaño?  . 10.

(12) Antigua China. Sun Bin. .     No.  La  planificación  es  un  medio  de  reunir  un  gran  número de personas. El impulso se utiliza para asegurar  que los soldados luchen. La estrategia  es un medio  de  coger desprevenido al enemigo. El engaño es un medio  de frustrar la oposición. Todos estos elementos pueden  aumentar  las  posibilidades  de  ganar,  pero  no  son  los  elementos más cruciales.    Entonces, ¿Qué es lo que es crucial?  Evaluar  la  oposición,  imaginar  las  zonas  de  peligro,  garantizar la  vigilancia del terreno..., son los principios  generales para los jefes. Garantizar tu ataque allí donde  no haya defensa es lo esencial para el arte de la guerra.    ¿Para qué son los soldados rasos?   Los  jefes  con  conocimientos  no  esperan  el  éxito  sólo  confiando en los soldados rasos.    Una milicia no debe confiar en una formación fija; esto  es  lo  que  ha  sido  transmitido  por  los  sabios  de  la  antigüedad.    La  victoria  en  la  guerra  es  una  forma  de  preservar  las  naciones que están a punto de perecer y de perpetuar  las sociedades que van a morir; el fracaso en la guerra  consiste  en  perder  territorio  y  en  vez  amenazada  la  soberanía. Es por esto por lo que debe examinarse los  asuntos  militares.  Sin  embargo,  aquellos  que  disfrutan  del  militarismo  perecerán;  y  aquellos  que  ambicionan  la  victoria  sufrirán  la  desgracia.  La  guerra  no  es  algo  para  disfrutar,  la  victoria  no  ha  de  ser  un  objeto  de  ambición.   . 11.

(13) Antigua China. Sun Bin. .     Actúa  sólo  cuando  estés  preparado.  Cuando  una  plaza  es pequeña, pero su defensa es firme, eso significa que  tiene suministros. Cuando hay pocos soldados, pero el  ejército  es  fuerte,  eso  significa  que  tienen  un  sentimiento del sentido de la lucha. Nadie en el mundo  puede ser firme y fuerte si lucha sin suministros o sin el  sentimiento del sentido de la lucha.    Cuando  sabes  que  los  soldados  son  dignos  de  confianza, no dejes que otros los atraigan para sí. Lucha  sólo cuando estés seguro de ganar, sin dejarlo saber a  nadie.    La  capacidad  de  desplazar  a  un  ejército  en  el  acto  es  una forma de estar preparado contra los que son  más  fuertes.  Una  fuerza  expedicionaria  móvil  y  ligera  de  tropas  especialmente  entrenadas  se  utiliza  para  oponerse a un ataque relámpago.    Los ricos no están forzosamente seguros, los pobres no  están  necesariamente  inseguros,  la  mayoría  no  prevalece  necesariamente,  las  minorías  no  fracasan  forzosamente.  Lo  que  determina  quién  gana  y  quien  pierde,  quien  está  seguro  y  quien  en  peligro  es  su  ciencia, su estrategia.    Si  el  número  de  tus  adversarios  es  mayor,  pero  eres  capaz  de  dividirlos  de  forma  que  no  puedan  ayudarse  unos a otros, existe un modo de ganar.    Los  gobiernos  inteligentes  y  los  generales  con  conocimiento  de  la  ciencia  militar  deben  prepararse  primero;  después  pueden  lograr  el  éxito  antes  de . 12.

(14) Antigua China. Sun Bin. .     combatir,  de  forma  que  no  pierden  un  posible  logro  exitoso  después  de  luchar.  Por  ello,  cuando  los  guerreros  salen  con  éxito  y  vuelven  sin  ser  heridos,  entienden el arte la guerra.    Aunque  un  ejército  enemigo  tenga  muchas  tropas,  un  experto  puede  dividirlas,  de  forma  que  no  puedan  ayudarse entre sí cuando son atacadas.    Si  tú  equipamiento  no  es  eficaz,  mientras  que  el  enemigo  está  bien  preparado,  tu  ejército  será  aplastado.    Los  jefes  deben  ser  justos;  si  no  son  justos,  carecerán  de  dignidad.  Si  carecen  de  dignidad,  carecerán  de  carisma;  si  carecen  de  carisma,  sus  soldados  no  se  enfrentaran  a  la  muerte  por  ellos.  Por  esta  razón,  la  justicia es la cabeza del arte la guerra.    Los  jefes  deben  ser  humanos,  si  no  son  humanos,  sus  fuerzas  no  son  eficaces.  Si  sus  fuerzas  no  son  eficaces  no  logran  nada.  Por  ello,  la  humanidad  constituye  las  tripas del arte la guerra.    Los  jefes  deben  tener  integridad;  sin  integridad  no  tienen poder. Si no tienen poder, no pueden obtener lo  mejor de sus ejércitos. Por ello, la integridad es la mano  del arte la guerra.    Cualquiera  que  tenga  forma  puede  ser  definido,  y  cualquiera que pueda ser definido puede ser vencido.   . 13.

