PDF superior Manejo del paciente obeso en el Servicio de Urgencias

Manejo del paciente obeso en el  Servicio de Urgencias

Manejo del paciente obeso en el Servicio de Urgencias

Manejo cardiovascular: Se debe evaluar el pulso, presión arterial, electrocardiograma (ECG); presión venosa central y arterial puede ser seriamente com- prometida debido a que las referencias anatómicas están comprometidas en el POM, además de difi- cultades en la disponibilidad de esfigmomanóme- tros adecuados y la mayor profundidad de inserción necesaria para la venopunción. La fiabilidad de la ECG puede verse afectada por la cantidad de teji- do adiposo que muestra los voltajes inconsistentes y pérdida de los puntos de referencia; algunas so- luciones a estos problemas son: El uso de tamaños de manguito correcto cuando se trata de medicio- nes de la TA; el ancho del manguito debe ser del 40-50% de la circunferencia del brazo superior para que cubra el brazo en su totalidad (80% de la cir- cunferencia).
Mostrar más

7 Lee mas

Utilidad de la determinación de la proteína S 100β en el manejo del traumatismo craneoencefálico leve en un servicio de urgencias hospitalario

Utilidad de la determinación de la proteína S 100β en el manejo del traumatismo craneoencefálico leve en un servicio de urgencias hospitalario

Para intentar evitar esta limitación de su vida media corta, nos planteamos en un principio ha- cer un estudio comparativo de los niveles de S100 β en sangre y orina. Éramos conscientes des- de el principio que la determinación de S-100 β en orina implicaba una recogida de muestra con va- ciado previo de vejiga y monitorización posterior de la diuresis, lo cual entrañaba incomodidad im- portante para el paciente y dificultad para llevar a cabo el estudio, tal y como inicialmente lo había- mos planteado. Al comprobar la falta de correla- ción de los valores obtenidos se suspendió dicha recogida; sin embargo, creemos interesante que dicho estudio se lleve a cabo en un futuro, pues de existir una correlación entre los niveles sanguí- neos y urinarios de S-100 β , sería mucho más sen- cilla en la práctica clínica de los SUH su determi- nación, y podría obviar el inconveniente de su vida media corta en sangre.
Mostrar más

7 Lee mas

Intervenciones para mejorar el manejo de la neumonía adquirida en la comunidad desde el servicio de urgencias

Intervenciones para mejorar el manejo de la neumonía adquirida en la comunidad desde el servicio de urgencias

Fue realizado en el Complejo Hospitalario de Toledo, un centro de tercer nivel de 786 camas con un área de referencia de 437.000 personas. El SU disponía de un área de medicina interna aten- dida por urgenciólogos de plantilla propia y resi- dentes de distintas especialidades médicas. Duran- te los años 2008-2012 se valoraron de media 416-446 urgencias/día y la incidencia de la NAC en pacientes con 15 o más años supuso del 0,62%-0,98% de todos los enfermos vistos en el SU (3,21-4,12 casos/1.000 habitantes/año, respec- tivamente). Los pacientes con NAC podían ser da- dos de alta desde el SU (incluía a los que perma- necieron en observación hasta 24 horas), ingresar en la unidad de cuidados intensivos (UCI), en la unidad de corta estancia (UCE) cuando se preveía una estancia menor a 72 horas, en planta de neu- mología, de medicina interna o geriatría y, en me- nor medida, en otros servicios con especialistas de guardia propios las 24 horas (como nefrología y onco-hematología). El urgenciólogo determinaba la decisión de ingreso y el servicio de destino inicial, salvo en el caso de la UCI. El alta desde el SU la determinaba el urgenciólogo derivando al paciente a su médico de atención primaria (AP) o a algún especialista según las particularidades de cada pa- ciente. Desde la UCE y la planta de hospitalización convencional normalmente se citaba al paciente en consultas externas de los propios especialistas (medicina interna, neumología, geriatría, etc.).
Mostrar más

14 Lee mas

Análisis del manejo de pacientes con ataque de pánico en un servicio de urgencias

Análisis del manejo de pacientes con ataque de pánico en un servicio de urgencias

Los síntomas registrados como motivo de consulta con mayor frecuencia han sido de tipo cardiorrespirato­ rio; palpitaciones (80%), disnea (73%), sensación de ahogo-sofoco (52%), dolor torácico (42%), parestesias (50%), sensación de inestabilidad (40%), psicológico (miedo a enloquecer o perder el control) (46%), miedo a morir (33%) y neurovegetativo (sudoración excesiva) (42%). Aunque existen trabajos que recogen la frecuen­ cia con que se presentan los distintos síntomas1S9, pre­ domina el carácter abigarrado del cuadro con síntomas somáticos muy diversos que no tienen la misma presen­ tación en los diferentes casos, aunque sí tienden a repe­ tirse de forma similar en las diferentes crisis de un mis­ mo paciente, siendo característico el inicio brusco e inesperado, sin que sea necesaria la aparición de cir­ cunstancias precipitantes evidentes y duración recortada (minutos a horas), con facilidad para la repetición. Para el diagnóstico se establece un listado de síntomas halla­ dos t¡- � cuentemente, siendo suficiente que se presenten al menos cuatro (cualesquiera de ellos), junto con otras características que se deben cumplir para considera¡" las crisis de angustia C0l110 un Trastorno por Angustia.
Mostrar más

5 Lee mas

Manejo del paciente portador de sangrado digestivo alto en el servicio de urgencias

Manejo del paciente portador de sangrado digestivo alto en el servicio de urgencias

Introducción: el sangrado digestivo alto constituye uno de los síndromes más frecuentes en servicios de urgencias. La endoscopia oral y los medicamentos antiácidos y protectores de la mucosa gástrica, hacen menos frecuente el empleo de intervenciones quirúrgicas en el manejo del paciente con sangrado digestivo alto. La necesidad del tratamiento quirúrgico no siempre puede obviarse. Objetivo: describir las características clínicas de los pacientes con sangrado digestivo alto atendidos en el Hospital Militar "Dr. Joaquín Castillo Duany". Métodos: estudio descriptivo transversal. Universo constituido por 92 pacientes con diagnóstico de sangrado digestivo alto. Variables caracterizadas: edad, sexo, tratamiento médico empleado, técnica quirúrgica utilizada, complicaciones
Mostrar más

10 Lee mas

Análisis del impacto y manejo de la pandemia de gripe A H1N1 en el servicio de urgencias de un hospital terciario

Análisis del impacto y manejo de la pandemia de gripe A H1N1 en el servicio de urgencias de un hospital terciario

Objetivo: Analizar la frecuentación, el perfil clínico, manejo y los factores determinan- tes de su evolución de los pacientes con sospecha de gripe A atendidos en urgencias. Método: Estudio transversal y descriptivo de los pacientes que acudieron a urgencias de un hospital de área entre el 20 de junio y el 31 de julio de 2009 y cumplían crite- rios de caso sospechoso. Se registraron los datos clínicos, el manejo y la evolución. Resultados: Se incluyeron 211 pacientes con sospecha de gripe A (2,92%). El 47,9% no presentaba co-morbilidad y 87,1% eran menores de 50 años. Los síntomas más fre- cuentes de consulta fueron: fiebre (75,8%), tos (56,9%) y mialgias (40,8%). Al 82,9% se les realizó alguna exploración complementaria, y en el 30% de los pacientes se obje- tivaron infiltrados radiológicos. Se solicitaron test de diagnóstico microbiológico al 43,1% de los pacientes (positivo en el 12%). El destino del 65,4% fue el alta domicilia- ria, una paciente requirió ingreso en cuidados Intensivos, y fallecieron 2 pacientes, nin- guno en relación con la gripe A. Un 7,1% de los pacientes consultaron de nuevo a ur- gencias por el mismo motivo, y 3 de ellos precisaron ingreso.
Mostrar más

6 Lee mas

Sala de observación de un servicio de urgencias: un lugar adecuado para el manejo del flutter auricular

Sala de observación de un servicio de urgencias: un lugar adecuado para el manejo del flutter auricular

nio de 2003 y el 30 de mayo de 2006 (36 me- ses), con el diagnóstico de flutter auricular como causa fundamental de la consulta y que posterior- mente pasan a la SOU para evolución clínica y continuación del tratamiento. La fuente de datos fue la hoja del listado de las entradas de los pa- cientes a la SOU y la historia clínica de urgencias, completada en los casos necesarios con la historia general del paciente. Los datos se recogieron por el médico que atendió al paciente tras la evalua- ción médica en la SOU en una ficha codificada con 169 campos. Se excluyó a aquellos pacientes en los que no se encontró la historia de urgencias para poder completar adecuadamente la ficha de estudio, así como los casos en los que una vez re- visada la historia del paciente, la arritmia no resul- tó ser el cuadro principal para el ingreso en la SOU. De los pacientes finalmente incluidos en el estudio se recogen los datos epidemiológicos y clínicos. Para el tratamiento de los pacientes con flutter auricular, se siguen las guías de tratamiento antiarrítmico y de anticoagulación (Tabla 1) que se recomiendan en cada momento del estudio. También se contabilizó el número total de los pa- cientes con otras arritmias que ingresaron en la SOU, así como la clínica que presentan. Todos los datos son introducidos y analizados en una base de datos creada al efecto mediante el programa informático FileMaker pro 5.0 y posteriormente procesados mediante el programa estadístico SPSS 10.0. Para la comparación de proporciones se uti- lizó el test de la χ 2 .
Mostrar más

7 Lee mas

Guía de actuación para el manejo del paciente con vértigo en un servicio de urgencias

Guía de actuación para el manejo del paciente con vértigo en un servicio de urgencias

Para ello, proponemos un protocolo de actuación en el manejo de estos pacientes. Hemos estimado que, con una anamnesis y una exploración dirigidas, dispo­ niendo de formulario por escrito, se puede tardar alre­ dedor de unos veinte minutos, o menos, en realizar la visita de estos pacientes. Por supuesto, no entramos en pruebas complementarias específicas (pruebas de esti­ mulación térmica o rotatoria, uso de las gafas de Fren­ zel, electronistagmografía, etc.), que salen de nuestro ámbio de actuación.

6 Lee mas

Valor del dímero D para el diagnóstico de tromboembolismo pulmonar en el servicio de urgencias

Valor del dímero D para el diagnóstico de tromboembolismo pulmonar en el servicio de urgencias

probablemente, la necesidad de una actuación más precoz. Ante la sospecha clínica, una prueba con un valor predictivo negativo alto tendría un gran interés en los Servicios de Ur- gencia para descartar razonablemente esta patología y evitar pruebas posteriores innecesarias o, por el contrario, afianzar la sospecha clínica. En estas circunstancias, ¿qué papel jue- ga la determinación del dímero-D? Se diseña un trabajo para responder a esta cuestión y valorar su utilidad en el manejo de la ETEV.

6 Lee mas

Manejo Del Paciente Politraumatizado en la Atención Primaria de Salud

Manejo Del Paciente Politraumatizado en la Atención Primaria de Salud

En la tabla 1 se muestra como fue el manejo del paciente politraumatizado en el servicio de urgencias del policlínico Mario Muñoz, resultando más de la mitad de los pacientes con manejo incorrecto, de estos la totalidad tuvo un tratamiento inadecuado según las lesiones presentadas o el estado fisiopatológico al que estas conducen; casi la mitad de los pacientes tuvieron un error en su evalua- ción por omisión de lesiones o lesiones sobreañadidas que condujeron al ulterior error en la terapéutica.

8 Lee mas

Seguridad del paciente en el Servicio de Urgencias

Seguridad del paciente en el Servicio de Urgencias

La seguridad del paciente ha pasado de ser una dimensión más de la calidad asistencial a una forma de entender la atención sanitaria sin la cual ésta carecería de sentido. Como bien se ha dicho, el servicio de urgencias constituye una de las áreas asistenciales con más riesgo de efectos adversos. Diferentes condiciones favorecen su aparición, como son el alto número de visitas, la diversa complejidad de los pacientes y la necesidad de tomar decisiones tiempodependientes con escasa información clínica. Los factores profesionales como pueden ser la escasa formación del profesional en este ámbito y las condiciones laborales con guardias de 24 horas no favorecen una buena asistencia. El cansancio físico y psíquico es innegable, repercutiendo negativamente en la asistencia de los pacientes. La carencia de recursos, tanto humanos como de espacio hace que el manejo del paciente sea más dificultoso y a veces la evaluación y el tratamiento tardan demasiado.
Mostrar más

38 Lee mas

ASISTENCIA EN EL ÁREA DE OBSERVACIÓN DE UN SERVICIO DE URGENCIAS DEL PACIENTE POSTOPERADO

ASISTENCIA EN EL ÁREA DE OBSERVACIÓN DE UN SERVICIO DE URGENCIAS DEL PACIENTE POSTOPERADO

Las Áreas de Observación de los Servicios de Urgencias desarrollan hoy día múltiples y variadas fun- ciones dependiendo del complejo hospitalario corres- pondiente, e inclusive dentro de una misma comunidad autónoma pueden presentar características variables. Inicialmente se crearon para observar la evolución de aquellos pacientes con diversas patologías médicas durante un breve período de tiempo, si bien en los últi- mos años se han diversificado enormemente sus aspec- tos asistenciales: enfermos inestables, espera más o menos prolongada de encame hospitalario, tratamiento fibrinolítico de pacientes con infarto agudo de miocar- dio, manejo inicial del politraumatizado, colocación de marcapasos provisionales, etc. entre otras actividades 1-6 .
Mostrar más

6 Lee mas

Documento de consenso para el manejo del paciente asmático en urgencias

Documento de consenso para el manejo del paciente asmático en urgencias

El presente documento de consenso se ha desarrollado con el objetivo de facilitar una herramienta para el manejo del paciente asmático en los servicios de urgencias españoles y mejorar la calidad asistencial. Un equipo multidisciplinar formado por tres especialistas en medicina de urgencias, tres especialistas en neumología y tres especialistas en aler- gología elaboró un listado de preguntas clínicas y utilizó cuatro guías de práctica clínica sobre el manejo del asma pa- ra responderlas. Después de un periodo de trabajo individual, se discutieron y consensuaron en una reunión los con- tenidos del presente documento. Las recomendaciones y los algoritmos incluidos en él van dirigidos a detectar al paciente asmático a su llegada al servicio de urgencias, establecer un diagnóstico correcto, unificar los criterios tera- péuticos y realizar posteriormente una correcta derivación al neumólogo, alergólogo o al médico de atención prima- ria, según proceda. Las definiciones que se ofrecen en el presente documento proporcionan un lenguaje común que puede ayudar a unificar la actividad asistencial en los servicios de urgencias. Los criterios diagnósticos, las pautas de tratamiento y los criterios de alta y hospitalización recogidos en esta guía pueden ser de utilidad para el manejo del paciente asmático en los servicios de urgencias españoles.
Mostrar más

11 Lee mas

Implantación de un plan de calidad en un servicio de urgencias y su impacto en la satisfacción del paciente

Implantación de un plan de calidad en un servicio de urgencias y su impacto en la satisfacción del paciente

Definimos reclamación como “la expresión de la opinión del usuario en relación con un ac- to o proceso asistencial, respecto a las relaciones interpersonales, la comunicación con los profe- sionales sanitarios, la organización, las condicio- nes de habitabilidad, el alojamiento y el confort, entre otros aspectos, derivada como consecuen- cia de la atención sanitaria recibida en un cen- tro, servicio o establecimiento sanitario que no le ha satisfecho, y de la cual el usuario espera un actuación al respecto 16 “. Los motivos de re-

8 Lee mas

Documento de consenso sobre el manejo al alta desde urgencias del paciente diabético

Documento de consenso sobre el manejo al alta desde urgencias del paciente diabético

La disglucosis (que abarca a la hiper y a la hipogluce- mia) es una complicación muy frecuente en los servicios de urgencias. Al alta, la pauta terapéutica debe contem- plar el tratamiento de la diabetes si el paciente la presen- ta, tanto si es un nuevo diagnóstico como si el diagnósti- co estaba ya establecido. Para ello se tendrán en cuenta las características del paciente y el control previo. En caso de ser necesario, se elegirán las combinaciones de fárma- cos en las que el mecanismo de acción sea complemen- tario y se reduzca el riesgo de efectos adversos. Se pres- tará especial cuidado a las situaciones especiales como son la insuficiencia renal y el anciano frágil, que hacen más difícil su manejo. Debe asegurarse la educación dia- betológica mínima de supervivencia, así como que el pa- ciente o su familia sean capaces de administrar adecua- damente el tratamiento pautado. Finalmente, en el informe de alta deberá constar la intervención terapéuti- ca realizada, el tratamiento pautado y los consejos poste- riores que aseguren la continuidad asistencial. El segui- miento recomendado incluirá, siempre, la derivación a la atención primaria, y eventualmente a otros niveles asis- tenciales, en función de la complejidad del caso.
Mostrar más

9 Lee mas

TRAMADOL EN EL TRATAMIENTO DEL DOLOR DE ORIGEN DENTARIO EN UN SERVICIO DE URGENCIAS HOSPITALARIO

TRAMADOL EN EL TRATAMIENTO DEL DOLOR DE ORIGEN DENTARIO EN UN SERVICIO DE URGENCIAS HOSPITALARIO

El dolor bucodental se produce por un exceso de afluencia nociceptiva procedente de la periferia. Este hecho es un fenómeno físico y psíquico que resulta de la suma de varios factores, como es el caso del estado psíquico y personal del paciente y el equilibrio de las áreas nerviosas centrales. Desde el punto de vista etio- lógico, el dolor de esta localización puede producirse por: pulpitis, alveolitis, pericoronaritis, periodontitis, abscesos periodontales y celulitis, entre los procesos más importantes 2, 3 .

5 Lee mas

TítuloCreación de la consulta de enfermería para cambios del estilo de vida en el paciente obeso

TítuloCreación de la consulta de enfermería para cambios del estilo de vida en el paciente obeso

Tras una explicación verbal al participante acerca del proyecto del cual queremos que forme parte, se le entregará un documento (Anexo 9) en el que conste por escrito toda la información anteriormente comunicada. Además, se le hará entrega del Consentimiento Informado (Anexo 10) que seguirá las pautas recogidas en la Ley 41/2002, de 14 de noviembre, básica reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica. Se informará a los participantes sobre su derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición de datos.
Mostrar más

66 Lee mas

El Dolor Torácico en un Servicio de Urgencias Hospitalario

El Dolor Torácico en un Servicio de Urgencias Hospitalario

Es esta amplia variedad de diagnósticos que debutan con un signo tan llamativo como el dolor torácico lo que hace que el diagnóstico diferen­ cial sea complicado y un reto muchas veces para el personal de los servicios de urgencias donde no se dispone de todo el bagaje de pruebas complementarias para llegar al diagnóstico defini­ tivo.

6 Lee mas

Manejo anestsico en el paciente obeso mrbido sometido a ciruga baritrica

Manejo anestsico en el paciente obeso mrbido sometido a ciruga baritrica

Probablemente el futuro del tratamiento de la obesidad mórbi- da (OM) no esté en manos de los cirujanos, pero mientras llega ese momento tanto los cirujanos como los pacientes están cons- cientes de que el tratamiento quirúrgico de esta enfermedad es el único que ha conseguido resultados eficaces a largo plazo. A lo largo de la historia de la cirugía bariátrica se ha intentado mantener su eficacia minimizando el impacto de la agresión quirúrgica en el paciente, y esto ha desarrollado la cirugía bariá- trica laparoscópica y también es el principio que guía el avance de la cirugía bariátrica robótica. 1
Mostrar más

8 Lee mas

La autopercepcin en el paciente obeso

La autopercepcin en el paciente obeso

Se valoraron 217 pacientes (entre 18 y 79 años) del Instituto de Obesidad y Síndrome Metabólico, Hospital Ángeles del Pedregal. Todos recibieron manejo multidisciplinario (ma- nejo psicoterapéutico, acondicionamiento físico, nutrición y supervisión médica por un médico internista) y solo en algu- nos (por decisión del grupo multidisciplinario) se llevó a cabo tratamiento quirúrgico (n = 42), en su mayoría bypass y ban- da gástricos (32 y 10, respectivamente).

6 Lee mas

Show all 10000 documents...