Historia en el arte - Investigaciones

Top PDF Historia en el arte - Investigaciones:

Vista de Filosofía de la Historia del Arte, de Luis de Soto
							| Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

Vista de Filosofía de la Historia del Arte, de Luis de Soto | Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

Siguiendo aqui la tradición el autor ha dejado fuera de su investigación el Antiguo Arte Indígena de América y en general a todo arte de esfe Continente, capit[r]

8 Lee mas

Vista de El "derecho" en las investigaciones estéticas  Nuevas exigencias para la historia del arte
							| Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

Vista de El "derecho" en las investigaciones estéticas Nuevas exigencias para la historia del arte | Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

En un momento estelar de la historia del arte, durante el Congreso Inter- nacional de Historia del Arte (ciha) de Berlín, en 1992 , el entonces director de la National Gallery de Londres, Neil McGregor, respondió a tal cuestio- namiento. Su muy reconocida institución, en esos tiempos del gobierno Thatcher, tuvo que enfrentarse con una encuesta de rentabilidad. Ignorando los párametros —estilo “McKinsey”— inaplicables a una institución de la memoria y educación cultural, el director del museo explicó, con el ejemplo de un cuadro de Claude Lorrain, cuáles son las cualidades irrenunciables de la preservación, investigación y exposición de obras de arte. Esta lección mantiene vigencia. Para una sociedad reducida al culto de la producción y promoción de bienes, la reflexión sobre valores culturales puede propiciar perspectivas más sustentables que la orientación al éxito económico a corto plazo. En pocas palabras: cualquier empresa puede quemarse, caer en el olvi- do y sólo propiciar la miseria del desempleo; 12 en cambio, un monumento mesoamericano nunca deja de ser objeto de descubrimiento, de orientación e identificación cultural. 13 Aun los empresarios más duros reconocen el hecho de que los productos estandarizados de la industria no tienen atracción sin contexto cultural. Soft is hard, esta lección de que los factores “suaves” del producto, como su diseño, su utilidad sociocultural, etcétera, son más efecti- vos que las puras y “duras” cifras de ventas y de rentabilidad, ya desde hace más de una década guía las estrategias inteligentes del marketing. Es por ello que algunas empresas ofrecen altos puestos administrativos a egresados de las humanidades.
Mostrar más

10 Lee mas

Vista de En torno a "Páginas de arte y de historia"
							| Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

Vista de En torno a "Páginas de arte y de historia" | Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

copiosa y erudita es la obra de Francisco de la Maza. cuyo valor ha sido reconocido no solamente en México, sino también en el extran- jero en donde goza de una bien [r]

7 Lee mas

Vista de Enhorabuena  La Licenciatura en Historia del Arte
							| Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

Vista de Enhorabuena La Licenciatura en Historia del Arte | Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

En aquel entonces, quienes no abogaban por una licenciatura diseña- da para unos cuantos privilegiados que ya sabían a qué querían dedicarse se preguntaban si asignaturas como teoría de la historia, filosofía de la histo- ria e incluso introducción a la historia tendrían prioridad o siquiera espacio en un hipotético currículum de historia del arte en el nivel licenciatura. To- dos coincidíamos en que debería ser así. En el plan de estudios de historia se privilegiaban tanto el área de teoría como el área de conocimientos bási- cos de metodología de la investigación y docencia, otorgándoles casi 40 por ciento de la carga académica en la licenciatura. Otras ocho materias obli- gatorias —o 13 por ciento del total pero con el doble de créditos— estaban destinadas a hacer que los futuros historiadores aprendiéramos sobre la his- toria de la historia. Y entonces cabía preguntarse: ¿qué historiografía se en- señaría en historia del arte?
Mostrar más

10 Lee mas

Vista de Chiapas, su arte y su historia coloniales
							| Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

Vista de Chiapas, su arte y su historia coloniales | Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

Men- cionaremos entre ellas un Cristo en la Cruz, muy probablemente de la escuela guatemalteca; otra la preciosa y muy fina Santa Ana y la Virgen niña, obra del siglo XVIII;[r]

37 Lee mas

Vista de Las primeras dos décadas de los Anales del Instituto de Investigaciones  Estéticas: la era de Manuel Toussaint
							| Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

Vista de Las primeras dos décadas de los Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas: la era de Manuel Toussaint | Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