(15) Antigua China. Sun Bin. .     Cuando  las  personas  obedecen  las  normas  sin  recompensa  ni  castigos,  se  trata  de  órdenes  que  pueden  ejecutar.  Cuando  los  de  arriba  son  recompensados  y  los  de  abajo  son  castigados,  más  incluso si el pueblo no quiere obedecer las órdenes, se  trata de órdenes que el pueblo es incapaz de ejecutar.    Cuando  se  practica  constantemente  el  orden  para  educar  a  las  personas,  estás  obedecen.  Cuando  no  se  practica  constantemente  el  orden  para  educar  a  las  personas,  entonces  estás  no  obedecen.  Cuando  se  practica el orden constantemente, ello significa que es  eficaz para el conjunto.    Cuando  se  emplea  a  las  personas  de  forma  coherente  con su naturaleza, entonces las órdenes con ejecutadas  como una corriente que fluye.    No dejes que nada te seduzca, no dejes que nada que  altere. Hay que centrarse sólo en lo que es apropiado.    Aunque  seas  sólido,  mantente  a  la  defensiva;  aunque  seas fuerte sé evasivo.    Responder  a  una  forma  con  una  forma  es  franqueza,  responder sin forma a la forma es sorpresa.    Mira  con  los  ojos  de  todo  el  mundo  y  no  habrá  nada  que  no  puedas  ver.  Escucha  con  los  oídos  de  todo  el  mundo y no habrá nada que no puedas oír. Piensa con  la  mente  de  todo  el  país  y  no  habrá  nada  que  no  puedas conocer.   . 14.

(16) Antigua China. Sun Bin. .     Hay seis formas de escoger a las personas para ejercer  el mando: enriquecerlos y observar si se refrenan de la  mala  conducta  para  probar  su  humanidad.  Ennoblecerlos y ver si se contienen de la altanería, para  probar  su  sentido  de  justicia.  Darles  responsabilidades  para ver si se contienen del comportamiento despótico,  para  probar  su  lealtad.  Tentarlos  para  probar  su  confianza.  Ponerlos  en  peligro  y  ver  si  no  se  asustan,  para  probar  su  valor.  Abrumarlos  y  ver  si  permanecen  incansables,  para  probar  como  abordan  estratégicamente los problemas.       . 15.

(17) Antigua China. 36 estrategias chinas. .    . 36 estrategias chinas  Estas estrategias fueron escritas en China a lo largo del  tiempo  por  personas  muy  diferentes:  expertos  en  táctica  militar,  comerciantes,  pícaros,  cortesanos,  filósofos, poetas, buscavidas, escritores y gente normal  y  corriente.  Se  elaboraron,  enriquecieron  y  fueron  perfeccionadas a lo largo de cinco mil años de guerras,  golpes  de  estado,  intrigas  cortesanas  y  competencia  económica.  Cualquier  persona  puede  emplearlas  para  comprender  la  historia,  política,  negocios,  relaciones  humanas  y  relaciones  profesionales.  Ofrecen  consejos  prácticos  para  cualquier  situación:  cortejar  a  una  persona,  trabajos  en  ventas  y  en  tecnología,  para  situaciones  desesperadas,  momentos  de  confusión  y  crisis,  de  ataque  y  defensa,  enfrentamientos  con  adversarios  y  búsqueda  de  la  superioridad  sobre  los  competidores.    1. Rodear un estado para salvar otro  Atacar directamente a un enemigo poderoso y unido es  una  invitación  al  desastre.  Hay  que  emplear  una  confrontación  indirecta:  concentrar  fuerzas  para  golpear en el punto más débil del enemigo, aprovechar  sus  fallos,  resolver  un  problema  mediante  la  concentración  en  un  aspecto  que  parece  al  margen  pero  que  en  calidad  es  la  clave  o  desviar  el  problema  sobre otra circunstancia.    2. Moverse sin ser visto en el océano a plena luz del día.  Cuanto  más  obvia  parece  una  situación,  más  secretos  profundos puede esconder. La gente tiende a ignorar lo  que  les  es  familiar  y  espera  que  los  secretos  estén  escondidos.  Se  tiende  a  descuidar  las  actividades . 16.

