-...,_ ,...,... ":.-,,"/G" J..~"".. r;...,;..r..:j... r...,. r ;,.. r ;,.~ r;...,.. '...')... r;;t

Texto completo

(1)

·-

...

....

,....,

,_

... ..

.. ...

... ~' ... M _

-

ut. . . _ . . .

...

....

-... L -... ..

...

,

... ...

...

"' w1 ... _ _

"

...

a. "_,...

,

~-. . . M ... , . . U ... _ _ ... .... " , _

..

..

'.,

-

..

.

.... ...

..

.

,.... , ... ,l4. Una ... _ _ c&..

roat6,rafo de .. ceo. de .<Wno.-a. ~. t~ en el pri_ da.cl\d), de la pelkll·

.. -El peno an4t.hu". dlri,id. 7 ptodwci

-4a. • IUI C1lpcn-.. .. por Luit Buft\Ml t..

-u..

ftrura del jotoe. lCJIliaedGr-1not 1"ln,-- I~. en ¡;. pcnUolb. como acUIt'.

EI\ .. ITWIno ti.,.e una ru"~a b.,bcra .. . raer . . aenicielt40 al filo. De pronlO. ~"

Irln.kl6n _panll. un ojo inlT\<llUO " ft,.

an al publico. t_do en "an

".ItO

.

·

Et

ca..,., .; la pupil. prawnd..,. • ...,aodcranc

da l . . . l. an:a",. 1M produu un daeto ab

-u.;on.nle an kM q~ eonlempl.1l. &nIO,,·

UI la n.'lja anlr. an jllqo n~nte. ,. da un laJo daj .... órbiu VKÚl. W 1m.

p'CI.6n da lo" clpcetadoI'Q ... uemlncla ·-1"0" p.r . ... enos 1.11 q1 . . I- . AI,u .... ' Uñoll. ae IIC1m~,..n: elli lodlll "Iten;

ml.nlrll. los 'Afoncl •• n .u meyorh •• .

nunl,n.' Surccn diKU'101M'S ,. . . hlCIIlI ";OICnl&l. AmaCn. de r¡M, máf .. ria. &n

I&nlo. l. pro,.~cei6n continúe, como ti con

e11. no flWlC nad ••

Aq..cU. cn l. Inidll up,ni6n plUt

l-ca "'ptT"a1illl. ,lalbk. que baril tn Wl

Iletor. que ponl .. hllltl ti ¡nltanu, ..,....

va, . . d. un movimiento DCMtieopkl6rko

ud rec"" Inl.necldo en P.rlto . ., 9ue pre· ¡(ndi, ... lir avui"mentc .1 'Jltenar. da·

<la el ".e •• educida donde t..b'a No Ilcfm·

D •• ll0. En .quel moviml.nto fQfTnaban dú. Clptli\ole •. S.I"dor Dall ., LuiI .,,

-Jiuel: el pinlUr 1 el cintuta. Amboa baW. • .. ,rito. en eobboracl6n catncha. al ¡\Il6e

.Ie l. cinu que. Plnl, de .u rmlAl)O anta· que llro"ocaba tan violln'- N'nllIta...

En

-al

perTa Indalu.· .. ~ntnba la

con.tIontt. IrTol1ldora. il1uornlai6n di 101 lu.I"cu. incompran.iblu • Inqu.ietantn,

como e .. i ,iemp-ra .an, I'n ta.

¡"",.""

ruin· la. mln,rnllcione. de un. pOn;.

Ir.H.ducible . ., I menudo "pera. I'n .1

··c,ne·· • • ' •.• .-• ..• -•.•• -~ l ' .}-"- ... ~ ... ~.¡-"~

..

-,..

'-1

.t.

·

U

·

·

·

·

'¡"U',-''':':U

·

A'ac'4 ...

~~~~.

86

- " ... '1 ... - , . . . -.... -.. .. . . .. ...

r·'

·

r

·

'

.

r

.. ·

~ ~ •• .oo' ... _,_ ... _ _ •• _ . _ _ ... . . _ t .• .• (.ABe_,8_V_/95J)

¡

;¡:~-¡::¡l1iíi'Til~

'

jlI'Ícfjl~·j

-

i.-¡t-."i

r

(2)

ESI~\ll19S

1

Colaboradores de INFORMACIONES

PICASSO,

el

, - - - Por

Pío BAROJA

Y

o

conocí a Picasso en 190 l.

Luego le vi en París tres o

cuatroañosmás tarde,en

el estudio de Durria.

Me pareció un joven

simpáti-00, un poco turbulento,amigo de

mixtificaciones y exageraciones.

Picasso ha nacido en Málaga;

pero no creo que tenga tipo de

andaluz. Yo supongo que tiene

mas de catalán,sobre todo

espi-ritualmente. Sin embargo. he

oído decirque Picasso no es

ape-llido catalán. Cuando yo le

co-nocí tendría unos veinte años.

Se veía que era un hombre de

inteligencia. Probablemente

quedará en la historia del

tiempo como Wl tipo raro.

Pablo Picasso, cuando estuvo en

Madrid, había lomado un estu-dio hacia la calle de Zurbano. y

se dedicaba a pintar de memoria

figuras de mujeres de aire

pari-siense. con la boca redonda y

roja como una oblea. Picassoera

tipo de mirada aguda. con una

sonrisa irónica y burlona.

Andaba vestido como un pintor

del Barrio Latino: chaqueta de

terciopelo morado. sombrero

ancho V melenas. Se metía por

los rincones a dibujar escenas.

Decir. como dijo Picasso en una

ocasión. que la pintura del

Mu-sco del Prado era lo que él más

odiaba. es como decir que la

gran pintura era para él una

cosa muerta. y yo creo que ~n

este sentido y desde su puntu de

vista podía tener alguna razón.

Barcelona, invadida por las

ratas

....

&\RCI:lONA. It.-La ~ c5erlUnel. el. .mnl'nto Ilml'Nluc!or de I.~

ntaa ea la. cI\1d14. Se _"",. que no te t ... ta de que abunden f"n IQl

~ 7 mata"'. a1no <[Ut han lnndJdo otrc. IUI:""" ,. ... 1M

1'1"1-ClUlm.tn. el!. 1M _ l I ' r q 1 Pl"'- de 1 ... CMa4 del En3&nChI'. lI6i C<'mO ton 1011

~-a..o.o..)

(Agencia .Lagos., /9-Vi·195/)

gItano arltsta

mixtificador

Después volví a ver a Picasso en

París.

Picasso no aceptaba por enton-ces más pi ntor moderno que

Ce-zanne.

Era un joven audaz. que tenía opiniones anisticas extremas y

que le parecía la pintura antigua

algo sin ningún interés.

De él orle un amigo suyo declan que durante algún tiempo se

de-dic6a hacer de mago, vestido de

nigromántico. en un cuarto de

su hotel, que en pleno verano lo

ponía al rojo vivo encendiendo

la estufa.

Picasso tenía de joven un aire

atrevido y genial. En el poco

tiempo que estuvo en Madrid. en

su estudio aparecieron treinta o

cuarenta cuadros, hechos casi

todos de memoria, algunos muy bonitos.

Era,sin duda, hombre muy bien

dotado, con posibilidades de

ha-cercosas extraordinarias. De los

an.istas que yo he conocido

jó-venes. creo que era de los que

(3)

tenían más condiciones y más talento literario.

Yo supongo que el cubismo y los

demás ismos de la postguerra

del año 14 no tienen importan

-cia. Todos fueron puras extrava-gancias. Entre sus cultivadores

hubo gente de talante y de

auda-Cia, como Picasso, y otros pe-queños mixti6cadores, como

Juan Gris.

Picasso es un hombre que ha

in-trigado al mundo entero du-raritemucho tiempo. Es un divo.

Es posible que la suya haya sido

la habilidad del hombre que

sabe que sin disfraz no va a

con-seguir el éxito, y va tomando to-das las máscaras que ha encon-trado al paso. Su obra reunida no tiene carácter,

principal-mente porque no tiene

continui-dad. Es como aquel transformis-ta, Frégoli, de hace cuarenta o cincuenta años, que tan pronto hacía de joven, de viejo. de

mu-Jer. de niño, y no se sabía cómo

era. En el teatro, esto puede pa· sar por una habilidad estimable, pero en una obra que tiene que ser un poco hoy y para mañana,

creo que no tiene sentido. -¿Qué clase de hombre era eSte pintor? ¿Qué se proponía? ¿Cuá 1 es el verdadero Picasso? -dirá el curioso del futuro.

ESPAÑA 1951

Si alguien con el tiempo reúne las obras del célebre artista, los dibujos con cuadrados y trián· gulos, el arte negro, las figuras con unos pies informes y con un solo ojo. los perfiles académicos hechos con la preocupación de dibujar; el que vea todo esto junto se preguntará, cnrno digo: ¿Cuál es el verdadero Picasso? A pesar de la independencia del pintor, muchas veces parecen sus obras hechas sólo para legi-timarse. Es como si dijera: «No crean ustedes que yo nosé mane-jar los rolores.1t Bueno.

Quizá esto se pueda considerar como pedagogía teórica; pero no como algo realizado. Es muy

po-sible que si Picasso hubiese sido más vulgar, menos inquieto, hubiera hecho algo más perma-nente. La obra de este pin tor creo que es más paradójica que individual. Ha echado un pe-drusco a la charca y ha produ-cido remolinos extraños; pero nQ una obra sólida.

La mayoria de las extravagan· das fabricadas porél, su malicia y talento fueron defendidos con entusiasmo por los criticos de arte. Los periódicos y revistas que se tenian por sensatos dis· parataron con fervor. Una de es· tas revistas fue .. El Mercurio de

--TEMPORADA OFICIAL:

I

~e

jllio

1115 de octubre

Francialt, que tbmó en serio el cubismo, como después los su-puestos hallazgos arqueológicos de Glozel.

Picasso debió de reírse de todo ello en su interior.

En una época, los esnobslt dije· ron que Picasso había pasado de la pintura azul a la absoluta. ¡Qué fantasías!

¿ Qué puede querer decir pintura absoluta? Yo creo que nada. ¿Que a un hombre se le puede ver al mismo tiempo la frente y la nuca, el pecho y la espalda, el vientre yel trasero? Esas son pu.

ras extravagancias. Se podría llamar quizá pintura absoluta a una pintura que se hiciera-a base

de los Rayos X, Y se le viera a un hombre con el pulmón tubercu-!izado, con un cálculo en el

hí-gado; pero llamarle así a la cu· bista, es un absurdo.

(4)

~~ESPAÑA

19513r:EIlBI1:!f.~1

SIGAMOS

(

~

ON

LOS

PINTORES

'---f'''''r

P

í'J

fl \

R (,

r \

S

ALVADOR Dali, de qt/ll!1/

tanto se habla ahora, me

parece también, romo Pi·

casso, un ucmrrico musical: un

divo.

Dali está a veces muy bien, tiene una imaginación cr~dora. mas

literaria quePicasso, y muchos de sus cuadros, si no tuvieran un de-talle extravagante. puesto de una manera deliberada para dar la

impresión de superrealismo.

esta-rlan en un mu~o con tanto dere-chocomo los que más; pero. segu-ramente, a Dalí lt convlene poner este <lela/k arbitrario y chocante para qm los partidarios suyos no lengan el menor motivo de

acu-sarle de .pompier •.

Contaba Corpus Barga que en

Pa-rís, duran/e la guerra tkl 14, se había acusado a una extranjera de andar metida en el espionaje alemán. Al parecer, la extranjera frecuentaba el estudio tú un

pitl-lar. Un je{~ de Policía {ue a ente· rarse de la supuesta espía, y pre-guntó a los vecinos:

_¿Y no habrá ningún retrato de esa señora extranjera?

-Si, hay uno --dijo un vecino.

y llevó alinspector delante de un

re/rato cubista. El inspector y to-dos los presentes se echaron a reír.

Hay mucha tonteria en todo este

tmbrollo de la pintura de la época

aClU/ll.

Algunos aficionados han compa-rado a Picass con Solana.

No creo que sean comparables.

Yo creo quePicasso ha perdido en sus ensayos {acultades geniales. En cambio, Solana ha aprove-chado en sus obras facultades

muy modestas y muy pobres.

Picasso fue como un alqtúmista y

Solana como un droguero.

Yodec(a una vez en una casa aris-tocrática de París. cuya {achada daba al Sena. que dudaba que /a pintura de Picasso fuera sincera, qlll! era liria mixtificación de /111

hombre de talento, pero no una

cosa sentida. Añadía que ninguna

~rsotta corriente, sin preocupa-ciones de originalidad y de eJo.rse

tono, podía encontrar una figura

de Picasso tan bien como una

fi-gura de un pintor clásico español, italiano o flamenco.

Cuando hablaba asl, tenia de/ante una revista de arte con unas re-produccioru!s en color de cuadros

d~ Picasso y otras de un antiguo pil'rtor flamenco, d~un r~alismoy

de un aire de vida e.xtraordinan"o. Comparando las figuras, yo afir-maba:

-No sé lo que dirá un critico de ane de este .Arlequín» de Picasso yde esta figura d~ un caballero del

pintor flamenco, que parece que está hablando y que reproduce esta revista, pero te,rgo lo. absoluta convicción de que se llama a una persona $ClciUa del pueblo y se le pregunta: ¿Qué le parece a usted mejory más veraz, el.Arlequín» o

el .Caballero»? y todo el mundo dirá: el .Caballero».

-Bueno, vamos a hacer la prueba -dijo la seriara de la casa, dama de ideas originales-; vamos a 'la mar a la cocinera.

-Estábamos pe'lSando en poner

una de estas estampas en un

mar-co y linos deciamos que ésta es

mas bonita y otros que esta otra. A

usted, ¿cual la parece mejor.'

La cochJera miro despacio ÚJs dos

estampas, y señalando el .Arle-quín» de Plcasso. dijo:

-A mI me parece ésta ÚJ más

bo-nita.

populares. Tenia poca est ima-ción por la mayoriade los pin to-res modernos. Era el. antip om-pier .. por excelencia. En la re

-vista .Arte Joven .. hizo algunas ilustraciones, dos o tres para mi novela clnventos, aventuras y mixtificaciones de Silvestre

Pa-rado ... Hizo tam bién un retrato mío al carbón, que se publicó en

ratura de los poemas épicos: que son cosas muertas; nadie los lee

más que los cruditos.

Están dentro de la Historia, como lo. gran pintura y la gran escultu-ra. Ahora, pensar que la pintura moderna. cubista y superrealista es una cosa viva. de porvenir, me

parec~ una pobre entelequia.

La literatura del siglo

x/x

es la qt¡e está más proxima y la que ha tenido más grandes hombres cer-canos a nosotros,/ bsen, Toistoi y

Nietzschellega'1 en su vieJo. alsiglo XX. Ya tras de ellos parece que la originalidad se pierde y comienz.a urla era de mediocridad.

(.In(ormaciones». IO-V·J951J

Circo Americano

IACEaA DEL 0.'''''0)

HOY, DESPEDIDA

Fundones a las

6

,

8,30

JI

11,30 noche

TRES ULTIMAS REPRBsENTACIONES DE

UFFALO

BILL

y su

ftPECTACULO MUNDIAL

(5)

No puede

haber libertad para los

que

quieren

acabar con todas las libertades

•••

«EN SERVICIO

DE LA LEGITIMA LIBERTAD

ESTAREMOS

JUNTO A LOS ESTADOS UNIDOS»

•••

Ningún dog1fUl

político llue signifique

rostricción de

,

la

libertad inJividual

•••

El EL COMERCIO,

LAS RESTRICCIONES HAll

SIDO

OBliGADAS

POR LA SITUAClOM

ECONOMICA

- - -

--

-_.~---Discurso del

señor Martín Artajo en la

Cá~a

de Comercio Americana

(AKf!ncio. .Cifra_, 16-VI-J95/J

Los elilados

vascos,

expulsados

del edificio

que usurpaban

en París

El inmueble

es entregado

(por orden

judicial) a la

Embajada

española

PARlS.-La Embajada de

Es-paña se hizo cargo hoy del

edifi-dade la avenida Marceau, 11 ,en

que estaban instalados los servi· cios de los grupos exiliados vas-cos.

la operación de lanzamiento

comenzó a las nueve de la ma-ñana, y a pesar de algunos inci-dentes, a las siete de la tarde.

lUla vez desalojadas todas las

instalacionl!s de los anliguus

ocupantes. el embajador de Es-paña, señor Aguirrc de Cárcer,

tomó posesión del edificio.

• •

PARlS.-EI embajador de Es·

paña, señor Aguirre de Carcer.

ha manifC5Iado a los periodistas

que la Embajada piensa

CSta-blecer los servicios de carácter

cultural de la misma en el edifi-cio de la avenida Marceau, del

que ha tomado posesión en .Ia

tarde de hoy.

NOTA

DE LA

OFICINA DE

INFORMACION

DIPLOMATICA

La Oncina de Información

Di-plomática del Ministerio de

Asuntos Exteriores, con referen-cia a la noticia de la devolución

del edinciosituadoen la avenue

Marceau, en París, comunica lo

que sigue:

El ew ricio en cuestión fue ad-quirido durante la guerra de li

-beración por el Gobierno repu

-blicano con fondos expoliados

del tesoro publico. Como propie-tario fingido de la casa de la

avenuc M3rceau fue inscrita la sociedad .. Fi nances et Enl

repri-ses_, instrumento del· llamado

Gobierno de Euzkadi, que

ins-13ló en ella su misión oficiosa en

Francia. Terminada la guerra.el Estado español solicitó y obtu\'o

la posesión de la finca. insta-lando en ella algunos servicios

de la Embajada de España en

(6)

confirmado por sentencia del

Tribunal Civil del Sena el 21 de julio de 1943. que declaro que

todos los haberes de la sociedad

• Finances el Entreprises .. , y de modo especial sus inmuebles.

eran propiedad del Estado es· pañol y habían sido adquiridos con fondos procedentes del te· soro público. En virtud de esta sentencia, el Estado español en·

tro

en plena posesión del

in-mueble. haciéndose a su favor la

correspondiente inscripción en el Registro Hipotecario francés. El Estado español se mantuvo en el pacífico uso y disfrute del

edificio hasta que, en 20 de agosto de 1944, un grupo de

exi-liados vascos lo ocupó por la fuerza, violencia contra la cual

protestó inm~iata y

debida-mente nuestra Embajada cerca

del Gobierno francés.

Los usurpanles, en nombre de

.Finances el Entreprises .. ,

in-terpusieron a continuación un recurso judicial, y el Gobiemo francés, haciendo caso omiso de

la reclamación diplomática es· pañol a y de la sentencia de sus

propios tribunales, se escudó en dicho recurso para no devolver

el edificio a su legítimo propie·

tario mientras no se resolviese la nueva reclamación judicial. Esta fue rechazada el 13 de julio

de 1949 porel Tribunal del Sena.

que declaró bien fundada la pre·

tensión del Estado cspanol y condenó en costas a los exilados recurrentes.

En última instancia de la trami· tación judicial, el Tribunal de

Apelación del Sena dictó sen· tenda el 3 de abril último, que confirmaba la de julio de 1949 y condenaba nuevamente en cos· tas a • Finances et Entreprises.

por su falla total de fundamento jurídico_

Reconocido ahora el pleno dere-cho del Estado español a través de todas las etapas del procedi.

miento judicial francés, sin más

posibilidad de más recursos

di-latorios, se esperaba que la Em· bajada de Espana en Paris po-dria enl rar sin demora en plena posesión del inmueble, del que

había sido expulsado por mano armada en 1944

Surgieron, sin embargo, nuevas oposiciones, fundadas en el apa-rente derecho de la • Liga Inter·

nacional de los amigos de los

vascos_ a seguir ocupando, como inquilinos ahora del Es-tado español, los locales que le había supuestamente arrendado

en 1939 la sociedad. Fi nances el Entreprises •. Esta sorprendente

tesis halló apoyo en algunos me· dios. y las gestiones realizadas

por la Embajada de España en Paris para conseguir la eJecu-ción de la sentencia de 3 de abri I

último no dieron resultado. Sin embargo, la verdad y la ra-zón se impusieron,y ció de/unio corriente el presidente de Tri·

bunaJ del Sena pronunció la ex-pulsión inmediata de todos los

ocupantes del numero 1 I de la

avenue Marceau, autorizando al Estado español a proceder a su desahucio con la ayuda del comisario de Policía y de la fuerza armada, con carácter de urgencia y sin trámites dilato--rios. Esta sentencia reconoce nuevamente el indiscutible

de-recho español al inmueble de autos, como en todo momento lo ha hecho la justicia francesa. y rechaza totalmente el preten· dido derecho de inquilino de la

suciedad vasca.

AGUlRRE

PROTESTA

RUIDOSAMENTE

(ANTE UNA SALA

VACIA)

DE LA

EXPULSION

PARIS.-José Antonio Aguirre,

• presidente del Gobiemo vasco en el exilio_, ha protestado

rui-dosamente por la .violencia_ francesa al cerrar su .Embaja

-da_ en Paris. Su delegación ha·

bia recibido nueve horas antes la

orden de desalojar cen el plazo

de cuarenta y ocho horas el edi-ficio •.• Protesto contra esta

vio--lencia y declaro que nuestro ho -nor, nuestra conducta y nuestra tradición merecen otro trato_, gritó Aguirre en medio de una

sala vacía, frente a unos cuantos periodistas.

la delegación del llamado

Go-bierno vasco en el exilio recibió

orden de la autoridad compe-tente francesa de abandonar los locales para que el edificio pu-diera ser entregado al Gobierno

español. que lo había reclamado hace ya algún tiempo. Se espera que con esta determinación de·

saparezca una de las causas de

tensión entre Jos Gobiernos es· pañol y francés. Un portavoz del

ministerio del lnterior explicó:

• Francia no puede reconocer

más que un Gobierno español __

(Agencio .EFE,., 28-V/-/951)

.

....

...

...

.

"'

....

"'."'."'."'.'"

AUTOMOVILIBTAS

Aulogaral.'c

Uodríguc.';;;

J-/orlcllll!O

O' palt"t" "".... " 111'

.

t..

d

"'

.

"1f

1<.111

r

....

t.lI, '" "",,","" '"' ... cluI'lIJUIl d,'

mu-d·

'

,,,. ".

.,JI'IlUlllf'. . r·'¡o//(J ~,.""

PI".

~.lI,"r'"

('(111

,.,m,·,

,,."' • ... ,¡ K'IO o/u '0, IfllJU " " " " , .,,' 11 rJ"'''loU all."fCI.u de JI'f'

.

'H

"

.'

'0

-''',"

'""

1It/f ,.,,,.,., • lJ"."· )" a.

APIERTURA:1.'DE .JUNIO

(7)

~:fjljlaESPAÑA

1951:

E

¡¡

DIEZ DETENIDOS EN TANGER

POR REPARTIR OCTAVILLAS

Están acusados de incitar a la insurrección.

Tenían folletos anarquistas

y

periódicos prohibidos

en la

z

ona

i

nternacional.

TANGER..-Ante la Sala correc

-cional del Tribunal Mixto com

-parecieron Angel MarU" Gaf

-ela, Jesús Dos Re'a, Marlu. Fe-veir, Raf • • Torralba Guerrero,

Amado Trillo Díez. Jos' del Pozo Sánchez, Juan Romero Cabrera, Franclseo Gutl6rrez, Abdelelam Ben Muley, Ali

Akamlich y Antonio Gonzalo Torn.y, los diez acusados de haber distribuido octavlll ••

clandestinas contra una poten

-cia representada en el Estatuto de Tánger.

La po~cía efectuó registros en los domicilios de los Individuos cono

-cidos en Tánger por sus ideas

avanzadas, recogiéndose algunos folletos de tipo anarquista y

nume-rosos ejemplares del periÓdico

-Solidaridad Obrera» El prinCIpal acusado es Angel Martín Garcla, al Que se le encontraron 45 ejempla-res, octavillas y papel idéntico al utilizado para la impresión de las mismas.

Otro de los Inculpados. Antonio González Tornay. es un anarquista condenado en España a veinte anos de prisión.

Todos los procesados negaron ha-ber distribuido las octavillas pero reconocieron haber recibido por correo periódiCOS cuya entrada en

la zona de Tánger está prohibida.

El fllcal calificó los hecho.

como .useeptlble. de alterar el orden publico en una zona de Marruecos y como Incitación a la insurrección, pkUendo para

lo.proce.ado. pena. que o.cl-lan entre .el. m •••• de prl.lón y 30.000 francos de multa ydlez aflos de Interdicción de e.tan-ela en 'a zona Int.rnadona', di

-ciendo que en Tánger no debe hacer.e politlca de ninguna el ••• , pues precl.amente el

encanto de Ténger re,lde en

que

'a

politlca está aquf de.te-rrada.

Los abogados defensores estima· ron todos que no se habla probado Que los acusados hubieran distri· buido octavillas y cualquier per-sona que es libre puede tener en su domiciSo 10l1etos de carácter

subverSIVO. La causa ha Quedado vista para sentencia.

AGRICUL TORES

---- i3' __

Sin d~embolso Inmediato y a plazos, a convenir, pudch

adquirir Grupos Moto-bomhu de I:uolina y elcctrico!<o

de tod3S marcas y potencias para re¡.::ar VUf&:!iitras linL,I'.

L?S MtJO!r .. PltCIOS y CONDICIONts D[ PAGO LOS tNCoNTURm [h EL [OMUeIO 1.

Juan Cruz Puertas Puertas

EXCLUSIVO "ARA PALENCIA Y SU PROVINCIA DE

I

u

AgríCOlas,

s.

A

.

(8)

,

El señor Fernández Cuesta

dijo a los obreros de Bilbao:

Loa

que han alentado v u e s t r a rabeldia

t ...

tan de Intimidar con ella a un Estado

que pone coto a· sus privilegios

y

ambiciones politicas

Po ..

poco

que .1 cl.lo nos

a~ud..

_

con . . .

ul.... con la

"..-da d.

la pPlm....

oo_ha.

al.Ja . . .

1

fantasma

d.

la _ s s

..

(Agencia .Cifra., 20-\";-19511

UN FUTURO DESPEJADO

El inmenso \'acio económico en que dejó a Espa,ia el robo del oro acumulado porlos aho"os de diez generaciones --como ha dicho el

Sr. Girón- no podio llenarse en

dos lustros de comrariedades

in-teriores y exteriores. Ese oro nos hubiera sen'ido para afrontar las

consecuencias materiales de la

Guerra de Liberación, pero. des-provistos de Tesen'as, y tenielldo que ltlchar con circtmsta/lcias

iuil'ersas. en plena guerra numo

dial y en pllmo aislamiento

eco-nómico, nos vimos obligados a

depepuur de nosotros mismos.

creando ulla autarquia modesta, porque los recursos del pais lo 5011

rombibl, y ,odos los e;cpediemes de nivelación a breve pla;.olmbie-ran sido baldios, porque estába-mos solos y recurrimos a las em-presas de recuperación a pID.zo muy largo. Hace poco, el Jefe del ESlado nos suministraba, un

ejemplo elocuente. Hablaba del problema de repoblación (orestal. Espo,ia es, en este aspecto, la na-ción del mllndo que planta

atlllalme~'te mayor cawidad de

árboles: se ha alca",:.ado la ci{ra de 65.000 hecUireas repobladas. No S01J, sil, embargo, suficiemes,

.vla mela marcada temporalmente

como ideal por el Gellera[(simo proveerá, delllro de medio siglo, a ID. mitad de Iwestras necesidades. Los medios económicos limita" el es/úer..o, JI la colaboración de los propietarios paniculares de Mon-tes deberti al/memar esa

ci-(ra.

eL/ando telliamos resen'as en

oro, y comerciábamos librellle~He

COII otros pUlSes libres (y no vi

ncu-lados económicamemealD. prepa-ración de l/na guerra o a la em-presa de restafwr las heridas de otra), las necesidades cotidianas es/aban cubiertas, y el (u/uro 110

preocupaba /anto, porque exisria la esperan~a -1m poco {alaz- de prolongar la holgura del preselue. Pero ef problema empieza a torll/-rar a los espalioles cuarldo es el presente lo que amellaUl Sil

bien-estar y cuando en el presePJle 110

se ellCuelJtran posibilidades de

alivio i,.,mediato. EnlOPlces se

piel/sa, COI/ razón, que la (acilidad

COII que ,,;\'iall las generaciones

precedellles ha cOlllribuido, sin saberlo, a agradar y a hacer más dl/radero el período de crisis eco-nómica, de e.¡¡casez v de carestía. SOIl cincuelllaa,-,oseJ plazo fijado

para recoger lo!; primeros (rutos de la repoblD.ciim (oreslal: en lo qlle concierne a la

industrializa-cióI1 complew del país, y a la mo-den/hación de la agriclllwra, el pla~o podrá ser más COrto, pues, al

(in y al cabo, má.>; depende de la maflo del hombre que de la NalU-raleza; pero 110 beneficiará tam-poco(20rcompJeto a la gelleraciólI

sacri/It;ada por la ¡'¡sIoria. El he-cho 1toservirri, acaso, de consuelo a los que nose procuran IntiS rédi-lOS que los i'1mediatos v desmedi-dos gue Sil propia cod{cia indivi-dual recla,.,.,a. Sin embargo, fas generaciones (muras, y en

mu-chos casos las actuales, podrán

WI dia, próximo o lejallo, \'eri(icar

los gigantescos al'llnCes económi-cos iniciados en estos a;iQs.

(9)

~~ESPAÑA

1951i.Xb.)~

La

etapa

de las

Merlda. (Por teléfono, de nues-tro redactor Jefe, enviado

espe-cial, Víctor de la Serna, hiJo.).

Planteada - y comenzada por

Fra~ lo que se puede llamar batalla de Jaén, el Caudillo

em-prendió ayer la segWlda ettlpa

de este viaje tan significativo y

brillante: la etapa de las

reali-dades. es decir. la

etapa-cosecha. Franco desde hace

veinticuatro horas. imparabl

e-mente, con la misma incansable viveza que antes había sentado

en Jaén las bases de una revolu-ción económica, recoge ahora en

Córdoba, en Sevilla, en Extre-madura, los frutos de proyectos anteriores. el resultado en

ce-mento y kilovatios de unas li-neas aparecidas hace dos o tres años en el _Boletín Oficial del Estado ...

Me decía esta tarde Ramón La-porta, el comisario general del

Paro. que 10 importante de estas obras que ahora estamos viendo

es que cuando fueron planteadas -en fechas no muy

lejanas---muchos no creyeron en elJasyen alguna ocasión rueron juzgadas

técnicamente imposibles. Bue-no, pues ahi están tan campan-tes. tan ciertas y tan hermosas.

( .• EI AlcáZtlr •• 27-Vi-/95l)

No son bromas ni fantasías los

doce pisos del gigantesco silo de Córdoba, con su maquinaria

perfectisima, listo para «embar-car,. quince toneladas de trigo. ni el gran esqueleto que ahora

GRAN FIESTA ANDALUZA

Pn b qur Inlpl"\lpIldra un ('uadro flamrn..., ('ompaf"!llt., por ""n.,ril •• P'",I~n"",pnl,,", a t'lta SOc-l"bd

CON LA ACTUACION DE

"NAPOLEON"

:

I

y

SU

GRAN ORQUESTA

'

empieza a recubrirse de la resi-dencia del Seguro de Enferme-dad, que se alza Justamente en-frente del silo.

Ni la zona de riegos del Genil. Ni el pantano de Peñaflor. Ni la

presa del Pintado, soñada hace

veinticinco años por don Miguel

Primo de Rivera. y cuyo

funcio-namiento comenzó ayer por la

mano de Franoo. Por cierto que en este pantano el CaudiUo dijo u na cosa que defi ne romo nada lo que él siente de esta inmensa

tarea de la producción. Apenas lo oyó nadie, pero aquí la traigo para ustedes. Una de las perso-nas que asistía a la inauguración

(10)

~~

E

SPAÑA 1951~~1

pregwHóa Franco qué le parecía

la obra. El CaudiUo contestó:

.Es una obra alegre •. ¿Verdad

que no hay frase más justa. ni

más gráfica. ni más humana?

Sí. Franco estaba ayer alegre y 10

está hoy en esta mañana fresca y limpia de Extremadura.

mien-tras visita la estupenda Escuela

de Capacitación Agrícola del

Instituto de CoJon izadon, cerca de Mérida.

¿Saben ustedes lo que significa

esto?

No se trata de una escuela

profe-sional más,dc las muchas que se

están alzando continuamente en el país. Es sencillamente uno de

los eslabones de la maravillosa

cadena agrícola que se está

montando en Extremadura.

En efecto, no

se

si todos los

es-pañoles nos hemos enterado

muy bien de la que .se está

ar-mando aqu.ia. Como ustedes

sa-ben, esta región es casi absolu-tamente ganadera, y aqúélla zona de tierras nq uísimasque es

la vega del Guadiana es absol

u-tamente inaprovechable por las

veleidades de este río fantasma,

que en invierno las anega yen

~rano desaparece, dejando las tierras devastadas y desiertas.

Pues bien, ahora

-permitan-seme expresiones íntimamente

familiares- se han cogido las

aguas esas, se las ha encerrado

en'una presa gigantesca - 1.100

millones de metros cúbicos-, se

han abierto canales, acequias y

presas de derivación y se ha con

-vertido en tierras regablcs,

es-pléndidas y riquísimas, en

posi-bilidades agricolas, a 85.000 mil

hoctáreas de terreno. Esto es

sencillamente lo que ocuparían

las huertas de Valencia y Murcia

juntas. Es decir, en una región -la vega del Guadiana- que hasta hoy era improductiva e

inútil. se ha establecido hoy una

fabulosa fuente de riqueza que esto no es para dentro de cin-cuenta o sesenta años, sino ense-guida, dentro del brevísimo tiempo que se empleara en cerrar

las puertas del CiJara.

Para completar esta enorme re-vol ución hay que preparar a las

gentes, naturalmente, y

eose-ñar es a técnIca agncola del

re-gadío. Esto es lo que se hará a

partir de hoy en esta escuela que

ahora esta inaugurando Franco.

Ahora piensen ustedes lo que va

a significar esto pa ro los miles

de personas que hasta este

mo-mento han visto flotar sobre

ellos, inexorablemente, el

fan-tasma del paro y la angustia del hambre. Figúrense, por otra parte, 10 que representará para

la economía de I país esta nueva

solera de agua verde.

Además, como les decía, la cosa

no es para menos, y ya son

mu-chos los miles de hombres que

estan produciendo, y los

técni-coscalculan queel plan total

es-tará oonduido dentro de

poquí-simo tiempo; en el momento que

todos estos canales y acequias,

en cuyo tendido se trabaja

in-tensamente. Junto a estas pro-digiosas realidades seencuentra otra no menos prodigiosa, como el pueblo de Guadiana del

Cau-dilIo, que esta tarde se

inaugu-",rá.

Por todo elJo se darán ustedes

cuenta de que este viaje del Jefe

del Estado no ha sido un viaje

para recoger aplausos-aunque

hay Que decir cómo Josha

reco-gido a través de los pueblos que

hemos atravesado--, sino una

jornada más de trabajo y de

es-fuerzo. Porque ayer y hoy. en

Córdoba y Extremadura, como

anteayer en Jaén, Franco ha

cumplido un plan extenuador,

visitando directamente las

obras, infonnándose

minucio-samente de lodo, dictando

órde-nes, y. como siempre, pidiendo

a sus colaboradores velocidad,

mucha velocidad y eficiencia.

Siempre encuen tra una solución

a cualquier dificultad técnica;

siempre tiene la idea que hace

falta para resolver la • pega_

administrativa que se presenta,

y el resultado de esta presencia

suya en todo es un ir y venir de

ingenieros y de directores que

sobre el mismo terreno trazan

planos, anotan programas y

hierven de actividad.

El viaje no ha tenninado aún.

Hay que prepararse ahora para

oontinuar unas Jornadas que se

presentan particularmente m

o-vidas. No puedo ni calcular el

número de kilómetros que nos

aguardan.

(.EI Alca:.ar_, 7-VI-J95JJ

Cerca de 200 millones de pesetas va

i

costar la oanalización del Manzanares

y

la urbanización de sus márgenes

AmpUa

ZOII8

lIe YlYIeaII."elde, ...

, ...

ble,' .... Uaad-d6a lIep . . ...

C

IENTO

odafata mWOIIfla

ele

pe.".,. &pro ....

" ' ? ~

te, V&lI & . . . Iu ...

_zaeIóa

del

rto ...

-zana ... y d. arbM'pcl6D

de ....

lllÁ<!:eDeo, "",*"",,,"1.0

q~. ~1JIfOIj;e,

puede

ooeiIaI' "I\ÚD ..

retanIea ....

ob,... o _ Uevea a cabo a ritmo acelerado.

u ...

"'_01

va lDve_ ....

tnlau.

y .,.".,.,

mIO ... lo • _ _

.arma

en la

Ma __

eIIpU'UZ& de q_ ...

oWa • •

e . . . . da ya y una de las ... jn"'" amblcloaeo do Madrid, ...

mID .... qul" DO

deatro

de mucoo.

ai ....

ell . . . .

maga.ftlea,. qu~ puede l"OD!ttttuir, etDCJD'Z.R't# . . . .

eJe . .

(11)

t:,~~ESPAÑA

19513f::tEI:ti¡;~

El

Papa conoce el

esfuerzo

español

por la iusticia

social

-

.

.,

REALIZAC

IONES

FRUTO

DE

LA

VERDAD

CRISTIANA

La

visita

a

Roma

doctrina

fortalece

de los

a luchar

Pontífices

por la

---

...

_

....

---Declaraciones del ministro

\1 ADRI D.-DecJaraClOlte.\ del

mm/stro de Trabajo a Radio Na. cional de Espolia:

-Quisiéramos comenzar

pregl/n-uindole, se;lor ministro, si ha sido

a~radable su viaie a Roma. -Para un espaiTOl es siempre

grata y aleccionadora tUlO visita a

Roma, pero si asiste al espec-táculo sin par de mm ceremonia en

San Pedro, toda la \'eneración que

los espOlio/es tenemos por el

Samo Padre y para la Iglesia se

nos polle en pie y DelIa nuestra

alma con la llama de la fe por la

que tanta sangre se ha derramado en nuestra patria.

-Ha dicho usted que, ademas de

grata. la visita a Roma es siempre

aleccionadora. ¿En el sentido

so-cia/también. sellor mhristro?

-Roma aleccicma en todos los sentidos, porqtle allí está el ce,Jlro espin"wal del mundo, la sede de la más alta sabiduria y la palriade la

verdad. Roma 110S da vigor y nos

doblD. la capacidad de combate.

Para nosotros, los espaf,oIes, no

tiene valide~ el refran de \'er a

Romay desptlés morir. Para

llOSo-tras vale la pena de vivir después

de ver Roma.

El Papo aprecia el esfuen.o

espa-ño/.

-¿Se puede saber cuál (L/e el con-tenidodesu visita aJSantoPadre?

-E.paña ha tenido el honor tk

Ik-var ant~ Su $antidod la ofrenda de

!mas realüadones llevadcu a cabo

en medio de dificultadll tú las que

otros paises, aun ws más castiga-dos por la guerra, no tienen n ¡ideo.

Estas rea/üaciones son fruto de lo

verdad cristiana, ejercitada por un

Caudillo cristiano.

-¿Se interesó Sil Santidad por

los trabajadores espafloles?

-El Papo, que se interesa no

so-lamente por el bienestar malerial,

sino por el bienutar moral de ws

trabajadores de todo 1)1 mutuJo, ha

sabido cudla son, en este orden, las

reaJiulcione, prácticas de Jo

rrvo-lución española. Tenemos, dentro de nuntra insatisfacd6n que nos

impide estar contentos, dentro de

Uu amita.cionf!f cronológiccu que

no, impiden tmpujar el tiempo,

dentro de nuutra cortedad

intelec-tual que no, imPide el vuelo del

ge-nio, el orgullo de ser una naci6n que

sin tradi.ci6n, tin precetkntu, ,in

costumbres, sin educaci.6n en las

masas, con pasado tÚJ desengaño y

incredulidad pobre, robada

hasta el fondo de SIU cajas,

erpo.-liada ehl tesoro acumulado por las

generaciones, ha conseguido

asom-brar a lo, países más modernos

re-cuntemente

por

sus reaJi:t.aciones

de seguridad sociol.

por

SIU

avan-ce' en la pue'ta en man;;ha ~aJ,

pura y de ~y. de la verdadera

doc-trina de justicia sociaL Y uta,

na-turalmente, lo ha apreciado el

Sumo Pontifice.

-¿Si "os penl/ite aú" otra

pre-de Trabajo

gLOlta, se,ior ministro, tli!lle Llsted

algo que decir a los trabajadores

espartales como consecuencia de

su via;e a Roma?

--Siempre, y con cuaJqtlier

moti-\"0, hay ocasión de decirles algo.

Que pueden estar seguros de una

cosa: de que no estamos satisfe-chos de nuestra labor y no porque

hayamos visto fuera ~ Espa,ia

nada que nos asombre. No

esta-mos satisfechos porque Jos

traba-jadores espalioles, bravos,

inteli-gentes, valientes como ninguno

del mundo merecen, no ya lo que

se ha hecho, qLU! aun siendo más

de lo hecho eH todos los paises nos

parece poco, sitiO cien veces más,

y por aquellos caminos elevados y

nue\'Os qtle les conduzcan de Wl

modo seguro, lícito y duradero a

wla justicia lotal, en la que figure

el disfmre del poder y de la

i'l-[luencia, al mismo tiempo que se

le asegura una vida material

dig-na.

Tengo que decirks,

n,

una COfa

aprovechando e,te ~dio de

comu-nica.ci6n: CamaNUÚJ: Estad

aten-IOf, porque está cerco el dio de vuulra h·beraci6n; trataron dedis-traeros con cWlh¡uier droga.

Aten-ción, sin embargo; atención y

vigi-lancia. El porvenir eS vuestro y de

vuestros hijos. El distraerse con los

cantos th tilYna serio nosOÚJmente

un sllicidl·o, sino un parricidio.

¡Vi.va Franco! ¡Arriba España! (Agencia .Logos., J2-VJ-J95J)

(12)

~~ESPAÑA

1951~3B1&:¡',

Más de veinte mil personas

SI

reuRierlR el dBmingB en

Inajaf

•••

NO HAY NINGUN FUNDAMENTO

PARA

H~BLAR

DE HECHOS

SOBRENATURALES

•••

El domingo mantuvo el interroga.

torio oon

la

niña

en el

momento

de

la aupu ••

ta apa,ición

•••

Esas concentraciones esUn ya

siendo

peUgros

as

E

jar se reunieron en la noche del domingo N tomo a las supuestas apariciones en Izná· en

aquel pueblo más de veinte rnU pe['SQnas. La niña

Juanita Pino Granados, de nueve años, hábía

anunciado para ese día otra aparIción. De todas las Inmediaciones habían acudido grandes con·

!ingentes. De LoJa hubo vehículos que estuvieron

todo el día llevando gente. Muchos coches

acudie-ron de Granada.

Entre los testigos presenciales figura el doctor don

Rafael Femández Crehuet, médico de niños y

pre-sidente del Consejo de Hombres de Acción Caló,

lica de Granada. El ha estado Junto a la niña

su-puesta vidente, tanto el día del Corpus como el

domingo. El día del Corpus vino impresionado,

más que por otra cosa, por la rareza del lucero;

inclusopidi6 datos al P. Due, di rector del Observa·

torio de Cartuja, sobre las características de Venus

esa noche y no coinciden, ni en la hora ni en los

detalles, con lo que allí se vio.

El domingo, el doctor Fernández Crehuet --que

prepara un Infonne para el señor Obispo de Cór·

doha-fue el que recIbía los mensajes que lrans·

mltía la supuesta niña vidente y el que le fonnu·

laba las preguntas que consideraba oportunas.

Nos dice que ha sacado la hnpreslón de que allí no

hay nada con fundamento serio para poder hablar

Contra la inmoralidad en

loa expanMon8a 8stivales

DESVERGVENZA y RIDICULEZ DE LOS

LLAMADOS TRAJES DE BAilO

&

.mor

Anobispo Dima la a t e a ti 6 n de los

podres de lomillo , de ... ,"melados

Cuo._

lo . - ,." ... de l.

lO.,.,

..ohompG' • le ...,., " . la mocLa ~:a...wo.so

utl...w.o.,.

"'...-lo

(.Ideal,., de Granada, 2j.VI-19S'J)

ji-"lc'o

J

·

i'~¡i!:"·Í'~li

'

~i·iTi"l¡C:¡~:~.

r.

'

,

'_

C"~, ~

c.'

4f"""1';' c.;."1"¡' ~ ... ~"1~ C'~'" .C'';'''Jo C' ~ •. " .:'

de apariciones. La nIña pudo sufrir aJ comienzo

alguna aluclnaclón y después. por 10 visto, el

am-biente fonnado en lomo a ella, le hacecreery decir

10 que los demás no podemos tomar en serlo. El

doctor Fernández Crehuet considera que las con·

testaciones dadas por la niña a las preguntas que

él fonnulaba en el momento en que la niña decía

que veía a la Virgen y que la Virgen le contestaba,

son completamente ilógicas y pueriles. Así lo hará

constar en el informe que prepara.

La cosa esta tomando unos caracteres, nos dice el doctor Fernández Crehuet cuando le

pregunta-mos, que francamente la considero peligrosa. Esas inmensas concentradones creo que ha llegado el

momento de pensarsi se deben permitirono. A las

personas con criterio formado, claro esta que no hace daño alguno el hecho de que pueda resultar que todo consiste en la alucinación de una niña.

Pero en una comarca como esa y en las gentes del

pueblo sin formación ninguna, es posible que haga bastante daño.

Nos dice también el doctor Femández Crehuet que ha examinado las condiciones de la niña. Dice que ve siempre'a la Inmaculada; pero es que ella no conoce más queesa imagen y la de Nuestra Señora

la Antigua. En los casos registrados allí y que se dan como milagros, ningunode ellos ha observado nada que no se pueda explicar naturalmente. No

hay, por ello, hasta ahora, insiste, fundamento

al-guno serio para poder hablar de hechos

sobrena-turales y mucho menos para esas gigantescas

con-centraciones, de noche, y en un monte, con sus tajos; si esto se repite, pueden incluso ocurrir al -gunas desgracias.

(. /deo.J,., de Granada, 5-VI-J95J)

U.a

p

aralftlca

cara da ea Loardes

•••

A LOS POCOS DIAS PUDO

MAROHARSE EN BICICLETA

•••

La

comiaión médica califica la

euraciÓII d.

mila~roea

c.

VATIC.'SO, B.-La Com.isión mé-dica del SaDtuario de Lourdp ha con· llnuado la curación mlla,rosa el pau.-do do, de Theae Andrn, de vrlntinue:-ve aftos, procedente 4_ Petna. cerca del la,o ConlltahP_ padeeia de parlllsis desde hada vano. aftoso Llevada a Lour-des el pasado año, a. cabo de unos dias se haUaba completamf'nte .curada 7 pq •

do .ol"er en bleiclela. (Lo,OIi.)

(13)

I

EL MUNDO AL OlA

I

Dicen que las relaciones

entre España

y

Norteamérica

evolucionon favorablemente

..

-«su

S EFECTOS PUEDEN C O M E

N

ZAR A

SENTIRSE ANTES DE POCAS S

EM

A

N

A

,

AF.IRMA ASSIA

•••

Equipos 11 material biHco

por

mds 00 mU millones

de

dólares despachan las fdbricas yanquis

en

una semana

•••

1:0

que W áshington pueda hacer depende de lo que

Europa haga en los planes defensivos

valor de excepción para el

De-partamento de Defensa

nortea-mericano. El papel político que

fundamentalmente se asigna al

viaje de Bradley. no deja de tener

su base lógica, tanto más cuanto

que se señala con claridad

ine-quívoca que lo que Washington

pueda hacer o conceder en el

fu-turo dependerá. en primer

tér-mino, de lo que Europa quiera

hacer para defenderse de una

posible agresión soviética. A los

yanquis les preocupa mucho la

Jenti tud con q ue los europeos del

Pacto Atlántico preparan

hom-bres y JTh"lterial de guerra a fin de

JORrar. en el más bre,·c plazo

po-sible. un ejército colectivo

efi-ciente y cuanlioso. Es conocido

que los aliados no cuentan con

más de una docena de divisi

o-nes, mientras que tras el telón de

acero se acumulan unas 175 y

buena parte de éstas

motoriza-das. lo que le imprime un nuevo

valor combativo,

Es natural que Bradley quiera

aclarar algo la situación, para

que el Congreso de su país pueda obraren consecuencia. Son más

de siete mil millones de dólares

lo que hay que repartir entre los

signatarios europeos del Pacto y

tan colosal ayuda económica y

militar es lógico que tenga que

traducirse en algo más que en

buenos deseos. Son unidades

militares y no componendas

po-líticas lo que Eisenhower n

ece-sita sobre los campos de la Eu

-ropa occiden tal.

Grandes cantidades

de material

y mientras se logra esla

colabo-ración integral europea en sus planes defensivos, Estados Uni-dos da alto ejemplo de acllvldad y resolución en las medidas con-venientes para contener al im-perialismo moscovita. Las fá-bricas norteamericanas

despa-chan cada semana pedidos de equipos y material bélico por más de mil millones de dólares;

SUB fuerzas armadas en servicio

acllvo llegan a los lres millones de hombres yen poco más de W\ año ha servido a sus abados de Europa más de un millón de to-neladas de materlal de guerra, Muclúsimo espacio dispensan es

-tos días los pertód leos europeos

y norteamericanos al viaje del general Ornar Bradley. Jefe del Estado Mayor conJW1lo de Es -tados Unidos. Comentarlos y crónicas resaltan, sobre todo. la

trascendencia políllca de esta

visita a Europa, a pesar de que

IWI móviles supernclales deban

buscanedeade un punto de vista estrictamente militar. No es ex

-traño que el jefe directo de la estrategia castrense del país

más poderoso del Puclo Atlán

-tico quiera comprobar en per

-.onael grado defensivo en que se encuentran sus aliados de este continente. Pero es que detrás de Bradley está toda la fonnldab1e organIzación milltarde su país y

el Congreso de Norteamérlca. ahora muy laborioso en la tarea

de asignar importantes canlt-dades para ayuda al exterior. 1.0 que quiere decir que las impre

-siones que recoja Bradley en su rápida allOmada a Europa serán de singular Importancia y re

-percutirán, sln duda alguna, en aqueoa tarea distribuidora.

Desde un ángulo puramente m

i-litar, Eisenhower ya ha visto

bastante V su criterio alcanza

El pueblo norteamericano

quiere la ayuda a España

El

65

por

ciento, partidario

de

apOIlO mUltar

11

econ6mico, según

«Gallup»

Bradley desea que España entre en el Pacto Atlántico

(Age1lcia .,EFE_, 2-VI-/95/J

(14)

ESPAÑA 1951

Hoy llega

erprrlrté'(

cargamento

,

de

'

trigo

,

.

n o r t e a m e r

,

I

ca n o

-HAN ZARPADO DOS BARCOS

,

CON

,

DIECINUEVE MIL TONELADAS

-EL PRIMERO LLEGARA HOY A SANTANDER

Y EL OTRO EL 5 A ALICANTE

,

'

-

'".'"-'

• : >

BN UN MAGNII'ICO MENSAJB.

EL

PRESI.-DENTE TRUMAN ABOGA

POR LA DEPENSA

COMUN CONTRA

LA AMENAZA DEL

IMPERIALISMO

SOVI!,!TICO

. . . . <7' • l . . . PIllO . . . . ..

JAI8

_á_

J'ODIUAN LLEGAB A aE'I1BAIISE DE

LA

o.

N. U, sllIIITA lE NEGASE A CONDI!NAa LA A_ON CHINA

... 1'. ,.

_

....

____

6Iu.. _ _ _ ... tu . . .

(.ABe., 9-1-/951)

...

lucionan de una manera rápida y que los yanquis IJO están

dis-puestos a perder más tiempo

prestando oídos a «pequeñas ri-validades, falsos prejuicios y ociosos temores_o En una

pala-bra, que Nortearriérica no ad-vierte fundamentos serios para

que franceses y británicos

quie-ran tener alejados del esfuerzo

defensivo occidental a Grecia, Turquía, Alemania y a la misma

España.

«Cuantos más 8eBIIIOS, más fuertes n08 sentiremos», ha sido la respuesta de Bradley en París a las preguntas que le formula-ron los periodistas sobre una po-sible colaboración española en

los planes de rearme. En estos

días precisamente, el tema de

España alcanza extraordinario relle1le en los periódicos de todo el mundo y especialmente en los

norteamericanos. A raíz de que el Instituto Gallup, con su en-cuesta, comprobó que el 63 por

ciento de los norteamericanos

son partidarios de la ayuda eco-nómJca y militar de España, la cuestión logra constante actua-lidad y la evoluclón de las

rela-ciones hispanoyanq uis es muy

favorable ... Sus efectos inme-diatos ~ce Assla desde

Was-hington- son susceptibles de

comenzar a sentirse antes de

po-cas semanas, mientras los ulte-riores no pueden sino acabar arrasando los últimos restos de la muralla que Inglaterra. y Francia pretendieron levantar

alrededor de España dunmte los

últimos seis años».

Pat Mac Carran, al solicitar del Senado yanqui un nuevo crédito de cien millones de dólares para España, inicia quizá este

intere-sante ciclo evolutivo en favor de un más concreto y total enten-dimiento entre nuestro país y Estados Unidos.-Luls DE

VI-CENTE.

(.ldeal_, de Grallada_, 7-VI·/95/J aparte de los esfuerzos y sacrifl·

cios que en todos los capítulos enumerados le supone la guerra

de Corea. Millones de trabaja-dores están siendo también

des-plazados gradualmente de las

industrias civiles a las de pro-ducción de material de guerTa

teniendo que hacer frente,

asi-mismo, a una dificil etapa de

lu-flaclón, contenida en parte por

las enérgicas órdenes de Charles

Wllaon, Jefe de los Servicios de Movilización defensiva.

Evolución favorable

en las relaciones

hispano-yanquis

Con ser todo ello esencial, a los dirigentes norteamericanos les preocupa tam bién sobremanera la obstinada actitud de Londres

y Paris, contraria a que. se

am-plíe el área de colaboraciones en

el Pacto AUántico. En este

as-pecto parece que las cosas

evo-El "gaullismo", el

primer partido de Francia

-Pero, juntos, los partidos del

centro

han

con~l~.~de

Gohierno

u

.

".IRT100 COML'NIST,1 El. SECL·NDO. CON UN DIEZ POR CIENTO DE VOJOS .'1 ENOS QUE EN 1946

: I .\1. R P. HA PERlllD(J MF:NOS DE QUE LE PRO:\OSTICABA:\

SELECCION DE lEXlOS y GRAFICOS: FERNANDO LARA Y DIEGO GALAN

¡

· ..

,

·

.

~"-' . ~··i1'l7.!l'i

..

..

•.•

. ..

'

-

"l

.

.

"

,o'.· .

...

, .•.• ' . " .'.

.. ..

" , ". '.

99

, .~ . . •• • • .,; ... 1 ..

,a:o'

_ ...

'

..

'la

, ...

-

.e}".

, ... , _ ..

-

o'1C""-'U-,

. , _ .... .. _ .... , _ ... , ..

''1'

, ....

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :