Acceso a los servicios de salud mí derecho y mi deber:

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Texto completo

(1)

año VII - núm. 319 - 10 de abril de 2015

Boletín electrónico

Tus derechos son nuestra fuerza!

Acceso a los

servicios de salud mí

derecho y mi deber:

Para poder llegar a tener algo hay que luchar por él, ese algo puede que sea fácil o difícil, en el caso de la seguridad social para las per-sonas su obtención es algo difícil en el sentido generalizado ya que la historia nos demuestra como en las sociedades modernas se ha luchado por este derecho, nos remontamos a la era de la revolución industrial con la finalidad de hacer ver como la sociedad obrera en su caminar han sufrido accidentes en su persona.

En los años de 1760 a 1815 en Inglaterra nace el capitalismo acele-rado y los empresarios sufren las consecuencias de brindar la seguri-dad social a sus obreros estos tiene que sufrir al tener que realizar acciones legales en contra de la falta de protección a la seguridad social o instituciones que se hicieran cargo de la salud del obrero, recordemos que la maquinaria desplazaba a colectivos de personas y los dejaba sin trabajo, entonces los empresarios incumplían con brindar ese derecho mínimo al trabajador.

La salud es la

riqueza real y no

piezas de oro y

plata.

(2)

Boletín electrónico

año VII - núm. 319 - 10 de abril de 2015

En el código civil se registra la figura de la res-ponsabilidad objetiva con la finalidad de que el empresario independientemente de que tenga la culpa o no responda al obrero o per-sona con la obligación tanto de hospitalizarlo como de brindarle la atención médica o en su caso el pago de daños y perjuicios y en caso de incapacidades parcial o total responder así mismo en el caso de vejez o cesantía que este tenga garantizada una pensión así como la se-guridad social.

Lo anterior ha sido fruto de luchas constantes ya que la maquinaria industrial vino a revolu-cionar la fuerza muscular del hombre o de los animales y las personas empiezan a remeter contra los empresarios al punto de unirse para defender sus derechos y deberes laborales y oponiendo resistencia a la explotación, destro-zando las maquinas e incendiando las fábri-cas.

Razón por la que en los años de 1815 a 1900 se tu-vo una ayuda en el sentido de que tanto en Alemania con el canciller alemán Otto Von Bismarck y William Beveridge en Inglaterra, implementaron programas de seguridad social con la finalidad de que los traba-jadores tengan un bienestar social a fin de que la economía de ambos países siguiera con la máxima eficiencia, ambos como estadistas que fueron vieron que las economías tenían un nivel bien marcado con beneficios reciprocas tanto al trabajador como al país lo que combinaron con programas de indemni-zación.

(3)

Boletín electrónico

año VII - núm. 319 - 10 de abril de 2015

Vemos pues que al surgir movimientos obreros como el de los ludditas, el cartismo1 en 1836

por un grupo de artesanos y obreros de Lon-dres, las huelgas de Cananea la cual fue em-prendida por los trabajadores de la empresa minera de Sonora el 1 de junio de 1906 o la huelga en contra de hilados y tejidos de Rio Blanco en Orizaba Veracruz el 7 de enero de 19072, todo lo anterior con la necesidad de

justicia al imponer no solo el aseguramiento de las condiciones humanas y de salubridad sino de establecimientos de previsión social.

En nuestro México tenemos registrado, el nacimien-to3 del IMSS.

La base constitucional del seguro social en México se encuentra en el artículo 123 de la Constitución General de la República, promulgada el 5 de febrero de 1917. Ahí se declara “De Utilidad Social el esta-blecimiento de cajas de seguros populares como los de invalidez, de vida, de cesación involuntaria en el trabajo, de accidentes y de otros con fines simila-res”.

De la misma manera el ISSSTE del 28 de diciembre del 1959 entrando en vigor el 1 de enero de 1960. Instituciones que tienen el encargo de velar por la seguridad social de los trabajadores tanto de la em-presas particulares como a los trabajadores al servi-cio del Estado, ambas tiene la encomienda de nacer con la finalidad de brindar justicia social la cual quie-re decir velar por la salud de los dequie-rechohabientes.

(4)

Boletín electrónico

año VII - núm. 319 - 10 de abril de 2015

Los derechos son: recibir atención médica ade-cuada, trato digno y respetuoso, información su-ficiente, clara oportuna y veraz, decidir libre-mente sobre su atención, otorgar o no su con-sentimiento válidamente informado, ser tratado con confidencialidad, contar con facilidades pa-ra obtener una segunda opinión, recibir aten-ción médica en caso de urgencia, contar con ex-pediente clínico, ser atendido cuando se incon-forme por la atención médica recibida, vías al-ternas a las judiciales para tratar de resolver conflictos con el personal de la salud.

