PDF superior El cuerpo ritual, paisaje y territorio

El cuerpo ritual, paisaje y territorio

El cuerpo ritual, paisaje y territorio

This project was born with the interest of hearing my eye as an artist, I perform exercises as a ritual and artistic event in the state of Tolima, Recognizing the territory as a space of physical and aesthetic complexities that are part of the landscape that create identity by The territory that is inhabited In this way an exploration is carried out in the organic matters of the territory stories such as clays from different places, sculptural material in the stage of creation of the project. I use the body as an instrument of creation and connection with the earth to explore the territory, a body that I call the first territory of exploration, which is being permeated by experiences of the operation, thus taking camouflage as the initiative of interpretation for landscapes Natural Tales like payande, Carmen of Apicalá, Nevada del Tolima among others, where the body experiences the sensibility and the spatiality the time the mediator to have an experience with the camouflage that generates a disappearance or fictional loss of the individuality and the identity in sights Of annulling My own existence, thus creating a fit look or metamorphosis and exposing my physical body as a symbolic surface of transformation, exerting physical and psychic forces on a body that is being interpreted as a ritual body impregnated by nature creating an analogy between Earth and Skin to give continuity to the body and landscape.
Mostrar más

44 Lee mas

Hábitat, Paisaje y Territorio del Tolima

Hábitat, Paisaje y Territorio del Tolima

Ambalema tiene una estrecha relación con los poblados de Gramalo- tal y Beltrán (ver Figura 1.8), pertenecientes al departamento de Cundina- marca en la ribera oriental del río Magdalena. Son vitales para la alimen- tación e intercambio económico del Municipio, dinámica que corrobora lo expuesto en la relevancia de las fuentes históricas, en las que se afirma que los límites territoriales, cuando se habla de paisaje, trascienden lo po- lítico-administrativo y definen condiciones del territorio más allá de ellos. El carácter articulador entre regiones fue singular en el municipio de Ambalema, debido a su condición histórica de puerto sobre el río Mag- dalena, que la vinculó con otras regiones del país. Hasta allí llegaban las cargas de añil, caucho, quina, tabaco y cargas de café desde Antioquia. Es- tos productos que eran llevados hasta el puerto de Barranquilla mediante champanes, definidos como grandes canoas con cubierta de paja para el transporte de carga y pasajeros en el siglo xix y principios del xx, en un principio de tracción humana y posteriormente con motor.
Mostrar más

190 Lee mas

Tierra, territorio y paisaje

Tierra, territorio y paisaje

Los análisis globales del ambiente natural llegarán más tarde con los relatos de los exploradores del siglo xviii y de la primera mitad del siglo xix. Pero, tal vez, los viajes de A. Von Humboldt y la empresa totalizadora, no tanto por su carácter indudablemente inconcluso como por su fusión entre tierra, territorio y paisaje, entre definición científica, reflexión filosófica, escritura y representación en Kosmos (1845-1858), no serían concebibles sin las expectativas creadas por los lectores: de hecho Humboldt afirma varias veces que el viaje es una experiencia suspendida entre la premonición y la memoria: «El viajero disfruta de antemano la primera vista de la constelación de la Cruz del Sur y de las nubes de Magallanes que circundan el Polo Sur por completo —de las nieves del Chimborazo y de la columna de humo que sale del volcán de Quito— del primer matorral de helecho y del Océano Pacífico; los días en los que tales deseos son satisfechos hacen las épocas de la vida» (Stafford 1984: 400).
Mostrar más

19 Lee mas

El paisaje del bajo Río Uruguay, huellas en el territorio

El paisaje del bajo Río Uruguay, huellas en el territorio

El cuarto proceso está caracterizado por la instalación de las colonias agrícolas, fomentadas por ambos estados a fines del siglo XIX. A diferencia del uso exten- sivo, que modifica paulatinamente la es- tructura predial, la colonización agrícola transforma el territorio en un solo gesto. Los trazados de la parcelación se aplican se- gún planos generados para cada colonia. Con formalizaciones diferentes en una y otra margen del bajo Uruguay, modifi- can el paisaje de las estancias ganaderas. Mientras que la cuadrícula ordenadora de la Ley Avellaneda se extiende sobre el territorio argentino, las colonias urugua- yas no siguen el modelo propuesto por el Reglamento para el Trazado de Pueblos y Colonias en Uruguay, 2 adaptándose a la
Mostrar más

22 Lee mas

Territorio y objeto. Miradas al paisaje desde el fragmento

Territorio y objeto. Miradas al paisaje desde el fragmento

El deseo de leer tras los elementos a simple vista comunes para percibir las capas de información que poseen lleva a dar un significado nuevo a los artefactos, sobrepasando la línea de lo visible y evocando, eventual- mente, un pasado encubierto y desconocido. Resulta inevitable pensar en la multitud de tan diversos autores de que han encontrado en los objetos una fuente de recuerdos, una conexión con el ayer. Desde Ramón Gómez de la Serna (fig. 08) que en sus greguerías inventaba metáforas dispares, repensando la historia de las cosas así como las charlas en las que rela- taba ocurrencias inciertas de cachivaches que guardaba en un maletín, a Mario Praz (fig. 09) al explicar, en “La Casa della Vita” (1958), el signi- ficado oculto de cada uno de los enseres que albergaba su morada en la Vía Guilia romana, enseres cargados de cautivadoras anécdotas. Nos interesa en esta observación, no obstante, la mirada en que la glorifica- ción del objeto ordinario, aquello banal que puede ser arte en sí mismo, sale de la galería –tanto física como metafóricamente– y penetra en la noción de paisaje. Así, la obra coexiste con el espectador, que es partícipe activo de la misma, y rescata a su paso memorias del entorno. Este paradigma se intro- duce en el extenso territorio con el trabajo del artista americano Robert Smithson, en la determinación por convertir sus intervenciones en escenas del cambio y la historia: “des-sedimentar” 8 lugares, como apunta Ángel
Mostrar más

14 Lee mas

Superficies, Marcas y territorio : reflexiones acerca del paisaje y el cuerpo en la pintura

Superficies, Marcas y territorio : reflexiones acerca del paisaje y el cuerpo en la pintura

La tradición paisajística en la pintura chilena, comienza durante el siglo XIX, asociado temáticamente al paisaje cordillerano, centro, sur o la costa de Chile. Todos los artistas que inicialmente registraron el paisaje chileno, eran extranjeros. Charles Wood, Mauricio Rugendas, Alejandro Cicarelli, inauguran una tradición a partir de la mirada del viajero, improntando los primeros registros de la naciente república de Chile, con el sello de lo pasajero en correlación con la, aún incompleta, noción del territorio nacional en términos políticos y geográficos. En el contexto de esa noción geo-política incompleta, Cicarelli es contratado, para dirigir la Academia de Pintura. En el discurso inaugural realizado en marzo de 1849 en la Universidad de San Felipe en Santiago, el recién asumido director instala a la incipiente pintura chilena, en la órbita de la modernidad europea, pero manteniendo más bien un estatus de subordinación al interés político de la época. Respecto del rol de Cicarelli como director de la Academia Nacional de Pintura, en su texto, Comienzo y deriva de la pintura de paisaje chilena, que aparece en el libro, Cuadros de la Naturaleza en Chile, la historiadora de arte, Catalina Valdés, escribe lo siguiente:
Mostrar más

111 Lee mas

Arquitectura del paisaje, un manejo racional del territorio

Arquitectura del paisaje, un manejo racional del territorio

Es un concepto que ha evolucionado. No solo es el diseño estético de jardines, como podría pensarse. Va mucho mas allá. Es una nueva visión del paisaje. Hay mucho de diseño, de planificación, de restauración, incluso de teoría del concepto. También hay algo de conflicto porque es multidisciplinar y se habla de sociología del paisaje o de psicología del paisaje. Es una disciplina técnica amplia, centrada en el manejo consciente y racional del territorio y de todos sus recursos, en vínculo estrecho con el desarrollo humano.
Mostrar más

1 Lee mas

Cuelgamuros: territorio y paisaje con figuras

Cuelgamuros: territorio y paisaje con figuras

Resumen: El concepto de paisaje es inseparable de lo subjetivo, de la experiencia de un marco territorial. Está, por tanto, indisolublemente unido a las figuras que contribuyeron a su construcción durante siglos y de un modo generalmente anónimo y callado. Desde un punto de vista objetivo, los valores de Cuelgamuros han sido descritos desde el siglo XIV por su valor cinegético, etnográfico, geográfico o geológico, que puede rastrearse en numerosas descripciones y topónimos. Desde lo subjetivo, su paisaje no ha dejado indiferente a nadie como se aprecia en Ortega y Gasset, Giner de los Ríos, Ber- naldo de Quirós o el mismo fray José de Sigüenza. Sólo la reciente historia ha desvirtuado el lugar al dotarlo de unos valores simbólicos que, apoyados en una arquitectura megalómana al servicio del poder dictatorial, han marcado a varias gene- raciones de españoles. Las siguientes reflexiones buscan recordar unas miradas al valle de Cuelgamuros que se trazaron antes de su brutal contaminación ideológica, con el fin de abrir el lento y necesario proceso de recuperación de sus valores. Palabras clave: Paisaje, Territorio, Guadarrama, El Escorial, Cuelgamuros, Valle de los Caídos.
Mostrar más

23 Lee mas

La construcción del territorio del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial  Agua, territorio y paisaje

La construcción del territorio del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial Agua, territorio y paisaje

Eduardo Torroja y la International Association for Shell and Spatial Structures (IASS) Eduardo Torroja and the International Association for Shell and Spatial Structures (IASS) R. Astudi[r]

20 Lee mas

Implosión del ser

Implosión del ser

Ahoraen mis noches en la ciudad ratifico mis ideas, al tener las construcciones de mis sueños que floresen desde el paisaje de Lejanias. Por consiguiente, cada experiencia de mi vida esta marcada por el territorio donde creci, ´por los lugares y vivencias que marcaron mi ser. El fogon de la casa perpetrada da una mirada a lo antropológico, como una respuesta a los sucesos o actos de conflicto que dentro de mi contexto, Lejanias, se pueden visualizar en los objetos y lugares de memorias que ponen en dialogo la violencia y el paisaje. El fogon es un fragmento en ruinas el cual evidensia la casa perpetrada y despojada ante el conflicto. Las edificasiones en medio del paisaje resultaron adsorvidas por el oscuro silenciamiento. Estas son nuestras raíces, un lugar de memorias y fragmentos de las vidas violentadas y arrancadas de raiz como arboles. “la búsqueda de identidad nacional o regional frente al internacionalismo “moderno” – escribe Marchán Fiz en del arte objetual al arte de concepto. Epílogo sobre la sensibilidad “posmoderna” – (...) Esta bañada por un canto a la libre subjetividad que prima las “maneras” individuales por encima del estilo. (…) No sorprenderá, pues, que en este clima asistamos a un inusitado renacer del regionalismo, a una obsesión por hallar la identidad dentro del propio territorio antropológico, mirando a las propias raíces, como se pusiera de manifiesto en la irrupción de lo más reciente pintura alemana o italiana.” 18
Mostrar más

56 Lee mas

Cuerpo social y cuerpo individual: canibalismo y territorio en Al otro lado de Heriberto Yépez

Cuerpo social y cuerpo individual: canibalismo y territorio en Al otro lado de Heriberto Yépez

De acuerdo con Sayak Valencia, además, los territorios fronterizos resultarían los más afectados por prácticas de “capitalismo gore”, lo cual invierte la imagen positiva de la frontera como espacio de hibridación propuesta inicialmente por Canclini. Cabe recordar que Ciudad de Paso de Al otro lado es claramente identificabile como la fronteriza Tijuana, y, según Valencia, es en estos espacios donde los subalternos marginalizados llevan a cabo estrategias para enfrentarse al “Primer Mundo”, y dichas estrategias requieren prácticas “gore”: formas extremadamente violentas para tener un capital. En “Capitalismo gore: narcomáquina y performance de género” (2011), Valencia propone el término “sujetos endriagos” como una herramienta de comprensión “del paisaje económico, sociopolítico, simbólico y cultural mexicano afectado y re-escrito por el narcotráfico” (s/p) y hace hincapié en los vínculos entre éste y el neoliberalismo y la globalización. Valencia sugiere también la relación entre fenómenos criminales, contexto económico y construcción de género, entendido como una performance política que lleva a la creación de subjetividades capitalísticas. De momento interesa destacar la utilidad de la definición de “capitalismo gore”, que ayuda a entender de forma más clara las dinámicas entre economía neoliberal y grupos criminales, y la formación de individuos hiperconsumidores.
Mostrar más

20 Lee mas

El paisaje, ¿nace o se hace?

El paisaje, ¿nace o se hace?

a la ascensión de Petrarca al Mont Ventoux para hablar de ese tipo de experiencia y, como es sabido, en tiempos de Petrarca ni existía la palabra paisaje ni se pintaban paisajes autónomos. ¿Hubo otros antes de Petrarca capa- ces de sentir la belleza del territorio aunque careciesen de la palabra o del aval de la pintura? Las respuestas a esta pregunta son diversas y motivo de polémica. Algu- nos como Venturi Ferriolo, Milani o Baridon se remon- tan a la Antigüedad para hacer referencia a ese tipo de experiencias. Para justifi car sus afi rmaciones se apoyan en la jardinería y en la literatura. En todo caso, y tal como indica Careri, ¿no cabría plantearse la existencia antes de eso, incluso en la prehistoria, de viajeros y nómadas que, acostumbrados a recorrer ciertos territorios y a marcar- los con piedras y señales, estableciesen vínculos simbóli- cos y afectivos con determinados países y aprendiesen a apreciar determinadas vistas? O, más sencillamente, des- pués de un día de agotadora marcha, ¿no causaría la vista de un valle verde plagado de frutales una alegría com- parable a eso que llamamos placer estético? Desde lue- go, los escasos textos de los peregrinos medievales que guardamos apenas hacen referencia al paisaje autónomo tal y como hoy lo entendemos. Sin embargo, siempre que pueden introducen felices comentarios de los campos festivos, primaverales, llenos de frutales...
Mostrar más

8 Lee mas

El paisaje como medio para la planificación territorial

El paisaje como medio para la planificación territorial

incluso con metodologías de carácter cuantitativo, la planificación desde el paisaje supone una aproximación cualitativa y, por lo tanto, propositiva. Esto exige por un lado un conocimiento profundo de territorio, de su historia, sus dinámicas y por otro, de la sociedad que lo habita, para lo cual se hace necesario incorporar amplios procesos participativos. Se propone, por tanto, la caracterización del paisaje frente a la valoración cuantitativa de sus elementos como herramienta que vale no solo para reconocer al mundo sino al hombre, a la sociedad que lo aprecia. La caracterización exige de la complementariedad de cartografías, textos e imágenes capaces de involucrar todos los contextos estructurales y texturales, naturales y antrópicos, las dinámicas, los procesos, los valores, incluso las debilidades y potencialidades de un territorio, de un paisaje. En ese sentido la tecnología nos ayuda a integrar todos estos elementos mediante diferentes herramientas y técnicas que permiten aproximarnos a esta realidad tan compleja y poliédrica.
Mostrar más

18 Lee mas

CUERPO, TERRITORIO Y POLÍTICA

CUERPO, TERRITORIO Y POLÍTICA

lo que me gusta y no me gusta, las valoraciones que hago y cómo puedo valorar más las cosas”, “He conseguido nue- vos amigos en mi territorio, con los cuales puedo compartir y trabajar por el municipio”, “Creo que necesitamos com- partir esta experiencia tan importante con otras personas de la comunidad”, “Aprendí la importancia de respetar más las opiniones ajenas, y en general, respetar las diferencias”, “Aprendí mucho sobre la tolerancia, sobre valorar y com- prender mejor al otro; ayudarlo más”, “Aprendimos mucho sobre la comunicación”, “Aprendimos a pensarnos como cuerpos y cómo nos relacionamos con otros cuerpos”, “Fue muy importante aprender sobre investigación social: hacer entrevistas, líneas de tiempo, mapeos y cartografías, hacer nuestra autobiografía”, “Al principio creíamos que teníamos claro lo de la paz, la reconciliación y el perdón. Ahora vemos que no es así, muchas ideas cambiaron”, “Ya no somos los mismos” (Taller de cierre y evaluación final). Este paisaje de opiniones muestra la diversidad de posibilidades formati- vas que ofrece un proyecto de este tipo. Los/as jóvenes son conscientes de que algo en ellos y ellas es ahora diferente: sentidos, actuaciones, formas de ver, nuevos conocimientos, nuevas experiencias. Cumplimos nuestro propósito.
Mostrar más

199 Lee mas

El cuerpo del transeúnte: un territorio en continua tensión

El cuerpo del transeúnte: un territorio en continua tensión

“Mi cuerpo es mi territorio, no tierra para pisotear por habérsele creado, sino para adorar y ofrecer, para pintar. Hoy no es un día como cualquier otro, no, hoy he decidido ser otro paisaje. No son suficientes los cincuenta mil pesos diarios, necesito crear otro personaje. Ya basta de la misma estatua allí parada en el parque, no, ya quiero otra cosa, una flauta, muchos colores y un ramo de flores. Hoy, primero de diciembre de 2012 nace Venus, la Venus, no de Milo, no, la Venus Pigmalión. La estatua viva que recreará a la mujer amada, la mujer que baila al compás de su flauta. Ya sé que todos me van a decir lo mismo: que los mitos no venden, que ya nadie lee eso y que ni los teóricos ni los literatos caminan por estas calles. Pero no me importa, si ¿qué otro camino tengo si no el de la creación? Ser mi propia arcilla, mi propio modelo y mi más bella obra. Ahhh ¿qué va?, ya sé que me van a decir loca, me importa lo mismo, a partir de mañana en la calle 35 con 80, a la misma hora, encontrarán mi nueva creación: Mujer contra mujer o más bien mujer para mujer. Ya basta de mentiras, de engaños, ya todo está montado.
Mostrar más

58 Lee mas

El otro viaje: muerte y retorno entre los migrantes nahuas de México

El otro viaje: muerte y retorno entre los migrantes nahuas de México

A nivel nacional, de 2010 a julio de 2013 los datos oficiales reportaron 1218 muertes de mexicanos en Estados Unidos; poco menos del 100% ( 1112 personas) se concentraron en Arizona y Texas; los puntos más difíciles fueron Tucson, McAllen y Laredo. Se registraron alrededor de 99 muertes en Calexico y San Diego, y ocho fallecimientos en Nuevo México. Si bien año tras año se repatrían migrantes fallecidos a todo el territorio mexicano, destacan algunos estados. Por ejemplo, en el año 2012 encabezaron la lista Michoacán (con 538 repatriaciones), Jalisco ( 436 ), Guanajuato ( 365 ), Puebla ( 332 ) y Guerrero ( 327 ). En septiembre del siguiente año estas jurisdicciones mantuvieron cifras similares. Los tres primeros estados pertenecen a la región de migración tradicional del país, mientras que en Puebla y Guerrero se intensificó la migración internacional en los años ochenta. En cuanto al resto de los estados del país, once registraron menos de cincuenta casos, y Tabasco, Quintana Roo y Campeche, entidades de baja intensidad migratoria, registraron menos de diez repatriaciones de cadáveres cada uno.
Mostrar más

15 Lee mas

Roberto M  Gerstmann y Antonio Quintana Contreras : estética y fotografía de los indígenas del Norte Grande = Roberto M  Gerstmann and Antonio Quintana Contreras : aesthetic and photography of the Norte Grande natives

Roberto M Gerstmann y Antonio Quintana Contreras : estética y fotografía de los indígenas del Norte Grande = Roberto M Gerstmann and Antonio Quintana Contreras : aesthetic and photography of the Norte Grande natives

En otros ejemplos se aprecian dos tomas en picado desde los márgenes de dos pueblos diferentes, posición que es posible porque muchos de estos lugares del norte se emplazan en las quebradas que limitan pequeños valles fértiles. Una representa los momentos pre- vios al desarrollo de una festividad religiosa, a la cual van llegando los vecinos; la otra, una escena cotidiana, más íntima, propia del acontecer diario, tomada por detrás de lo que podría defi nirse como un patio (láminas 15 y 16). Con un plano general y un foco a fondo, las dos imágenes resultan las espaldas de unos, los frentes de otros; algo así como el derecho y el revés de este paisaje domesticado del norte de nuestro país. Gerstmann es uno más de los visitantes que viene llegando, Quintana los enfrenta y los toma por sorpresa. Ambos fotógrafos eligen su posición de acuerdo a la oportunidad de represen- tar, en el caso de Gerstmann lo público con la fi esta que trasgrede lo cotidiano, en el de Quintana, lo privado con los rigores de la vida en estos lejanos lugares. Los primeros planos no son sus objetivos, sino los referentes visuales que le dan la perspectiva a la ima- gen y al total de la escena y su contexto. Así, vemos como ambos, utilizando los mismos dispositivos visuales materializan modalidades de producción fotográfi ca con resultados opuestos en sus signifi caciones dentro del acto fotográfi co.
Mostrar más

27 Lee mas

La limpia. Prácticas religiosas y estéticas: el ritual en el contexto contemporáneo ecuatoriano.

La limpia. Prácticas religiosas y estéticas: el ritual en el contexto contemporáneo ecuatoriano.

53 Las piedras, al estar cargadas de «poder», son la conexión entre: la tierra, los hechos y el ser humano. En donde a través de la ejecución del ritual se buscan respuestas o justificaciones a las consecuencias generadas por acciones terrenas. El poder invisible e intangible de la piedra genera en su poseedor un mecanismo de resguardo o protección contra la adversidad. Varios saberes indígenas, que han trascendido al tiempo, se mantienen por transmisión oral, de generación a generación, de padres a hijos, y en la actualidad tienen que luchar contra la descalificación o deslegitimización que nace desde posiciones científicas occidentales, en donde, la cualidad de «real» está dada por la comprobación bajo parámetros exigidos por la ciencia. Entonces la acción artística toma fuerza y se vale de medios «reales» (como la TV) para conseguir que hechos considerados irreales (lo calificado de sobrenatural) adquieran relevancia e incidan en retinas que desean ver o sentir esa protección creada por el ritual simbolizado por la piedra. Utilizan la imagen porque «la imagen posee la particularidad de producir lo que los críticos literarios llaman el efecto de realidad: puede mostrar y hacer creer lo que muestra». (Bourdieu, 1997:27). La modernidad ha cambiado las dinámicas sociales a tal punto que difícilmente podríamos imaginarnos sin TV o sin los efectos que esta ya generó. En este caso en particular, el uso de este medio no cambia o ensucia la tradición indígena sino que le da otra alternativa de supervivencia, que podría ubicarse dentro de los preceptos que se manejan para reconocer la realidad indígena; es decir, sucedió porque tenía que pasar y la electrónica cumpliría un rol que antes no lo tenía, ser un medio para contacto suprasensible. Esto se lo puede entender así: «vamos cada vez más hacia universos en que el mundo social está descrito- prescrito por la televisión. La televisión se convierte en árbitro del acceso a la existencia social y política» (Bourdieu, 1997:27). La postmodernidad ha marcado nuevas formas de percibir la realidad, y nos da la capacidad para no cometer los errores cometidos anteriormente, en donde ojos cerrados al cambio generan resistencia a los nuevos roles a los que se enfrenta el ser humano.
Mostrar más

98 Lee mas

Cuerpo y tradición en el ritual del salat  El caso de las mujeres musulmanas en Buenos Aires

Cuerpo y tradición en el ritual del salat El caso de las mujeres musulmanas en Buenos Aires

El artículo pretenderá poner en diálogo dos elementos muy presentes en la vida cotidiana de las mujeres musulmanas: la tradición profética, llamada sunna; y la ritualidad que constituye su práctica diaria. En el enlace entre ellos se debe problematizar la idea de cuerpo como medio a partir del cual se construye el discurso que, a su vez, se materializa en ritos. El más destacado es el salat, uno de los cinco “pilares del Islam” y una de las actividades más mencionadas por las mujeres cuando refieren a qué es ser musulmán. El abordaje contempló el trabajo etnográfico realizado entre noviembre de 2014 y diciembre de 2015 en las Mezquitas Al-Ahmad y Rey Fahd, ubicadas en la Ciudad autónoma de Buenos Aires, Argentina. Las instancias de observación y participación fueron las clases de Islam para mujeres, el seminario para nuevos musulmanes, los sermones de los días viernes, las visitas guiadas y algunas festividades. También se realizaron entrevistas a mujeres musulmanas que participan de estos espacios y a la profesora que dicta dichas clases. Se demostrará que el ritual, entendido como performance, permite pensar y analizar los componentes de “el modo de vida islámico”, el cual presenta rupturas a su interior, que se pueden poner en juego a partir de la reflexión en parte habilitada por ese momento ritual. Este escenario es en donde las costumbres se hacen presentes y el sujeto a partir de su agencia las escenifica haciéndolas visibles.
Mostrar más

17 Lee mas

El cuerpo femenino como agente de contaminación ritual desde la perspectiva religiosa de Grecia y de India.

El cuerpo femenino como agente de contaminación ritual desde la perspectiva religiosa de Grecia y de India.

Tras la descripción de las etapas del rito del sacrificio, es importante notar que la mujer desempeñaba un papel activo en la religiosidad del pueblo griego y, en particular, en el rito de sacrificio. Y aunque las mujeres cumplían en el contexto religioso varios cargos, tales como sacerdotisas, oráculos, adivinas o simples miembros de una procesión, en lo que respecta a la ceremonia sacrificial, atestiguamos que la mujer, en ciertas ocasiones, tenía prohibido presentarse –o acercarse siquiera— pues en ciertos momentos de su vida se convertía en fuente de contaminación ritual, la cual debía ser evitada para no obstaculizar la comunicación entre dioses y humanos en el sacrificio.
Mostrar más

12 Lee mas

Show all 10000 documents...