Efecto repelente del aceite esencial de Eucalyptus globulus contra la picadura de Lutzomyia peruensis, bajo condiciones experimentales

Texto completo

(1)

REBIOL 2012; 32(2):91-98 (julio-diciembre 2012) Revista Científica de la Facultad de Ciencias Biológicas

Universidad Nacional de Trujillo. Trujillo. Perú

Pag. 91

Efecto repelente del aceite esencial de

Eucalyptus

globulus

contra la picadura

de Lutzomyia

peruensis

, bajo condiciones experimentales

Repellent effect of essential oil of

Eucalyptus

globulus

against the bite

of

Lutzomyia

peruensis

under experimental conditions

Judith Roldán Rodríguez, Esperanza Gonzales Pajares y Richar Morales

Rodríguez

Laboratorio de Artropodología Parasitaria, Departamento de Microbiología y Parasitología. Facultad de Ciencias Biológicas. Universidad Nacional de Trujillo. Trujillo. Perú

RESUMEN

Se determinó el efecto repelente de las concentraciones de 5, 15 y 20% v/v del aceite foliar de Eucalyptus globulus, contra la picadura de Lutzomyia peruensis en condiciones experimentales.Para ello, se utilizaron especímenes hembras de 5 a 7 días de edad y en estado de inanición durante tres días; las cuales fueron expuestas para alimentarse de Mesocriteus auratus a quien se le aplicó 0.1mL/60cm2 en el abdomen rasurado de

cada una de las concentraciones 5, 15 y 20% v/v de aceite a ser evaluadas; se emplearon 20 especímenes por cada concentración además del grupo control (diluyente: acetona); el tiempo de exposición fue durante 5 minutos a intervalos de 30 min hasta que se produzca la primera picadura; el ensayo de realizó por triplicado, evaluándose el tiempo de protección y el porcentaje de repelencia. Se obtuvo altos porcentajes de protección (100%) en las concentración de 15 y 20%, no encontrándose diferencias significativas entre estas concentraciones (P>0.01) pero si entra la concentraciones 0 y 5% (p<0.05), sin embargo hasta las 180 horas se observó un 100% de repelencia en las tres concentraciones. Se concluye que las concentraciones de 5, 15 y 20% v/v del aceite foliar de E. globulus presentan actividad repelente contra la picadura de L. peruensis.

Palabras clave: Lutzomyia, Repelente Aceite esencial, Eucalyptus

ABSTRACT

Repellent effect of concentrations of 5, 15 and 20% v/v leaf oil of Eucalyptus globulus against the bite of Lutzomyia peruensis in experimental conditions was determined. For this, female specimens were used 5 to 7 days of age and state of starvation for three days which were exposed to feed Mesocriteus auratus who 0.1mL/60cm2 was applied on the shaved abdomen of each of the concentrations 5, 15 and 20% v/v of oil to be

evaluated, 20 specimens were used for each concentration also the control group (solvent: acetone), the exposure time was 5 minutes at 30 min intervals up occurs first sting, the assay performed in triplicate, evaluating the protection time and the percentage of repellency. We obtained high percentages of protection (100%) in the concentration of 15 and 20%, with no significant differences between these concentrations (P> 0.01) but enters the concentrations 0 and 5% (p <0.05), however until 180 hours showed a 100% repellency at all three concentrations. It is concluded that concentrations of 5, 15 and 20% v/v leaf oil of E. globulus have repellent activity against the bite of L. peruensis.

(2)

Pag. 92

INTRODUCCIÓN

La leishmaniosis es un grupo de enfermedades causadas por protozoarios parásitos del género

Leishmania (Kinetoplastida: Trypanosomatidae), que es transmitida por la picadura de insectos dípteros hematófagos de la familia Psychodidae de los géneros Lutzomyia y Phlebotomus y que presenta cada vez mayores casos a nivel mundial debido al incremento en la transmisión peri-doméstica, producto de la adaptación de los vectores a estas áreas, y promovida a su vez, por la deforestación, urbanización y cambios climáticos en las zonas de transmisión1,2,3.

En la actualidad, no se dispone de un esquema inmunoprofiláctico eficaz para prevenir las infecciones por Leishmania. La quimioterapia con antimoniales pentavalentes, continúa siendo, desde hace más de 50 años, la manera convencional más rápida, práctica y eficaz para el tratamiento de la leishmaniosis; sin embargo, estas drogas tienen alta toxicidad y costos elevados; además, recientemente se han presentado casos de resistencia en algunas especies de Leishmania, por lo que es necesario desarrollar alternativas de prevención y control de la leishmaniosis1,4.

El control vectorial mediante el rociamiento de insecticidas de origen químico, especialmente a nivel peri domiciliar e intra domiciliar, así como a nivel selvático y la utilización de mosquiteros impregnados de los mismos, es una de las medidas generalmente implementadas, aunque su éxito depende de la conducta de los vectores4,5,6. A pesar de lo práctica y atractiva que resulta esta medida,

presenta los siguientes inconvenientes que pueden ser limitantes para ser usados en el control: desconocimiento de la bio-ecología y los criaderos de los insectos vectores, la aparición de resistencia, discontinuidad de los programas anti vectoriales, sus altos costos, que han afectado la salud humana, animal y la biosfera en general7,8,9,10.

El control de los flebotominos con insecticidas no es tan viable, una manera de solventar dicho problema, es desarrollar repelentes, como medida alternativa de protección contra los vectores5. La

acción de los repelentes mayormente consiste en producir unas desagradables sensaciones en los terminales sensitivos de los insectos, por ello su efecto repelente es muy marcado cuando el insecto se posa en alguna superficie tratada, además interrumpe la producción de dióxido de carbono, evitando así la picadura11; también presenta una elevada volatilidad, por lo que se crea un cierto entorno

repelente en las zonas donde se aplica12. Tal es el caso del DEET (N, N-dietil-3-metilbenzamida), considerado uno de los repelentes sintéticos más efectivo contra los mosquitos13 el cual bloquea los

receptores de las sustancias atrayentes suprimiendo el vuelo, por lo tanto, se produce el abandono del hospedero12; sin embargo, ciertas reacciones tóxicas han sido reportadas tanto para el humano como

para el medio ambiente así como también, el incremento de la resistencia de los mosquitos a este producto13,14. Es así que se han desarrollado compuestos repelentes naturales derivados de plantas

como un recurso alternativo, los cuales producen un mecanismo de defensa química contra los mosquitos14. Estos productos son menos nocivos para el ambiente y la salud de los humanos13. Debido

a que las plantas contienen muchos compuestos químicos, los cuales son importantes en su defensa contra los insectos, tales como: alcaloides, terpenoides, fenoles, inhibidores de proteinasa y reguladores del crecimiento se están empleando para la obtención de repelentes15.

Se conoce que los extractos de muchas plantas actúan como repelentes de insectos15. Estos

extractos son los aceites esenciales que son las fracciones líquidas volátiles, generalmente destilables por arrastre con vapor de agua, que contienen las sustancias responsables del aroma de las plantas son generalmente líquidos a temperatura ambiente aunque algunos solidifican a baja temperatura; la mayoría son prácticamente transparentes, incoloros o ligeramente coloreados (amarillentos) además estos son lipófilos y solubles en disolventes orgánicos apolares (hexano, éter etílico, etc.)16.

Los aceites esenciales se encuentran casi exclusivamente en vegetales superiores, concretamente en ciertas familias de angiospermas, de las cuales cabe destacar: Apiaceas, Lamiaceas, Mirtaceas, etc. Se les puede encontrar en diferentes partes de la planta: en las hojas (eucalipto, hierbabuena, limoncillo, etc.), en las raíces (angélica, asaro, azafrán, etc.), en el pericarpio del fruto (mandarina, etc.), en las semillas (anís, comino, etc.), en el tallo (canela, etc.), en las flores (árnica, lavanda, rosa, etc.) y en los frutos (perejil, pimienta, etc.)16.

Una de las plantas mayormente utilizadas es el Eucalyptus, un árbol que pertenece a la familia de las Myrtaceas, agrupa cerca de 500 especies de árboles, nativos de Australia y se encuentran distribuidos en todo el mundo17. El Perú es uno de los países con abundantes plantaciones de

Eucalyptus entre ellos encontramos a E. camaldulensis, E. citriodora, E. globulus en los departamentos de Cusco, Junín, Amazonas, La Libertad18; siendo este último el más abundante, el cual

(3)

Pag. 93

en su composición presenta tanino, ácidos: gálico y elágico, principios amargos, resinas, ceras, sustancia bacteriostática y aceite esencial eucaliptol (cineol) como componente activo; el cineol es un aceite volátil, destilado a partir de sus hojas frescas, líquido incoloro o ligeramente amarillento que tiene propiedades aromáticas características12.

Los repelentes, si bien no matan al insecto, son una buena alternativa preventiva para evitar la picadura de los vectores. Entre los ingredientes activos de los repelentes contra la picadura de los insectos, se incluye el DEET (N-N-dietil- 3-metilbenzamida), el cual continúa siendo el líder del mercado desde hace 50 años. A pesar de que el DEET ha superado muchas pruebas de toxicidad, presenta un alto grado de absorción cutánea y hay pruebas que muestran su efecto tóxico desde leves a severos niveles9,19,20. Por lo anterior, es que se ha tratado de sustituir por repelentes sintéticos como el

IR3535, SS220, Picaridin y MGK-326 en diferentes formulaciones y concentraciones, con actividad por más de 6h7,21,22. Estas sustancias fueron probadas contra Phlebotomus mascitii Grassi, P. dubosqui

Neveu-Lemairey Lutzomyia longipalpis Luzt & Neiva, con resultados satisfactorios6,22.

Sin embargo, es necesario implementar alternativas de control contra las picaduras de los flebotominos que sean menos riesgosas y contaminantes. Las plantas medicinales y en particular sus metabolitos secundarios, son una buena opción efectiva como repelente contra los insectos4,23. Se ha

probado una variedad de plantas como repelentes naturales contra mosquitos, de las cuales existen reportes para Melissa officinalis “citronela”, Cedrus “cedro”, Eucaliptus “eucalipto”, Pimenta “pimienta”, Citrus “limón”, Geranium “geranio”, Carapa “andiroba”, Melissa “melisa”y semillas de

Glycine “soya”; el tiempo de protección de estas especies puede variar de 2 a 30 min. de protección total y cerca de 90 min. para el aceite de semillas de soya4,9,20.

Debido a la presencia de Lutzomyia peruensis en áreas endémicas de leishmaniosis de la sierra peruana y estar involucrada en la transmisión del agente etiológico de esta parasitosis24, además de

existir pocos estudios de repelentes botánicos contra los vectores de Leishmania en comparación con los realizados con mosquitos25,26, es que se planteó el presente trabajo que tuvo como finalidad

evaluar el efecto repelente de las concentraciones de 5, 15 y 20% v/v del aceite foliar de Eucalyptus globulus contra la picadura de Lu. peruensis, en condiciones experimentales.

MATERIAL Y MÉTODOS Material biológico

En el estudio se utilizaron adultos de Lu. peruensis de la generación F1 obtenidos en el laboratorio de Artropodología Parasitaria a partir de la colecta de adultos del Caserío de Pagash, distrito de Samne, provincia de Otuzco.

Obtención de adultos de Lu. peruensis

La captura se realizó en trampa Shannon la que fue colocada a 30cm del piso, en el peridomilicio entre las 18 - 23 horas en el Caserío de Pagash, distrito de Samne, provincia de Otuzco y con la ayuda de tubo aspirador se capturarán los especímenes vivos, los cuales fueron colocados en envases de plástico conteniendo una base de yeso de Paris humedecido para mantener la humedad alta y constante, condición favorable para la supervivencia de los flebotominos. Los especímenes colectados fueron trasladados al insectario del laboratorio de Artropodología Parasitaria de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad Nacional de Trujillo; a partir del cual se obtendrá una colonia a ser utilizada en el ensayo. Las colonias se mantienen utilizando la técnica descrita previamente27 en

incubadora a 20°C±2 y a 80%±10 de humedad relativa.

Se utilizarán 450 Lu. peruensis que fueron criadas en jaulas de 30x30x30 cm. Los adultos fueron alimentados con una dieta a base de solución azucarada al 20%, las hembras además se le alimento con sangre de Mesocricetus auratus “hámster”; dentro de la jaula se colocó un recipiente de 15 x10x10 cm conteniendo una base con yeso de parís sobre el cual las hembras realizaron la postura de huevos, las larvas fueron alimentadas con un producto balanceado elaborado en base a extracto de hígado de pollo27. Las hembras emergidas fueron utilizadas para la prueba de repelencia, para ello se

consideró que deberían tener de 5 a 7 días de edad y en inanición de 3 días.

Obtención del aceite esencial

Las hojas de E. globulus fueron recolectadas en las zonas de cultivo de la ciudad de Otuzco departamento de la Libertad .Se colectaron hojas y flores con la finalidad de realizar la clasificación taxonómica correspondiente y fueron separadas manualmente eligiendo siempre las más suculentas y

(4)

Pag. 94

jóvenes, ausentes de manchas; para que finalmente sean transportadas al laboratorio de Artropodología donde se realizó el procesamiento y extracción de sus aceites28

La extracción del aceite a partir de hojas de E. globulus se realizó mediante el método de destilación por arrastre de vapor de agua, se obtuvo 5 mL de aceite de a partir de 900 g de hojas previamente trituradas, en un balón de 2000 mL previamente cortadas en partes pequeñas29,30.

Preparación de las diferentes concentraciones del extracto

A partir del extracto puro del aceite de Eucalyptus se obtuvieron las concentraciones de 5, 15 y 20% v/v del aceite foliar de Eucalyptus globulus utilizando acetona como diluyente31.

Evaluación de la capacidad de repelencia (bioensayo)

Determinación de la avidez

Se determinó la avidez de ingesta sanguínea colocando diez hembras de Lu. peruensis en estado de inanición (3dias) dentro de una de las jaulas de crianza que contenía a M. auratus “hamster” de aproximadamente 200g de peso al cual se le dejó expuesta a la picadura el abdomen

previamente rasurado . Esta actividad se realizó entre las 18 horas hasta las 20 hs. Bioensayo

Para la evaluación del efecto repelente contra la picadura de Lu. peruensis se utilizaron 20 mosquitos hembras en estado de inanición (3 dias) para cada concentración (5, 15 y 20% v/v de aceite de E. globulus) y grupo control (diluyente: acetona), los cuales fueron instalados en jaulas de crianza. Como fuente alimenticia se utilizó a un “hamster” de quien se le aplicó 0.1mL/60cm2 de aceite esencial en el abdomen rasurado, de cada una de las concentraciones a

ser evaluadas. Después de secar en el aire durante 2 min, se le introdujo en la jaula que contenía a los 20 mosquitos hembra, durante 5 minutos a intervalos de 30 min32; del mismo

modo se procedió con el control. Cada ensayo se repitió tres veces con mosquitos diferentes.

Determinación del tiempo de protección y el porcentaje de repelencia

El tiempo de protección, es el tiempo que trascurre desde la aplicación del producto hasta que ocurra la primera picadura33,34. Se estimó el tiempo de protección del aceite por cada concentración y

al que presentó efecto repelente satisfactorio (tiempo de protección >180min), se determinó el porcentajes de repelencia35.

Cálculo del porcentaje de repelencia (PP)

Se realizó el recuento de mosquitos que son repelidos en cada uno de los ensayos. El porcentaje de protección (repelencia), fué calculada de acuerdo con la fórmula36:

Dónde:

Nc=número de picaduras en el control en determinado período de tiempo Nt=número de picaduras en el tratado en el mismo período.

Análisis de datos

Los resultados obtenidos del efecto de repelencia del aceite de E. globulus en Lu. peruensis fueron sometidos al análisis de varianza (ANOVA)y una prueba de comparación de medias Tukey, a fin de determinar las diferencias entre las concentraciones y el grupo control mediante el uso de un programa computarizado STATGRAPHICS Plus versión 5.1 con un grado de significancia de 0.05.

RESULTADOS

Respecto de la variación del porcentaje de repelencia a la picadura de Lu. peruensis en relación al tiempo de protección, se encontró los más altos porcentajes de protección en las concentración de 15 y 20%, no encontrándose diferencias significativas entre estas concentraciones (P>0.01) pero sí entre las concentraciones 0 y 5% (p<0.05), sin embargo hasta las 180 horas se observó un 100% de repelencia en las tres concentraciones (Figs. 1 y 2) .

(5)

Pag. 95

Fig. 1. Porcentaje de repelencia a las diferentes concentraciones (0,5, 15y 20%) del aceite foliar de Eucalyptus

globulus contra la picadura de Lutzomyia peruensis en relación al tiempo de protección (Min).

DISCUSIÓN

Las plantas repelentes, son aquellas que tienen la capacidad de repeler insectos, debido a que en su estructura tienen compuestos que producen mal olor, interfieren en la comunicación entre insectos o tienen efectos irritantes para algunas especies. Son productos a base de sustancias producidas por las plantas, llamados metabolitos primarios o secundarios y su eficacia depende de muchos factores como las condiciones del proceso de extracción, la calidad de la planta de la cual se extrae la sustancia, entre otras.

Las plantas repelentes se pueden utilizar directamente para beneficio de los humanos, es conocido el uso de plantas como Foniculum vulgare (hinojo), Ruta graveolens (ruda) y Eucaliptus globulus (eucalipto) entre otras plantas aromáticas como el clavo de olor, canela o citronella, para repeler insectos chupadores como los mosquitos para lo cual se utiliza extractos33. En animales, los extractos

de repelentes son utilizados para alejar insectos que afectan la piel del ganado, como por ejemplo el gusano barrenador37.

El efecto repelente del aceite de E. globulus (100%) obtenido en el presente trabajo contra las picaduras de Lu. peruensis mostró el mayor efecto repelente con un tiempo de protección hasta 210 minutos aproximadamente en las tres concentraciones (3.5 horas) (Fig. 1) estos resultados son similares a los obtenidos por Nieves et al33 quienes reportan que al utilizar el aceite esencial Los

aceites de Pseudognaphalium caeruleocanum y Cinnamomun zeylanicum mostraron un 95% de protección de 3h contra las picaduras de L. migonei siendo el aceite de P. caeruleocanum

quienpresentó el mayor tiempo de protección, de más de 4h y de 2h en concentraciones de 50% y 10%, respectivamente, por lo que sugieren que el aceite P. caeruleocanum podría ser un potencial candidato como repelente natural contra la picadura de dípteros posibles transmisores de Leishmania.

Otros investigadores han reportado las bondades de los repelentes botánicos contra las picaduras de flebotominos de los aceites esenciales de citronela, linalol y geraniol en velas, encontrándose un 24%, 55% y 79% de protección, respectivamente (Muller et al. 2008); sin embargo, el geraniol, usado en placas evaporadoras, no produce un efecto repelente contra P. papatasi y P. sergenti Parrot6.

Poco se conoce acerca del mecanismo de acción de los repelentes, se cree que interfieren con los receptores olfatorios de atracción hacia la fuente de alimento del insecto. Cada sustancia repelente actúa según su composición y al mecanismo especie específico del insecto involucrado en la atracción hacia el hospedador. La mayoría de los ingredientes activos de los repelentes actúan como neurotoxinas o toxinas respiratorias para los insectos, bloqueando la respuesta electrofisiológica de las neuronas sensoriales olfatorias atractivas del olor, e inhibiendo el comportamiento de atracción hacia

(6)

Pag. 96

la fuente de alimento de los receptores de ácido láctico y CO2, entre otros38. La actividad repelente de

una planta se debe principalmente a sus componentes, tales como los fenoles, terpenos o alcaloides; sin embargo, son necesarios futuros estudios para identificar su papel y los diversos mecanismos fisiológicos del insecto involucrados en la atracción hacia el hospedador39.

P> 0.05

Fig. 2. Porcentaje de repelencia a las diferentes concentraciones (0, 5, 15 y 20 %) del aceite foliar de Eucalyptus globulus contra la picadura de Lutzomyia peruensis hasta los 180 minutos de exposición.

Con relación al tiempo de protección del aceite de E. globulus, a diferentes concentraciones (Fig. 2), se observó una disminución del tiempo de protección al disminuir las concentraciones de dichos aceites, semejante a lo que se reporta con diferentes repelentes botánicos contra mosquitos23,35. Sin

embargo, para poder definir un buen efecto repelente se considera un tiempo superior a 180 minutos por lo que las tres concentraciones ensayadas en el presente trabajo cumplen con esta propiedad por lo que también se puede concluir que el aceite de E. globulus es una buena alternativa para la prevención la picadura de mosquitos vectores de Leishmania; teniendo en cuenta que se ha observado un interés creciente por incrementar las áreas dedicadas a plantaciones forestales con fines de producción industrial, siendo E. globulus sin lugar a dudas la especie de mayor distribución se halla dispersa en toda la sierra ocupando más del 90 % de la extensión de plantaciones donde además están las áreas endémicas de leishmaniosis

En conclusión las plantas repelentes son una buena alternativa para el control de mosquitos, es económica y de fácil elaboración y aplicación, sin embargo al utilizar estas técnicas se debe tomar en cuenta los problemas que pueden traer si no se utilizan de la manera adecuada.

CONCLUSIÓN

 Las concentraciones de 5, 15 y 20% v/v del aceite foliar de Eucalyptus globulus presentan actividad repelente contra la picadura de Lutzomyia peruensis

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Neuber, H. Leishmaniasis. J Dtsch Dermatol Ges 2008; 6: 754-765.

2. Alvar J, Yactayo S, Bern C. Leishmaniasis and poverty. Trends Parasitol 2006; 22:552-557.

3. Reithinger R, Dujardin J, Louzir H, Pirmez C, Alexander B, Brooker S. Cutaneous leishmaniasis. Lancet Infect Dis 2007; 7: 581-596.

(7)

Pag. 97

4. Maroli M, Khoury C. Prevention and control of leishmaniasis vector: current approaches. Parassitologia

2004; 46: 211-215.

5. Alexander B, Maroli M. Control of phlebotomine sandflies. Med Vet Entomol 2003; 17:1-18.

6. Sirak-Wizeman M, Faiman R, Jawabreh A, Warburg A. Control of phlebotomine sandflies in confined spaces using diffusible repellents and insecticides. Med Vet Entomol 2008; 22: 405-412.

7. Thavara U, Tawatsin A, Chompoosri J, Suwonkerd W, ChansagU, Asavadachanukorn P. Laboratory and field evaluations of the insect repellent 3535 (ethyl butylacetylaminopropionate) and Deet against Assoc 2001; 17: 190-195.

8. Kroeger A, Avila E, Morrison L. Insecticide impregnated curtains to control domestic transmission of cutaneous leishmaniasis in Venezuela: cluster randomised trial. British Med J 2002; 325: 810-813. 9. Katz T, Miller J, Hebert A. Insect repellents: historical perspectives and new developments. J Am Acad

Dermatol 2008; 58: 865-871.

10. Sharma U, Singh S. Insect vectors of Leishmania: distribution, physiology and their control J Vector Borne Dis 2008; 45: 255-572.

11. Day J. Host-seeking strategies of mosquito disease vectors. J Am Mosq Control Assoc 2005; 21(4):17-22. 12. Trongtokit Y, Curtis C, Rongsriyam Y. Efficacy of repellent products against caged and free flying

Anopheles stephensi mosquitoes. Southeast Asian J Trop Public Health 2005; 36(6): 1423-1431.

13. Zhu J, Zeng X, Yanma, Liu T, Qian K, Han Y et al. Adult repellency and larvicidal activity of five plant essential oils against mosquitoes. J Am Mosq Control Assoc 2006; 22(3):515-522.

14. Lucía A, Gonzalez A, Seccacini E, Licastro S, Zerba E, Masuh H. Larvicidal Effect of Eucalyptus grandis essential oil and turpentine and their major components on Aedes aegypti. J Am Mosq Control Assoc 2007; 23(3):299-303.

15. Moore S, Lenglet A, Nigel H. Plant-based insect repellents. L Sch Hygiene Trop Med 2007; 25-32. 16. Kuklinski C. Farmacognosia. Barcelona: Omega, S.A. 2003.

17. Schopflocher R. Enciclopedia agropecuaria práctica. Buenos Aires: El Ateneo; 1963.

18. Weberbauer A. Phytogeography of the Peruvian Andes, p. 13-81. In J.F. MacBride (ed.). Flora of Peru, Vol. 13/1. Field Museum of Natural History, Chicago, Illinois. EEUU.1936.

19. Alexander B, Cadena H, Usma M, Rojas C. Laboratory and field evaluations of a repellent soap containing diethyl toluamide (DEET) and permethrin against phlebotomine sand flies (Diptera: Psychodidae) in Valle del Cauca, Colombia. Am J Trop Med Hyg 1995; 52: 169-170.

20. Tawatsin A, Wratten S, Scott S, Thavara U, Techadamrongsin Y. Repellency of volatile oils from plants against three mosquito vectors. J Vector Ecol 2001; 26: 76-82.

21. Naucke T, Lorentz S, Grünewald H. Laboratory testing of the insect repellents IR3535® and DEET against Phlebotomus mascitti and P. duboscqi (Diptera: Psychodidae). International J Med Microbiol 2006; 296: 230-232.

22. Müller G, Junnila A, Kravchenko V, Revay E, Butlers J, Schlein Y. Indoor protection against mosquito and sand fly bites: a comparison between citronella, linalool, and geraniol candles. J Am Mosq Control Assoc 2008; 24: 150-153.

23. Erler F, Ulug I, Yalcinkaya B. Repellent activity of five essential oils against Culex pipiens. Fitoterapia 2006; 77: 491-494.

24. Perez E, Veland N, Espinosa D, Torres K, Ogusuku E, Llanos-Cuentas A, et al . Isolation and molecular identification of Leishmania (Viannia) peruviana from naturally infected Lutzomyia peruensis (Diptera: Psychodidae) in the Peruvian Andes. Mem Inst Oswaldo Cruz 2007; 102(6): 655-658.

25. Das N, Talukdar P, Das S. Evaluation of botanicals as repellents against mosquitoes. J Vet Borne Dis 2003; 40: 49-53.

26. Amora S, Bevilaqua C, Feijo F, Alves N, Maciel M. 2009. Control of phlebotomine (Diptera: Ssychodidae) leishmaniasis vectors Neotrop Entomol 2009; 38: 303-310.

27. Killick-Kendrick R, Leaney A, Ready P. The establishment, maintenance and productivity of a laboratory colony of Lutzomyia longipalpis (Diptera: Psychodidae). J Med Entomol 1977; 13: 429-440.

28. Cáceres A. Fauna flebotómica (Diptera: Psychodidae) del Valle de Marca-Recuay (Ancash, Perú). Rev Peru Entomol 1990; 32: 29–32.

29. George W, Goxel H, Durst D. Quimica orgánica experimental. España: Reverté S.A. 1985; 51-56. 30. Alzamora L. Actividad antimicrobiana in vitro de los aceites esenciales extraídos de algunas plantas

aromáticas. Anuales de la Facultad de Medicina Universidad Mayor de San Marcos 2001; 62(2):156-161. 31. Eliningaya J, Mosha F et al. Ethnobotanical study of some of mosquito repellent plants in north.-eastern

Tanzania. Malaria Journal 2008; 7:152.

32. World Health Organization. Report of the WHO informal consultation on the evaluation on the testing of insecticides, CTD/WHO PES/IC/96.1. Geneva: WHO 1996; 69pp.

33. Nieves E, Fernández J, Lias J, Rondón M, Briceño B. Actividad repelente de aceites esenciales contra las picaduras de Lutzomyia migonei (Diptera: Psychodidae). Rev Biol Trop (Int. J. Trop. Biol. ISSN-0034-7744) 2010; 58 (4): 1549-1560.

(8)

Pag. 98

34. Schreck, C, Govern Mc. Repellents and other personal protection strategies against Aedes albopictus. J

Am Mosq Control Assoc 1989; 5: 247-252.

35. Fradin M, Day J. Comparative efficacy of insect repellents against mosquito bites. N Engl J Med 2002; 347: 13-18.

36. Frances S, Wirtz R. Repellents: past, present, and future. J Am Mosq Control Assoc 2005; 4: 1-3.

37. Del Rio M, Montejo E, Vidal R, Ramírez W. (En línea). Preparado del árbol de Nim contra el gusano barrenador del ganado. Revista Electrónica de Veterinaria (REDVET) 2007(7); Consultado el 20/03/13. Disponible en: http://veterinaria.org/revistas/redvet/n070707/070711.pdf

38. Ditzen, M., M. Pellegrino & L.B. Vosshall. 2008. Insect odorant receptors are molecular targets of the insect repellent DEET. Science 28: 1838-1842.

39. Rajkumar S, Jebanesan A. Repellency of volatile oils from Moschosma polystachyum and Solunum xanthocarpum against filarial vector Culex quinquefasciatus Say Trop Biomed 2005; 22: 139-142.

Figure

Actualización...

Related subjects :