Los deberes como paciente

4

:

1- La población debe informarse del cuidado de la salud y procurar desarrollar actitudes y conductas sin riesgo para su salud y la de la comunidad.

2.- Los pacientes o representantes legales tienen la responsabilidad de informar con veracidad al perso-nal de salud, así como de manifestar las dudas y pre-ocupaciones relacionadas con su enfermedad.

3.- El consentimiento válidamente informado del pa-ciente es la más sólida expresión de su autonomía, por lo que deben plantearse las alternativas de aten-ción para la toma de sus decisiones. El consenti-miento informado establece su autodeterminación para aceptar o rechazar métodos de diagnóstico, tra-tamiento y cuidados generales, excepto cuando de existir rechazo suponga riesgos de salud pública.

(5)

Fuente:

1 Última revisión 15/04/2015El Cartismo http://www.azc.uam.mx/publicaciones/alegatos/pdfs/36/40‐06.pdf 

2 Última consulta 15/04/2015 Huelgas http://biblio.juridicas.unam.mx/libros/8/3559/4.pdf 

3 Última Consulta‐15/04/2015. LA SEGURIDAD SOCIAL EN MEXICO 

UN ENFOQUE HISTORICO.  http://www.juridicas.unam.mx/publica/librev/rev/revjurdp/cont/2/art/art2.pdf 

Boletín electrónico

año VII - núm. 319 - 10 de abril de 2015

4.- El paciente tiene derecho a que se respete su decisión de aceptar o no cualquier procedimiento de diagnóstico o tratamiento. Este precepto debe aplicarse a los niños, ancianos, o pacientes con trastornos mentales leves, si su estado de madurez y lucidez es apropiado para tomar la decisión co-rrespondiente. Su aceptación en estos casos debe ser ratificada por los padres, tutores o responsa-bles.

5.- El paciente, después de haber recibido la información detallada y aceptar las prescripciones médicas, está comprometido a cumplirlas con precisión. Tiene el deber de informar al personal que lo atiende cuando por cualquier motivo ha dejado de cumplir las indicaciones.

6.- El enfermo que sabe que tiene una enfermedad contagiosa adquiere, al saberlo, la obligación de evitar por todos los medios que otras personas enfermen por su contacto con él.

7.- La persona que se sabe portadora de información genética adversa susceptible de transmitirse a su descendencia adquiere el compromiso de seguir el consejo genético que se le proporcione, según el caso y asume completamente la responsabilidad de sus actos.

Vemos pues los derechos y deberes como pacientes, estos son algunos expuestos de manera breve, con la finalidad de llevarlos a cabo en la práctica civil o cotidiana en caso de tener dudas podemos acudir a las Comisiones de Arbitraje Médico de los Estados así como en las delegaciones de los ser-vicios de salud.

(6)

Oficina general

Calle Ruperto L. Paliza

, No. 566 Sur,

Colonia Miguel Alemá

n, C.P. 80200

Culiacán, Sinaloa.

Tels. (667) 7 52 24 21

y 7 52 25 75

Lada Sin Costo

01 800 6 72 92 94

Correo electrónico:

informacion@cedhsin

aloa.org.mx

Oficinas regionales

Visitaduría Zona Norte Calle Niños Héroes No. 781 Sur, Col. Bienestar, Los Mochis, Ahome, Sinaloa.

TEL. 668 817 02 25 vzn@cedhsinaloa.org.mx Visitaduría Zona Sur

Calle Amistad No. 1166, Int. 3, Col. López Mateos,

Mazatlán, Sinaloa. TEL. 669 986 85 99

vzs@cedhsinaloa.org.mx

Visitaduría Zona Évora Calle José Ma. Morelos Local 10, Edif. Cinema del Valle, Col. Morelos, Guamúchil, Sinaloa TEL. 673 732 80 04 vze@cedhsinaloa.org.mx

Boletín electrónico

Para m

ayores

detall

es le

invitam

os a vi

sitar

nuestr

o sitio

web:

www.c

edhsin

aloa.or

g.mx

Visitaduría Zona Guasave Calle Ignacio Ramírez No. 99, Col. Centro, C.P. 81000

Guasave, Sinaloa. TEL. 687 871 61 37 vzg@cedhsinaloa.org.mx

Visitaduría Zona Rosario Calle Luis Donaldo Colosio

No. 1224, Local 6 Col. Centro, El Rosario, Sin.

TEL. 694 952 24 01 vzr@cedhsinaloa.org.mx

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :