Funcionamiento familiar y riesgo de embarazo en adolescentes

96  18  Descargar (0)

Texto completo

(1)Universidad Nacional de Trujillo FACULTAD DE ENFERMERÍA Av. Juan Pablo II, 3ra. PUERTA- CIUDAD UNIVERSITARIA. Telefax 044-474840- Trujillo- Perú. ESCUELA PROFESIONAL DE ENFERMERÍA - PREGRADO ACTA DE SUSTENTACIÓN PARA OPTAR EL TÍTULO DE LICENCIADA (O) EN ENFERMERÍA En la ciudad de Trujillo, en………………………………………..de la Facultad de………………………, siendo las……………….horas, del día …………………. 20……, se reunió el Jurado conformado por: Presidente/a: …………………………………………………….... Secretario/a: ………………………………………………………. Miembro: …………………………………………………………. Para el acto de: (Marcar el que corresponde) 1. ( ). Sustentación de Tesis intitulada: ………………………………………………………………………… ……………………………………………………………………… ………………………………………………………………………. Con el fin de optar el Título Profesional de Licenciado (a) en ……………………….por el/la graduado/a (os, as): Br. ……………………………………………………………………………………. Br. ……………………………………………………………………………………. Después de concluido el acto de sustentación y luego de que la(s) mencionada (as) han dado respuesta a las preguntas respectivas, el Jurado Evaluador, declara: 1. 2. 3. 4.. ( ( ( (. ) ) ) ). Aprobado, con mención honrosa. La cual amerita su publicación. Aprobado, por unanimidad. Aprobado, por mayoría. Desaprobado.. Según el Art. ….del Reglamento de Grados y Títulos de la Facultad de…………...de la Universidad Nacional de Trujillo. Por lo tanto los/las Graduados (as) se encuentran expeditos ( ), impedidos ( ) para realizar los trámites correspondientes para la obtención del Título Profesional de Licenciado (a) en …………... Siendo las…………… se dio por terminado el acto de sustentación.. Presidente(a) (nombre y apellidos). F-M01.03.04-DRT/PG-03 - (Rev.1). Miembro (nombre y apellidos). Secretario(a) (nombre y apellidos).

(2) UNIVERSIDAD NACIONAL DE TRUJILLO FACULTAD DE ENFERMERÍA ESCUELA PROFESIONAL DE ENFERMERÍA. Funcionamiento familiar y riesgo de embarazo en adolescentes.. TESIS PARA OPTAR EL TÍTULO PROFESIONAL DE:. LICENCIADA EN ENFERMERÍA. AUTORAS:. ASESORA:. Br.. Garcia Rebaza, Julia Yuliana.. Br.. Garcia Rodriguez, Eva Thalia.. Dra.. Ramírez García, Esther Justina.. Trujillo – Perú 2020.

(3) DEDICATORIA. A mis queridos padres, Juan y Marisol Porque solo con haberme dado el privilegio de vivir se merecen todo mi respeto y amor; gracias por su comprensión, apoyo incondicional y sacrificio. Ustedes lograron que se cumpla uno de mis sueños más anhelados. A mis hermanos y tíos, por su apoyo incondicional y confianza en mí para poder lograr mis metas. Yuliana.. A mis padres, Orlando y Guadalupe. Por haberme dado la vida y la oportunidad de crecer como profesional e inculcarme buenos valores; gracias por el sacrificio, el apoyo incondicional y por estar siempre ahí conmigo dándome amor, fuerzas y consejos para seguir adelante en el cumplimiento de mis metas. A mis hermanos Abel y Paul, por la confianza y apoyo incondicional para lograr uno de mis sueños anhelados. Thalia.. ii.

(4) AGRADECIMIENTO. A Dios Por la vida y la salud; por su infinita bondad guía en el largo camino para lograr el cumplimiento de nuestros sueños y metas. Gracias, señor por cada bendición y por concedernos sabiduría, virtudes y fortaleza para seguir superándonos en el día a día.. A nuestra Asesora Esther Ramírez García Por la asesoría permanente y motivación que nos brindó durante la realización de este trabajo de investigación; gracias por las enseñanzas y consejos durante nuestra formación académica.. A la Universidad Nacional de Trujillo y docentes de la escuela de Enfermería Por brindarnos sus conocimientos y apoyo constante en cada una de las etapas transcurridas durante nuestra formación académica.. Las Autoras.. iii.

(5) ÍNDICE. Página. RESUMEN ....................................................................................................... vi ABSTRACT ..................................................................................................... vii I. INTRODUCCIÓN .......................................................................................... 1 II. MATERIAL Y MÉTODO ............................................................................. 26 III. RESULTADOS ........................................................................................ 38 IV. ANÁLISIS Y DISCUSIÓN ........................................................................ 41 V. CONCLUSIONES .................................................................................... 56 VI. RECOMENDACIONES............................................................................ 57 REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS ............................................................... 58 ANEXOS ........................................................................................................ 72. iv.

(6) TABLAS DE CONTENIDO. Página TABLA 1: NIVEL DE FUNCIONAMIENTO FAMILIAR EN ADOLESCENTES DE LA I.E. “VIRGEN DEL CARMEN”, 2019 ......................................................................................................................... 38. TABLA 2: RIESGO DE EMBARAZO EN ADOLESCENTES DE LA I.E. “VIRGEN DEL CARMEN”, 2019 ..................................................... 39. TABLA 3: NIVEL DE FUNCIONAMIENTO FAMILIAR Y RIESGO DE EMBARAZO EN ADOLESCENTES DE LA I.E. “VIRGEN DEL CARMEN”, 2019 ....................................................................... 40. v.

(7) RESUMEN. El presente estudio de investigación de tipo cuantitativo, descriptivo, correlacional y de corte transversal, se realizó en la Institución Educativa Virgen Del Carmen, Distrito El Porvenir, con el objetivo de determinar la relación que existe entre el nivel de funcionamiento familiar y el riesgo de embarazo en adolescentes. La muestra estuvo conformada por 92 adolescentes de sexo femenino. Se utilizó como instrumento de recolección de datos dos escalas de valoración diseñadas de acuerdo con los objetivos de la investigación. El análisis de relación entre las variables se realizó mediante la prueba estadística correlacional Tau B de Kendall. Los resultados encontrados fueron: de las 47 adolescentes que presentaron mediano riesgo de embarazo, el 78 por ciento tuvo un funcionamiento familiar medio, el 11 por ciento un funcionamiento familiar alto y el otro 11 por ciento un funcionamiento familiar bajo. Asimismo, de las 30 adolescentes que presentaron alto riesgo de embarazo, el 87 por ciento tuvo bajo funcionamiento familiar y el 13 por ciento funcionamiento familiar medio y de las 15 adolescentes que presentaron bajo riesgo de embarazo, el 80 por ciento tuvo un funcionamiento familiar alto y el 20 por ciento un funcionamiento familiar medio. Por lo que se concluyó que existe relación estadísticamente significativa (p= 0,000) entre el funcionamiento familiar y el riesgo de embarazo adolescente.. Palabras claves: Familia, funcionamiento, adolescente, embarazo, riesgo.. vi.

(8) ABSTRACT. The present research study of quantitative, descriptive, correlational and crosssectional type was carried out in Virgen Del Carmen Educational Institution, El Porvenir District with the objective of determining the relationship between the level of family functioning and the risk of pregnancy in teenagers. The sample consisted of 92 teenage women. Two evaluation scales designed according to the research objectives were used as a data collection instrument. The analysis of the relationship between the variables was carried out using the correlational statistical test Tau B of Kendall. The results found were: of the 47 adolescents who presented a medium risk of pregnancy, 78 percent had medium family functioning, 11 percent had high family and another 11 percent had a low family functioning. Likewise, of the 30 adolescents who presented a high risk of pregnancy, 87 percent had a low family functioning and of the 13 percent had a medium family functioning and15 adolescents who presented a low risk of pregnancy, 80 percent had a high family functioning and 20 percent had medium family functioning. Therefore, it was concluded that there is a statistically significant relationship (p = 0.000) between family functioning and the risk of adolescent pregnancy.. Keywords: Family, functioning, adolescent, pregnancy, risk.. vii.

(9) I. INTRODUCCIÓN. Realidad Problemática.. En los últimos años, a nivel mundial, la población adolescente ha aumentado, esta población asciende a 1200 millones de adolescentes que conforman la sexta parte de la población. En América Latina, el Perú ocupa el octavo lugar de los países más poblados con 31 millones 237 mil 385 habitantes de los cuales 93 mil 139 habitantes son adolescentes. En el departamento La Libertad la población es de 1 millón 778 mil 80, de los cuales 72 mil 985 son adolescentes mujeres, cuyas edades oscilan entre 15 y 19 años (Instituto Nacional de Estadística e Informática [INEI], 2018a).. La Organización Mundial de la Salud (OMS, 2018), manifiesta que la mayor parte de los nacimientos que provienen de embarazos adolescentes, acontecen en países en vías de desarrollo, el cual a su vez constituye el 95 por ciento del millón de adolescentes menores de 15 años y de 16 millones de adolescentes entre 15 a 19 años que dan a luz cada año. En el Perú del 21 por ciento de la población adolescente, el 11 por ciento vive en condiciones de pobreza extrema. De acuerdo con esto, se requiere del trabajo interdisciplinario para hacer frente al problema y disminuir la incidencia del embarazo adolescente.. Hoy en día, el embarazo adolescente es uno de los factores primordiales que influye en el incremento del índice de la morbimortalidad materna e infantil, lo cual contribuye al círculo de enfermedad y pobreza, donde la mayor parte de los embarazos en adolescentes no son planificados, por falta de orientación referente. 1.

(10) a educación sexual, en el ámbito familiar y educativo. Cabe resaltar que de forma anual se realizan 3 millones de abortos peligrosos en adolescentes, cuyas edades fluctúan entre 15 a 19 años, poniendo en riesgo la salud de las mismas. Asimismo, el embarazo adolescente constituye un problema de salud pública, social, económico y familiar (OMS, 2018).. Flórez y Soto (2013) manifiestan que existen diversos factores que conllevan a un embarazo adolescente, pero entre los principales se citan: individuales, sociales e interpersonales. A nivel individual se centra en el desconocimiento, muchas adolescentes actualmente no conocen como prevenir un embarazo, por falta de educación en la salud sexual y reproductiva en la atención al adolescente; a nivel social, la mayoría de los embarazos adolescentes, se reportan en comunidades rurales y/o urbano-marginales, situación característica de nuestro país y a nivel interpersonal se centra en el funcionamiento familiar, que es la base indispensable para la formación de los comportamientos en las adolescentes, que probablemente no está siendo priorizado en la atención de salud integral del adolescente.. La probabilidad de iniciar a temprana edad las relaciones sexuales y tener un embarazo no planificado, tiene relación con familias disfuncionales, puesto que, en este tipo de familias, la autoridad moral está mal definida o es débil. Asimismo, cuando hay carencia de la figura paterna o los padres viven de manera libre y si. 2.

(11) personas distintas a los padres cuidan a las adolescentes, el riesgo de embarazo se incrementa (Alcívar, Ortiz y Carrión, 2015).. La familia es el lugar donde permanece mayor tiempo el adolescente y constituye la unidad básica de la sociedad, base y pilar clave para el desarrollo del ser humano, que brinda estabilidad y permite el desarrollo de cada miembro del grupo familiar en los aspectos biológico, emocional y social. Asimismo, la familia es un factor importante para que el adolescente, logre su madurez y desarrollo optimo, ya que a esta edad se necesita del apoyo de los padres para encontrar alternativas de solución a sus problemas y lograr cumplir con su proyecto de vida. Desde este punto de vista, es fundamental que entre padres e hijos se logre mantener una integración y comunicación efectiva, debido a que una familia desintegrada, puede conllevar al desarrollo del disfuncionamiento familiar (Ramos, Pacheco, Huamán y Aldazabal, 2017).. La presencia de las familias disfuncionales es cada vez más notoria en nuestra sociedad; la conducta poco apropiada e inmadura de los padres como la falta de comunicación, afecto y surgimiento de conflictos, inhiben el desarrollo de la personalidad y la vinculación entre los integrantes, generando cada vez más familias monoparentales debido a la separación o el abandono familiar. Esto último constituye una problemática social, ya que predispone al adolescente a tomar conductas de riesgo para su bienestar, como el inicio temprano de relaciones sexuales sin protección (Coaquira y Arroyo, 2017).. Al respecto, en el Perú, el departamento de La Libertad, registro 907 casos de divorcios, ocupando así el tercer lugar en todo el país, que tiene un total de 16. 3.

(12) mil 742, de divorcios inscritos. Asimismo, Trujillo representa la provincia con mayores casos de divorcio, con un total de 563 casos, siendo 246 solo en el distrito de Trujillo (INEI, 2018b).. Se estima que en el Perú la edad promedio de inicio de relaciones coitales es desde los 13 a 14 años en varones y 15 años en mujeres. De igual manera, se registra que cada día cuatro adolescentes cuya edad es menor a 15 años quedan embarazadas y esta cifra aumenta a diez cuando la adolescente llega a la edad de 15 años. Es así que, durante el año 2017, el 13,4% de adolescentes entre 15 a 19 años fueron madres o quedaron embarazadas por primera vez, pese a no estar preparadas física y emocionalmente, lo que representó un incremento del 0,7% con respecto al año anterior cuando el índice fue del 12,7%, este incremento es más notorio en las zonas urbanas, al pasar de 9.8% a 10.7%. De igual manera en la región La Libertad el índice paso de 14.8% a 16.8% (INEI, 2017).. En la actualidad el embarazo adolescente afecta al 12,6% de adolescentes entre 15 a 19 años, por tanto, continúa siendo un problema prevalente de salud pública, tal es así que, a nivel de La Libertad de las 72 mil 985 mujeres de 15 a 19 años, 8 mil 574 ya son madres (INEI, 2018c). Asimismo, la Adjunta para la Niñez y la Adolescencia de la Defensoría del Pueblo, Cobeña (2019), señaló que, en el año 2018, el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (RENIEC) registró 2,325 nacimientos de madres adolescentes de edades comprendidas entre 12 y 14 años. No obstante, se estima que, en el ámbito rural y urbano marginal, la cifra aumenta de manera significativa respecto a la media nacional, registrando que el 22.7% de. 4.

(13) las adolescentes se han convertido en madres o han estado embarazadas alguna vez.. La Gerencia Regional de Salud (2018), manifiesta que, en la ciudad de Trujillo, los principales distritos que presentan alto índice de embarazos adolescentes, lo conforman: La Esperanza, El Porvenir y Florencia de Mora. Asimismo, registró un 10.7% de adolescentes gestantes en el año 2015; en el año 2017 el porcentaje fue de 10,3 por ciento; y al mes de junio del 2018, la cifra fue de 10,2 por ciento, si bien es cierto se aprecia una disminución respecto al porcentaje a nivel del país, esta cifra no ha variado de forma significativa.. A nivel nacional, las adolescentes que son madres y cuyas edades se encuentran entre 15 a 19 años, se estima que solo el 19,1% asiste al colegio y el 80,9% no lo hace. Son once los departamentos que registran porcentajes superiores con ausentismo. En el área urbana, el 77,2% no asiste a un centro educativo y entre aquellas del área rural la proporción de no asistencia sube a 88,9%, de tal manera que solo el 72,3% logró estudiar secundaria, el 17,4% alcanzó nivel primario; el 5,3% superior no universitaria, el 3,7% superior universitaria incompleta y el 1,2% declaró no tener nivel o año de estudios aprobado (INEI, 2018d).. Estas cifras muestran un grave problema de salud que debe atenderse de manera urgente, para que las adolescentes puedan continuar con sus proyectos de vida y no dejen de estudiar ni lleven embarazos que las pongan en riesgo, pues. 5.

(14) tener hijos a muy temprana edad constituye un riesgo de salud tanto para la madre como para el hijo lo cual es lamentable.. Según la Organización de las Naciones Unidas (2014) refiere, que, en el mundo, cada año se producen 7,3 millones de partos en adolescentes menores de 18 años, de esta cifra, dos millones correspondes a adolescentes menores de 15 años, cifra que posiblemente de mantenerse la tendencia actual, está llegará a tres millones en el 2030. Ante esta situación la OMS en el año 2011 publicó junto con el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) directrices que buscan prevenir el embarazo a temprana edad y disminuir los efectos negativos para la reproducción (OMS, 2018).. En las prácticas pre profesionales hemos observado que hay más incidencia de familias disfuncionales, lo cual repercute en la incidencia del embarazo adolescente, dado que la familia es el lugar donde los miembros nacen, aprenden, educan y desarrollan. Además de ello, por experiencias de los profesionales de salud en los diferentes establecimientos refieren que posiblemente no se aborda de manera eficiente la atención integral al adolescente, razón por la cual se evidencia el incremento de embarazos a temprana edad.. Esta situación problemática del embarazo adolescente, refleja que la familia probablemente, no está cumpliendo su rol protector para el adolescente, sumado a los diferentes problemas sociales como la violencia, la drogadicción y el alcoholismo. Asimismo, la población adolescente se ve inmersa en problemas económicos como la pobreza. Otro problema es el elemento cultural como el desconocimiento o rechazo de los padres en impartir información sobre educación. 6.

(15) sexual al adolescente. Esto último genera mayor riesgo de embarazo y afecta la realización de proyectos de vida e incremento de la pobreza y no contribución para el desarrollo del país.. Ante ello, con la presente investigación se quiere conocer la relación que existe entre la familia y la incidencia del embarazo adolescente, a fin que las autoridades pertinentes, tales como los profesionales de la salud puedan implementar actividades preventivas que permitan mejorar el sistema familiar donde viven las adolescentes con el objetivo de evitar que sean vulnerables a un embarazo precoz.. Justificación y relevancia. La familia por constituirse en la piedra angular de la sociedad, es el primer y principal sistema de formación y agente protector para el adolescente. Sin embargo, la familia también puede convertirse en un factor de riesgo cuando en su estructura los modelos parentales no están bien definidos. Asimismo, cuando esta es incapaz de evitar conductas de riesgo que pueden dar origen a un posible embarazo durante la adolescencia.. El abordaje de la problemática sobre el embarazo adolescente y el funcionamiento familiar es de vital importancia, debido a que cada año nuevas adolescentes inician una gestación, lo cual incrementa el número de embarazos a temprana edad y repercute en el índice de morbimortalidad materno e infantil del país y al consecuente impacto en la esfera psicológica y social. Esto último se traduce en el fracaso en la relación con la pareja (conflictos, violencia), el abandono escolar e ingresos inferiores, que tienden a perpetuar el ciclo de la pobreza. 7.

(16) La presente investigación responde a la primera prioridad regional de investigación para la salud, como lo es la salud materna, en la que se busca prevenir el embarazo adolescente a fin de disminuir la morbimortalidad materna, pues hoy en día Enfermería es una de las profesiones encargada de desarrollar actividades preventivo-promocionales para la salud de las personas, en sus diferentes etapas de vida, entre ellos la adolescencia, con la finalidad de promover la adopción de conductas sexuales saludables y disminuir el embarazo precoz, mediante el trabajo conjunto con la familia. Asimismo, el trabajo tiene como línea de investigación a Enfermería y los problemas sociales.. Por ello, como estudiantes de pregrado, nos motivamos a realizar la presente investigación en base a la problemática observada durante nuestras diferentes prácticas en la comunidad; esto con la finalidad de obtener conocimientos relacionados al problema de investigación y profundizar en el tema para poder contribuir con el conocimiento científico a la sociedad sobre la influencia que tiene el nivel de funcionamiento familiar en el riesgo de embarazo de las adolescentes. También de manera general se desea rescatar la importancia que tiene la familia como factor primordial en la sociedad para contribuir con el bienestar del adolescente, la cual debe ser considerada como parte de la estrategia de atención integral del adolescente.. Marco teórico conceptual. Los conceptos que guiaron la presente investigación, a partir del objeto de estudio, son los siguientes: familia, funcionamiento familiar, adolescencia y riesgo de embarazo adolescente.. 8.

(17) La familia es un componente de la estructura de la sociedad, que funciona como un sistema abierto, el cual está en constante interacción con los demás subsistemas. Asimismo, está condicionada por la historia familiar, social y cultural del espacio donde se desarrolla, pues ambas influyen en el establecimiento de normas, valores y reglas que permiten generar formas de interacción entre sus miembros (Cid Rodríguez, Montes de Oca y Hernández, 2014).. La familia es el componente de la estructura de la sociedad, que se encuentra condicionada por el sistema económico y el período histórico social y cultural en el cual se desarrolla. La familia funciona de manera sistémica como un subsistema abierto, en constante interconexión con la sociedad y los otros subsistemas que lo componen (Cid Rodríguez, Montes de Oca y Hernández, 2014).. La familia se caracteriza, porque sus miembros están unidos por vínculos sanguíneos, jurídicos y alianzas que establecen sus miembros, lo que conlleva a crear relaciones de dependencia y solidaridad. Además, es el espacio principal para la socialización del individuo, el desarrollo de la afectividad y la satisfacción de necesidades sexuales, sociales y emocionales, es así que es el primer agente trasmisor de normas, valores y símbolos que ayudarán al adecuado funcionamiento de la familia (Quintero, 2007).. El funcionamiento familiar es la forma como los integrantes de una familia se comportan y la calidad de interacción entre la cohesión (afecto) y adaptabilidad, es decir una familia es funcional a medida que establece lazos afectivos entre sus integrantes y promueve el desarrollo progresivo de la autonomía de cada uno de sus integrantes (cohesión). Además, es capaz de modificar su estructura para. 9.

(18) superar las dificultades por las que atraviesan (adaptabilidad). Si en la familia existe una relación problemática entre padres e hijos, esto implica consecuencias negativas para el desarrollo psicosocial del adolescente (Olson ,1993; citado por Ares, 2002).. De esta manera, el funcionamiento familiar es un aspecto importante en el desarrollo del adolescente, pues actúa como la columna principal para su adecuado desempeño familiar e individual. Es la dinámica donde los integrantes se relacionan e interactúan para lograr satisfacer las funciones básicas del sistema familiar, mediante la dimensión de cohesión y la dimensión de adaptabilidad. Siendo estos, dos elementos muy significativos para favorecer el mantenimiento de la salud familiar a la vez que se mejoran las relaciones interpersonales (Camacho, León y Silva, 2009).. El buen funcionamiento familiar se ve reflejado cuando los integrantes de la familia son capaces de comprender el punto de vista del otro y de presentar el propio para que estos lo comprendan. Para que funcione correctamente, debe de existir una estrecha comunicación entre sus integrantes, y para que esta tenga éxito debe desarrollarse de manera voluntaria, acompañada del respeto mutuo; si no hay comunicación, la incomprensión es frecuente (Cava, 2003).. Además, una familia funcional está caracterizada por presentar una comunicación clara y directa, con roles bien definidos que favorecen la autonomía de sus integrantes, brindando estabilidad y seguridad, para el óptimo desarrollo de los adolescentes. En cambio, la familia disfuncional o con un funcionamiento familiar bajo, se considera como factor de riesgo, puesto que, en este tipo de familia. 10.

(19) el adolescente no desarrolla habilidades que le permitan encontrar una solución ante eventos difíciles. Asimismo, la comunicación es poco efectiva, se carece de expresiones de amor y la confusión de roles es muy frecuente (Ramírez, 2007).. Según Magaña (2006), la comunicación es la interacción que fortalece el desarrollo individual, social y cultural de la persona, a la vez que permite intercambiar ideas, anhelos, formas de pensar y sentir. La comunicación, relación e interacción entre padres e hijos es primordial para evitar el embarazo a temprana edad y ciertos problemas como la drogadicción, el suicidio y la pertenencia a grupos violentos, cabe resaltar que si bien estos problemas se previenen cuando existe una buena relación entre padres e hijos, el embarazo a temprana edad está muy relacionado con las necesidades de afecto y comunicación, además de la información y orientación que recibe el adolescente sobre la sexualidad (Santa Cruz, 2015).. Sin embargo, cuando entre los integrantes de la familia no prevalece una adecuada comunicación que permita compartir información necesaria referente a la sexualidad, es decir saber sobre el cuidado del propio cuerpo y su biología a nivel general, saber cómo se conciben los hijos y conocer los métodos anticonceptivos, la probabilidad que la adolescente termine por embarazarse es mayor (Santa Cruz, 2015).. Para que los integrantes de una familia interactúen de la mejor manera posible, es imprescindible que el sistema familiar sea capaz de permanecer unido y realizar muestras de afecto que permitan el desarrollo individual de sus integrantes, pese a estar enfrentando situaciones difíciles, de tal manera que se. 11.