(18) Antigua China. 36 estrategias chinas. .     abiertas  que  esconden  estrategias  subyacentes.  Significa  crear  un  frente  que  después  se  rocía  con  un  ambiente  de  familiaridad  y  de  normalidad.  Una  vez  hecho  esto,  se  puede  maniobrar  sin  ser  visto,  ya  que  todo  el  mundo  se  acostumbra  a  ver  lo  obvio  y  acostumbrado.    3. Matar con una espada prestada  Consiste  en  utilizar  los  recursos  ajenos  en  provecho  propio.  Si  otro  puede  hacerlo  por  ti,  no  lo  hagas  tú  y  apúntate el éxito.    4. Relajarse mientras el enemigo se agota a sí mismo  Hay  que  forzar  a  los  enemigos  a  gastar  su  energía  mientras  se  conserva  la  propia.  Cansar  al  adversario  persiguiendo  objetivos  inútiles  o  hacerles  venir  desde  muy lejos, mientras se permanece en el terreno propio.    5. Saquear una casa en llamas   Los  adversarios  que  ya  tienen  problemas  son  más  fáciles  de  vencer  que  los  que  no  tienen  tales  distracciones.  Hay  que  aprovechar  totalmente  las  desgracias  del  enemigo  e  incluso  aumentarlas  para  restarles fuerza.    6. Fingir ir hacia el Este mientras se ataca por el Oeste  Se  crea  una  falsa  impresión  para  hacer  pensar  al  enemigo  que  el  ataque  viene  de  un  lado,  cuando  en  realidad está llegando por otro.     El  adversario  no  debe  descubrir  las  intenciones  de  los  falsos  movimientos:  si  no  se  hace  con  inteligencia,  puede  volverse  contra  uno.  Hay  que  difundir . 17.

(19) Antigua China. 36 estrategias chinas. .     información errónea acerca de las intenciones propias.  Así  se  fuerza  al  enemigo  a  concentrar  sus  defensas en  otro  frente,  dejando  vulnerable  el  que  a  nosotros  nos  interesa.    7. Crear algo a partir de nada  Se  crea  una  falsa  idea  en  la  mente  del  adversario  haciendo que la fije como real. Si se es capaz de crear  algo  a  partir  de  nada,  las  circunstancias  más  insignificantes  pueden  conducir  al  éxito.  La  mentira  repetida  mil  veces  puede  llegar  a  aceptarse  como  verdad.     Convertir algo pequeño en enorme, creado a partir de  actitudes  preexistentes  para  avivar  los  miedos,  aumentar  los  prejuicios  o  desviar  la  percepción  de  los  hechos. Una variante es hacer pensar a los demás que  uno no tiene nada cuando en edad se tiene algo.    8. Atravesar el desfiladero en la oscuridad  Opone  maniobra  abierta,  predecible  y  pública,  a  otras  encubiertas,  sorpresiva  y  secreta.  Significa  atraer  la  atención  sobre  una  línea  de  acción  y  desarrollar  otras  alternativas.    9. Observar los fuegos que arden al otro lado del río  Consiste en dejar que los enemigos se destruyan entre  ellos.  Hay  que  aprovechar  las  contradicciones  del  adversario.    10. Ocultar la daga tras una sonrisa  Significa  ganar  la  confianza  del  contrincante  y  actuar  solamente cuando ha bajado la guardia. . 18.

(20) Antigua China. 36 estrategias chinas. .       11. Sacrificar el ciruelo por el melocotonero  A veces hay que hacer sacrificios parciales en aras de la  victoria  total,  hacer  concesiones  para  conseguir  el  objetivo  principal.  Exige  un  cuidadoso  cálculo  de  beneficios  parciales  y  globales,  así  como  ganancias  a  largo y a corto plazo.    12. Robar un cordero al pasar  Hay  que  aprovechar  las  oportunidades  que  surgen.  Cualquier  error  del  enemigo  debe  ser  una  ventaja  propia.    13. Golpear la hierba para asustar la serpiente  Si  el  adversario  es  cauteloso  e  insondable,  hay  que  crear  cualquier  tipo  de  agitación  para  observar  su  reacción.     Atacando  un  blanco  secundario,  se  puede  asustar  al  enemigo para que haga públicos secretos importantes.  Se  puede  hacer  creer  al  enemigo  que  se  le  está  cercando  y  así  se  entregará  más  fácilmente.  Hay  que  provocar  al  enemigo  y  estudiar  su  respuesta  antes  de  lanzar  una  verdadera  ofensiva.  También  sirve  para  probar a las personas y ver cómo son en realidad.    14. Levantar un cadáver de entre los muertos  Significa  no  utilizar  lo  que  todo  el  mundo  utiliza,  sino  servirse de lo que nadie se sirve. Hacer revivir algo que  ha  caído  en  desuso  por  descuido  o  dejadez.  Encontrar  utilidades  a  cosas  que  habían  sido  hasta  entonces  ignoradas o consideradas inútiles.   . 19.

