Indicadores de evaluación institucional para programas académicos en línea

125 

Loading.... (view fulltext now)

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Texto completo

(1)Universidad Virtual. Indicadores de Evaluación Institucional para Programas Académicos en Línea. Tesis que para obtener el grado de: Maestría en Administración de Instituciones Educativas con acentuación en Educación Superior. Presenta: Maribel Castañeda Muñoz, A01004373 Asesor tutor: Mtra. Diana Bolaños Alonso Asesor titular: Dr. Juan Manuel Fernández Cárdenas. Tehuacán, Puebla, México. Febrero 2012.

(2) Dedicatorias. A mis padres que con su ejemplo de tenacidad y perseverancia y con una sólida formación moral, me han impulsado para alcanzar las metas que me he propuesto en la vida.. 2.

(3) Agradecimientos Al Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, en especial a la Universidad Virtual, quien me proporcionó los elementos teóricos para mí desarrollo profesional. A la Universidad Pedagógica Nacional Unidad 213 de Tehuacán, Puebla, en especial a su director Lic. Tito Mora Reyes, por todas las facilidades e impulso para el desarrollo no sólo de este estudio, sino de la experiencia práctica que permitió sustentar el proyecto. Al Lic. Manuel Mora Terrazas, coordinador del Comité de Educación, Artes y Humanidades de los Comités Interinstitucionales para la Evaluación de la Educación Superior (CIEES) por el apoyo para contactar a los expertos que fungieron como jueces en este estudio. A mi gran amigo Octavio Raúl Loza González, Coordinador de Posgrados y al Mtro. Víctor Hugo Castro Trinidad, Director Académico, de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla campus Tehuacán, por su asesoría y apoyo.. 3.

(4) Resumen. Este documento presenta los hallazgos principales de un trabajo de investigación dirigido al desarrollo de un conjunto de indicadores para la evaluación de un programa académico en línea. La revisión de una serie de metodologías y sistemas de indicadores de organismos evaluadores y acreditadores de la educación superior en México, propician el interés por desarrollar indicadores de evaluación para programas académicos en línea, dado que se encontró un vacío en este rubro en el análisis de las metodologías señaladas. Asimismo la expansión de la educación virtual o en línea, motiva la necesidad de crear sistemas de indicadores que den cuenta de los resultados de los programas académicos en esta modalidad. Para el desarrollo de los indicadores, se revisó la literatura al respecto y se propuso un primer listado, para posteriormente evaluar este sistema de indicadores por parte de expertos en el área, considerando cuatro dimensiones: claridad, utilidad, relevancia y viabilidad de cada indicador; para concluir finalmente con un listado de indicadores producto de la revisión de la literatura y la opinión de los jueces expertos. Los hallazgos constituyen un primer acercamiento al objeto estudio, considerándose áreas para profundizar, por ejemplo la metodología a seguir para la construcción de indicadores y las variables en el desarrollo de programas académicos en línea dada la diversidad de Instituciones de Educación Superior en México, por lo que se presentan dichas áreas de oportunidad para futuras investigaciones.. 4.

(5) Tabla de Contenidos Resumen. 4. Introducción. 8. Capítulo 1 Planteamiento del Problema Antecedentes. 11. Definición o Planteamiento del Problema. 14. Objetivos. 16. Justificación. 17. Limitaciones del Estudio. 19. Capítulo 2 Marco Teórico Elementos Relacionados con la Educación a Distancia. 21. Marcos de Referencia para la Evaluación de Programas Académicos en Línea. 35. Construcción de Indicadores en la Evaluación Educativa. 45. Capítulo 3 Metodología El enfoque de la Investigación. 53. Participantes. 56. Instrumentos. 59. Procedimiento de la Investigación. 61. Estrategia de Análisis de Datos. 63. Capítulo 4 Resultados Resultados del Instrumento para la Evaluación de Indicadores. 65. Resultados de las Entrevistas. 81. Discusión de resultados por indicador. 87. 5.

(6) Capítulo 5 Conclusiones Listado final de indicadores. 98. Discusión de los resultados. 102. Validez Interna. 103. Alcances y Limitaciones. 105. Implicaciones Educativas. 106. Sugerencias para estudios futuros. 109. Conclusión. 111. Apéndices. 113. Referencias. 121. Curriculum Vitae. 126. 6.

(7) Índice de Tablas Tabla 1. Categorías, criterios y subcriterios del Marco de Referencia del PNPC.. 40. Tabla 2. Opinión promedio de los jueces sobre los indicadores para cada dimensión propuesta.. 66. Tabla 3. Opinión que más se repite sobre cada indicador de acuerdo a las dimensiones. 73. Tabla 4. Categorización de comentarios con respecto a algunos indicadores. 79. Tabla 5. Discusión de resultados por indicadores.. 88. Tabla 6. Listado final de indicadores.. 98. 7.

(8) Introducción. El presente estudio de corte descriptivo cualitativo tiene como objetivo construir un sistema de indicadores que permitan evaluar un programa académico ofertado en la modalidad en línea, particularmente programas ofertados en Educación Superior. La revisión de la literatura, en particular algunos sistemas de indicadores para evaluar programas académicos, y algunas experiencias del autor con respecto a la evaluación de programas académicos, motivan el interés por el desarrollo de un sistema de indicadores para evaluar programas académicos no presenciales, que se ofertan en la modalidad e-learning o en línea, dado que se encontró que la evaluación de dichos programas no es aún una constante al menos en México, donde los principales organismos acreditadores de la educación superior, como aquellos regidos por el Consejo para la Acreditación de la Educación Superior (COPAES), no contemplan dentro de sus metodologías, la evaluación de este tipo de programas. Por otra parte, la revisión de la literatura da cuenta de la expansión de la educación en línea, por lo que se aprecia la necesidad de contar con instrumentos de evaluación que permitan retroalimentar el desarrollo de los programas académicos ofertados en esta modalidad, en aras de asegurar la calidad del proceso formativo. Estos planteamientos configuran el interés por desarrollar un sistema de indicadores como base para la evaluación de un programa académico en línea,. 8.

(9) considerando las diferencias que puedan existir frente a los programas ofertados presencialmente. Por otro lado, se enfatiza la necesidad de contar con dicho sistema de indicadores, como un medio de asegurar que la evaluación se realice con fundamento en información confiable y objetiva y que dicho proceso de evaluación sea viable y más accesible al contar con indicadores claros de lo que debe evaluarse. El desarrollo del sistema de indicadores contempla su aplicación para aquel contexto donde se oferte un programa académico en línea, sin embargo se tomó como referencia en este estudio, la necesidad de desarrollar un sistema de indicadores considerando la implementación de la modalidad en línea de la Licenciatura en Intervención Educativa en la Universidad Pedagógica Nacional Unidad 213 de Tehuacán. Para la construcción de dicho sistema se llevó a cabo una revisión de la literatura tanto en lo que respecta a los indicadores propuestos por otros sistemas de indicadores para evaluar programas académicos, como en lo referente a la metodología para la construcción de esos sistemas de indicadores. En esta revisión se halló que la metodología para construir indicadores no es suficientemente explícita, incluso las fuentes de información son escasas. Sin embargo la determinación de los indicadores de este estudio, se basó en la propuesta de Martínez (2005), por lo que en primera instancia se propuso un primer listado de indicadores basado en la literatura existente sobre el tema para posteriormente validar este sistema con el apoyo de informantes clave o expertos en el área de la educación en línea.. 9.

(10) Con el apoyo de estos expertos se realizó un listado final de indicadores, basado en la codificación de respuestas sobre sus opiniones; por lo que la estructura general de este estudios se compone de cinco capítulos, en el primero se muestra el planteamiento del problema con respecto al vacío encontrado en lo referente a la construcción de sistemas de indicadores que den cuenta de la Educación en línea, se presentan lo objetivos de manera más amplia y la justificación del estudio. En el capítulo dos se presentan los referentes teóricos que sirvieron de base para la conformación de este estudio; dicho capítulo hace alusión a los sistemas de indicadores encontrados que se aplican en otros contextos para evaluar la educación en línea, así como a los referentes teóricos encontrados sobre la metodología utilizada para la construcción de indicadores. En el capitulo tres se presenta la metodología utilizada en este estudio para la conformación de los indicadores, donde se incluyen los participantes y las fases del estudio, los instrumentos utilizados, así como la codificación y análisis de resultados. En el capítulo cuatro se presentan los principales hallazgos derivados de los instrumentos de investigación utilizados y por último en el capítulo cinco se presentan las conclusiones más importantes del estudio y la perspectiva para otros estudios futuros semejantes.. 10.

(11) Capítulo 1: Planteamiento del Problema Antecedentes El desarrollo de las tecnologías de la información y comunicación (TIC’s) por una parte y la necesidad de encontrar formas alternativas de instrucción a la modalidad presencial, han tenido un impacto profundo en la educación, donde destaca el desarrollo de nuevas vías y formas de instrucción y de enseñanza-aprendizaje. En este sentido, hace varios años aparece la denominada Educación a Distancia, sobre todo en los contextos universitarios. De acuerdo con Casas (1982): El término educación a distancia cubre un amplio espectro de diversas formas de estudio y estrategias educativas, que tienen en común el hecho de que ellas no se cumplen mediante la tradicional contigüidad física continua, de profesores y alumnos en locales especiales para fines educativos; esta nueva forma educativa incluye todos los métodos de enseñanza en los que debido a la separación existente entre estudiantes y profesores, las fases interactiva y pre-activa de la enseñanza son conducidas mediante la palabra impresa y/o elementos mecánicos o electrónicos. En México en particular la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), reportaba en 2003 que casi un 39% de las universidades afiliadas tenía implantada la modalidad de Educación a distancia, y más de un 50% tenía el proyecto para establecerla en los próximos cinco años, (ANUIES, 2003). Por otra parte, la educación a distancia ha recorrido distintas modalidades dependiendo del tipo de medio o tecnología utilizado en el proceso educativo. Taylor (2001) menciona que se ha evolucionado a través de cuatro generaciones, la cuarta de ellas, el modelo de Aprendizaje Flexible, llamado así por su flexibilidad en tiempo, espacio y ritmo, se basa en la transferencia en línea vía Internet, emergiendo ya la quinta generación basada en una mayor explotación de las nuevas tecnologías con el potencial de proveer a los estudiantes con una experiencia pedagógica personalizada.. 11.

(12) La tendencia en esta modalidad educativa se orienta así hacia la instrucción mediante el uso de Internet, con el advenimiento de éste, ha aparecido el llamado aprendizaje en línea o en inglés el llamado e-learning. Rosenberg (2001,pp.28-29).), define el e-learning o aprendizaje electrónico “como el uso de las tecnologías basadas en internet para proporcionar un amplio despliegue de soluciones a fin de mejorar la adquisición de conocimientos y habilidades”, Un caso particular de implementación de la educación a distancia bajo las características de esta quinta generación que menciona Taylor (2001), ha sido la Universidad Pedagógica Nacional, pues en el año 2010 uno de sus principales programas académicos, la Licenciatura en Intervención Educativa, comenzó a ofertarse en línea. Particularmente la Unidad UPN 213 de la ciudad de Tehuacán, Puebla implementó la modalidad en línea de la LIE en el año 2010 que ingresó la primera generación, sin embargo tanto el diseño de los cursos como la plataforma mediante la cual se despliegan los mismos, no son propios de la universidad, y asimismo los profesores no recibieron la capacitación suficiente para el desarrollo de las actividades propias del programa. Cabe señalar que los profesores no tienen experiencia en educación en línea pues la mayor parte de ellos son profesores de educación básica que se han actualizado y capacitado para impartir clases en Educación Superior, sin embargo no se han formado pertinentemente para la educación en línea. Este caso particular, motiva el interés por desarrollar un modelo de indicadores que sirvan como referencia para evaluar un programa académico en línea como el mencionado anteriormente, pues es necesario conocer la forma en la que está operando el programa y si éste está cumpliendo con los propósitos formativos para los que fue creado, teniendo en cuenta los antecedentes mencionados anteriormente. De este modo el propósito de este estudio se orienta hacia el diseño de un sistema de indicadores que sirva como referencia para la toma de decisiones de un programa como este, pero que pueda eventualmente aplicarse a otros contextos y programas.. 12.

(13) Estos planteamientos configuran la tendencia en aumento de la instrucción en línea, por lo que al igual que en otras modalidades de educación, aparece la necesidad de confirmar si los actuales programas académicos que se ofertan en esta modalidad especialmente en el nivel superior, poseen la calidad necesaria a fin de cumplir los objetivos para los que han sido diseñados. De acuerdo con Franklin, Peat, Lewis & Sims, (2001) aún tenemos mucho que aprender acerca de los ambientes de aprendizaje en línea, como lo han demostrado los estudios llevados a cabo, para conocer los impactos positivos y negativos en términos de efectividad y alcance de los objetivos. Asimismo Sims, Dobbs y Hand (2002) mencionan que es aún más crítico que los proyectos de aprendizaje en línea implementen procesos de control de calidad para asegurarse de que los estudiantes son capaces de participar en un discurso colaborativo efectivo. A este respecto y para poder implementar medidas que aseguren el control de la calidad de este tipo de enseñanza, es necesario emplear la evaluación de los mismos, sin embargo cualquier evaluación precisa primero de indicadores para poder llevarla a cabo, por lo que el primer esfuerzo en la consecución de la calidad de los programas académicos ofertados en línea, lo constituye la construcción de indicadores que den cuenta de los principales procesos para el logro del éxito académico y de la calidad de los mismos. En las dos últimas décadas se ha puesto un especial énfasis en la calidad de los servicios proporcionados en la educación superior, sin embargo en lo referente a los programas académicos en línea aún existen vacíos pues en México en particular, los modelos e iniciativas de evaluación de los programas académicos de nivel superior ofertados en línea, son escasos y no han permeado aún los programas institucionales de acreditación, prueba de ello lo constituye el hecho de que el Consejo para la Acreditación de la Educación Superior (COPAES), no presenta aún alguna iniciativa que incluya la evaluación y acreditación de programas académicos en línea, (COPAES, 2010). 13.

(14) Por otra parte, Auki y Pogroszewski, (1998), en ANUIES (s.f.), mencionan que para crear un medio ambiente exitoso para el aprendizaje a distancia, son necesarios varios servicios de apoyo a estudiantes y miembros de la facultad, mismos que son incorporados, en un plan integral de universidad virtual. Estos planteamientos llevan a destacar el hecho de que para evaluar programas académicos en línea deben desarrollarse indicadores que tomen en cuenta elementos no solamente del programa de formación tales como el currículo, la evaluación del proceso enseñanza-aprendizaje, sino que deben incorporarse los recursos tecnológicos pero sobre todo aquellos relacionados con el soporte institucional para la operación del programa, por ejemplo la manera en que se inserta el programa en línea con los objetivos académicos institucionales, así como la infraestructura humana y financiera. De esta manera es necesario desarrollar indicadores de evaluación de programas académicos en línea, con la característica de ser integrales, esto es tomando en cuenta todos los elementos relevantes para la operación y calidad del programa y conectando los resultados de la evaluación con los procesos de planeación que aseguren la continuidad y mejoramiento del programa.. Definición o Planteamiento del Problema Teniendo en cuenta la tendencia al aumento del e-learning, se desprende la necesidad de desarrollar indicadores de evaluación de los programas académicos que se ofertan en línea, para conocer los resultados de los mismos y como una forma de retroalimentación sobre el mismo programa y la calidad de los servicios prestados, en un contexto donde el concepto de calidad ha tomado fuerza en los últimos años. Si bien el aprendizaje en línea ha aumentado considerablemente en los últimos años, el estado del arte de la construcción de indicadores para evaluar este tipo de instrucción se encuentra aún en desarrollo sobre todo en aquellos contextos institucionales donde la implementación de los programas académicos en línea es apenas reciente. 14.

(15) Martínez (2005) menciona que la metodología para diseñar indicadores educativos no está suficientemente sistematizada o codificada, pero sobre todo para su construcción debe seguirse una metodología específica, que también varía dependiendo del fenómeno educativo que se quiera evaluar y del contexto en el que se lleve a cabo la evaluación educativa. En este sentido es necesario contar con indicadores específicos para evaluar un programa ofertado en línea teniendo en cuenta sus particularidades y el contexto en el que se va a llevar a cabo la evaluación, pues se requiere retroalimentación sobre el mismo programa pero a su vez como lo menciona la UNESCO los datos estadísticos comparativos y los indicadores son indispensables en el contexto de una tendencia prevaleciente hacia la globalización (UNESCO, 2001) Estos planteamientos configuran el interés por conocer cuáles son los indicadores pertinentes para evaluar un programa académico en línea en términos de su calidad. De ahí surge el interés por desarrollar una propuesta de indicadores de evaluación, tomando como referencia un caso en particular de implementación de la modalidad en línea en el aprendizaje, como lo es la Universidad Pedagógica Nacional (UPN) quien desde sus inicios ha llevado a cabo actividades académicas en donde la educación a distancia ha estado presente, transitando por diversas modalidades, hasta culminar en la cuarta y quinta generación de lo planteado por Taylor, (2001). En particular en la Unidad 213 de la UPN, comenzó a operar a partir del año 2010, la Licenciatura en Intervención Educativa (LIE), en la modalidad en línea. . Estos elementos llevan a plantear la necesidad de desarrollar e implementar indicadores de evaluación de la modalidad en línea de la LIE, que permitan retroalimentar la operación del programa, para conocer si este es viable, si los servicios ofrecidos son los adecuados y si existen las condiciones necesarias para el desarrollo de esta modalidad de enseñanza. Para efectuar procesos de evaluación de los programas académicos en línea es necesario entonces construir los indicadores pertinentes, por lo que se propone realizar una investigación que dé cuenta de cuáles son los indicadores pertinentes para evaluar un 15.

(16) programa académico en línea, tomando como referencia las prácticas llevadas a cabo en otras universidades, así como las que se llevan a cabo a nivel internacional por organismos especializados en la materia. Por estos motivos este proyecto de investigación pretende dar respuesta a las siguientes interrogantes:  ¿Cuáles son los indicadores necesarios para evaluar un programa académico en línea  ¿Cuáles son las condiciones de infraestructura tecnológica, física, financiera y humana, para llevar a cabo la operación del programa educativo en esta modalidad? Objetivos Objetivo General Desarrollar un sistema de indicadores de evaluación para un programa académico modalidad en línea, que sirva para la toma de decisiones y gestión que asegure la operación del programa con estándares de calidad, en particular para la LIE en línea en la unidad 213 de la UPN.. Objetivos Específicos Definir las áreas prioritarias del programa a ser evaluadas, en función de la pertinencia de la información para la operación del programa. Construir un sistema de indicadores de evaluación con base en el sistema de información.. 16.

(17) Justificación Cómo se mencionó anteriormente, aunque brindar cursos es el elemento central de una modalidad en línea o virtual, no es el único elemento, pues para poder operar un programa de esta naturaleza como en cualquier otro se requiere una infraestructura de soporte al mismo, que pasa desde la asignación de un presupuesto para el programa, contar con un profesorado asignado, el cual también debe cumplir ciertos criterios de formación y experiencia profesional, es necesario el diseño mismo de los cursos, que no puede darse sin antes contar con un modelo educativo e intenciones pedagógicas claras, que a su vez se inscriban en la misión y visión institucionales de la universidad que desarrolla esta modalidad. Son necesarios también los servicios administrativos de apoyo a estudiantes y profesores que garanticen la legalidad de los servicios educativos prestados y por supuesto contar con la infraestructura tecnológica para poder operar el programa, que no solo contempla la plataforma educativa y sus características que hagan más eficiente y amigable la operación del curso, sino los demás requerimientos tecnológicos como la conectividad, servidores, expertos en tecnología, etc. De estos planteamientos se desprende que las modalidades en línea no pueden soslayarse de la operación institucional como tal, son parte de la misma organización y como tal comparten sus procesos académicos, administrativos y de gestión. De ahí que cuando se evalúa un programa, no solamente debe contemplarse el aspecto curricular formativo de los estudiantes, sino todo aquello que está detrás de la operación de ese programa. Asimismo como lo menciona Valenzuela (2004) es necesario desarrollar modelos de evaluación que permitan a los directivos de una institución tomar decisiones respecto de los programas y modalidades educativas que se brindan en la institución, pues aunque estos son la razón de ser de las instituciones educativas, no se pueden llevar a cabo sin los procesos de apoyo necesarios.. 17.

(18) Por este motivo, es necesario dar un salto de la mera evaluación curricular en ambientes de aprendizaje en línea, a la evaluación de la institución para operar el programa, que contemple lo ya mencionado, infraestructura humana, tecnológica, financiera, física y los procesos y procedimientos académicos, administrativos y de gestión que permitan poner en marcha ese programa y no solo mantenerlo, reestructurarlo si es necesario, y para ello debe contarse con información apropiada producto de evaluaciones sistemáticas y continuas que formen parte de la gestión de la institución. Por otra parte, según datos de la Secretaría de Educación Pública, la cifra aproximada de población en programas abiertos y semiescolarizados alcanzó los 813312 alumnos, donde destaca que la mayor parte de esta población se encuentra en el nivel de bachillerato, (SEP, 2008). Estos datos configuran la tendencia en aumento de la educación en línea tanto en lo referente a licenciaturas y posgrados, como en los cursos de formación continua y capacitación para el trabajo. Por estos motivos es necesario plantear más iniciativas de investigación sobre la calidad de estos programas, tanto en la experiencia educativa propiamente dicha, esto es el rendimiento de los alumnos en este tipo de educación, así como de las características que pueden presentar las instituciones educativas para hacer frente al reto de desarrollar la educación a distancia. Estas investigaciones deben estar dirigidas tanto a las instituciones que ya están funcionando bajo esta modalidad, así como a preparar el terreno para aquellas que decidan emprender este tipo de instrucción. La investigación que se plantea en este documento pretende estudiar y conocer los factores institucionales asociados a la puesta en marcha de la educación en línea, mediante el desarrollo de indicadores de evaluación que provean a la institución de información sistematizada para la toma de decisiones respecto de los programas educativos en esta modalidad, y que como caso de estudio pueda servir de ejemplo o referencia para otras instituciones que emprendan también este tipo de programas. 18.

(19) Para llevar a cabo los propósitos de esta investigación será necesario tomar como referencia las iniciativas de estandarización de los criterios de evaluación de los programas en línea, que se desarrollan en otros contextos especializados, pero a su vez estudiar en profundidad las particularidades de cada institución para la operación de este tipo de programas. Limitaciones del Estudio El fenómeno abordado por esta investigación es muy complejo, por lo que como en cualquier otro estudio, existen limitaciones respecto de sus objetivos y alcances. La primera limitación de este estudio está relacionada con su modalidad, pues al ser un estudio de corte cualitativo los resultados arrojados podrán tomarse como referencia pero no generalizarse como tal a otros contextos. Asimismo en cuanto a los límites temporales, este estudio es de corte transversal por lo que se llevará a cabo la investigación en un tiempo determinado. Aunado a ello, este estudio pretende investigar los principales indicadores relevantes para llevar a cabo la evaluación del programa académico mencionado, pero no se trata de una evaluación como tal de un programa educativo, sino de la sistematización de la información relevante para llevar a cabo la evaluación, la cual constituirá posteriormente el resultado de la construcción de estos indicadores. Asimismo es necesario tomar en cuenta que la dinámica del contexto educativo es tal que exige una continua evaluación y reevaluación de sus supuestos, en este sentido, el desarrollo de indicadores de evaluación de un programa educativo necesariamente debe tomar en cuenta los principales supuestos y tendencias educativas del contexto y de la misma institución. En este sentido, debido a que estos supuestos y tendencias pueden cambiar es muy probable que los indicadores de evaluación acordes con ello deban cambiar también por lo que debe considerarse en este estudio la probable temporalidad en cuanto a la vigencia de estos indicadores, que posiblemente tendrán que reevaluarse y verificarse posteriormente.. 19.

(20) Aún con lo planteado, en todo caso el valor de esta investigación reside en servir como referente para la evaluación de los resultados de calidad del programa educativo mencionado.. 20.

(21) Capítulo 2: Marco Teórico Elementos Relacionados con la Educación a Distancia Modalidad en Línea En este apartado se presentan una serie de elementos que según los autores consultados se deben tener en cuenta cuando se habla de educación a distancia. En primer lugar se destaca nuevamente la importancia del aprendizaje mediado por la tecnología o e-larning, pues para Peters (2002), citado en Rizo (2006), la razón principal del creciente interés en la educación a distancia, se debe a los avances que se están dando en las telecomunicaciones, los cuales hacen posible una serie de ventajas logísticas y pedagógicas, entre las que menciona: entrega rápida de información a cualquier hora y en todas partes, gran posibilidad para el aprendizaje autónomo, mayor interactividad, orientación hacia el alumno e individualización.. De esta manera los ambientes virtuales demandan de acuerdo a Herrera, (2003), citado en Rizo (2006): a) Un ambiente socioconstructivista, centrado en el alumno y centrado en los medios b) Un acceso a gran variedad de fuentes de información c) Puntualizar la responsabilidad y el compromiso de los alumnos d) Fomentar el autoaprendizaje e) Propiciar un cambio en los roles de los maestros (colaborador, guía, facilitador, planificador) f) La promoción de aprendizajes significativos: aprender a ser, aprender a hacer, aprender a aprender y aprender a convivir. 21.

(22) Ahora bien existen algunos elementos muy puntuales que caracterizan la educación a distancia o en línea y que deben ser tenidos en cuenta en cualquier propuesta que se haga con referencia a esta modalidad educativa.. Elementos Relacionados con el Centro o Institución Educativa. Sosa (2006) encontró que la institución educativa, requiere del empleo de la administración para un adecuado funcionamiento organizacional que garantice su desarrollo y crecimiento, razón por la cual, es necesario sustentar su creación en un modelo estructural de planeación que ofrezca certeza a las acciones presentes y futuras en un periodo previamente establecido. En este sentido y utilizando como referencia la creación de un centro de educación a distancia, propone utilizar la planeación estratégica como un elemento fundamental de soporte de las actividades de educación a distancia, propone entonces: 1.-Revisar y ajustar las estrategias, con la finalidad de diseñar y establecer un programa de planeación que proporcione una guía de acción para el personal involucrado (autoridades, docente y usuarios); estableciendo objetivos, metas, estrategias y procedimientos que favorezcan el aprovechamiento de los recursos técnicos, humanos y materiales a su disposición, para reafirmar las fortalezas de la institución, disminuir sus debilidades, generar oportunidades y evitar las amenazas que el tiempo trae consigo, e incluso, ir un paso más allá al buscar cómo dar lugar a un futuro deseado y crear formas innovadoras de acción en un campo tan competitivo como lo es la educación. 2.-Utilización de la información disponible; al respecto se plantea la necesidad de utilizar la información obtenida producto de la aplicación de encuestas y entrevistas, teniendo 22.

(23) cono sustento el análisis FODA aplicado en la institución, el cual, muestra las condiciones en que opera el centro educativo; mismas que pueden retomarse como referencia comparativa para saber si los objetivos propuestos de manera inicial a la fecha se han realizado y, si los propósitos realmente cumplen las expectativas de la institución. 3.-Establecer una planeación estratégica, entendiendo el concepto de estrategia como el desarrollo y aprovechamiento de la capacidad interna para enfrentar distintos retos; como respuesta o anticipación a los cambios del medio ambiente; como la visión de largo plazo o como el reto que resulta de preguntar ¿En qué lugar estamos? y ¿En qué lugar deberíamos estar?. Por su parte Alva (2006) en un estudio sobre la adopción de una modalidad de educación a distancia en un centro educativo, subraya la necesidad de que los docentes deben ser actores, motores y promotores de los procesos de cambio y no limitarse a ser sólo ejecutores de procesos dirigidos desde arriba. Un cambio dirigido desde arriba y no planeado considerando las necesidades de los docentes, está destinado a la resistencia, situación que si bien puede ser reforzadora en el proceso, bien puede ser motivo de que se venga a bajo si la planeación no es bien elaborada o si el cambio no es lo suficientemente flexible para resistir los embates de la resistencia y de los inesperados del proceso.. Asimismo señala la necesidad de un cambio de forma y no de fondo, ya que cuando se adopta un esquema de educación a distancia o en línea, además de que los docentes deben adquirir nuevas destrezas en el manejo de los recursos tecnológicos, se enfrentan a un currículo para ellos desconocido y al cual primero es necesario conocer y 23.

(24) entender para poder dimensionarlo en el contexto del cambio de modalidad educativa y adquirir de igual forma, los conocimientos que les permita hacer frente a este. Fullan y Stiegelbauer (2000) en Alva (2006) mencionan la necesidad de que los actores, más aún, los encargados de llevar a la práctica el cambio, sean partícipes de su planeación, ya que si los actores son partícipes en la elaboración de la planeación, éstos se verán comprometidos con el cambio.. Elementos Relacionados con las Habilidades y Características del Aprendiz. En la investigación realizada por Rizo (2006) se encontró que algunos de los factores principales que influyen en el desempeño en cursos de posgrado en la modalidad en línea son: tener buenas competencias para manejar las herramientas tecnológicas, administrar bien el tiempo, la motivación y el propio interés por aprender, buen diseño instruccional del curso y que, tanto alumnos como tutores asuman su responsabilidad y los nuevos roles que el formato virtual demanda. En particular respecto de las características de los aprendices se debe tener en cuenta que generalmente para aprendices adultos, mayores de 35 años, que no crecieron con las nuevas tecnologías, las computadoras causan ansiedad. Por lo que es importante considerar este factor en las prácticas en línea, además de tener en cuenta la necesidad de prepararse en las habilidades para el nivel del curso, desarrollar un estilo propio de aprendizaje en línea y una interacción efectiva con el grupo (Merril, 2004 ), en Rizo (2006).. 24.

(25) Se enfatiza entonces la necesidad de tomar en cuenta las características y necesidades del aprendiz desde el diseño instruccional de los cursos y en general de los servicios que se ofrecen como parte de la Educación en Línea.. En una investigación realizada por Cañon (2007) sobre los resultados de la impartición de un Diplomado de Maestro Virtual se encontró que se debe tomar en cuenta las características del aprendiz en el proceso educativo, atendiendo características cognitivas, además de buscar estrategias para estimular los conocimientos previos y la construcción de nuevos conocimientos y propiciar motivación; tener en cuenta el aspecto psico-socio-afectivo; la edad, los intereses y el uso adecuado de los medios y tecnologías requeridos para facilitar el aprendizaje de la asignatura, además de reconocer hábitos de estudio y de dominio del Internet.. Rizo (2006) enfatiza los siguientes elementos a tomar en cuenta respecto del aprendiz en un proceso de aprendizaje modalidad en línea: 1) En relación a la habilidad que debe tener el estudiante con la computadora y las herramientas tecnológicas, es de suma importancia que inicie con alto grado de práctica en saber navegar por Internet y usar paquetes de software como el Office, además de saber usar la Plataforma tecnológica a través de la cual se lleva a cabo el curso, y saber hacer búsquedas en la Biblioteca Digital. El conocimiento y dominio de las herramientas tecnológicas dan seguridad al alumno y ésta a su vez incrementa la autonomía del estudiante en línea.. 25.

(26) 2) Evaluar la posibilidad de dar un curso de inducción a los aspirantes, en el que se instruya sobre el manejo de la plataforma tecnológica y la biblioteca digital; y se oriente e informe sobre lo que es el trabajo colaborativo y las características que tiene un ambiente virtual de aprendizaje. 3) Para que el alumno no se sienta tan solo en el proceso de aprendizaje virtual, y ayudar a mejorar el estilo de comunicación en los foros, se recomienda contemplar el siguiente punto: “conocer cómo son físicamente las personas con quienes se está manteniendo un intercambio de conocimientos y experiencias”, porque esto proporcionaría un panorama diferente en la comunicación escrita que se tiene con los compañeros y maestros en los foros.. Elementos Relacionados con las Características y Habilidades de los Docentes o Tutores. Según Ochoa (2006) los profesores son actores determinantes del proceso enseñanza aprendizaje, ya que son facilitadores y planificadores de las experiencias educativas, por lo tanto, necesitan una permanente actualización de sus capacidades. Si quieren enseñar con éxito en el mundo actual, deben adquirir nuevos conocimientos y adoptar nuevos métodos de instrucción que les permitan desarrollar al máximo el potencial de sus alumnos y estimular en ellos habilidades necesarias para adaptarse y vivir en la sociedad actual.. Por su parte Rizo (2006) enfatiza la necesidad de que se evalúen las habilidades que requiere un maestro para ser tutor en el formato virtual, y/o que se le prepare para los 26.

(27) nuevos roles que deberá asumir y desempeñar. Considerando la importancia que tienen sus respuestas a tiempo y de calidad, y la responsabilidad de estar consciente de las necesidades que un estudiante adulto y virtual tiene. Es de gran trascendencia el monitoreo de la participación del maestro en el proceso educativo virtual. Por su parte Chiprés (2006) menciona que la capacitación debe darse por niveles de aprendizaje, puesto que no todos los maestros presentan las mismas deficiencias en el uso de la computadora. El adquirir habilidades tecnológicas permitirá a los docentes trabajar con actividades que hagan uso de la Internet de una manera más relajada y con seguridad en sí mismos en el aula al aprender a utilizar herramientas de comunicación basadas en Internet, tal como el correo electrónico o chats en tiempo real. Además de lo anterior, surge la necesidad de capacitar a los docentes en el diseño de sus planeaciones y avances programáticos incluyendo las estrategias de enseñanza que hagan uso de la Internet así como también capacitarlos en la correcta aplicación de dichas estrategias en sus clases.. Es importante además señalar la importancia de que se capacite a los docentes en el manejo de bases de datos, ya que en la investigación realizada por Legaspi (2006) uno de los principales hallazgo es que los docentes no conocen las bases de datos electrónicas y por lo tanto no las utilizan. Enfatiza la necesidad de capacitar a los docentes en el ámbito de la recuperación de información electrónica, así como realizar estudios comparativos sobre el efecto e impacto en la práctica docente del uso de las bases de datos.. 27.

(28) Elementos Relacionados con el Diseño Instruccional. Bermudez (2007) propone las siguientes sugerencias para el diseño instruccional de cursos a distancia mediados por computadora: • Procurar que exista evidencia dentro de la plataforma tecnológica de todas las interacciones entre alumnos, profesores y contenido, independientemente si estas interacciones son sincrónicas o asincrónicas. El paradigma constructivista considera que las interacciones entre los participantes de un curso con los contenidos del mismo, son de especial importancia para la construcción de aprendizajes significativos (Díaz- Barriga y Hernández, 2001).  Planear distintas modalidades de participación en los foros de discusión, que son de naturaleza asincrónica: (1) Con la participación de docentes o invitados expertos, (2) Sin ninguna participación de docentes o (3) un punto intermedio en donde el o los profesores intervengan esporádicamente como moderadores. Estas modalidades de participación tienen como objetivo promover la existencia de una mayor variedad de tipos de interacción encontrados en las actividades instruccionales evaluadas en el curso.  Planear distintas modalidades de participación sincrónica aprovechando los radio chats, como una valiosa posibilidad de interacción en donde el alumno puede tener respuesta inmediata a sus inquietudes o enriquecer la clase con sus aportaciones y experiencias.  Generar espacios de interacción por grupos de trabajo, en donde quede evidencia de la interacción de los alumnos con su equipo de trabajo. 28.

(29) Por su parte Teeler y Gray, (2002) en Chiprés (2006) mencionan que antes de diseñar una estrategia de enseñanza haciendo uso de la Internet, es necesario definir los objetivos que se quieren alcanzar. Un primer paso consiste en dar respuesta a las siguientes preguntas:  ¿Qué se desea que los alumnos aprendan?  ¿Cuál es la razón para realizar una actividad con la Internet en vez de con otra herramienta? . ¿La actividad será usada también con alumnos de otro nivel?.  ¿Cuánto tiempo se pretende que dure la actividad, una clase, varias clases, todo el año escolar?. Aunado a esto, para lograr una enseñanza efectiva que haga uso de las herramientas que ofrece la Internet se deben considerar estrategias de instrucción que mejoran la experiencia de aprendizaje, tales como el aprendizaje colaborativo, el pensamiento crítico, el aprendizaje significativo, el desarrollo de habilidades individuales, entre otras. (Chiprés, 2006). Por su parte Acuña (2007) habla de las características que deben tener las actividades en línea para que promuevan el aprendizaje significativo, estas son: • Tienen que diseñarse tomando en cuenta los intereses y el contexto de los estudiantes. • Deben contener foros de discusión sobre temas que intereses a los estudiantes. • Asegurar una asistencia técnica de calidad para el diseño instruccional. • Deben contener alternativas para que el estudiante tenga acceso a más información que la que aparece en el curso. 29.

(30) • Es necesario que contengan actividades interactivas en la plataforma que posibiliten al estudiante la toma de decisiones.. Elementos Relacionados con la Plataforma Tecnológica y la Página del Curso. Bermudez (2007) de acuerdo con su investigación presenta una serie de sugerencias para el diseño de la página del curso: Accesibilidad. La información contenida en el curso deberá estar disponible y ser fácil de utilizar por los usuarios, para lo cual es necesario conocer al usuario al que está dirigido y satisfacer sus necesidades de información y preferencias de navegación. Precisión/Validez. La información del curso debe ser cuidadosamente escrita para evitar confusiones o equivocaciones posteriores. Se recomienda cuidar que las fechas y la información relevante no estén confusas o equivocadas. Autoría/Origen. La autoría de la información contenida en el curso deberá ser dada a conocer en todos los segmentos de información, para que los alumnos estén en posibilidad de ampliar información sobre su obra. Claridad. La información deberá estar redactada de forma clara, en segmentos de información cortos de fácil lectura, sin palabras o frases innecesarias o repetitivas, y presentada en un orden lógico, resaltando los aspectos más relevantes, para reducir la saturación de información. Actualidad. La fecha de la última actualización de la información, contenida en el curso, deberá ser dada a conocer en todos los segmentos de información, para que el usuario. 30.

(31) conozca la vigencia de la información; así mismo, para que los administradores del curso hagan las debidas actualizaciones. Profundidad/Alcance. El curso deberá proveer el suficiente detalle de información para cada actividad; así, el alumno tendrá la información completa y estará en posibilidad de realizar sus actividades sin necesidad de ayuda, favoreciendo el autoaprendizaje. Dinamismo. El curso deberá dar opción a los usuarios para manipular la presentación del contenido. Además, la información debe carecer de imágenes estridentes o con movimiento que distraigan la atención y que por consecuencia retarden el acceso a la información, es decir, que hagan más lento el proceso de apertura de una página.. Tapscott (1998), en Ochoa (2006) señala que al utilizar plataformas de aprendizaje basadas en la tecnología, el alumno puede ir paso a paso por el material que esta estudiando, se puede detener y revisar aspectos que no haya entendido o comprendido del todo o simplemente puede pasar rápidamente el material que ya crea dominar, creando fluidez, no solo estudiando los medios, sino utilizándonos para hacer otras cosas.. Por otra parte Según Marqués, (1999) en Ochoa (2006) las páginas Web deben tener 7 elementos pedagógicos básicos para cumplir con los criterios de calidad: adaptabilidad, adaptación al destinatario, ser atractiva, finalidad formativa, flexibilidad e interactividad, proporcionar información y funcionar como un modelo de aprendizaje autónomo.. 31.

(32) Por su parte Guevara (2008) en su investigación encontró que el hecho de apoyar el aprendizaje con dispositivos móviles favorece la independencia y movilidad del estudiante. El aprendizaje apoyado en el uso de dispositivos móviles en una sociedad contemporánea, implica un acercamiento a la sabiduría de la dinámica social incorporando aprendizajes que sirvan para apoyar a los usuarios inmersos en entornos altamente competitivos para producir sabiduría y no simple conocimiento. Esa sería la verdadera utilidad del uso de dispositivos móviles para apoyar los aprendizajes. Por otra parte Bermudez (2007) presenta las sugerencias para el diseño de la interacción de los usuarios con la plataforma tecnológica: Metáfora. Utilizar en lo posible metáforas de navegación que sean ampliamente utilizadas en Internet o tan sencillas que efectivamente puedan ser asimiladas de inmediato por todos los usuarios. Esto reducirá el tiempo que utilicen los alumnos para familiarizarse con la forma de navegación de la página del curso. Navegación. Los usuarios pueden navegar en estructuras de navegación complejas siempre que mantengan una lógica y que no lleven a callejones sin salida (Web Style Guide, 2004). Este esquema de navegación es coincidente con el paradigma constructivista porque permite al alumno explorar libremente los contenidos de su interés, favoreciendo la autoregulación para el aprendizaje, dando a los alumnos la oportunidad de explorar y descubrir la información por sí mismos (National Research Council, 2001). Diseño del contenido. Los documentos del curso deben seguir los lineamientos de la mayoría de la información diseñada para consultarse en Internet, deben ser documentos cortos con información específica relevante que puedan ser leídos sin secuencia, se 32.

(33) recomienda un tamaño máximo equivalente a dos hojas impresas (Web Style Guide, 2004). Facilidades de búsqueda. El curso deberá proveer acceso a la búsqueda unidimensional o múltiple, cuando sea necesario apoyar las actividades del alumno. Facilidad de impresión. Se recomienda añadir una versión para impresión del contenido del curso. Ayuda en línea. Se recomienda que la ayuda en línea para usuarios permanezca siempre visible. Diseño visual. Se recomienda mantener un equilibrio entre la información y la distribución de espacios en blanco, evitando la saturación de información. Se recomienda mantener congruencia en la apariencia de las páginas, utilizando un patrón de uso de tamaños y fuentes permitidas de letra, uso de colores e imágenes que apoyen la sensación de consistencia entre todo el contenido del curso. Consistencia y estándares. Utilizar siempre las mismas palabras, situaciones o acciones para indicar o representar las mismas cosas, para evitar que el usuario se pregunte si diferentes palabras significan lo mismo. Se sugiere también utilizar el mismo modo de navegación de una página a otra, para evitar que el usuario tenga que aprender cómo acceder a la información de cada segmento. Así mismo, conservar una congruencia en el diseño de cada icono utilizado.. Otros Elementos a Tomar en Cuenta Por ultimo y aparte de los elementos anteriormente mencionados se destacan los siguientes: 33.

(34) Chiprés (2006) menciona que para que un proyecto relacionado con el uso de Internet en sus estrategias de enseñanza, logre cumplir sus objetivos, es indispensable que se aplique en espacios que permitan llevar a cabo un proceso de enseñanzaaprendizaje adecuado, para lo cual es necesario tomar en cuenta también aspectos tales como el espacio físico y los recursos humanos y tecnológicos adecuados.. Además es importante construir una comunidad donde el contenido, el currículum y las herramientas sean actuales y relevantes y donde la instrucción se adapte a las necesidades individuales de cada estudiante, cumpliendo así con la visión y necesidades particulares de la institución, Chipres, (2006).. 34.

(35) Marcos de Referencia para la Evaluación de Programas Académicos en Línea Una vez que se ha hablado de las características en general de la educación a distancia y algunos elementos que deben tomarse en cuenta, es necesario referirse a los marcos de referencia existentes para la evaluación de programas académicos en línea, que sirvan como punto de partida y referencia para la construcción de un conjunto de indicadores como el que se propone como parte de este estudio. La Educación a Distancia apareció hace más de dos décadas, en parte motivada por la necesidad de encontrar formar alternativas de instrucción a la modalidad presencial para aquellos usuarios que por sus características no podían asistir a los centros de enseñanza. Este movimiento de educación a distancia ha recorrido distintas fases en las cuales las características del modelo y la vía de instrucción han cambiado. Siguiendo a Taylor (2001), la educación a distancia ha evolucionado a través de cuatro generaciones, la primera, el modelo de correspondencia, basada en la tecnología impresa, la segunda el modelo multimedia, basado en la tecnología impresa, audio y video, la tercera, el modelo de teleaprendizaje, basado en aplicaciones de la tecnología de telecomunicaciones, para proveer oportunidades de comunicación sincrónica, y la cuarta de ellas que se basa en la transferencia en línea vía Internet, emergiendo la quinta generación basada en una mayor explotación de las nuevas tecnologías. Es útil referirse a las características de esta quinta generación en educación a distancia, como marco referencial de lo que constituyen hoy en día los programas académicos en línea. La quinta generación de la educación a distancia es esencialmente una derivación de la cuarta generación que pretende capitalizarse sobre las características de Internet y de la web y se trata de un modelo de aprendizaje flexible e inteligente, Taylor, (2001).. 35.

(36) Sobre las características de este modelo, surge el denominado e-learning o aprendizaje electrónico o en línea, tanto en el contexto de las organizaciones productivas, como una forma de capacitar a su personal, como en el contexto de la educación superior, creándose programas académicos a través de esta modalidad. Rosenberg, (2001, pp.28-29) define el e-learning o aprendizaje electrónico “como el uso de las tecnologías basadas en internet para proporcionar un amplio despliegue de soluciones a fin de mejorar la adquisición de conocimientos y habilidades”, El mismo autor menciona que se deben cumplir tres criterios para poder aplicar correctamente el término:  Que se produzca en red, lo que permite una actualización inmediata, almacenamiento y recuperación, distribución y capacidad de compartir los contenidos y la información.  Que llegue al usuario final a través de un ordenador, utilizando estándares tecnológicos de Internet.  Que esté centrado en la visión más amplia de soluciones para el aprendizaje que van más allá de los paradigmas tradicionales de formación. Por otra parte, en un estudio realizado por la Organización de Estados Iberoamericanos, se menciona que la llegada de Internet y sus múltiples herramientas (correo electrónico, listas de distribución, chat, blogs, news, wikis) dan un nuevo significado y poder a la educación a distancia, generando la posibilidad de enseñar y aprender a través de la red, (OEI, 2009). Ahora bien como se ha hecho patente por estudios realizados, particularmente en México por la ANUIES, se configura la tendencia al aumento de la educación a distancia en la manera enunciada por lo que aparece la necesidad de confirmar si los actuales programas académicos especialmente en educación superior que se ofertan en línea, poseen la calidad necesaria a fin de cumplir los objetivos para los que han sido diseñados.. 36.

(37) Al respecto Rubio (2003) citando a González (2000) menciona que desde su irrupción en el mundo educativo y formativo, el e-learning ha generado importantes expectativas no solo de carácter pedagógico, sino también de carácter social y económico, lo que unido al creciente interés por la calidad educativa en cualquiera de sus manifestaciones y ámbitos, hace que se imponga la necesidad de desarrollar modelos de evaluación adecuados al objeto y a los distintos contextos en los que se produce. Fainholc (2004, p.2) menciona que: Hoy existe una extensa más que intensa proliferación y producción de programas de educación a distancia sin una reflexiva o profunda evaluación de los mismos, por lo cual es necesario imaginar y establecer criterios como filtros para contrastar que son propuestas educativas confiables y de calidad en la práctica.. Por otra parte, la Organización de Estados Iberoamericanos, menciona que en los últimos años ha crecido la educación a distancia, principalmente la Educación Virtual, por lo que esto supone un desafío para el aseguramiento de la calidad, debido a que no existe suficiente normativa en este campo y es necesario establecer parámetros de calidad, tanto en el terreno educativo como en el ámbito tecnológico (OEI, 2009).. Al respecto, existen ya iniciativas que pretenden abordar la evaluación de programas académicos en línea. Sangrá (2001) citado en Rubio (2003) menciona que hasta el momento se puede hablar de dos grandes tendencias en relación a las prácticas para evaluar la calidad de las instituciones y de los proyectos que utilizan el e-learning. Estas tendencias son el enfoque parcial que se centra principalmente en alguno de los siguientes aspectos: la actividad formativa, los materiales de formación, las plataformas tecnológicas y la relación coste/beneficio. Por otra parte en el enfoque global se tiene presente el conjunto total de elementos que intervienen en una solución e-learning. En este enfoque se distinguen dos tendencias: los sistemas de evaluación centrados en modelos y/o normas de calidad estándar y calidad total y los sistemas basados en la práctica del benchmarking que es el proceso que permite a un centro u organización compararse con otro que obtiene resultados excelentes de calidad, con el fin de emularlo. 37.

(38) En este contexto cobran importancia los modelos de evaluación globales, pues si bien es importante evaluar la calidad de la actividad formativa, como lo mencionan Auki y Pogroszewski, (1998), en ANUIES (s.f.), para crear un medio ambiente exitoso para el aprendizaje a distancia, son necesarios varios servicios de apoyo a estudiantes y miembros de la facultad, mismos que son incorporados, en un plan integral de universidad virtual. Por estos motivos surge el interés y la necesidad de investigar en qué medida las Instituciones de Educación Superior (IES) en México, que ofertan educación a distancia en línea, tienen integrados programas institucionales de evaluación con indicadores claros, que permitan conocer tanto si el programa en su totalidad cumple los objetivos para los que ha sido propuesto, como si existe el ambiente institucional adecuado que dé soporte a dicho programa y si existe un medio sistemático de información que permita a las instituciones tomar decisiones al respecto de los programas ofertados y su calidad. En este sentido, Valenzuela y Ramírez (2009) mencionan que en muchas instituciones se llevan a cabo evaluaciones “puntuales”, a veces simplemente para cumplir con registros estadísticos que se le solicitan a la institución; y a veces por un deseo de contar con una acreditación como institución o en alguno de sus programas. Sin embargo estas evaluaciones no se llevan a cabo de una manera continua en que se aprecie un vínculo claro con los procesos de toma de decisiones y de gestión. A este respecto, surge la necesidad de desarrollar modelos de evaluación de los programas de educación en línea, que contemplen indicadores no solo del propio programa, sino a nivel institucional. Algunas razones para el desarrollo de este tipo de modelos son:  En primer lugar y de acuerdo con los autores mencionados, las evaluaciones que se llevan a cabo en ocasiones en las instituciones no están integradas a un modelo de toma de decisiones y gestión.  En segunda instancia, aún existen muchos vacíos que conecten la evaluación de programas en línea, con el soporte adecuado que les brinde la institución 38.

(39)  En tercer lugar, aún los mismos modelos e iniciativas de evaluación de los programas en sí mismos, son escasas aún en el contexto mexicano. En otros contextos, diversas organizaciones se encuentran ya trabajando en esta materia y deben incluirse como referencia para las iniciativas que se desarrollen en México. Un ejemplo de ello es la Southern Association of Colleges and Schools de los Estados Unidos, con larga tradición en la acreditación de instituciones educativas, que propuso en 2000 un documento de las mejores prácticas relacionadas con la evaluación y acreditación de programas en línea, las cuales se dividen en cinco componentes cada uno de los cuales se refiere a un área particular de la actividad institucional relevante para la educación a distancia. Las categorías son: 1. Contexto Institucional y Compromiso 2. Curriculum e Instrucción 3. Apoyo al profesorado 4. Apoyo al estudiante 5. Evaluación y asesoramiento. (SACS, 2000). Dentro de esta misma línea de buena prácticas de la evaluación del e-learning, la Michigan Virtual University ha desarrollado su guía de buenas prácticas y desarrollado los estándares para la calidad de los cursos en línea, agrupados en cuatro categorías: estándares de tecnología, de utilización, de accesibilidad y estándares de diseño instruccional (MVU, 2002). Atendiendo a la diversidad de criterios e indicadores utilizados para evaluar programas académicos en línea, Frydenberg (2002) resume los estándares de calidad publicados para la educación a distancia en los Estados Unidos organizándolos en nueve categorías que son: compromiso institucional, infraestructura tecnológica, servicios al estudiante, diseño instruccional y desarrollo de los cursos, instrucción e instructores, transferencia, finanzas, cumplimiento regulatorio y legal y evaluación del programa. 39.

(40) Una iniciativa de evaluación de la educación a distancia que cobra particular importancia en el contexto latinoamericano, la constituye el Instituto Latinoamericano y del Caribe de Calidad en Educación Superior a Distancia, (CALED) que se constituyó en 2005, y que tiene entre sus objetivos desarrollar las bases para un sistema de acreditación y estándares de calidad para programas de educación superior a distancia en América Latina y el Caribe. El CALED propone un conjunto de indicadores de evaluación divididos en procesos facilitadores como el liderazgo y estilo de gestión, política y estrategia, desarrollo de las personas, recursos y alianzas, destinatarios y procesos educativos; y por otra parte resultados, de destinatarios y procesos educativos, resultados del desarrollo de las personas, resultados de sociedad y resultados globales, (CALED, 2009). En el contexto mexicano, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) recientemente publicó una convocatoria (enero 2011) para la integración de los posgrados a distancia dentro del Padrón Nacional de Posgrados de Calidad; por lo que constituye una referencia importante en cuanto a los indicadores deseables a evaluar y que deberá tomarse en cuenta para el desarrollo de un modelo de indicadores de evaluación institucional para programas académicos en línea. El marco de referencia para la evaluación de los programas de posgrado considera las siguientes categorías y criterios: Tabla 1 Categorías, criterios y subcriterios del Marco de Referencia del PNPC (CONACYT, 2011). Marco de Referencia Categoría 1) Estructura del Programa. Criterio. Subcriterio. 1. Plan de Estudios. 1.1 Justificación del Programa 1.2 Objetivos y metas 1.3 Perfil de ingreso 1.4 Perfil de egreso 1.5 Congruencia del plan de estudios. 40.

(41) 1.6 Mapa curricular 1.7 Actualización del plan de estudios 1.8 Opciones de graduación 1.9 Idioma 2. Proceso de enseñanzaaprendizaje. 2.1 Flexibilidad curricular 2.2 Evaluación del desempeño académicos de los estudiantes. 2) Estudiantes. 3.. Ingreso de estudiantes. 3.1 Selección de estudiantes. 4. Trayectoria escolar 5.. Movilidad de estudiantes. 5.1 Becas mixtas 5.2 Co-dirección de tesis 5.3 Cursos con valor curricular 5.4 Participación en eventos académicos. 6. Tutorías y/o asesorías 7. Dedicación exclusiva de los estudiantes al programa 3) Personal académico. 8. Núcleo académico básico. 9. Líneas de generación y/o aplicación del conocimiento. 8.1. Perfil del núcleo académico básico. 8.2. Tiempo de dedicación. 8.3. Distinciones académicas. 8.4. Organización académica. 8.5. Programa de superación. 8.6. Evaluación del personal académico. 9.1 Congruencia de las líneas de generación y/o aplicación del conocimiento 9.2 Participación de los estudiantes. 4) Infraestructura. 10. Espacios y equipamiento 11. Laboratorios y talleres. 10.1. Aulas. 10.2. Espacios para profesores y estudiantes. 11.1. Espacios, equipos y servicios. 11.2. Materiales y suministros. 41.

(42) 12. Información y documentación 13. Tecnologías de Información y Comunicación. 5) Resultados. 14. Trascendencia, cobertura y evolución del programa. 15. Pertinencia del programa 16. Efectividad del posgrado 17. Contribución al conocimiento. 6) Cooperación con otros actores de la sociedad. 18. Vinculación. 19. Financiamiento. 11.3. Programación y utilización. 12.1. Biblioteca e instalaciones. 12.2. Acervos y servicios. 13.1. Equipo e instalaciones. 13.2. Redes. 13.3. Atención y servicios. 14.1. Alcance y tendencia de los resultados del programa. 14.2. Cobertura del programa. 14.3. Evolución del Programa. 15.1. Satisfacción de los egresados. 15.2. Proyección. 16.1. Eficiencia terminal y de graduación. 17.1. Investigación y desarrollo. 17.2. Tecnología e innovación. 17.3. Dirección de tesis. 17.4. Publicación de resultados. 17.5. Participación de estudiantes y profesores en encuentros académicos. 17.6. Retroalimentación de la investigación y/o del trabajo profesional al programa. 18.1. Beneficios. 18.2. Cooperación académica. 19.1. Recursos aplicados a la vinculación. 19.2. Ingresos extraordinarios. Plan de Mejora. Por último respecto de las iniciativas de evaluación y los indicadores utilizados para evaluar la educación a distancia, como marco referencial para la construcción de indicadores pertinentes para evaluar la LIE en la UPN 213, se toma en cuenta la 42.

(43) metodología utilizada por los Comités Interinstitucionales para la Evaluación de la Educación Superior, (CIEES) de México, quien lleva a cabo evaluaciones de programas académicos de nivel superior. La metodología de CIEES incluye 11 categorías de indicadores para programas académicos en línea. Las categorías son:  Normatividad y políticas generales.  Planeación-evaluación  Modelo educativo y plan de estudios  Alumnos  Personal académico  Servicios de apoyo a los estudiantes  Instalaciones, equipo y servicios  Trascendencia del programa  Productividad académica Docencia Investigación . Vinculación con los sectores de la sociedad.  Aplicación de la plataforma tecnológica En este marco cobra importancia la última categoría de aplicación de la plataforma tecnológica, pues es la que reúne los indicadores de evaluación propios del proceso de enseñanza y aprendizaje en línea. Los indicadores que toma en cuenta la categoría de aplicación de la plataforma tecnológica son: 43.

(44) . Portal. . Introducción al programa educativo. . Curso de inducción a la plataforma tecnológica. . Objetivos. . Redacción y Presentación. . Diseño de la Interfaz. . Uso de la Interfaz. . Efectividad del diseño de la interfaz. . Herramientas de interacción y colaboración. . Actividades de aprendizaje. . Evaluaciones en línea. . Fuentes de Información. . Retroalimentación a los estudiantes. . Ayuda operacional. . Ingreso subsecuente al curso. Ahora bien, dentro de la propuesta que se enmarca en este documento, se encuentra precisamente la construcción de indicadores de evaluación de los programas académicos en línea a nivel institucional, esto es, se pretende dar cuenta de los factores institucionales asociados a la operación del programa y la forma de sistematizar la información respecto de los resultados del mismo, que sirva para la toma de decisiones y gestión a nivel institucional en relación al mismo programa.. 44.

(45) Para llevar a efecto la construcción de indicadores es necesario por tanto, referirse a la metodología necesaria y al estado del arte de la construcción de indicadores en la evaluación educativa, como guía referencial para el desarrollo de esta propuesta. En el siguiente apartado se abordarán algunas iniciativas de construcción de indicadores para evaluar la educación superior, que sirven como marco referencial. Construcción de Indicadores en la Evaluación Educativa Antes de referirse a la metodología para la construcción de indicadores educativos es necesario definir lo que constituye este término. Según Wyatt (1999) en Martínez (2005) un indicador es una estadística sintética (summary) sobre el estado actual de un sistema educativo. En este sentido, en el ámbito educativo, un indicador servirá para proporcionar un indicio sobre algún aspecto relevante del proceso educativo que pretenda evaluarse. Por otra parte, el Special Study Panel on Indicators (1991) define un indicador como una estadística que mide el bienestar colectivo y destaca la utilidad de los mismos ya que a diferencia de otras estadísticas, un indicador debe ser relevante para la toma de decisiones, en función de ciertos problemas; debe ofrecer información sobre un rasgo significativo del sistema al que se refiere y generalmente incluye algún estándar contra el cual pueda juzgarse si hay progreso o retroceso. En este contexto es útil referirse a lo indicado por Martínez (2005) para quien el uso de indicadores se relaciona con un esfuerzo por concretar nociones abstractas o por cuantificar lo cualitativo, ya que el término indicador es parte de la trilogía del proceso de operacionalización: variables, dimensiones e indicadores. El autor menciona que hay muchas variables en el ámbito educativo que no pueden medirse directamente y deben encontrarse sustitutos o indicadores de ellas. De acuerdo con el mismo autor, la metodología para diseñar indicadores educativos no está suficientemente sistematizada o codificada y además es necesario tomar en cuenta que ningún indicador puede ofrecer una imagen suficientemente amplia. 45.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...