Otro aspecto importante es el nombre primigenio, aparentemente cientí- fi co, de una disciplina adscrita a las humanidades, pues en aquel momento, en España, llamar “laboratorio” a una institución dedicada al estudio del arte garantizó la dotación de mayores fondos para las investigaciones “estéticas”, que muchos científi cos y economistas ven como ornamento innecesario, pres- cindible en una casa de estudios. Ese aspecto cobra mucha importancia en la actualidad, cuando muchas universidades del mundo intentan reprimir la crea- tividad y recortar el sustento de las humanidades, obligándolas a subordinarse a los parámetros de las ciencias —aunque en la unam y en los rankings inter- nacionales (especialmente en el Times londinense) son disciplinas sólidas, hay en efecto una innegable pretensión de legitimar los estudios estéticos y de apli- car a quienes las practican evaluaciones (como el sni) con categorías científi cas inadecuadas para las aportaciones de las humanidades. En los años recientes, Anales ha retomado esos debates, en un contexto de revisiones conceptuales que tienden a convertir la historia del arte en ciencia de las imágenes.
Mostrar más

8 Lee mas

Vista de vol  XXXIX, núm  111
							| Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

Vista de vol XXXIX, núm 111 | Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

atención a los acontecimientos de la historia y acusaban un alto grado de liber- tad creativa tanto en términos estéticos como iconográficos. El cuadro de Heisig representaba a la multitud atrapada entre las bayonetas e identificada con la pancarta “Vous êtes travailleurs aussi ” (“Ustedes también son trabajadores”). En Pariser Kommune III, Heisig daba la espalda a las demandas de la esté- tica realista socialista impuesta por el  en diversos sentidos al presentar una visión emocional (subjetiva) del hecho histórico, acentuada por la recupera- ción de la obra de artistas como Francisco Goya y de la tradición expresionista alemana de autores como Otto Dix y Max Beckmann. Una vez más, en lugar de una representación de los días optimistas y heroicos de la Comuna, que se celebraba en la  como el primer gobierno comunista de la historia, Heisig ofrecía la visión de la masacre que tuvo lugar antes de que la Comuna llegara a su fin en . Por otra parte, Heisig iba más allá en su relación con el arte moderno: la fragmentación de las figuras, la contraposición de diversos planos y el contenido de las escenas del cuadro respondían a una operación de monta- je propia de las vanguardias dadaísta y constructivista, rechazada por la estética realista. Estos recursos, junto con las pinceladas enérgicas y la paleta caliente y contrastante los usó Heisig para enfatizar la violencia y ferocidad del ataque. Pariser Kommune III no fue bien recibida por la crítica. A Heisig se le acu- só de banalizar los problemas formales y de denigrar el valor de la Comuna al representarla como una retorcida masa amorfa. La de Heisig era una pin- tura no edificante, algo de lo que se había acusado también a Ernst Barlach y Käthe Kollwitz en los años cincuenta, cuando los funcionaros del régimen vieron en recursos del arte moderno tales como la deformación y fragmenta- ción de la figura humana, un acto de vandalización de lo humano.  Desde los
Mostrar más

312 Lee mas

Historias de vida del Barroco

Historias de vida del Barroco

Recopilación de textos cortos que son resultado de investigaciones llevadas a cabo durante la cursada de Historia del arte y el Diseño II, de la Licenciatura en Diseño Artístico Audiovisual, carrera perteneciente a la Universidad Nacional de Río Negro (Sede Andina El Bolsón). La consigna proponía elegir un personaje presente en alguno de los muchos cuadros producidos durante el período Barroco e imaginar su biografía, aplicando un criterio de verosimilitud. El personaje debía ser secundario (poco conocido o totalmente desconocido) y su presencia en el cuadro podía tener cierto carácter enigmático que llevara a imaginar una posible –y ficcional- historia. Para cumplir con el verosímil narrativo fue necesario, entonces, reconstruir aspectos históricos, estéticos, económicos o sociales que ayudaran a reconstruir los escenarios por los que podrían haberse desarrollado sus historias de vida. Algunos de los siguientes personajes realmente existieron (aunque sus biografías fueron en gran parte imaginadas para este ejercicio). Otros sólo habitan en la imaginación de sus autores y cobran vida en las páginas que a continuación compartimos.
Mostrar más

42 Lee mas

Vista de Veinte años de Investigaciones Estéticas
							| Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

Vista de Veinte años de Investigaciones Estéticas | Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

C UANDO fué fundado el Instituto de Investigaciones Estéticas el año de 1934, los estudios acerca de la Historia del Arte en México se encontraban, por decirlo [r]

9 Lee mas

Vista de Las misiones católicas en Japón (1549 1639): análisis de las fuentes y tendencias historiográficas
							| Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

Vista de Las misiones católicas en Japón (1549 1639): análisis de las fuentes y tendencias historiográficas | Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