(21) Antigua China. 36 estrategias chinas. .     15. Atraer al tigre fuera de las montañas  Es  mejor  hacer  salir  al  enemigo  para  luchar  que  adentrarse  en  territorio  peligroso  y  desconocido  para  combatirle. Hay que sacarle de su entorno para hacerlo  más  vulnerable  al  ataque.  Un  paso  más  de  esta  estrategia  es  hacer  entrar  al  tigre  en  las  montañas  propias.    16. Deshacerse del enemigo permitiéndole escapar  Se  utiliza  para  evitar  derramamientos  de  sangre.  Funciona  mejor  que  intentar  arrinconarle  y  provocar  una  lucha  desesperada.  No  se  debe  presionar  demasiado  al  enemigo.  Cualquier  asedio  debe  dejar  una  escapatoria  para  que  el  enemigo  no  se  sienta  decidido  a  luchar  hasta  la  muerte.  Una  vez  que  empiece su fuga, se debilitará y será fácil destruirlo.    17. Fabricar un ladrillo para obtener jade  Engatusar  al  adversario  con  algo  de  poco  valor  para  obtener un beneficio mayor. El ejemplo más claro es el  Caballo  de  Troya.  Una  variante  en  el  mundo  de  las  negociaciones  es  empezar  con  una  pequeña  petición  para obtener una predisposición favorable a peticiones  más amplias.    18. Capturar al cabecilla para prender a los bandidos  Una  fuerza  se  deshace  cuando  se  pierde  lo  que  la  mantiene  unida.  Si  uno  se  enfrenta  a  una  oposición  masiva, hay que centrarse en sus líderes.    19. Robar la leña debajo de la caldera  Este método tiene como objetivo mermar los recursos  del  enemigo  y  minar  su  moral.  Tiene  doble  sentido: . 20.

(22) Antigua China. 36 estrategias chinas. .     privar  al  enemigo  de  su  sostén  físico  y  también  del  psicológico.    20. Pescar en aguas turbias  Hay  que  utilizar  la  confusión  general  en  provecho  propio.  Los  tiempos  de  crisis  proporcionan  oportunidades  excepcionales.  No  hay  que  confundirlo  con  “saquear  una  casa  en  llamas”,  que  significa  aprovecharse  de  las  adversidades  concretas  del  enemigo,  mientras  que  “pescar  en  aguas  turbias”,  consiste  en  aprovecharse  de  una  situación  general  de  confusión  y  de  caos.  El  ideograma  chino  “crisis”  está  compuesto  de  dos  caracteres:  “peligro”  y  oportunidad”.    21. Desprenderse del caparazón de la cigarra  Significa  dejar  atrás  las  falsas  apariencias  creadas  con  un  fin.  La  fachada  queda  intacta,  pero  la  acción  se  realiza en cualquier parte.    22. Cerrar la puerta para atrapar al ladrón  En esencia consiste en cercar al enemigo y cerrar todas  las  vías  de  escape.  Pero  exige  algunos  requisitos  previos:  se  debe  tener  al  menos  una  concentración  superior  de  fuerzas  en  el  lugar,  o  una  superioridad  absoluta; tiene que haber alguna especie de trampa, ya  sea  física  o  psicológica;  hay  que  traer  al  enemigo  con  algún  engaño  y  hay  que  cerrar  la  trampa  en  el  momento  adecuado  para  que  realmente  el  adversario  pueda  ser  atrapado  dentro.  Si  éste  percibe  alguna  posibilidad  de  escape,  seguirá  luchando  desesperadamente, pero si sabe que su lucha no tiene  sentido, acabará entregándose. . 21.

(23) Antigua China. 36 estrategias chinas. .       23.  Aliarse  con  un  Estado  lejano  para  atacar  al  Estado  vecino  Si uno se alía con enemigos (o simplemente neutrales)  distantes, mientras se ataca a los cercanos, se pueden  minimizar  las  dificultades  logísticas  y  consolidar  además  cada  victoria.  Hay  que  recordar  que  estamos  hablando  de  alianzas,  no  de  paz  perpetua.  Existen  intereses permanentes, pero no amigos eternos.    24.  Tomar  prestado  el  derecho  de  paso  para  atacar  al  vecino.  Se  asegura  el  uso  temporal  de  los  recursos  de  otro  aliado para atacar a un enemigo común. Tras haberlos  empleado  para  vencer  al  enemigo,  se  emplean  ahora  contra el aliado que los facilitó. Se emplea para cuando,  si tenemos dos adversarios, uno está amenazado por el  otro. Si se interviene en ayuda del primero, se amplía la  influencia sobre ambos al mismo tiempo. La clave de la  estrategia es la capacidad de pedir prestado un camino  de paso.    25.  Reemplazar  las  vigas  y  los  pilares  con  madera  podrida  Consiste  en  robar,  sabotear,  destruir  o  eliminar  de  alguna  manera  las  bases  que  sostienen  al  enemigo  y  sustituirlas por las propias.    26. Mata al pollo para asustar al mono  En  esta  estrategia  se  trata  de  usar  tácticas  para  producir miedo, amenazar, asustar o plegar a otros a la  sumisión.   . 22.

(24) Antigua China. 36 estrategias chinas. .     27. Hacerse el tonto sin dejar de ser listo  Las  personas  más  inteligentes  no  dejan  ver  siempre  lo  inteligentes  que  son.  Las  que  son  menos  listas  y  piensan que son muy listas, actúan de forma temeraria.  Hay  que  esperar,  hacerse  el  tonto  y  aprovechar  la  oportunidad.    28. Retirar la escalera después de haber subido  Atraer  al  enemigo  a  una  trampa  y  después  cortarle  la  vía  de  escape:  al  codicioso,  con  promesa  de  ganancia;  al inflexible,  con argucias; al arrogante, con apariencia  de  debilidad.  También  quiere  decir  sumergir  a  los  propios  aliados  en  una  situación  de  crisis  que  les  obligue a inventar nuevas soluciones al problema.    29. Adornar los árboles con flores falsas  Se trata de presentar una apariencia poderosa, incluso  si las fuerzas reales son mínimas. Otra variante es que  el fuerte se  presente como más fuerte para  disuadir a  los  rivales,  o  más  débil  para  confundirlos.  En  general,  hay  que  hacer  ver  que  se  tienen  más  fuerzas  que  las  que se poseen.    30. Hacer que el anfitrión y el invitado intercambien sus  sitios  El  invitado  puede  cambiar  de  posición  con  el  anfitrión  de  muchas  maneras:  aumentando  sus  fuerzas  hasta  que  se  halla  suficientemente  fuerte  para  vencer  al  anfitrión,  infiltrándose  como  amigo  y  tomando  poco  a  poco  el  control  o  penetrando  en  el  territorio  después  de haber hecho salir al anfitrión.   . 23.

(25) Antigua China. 36 estrategias chinas. .     31.  Utilizar  una  mujer  para  tender  una  trampa  a  un  hombre.  En  un  sentido  más  amplio,  significa  ofrecer  al  adversario cualquier clase de tentación irresistible.    32. Abrir de par en par las puertas de la ciudad vacía  Hay  que  utilizar  esta  estrategia  cuando  se  está  en  situación muy vulnerable. Se basa en la propensión de  la  gente  a  desconfiar  de  lo  que  se  reconoce  abiertamente. Si no se tiene ningún medio de defensa y  se  revela  abiertamente  al  enemigo,  es  probable  que  sospeche  lo  contrario.  Se  afirma  no  ser  más  de  lo  que  se  es  con  la  esperanza  que  los  demás  imaginen  que  somos mucho más.    33. Dejar que el espía siembre la discordia en su propio  campo  No existen situaciones en las que los espías no puedan  ser  empleados.  Se  aconseja  manipular  a  los  agentes  enemigos para que sirvan a los objetivos propios.    34. Hacerse daño a sí mismo para ganarse la confianza  de enemigo  La  gente  tiende  a  sentir  simpatía  por  los  que  padecen  calamidades.  Hay  que  aparentar  ser  víctima  de  tu  propia gente para ganar la simpatía y  confianza de  los  enemigos.    35. Encadenar juntos a los barcos enemigos  Cuando  dos  saltamontes  están  atados  por  el  mismo  hilo,  ninguno  se  puede  escapar.  Trata  de  cómo  convertir en debilidad la fuerza del enemigo. Se intenta  entorpecer al enemigo con su propio peso. . 24.

(26) Antigua China. 36 estrategias chinas. .       36. Retirarse  Retirarse  cuando  todo  falla  es  la  estrategia  definitiva.  Pero  no  significa  huir  definitivamente.  Al  enfrentarnos  con  un  enemigo  infinitamente  superior,  se  puede  rendir,  negociar  o  retirarse.  La  retirada  no  significa  la  derrota  total,  el  compromiso  significa  una  media  derrota y la rendición, la derrota total.       . 25.

(27) Antigua China. Huai Nan Zi. .    . Huai Nan Zi  En  esta  obra  se  presentan  una  serie  de  extractos  del  texto  clásico  taoísta  Los  maestros  de  Hainan,  que  pertenece a la antigua tradición de Lao Tse y Zhuang Zi.  Esta  obra  fue  compilada  hace  más  de  dos  mil  años,  y  constituye una de las más antiguas y prestigiosas de la  filosofía  del  Tao.  Los  maestros  de  Huainan  constituyen  a  su  vez  una  colección  de  pensamientos  acerca  de  la  civilización, la cultura y el gobierno. Es más detallado y  explícito  que  el  Tao  Te  King  y  que  el  Zhuang  Zi,  sus  notables  predecesores,  y  abarca  la  totalidad  de  las  ciencias  naturales,  sociales  y  espirituales  del  taoísmo  clásico.  Incluye  temas  tan  variados  como  la  conservación del ambiente, el crecimiento personal y la  evolución  política  de  las  sociedades  en  una  visión  comprensiva  de  la  vida  humana.  Es  posible  rastrear  el  origen de este libro hasta el circulo interno de los sabios  taoístas de la corte del rey de Huainan, gobernante de  un  pequeño  principado  en  el  vasto  imperio  de  la  dinastía china de Han en  la segunda centuria antes de  Cristo. Este rey era un notable patrono de la cultura, y  su  corte  ya  era  un  centro  floreciente  cuando  surgió  en  ella  un  grupo  de  ocho  maestros  taoístas  que  transmitieron estas enseñanzas.    Los  que  recurrían  a  las  armas  en  los  tiempos  antiguos  no  lo  hacían  para  expandir  su  territorio  o  lograr  riquezas.  Lo  hacían  por  la  supervivencia  y  continuidad  de  las  naciones  al  borde  de  la  destrucción  y  la  extinción,  para  poner  orden  en  el  mundo  y  para  deshacerse de los que dañaban a la gente común.   . 26.

(28) Antigua China. Huai Nan Zi. .     El  uso  que  los  sabios  hacen  de  las  armas  es  como  el  peinado del cabello o la poda de los retoños: se quitan  unos pocos para beneficiar a muchos. No hay daño más  grande  que  matar  a  gente  inocente  y  soportar  dirigentes  injustos.  No  existe  peor  calamidad  que  agotar  los  recursos  para  satisfacer  los  deseos  de  un  individuo.    Hay necesidades referentes a ropas y alimentos que no  alcanzan  a  satisfacerse.  Por  lo  tanto,  cuando  las  personas viven juntas no  lo comparten todo por igual.  Si  no  logran  lo  que  desean,  pelean.  Cuando  pelean,  el  fuerte  aterroriza  al  débil  y  el  atrevido  atropella  al  tímido.    Cuando los voraces y glotones saquearon al mundo, las  gentes vivieron en medio de tumultos y no podían estar  seguros  en  sus  casas.  Hubo  sabios  que  se  alzaron,  derribaron  a  violentos  y  desmedidos,  resolvieron  el  caos del momento, nivelaron lo desparejo, suprimieron  la contaminación, clarificaron las turbulencias y dieron  seguridad  al  que  corría  peligro.  Así  la  humanidad  estuvo en condiciones de sobrevivir.    Las  operaciones  militares  de  los  líderes  de  verdad  se  considera  con  filosofía,  se  planean  con  estrategia  y  se  sostienen  con  justicia.  No  tienen  como  finalidad  destruir  lo  que  existe  sino  conservar  lo  que  está  pereciendo. Por lo tanto, cuando se enteran de que en  una  nación  vecina  se  oprime  el  pueblo,  alistan  ejércitos,  marchan  a  la  frontera,  y  acusan  a  la  otra  nación de injusticias y excesos.   . 27.