(20) respete el espacio y la autonomía del otro. Para esto último, se requiere que las funciones y los roles sean claros y definidos, así como también que la comunicación entre sus integrantes sea clara y directa, a fin de conseguir su buen funcionamiento. Entre las funciones que rigen el buen funcionamiento de una familia está la función económica, la socialización, el afecto y la reproducción (Soberats, Márquez y Galbán, 2011).. En relación con la función económica, la familia debe satisfacer las necesidades básicas y de salud de sus integrantes, tales como vivienda, alimentación, vestimenta, educación y atención de salud. En relación con la socialización, la familia ayuda a que sus integrantes se relacionen de manera saludable dentro de la sociedad en la cual se desarrollan, es así que, los padres enseñan un lenguaje para que el hijo pueda comunicarse con los demás, de tal manera que adquiera habilidades que le permita entender los eventos que ocurren en el ámbito donde se desarrolla. Para esto último se requiere que los padres enseñen a los hijos las normas socio-culturales, tradiciones, costumbres y conocimientos, que le permitan desenvolverse de manera eficiente en la sociedad, de tal manera que conforme el hijo crece, este tenga la capacidad de participar y transformar la sociedad en que vive (Soberats et al., 2011).. El afecto es la acción y respuesta afectiva, mediante el cual las personas expresan su amor y cariño, cuyo intercambio entre los integrantes de la familia, permite obtener resultados positivos que potencian la satisfacción personal y el desarrollo humano, debido a que la persona se siente amado, respetado y reconocido dentro de su grupo familiar. Asimismo, genera confianza, seguridad y apoyo que necesita cada integrante de la familia. Esto último es la clave para 12.

(21) comprender la dinámica familiar; la reproducción, es una de las funciones que permite que la sociedad cuente con integrantes que puedan contribuir en el desarrollo, a la vez que garantizar la perpetuidad de la especie (Soberats et al., 2011).. Entonces, la funcionalidad y la no funcionalidad de la familia son dos extremos del funcionamiento familiar, teniendo como límites el aglutinamiento y desligamiento. La conducta de un integrante de la familia afecta en forma directa a los otros y la situación estresante que puede experimentar uno de los integrantes afecta al resto de los subsistemas. Es así que la disfunción se manifiesta cuando la familia no logra manejar apropiadamente el estrés, lo cual propicia un mayor nivel de disfunción. Referente al desligamiento, se entiende que los miembros de la familia pueden funcionar de forma autónoma, pero poseen un erróneo sentido de independencia y carecen de sentimientos de lealtad, pertenencia y solicitud de ayuda cuando lo necesitan (Chamblas, 2006).. Para evaluar el funcionamiento familiar se generaron indicadores como la cohesión y adaptabilidad. La cohesión está definida en base a la unión familiar y los vínculos emocionales que establecen sus integrantes, a la vez esta es considerada como una de las dimensiones principales en el funcionamiento familiar. La adaptabilidad hace referencia a la flexibilidad y capacidad de la familia para cambiar sus reglas o roles de funcionamiento, ante la necesidad de enfrentar diferentes cambios, trances o crisis por los que puede pasar a lo largo de sus diferentes etapas (Zegers et al., 2003).. 13.

(22) Asimismo, la teoría del funcionamiento familiar de Olson, Russell y Sprenkle define la familia como el sistema que tiene una estructura y que es encargada de organizar la forma en que sus integrantes tendrán que interactuar y relacionarse entre sí, lo que hace referencia que la familia está en constante dinámica y establece reglas que rigen la forma en la que se relacionan. Estas reglas están formadas por dos sistemas; el primero es genérico que implica las reglas internas que gobiernan el sistema familiar, como la jerarquía de poder y complementariedad de la familia. El segundo es idiosincrático, ya que se refiere a las expectativas mutuas que pueden ser implícitas o explicitas y que a su vez estas son resultado del proceso de negociación entre los miembros de la familia, lo cual persiste muchas veces a través de las generaciones (Ramos et al., 2017).. Las dimensiones centrales de la estructura familiar son: los sistemas y los límites. Los primeros se refieren a la unión de los miembros para desarrollar sus diferentes funciones; los cuales pueden ser de dos o más determinados por género o interés. Los segundos se refieren a las barreras invisibles que se encargan de regular la relación entre cada miembro, marcando las fronteras, por lo tanto, los límites deben ser claros y flexibles, cuya función es de proteger la diferenciación del sistema y subsistema (Ramos et al., 2017).. El término adolescencia deriva del latín “adolescere” que significa “crecer hacia la adultez”, un periodo en el que la persona se prepara para ser un adulto productivo (Gaete, 2015). La transición del desarrollo entre la niñez y la adultez, implica importantes cambios físicos, cognitivos y psicosociales (Papalia, Fledman y Martoreli, 2012).. 14.

(23) Los cambios en la esfera psicosocial, suele ser un período difícil para la mayoría de las adolescentes, porque tienen que afrontar la estructuración de nuevas funciones que incluye el nivel de autoconciencia, las relaciones interpersonales y la interacción social, así como tomar decisiones respecto al matrimonio, educación y trabajo, que determinarán el curso de sus vidas (Fernández y Escalona, 2011).. Esta etapa es vista como uno de los periodos más vulnerables de la vida, puesto que, el adolescente puede afrontar eventos problemáticos por situaciones derivadas de comportamientos de riesgo como el abuso de sustancias, delincuencia, fracaso escolar y embarazo adolescente (Botero, Júbiz y Henao, 2004). En este período también ocurren comportamientos poco responsables por parte del adolescente, como tener relaciones sexuales sin protección, lo cual puede generar efectos negativos en el ámbito social, económico y de salud, ya que derivan en embarazos no deseados o enfermedades de transmisión sexual (Fernández y Escalona, 2011).. Asimismo, a esta edad, el adolescente, manifiesta un especial interés por el sexo, se configuran actitudes y percepciones sobre la salud sexual y reproductiva. Las decisiones y comportamientos que adopten las adolescentes en el ámbito de la sexualidad, serán diferentes según las oportunidades económicas, laborales, educativas, la oferta de métodos anticonceptivos, la situación socioeconómica, las características personales, las normas legales y la influencia de la familia y el contexto social en el que se desarrollan (Flórez, 2005).. 15.

(24) Los tres fenómenos de la adolescencia que implican cambios, tales como el crecimiento biológico o pubertad, la maduración cognitiva y el desarrollo psicosocial con la progresión de la dependencia de la niñez a una adultez autónoma, no progresan de manera unánime (Botero et al., 2004). Algunos de estos cambios generan crisis, conflictos y contradicciones, siendo un periodo de adaptación a los cambios corporales y determinaciones hacia una mayor independencia psicológica y social del adolescente, el desarrollo de la identidad, la adquisición de las aptitudes necesarias para establecer relaciones de adulto y la capacidad de razonamiento abstracto que logrará adquirir (Gaete, 2015).. Esta etapa transcurre entre los 10 a 19 años y se divide de acuerdo a los cambios físicos y evolutivos: adolescencia temprana (10 a 13 años), media (14 a 16años) y tardía (17 a 19 años) (Gaete, 2015).. La adolescencia temprana (10 a 13 años), se caracteriza por el crecimiento y desarrollo físico acelerado; es el inicio de los cambios puberales y de los caracteres sexuales secundarios. En esta etapa se presenta la preocupación por los cambios físicos, la marcada curiosidad sexual, la búsqueda de autonomía e independencia y la disminución del interés por las actividades familiares. Sobre esto último, surge conflictos con la familia, maestros u otros adultos, siendo frecuente el inicio de cambios en su conducta y emotividad (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia [UNICEF], 2011).. De igual modo, el adolescente comienza a poner a prueba la autoridad, evidencia más resistencia a los límites, la supervisión y aceptar consejos o tolerar críticas de parte de los padres. Adquiere más conciencia de que los padres no son. 16.

(25) perfectos, causando cierta tensión en las relaciones intrafamiliares. Sin embargo, el adolescente continúa dependiendo de la familia como fuente de estructura y apoyo (Gaete, 2015).. En la adolescencia media (14 a 16años), surge como hecho central el distanciamiento afectivo entre el adolescente y la familia, y a su vez es la edad promedio de inicio de experiencias relacionadas a la actividad sexual, esta situación podría tener efectos negativos tanto para el adolescente y sus padres, puesto que, el adolescente busca acercarse más a su grupo de amistades. Esto anterior involucra una nueva orientación en las relaciones interpersonales a nivel familiar, debido a que, la capacidad que adquiere el adolescente de razonar sobre su propia persona y los demás lo lleva a ser crítico con sus padres y la sociedad, con frecuencia este ya no acepta las normas, sino hasta saber el fin que la rige, (Gaete, 2015).. En la adolescencia tardía (17 a 19 años), ya se ha culminado gran parte del crecimiento y desarrollo, es momento en que el adolescente opta por tomar decisiones importantes en su perfil educacional y ocupacional. Principalmente, se alcanza el control de los impulsos y maduración de la identidad, inclusive en su vida sexual, por lo que está muy cerca de realizarse como adulto joven (UNICEF, 2011).. Es un período en la que el adolescente muestra estabilidad, tranquilidad y una integración de su personalidad; evidenciándose un reacercamiento con la familia y aumento gradual de la intimidad con sus padres si ha existido una relación positiva entre ellos durante los años previos. Además, el adolescente afronta una. 17.

(26) nueva perspectiva frente a las amistades, los cuales se hacen menos y más selectivas, (Gaete, 2015).. Ante ello, cabe indicar que los adolescentes necesitan del apoyo y comprensión de sus padres, así como también de la comunidad en la que vive y las instituciones sociales que tienen la responsabilidad de promover el desarrollo y la adaptación de los adolescentes, para que de esta manera el adolescente logre adquirir una serie de competencias que le permitan hacer frente a las presiones que experimenta y hacer una transición satisfactoria de la niñez hacia la vida adulta, y de esta manera pueda actuar de manera eficaz cuando surjan problemas (OMS, 2017).. El comienzo de la gestación se ve marcada por la unión de un huevo y un espermatozoide, tiene lugar cuando termina la implantación; proceso que comienza cuando el blastocito se adhiere a la pared del útero (5 o 6 días después de la fecundación) y finaliza cuando se cierra el defecto en la superficie del epitelio y se completa el proceso de nidación; iniciando entonces el embarazo. Esto ocurre entre los días 12 a 16 tras la fecundación (Dickens, 2012).. El embarazo comprende nueve meses durante los cuales el feto se desarrolla en el útero de la mujer; para la mayoría de las mujeres es un período de gran felicidad, sin embargo, no sucede lo mismo cuando este no es deseado, numerosos estudios afirman que el embarazo en la adolescencia suele caracterizarse por ser imprevisto y no deseado, lo cual puede afectar de manera física, emocional y económica (Fernández y Escalona, 2011).. 18.

(27) El embarazo en la adolescencia es considerado como una gestación que ocurre dentro de los dos primeros años de edad ginecológica, dicho de otra manera, es el tiempo transcurrido desde que la adolescente experimenta su menarquia y/o cuando aún mantiene la total dependencia social y económica de la familia. El hecho del embarazo adolescente constituye una situación complicada, al tratarse de mujeres que por su condición anatómica y psicológica aún no han logrado la madurez que se requiere para asumir y ejercer el cumplimiento del rol de madre; de modo que, el embarazo adolescente implica consecuencias riesgosas tanto para la salud de la madre como para el bebé, por lo que se considera como un problema prevalente que amerita atención (Fernández y Escalona, 2011).. Como una problemática social, entre las causas que conllevan al riesgo de embarazo en la adolescencia, se encuentran las siguientes: un problema en la relación familiar o un mal funcionamiento a nivel de la familia, como por ejemplo problemas de pareja, problemas entre padres e hijos. Esto da a entender que detrás de un embarazo casi siempre hay algún tipo de problema familiar que debe ser resuelto, lo cual implica que los miembros de la familia también deben asumir su responsabilidad antes de culpar solo a la adolescente como la principal causante de su embarazo. Asimismo, el embarazo adolescente también puede ser resultado de la práctica de relaciones sexuales sin métodos anticonceptivos; la presión de los compañeros, que alientan a los adolescentes a tener relaciones sexuales, el consumo de bebidas alcohólicas y otras drogas que pueden estimular la actividad sexual no deseada por la adolescente (Santa Cruz, 2015).. Es importante el tipo de relaciones y clima familiar que se establezca entre los integrantes de una familia, puesto que, la familia también puede generar que la 19.

(28) adolescente busque embarazarse con el fin de salir de su hogar y conseguir la tranquilidad y afecto que le hace falta. Estos casos son frecuentes cuando en la familia existe actos de violencia como el maltrato físico y psicológico hacia los hijos, o el cónyuge tiene un nuevo compromiso familiar, que muchas veces suele generar una mala relación con los hijos. También el peligro de abuso sexual por parte de un familiar puede ser la causa que incite al adolescente a quedar embarazada para salir de la casa (Santa Cruz, 2015).. Los adolescentes son incapaces de manejar situaciones de riesgo y a menudo aceptan mantener relaciones sexuales sin el uso de métodos anticonceptivos y a edades cada vez más tempranas, debido a que maduran sexualmente (fertilidad), más o menos, cuatro o cinco años antes de lograr su madurez emocional. En este contexto el funcionamiento familiar toma importancia en la determinación del riesgo, dado que los adolescentes que viven con ambos padres y tienen una buena relación, presentan menor probabilidad de adoptar conductas de riesgo (Ferrer, 2010).. Cuando el adolescente proviene de un núcleo familiar disfuncional, se generan carencias afectivas en su ser, por lo que intenta compensar el vacío, la falta de comunicación y afecto interactuando con sus amigos, quienes posiblemente tienen. el mismo. desconocimiento. Investigaciones demuestran. que, las. adolescentes que tienen más probabilidades de iniciar a temprana edad su vida sexual y de quedar embarazadas, son aquellas que provienen de familias donde uno o ambos padres las han abandonado cuando eran niñas. Asimismo, es más posible que la adolescente se convierta en madre, si su madre y su hermana también lo fueron (Rodríguez, 2008). 20.

(29) En la actualidad, los adolescentes se están desarrollando en una cultura donde sus amigos, la televisión, la música y las revistas transmiten mensajes sutiles de que las relaciones sin un matrimonio de por medio son comunes, aceptadas e incluso esperadas, de tal manera que, sin medir el riesgo y la consecuencia, sienten la necesidad de probar su fertilidad. Asimismo, no se ofrece la educación acerca de los comportamientos sexuales responsables y de las consecuencias del intercambio sexual a temprana edad (Ferrer, 2010).. De los múltiples estudios que abordan las causas del embarazo en adolescentes, se resumen tres de los más relevantes 1) los factores intrapersonales individuales, que implica la escolaridad, el conocimiento de la salud sexual y reproductiva, y uso de métodos anticonceptivos y actitudes hacia el embarazo en las adolescentes; 2) factores interpersonales, como las relaciones entre pares, el nivel socioeconómico del hogar, estructura familiar e historia de embarazo adolescente y violencia intrafamiliar, etc.; 3) factores contextuales, como la violencia estructural, normas institucionales, políticas sociales, condiciones comunitarias y cambios demográficos (Flórez y Soto, 2013).. Según el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA, 2013), la maternidad en la adolescencia se genera por las características individuales, el entorno familiar, escolar, comunitario y nacional. Asimismo, se asocia con variables como el matrimonio a temprana edad, la desigualdad de género, los obstáculos en la garantía de los derechos humanos, la pobreza, la violencia, la falta de la educación sexual adecuada respecto a la edad y el poco acceso a educación y servicios de salud reproductiva.. 21.

(30) La ocurrencia del embarazo puede ser consecuencia del amor, el accidente de un producto anticonceptivo, una relación sexual ocasional, efecto de la droga o alcohol, o de una violación, todo lo cual tiene una influencia en el significado que adopte de acuerdo al punto de vista emocional y social para la adolescente. Estos aspectos tienen también un efecto importante sobre las aspiraciones profesionales y laborales que forman parte del proyecto de vida de la adolescente, lo cual se ven reflejadas en las escasas oportunidades de continuar con sus estudios; los problemas para lograr insertarse en el mercado laboral y la formación de una familia funcional que tenga estabilidad (Alcívar et al., 2015; Coll, 2001).. De acuerdo a los múltiples factores asociados, se debe realizar la implementación de acciones multidimensionales encaminadas hacia la prevención y atención del embarazo adolescente, abarcando los niveles, personal (individuales, intrapersonales), interpersonal (familiar, comunitario, pares) y contextual (entorno nacional económico y social), para poder así incidir positivamente en la protección de los derechos de los adolescentes (Flórez y Soto, 2013).. Marco Empírico. En relación al estudio de investigación se encontraron las siguientes investigaciones:. Velepucha y Valladares (2016), en el estudio Factores de riesgo familiar que predisponen al embarazo en las adolescentes, del Hospital Isidro Ayora periodo abril - septiembre 2015 en Loja-Ecuador, reportaron que el 70% de adolescentes. 22.

(31) inicio su vida sexual entre 17-19 años edad. El 83% proceden de familias disfuncionales y el 17% familias funcionales.. Apupalo y Arguello (2016), en el estudio Funcionamiento familiar y conducta sexual de riesgo en adolescentes de la comunidad de Yanayacu, 20152016 en Ambato-Ecuador, reportaron que el 77% de adolescentes con actividad sexual pertenecían a familias con disfuncionalidad y funcionalidad moderada con una tipología familiar ampliada y extensa.. Orcasita, Uribe, Castellanos y Rodríguez (2012), en el trabajo Apoyo social y conductas sexuales de riesgo en adolescentes del municipio de Lebrija-Santander en Lima-Perú, reportaron que el 67.8% presentaron familia normo funcional, el 10.9% familia disfuncional y el 21.3 % moderadamente disfuncional; asimismo el 21.5% reportaron haber tenido relaciones sexuales, de los cuales el 12.9% iniciaron su vida sexual entre los 15 y 16 años y el 7% a la edad de 13 o 14 años.. Según Mellado y Ninacivincha (2016), en el estudio Funcionamiento familiar en adolescentes embarazadas; Hospital Goyeneche, servicio de GinecoObstetricia, 2016 en Arequipa – Perú, reportaron que el 99.68% de las adolescentes proceden de familias con disfuncionalidad y solo un caso representado por 0.32% presentó familia con buena funcionalidad.. Carballo y Lescano (2012), en la investigación Funcionamiento familiar y rendimiento académico en estudiantes de secundaria de la Institución Educativa N° 0292 – Tabalosos en Tarapoto- Perú, reportaron que el 57,1% presentó nivel de vulnerabilidad del funcionamiento familiar, 32,1% nivel de vulnerabilidad media, 7,1% vulnerabilidad de media a menor y el 3,6% vulnerabilidad menor. 23.

(32) Rodríguez, Ruiz y Soplin (2014), en la investigación Factores de riesgo y nivel de conocimiento sobre embarazo en adolescentes gestantes, puesto de salud I-2 Masusa Punchana, 2014 en Iquitos- Perú, reportaron que el 56.3% presentaron disfuncionalidad familiar, y el 43.7% funcionalidad familiar. Referente al inicio de la actividad sexual, el promedio de edad es 14 años. El 75% inició su actividad sexual entre los 14 a 17 años y el 15.6% entre los 10 a 13 años. El 56.3% presentó antecedentes de embarazo adolescente y el 43.7% no.. Osorio (2014), en la investigación Factores que se asocian al embarazo en adolescentes atendidas en el Hospital de apoyo María Auxiliadora, 2013 en Lima – Perú, se obtuvo que el 80% no planificaron su embarazo, el 64% proceden de familias desintegradas, el 62% inició sus relaciones sexuales entre los 14 a 16 años de edad.. Arroyo y Carlos (2013), en la investigación Funcionamiento familiar, Autoestima y riesgo de embarazo en Adolescentes. San Pedro de Lloc, 2013 en Perú, se obtuvo que el 62.5% del total de adolescentes tenía un nivel medio de funcionamiento familiar, el 22.73% un nivel alto de funcionamiento familiar y el 11.4% un nivel bajo de funcionamiento familiar. Asimismo, el 85.2% tenía bajo riesgo de embarazo y el 14.8% tenía mediano riesgo de embarazo.. Padilla (2013), en el estudio Habilidades psicosociales y riesgo de embarazo en las adolescentes del hospital Leoncio Prado- Huamachuco en Perú, se obtuvo que el 94% presentaron un bajo riesgo de embarazo y solo un 6% presentó un alto riesgo de embarazo.. 24.

(33) Palomino (2015), en la investigación Disfunción familiar como factor de riesgo para embarazo adolescente en el Hospital Distrital Jerusalén de la Esperanza en el período enero-febrero 2015 en Perú, reportó que la disfunción familiar en las adolescentes con gestación fue el 32% y sin gestación el 17%.. Enunciado del problema:. ¿Cuál es la relación entre el nivel de funcionamiento familiar y el riesgo de embarazo de las adolescentes de la institución educativa “Virgen del Carmen” del Alto Trujillo, 2019?. Objetivos. Objetivo general: Determinar cuál es la relación que existe entre el nivel de funcionamiento familiar y el riesgo de embarazo de las adolescentes de la institución educativa “Virgen del Carmen” del Alto Trujillo.. Objetivos específicos: •. Identificar el nivel de funcionamiento familiar de las adolescentes de la institución educativa “Virgen del Carmen” del Alto Trujillo.. •. Determinar el riesgo de embarazo de las adolescentes de la institución educativa “Virgen del Carmen” del Alto Trujillo.. 25.

(34) II. MATERIAL Y MÉTODO. 2.1.. Tipo de Investigación. El estudio de investigación es de enfoque cuantitativo, ya que se usó la recolección de datos para probar hipótesis con base en la numeración numérica y análisis estadístico para establecer patrones de comportamiento. Asimismo,. es. descriptivo. porque. describe. situaciones,. recogiendo. información sobre los conceptos de las variables. También es correlacional, ya que su finalidad es explicar la relación que existe entre las variables; y de corte transversal, ya que se llevó a cabo en un momento especifico, lo que permitió estudiar las variables de acuerdo a la realidad, favoreciendo la veracidad de los hallazgos (Hernández y Mendoza, 2018).. 2.1.1. Diseño: Correlacional O1. M. r. O2 Donde: M: Muestra. O1: Observación de Funcionamiento Familiar. O2: Observación de Riesgo de Embarazo.. 26.

(35) r: Relación entre el Funcionamiento Familiar y el Riesgo de Embarazo.. 2.2.. Población y Muestra. 2.2.1. Población:. La población en estudio estuvo constituida por 240 adolescentes de sexo femenino, matriculados en el año 2019 del 3°, 4° y 5° grado del nivel secundario de la Institución Educativa “Virgen del Carmen”, del C.P. Alto Trujillo (ANEXO 1).. 2.2.2. Muestra:. La muestra de estudio estuvo constituida por 92 adolescentes de sexo femenino de la Institución Educativa “Virgen del Carmen”, del C.P. Alto Trujillo, que están matriculados en el año 2019, correspondiente a los grados 3°, 4° y 5°.. Para determinar el tamaño de la muestra se utilizó la fórmula estadística. y. técnica. probabilística. del. muestreo. aleatorio. estratificado, tomando en cuenta a los grados de estudios como estratos y el criterio proporcional, con un nivel de significancia de 95% y un error de muestreo del 5% (ANEXO 2).. 27.

(36) 2.3.. Criterios de Inclusión: •. Adolescentes de sexo femenino que cursan del tercero a quinto grado de secundaria en la Institución Educativa “Virgen del Carmen”- Alto Trujillo.. •. Adolescentes mujeres que estén matriculadas y asistan activamente a la Institución Educativa “Virgen del Carmen”- Alto Trujillo.. •. Adolescentes mujeres que acepten participar de manera voluntaria en el estudio.. •. 2.4.. Adolescentes que no tengan problemas de salud mental.. Unidad de Análisis:. La unidad de análisis estuvo conformada por cada una de las adolescentes que cursan el 3°, 4° y 5° del nivel secundario de la Institución Educativa “Virgen del Carmen”, del Alto Trujillo, quienes cumplieron con los criterios de inclusión.. 2.5.. Instrumentos:. Para la recolección de datos se utilizó dos instrumentos tipo formulario, descritos a continuación:. Escala para valorar el funcionamiento familiar del adolescente El presente instrumento fue elaborado por Olson y Cols (1985) en Minnesota – USA elaboró el FACES III, el cual fue adoptado por Arrollo y Carlos, (2013) en su estudio; dicho instrumento está diseñado para evaluar el. funcionamiento. familiar,. abarca. dos. dimensiones,. cohesión. y 28.

(37) adaptabilidad. La escala está conformada por 20 ítems, 10 ítems corresponden a la dimensión de cohesión y 10 ítems a la dimensión de adaptabilidad. La combinación de ambas dimensiones determina el nivel de Funcionamiento Familiar. Cada ítem le corresponde el valor de 0 hasta 4 según, donde 0 será igual a nunca, 1 casi nunca, 2 a veces, 3 casi siempre y 4 siempre (Anexo N°3).. Las correlaciones de ambas determinan los tres niveles de funcionamiento familiar: •. Funcionamiento Familiar Alto: 53-80. •. Funcionamiento Familiar Medio: 26-52.. •. Funcionamiento Familiar Bajo: 0-25.. Escala de valoración de riesgo de embarazo adolescente (EVREA) Este instrumento fue elaborado por: Paúcar y Taboada (2008) y modificado por Arroyo y Carlos (2013), basado en los conceptos de Flórez y Soto (2013). Consta de 28 ítems, dividido en tres dimensiones (Individual, Familiar y Social), cada uno de ellos tiene 4 alternativas (Nunca, A veces, Casi Siempre y Siempre) para valorar el riesgo de embarazo (Anexo N°04).. Dimensiones del riesgo de embarazo:. Dimensión Individual: Está constituida por 14 ítems, los cuales se encuentran en los numerales del 1 al 14. Donde los ítems 2, 3, 4, 5, 6, 7, 9, 10, 11, 12, 13, 14 de acuerdo a la respuesta adquieren los siguientes valores “Nunca” es igual a 1 punto; “A veces” es igual a 2 puntos; “Casi siempre” es 29.

(38) igual a 3 puntos y “Siempre” es igual a 4 puntos. Y los ítems 1 y 8 las respuestas adquieren los valores “Nunca” es igual a 4 puntos; “A veces” es igual a 3 puntos; “Casi siempre” es igual a 2 puntos y “Siempre” es igual a 1 punto.. Dimensión Familiar: Está constituida por 9 ítems los cuales se encuentran en los numerales del 15 al 23 donde los ítems 15, 16, 21, 22 y 23 de acuerdo a la respuesta “Nunca” es igual a 4 puntos; “A veces” es igual a 3 puntos; “Casi siempre” es igual a 2 puntos y “Siempre” es igual a 1 punto. Y para los ítems 17, 18, 19 y 20 “Nunca” es igual a 1 punto; “A veces” es igual a 2 puntos; “Casi siempre” es igual a 3 puntos y “Siempre” es igual a 4 puntos.. Dimensión Social: Está constituida por 5 ítems los cuales se encuentran en los numerales del 24 al 28 donde los ítems 24, 25, 26, 27 y 28 de acuerdo a la respuesta adquieren los siguientes valores “Nunca” es igual a 1 punto; “A veces” es igual a 2 puntos; “Casi siempre” es igual a 3 puntos y “Siempre” es igual a 4 puntos.. El puntaje total de la calificación es de 112 puntos estableciéndose el nivel de riesgo de embarazo de la siguiente manera:. •. Bajo Riesgo de embarazo: 28 – 51 puntos.. •. Mediano Riesgo de embarazo: 52 - 85. •. Alto Riesgo de embarazo: 86 – 112 puntos.. 30.

(39) 2.6.. Control de calidad de los datos:. Los instrumentos fueron sometidos a una prueba preliminar, mediante la aplicación de una prueba piloto, con el objetivo de probar la factibilidad de aplicación de los instrumentos y la prueba estadística de confiabilidad.. 2.6.1. Prueba Piloto:. La prueba piloto estuvo constituida por 25 adolescentes de tercero, cuarto y quinto grado de educación secundaria de la Institución Educativa “Alto Trujillo”, con características similares a la unidad muestral, quienes no participaron en el trabajo de investigación.. El propósito de la realización de la prueba piloto fue conocer la comprensión, practicidad y el tiempo de aplicación de los instrumentos; asimismo proporcionó la base necesaria para la confiabilidad y validez de los mismos.. 2.6.2. Validez y Confiabilidad:. A. Validez:. Es el grado en el que un instrumento cuantifica lo que se pretende medir, reflejando un dominio específico del contenido (Hernández y Mendoza, 2018).. 31.

(40) La validez de los instrumentos fue determinada mediante la prueba estadística de correlación de Pearson. El primero tuvo un valor de p = 0.004 siendo altamente significativo y para el segundo instrumento se obtuvo como resultado p = 0.002, que también es altamente significativo.. B. Confiabilidad:. Es el grado en el que la aplicación repetida del instrumento al mismo individuo u objeto produce resultados iguales, consistentes y coherentes (Hernández y Mendoza, 2018). La confiabilidad de los dos instrumentos se determinó a través de la prueba estadística del coeficiente Alfa de Cronbach,. aplicado. a. la. prueba. piloto. y. muestra,. obteniéndose un resultado mayor a 0.70 lo cual indica que ambos son confiables.. En el primer instrumento se obtuvo como resultando un coeficiente de confiabilidad r = 0.921 correspondiente a la prueba piloto y r = 0.941 perteneciente a la muestra. Para el segundo el coeficiente de confiabilidad fue de r = 0.910 correspondiente a la prueba piloto y r = 0.930 perteneciente a la muestra.. 32.

(41) 2.7.. Procedimiento. Para la recolección de datos se solicitó permiso al Director de la Institución Educativa “Virgen del Carmen” con el objetivo de lograr el ingreso a las aulas (ANEXO N°5) y prever la disponibilidad de un ambiente para la aplicación de los respectivos instrumentos. Se solicitó el permiso a la docente del aula, a quien conjuntamente con los alumnos se les dio a conocer el objetivo de estudio de la investigación.. Posteriormente se procedió a seleccionar a las adolescentes de manera aleatoria, teniendo en cuenta la distribución de las adolescentes según grado de estudio, sección por sección de cada nivel, pidiéndoles salir del aula en dirección al ambiente correspondiente para la aplicación de la encuesta a fin de favorecer un ambiente libre de distracciones y con buena iluminación, lo que permitió aplicar eficazmente los instrumentos. Previo a ello se les hizo firmar el consentimiento informado (ANEXO N°6).. La aplicación de los instrumentos se realizó teniendo en cuenta los tres niveles: 3°, 4° y 5°; primero se reunió a todas las alumnas seleccionadas de las diferentes secciones correspondientes al 3° nivel y así sucesivamente, a quienes se les explicó el motivo de la encuesta a aplicar y el respectivo consentimiento para la participación en la investigación. Se dispuso un tiempo de 10 minutos para cada una de las encuestas, siendo un total de 20 minutos para cada nivel.. 33.

(42) Del tercer nivel se eligió un total de 30 alumnas: 6 de 15 alumnas de la sección A, 10 de 25 alumnas de la sección B, 7 de 20 alumnas de la sección C y 7 de 20 alumnas de la sección D. Del cuarto nivel se eligió un total de 32 alumnas: 7 de 20 alumnas de la sección A, 11 de 25 alumnas de la sección B, 6 de 15 de la sección C y 8 de 20 alumnas de la sección D.. Del quinto nivel se eligió a 30 alumnas: 6 de 15 alumnas de la sección A, 10 de 25 alumnas de la sección B, 7 de 20 alumnas de la sección C y 7 de 20 alumnas de la sección D.. 2.8.. Procesamiento de datos. En el procesamiento de los datos del estudio de investigación se utilizó la estadística descriptiva para la construcción y presentación de distribución de frecuencias unidimensionales y bidimensionales de las variables de estudio con sus valores absolutos y relativos.. Para la contrastación de la hipótesis de la investigación se utilizó la estadística inferencial y para el análisis de relación entre las variables de estudio, se empleó la prueba de correlación Tau B de Kendall, considerando el nivel de significancia de 0.05.. Asimismo, para la organización de los datos se usó la hoja electrónica Excel 2016 y para la presentación de la estadística descriptiva e inferencial se utilizó el software estadístico SPSS (statistical pachage for the social sciences) versión 24.0.. 34.

(43) 2.9.. Definición y operacionalización de variables. 2.9.1. Variables: ✓ Funcionamiento Familiar. ✓ Riesgo de embarazo en las adolescentes.. 2.9.2. Variable 1: Funcionamiento Familiar.. a. Definición Conceptual:. Funcionamiento Familiar: Es la capacidad del sistema familiar para afrontar y superar cada una de las crisis por las que pasa la familia durante las diferentes etapas del ciclo vital, asimismo establece lazos afectivos entre sus integrantes y promueve el desarrollo de la autonomía, además tiene la capacidad de cambiar su estructura para sobresalir ante las dificultades (Olson, 1993; citado por Ares, 2002).. b. Definición operacional:. Es el puntaje que obtuvo cada participante, en relación al instrumento aplicado, el cual se clasifica de manera ordinal:. Funcionamiento Familiar Alto: 53 - 80 Funcionamiento Familiar Medio: 26 - 52 Funcionamiento Familiar Bajo: 0 - 25. 35.

(44) 2.9.3. Variable 2: Riesgo de Embarazo en Adolescentes. a. Definición Conceptual: El riesgo es aquella circunstancia. detectable en. individuos o en grupos, asociados con una probabilidad aumentada de experimentar daño en la salud, en este caso, el embarazo en las adolescentes está dado por factores de riesgo tanto individuales, familiares y sociales (Flórez y Soto, 2013).. b. Definición operacional:. Es el puntaje que obtuvo cada participante en base al instrumento aplicado, el cual está categorizado de manera ordinal: Alto Riesgo de embarazo: 86 – 112 puntos. Mediano Riesgo de embarazo: 52 – 85 puntos. Bajo Riesgo de embarazo: 28 – 51 puntos.. 2.10. Consideraciones éticas y rigor científico. Para la presente investigación se tuvo en cuenta los principios de la declaración de Helsinki: respeto por la persona (autonomía), beneficencia y justicia y el código de Nuremberg: consentimiento voluntario (Ministerio de Salud [MINSA], 2011). Principios que también son abordados por la oficina del comité de ética de la Universidad Nacional de Trujillo (2016).. 36.

(45) •. Consentimiento informado: Los participantes después de haber sido informados y haber recibido una explicación del propósito de la investigación, tuvieron la capacidad legal para dar su consentimiento sobre su participación.. •. Anonimato y confidencialidad: Se garantizó al participante que por ningún motivo los datos obtenidos podrán ser expuestos en público. Asimismo, se tuvo en cuenta el anonimato, por lo cual el participante no registro su identidad en el instrumento aplicado.. •. Autonomía: Se dejó que el participante exprese lo que siente, lo que piensa y lo que hace sin ningún tipo de coacción.. •. Beneficencia: Se tuvo en cuenta todas las precauciones necesarias para evitar en las adolescentes daños que puedan afectar su integridad, por lo cual se facilitó ofrecerles algún beneficio, como consejería.. •. Justicia: el estudio de investigación se llevó a cabo en una población que enfrenta un problema que altera su salud y que requiere encontrar alternativas de solución.. 37.

(46) III.. RESULTADOS. TABLA 1 NIVEL DE FUNCIONAMIENTO FAMILIAR EN ADOLESCENTES DE LA I.E. “VIRGEN DEL CARMEN”, 2019 FUNCIONAMIENTO N° ADOLESCENTES. %. ALTO. 17. 18%. MEDIO. 44. 48%. BAJO. 31. 34%. TOTAL. 92. 100%. FAMILIAR. Fuente: Escala para valorar el funcionamiento familiar en adolescentes de la I.E. “Virgen Del Carmen”. 2019.. 38.

(47) TABLA 2 RIESGO DE EMBARAZO EN ADOLESCENTES DE LA I.E. “VIRGEN DEL CARMEN”, 2019 RIESGO DE EMBARAZO. N° ADOLESCENTES. %. ALTO. 30. 33%. MEDIO. 47. 51%. BAJO. 15. 16%. TOTAL. 92. 100%. Fuente: Escala de valoración del riesgo de embarazo adolescente en la I.E. “Virgen Del Carmen”. 2019.. 39.

(48) TABLA 3 NIVEL DE FUNCIONAMIENTO FAMILIAR Y RIESGO DE EMBARAZO EN ADOLESCENTES DE LA I.E. “VIRGEN DEL CARMEN”, 2019 RIESGO DE EMBARAZO TOTAL. FUNCIONAMIENTO Alto. Mediano. Bajo. FAMILIAR Nº. %. N°. %. Nº. %. Nº. %. Alto. 0. 0%. 5. 11%. 12. 80%. 17. 18%. Medio. 4. 13%. 37. 78%. 3. 20%. 44. 48%. Bajo. 26. 87%. 5. 11%. 0. 0%. 31. 34%. Total. 30 100%. 47. 100%. 15. 100%. 92 100%. Fuente: Escala para valorar el funcionamiento familiar en adolescentes y escala de valoración del riesgo de embarazo adolescente en la I.E. “Virgen del Carmen”. 2019.. p= 0.000. p < 0.05. Tau B de Kendall = 0.618, demuestra que existe una. buena correlación significativa bilateral (0.60 – 0.79).. 40.

(49) IV.. ANÁLISIS Y DISCUSIÓN. El presente estudio tiene como objetivo principal determinar la relación que existe entre el nivel de funcionamiento familiar y el riesgo de embarazo en adolescentes de la Institución Educativa “Virgen del Carmen”, 2019. Se consideró el tema de estudio, ya que la prevalencia de este problema, como es el embarazo en adolescentes, ha aumentado de manera sostenida a lo largo de los años.. La adolescencia es un período difícil para la mayoría de las personas jóvenes, porque tienen que afrontar decisiones respecto a la educación, trabajo y matrimonio, que determinarán el curso de sus vidas. En este período de vida ocurren comportamientos poco responsables como tener relaciones sexuales sin el uso de métodos anticonceptivos, el cual puede tener efectos negativos en el ámbito social, económico y de salud porque derivan en embarazos no deseados y/o enfermedades de transmisión sexual (OMS, 2017).. Se considera que el ambiente familiar influye en las conductas del adolescente por el efecto que produce en sus actitudes, es así que el embarazo adolescente puede contextualizarse como una consecuencia de la disfunción familiar. Por lo que se hace necesario comprender su conflictiva en el contexto de sus relaciones con la familia, al enfatizar que la presencia de un modelo familiar adecuado es de suma importancia para la adolescente en el logro de su madurez y favorecer estilos de vida saludable, al promover el bienestar y el desarrollo de los miembros de la familia.. 41.

(50) A partir de lo expuesto con relación al estudio, se encontraron los siguientes resultados. Estos responden a los objetivos planteados.. En la tabla 1, se muestra la distribución numérica y porcentual del nivel de funcionamiento familiar de las adolescentes, donde del 100 por ciento de adolescentes, el 48 por ciento presentó un nivel de funcionamiento familiar medio, el 34 por ciento un nivel de funcionamiento familiar bajo y el 18 por ciento presentó un nivel de funcionamiento familiar alto.. Al comparar los resultados obtenidos, existen investigaciones cuyos resultados son similares con los resultados encontrados, tales como: Garay, Mayta y Paredes (2018), en el estudio Funcionalidad familiar y embarazo en adolescentes que acuden al Hospital Felix Mayorca Soto De Tarma 2017, reportan que el 45 por ciento de las adolescentes presento funcionamiento familiar medio, el 37,5 por ciento funcionamiento bajo y el 17,5 por ciento funcionamiento familiar alto.. Asimismo, Carranza y Vera (2016), en el estudio Funcionamiento familiar en adolescentes gestantes del Centro de Salud Otuzco y del Centro de Salud Simón Bolívar, Cajamarca 2016, reportan que el 76 por ciento presento un funcionamiento familiar de rango medio, el 16 por ciento rango extremo y el 7,8 por ciento rango balanceado. Del mismo modo, Castellón (2014), en su estudio Caracterización de la funcionalidad familiar en adolescentes gestantes en una comunidad urbana del Municipio de Malambo, Atlántico, Colombia, reporta que el 63,75 por ciento presento un nivel de funcionalidad familiar medio, un 23,75 por ciento funcionalidad alta y un 12.5 por ciento funcionalidad familiar bajo.. 42.

Figure

Tabla 1: Distribución de adolescentes según grado de estudios

Tabla 1:

Distribución de adolescentes según grado de estudios p.81

Referencias

Actualización...