Por otra parte, Lothar Knauth fue pionero en desarrollar una línea de investigación transpacífica, en especial, la expansión ibérica en Asia con su disertación Pacific Confrontation: Japan Encounters the Spanish Overseas Empire (1542-1639) (1970). 149 El autor se aproximó a la historia de la misión católica en Japón reconstruyendo las relaciones políticas, culturales y religiosas del lado Pacífico: Japón y la Corona española (Filipinas y Nueva España). A su juicio, la trascendencia y consecuencia histórica de la expansión ibérica hacia el este no consistió sólo en explorar nuevas rutas marítimas en pro de la mundialización política, económica, cultural y religiosa, sino también en asentar bases para la posterior expansión norteamericana, que se convirtió en su “heredera” y se hizo “a costa de la experiencia hispánica”. 150 Además, a diferencia de la postura tradicional de interpretar el fracaso de las misiones en Japón como un asunto negativo, Knauth lo consideró como una base importante para la futura construcción de la nación moderna de Japón. La aproximación transpacífica emprendida por dicho historiador cobró importancia en los años setenta, ya que se organizó un congreso internacional: La expansión hispanoamericana en Asia: siglos XVI y XVII (1976), en el que se trataron los vínculos entre Nueva España y Oriente acerca de las fuentes históricas, misiones y arte. 151
Mostrar más

67 Lee mas

Vista de Edmundo O'Gorman, 1906 1995
							| Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

Vista de Edmundo O'Gorman, 1906 1995 | Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

Colaboró en varios trabajos de historia del arte prohijados por el Instituto de Investigaciones Estéticas, especialmente sobre los orígenes de la litografía en México.. Fu[r]

6 Lee mas

Hernandez Celiz_Programa Historia del Arte y el Diseño1_2017

Hernandez Celiz_Programa Historia del Arte y el Diseño1_2017

La segunda unidad nos introduce en los albores del desarrollo del concepto Arte, la construcción de la mirada antropocéntrica y la diferenciación entre Artes mayores, menores y artes liberales. También se analizará la influencia de la cultura griega y zonas de irradiación en torno al mediterráneo y el surgimiento del cristianismo como instrumento de configuración de lo político, artístico y social.

7 Lee mas

UNRNHernandez Celiz Programa 2014 Hist_Arte y D_2

UNRNHernandez Celiz Programa 2014 Hist_Arte y D_2

Giunta, A., cap. “La Batalla de la Vanguardia entre el peronismo y el desarrollismo” y Herrera, María José: “Los años setenta y ochenta en el arte argentino. Entre la utopía, el silencio y la reconstrucción”. En Burucúa (Dir). Arte, sociedad y política. Sudamericana, Vol II. Buenos Aires, 1999.

7 Lee mas

SENTIDO Y SENSIBILIDAD JANE AUSTEN

SENTIDO Y SENSIBILIDAD JANE AUSTEN

A pesar de lo mucho que había sufrido en su primera conversación con Lucy sobre el tema, pronto sintió un vivo deseo de reanudarla, y esto por más de una razón. Deseaba escuchar otra vez muchos detalles de su compromiso; deseaba entender con mayor claridad lo que Lucy realmente sentía por Edward, si era en verdad sincera en sus declaraciones de tierno afecto por él; y muy en especial quería convencer a Lucy, por su presteza en incursionar en el asunto de nuevo y su tranquilidad al conversar sobre él, que no le interesaba más que como amiga, algo que temía haber dejado al menos en duda con su involuntaria agitación durante su conversación matinal. Que Lucy se inclinara a sentirse celosa de ella parecía bastante probable; era evidente que Edward siempre la había alabado mucho, y evidente no sólo por lo que Lucy decía, sino por su atreverse a confiarle, tras tan poco tiempo de conocerse en persona, un secreto tan reconocida y obviamente importante. E incluso los comentarios jocosos de sir John podían haber pesado en ello. Pero, en verdad, mientras Elinor siguiera sintiéndose tan segura en su interior de que Edward realmente la amaba, no se requería de más cálculos de probabilidades para considerar natural que Lucy se sintiera celosa; y de sus celos, su mis- ma confidencia era prueba suficiente. ¿Qué otra razón podía haber para revelar su historia, sino que Elinor supiera de los mayores derechos que Lucy tenía sobre Edward y aprendiera a evitarlo en el futuro? No le costaba mucho comprender hasta este punto las intenciones de su rival, y en tanto estaba firmemente decidida a actuar según lo exigían todos los principios de honor y honestidad para luchar contra su propio afecto por Edward y verlo lo menos posible, no podía negarse el consuelo de intentar convencer a Lucy de que su corazón estaba indemne. Y como nada podían agregar sobre el tema más doloroso que lo ya escuchado, no dudó de su propia capacidad para soportar tran- quilamente una repetición de los pormenores. .
Mostrar más

203 Lee mas

Viaje de Gulliver a Liliput

Viaje de Gulliver a Liliput

a los altos cargos y al gran favor de la corte. Se las adiestra en este arte desde su juventud, y no siempre son de noble cuna y de educación elevada. Cuando queda vacante un alto puesto, sea por fallecimiento o por haber caído en desgracia el titular (lo que sucede a menudo), cinco o seis de esos candidatos piden al em- perador permiso para entretener a Su Majestad y a la corte con un baile en la cuerda, y quien salta a mayor altura sin caerse consigue el puesto. Con mucha frecuencia se ordena a los minis- tros principales que muestren su habilidad y convenzan al em- perador de que no han perdido sus facultades. Flimnap, el teso- rero, hace en la cuerda floja, según es fama, una voltereta por lo menos dos centímetros y medio más alta que cualquier otro se- ñor del imperio. Yo le vi dar el salto mortal varias veces seguidas sobre un pequeño disco de madera sujeto a la cuerda, que no es más gruesa que un bramante corriente de Inglaterra. Mi amigo Reldresal, secretario de asuntos privados, es, en mi opinión, si no soy parcial, el que sigue al tesorero. El resto de los altos fun- cionarios son bastante parejos entre sí.
Mostrar más

36 Lee mas

El otro y la mirada del otro

El otro y la mirada del otro

Productores y crítica siguen mirando a Europa. Deshora, puesta en hora, superación, son tres momentos de la puesta en discurso de la historia del arte local, siempre con la historia del arte europeo como horizonte deseable o a partir del cual construir la identidad: por querer producir los mismo (a pesar de las circunstancias singulares); por querer producir al mismo tiempo (y dejar de sentirse provincia cultural); o por querer hacerlo primero (y estar a la vanguardia).

19 Lee mas

Las Muy Ricas Horas del duque Jean de Berry

Las Muy Ricas Horas del duque Jean de Berry

También Jean de Francia, duque de Berry, murió en 1416, el 15 de junio, trun- cándose su sueño de ver terminado el códice de las Très Riches Heures. La pes- te se cruzó en el camino entre Jean de Francia y su obra cumbre, la que encargó con la finalidad de que fuese insuperable, quedó inacabada en cuadernillos sueltos guardados en un pequeño cofre. El derrochador amigo del arte, de los castillos, del lujo extremo, dejó muchas deudas y por ello tras su fallecimiento se realizó un atestado de inventario y valoración de sus bienes que se conserva ac- tualmente en la Bibliothèque Sainte-Geneviève, donde se puede leer lo siguiente: “en une layette plusieurs cayers d’unes très riches heures que faisoient Pol el ses frères, très richement histories et enluminiez. - 500 livres”. En un cofrecillo varios cuadernillos de unas muy ricas horas que hicieron Pol y sus hermanos, muy ricamente historiadas e iluminadas. - 500 libras.
Mostrar más

15 Lee mas

FIg. 1-Secuencia que ilustra la jerarquía figura- fondo que refiere al carácter orgánico de la obra

FIg. 1-Secuencia que ilustra la jerarquía figura- fondo que refiere al carácter orgánico de la obra

“El empleo del concepto de obra de arte, referido a los productos de vanguardia, plantea algunos problemas. Se podría objetar que la crisis del concepto de obra provocada por los movimientos de vanguardia no es evidente, que la discusión parte, pues, de falsas premisas. «La descomposición de la tradicional unidad de la obra se puede mostrar de modo completamente formal como tendencia colectiva de la modernidad. La coherencia y la independencia de la obra se cuestionan conscientemente Y acaso se destruyen metódicamente.» 1 Es preciso asentir a esta constatación de Bubner; no está claro, en cualquier caso, que de ello se desprenda que la estética deba renunciar hoy al concepto de obra. Bubner, por su parte, piensa en el regreso al kantismo como la única estética actual 2 . «Las únicas obras que cuentan hoy son aquellas que ya no son obras.» 3 La enigmática sentencia de Adorno emplea el concepto de obra en un doble sentido: por un lado, en un sentido general (y desde este punto de vista el arte moderno todavía tiene carácter de obra); por otro, en el sentido de obra de arte orgánica (Adorno habla de «obra redonda»), y es este concepto limitado el que destruye la vanguardia. Esto nos vale, pues, para distinguir entre un significado general del concepto de obra y un determinado uso histórico.
Mostrar más

6 Lee mas

jane eyre

jane eyre

Diana, que estaba de buen humor ella y Mary no experimentaban el influjo de la voluntad de John porque, en su estilo, eran tan fuertes como su hermano, exclamó: -Vaya, John: tú llamas a [r]

237 Lee mas

Leopoldo Marechal – Antígona Vélez

Leopoldo Marechal – Antígona Vélez

DON FACUNDO. —¿Y qué más podríamos hacer nosotros? Algún día, en esta loma, vivirán hombres que no sangran y mujeres que no aprendieron a llorar. Ésa es mi razón. ¿Cómo podría yo ser b[r]

75 Lee mas

Show all 10000 documents...