Prueba de Acceso a la Universidad para Mayores de 25 Años. Lengua- Tema 2

16  29 

Texto completo

(1)

C.E.P.A. LA MANCHUELA

PRUEBA DE ACCESO A LA UNIVERSIDAD PARA MAYORES DE 25 AÑOS

FASE GENERAL -

LENGUA CASTELLANA Y COMENTARIO DE TEXTO Y

DESARROLLO DE UN TEMA

TEMA 2. EL LÉXICO DE LA LENGUA ESPAÑOLA. LAS PALABRAS Y SU ESTRUCTURA. FORMACIÓN DE PALABRAS. ASPECTOS DEL

SIGNIFICADO LÉXICO. RELACIONES LÉXICAS

1. LAS FUENTES DEL VOCABULARIO O LÉXICO

En este tema se estudiarán algunos conceptos pertenecientes a tres disciplinas lingüísticas:

1) La Lexicología se ocupa del origen de las palabras, del estudio del léxico o del vocabulario del español, de su procedencia y evolución histórica, entre otras cuestiones.

2) La Morfología estudia la estructura interna de las palabras.

3) Y la Semántica, que estudia el significado de las palabras.

Fijándonos ahora en la Lexicología se puede afirmar que ha habido muchas causas que han incrementado notablemente a lo largo de la historia el caudal de palabras propias de la lengua española, como ha ocurrido con cualquier otro idioma. Gracias a haber estado en contacto con infinidad de pueblos, algunos de ellos anteriores a la romanización, ha hecho que se haya añadido al sustrato fundamental del español, el latín, infinidad de palabras que han arraigado en nuestro léxico desde otras lenguas (iberos, celtas, griegos, romanos, árabes…); además, se han ido creando palabras nuevas para responder a realidades nuevas.

La mayoría de palabras del vocabulario español provienen del latín (un 70% aproximadamente); después, del árabe (un 15%) y por último, del griego (un 5%). El resto de palabras proviene de otras lenguas en menor medida, como de las prerrománicas lenguas celtas e iberas, del vasco, de las lenguas germánicas, del hebreo, del francés, italiano, portugués y en mucho menor medida aún de lenguas orientales como el japonés.

(2)

1.1. PALABRAS PATRIMONIALES, CULTISMOS Y SEMICULTISMOS

De casi todas las palabras del español se puede rastrear su procedencia de otra lengua. Por su peso, el mayor número de palabras del español tiene su origen en una palabra latina.

Las palabras patrimoniales son las palabras castellanas que tienen su origen en el latín vulgar que se impuso en los pueblos conquistados por los romanos. Este latín vulgar fue mezclándose y adaptándose a las lenguas de las poblaciones indígenas; posteriormente se fragmentó en las lenguas romances. Estas lenguas sufrieron algunas transformaciones fonéticas y semánticas a lo largo de los siglos. Estas transformaciones se produjeron en su mayoría hasta el siglo XVIII, en el que queda fijado el sistema fonológico español en sus aspectos más importantes.

Estas palabras han evolucionado hasta el punto de que, a veces, no se puede reconocer su "paternidad" latina. En medio de ambas, hay toda una evolución y vacilación entre diversas soluciones que sólo se encontrarán si se estudian los textos medievales y renacentistas.

Los cultismos son las palabras de origen latino que se han incorporado al castellano sin apenas sufrir cambios ni transformaciones. Son, por tanto, palabras muy similares a las latinas de las que proceden.

Estas palabras han sido introducidas en el castellano en diferentes épocas de la historia, pero sobre todo en los siglos XV, XVI y XVII, épocas de latinización del lenguaje. En su origen, eran palabras propias de escritores cultos. Estos escritores necesitaban vocablos para designar conceptos nuevos o por necesidades expresivas o artísticas. Con el paso del tiempo estas palabras pronto pasaron a la lengua estándar, siendo hoy palabras de uso y significado muy común.

A la pareja de cultismo y palabra patrimoniales derivadas de un étimo latino se las denomina “doblete”.

La mayoría de los tecnicismos son cultismos o se han construido como neologismos manteniendo formas reconocibles del latín o del griego. (frigorífico es un cultismo que se ha incorporado ya a la lengua común pero que proviene del nombre latino “frigor” y del verbo “ficare”; significa literalmente “lo que trae el frío”).

(3)

técnica o especializada, que no apareció en la lengua romance por su desuso.

Para distinguirlos hay que fijarse especialmente en dos factores: su forma y su uso. Según su forma el cultismo se parecerá mucho a su étimo latino y la palabra patrimonial se alejará de él; por su uso, el cultismo sonará más a un término científico-técnico y será menos común en el habla coloquial, mientras que la palabra patrimonial será de uso común (cualquier hablante, aun siendo poco culto, sabrá usarla). Así, del étimo latino oculum surgirán la palabra patrimonial ojo y los cultismos óculo, oculista, ocular… Como vemos en este ejemplo, se cumplen claramente ambos criterios.

Un semicultismo es una palabra derivada del latín que no ha realizado por completo su evolución fonética normal. ¿Por qué se detuvo su evolución hacia nuestra lengua? Por la presión ejercida desde los ámbitos cultos, especialmente la iglesia. Los clérigos eran conocedores del latín y seguían utilizando estas palabras con su fonética latina. Pero eran palabras patrimoniales: siempre habían sido utilizadas por el pueblo. Así, seculus hubiera dado lugar a *sejo (seculo> seg'lo> sieglo>* sejo); sin embargo la presión culta detuvo la evolución en siglo. O fructus, que hubiera evolucionado a *frucho y se detuvo en fruto.

Ejemplos de cultismos y palabras patrimoniales:

ÉTIMO LATINO P. PATRIMONIAL CULTISMO

Germanus Hermano Germano, germánico

Apicula Abeja Apicultor, apicultura

Bove Buey Bovino

Ovum Huevo Óvulo

Herbam Hierva Herbáceo, herbicida

Calidum Caldo Cálido

Laborare Labrar Laboral, laboralista

Regum Rey Regio, regicida

Clavis Llave Clave

1.2. LOS ARCAÍSMOS

Los arcaísmos son elementos lingüísticos cuya forma o significado, o ambos a la vez, resultan anticuados en relación con un momento determinado.

(4)

principios del siglo XVII y lo normal es que se dijera como en la actualidad “no huyáis…”.

Otros ejemplos: -Yantar (comer); -cuasi (casi);

-suso (arriba) y Ayuso (abajo) que han pervivido como apellidos en la actualidad;

-antier (anteayer); -empero (pero).

1.3. LOS PRÉSTAMOS

Un préstamo lingüístico es una palabra, morfema o expresión de un idioma que es adaptada a otro idioma. A menudo resulta de la influencia cultural de los hablantes del primer idioma sobre los del segundo o de la cercanía geográfica a otra lengua.

Aunque existen préstamos gramaticales y morfológicos, los más comunes son los préstamos léxicos, es decir, palabras sueltas. Se pueden clasificar en:

Extranjerismos. Son palabras originales de otras lenguas que se pronuncian en la lengua receptora con algunas adaptaciones fonéticas propias de la misma. Con la introducción de la escritura, algunas palabras más que adaptarse a la pronunciación original se adaptan a cómo la ortografía original es leída en la lengua receptora. Los extranjerismos pueden dividirse además convencionalmente en:

extranjerismos no adaptados. Son palabras originarias de otras lenguas que no se han adaptado a la ortografía de la lengua receptora. En cuanto a su pronunciación, depende del conocimiento de la lengua de origen que tenga el hablante. Algunos ejemplos de extranjerismos no adaptados en español son: hardware, eau de toilette, pizza, holding.

extranjerismos adaptados. Extranjerismos que se han adaptado a las reglas de la lengua receptora. Algunos ejemplos en castellano son: chalé < chalet, gol < goal, yogur < yogurt, football < fútbol. • xenismo es un extranjerismo que hace referencia a una realidad

ajena a la lengua y a la comunidad españolas, que no tiene un equivalente: lord, samurái/samuray, sir, burka, ayatolá, talibán, yihad, sari, troika.

(5)

1.4. LOS TECNICISMOS Y NEOLOGISMOS

Las diferentes ramas del saber utilizan una serie de palabras propias que no suelen ser utilizadas por el resto de los hablantes a menos que estén duchos en la materia en cuestión. Son los tecnicismos. Se han creado desde que existen las lenguas y desde que existen los saberes: en el castellano, se han creado desde que se sepa. Algunos de ellos pasan a la lengua común (la palabra “televisión” está documentada ya en el siglo XIX con el significado de “visión a distancia” y se usaba en el mundo del esoterismo, mucho antes de la invención del aparato que todos conocemos hoy en día; la mayoría no, quedan circunscritas al ámbito científico, constituyendo, a veces, auténticas jergas incomprensibles para los demás (los términos médicos, los términos jurídicos…). Desde el siglo XVIII hasta la actualidad, el incremento de tecnicismos crece exponencialmente, al pairo del desarrollo de las ciencias y del progreso científico.

Los neologismos tienen un concepto más amplio. Son palabras que se han incorporado en algún momento a la lengua como respuesta a una realidad nueva que no tiene un término al que aplicarse, siendo este científico o no. Esa es la diferencia. La incorporación a la lengua de neologismos puede devenir desde otras lenguas, con o sin adaptaciones al español, o directamente creadas ex profeso utilizando los recursos propios de la lengua castellana.

2. LA FORMACIÓN DE PALABRAS: LOS MONEMAS

La ciencia que se encarga de estudiar la estructura interna de las palabras es la Morfología (del griego “morfé”, forma). Se sitúa por encima de la Fonética, que estudia los sonidos de la lengua y de la sintaxis, que estudia la relación entre grupos de palabras y oraciones. Está en íntima relación con la Semántica (la ciencia del significado) pues muchas partes de las palabras ya tienen un significado, siendo la palabra en sí misma ya una unidad completa de significado.

Por monema se entiende cada elemento (con significado o no) en que puede dividirse una palabra. Los monemas se pueden clasificar de este modo:

MONEMAS

Lexemas o morfemas léxicos, también llamados raíces. Aportan el significado básico a la palabra.

Morfemas

Flexivos Morfemas de género, número, persona, tiempo, modo, aspecto y voz. Los morfemas flexivos verbales también se llaman “desinencias”. Derivativos Prefijos y sufijos Morfemas

independientes

(6)

tener significado: -los determinantes, -preposiciones, -conjunciones, -pronombres -e interjecciones.

2.1. LOS LEXEMAS O MORFEMAS LÉXICOS

El lexema o morfema léxico, también llamado raíz, es el elemento que contiene su significado básico. A él se le pueden añadir diferentes monemas dependientes flexivos o derivativos o simplemente persistir sin añadidos como morfemas léxicos.

Así, la palabra «sol» puede aparecer sola, como un lexema (“el sol de invierno, que calienta y no quema”) o acompañada de morfemas flexivos o derivativos: sol - es o sol –ead -o o re- sol. Solamente la raíz “sol” aporta un significado fundamental a la palabra; tanto los demás morfemas (flexivos como –es o derivativos como el prefijo re- dotan al lexema de matices adicionales. Pueden también aparecer varios lexemas en una sola palabra (para-sol, abre-latas).

Otros ejemplos:

-Hipermercado = hiper (morfema derivativo prefijo) + mercado (lexema). -Árboles = árbol (lexema) + -es (morfema flexivo marca de plural).

-Increíbles= in (morfema derivativo prefijo) + cre (raíz o lexema) + íble (morfema derivativo sufijo) + -s (morfema flexivo marca de plural).

2.2. LOS MORFEMAS PROPIAMENTE DICHOS

Como ya se ha señalado anteriormente, los morfemas derivativos o flexivos aportan al lexema una información adicional. Es importante señalar que no pueden subsistir, al contrario que los lexemas, independientemente, es decir que tienen que estar unidos necesariamente a un lexema. Se pueden dividir en dos grandes categorías: flexivos y derivativos.

2.2.1. LOS MORFEMAS FLEXIVOS

Son los morfemas de género, número, persona, tiempo, modo, aspecto y voz. Los morfemas flexivos verbales también se llaman “desinencias”.

Los morfemas de género (masculino, femenino y neutro) se aplican sólo a sustantivos, adjetivos y determinantes mientras que jamás se aplican a los verbos; los de número son propios de sustantivos, adjetivos, determinantes y verbos; todos los demás son característicos del verbo solamente.

2.2.1.1. LOS MORFEMAS FLEXIVOS EN SUSTANTIVOS Y ADJETIVOS

(7)

gat-o gat-o gat-gat-o-s, dgat-onde –gat-o y –s sgat-on respectivamente mgat-orfemas flexivgat-os de género y número.

Del español son específicos los morfemas –o y –a para el género y los morfemas –s y –es para el número plural para sustantivos y adjetivos.

En cuanto al género hay que atender a una distinción entre género real y género gramatical. El primero hace mención a la diferencia real de sexo que se establece entre personas y animales y el segundo a una adscripción casual a las cosas u objetos inanimados. Esta aleatoriedad se observa claramente si hacemos una comparación entre lenguas. En francés la palabra “voiture” es femenina y en español, la palabra “coche” es masculina.

2.2.1.2. LOS MORFEMAS FLEXIVOS EN VERBOS

Todos los verbos españoles se pueden agrupar en tres conjugaciones según el infinitivo acabe en –ar, -er o –ir. La vocal indica a qué conjugación pertenece cada verbo. También se pueden agrupar en verbos regulares e irregulares. Los regulares son los que solo tienen una única raíz como el verbo hablar, que en todas sus formas usa el lexema habl- al que se le añaden unos morfemas flexivos que llamamos desinencias; por el contrario, los verbos irregulares se conjugan con dos o más lexemas, como por ejemplo el verbo «querer» que utiliza varios lexemas: “yo quier-o” y “nosotros quer-e-mos”.

Los morfemas flexivos de los verbos dan una gran cantidad de información a los lexemas a los que se añaden. Así, si nos fijamos en la forma verbal “cant-a-mos” nos encontramos un lexema “cant” al que se le añaden dos morfemas flexivos: uno “-a-“ que nos indica “tiempo presente” y una desinencia –mos que indica “primera persona del plural”. Nota: el morfema “-mos” en verbos indica siempre “primera persona del plural en todos los verbos y en todos los tiempos verbales al igual que el morfema “– n” es siempre indicio de tercera persona del plural.

Las desinencias verbales nos apuntan: -la persona;

-el número; -el tiempo verbal;

-el modo (indicativo, subjuntivo, imperativo); -el aspecto (perfectivo o imperfectivo); -la voz (activa o pasiva);

sin posibilidad de error o confusión. Lo podremos ver más claro con esta tabla:

VERBO PERSONA NÚMERO TIEMPO MODO ASPECTO VOZ Beb-í Primera Singular Pretérito

perfecto simple

Indicativo Perfectivo Activa

Can-ab-as

Segunda Singular Pretérito Imperfecto simple

(8)

Viv-iría-n Tercera Plural Condicional simple

Indicativo Activa

Lleg-aras Segunda Singular Pretérito imperfecto

Subjuntivo Imperfectivo Activa

Cuidado: nunca hay en los verbos morfemas de género.

2.2.2. LOS MORFEMAS DERIVATIVOS

Un mecanismo muy productivo en español de formación de palabras consiste en añadir un morfema derivativo a un lexema: de persona > person-al o im-person-al. Hay solo dos tipos de morfemas derivativos: los prefijos y los sufijos.

2.2.2.1. LOS PREFIJOS

Son morfemas derivativos que van delante del lexema: de “colgar”, “des-colgar”; de “mercado”, “super-mercado” o “hiper-mercado”…

Os paso ahora una lista por orden alfabético con los principales prefijos en español y su significado:

PREFIJO SIGNIFICADO EJEMPLO

a- No a-moral

ante- Delante de ante-pecho

anti- En contra de anti-aéreo bi, bis o biz Dos veces bi-mensual

bis-abuelo (dos veces abuelo)

biz-cocho (dos veces cocido)

co- Con o junto con co-partícipe

(que participa en algo junto a otros)

des- Lo contrario de des-hacer

en- Dentro de en-jaular

en-cauzar entre- En medio de entre-acto

ex- Anterior ex-campeón

hemi- Medio o mitad Hemi-sferio (mitad de la esfera).

hiper- Sobre, muy grande Hiper-mercado

hipo- Debajo de Hipo-tenso (con presión arterial baja)

i- No I-letrado

in- No In-confesable

inter- Entre Inter-nacional

intra- Dentro de Intra-venoso

(9)

pre- Antes de Pre-partido, pre-fijado

re- Otra vez Re-leer

sub- Debajo de Sub-marino

super- Superioridad, grande Super-mercado tele- Lejos o a distancia Telé-fono: oír de lejos

Nota: en la columna aparecen los prefijos separados de su lexema, pero es solo para que veáis claramente la separación entra ambos; se escriben siempre unidos. Es igual para la columna del siguiente apartado.

2.2.2.2. LOS SUFIJOS

Son morfemas derivativos que van detrás del morfema léxico o lexema: recuper-able o mes-ita.

Os paso ahora una lista por orden alfabético con los principales sufijos en español y su significado:

PREFIJO SIGNIFICADO EJEMPLO

-acción –ación Actuación o acción Multiplic-ación Refr-acción

-able Posibilidad Recic-able

-al Grupos o abundancia Robled-al (bosque de robles)

Diner-al (abundacia de dinero)

-al Relación Servici-al (relación con el servicio

Comerci-al (relación con el comercio) -algia Dolor Cefal-algia (dolor de

cabeza) -ano Gentilicios, habitantes

de… Murci-ano, toled-ano -ante Nombres de quien hace

una función

Conferenci-ante Practic-ante -ario Oficio o algunos lugares Funcion-ario

Vestu-ario

-azo Aumentativo Plan-azo, tem-azo -ciclo Rueda Tri-ciclo (tres ruedas) -cracia Poder Demo-cracia (poder del

pueblo) -dad Para sustantivos

abstractos

Cari-dad Emotivi-dad -dera Instrumento para hacer

algo

Poda-dera Rega-dera -dor Nombres de agente,

(10)

Amplifica-dor

-eda –edo –ada Grupo de árboles Pin-eda, ada y pin-edo

-encia Genera algunos nombres a partir de adjetivos

Independ-encia (a partir de “independiente”) Frecu-encia (desde “frecuente”).

-ense Gentilicios Albacet-ense -ente El que hace una acción Emerg-ente

-eño Gentilicios Albacet-eño

Puertorriqu-eño

-ero Oficios Fontan-ero

-és Gentilicios Aran-és Barcelon-és -ez Nombres abstractos

generados de adjetivos

Esbelt-ez

(desde “esbelto”) -eza Nombres abstractos

generados de adjetivos

Bell-eza (desde “bello”)

-fago Comedor de… Antropó-fago (comedor de hombres, caníbal). -filia Amor a… Biblio-filia

(amor a los libros) -fobia Odio a… Foto-fobia (odio a la luz) -grafía Escritura Orto-grafía (escritura

correcta) -ía Nombres abstractos

generados de adjetivos

Valent-ía (de valiente)

-ible Indica posibilidad Sustitu-ible

-il Adjetivos de

pertenencia a partir de sustantivos

Varon-il (De varón)

-ico Diminutivo Bon-ico

-illo Diminutivo Hombrec-illo -ino Gentilicios Santander-ino

Alcala-íno

-ito Diminutivo Bon-ito

-itud Sustantivos abstractos generados a partir de adjetivos

Plen-itud (Desde pleno).

-logía Ciencia de… Cardio-logía (ciencia del corazón).

-mente Adverbios de modo desde adjetivos

Clara-mente (de claro)

-miento Nombres de acción Desesti-miento Conoci-miento

-ón Aumentativos Camisón

-oso Adjetivos a partir de sustantivos

Horror-oso (a partir de horror)

-ote Aumentativo Muchach-ote

(11)

instrumentos con los que se hace algo a partir de verbos

verbo “oprimir”)

-ura Nombres a partir de adjetivos

Guap-ura (A partir de guapo)

-voro Que se alimenta de… Carní-voro

Nota: en la columna aparecen los sufijos separados de su lexema, pero es solo para que veáis claramente la separación entra ambos; se escriben siempre unidos. Es igual para la columna del siguiente apartado.

2.2.3. CONCEPTO DE MORFEMA INDEPENDIENTE Y DEPENDIENTE

La diferencia es que los morfemas independientes no necesitan unirse a otro monema para tener sentido por sí mismos, mientras que los dependientes sí. Los lexemas pueden ser independientes pero los morfemas derivativos y flexivos no.

Se aplica también el concepto de morfema independiente a: -los pronombres;

-las preposiciones; -las conjunciones; -los adverbios

-y las interjecciones.

Todos estos tipos de palabras son de por sí invariables y no aceptan la adición de morfemas.

2.3. CLASIFICACIÓN DE LAS PALABRAS SEGÚN LOS MONEMAS QUE LAS CONSTITUYEN

Podemos agrupar las palabras según los monemas que los constituyen en palabras primitivas, derivadas, compuestas y parasintéticas.

El siguiente cuadro os da un esquema básico de cómo se forman. Os recomiendo volver a revisarlo cuando hayáis estudiado y comprendido los cuatro apartados anteriores:

Un solo morfema léxico

Más de un morfema léxico

Morfema (s) gramatical (es)

de género, número o desinencias

verbales

Morfema (s) derivativo (s)

Primitivas + (+)

Derivadas + (+) + Compuestas + (+)

(12)

2.3.1. LAS PALABRAS PRIMITIVAS

Son las palabras que se forman por un lexema acompañado o no por uno o varios morfemas gramaticales.

Tienen los siguientes esquemas:

-Morfema léxico: sol, árbol, día…

-Morfema léxico + morfema gramatical: Com + ía, sol-es

Para distinguirlos de los demás tipos de palabras hay que fijarse en que de ellos suelen derivarse palabras mucho más complejas incluso que de ellos dependen familias de palabras. Así pues, de una palabra como “sol” pueden derivarse la palabra derivada “resol (re+sol) o la compuesta (para-sol); de la palabra primitiva “brisa”, la compuesta “parabrisas”; de la palabra primitiva, “veinte”, la palabra parasintética “veinte-añ-ero”.

2.3.2. LAS PALABRAS DERIVADAS

Están constituidas por un morfema léxico y por uno o más morfema derivativo, que pueden ser prefijos o sufijos solos o una mezcla de prefijos y sufijos.

Estas palabras son por ejemplo: Cocin-ero formadas por una raíz o lexema (cocin-) que aporta el significado a la palabra y por el sufijo –ero que indica profesión; también la palabra in-conceb-ible es derivada porque se compone de un prefijo “in-“ que significa “no”, un lexema “-conceb-” y un sufijo “-ible” que indica posibilidad de que ocurra algo.

2.3.3. LAS PALABRAS COMPUESTAS

Se forman por la unión de dos o más palabras primitivas, o sea por dos lexemas.

Pueden presentarse en varias formas siendo estas:

-En una sola palabra: pisapapeles (dos lexemas: el verbo pisar y el sustativo papel); cortafuegos, abrecartas, latinoamericano…

-Separadas por un guión: franco-español, histórico-político, científico-técnico…

(13)

2.3.4. LAS PALABRAS PARASINTÉTICAS

Están formadas por dos o más morfemas léxicos y un sufijo. Son una mezcla de composición y derivación:

“Quinceañero” se puede dividir en un morfema léxico (quince), otro morfema léxico “-añ-“ y el sufijo “-ero”.

Otro tipo de parasíntesis se forma con el esquema prefijo + lexema + sufijo.

Un modo de distinguir , es que si eliminamos el prefijo o el sufijo nos sale una palabra inexistente: In-felici-dad. Si quito –dad me aparece *infelici.

2.4. SIGLAS, ACRÓNIMOS Y ONOMATOPEYAS

Hay nombres que se forman por la unión de las iniciales de las palabras que la forman. Se llaman siglas. Muchas veces, tanto las siglas como los acrónimo mantienen la secuencia completa de palabras en la memoria de los hablantes; otras, no. Eso primero ocurre con palabras como “IVA” (Impuesto sobre el Valor Añadido”, pero es más difícil la en la palabra “GOLF” que ha perdido su carácter originario de sigla. En el campo de golf de Saint Andrews, en Escocia, uno de los más antiguos del mundo había un cartel que decía “Gentlemen Only. Ladies Forbidden” (Solamente caballeros; las señoras prohibido). De la unión de las letras iniciales surgió la palabra “golf”.

Las preposiciones (UNED), conjunciones o artículos no se tienen en cuenta para la formación de siglas.

Ejemplos de siglas:

-ADN: Ácido desoxiribonucleico. -COI: Comité Olímpico Internacional. -ESO: Educación Secundaria Obligatoria.

-UNED: Universidad Nacional de Educación a Distancia. -FM: Frecuencia Modulada.

-INE: Instituto Nacional de Estadística.

-USA: Estados Unidos de América. (United States of America). En este caso vemos cómo pueden incorporarse al español siglas que mantenemos tal cual de otras lenguas como el inglés.

Los acrónimos incorporan no solo iniciales sino parte o incluso otras palabras completas. Ejemplos:

-Banesto (Banco Español de Crédito estaba formada por ban-co, es-pañol de crédi-to, es decir por sílabas de tres palabras diferentes.

(14)

Las onomatopeyas son palabras que se forman para imitar los sonidos de la naturaleza. “quiquiriquí”, “miau”, “guau”, “zas”, “plaf”… Se adaptan a la fonética de cada lengua. Por eso en español decimos “jajaja” y en inglés se dice “hahaha”.

2.5. EL CAMPO LÉXICO

Es el conjunto de palabras que se forman por derivación, composición o parasíntesis a partir de una palabra primitiva.

De la palabra primitiva “boca” se forman las palabras “bocadillo”, “embocar”, “embocadura”, “desembocadura”, “bocazas”, “boquilla”, “embocar”, “bocazas”…; de la palabra primitiva “producto”, “producción”, “productividad”, “improductivo”…

3. RELACIONES LÉXICAS: POLISEMIA, HOMONIMIA, SINONIMIA Y ANTONIMIA

3.1. LA MONOSEMIA Y LA POLISEMIA

Las palabras monosémicas son las que tienen un único significado y las palabras polisémicas tienen varios significados.

La monosemia solamente se da en el lenguaje científico. En el lenguaje cotidiano las palabras varían, incluso cambian de significado o existen matices que llevan al hablante a emplear unas u otras. Por ejemplo: chimpancé: . Mono antropomorfo, poco más bajo que el hombre, de brazos largos.

Sin embargo en el lenguaje también se da la polisemia: Una palabra tiene más de un significado. En la lengua común es bastante rara la monosemia, de hecho, solo aparece en contextos que necesitan mucha precisión terminológica. Por ejemplo, en una palabra de uso común como banco el Diccionario de la Real Academia española, nos da seis acepciones:

1. m. Asiento, con respaldo o sin él, en que pueden sentarse varias personas.

2. m. Madero grueso escuadrado que se coloca horizontalmente sobre cuatro pies y sirve como de mesa para muchas labores de los carpinteros, cerrajeros, herradores y otros artesanos.

4. m. Conjunto de peces que van juntos en gran número.

(15)

6. m. Establecimiento médico donde se conservan y almacenan órganos, tejidos o líquidos fisiológicos humanos para cubrir necesidades quirúrgicas, de investigación, etc. Banco de ojos, de sangre.

3.2. LA HOMONIMIA. LA HOMOFONÍA Y LA HOMOGRAFÍA

Son palabras que se escriben y/o pronuncian igual o son muy parecidas pero tienen significados totalmente diferentes.

Existen dos tipos de homonimia, la homofonía que consiste en dos o más palabras que se pronuncian igual pero no se escriben exactamente igual y tienen significados diferentes y la homografía que es cuando dos o más palabras se escriben exactamente igual y significan cosas totalmente diferentes.

Una lista de palabras con homofonía es:

-A ver y haber.

-Hierva (del verbo hervir) y hierba. -Baca (de coche) y vaca.

-Basto (sin delicadeza) y vasto (amplio). -Vello (pelo corto de la piel) y bello.

-Cabo (del ejército o cuerda o vela) y cavo (del verbo cavar). -Botar (saltar) y votar (en elecciones).

-Bienes (riquezas) y vienes (del verbo venir).

-Rebelar (sublevar) y revelar (un secreto o una fotografía). -Tubo y tuvo (del verbo tener).

-Echo (del verbo echar) y hecho (de hacer). -Ola y hola (saludo).

-Ora (de orar) y hora (sesenta minutos). -Abría (de abrir) y habría (de haber).

-Aya (cuidadora de niños), haya (del verbo haber y un árbol) y halla (de hallar).

-Onda (ondulación) y honda (profunda).

-Ojear (mirar) y hojear (pasar las hojas de un libro). -Asta (de toro) y hasta (preposición).

-Ahí (adverbio), hay (de haber) y ay (exclamación de dolor).

-E (sustituto de y ante palabras que empiezan por I como en Pedro e Isabel), eh (exclamación) y he (de haber).

-Rallo (de rallar) y rayo.

-Calló (de callar) y cayó (de caer). -Arrollo (de arrollar) y arroyo (riachuelo). -Valla (cercado) y vaya (Del verbo ir).

-Porqué (sustantivo), porque (causa), por qué (interrogativo) y por que (=por el cual).

-Si no (condicional) y sino (conjunción adversativa o destino). -Sobre todo y sobretodo (abrigo).

(16)

-Con que (preposición + pronombre relativo) y con qué (preposición + interrogativo).

Ejemplos de palabras homógrafas los encontramos en:

-Atracar (robar y llegar un barco a puerto). -Aro (de anillo y del verbo arar).

-Bota (de botar) y bota (calzado alto). -Canal (de agua y de cadena de televisión). -Franco (francés y de franqueza o sinceridad).

3.3. ¿HOMONIMIA O POLISEMIA?

Aunque a primera vista pueda parecer que homonimia y polisemia son fenómenos semejantes, no lo son. Las palabras homónimas son palabras diferentes si se escriben igual o casi igual. En la polisemia, una misma palabra posee diferentes significados relacionados entre sí por procedimientos metafóricos, sobre todo. A pesar de todo, hay ocasiones en las que es difícil saber si hay homonimia ya polisemia. En el diccionario las palabras polisémicas aparecen en una misma entrada; las homónimas aparecen en entradas diferentes.

3.4. LA SINONIMIA

Varias palabras tienen el mismo significado: bello, hermoso, bonito o hacer, fabricar, elaborar, crear.

3.5. LA ANTONIMIA

Es el fenómeno totalmente contrario: dos palabras o más palabras tienen significados opuestos: fácil y difícil; comprar y vender; día y noche; conectar y desconectar.

3.6. EL CAMPO SEMÁNTICO: HIPERÓNIMOS E HIPÓNIMOS

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...