Algo desde el punto de vista de los juristas

11 

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Texto completo

(1)

ALGO DESDE EL PUNTO

DE VISTA

DE LOS JURISTAS

1

Supongael lector lo siguiente:ustedva a la tienda de comestiblesy pone allí una grabadora en la cual se registra la conversaciónque se transcribe a continuación:

"Buenos'días, señor Müller. -Buenos días, señor Schmidt. -¿Tiene us-ted arenquesrellenos?-Sí, a .25centavospor pieza.-Por favor,envuélvame usted10. Tengo sólo un billete de $10.00.-No importa, puedo

cambiár-selo: aquí tiene usted 7 pesos COn50 centavosY sus arenques.-Muchas gracias,señor Müller, buenosdías. -Buenos días, señor Schmidt."

Despuésseva usteda su casay examina o analiza lo que quedógrabado. Primera pregunta:¿negaríausted (comolo hizo Leibniz en su doctrina de las mónadas)la realidad de las relaciones?

Creo que estosería apenasconcebible. La grabación prueba la realidad de una relación entre el que habla y el que oye.

El hecho de que uno no pueda ver las ondas acústicasno cambia nada en la realidad de esteasunto. Se habría podido, también,filmarel pago del dineroy la entregade los arenques.Entonces,difícilmente, se podría dudar de la realidad del movimiento (comoZenón), aunque los pedazosde pelícu-la sólo permiten ver pelícu-las diferentesetapas en el proceso del movimiento,y no el movimientomismo.

Ahora bien, afirmo que' toda teoría jurídica habría sido mucho más sencilla si desde hace .2000 años se hubiera poseido una grabadoray un

rollo de película.

Segunda pregunta: ¿Impugnaría usted el carácter de realidad, de ser, del Derecho?

Esto no podemoshacerlo. En mi opinión, aquella audición proporcio-nada por la grabadora prueba el carácter de realidad, o de ser, de una compraventaal contado.

La cinta es la copia fiel de la compraventa;y cuando yo transcribo sus palabras,obtengola copia fiel de la situación.

El texto escrito es un auténtico documentojurídico, un protocolo. La películay la cinta magnéticapodría considerárselascomo un docu-mento natural, como un docudocu-mentoproporcionado por componentesfísicos. El desarrollode una teoría jurídica científica resultaría muy dificultado a travésde la historia por el hecho de que nosotrosno podemosver el

moví-• .• [ 226 ]. "

(2)

EL PUNTO DE VISTA DE LOS JURISTAS

miento ni el sonido,y de que no poseemoscasi nunca documentoso testimo-nios naturales o físicos de las formas de aparición o presentacióndel De-recho.

Los documentosjurídicos tales como la demanda,la contestacióna la demanda,la sentencia,el protocoloy la ley,son habitualmentelos hechos que resultan más próximos a la realidad jurídica, y que nos proporcionan más a menudo nuestro conocimientode primera mano de ella.

En esos documentosvive el Derecho,y podemos conocer mucho me-diante ellos,y todavíaaprendermucho más de ellos.

Si el Derecho fuesealgo que viviera en nuestro corazóno que estuviese escrito en las estrellas,prácticamentenos sentiríamosdesconcertados.

El documento jurídico tiene, para los juristas, la mtsma significación e importancia que la placa de Rayos X o su copia fotográfica para el cirujano.

Opino que todo lo que podemosver u oír del Derecho son hechos carentesde sentido y ajenos al valor. Su sentido y su valor lo obtenemos tan sólo por virtud de la interpretaciónmediante normas. Ahora bien, esto significa una complicación por entero superflua de la teoría del Derecho; y significa que estateoría trata de explicar los fenómenosde la vida jurídica partiendo de términosfalsos.

Aclararé estocon mayor precisiónmás adelante.

2

Entre todos los documentosjurídicos mencionadosen la secciónprecedente, la demandacoronadapor el éxito es sin duda el más importantey el más verdadero.

El haber reconocido su valor constituye el máximo mérito del gran jurista Anselmo Feuerbach,quien, hace ciento sesentaaños, elaboró el Có-digo Penal Bávaro, en cuya parte especial se enumeranlos delitos singula-res, y ciertamentea travésde artículos.

Cada artículo contiene los requisitos para una acusaciónválida. Cuando hoy se produce un delito, el fiscal puede proceder inmediata-mente a la acusaciónsin necesitaruna larga búsqueda en tratados,colec-ciones de jurisprudencia y leyes,para saber cómo debe formular tal acusa-ción. La ley constituyesu formulario.

Este método fue perfeccionadopor Ernst Beling, de Munich, hace cua-renta años.

A pesarde las obrasde Portalisy Huber, falta hastaahora en el campo del Derecho civil el gran legista. El código civil no tiene ninguna parte especial con un sistemade acciones;y, cuando un abogadoquiere trabajar

(3)

F. PARADIES

aprisay con éxito, debe coleccionar formularios de demanda, examinar la jurisprudencia y compilar para su bufete un libro de fórmulas.

Por lo que se refiere a los otros llamados instrumentoso documentos, quiero decir lo siguiente. La contestación a la demanda consta de una impugnación sistemáticade los hechos aducidos en la demanda. Las más de las vecesla sentenciapuede tomar todas sus afirmacionesora de la de-manda o de la contestacióna ésta.

Cuando, a travésde los años, a demandassimilares se reacciona con el

mismo fallo, entoncesse recomiendaque el criterio de ese fallo sea recibido por la ley o incorporado a ésta. ASÍ, la mayor parte de las leyes han apare-cido de estemodo, a pesarde que el lego piense que las más de las veceslas leyes modificanel Derecho. En realidad,10 describental y como ya es.

Por razón de completar el examen,quiero mencionar,además,el proto-colo y el contrato.

Supóngase10siguiente. En la ciudad ocurrió un accidente de automó-vil; y se procedea tomar declaración a los testigosoculares. El protocolo, el acta, muestra entoncesla mayor de las veces que cada uno de los testigos percibió algo diferente.

Constituye un gran mérito para Husserl el haber sido el primero en mostrar que lo que el testigoindividual ve, o cree haber visto, se halla Con-dicionado en gran medida por sus anterioresexperienciasen la vida. Un juez experimentadoconoce muy bien este hecho.

(Otro gran mérito de Husserl consiste en haber descubiertolas catego-rías semánticas.Sin embargo,dejando a un lado esto,creo que una teoría jurídica no resultará mejor o peor, según que el autor de ella haya o no leído a Husserl. El Derecho establecepor sí mismo sus propias exigencias, 'sus propios requisitos.)

Un contrato,en tanto que informa sobreel pretérito,es un protocolo, es un acta. En lo que se refiere a sus efectosen el futuro, creo que un contrato no puede hacer otra cosa que originar demandas,o excluir éstas,y enume-rarlas claramente.

3

Todas las mañanasel panadero y el lechero nos traen pan y leche. De las mercancíasdistribuidas de esta guisa, la mayor parte de ellas son pagadas prontamente. Esporádicamenteacontece que un comprador se declare en quiebra y que el vendedor no pueda exigir coercitivamenteel pago. Por consiguiente,se puede discutir sobre si la forma de nuestrasleyes ("cuando el comprador no pague,será forzado a hacerlo") sea correcta.

En mi opinión, desdeun punto de vista global es correcta.

Aquella frase informa sobre lo que se acostumbraen Holanda, y sobre lo que el juez hace habitualmente. Dicha frase es un enunciado sociológico.

(4)

EL PUNTO DE VISTA DE LOS JURISTAS

Todo lo que hasta ahora hemosllamado ley, tiene esta forma. Carlos Cossiohabla de "peri-norma".

Ahora bien, hemosvisto ya que no se trata de una norma.

(Kelsen no entiendecorrectamenteesta frase, cuando la formula como norma de la manerasiguiente:"cuando el compradorno paga,debe ser for-zado a hacerlo".

Nada se gana al formularlo así. Volveré de nuevo sobreestetema.)

Llamo norma,regla o Derecho,sólo las fraseso proposicionesque tienen la siguiente forma normativa:

"El comprador debe pagar."

Respectode esto.Cossiohabla de endo-norma.

En mi opinión, donde quiera que sea posible, el legislador debe colec-cionar todas las demandasen la parte especialde la ley. La demandacon-tiene plétora de información, y las más de las veces es todo lo que real-mente sabemosdel Derecho.

La mayoría de las vecesel Derecho,sin embargo,no se agota con ello; y se tiene también necesidadde una parte general de la ley, parte general que contiene las reglas o endo-normas.Y ciertamente es así, porque no

toda determinaciónpuede formularsecomo peri-norma.

Por ejemplo, en los delitos se distinguen los puntos siguientes: Preparación, tentativa, perpetracióny último resultado.

La descripción del delito es la misma para las cuatro fases. Se estaría forzado a cuadruplicar la parte especial de la ley si no tuviésemosen la parte general reglascomo la siguiente:

"Se puede castigarcon más lenidad la tentativa."

En el Derechocivil vale ademáslo análogopara la equidad. Por ejem-plo, se puede cedercasi todoslos créditos. Ademásy aparte de la demanda del vendedor,del arrendador,del prestamista,etc., tendríamosque mencio-nar necesariamenteen todaspartesla demandadel cesionante,si no estuviese regulada la cesión en la parte general,medianteuna endo-norma.

Por lo tanto, en tales casosconsideramosenteramentelegítima la crea-ción de endo-normas.0, expresándolocon otras palabras: la parte general de las leyes no constade líneas o renglones (en alemán,Zeilen; en inglés diríamossections),sino de secantes(en alemán,Spalten; lo que en inglés se

llamaría cross-sections).

229

4

Supongamoslo siguiente: el señor Schulze recibe del abogado del señor Schmidt una carta que reza como se expresaa continuación:

(5)

F. PARADIES

con el señor Müller y con el señor Schmidt. En ese juego, usted perdió veinte pesosque debió pagar y pagó al señor Müller. Usted no tenía más dinero consigo. Después,usted perdió quinientos pesospagaderosal señor Schmidt;y no se los pagó, a pesar de la reclamaciónque éstele hizo. Usted adeuda al señorSchmidt dicha sumay debe pagarla dentro de los tres días siguientes,pues de lo contrario tomaré las medidasnecesarias.

¡El señor Schulze debe pagarl Esto es una endo-norma.

Segúnla opinión dominante, las normas forman un sistema;y el Dere-cho constade normas. Según la teoría dominante,la norma otorga sentido y valor a los hechoscarentesde sentidoy ajenosal valor. Pero lo verdadero es precisamentelo inverso.

Si escuchamosuna norma, si aprendemosuna norma, no sabemosnada en absoluto sobre esto. Primero es necesarioque la verifiquemos.

La norma que dice "Schulze debe pagar" es verdaderasi, y tan sólo si: Schulze será obligado, forzado a pagar, cuando no pague voluntariamente. Ahora bien, puestoque no hay ninguna sensaciónpara las deudasde juego, y, consiguientemente,tampoco hay la posibilidad de demandaalguna para reclamarlas,nuestro Derecho no conoce la norma arriba mencionada.

Por eso, Schulzepodría pensar: "Yo puedo retirar el pago que hice a Müller" -pero sucedeque esta norma tampoco existe. Nuestro Derecho no proporcionaen tal situación ni para dicho caso,sanción alguna, ni tam-poco la posibilidad de ninguna demanda.

Los hechoscarentesde sentidoy ajenosde valor de la vida jurídica (san-ción, demanday proceso)determinan, pues, lo que significa una norma y

el valor que ella tiene.

Cuando se da en el procesopor primera vez una nuevasanción,entonces una nueva norma recibe su certificado de nacimiento; y cuando su última sanciónquedaabolida,entoncesla norma obtienesu certificadode defunción.

Sin embargo,se comprendefácilmentepor qué hay necesidadde normas. Voy a enunciar algunas afirmaciones sociológicascorrectas,para mos-trar que de ellas no se puede derivar ciertas consecuencias,que habitual-mente son erróneahabitual-menteformuladas. Veamos las siguientes afirmaciones sociológicascorrectas:no todos los compradorespagan; no todos los com-pradores que no pagan son forzadosa ello; Max es un comprador y Max no paga.

Pues bien, de esosenunciados,no se puede derivar la siguiente conse-cuencia:

Max será forzado a pagar.

Pero si introducimos otras normas,a saber,las siguientes,entonceslas consecuenciasvarían.'

Si introducimoslos siguientesenunciados:

(6)

EL PUNTO DE VISTA DE LOS JURISTAS

Max es un compradory Max no paga.

Entonces podemosdecir, sin más: Max debe pagar.

Por lo tanto, se tiene que inventar las normas. La expresIOn"deber ser" es una construcciónlingüística auxiliar. La frase con "deber ser" es un signo lingüístico. Los lingüistas hablan de meta-lenguaje,que se remite a otras palabras,las cualesdescribenla realidad. Los lingüistas hablan res-pecto de este punto del objeto del lenguaje, resres-pectode lo cual vale la siguiente definición:

X debe serF; por lo cual, si X no haceF, entoncesserá forzado aello,

Aunque con la grabadorade sonidopodemosrecogerdiscursosenel len-guaje habitual, que contienen la expresión "deber ser", no es incorrecto decir que las normas no describenninguna realidad, sino sólo palabras. Pero sería falso derivar de esoque la ciencia jurídica no tiene ningún carác-ter de realidad o de ser y que no habla de la realidad.

5

GottIob Frege fue un gran matemáticoy un gran lógico. Fue el maestrode Husserl; y fue también el primer investigadorque obtuvo resultadosen la semántica.

A él se debe la siguiente definición del sentido (en alemánSinn; en inglés,intension) y de la significación (en alemán,Bedeutung; en inglés, extension): Si temprano por la mañana oteo por la ventana de mi cuarto y digo: "Mira, ahí está el lucero vespertino",hiero o lesiono el sentido de este enunciado,pues por la mañana,esa estrella es indicada con la expre-sión "lucero matutino". Pero no hiero o lesiono la significación,ni una ley de la astronomía,pues con las expresiones"lucero matutino" y "lucero ves-pertino" se designaigualmenteel mismo planeta Venus.

La mayor parte de los juristassepreguntasiemprepor el sentidode una ley; y son los menos los que se preguntan por su significación. Mientras los juristas no pasenal campo de la significación, no tendremosuna verda-dera teoría científica.

Supóngaselo siguiente: El Parlamento y el Jefe de Estado aprueban una ley que no contiene sanción alguna, que pueda aplicarse de modo forzado, efectivamente,o una ley que provoca la repulsa general, hasta el punto de que los funcionarios no la aplican, de suerteque queda en pura letra muerta.

Esto sucedemucho más frecuentementede lo que suponeel lego o in-cluso el jurista. (Véase,por ejemplo,Cruet,La vie du droit et l'impuissance des lois.¡

Los juristas, que reaccionencon vistas al sentido, dirán: "El Derecho es lo que la ley ha mandado." Sus palabras son enteramenteclaras. Los

(7)

F. PARADlES

juristas que reaccionenen vista a la signiticacion, dirán: Lo. que el legisla-dor imaginabase ha convertido en una especiede Derecho Natural, que no tiene validez en ninguna parte. En mi patria es Derecho la costumbreque despuésde la promulgación de la ley se ha consolidadorealy efectivamente con la tolerancia de las autoridades.

Es un desiderátum de todos los legistas que la legislación se desen-vuelva más a menudo por el mismo camino de la realidad y coincida con la situación efectiva. Casi nunca se abroga expresamenteuna ley; pero a me-tros de altura queda el andamio de leyes que prácticamentehan sido olvi-dadas.

6

Cuando se tiene que decidir sobre un conflicto jurídico, casi todas las gentes,e incluso la mayor parte de los juristas, preguntan:"¿Qué es lo que aquí es Derecho?" Para contestaresta cuestión se inspiran, la mayor parte de las vecesinconscientemente,en la teoría y el método definitorios, que enseñan:lo que es Derecho permanecefirmementecomo tal. Se tiene tan sólo que descubrirloy definirlo.

Considero esta opinión como falsa y como muy peligrosa y desgra-ciadaenla práctica,por las siguientesrazones.

En un Estado moderno,sobre la cuestión "¿Qué es lo que aquí es De-recho?",tiene que decidir no el jurista (ni siquieraun jurista muy eminente) sino la mayoríade los electores.

La mayoría de esoselectoreses nuestro soberano.

El voto de cada elector individual, tiene tanto valor, para responder a esapregunta,como el voto del presidentedel Tribunal Supremo,o como el voto del Decanode la Facultad de Derecho de la Universidad.

Antes de que nuestrosoberanohaya hablado,no hay nada firme, no hay nada establecidosólidamente,sobre lo que sea Derechorespectode la cues-tión planteada.

Toda pregunta singular puede formularsede tal modo que quepa con-testarlacon un o con un no. Toda pregunta singular es contestadacon un por algunos hombres,y es contestadacon un no por otros. Cuál sea el partido que consiga la mayoría, constituye un hecho que varía de país a país.

En México un automóvil corre por la derechade la calle, mientras que en Londres, por la izquierda. La mayor parte de decisionesde ese tipo se han pronunciado desdehace siglos. Si, por ejemplo,hoy aconteceun acci-dentede tránsito,entoncesel juez de la ciudad de México, o el juez de Lon-dres,no tiene que decidir si es correcto que en México el tránsito circule por la derechay en Londres por la izquierda. En ·la práctica se preguntará

(8)

EL PUNTO DE VISTA DE LOS JURISTAS

al juez sólo sobre las consecuenciasdel hecho de que en México el tránsito circule por la derecha.

Por ejemplo, el juez dirá lo siguiente: en México un automóvil debe rebasara otro, sólo por el lado izquierdo. Al juez no se le pregunta sobre la verdad primaria, sino solamentesobre la verdad derivada.

0, diciendo lo mismo con otras palabras: La teoría definitoria es falsa.

No hay un Derechoválido en todas partesy siempre,que tengaque ser tan sólo descubierto. Hay únicamenteDerecho nacional.

El Derecho nacional es no sólo definido por el soberano,sino también creado por éste,es decir, impuesto por éste.

Los juristas en las tareasde la construccióny de la puestaen vigor del Derecho nacional, no tienen papel dominante alguno, antes bien, tan sólo unafunci6n servicial.

Los juristas construyeno redactanlas demandas,las contestacionesy los fallos, tareaspor virtud de las cualesson responsablesde que nuestrosistema legal funcione correctamente.

Por eso y paraeso somoslegistasy nos preguntamos:¿Cómo construi-mos aquí nuestro sistemalegal? Defendeconstrui-mosla teoríay el método construc-tivo, que enseñanque el Derecho es fabricado por unos hombres,y que los juristas somosconsiguientementeresponsablesde que el sistemade la legis-lación nacional funcione.

7

En un procesohistórico se decidió lo que nuestro Derecho es. Este proceso no trabaja de un modo lógico. Y, consiguientemente,nuestroDerechono es lógico.

Si se es partidario de la teoría definitoria, entoncesla mayoría de las vecesse dice que la lógica no tiene ninguna influencia sobre nuestro De-recho.

Si se es partidario de la doctrina constructiva,entoncesla cosa es dife-rente. Conocersi y cuándo debe funcionar el sistemade la ley, esto cons-tituye un problema de la vida, que no se puede tratar medianteun método lógico.

Por lo tanto, no podemospor menos de saludar contentosel hecho de que en nuestra época haya cada vez un mayor número de juristas que se

planteen la siguiente pregunta: ¿Cómo logificamos nuestro Derecho? Este problema ha sido planteado en varias áreas del mundo presente, a saber,en las siguientes:

En la escueladel profesorLayman E. Allen, de Yale.

(9)

234 F. PARADlES

En la eséueladel profesor Carlos Cossío, de Buenos Aires, la cual, lo mismo que las anteriormentemencionadas,investiga la lógica del Derecho.

En la escueladel profesorC. Perelman y de R. Feys,de Bruselas. y en la escueladel profesorNorberto Bobbio, de Turín.

Hay también muchos otros investigadoresque trabajan, cada uno por su cuenta,sobre este tema.

La mayoría está todavía bajo la influencia de la doctrina definitoria. El que hace cuarenta años era llamado "jurista conceptualista"es lla-mado hoy, la mayoría de las veces,"cultivador de la lógica jurídica".

El punto de vista del jurista conceptualistaestá por entero justificado. Sin embargo,no se debe olvidar que el trabajo de desarrollar una doc-trina jurídica lógica,cerrada,sencilla y correcta,esmuy difícil y suponelargos años de experienciajurídica.

Si en el futuro las facultadeso escuelasde matemáticasproducen más matemáticosbien entrenados,que quieran ayudar a logificar la teoría jurí-dica, podremoscontar con muy gravesdecepciones.

Los lógicos proyectarán y desenvolveránmuchas vestiduras, muchos trajes,cuyo tejido y corte satisfaráa las escuelasy facultadesde matemáticas. Pero en cuanto al problemade si esevestido se adecuaráa nuestro Derecho, los matemáticos,los cualesposeenpoca preparaciónjurídica, no serán capa-ces de proporcionar ayuda ninguna.

8

Imaginémonosque se produjeseel siguiente caso absurdo:los fiscalesy los juecesreclaman o exigen un aumento de sueldo; y, como no lo consiguen, deciden declararseen huelga el próximo lunes.

- La consecuenciadirecta de eso sería que ya en el próximo miércoles reinaría en el país una total anarquía.

Quien se acuerdede los días de la revolución o de la ocupación ene-miga, puede confirmar esto.

Aunque la mayoría de los hombres opine que ellos son decentesy hon-rados por naturaleza,es un hecho patente que la moral pública depende de la eficacia de los tribunalesy es producida por éstos.

La doctrina que sostieneque el Derecho procedede la moral es falsa. En realidad, es la moral la que procede del Derecho.

La moral tiene como tema la siguientecuestión:¿Qué es bueno desdeel

punto de vista ético?

A esta cuestión se ha dado respuestasdiferentespor las cuatro escue-las principales.

El formalista dice: debeshacer lo que la ley manda.

(10)

EL PUNTO DE VISTA DE LOS ]URIST AS 235

El naturalista dice: debeshacer 10 que señala la costumbre.

El utilitarista dice: debeshacer lo que la costumbredebiera señalar. Ahora bien, el Derechoes independientede todas esasescuelas.El De-recho poseesu propia teoría ética: la doctrina de la buena fe.

La expresión "buena fe", es una creación de la escuelaestoicaque ha seguido perdurándose.

Yo describiría la doctrina de la buena fe mediante las dos definiciones siguientes:

1) X debeF -por lo cual, si X no haceF, entoncesX será perseguido (la mayor parte de las veces).

2) X actúa de buena fe -por 10 tanto, X hace10 que él debe hacer. De esas definiciones, se desprendeclaramente que cada resultado de nuestrareflexión dependede una frase del lenguaje objetivo, a saber,de la frase "si X no haceF,seráperseguido,la mayor parte de las veces".

Esta frase o proposiciónes verdaderao falsa.

Respecto de la proposicióndel así llamado meta-lenguaje"X debeF" no sabemossi es verdaderao falsa. Esa proposición,por así decirlo, compra un gato encerradodentrode un saco.

De la frase del así llamado meta-meta-lenguaje"X es bueno" o actúa de "buena fe", sabemostodavíamenos. Podemoscompararesafrasecon una especiede "vale" o "bono", que nos concedael derechode retirar un saco cerrado.

Ésta fue tambiénla opinión de Hobbes,quien decía: "Las palabrasson fichas de juego;y sólo el tonto las consideracomo moneda efectivaal con-tado."

El ejemplo que puse arroja clara luz sobre las dificurtadesde la filo-sofíay también de la filosofía del Derecho.

La filosofía intenta ordenar el meta-meta-meta-lenguaje,de tal modo que se pueda construir un claro lenguaje científico. Éste esel punto de vista desdecual debemosjuzgar sus esfuerzos.Quien en esteasuntono ejer-za la necesariamodestiay reserva,llegará fácilmente a la opinión de Cice-rón, quien decía que ninguna opinión es tan tonta que no haya sido expre-sada alguna vez por algún filósofo.

9

La ciencia crea valores.

Muchos juristas son idealistasy deseanservir al ideal de la justicia. Muchos contemplan una Pax Romana,que aporte una situación pacífica. Yo creo que si nuestramáquina legal funciona tranquilay quietamen-te, se realizará nuestralibertad personal.

(11)

F. PARADIES

Pero se debe ver claramente que la ciencia engendraesos valores, sin que los científicos hablen de ello en su trabajo, y sin que en absoluto el jurista poseateoríassobre ello.

La ciencia es internamente ajena a los valores,es carentede valores. El médico nada tiene que hacer con los sanosy con la salud.

El físico trabaja con ondas o rayos; pero no con "la" naturaleza. El jurista no posee ninguna definición del Derecho ni de la justicia, con las cualespueda emprenderalgo. El jurista trabaja con demandas,fallos y leyes.

Creo que el bien existe; y un signo de ello lo tendremosen el hecho de que el Derechose convierta en una auténticaciencia.

10

En esteartículo he intentado desenvolveruna teoría del Derecho empírica, legística,realista, extensional,constructiva,lógica, autónoma,y ajena a los valores. Tengo clara conciencia de que todo jusfilósofo puede pensar de modo diferentesobrecada uno de los temasaquí tratados.Sin embargo,creo que mi teoría puede ser recomendada,dado que es una teoría simple, sen-cilla y cerrada,y que cada una de sus proposicionespuede ser verificada.

F. PARADlES

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects : Conflicto jurídico