(29) Antigua China. Huai Nan Zi. .     Cuando  los  ejércitos  alcanzan  los  suburbios,  los  comandantes dicen a sus tropas: “no derriben árboles,  no perturben los cementerios, no incendien cosechas ni  destruyan  almacenes,  no  hagan  prisioneras  a  las  personas comunes y no roben animales domésticos”.    Luego  se  formula  la  proclama:  “el  gobernante  de  tal  y  cual  país  demuestra  desprecio  por  el  Cielo  y  los  Espíritus  al  apresar  y  ejecutar  a  inocentes.  Este  es  un  criminal ante el cielo, un enemigo ante el pueblo”.    La presencia de los ejércitos es para expulsar al injusto  y  restaurar  al  virtuoso.  Quienes  encabezan  a  los  saqueadores del pueblo, en desafío a lo que es natural,  mueren  y  sus  bandas  son  exterminadas.  Aquellos  que  reúnen  a  sus  familias  para  escuchar  razones  quedan  libres  junto  con  sus  familias;  aquellos  que  logran  que  sus aldeas y ciudades escuchen son recompensados lo  mismo  que  sus  aldeas  y  ciudades;  aquellos  que  logran  que sus distritos escuchen, reciben feudos al igual que  sus distritos; y aquellos que consiguen que sus estados  escuchen, son ennoblecidos en sus estados.    La  conquista  de  una  nación  no  se  extiende  a  su  población;  arranca  el  liderazgo  y  cambia  el  gobierno,  hace  honor  a  los  caballeros  excelentes,  reconoce  al  sabio y al bueno, ayuda a huérfanos y viudas, consuela  al pobre y lo trata con misericordia; libera a los presos y  recompensa a los que ostentan méritos.    Los aldeanos aguardan la llegada de esos ejércitos con  las puertas abiertas, les tienen preparados los abastos y  la  alimentación,  preocupados  sólo  ante  la  posibilidad . 28.

(30) Antigua China. Huai Nan Zi. .     de que no vengan. Así, cuando el liderazgo se descarría,  el pueblo desea la intervención militar tal como desea  que  llegue  la  lluvia  durante  una  sequía  y  como  busca  saciar la sed. ¿Quién cruzaría sus armas con el ejército  movido por la rectitud en tales circunstancias?     La  pretensión  suprema  de  una  acción  militar  justa  consiste  en  poner  fin  a  su  misión  sin  necesidad  de  luchar.    En  cuanto  a  las  acciones  militares  de  las  sociedades  modernas, aún cuando los dirigentes sean descarriados  y  desconocedores  del  camino,  toda  ellas  levantan  fortificaciones  para  su  defensa.  Cuando  se  lanzan  al  ataque  no  es  para  frenar  el  violento  y  desalojar  al  destructor;  si  no  para  invadir  tierras  y  engrandecer  su  territorio. Por eso es que se llega a que haya cadáveres  dispersos  cuya  sangre  corre  a  la  vista  de  ellos  y  los  liderazgos eficientes rara vez surgen. es porque siguen  sus ideas; los líderes actúan por su propia cuenta.    Los  que  hacen  la  guerra  para  ganar  tierras  no  pueden  entronizarse  como  soberanos  de  esas  tierras,  y  aquellos  que  hacen  la  guerra  por  su  propio  interés  no  pueden lograr que sus logros se mantengan.    Muchos  ayudan  a  los  se  lanzan  a  proyectos  para  beneficiar  a  otros;  muchos  abandonan  a  los  que  se  lanzan a realizar proyectos para su propio beneficio.    Aquellos  que  cuentan  con  la  ayuda  de  la  mayoría,  de  seguro  serán  fuertes  aun  cuando  ellos  mismos  sean  débiles,  en  tanto  que  aquellos  abandonados  por  la . 29.

(31) Antigua China. Huai Nan Zi. .     mayoría, con seguridad perecerán sin que importe cuán  grandes puedan ser.    Cuando  los  ejércitos  pierden  el  camino  son  débiles;  cuando  alcanzan  el  camino,  son  fuertes.  Cuando  los  generales  pierden  el  camino,  son  ineptos;  cuando  alcanzan el camino, son capaces.     En  una  acción  militar  acorde  con  el  camino,  los  carros  de  guerra  no  se  lanzan  al  frente,  los  caballos  no  se  ensillan, los tambores no redoblan, las banderas no se  despliegan. Las flechas no se disparan, y las espadas no  saborean  la  sangre.  No  se  modifican  los  rangos  en  la  corte,  los  mercaderes  no  se  alejan  del  mercado  y  los  campesinos no se van de sus campos.    Cuando  se  invoca  la  justicia  con  urgencia,  las  grandes  naciones han de convertirse en aliadas y los pequeños  estados las seguirán. Todo esto se apoya en la voluntad  de  las  gentes,  para  librarse  de  merodeadores  y  saqueadores.  Así  aquellos  con  intereses  comunes  han  de morir juntos; aquellos consentimientos comunes se  desarrollarán  juntos;  aquellos  con  deseos  comunes  se  esforzaran  juntos;  aquellas  aversiones  comunes  se  ayudarán  mutuamente.  si  procedes  de  acuerdo  con  el  camino,  el  pueblo  y  todo  el  mundo  lucharán  en  tu  favor.    Cuando  los  cazadores  persiguen  a  la  presa,  unos  cabalgan  y  otros  van  a  pie,  todos  extreman  sus  esfuerzos. Nadie los amenaza con el castigo, pero todos  se  ayudan  para  cruzar  la  espesura,  porque  todos  persiguen el mismo interés. . 30.

(32) Antigua China. Huai Nan Zi. .     Cuando  atraviesan  un  río  en  el  mismo  bote  y  caen  en  medio  de  un  remolino,  los  hijos  de  un  centenar  de  familias se ayudarán de inmediato tal como lo hacen las  manos derecha e izquierda, sin pensar en recompensa  alguna,  porque  todos  se  encuentran  en  el  mismo  problema.    Por  lo  tanto,  las  operaciones  militares  de  los  líderes  sabios  son  para  eliminar  la  destrucción  en  el  mundo,  para  que  todos  los  pueblos  compartan  las  ventajas  en  común. Cuando los hombres sirven en la milicia con el  mismo  espíritu  con  que  los  hijos  hacen  algo  por  sus   padres o sus hermanos mayores, entonces alcanzan un  poderío que semeja a la fuerza de un alud... ¿quién se  atrevería a enfrentarlo?    Cuando  empleas  bien  las  armas,  haces  que  la  gente  trabaje  por  su  propio  beneficio.  Cuando  empleas  mal  las armas, haces que la gente trabaje para tu beneficio.  Cuando  haces  que  la  gente  trabaje  para  su  beneficio,  pueden  emplearse  a  cualquier  persona.  Cuando  la  haces  trabajar  para  tu  beneficio  encontrarás  a  muy  poca.    Todo  el  mundo  sabe  cómo  se  manejan  los  detalles,  pero  nadie  sabe  cómo  se  trabaja  en  el  cultivo  de  lo  básico. Por atender al cuidado de las ramas se olvidan  de  las  raíces.  Así  hay  muchas  cosas  que  pueden  contribuir  a  que  un  ejército  venza,  pero  con  pocas  las  que pueden garantizar la victoria. Buenos armamentos  y equipos, abundantes abastecimientos y gran cantidad  de  tropas  significan  gran  ayuda  para  un  ejército,  pero  allí no queda incluida la victoria. . 31.

(33) Antigua China. Huai Nan Zi. .     La forma de alcanzar determinada victoria se encuentra  en tener una infinita sabiduría y un camino infalible. La  base  de  una  victoria  o  una  derrota  militar  está  en  el  gobierno.  Si  el  gobierno  conduce  al  pueblo  con  propiedad y los que están más abajo adhieren a los más  altos, entonces la milicia es fuerte. Si el pueblo supera  al  gobierno  y  los  que  están  por  debajo  se  vuelven  contra los de arriba, entonces la milicia es débil. Por lo  tanto,  cuando  virtud  y  justicia  bastan  para  alcanzar  a  todos, las obras públicas son suficientes para atender a  las  necesidades  urgentes,  se  escoge  lo  que  basta  para  ganar  el  corazón  de  los  inteligentes,  y  planificación  eficiente  basta  para  conocer  la  disposición  de  las  fuerzas  y  debilidades...  esa  es  la  base  de  una  victoria  cierta.    Contar  con  un  territorio  extenso  y  una  gran  población  no  es  suficiente  para  obtener  la  fuerza.  Contar  con  duras  corazas  y  armas  afiladas  no  es  suficiente  para  alcanzar  la  victoria.  Contar  con  muros  elevados  y  hondos  fosos  no  es  suficiente  para  la  seguridad  absoluta. Contar con órdenes y castigos estrictos no es  suficiente para tener autoridad.    Aquellos  que  desarrollen  políticas  que  conduzcan  la  supervivencia  han  de  sobrevivir  aunque  sean  pequeños;  aquellos  que  lleven  a  cabo  políticas  conducentes  a  la  destrucción  perecerán  aún  cuando  sean grandes.    Un país pequeño que en realidad practique la cultura y  la  virtud,  reina;  un  gran  país  militarista,  perece.  Un  ejército  que  se  mantiene  entero,  va  al  combate  sólo . 32.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :