La ética en la profesión de enfermería: un asunto que compete a todos sus integrantes

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Texto completo

(1)

La ética en la profesión de enfermería:

un asunto que compete a todos sus

integrantes

Mª Jesús Romero de San Pío (1)

Emilia Romero de San Pío(2)

Santiago González Sánchez (3)

(1) DUE. Especialista en cuidados intensivos. Profesora en el Master de enfermería en cuidados intensivos por enfermería de la Universidad de Oviedo.

Enfermera asistencial en la UCI del HUCA.

(2) DUE. Licenciada en Geografía e Historia. Experta en ética. Especialista en cuidados intensivos. Profesora en el master por la Universidad de Oviedo. Experta en enfermería legal, especialista en Historia. Enfermera asistencial en la UCI del HUCA.

(3) Especialista en cuidados intensivos. Coordinador del centro de atención primaria del Llano de Gijón . Webmaster de SEAPA.

Romero de San Pío, MJ; Romero de San Pío, E. La ética en la profesión de enfermería: un ausnto que compete a todos sus integrantes. ENE, Revista de

Enfermería 3(2):34-40, sep 2009. Disponible en http://enfermeros.org/revista

resumen

Los retos actuales a los que somos sometidos como profesionales por los avances en los campos médico y tecnológico, nos hacen ser conscientes de la necesidad de un gran conocimiento de las connotaciones éticas y humanas que ellos implican. Éste articulo, constituye un necesario recordatorio histórico y filosófico de las cuestiones éticas que nos precedieron como la base de formación para todos los profesionales y, desde luego, para dar a nuestros pacientes la mejor atención. El verdadero conocimiento de la palabra ética y de los filósofos más importantes , de Platón a la edad contemporánea , todo ello nos ayuda al estudio de la cuestión ética en la Enfermería actual.

palabras clave

ética, Enfermería, retos.

asbtract

The challenges to which we are submitted as professionals by the advances in the medical and technological camps make us be conscious of the need of a great knowledge of the ethical and human implications that they imply.

This article constitutes a necessary historical follow-up and philosophical of the ethical questions that preceded us as base of formation for all the professionals and, of course, to give to our patients the best integral attention. The real knowledge of the ethical word and the Philosophers more importants, from Platón to the contemporary age, all this helps us to the study of the ethical questions at present in Infirmary.

key words

(2)

una visión general de la

cuestión

Somos conscientes de la necesidad de establecer un especial cuidado en el desarrollo diario de nuestro trabajo para conseguir una escrupulosa protección de los derechos y de la dignidad de las personas a nuestro cuidado. Es nuestra obligación ética como humanos y como profesionales, a nosotros nos compete.

Si como integrantes de la gran profesión sanitaria se nos pide una formación lo más amplia y exhaustiva posible en nuestros campos científicos concretos, también deberemos de mimar nuestra faceta humana y moral, ésta unión es teóricamente indiscutible y de nosotros depende que se haga práctica.

Cada vez más nos son demandadas por la sociedad una serie de competencias que no sólo se circunscriben al ámbito de conocimientos enfermeros sino también al ámbito del desarrollo de una serie de habilidades sociales y psicológicas para el mejor trato de las personas que solicitan nuestros servicios como enfermeros, y a ellos nos debemos para realizar nuestro más escrupuloso trabajo para cumplir éstos objetivos,

Tenemos que ser los profesionales los que no sólo tengamos la responsabilidad de crecer en conocimientos técnicos y teóricos sino también formarnos en el desarrollo ético de nuestra profesión. Quizás hemos oído últimamente demasiados debates sobre temas como la ética en diferentes sectores profesionales, la moral sanitaria y su aplicación práctica, nuevos retos éticos para los profesionales de la sanidad y no nos hemos parado a interpretar y darnos cuenta de las importantes connotaciones que para nuestro

futuro profesional tienen todos éstos temas tan vitales y decisivos.

En primer lugar, el término mismo de ética nos lleva muchas veces a errores de concepto y a no saber en la mayoría de las ocasiones qué significa el vocablo en sí, con lo cuál, si partimos de la base de que todos estamos de acuerdo con su importancia intrínseca seria necesario definir y recordar qué es ética y cuáles son sus implicaciones concretas en nuestra sociedad y en nuestra profesión de enfermeros.

No es tan sencillo como pudiera parecernos a priori, la sola definición clásica de ética ya nos puede llevar a múltiples controversias léxicas y morales, por tanto: ¿por qué no empezar desde el principio, es decir, definiendo qué es ética para poder ir despejando las dudas que fueran surgiendo? Pues a ello vamos y, parafraseando una famosa frase de una conocidísima y taquillera película: “que la fuerza nos acompañe “

El vocablo: “ética” proviene del término griego:”ethos”que significa carácter, forma de ser .Si nos atenemos a la definición que el diccionario nos indica, diremos que el concepto de ética se podría explicar como: “ciencia de las costumbres y del estudio de los valores morales, además de aquellos que se entroncan con la actividad del hombre y al significado y finalidad de su existencia, derivando como podemos observar de la palabra latina moral.”. Ahí es nada, escasas dos frases para resumir un profundo y controvertido tema que ha preocupado desde antiguo a intelectuales, y que desde la universalización de la cultura, ha interesado a numerosas personas a nivel individual.

Para abordar un tema de ésta magnitud nos parece aconsejable el retrotraernos unos cuántos siglos atrás y beber de las fuentes mismas de los grandes clásicos que nos

(3)

precedieron en estudio y comprensión. Seria de destacar básicamente los pensamientos y elucubraciones éticas y morales de varios filósofos, escuelas de pensamiento e intelectuales para tener una mínima base teórica en que apoyarnos para llegar a vislumbrar aunque sea a nivel general el tema tan complejo como controvertido que nos ocupa ahora. No podríamos tener ésta visión general sin conocer aún mínimamente loa pensamientos que sobre ética desarrollaron, individuos y corrientes de pensamiento de la talla de:

- Platón - Aristóteles - Escuela estoica - San Agustín

- Santo Tomás de Aquino - Escuelas filosóficas de

la Edad Moderna - Kant

- Escuelas filosóficas de época Contemporánea

a modo de recordatorio

de los pensamientos

éticos que nos

precedieron

Como hemos podido entrever tras las definiciones oficiales del término de ética, lo que buscamos y en general lo que ha buscado el hombre desde antiguo es conocer cuales son los valores morales e inherentes a la naturaleza humana que son indisolubles a ella fuera de particularidades culturales y modas pasajeras. Llegando a conocerlos se universalizarían en leyes y tratados para su protección y aplicación.

Los intelectuales que nos precedieron en el estudio de éstos temas, comprometieron su sabiduría a dilucidar por tanto, qué es lo bueno, qué es el bien a la naturaleza del hombre y sin duda sus enseñanzas y conclusiones fueron beneficiosas para todos y en muchas de ellas se basan los códigos deontológicos de

numerosas profesiones asistenciales y son la base de leyes de protección de la persona.

Quizás una de las figuras primordiales que sería necesario conocer al abordar el tema ético por vez primera, es la del filósofo Aristóteles, no está de más recordar sus estudios y conclusiones acerca de la ética para comprender sus pensamientos acerca de ésta cuestión Desde luego, es necesario observar sus teorías en la perspectiva de nuestro tiempo muchas de las cuales difieren diametralmente de la nuestras En nuestro pensamiento actual, todas las personas tienen los mismos derechos, lo cuál conforma la base ética de nuestro pensar y legislar, y la justicia es igualdad, por tanto, entre las diferentes personas, cuestión que en Aristóteles cobraba una dimensión diferente; para él, la justicia no implicaba sino recta proporción, que sólo era igualdad en algunas ocasiones. Recordemos que en época del gran filósofo la esclavitud existía y él mismo la juzgaba como necesaria en sus escritos, cuestión ésta que repugna a nuestra concepción ética actual. Para él el primer punto al que se debe de encaminar la ética es hacia la definición de lo bueno, determinando que la virtud debe de tender a hacer el bien., es el recto obrar, acto intermedio entre los extremos, es decir, entre el exceso y el defecto. Cuestión ésta que sigue siendo el tema central de debate actual a todos los niveles y en el ámbito sanitario que nos ocupa ahora en particular, máxime la existencia en nuestros días de importantísimos avances tecnológicos y biológicos que hacen que se deban replantear múltiples aspectos que conciernen al hombre como persona y sujeto de salud. La controversia actual de lo que es bueno para el ser humano crece, por tanto, pues nunca hasta ahora se ha tenido en las manos tanto poder para influir de forma decisiva en el hombre y en la naturaleza. Pero,

(4)

Aristóteles fue un pionero que nos precedió en el complejo manejo de las cuestiones éticas y sus ideas tuvieron profundo y determinada influencia en el posterior desarrollo intelectual de Occidente calando hondo en el desarrollo filosófico de los siglos venideros. Los grandes pensadores de la época medieval e incluso de la época moderna son deudores de los filósofos clásicos en general y de Aristóteles en particular.

Para Platón, el bien supremo será la contemplación de esa idea del bien que eliminará los errores que nuestro mundo sensorial nos aporta a cada paso de nuestra vida. Su visión ética tiene eminentemente unas connotaciones antropológicas y metafísicas al mismo tiempo, cuerpo y alma son diferentes y contrapuestos y el hombre solo puede alcanzar el bien supremo de la felicidad doblegando sus instintos y su parte material, venciendo al cuerpo para liberar el alma. Es necesario llegar a la virtud pero sólo se puede llegar a ella eliminando la ignorancia, sabiendo cuales son las las virtudes morales a través de la educación; es decir, conseguir que templanza, prudencia, valor y justicia iluminen nuestros pasos en el día a día, virtudes que si observamos con detenimiento son las que alumbran la base teórico- moral de numerosos códigos deontológicos, entre ellos el de nuestra profesión de Enfermería.

Para la escuela estoica, fundada hacia el año 300 a. de C. por Zenón de Citio y de vasta influencia posterior en época helenística y romana y en filósofos tan decisivos en éstas elucubraciones como el mismo Kant, la cúspide de sus conocimientos lo constituye los pensamientos éticos y quizás es una de las escuelas filosóficas que más nos pueden ayudar en nuestras preocupaciones como personas de mentalidad contemporánea. Para la moral estoica como para el pensamiento actual en

general, el tema ético es primordial pues constituye el único trascendente para el hombre. La felicidad estoica radica en vivir conforme a la naturaleza, todo debe de ser racional y justo, lo cual, como vemos esta muy cerca de las preocupaciones actuales y de cómo deben de estructurarse las distintas instituciones y profesiones entre las que desde luego se encuentran las profesiones asistenciales como la nuestra de Enfermería; el hombre tiene el deber de controlar sus pasiones y de llegar al superior bien que es la virtud. Es necesario fortalecerse frente a la dificultad; es interesante en éste sentido el lema de la escuela:

“Aguanta y renuncia".

En el caso concreto de San Agustín, es de considerar la época en la cuál vivió, fines del siglo cuarto de nuestra era y principios del quinto, época por tanto, plagada todavía de paganismo donde se iban conformando las ideas de la nueva religión cristiana en su lucha con las religiones paganas y contra las ideas filosóficas anteriores. Para San Agustín, la idea del bien es asumible a la figura de Dios, siendo el mal, por tanto, la negación del bien, algo absolutamente negativo, pues constituiría la carencia del ser, el no-ser. Las ideas de éste filósofo conformarán la base de la moral cristiana que impregnará los siglos posteriores e introduce una nueva concepción, la religiosa, en la determinación de aquello que es bueno, la persona pasa ahora a depender de Dios y solo puede alcanzar la felicidad y la virtud con la ayuda de la gracia de Dios . Ahora las virtudes morales universales serán: la humildad, la continencia y la templanza.

Para Santo Tomás de Aquino, el más elevado comportamiento es aquel que está basado en la “ razón recta “, la cuál es innata a la naturaleza humana y debe de regir todos los actos que emprende el ser humano en su vida.

(5)

El hombre debe de realizar sus actos cotidianos según unas ideas de rectitud que le dictará su propia razón. Esto tiene importantes implicaciones pues determina la no necesidad de aprendizaje de aquello que es bueno para la naturaleza humana, pues el hombre por el mero hecho de serlo ya las conoce de forma natural. Sin duda estos pensamientos pecan de utópicos aunque deseables para nuestra propia mentalidad actual.

La finalización de la etapa medieval y el comienzo de la edad moderna traerá consigo nuevas ideas y nuevas corrientes de pensamiento interesantísimas que recogerán el legado de los siglos anteriores pero acontecerá también una crítica exhaustiva a las ideas religiosas que impregnaban todo el campo ético y vivencial anterior. Ahora, el hombre se convertirá en centro y fin en sí, y esta visión antropocéntrica será central en las corrientes filosóficas y éticas del periodo. Se sigue dilucidando sobre la misma controversia: ¿son los valores éticos absolutos o relativos?, ¿existen verdaderamente valores éticos que deben de ser considerados como universales para todos los hombres?..

En ésta época, bajo el influjo de intelectuales de la talla de Descartes, de Bacon o de Spinoza, se tiende a una valoración ética de la persona como tal. Es por tanto, una visión individualista y racional del mundo., alejado de las ideas religiosas, el hombre se hace autónomo y elige su destino. A estas conclusiones se llega debido sobre todo a la influencia de los descubrimientos técnicos y geográficos y al gran desarrollo de la sociedad industrial y urbana. Gracias a la experimentación y a la razón se podrá llegar a vislumbrar la verdad. La máxima de esta etapa se puede resumir en la frase de Descartes:

“pienso, luego existo”.

Con Immanuel Kant, continúan éstas tendencias, para él todo conocimiento a nivel científico o ético sale de la experimentación y de la deducción. Según Kant, los principios morales son naturalmente categóricos que provienen de la razón y por, tanto, como podemos deducir son insoslayables. Es el triunfo, desde luego, de la razón por encima de otro imperativo como pueden ser los religiosos.

Las corrientes filosóficas que han surgido a partir de aquí ya en época actual tienen su preocupación también en saber cuál es el bien ético principal o más elevado al que el hombre debe de encaminar sus actos individuales y colectivos, aunque las corrientes y escuelas se multiplican ahora, todos coinciden en afirmar que éste bien ético más preciado es acercarse a la perfección moral., que en síntesis tanto existencialistas como constructivistas, pragmáticos, incluso las nuevas corrientes críticas postmodernas, es al conocimiento último que aspiran.

la cuestión ética en

la actualidad en

enfermería

Ya vemos que es larga la tradición y la preocupación por éstos temas incluso en época actual donde podría parecer que pudiesen ser secundarios al primar, sin duda, las

cuestiones tecnológicas y materialistas. Sin embargo, toman plena actualidad los temas éticos en la sanidad y en otras áreas de la sociedad, pero ésto no debe de constituir una moda pasajera sino que debemos ahondar en ello y hacerlos algo natural y condición sine qua non en nuestras tareas diarias., objetivando la idea de que la dignidad de la persona como tal está por encima de otros aspectos accesorios, llevando a la practica nuestra conciencia profesional. .La idea antigua de la ética no difiere en

(6)

esencia de la actualidad, la tendencia hacia el bien como valor que se debe de preservar, el conseguir el justo medio alejándonos de los excesos, el compromiso serio y activo hacia la mejora de la sociedad y de las personas que la conforman son activos recogidos en el código deontológico de la enfermería española donde el reconocimiento y la aplicación general de los principios de la ética profesional son centrales en su desarrollo y contenido. La filosofía última y profunda del término de ética no ha variado como vemos pero, sí quizás sus formas externas, y desde luego la universalización de sus principios; si en la antigüedad, las preocupaciones morales y éticas, preocupaban a un número reducido de personas que podían acceder a la cultura y por tanto a elucubraciones de éste tipo tan profundas e intelectuales, en la actualidad estas preocupaciones con la globalización de la cultura se han extendido a toda la población en general. Si en algún momento histórico las preocupaciones éticas quedaron en segundo plano siempre vuelven a la luz pues son temas inherentes a la naturaleza humana El dilucidar qué es bueno y conforme al buen hacer humano, cuales de las conductas del ser humano son más dignas a su naturaleza fuera de modas y de costumbres pasajera, es decir, llegar a determinar que valores y conductas deben de ser universalizadas , constituye una ardua tarea pero decisiva para el avance humano.

A partir del siglo XVII se atiende a un cambio de mentalidad en cuánto al concepto de ética producido por los naturales avances del pensamiento intelectual humano y sobre todo al avance imparable de los conocimientos científicos y técnicos que determinan un fracaso de los conceptos de la filosofía clásicos que ya no dan respuesta a las nuevas necesidades humanas y a sus conjeturas éticas. En la actualidad es

preocupación máxima el determinar: “¿qué es bueno para la globalidad de todos los seres humanos?”. La ética es un valor universal fuera de modas y por encima de costumbres y culturas, de ahí la complejidad para encontrar muchas de las veces puestas en común globales. En lo que existe un acuerdo general es en que no se pueden argumentar premisas en contra de la validez universal de las pautas y comportamientos éticos, aquellos que van a favor de la propia naturaleza física y moral del hombre en mayúsculas y es necesario seguir caminando para conseguir estructurar comportamientos éticos universales...

ética y enfermería

Enfermería como pilar del sistema de salud tiene una gran labor de promoción de valores éticos a nivel de su profesión concreta, estimulando con su esfuerzo y dedicación el avance científico y técnico en pro de una mejora de la calidad de vida y asistencial de las personas a su cargo. Destacaríamos aquí el programa en pro de la ciencia de la UNESCO que en su conferencia sobre la ciencia del siglo XXI celebrada en Budapest en julio de 1999, indica:

“La promoción del bienestar común de la Humanidad como meta más elevada de la sociedad y la promoción de la relación entre los protagonistas del quehacer científico para ajustarse a los valores y necesidades de la humanidad con el respeto debido a la Naturaleza y a las generaciones futuras”.

Las numerosas cuestiones con un enorme trasfondo ético y moral que los tiempos actuales nos plantean, nos hacen ver la necesidad de ponernos al día de los aspectos legales y psicológicos que se abren para nuestro conocimiento. Por ello. es de vital importancia promover cursos de ética enfermera post y pre grado. Es

(7)

un tema éste lo suficientemente importante para el desarrollo de nuestra profesión que no debemos de descuidar Como profesionales debemos estar presentes y motivar este necesario proceso de evolución pues ello irá en beneficio de nosotros mismos como enfermeros y de la sociedad en general.

La Enfermería con sus habilidades y formación en distintos campos de saber deviene como necesario protagonista de las décadas venideras, pongamos nuestros conocimientos científicos, intelectuales, prácticos, éticos y humanos para tan importante fin.

bibliografía

Historia de la Filosofía. Bertrand Russell. RBA.

La tradición intelectual de Occidente. Bronowski y Mazlish.Ed, Norte y Sur. La ciudad Antigua. Fustel de Coulanges.Ed. P.U.

Historia Universal. Ballesteros , Alborg. Ed. Gredos. Diccionario de Filosofía. J. Ferrater Mora. RBA. Historia de la cultura griega. Burkhardt. Ed. RBA

Historia de la vida privada. Varios autores. Ed. Círculo de lectores. Historia de la Antigüedad.Paul Petit. Ed. Labor Universitaria. La Edad Media.Grimberg. Ed. Daimon.

La Medicina en la Historia. López Piñero. Ed. Edición especial Pfizer S.A. Historia de la Filosofía. Copleston. Ed. Ariel.

Historia de la Filosofía. Guillermo Fraile. Ed. B.A.C.

Historia de la Filosofía. Bréhire y Font. Ed: Madrid- Universidad autónoma de Barcelona. Ética de Enfermería. Balderas, M. Ed. Mc Graw- Hill interamericana.

Ética en Enfermería. Rumbold, G. Ed. Mc Graw- Hill interamericana. La ética y la Enfermería. Rosa Ruiz P. Rev. Mex.Cardiol.

Código Deontológico de la enfermería española.

Ciencia, ética y Enfermería. Fraile Duvico. Cienc. Enferm., junio de 2002, vol.8.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...