• No se han encontrado resultados

A orillas del mar : (impresiones de un viaje)

N/A
N/A
Protected

Academic year: 2022

Share "A orillas del mar : (impresiones de un viaje)"

Copied!
136
0
0

Texto completo

(1)
(2)
(3)

/ '

y ' ¡

t

,I

(4)

r----··---~--·---~~ -- - - ----- - --,

A N O N I M A

CO STRUC MATERIAL DE

SOCIEDAD

DE

\

\

\

t

\

\\

¡

\ FUNDADA EN 1929

BARCELON A

Rambla de Cataluña, 135

o o R

FABRICACION NACIONAL INTEGRAL de apa r at o s de protección indi vid u al y'colect iva con tra lo s gases tóxicos. deleléreos, vesicantes, arsinas, humo s y niebl as que se emple an en la

GUERR A Q U I M I CA .

Equip o s de MA SC ARAS de guerra· co n filtropoli- valente yvisi b ilid a d perfecta. MASCA RA S de tela o de goma para la defensa de la POBlACION C I V Il Y dei personal de indus tri as MIN Ef(AS, QUIMICAS, SIDERURGICAS y otros. Apar at os aislcntes indi viduales. Tod a cl a se de elem entos y respirodo res de aire puro Y de aire y oxíge no para protecc i ón de edificios, buq ues, almacenes y depósitosco n tra la ag res ió n aeroq uímica. Abrigos

de protecci ón.

A

Av.OJosé Antonio, 60,1.0A

t

\\

Fábricas en BARCELONA: PED R O IV , 423 ~ Dirección telegráfica-MADRID, BARCELONA: «ANTIGAS»

i

~\

\

\

~\

\

t

\

\

~

t t

\

t

\

\

\\

\

\

~

M

I l

1

¡

I

¡

\

t

\ I

1

FABRICACION DE CARBON ACTIVO y de los reacf iv os y neut ra li za ntes quím ic os.

PIDANSE CATALOGaS INDICANDO EL OBJETO

(5)

#

'.

r~

'J ~

AUTORIZ A DA SU PU811C CION POR LA VICESECRETA.

RIA 'D E EDUCA.' CION POPULA R

Z ¡iJ Te

¡{fi{;j

O Z n,

-1

9.-

JJ

- 4

(6)

I

QUEDA HECHO EL DEPOSITO QU! MARCA LA LEY.

TALLERES EDITORIALES DE "EL NOTICIERO ".-ZARA GO Z A

(7)

/

}

..?J

103 marinos e3pañole3,/o rlúpue3t03 3iempte al cum- plimiento riel ~e6et ~6ne­

1';[(10 en ./z010cau3to

~e

la )2tt.ttia.

'\

(8)

-

- .

--

(9)

A l

~o pretend o en éste relato ser ameno ni ecact o ; acaso falta la gracia, el estilo para 10 primero y 10esencial , para lo segund o, ampliand o 10 supe rfluo y omitien- do lo principal. Es probable menud een los errores, pOEque no trato de hacer una exposición 'docum entad a, sino, a lo más, dar a con ocer unas'imp resiones que vivió el autor, y tal como él las sintió en la intimida d de su alma, tran q uilo por tempeeamen eo y viajero erra nte. por un os días. Via- . jero si pretensiones, sencillo y 'mod esto, que'-pas ó des- ap ercibido por los sitios dond e estuvo, ret eniendo en su memoria 'la_silueta de las'imágenes que vivía.

La actitud del auto r no'es la del dep ortista, sino la del ingenuo qu e·con les ojos abiertos va en busca de-emocio- ne que penetren en su espíritu, ávid o de sensaciones' nue- vas qu e'lo'confort en de la monoton ía de la vid a ordinaria.'

Esta escapada, que..'empezó por 'curiosid ad , há term i- nado por cautivarn os ; más qu e para complacer a los demás escri bimos par a .deleitarn os a nosotros'mismos, al evoc ar los momentn g vividos para volverlos a vivir'en el recuerd o.

Estas notas oue Iueron escritas al socaire de impresio- nes grabadas'más o menos borr os ame nte, en la imag ina- ción unas veces,

y

otras al' correr del tre n expreso, rápido o mercancías, estrujand o' el lápiz nerviosamente para des- cribir elpaisaje que se escap aba denuestra vista, no pueden ser, pues, unareproducción fidelísima de la realidad'en

muchos casos. '

Este l~bror de imp resiones diversas, no ha de -propor-

(10)

- 6 -

cionarte, amable'lector, grandes enseñanzas, pero sí. al menos, deleitará'tu espíritu a tra vés de sus páginas.

No se apetecen los libros de largas y fatigosas lecturas;

se 'ech an de menos volúmenes breves Que en vez de can-

sancio produzcan deleite. La vida ahora va muy deprisa; por eso hay que simplificar, condensar,.comprimir.

Por eso, lector, te. presento un lib r o de pocas horas, para que en el barco,'en el fer'i:o carril, en 1 tran ví a o tran - quilamente sentado en un banco del paseo puedas saborear

~u contenido, en la seguridad de'que est o, unido a la ilu s- tración que se acompaña, te hará pasar unas horas felices, saciando fu curiosidad ~u avidez por las sensaciones vividas por otras personas en un ambiente risueño y soña- dor, entre paisajes bellos,_satura d os de caricias, de bulli- ciosa espuma de mar, bajo árboles frondosos, o bañad o

/ 1 d

por el sol, con su llamarada roja al caer la tar e.

"A ORILLAS n;EL MAR", es un libro, mejor diría- mos un rnosáico literario, de paisajes y descripciones ani- mados y pintorescos del vivir acelerado, acariciado por la brisa marina. '

Por la sencilla belleza de su-exposición, por el realismo con que están vistos dichos paisajes, personajes y ambiente, por la honda emoción que anima sus páginas, esperamos que éstas.sean del agrado del lector.

Para

tí;

lectora .mía, este "bouquet" perfumado, que espero haga vibrar tu alma de española y sentir el orgullo de tu feminidad, como lo sienten las flores de un jardín.

(11)

E' m a r

' I ~

L título

'.

de esta ob

.'

ra nos acucia a ocuparnos del mar

- ,

en forma .detallada" señalando sus principale s encan- tos, para que el más profano lector conozca las ma!a- villas y glori as que encierra, siquiera lo hagamos a guisa de curiosidá des 'tomad as en parte "DE CAlRA AL MAR"

(Agacino). '

,Mar: voz celta, que significa color verde. Se da aquel nombre al conjunto de aguas que rodean la Tierra.

Fué formado el mar'po r elCreador, al te roer día, sepa- rando la tierra del agua, hasta entonces mezcladas._

El agua se' compone de una parte de oxígeno y dos de hidrógeno.

El agua del mar-no sirve para beber, guisar ni lavar. Su sabor solamente se debe a contener en disolución varios cuerpos llamados sales, principalmente cloruro de sodio, 27'21; ídem de magnesio, 3'SO; sulfato de magnesio, 1'65; ídem,d e calcio, 1'26 ; idem de potasio, 0'86; carbonato de cal, O 12, y bromuro de magnesio, 0'087. ' .

Predomina, como vernos, 'el cloruro desodio (sal mari- na,'sal común o de cocina). Esta se obtiene por evapora- ción, o'sea depositando el'agua en salinas. unas .especi,es de estanques, y al evaporarse el agua queda en el fondo

la sal. ', _ . '

La s,alinidad del mar'es variable; la normal es de 35 gra- mos por litro (35 por mil). ,

El Mediterráneó tiene de 37 a 39. El mar Rojo; el 41, y el Báltico, sólamente el 15.

El agua del mar' ocupa cerca de tres cuartas partes de la

superficie del Globo. . .

La altura media'de la Tierra sobre el nivel del mar es de 840 metros, y la profundidad media del mar alcanza

los '3.800 metros. '

La profundidad mayor del mar, "fosas", existe en el Pacífico. que pasa de 10.000 metros, mayor que el pico más

(12)

- 8 -

elevado de la Tierra, que está en a ca dillera del ' ima - laya , en Asia (el Ev e est) , con 8.84:0 met ro .

. En el Pacífico y a una profund id ad de 4.000 met~o.s existe una SIma, cuya extensión es de 80 millones de k iló- metr o? cuadrados, ex tcnsi .11 mucho ma yor que 1 t da la tierra firme.

- Se calcu la en ui os 1.i 30 millones de kilóm-t ro s cúbi co s la cantidad de agua'que int egra os mares y en 125 millo- nes de kilóm etro s la tierra q 'e e erge de aquella gran masa de agua ; es decir, que' para llenar de tierra ( i to fuera posible) todos lo s ma -es harí a falt a -on c e veces la cantidad de tierra que dispone' ios..

De los 90 elem en tos que co n oce la Quím ica, en el mar se encuen tran 32. -

L~ t mpe.t.: ura es'va riable y esto influye en la abun-

dancia y vida de los peces." .

L,.;:'1 tem p era t u ra normal es de 20 grad s, y a p arti' de- los j.OOO et os de pr o fu n d id ad des ciend e a ;) grado ( e conta d as las corrientes mar ir as de agua tem:plada). 1

El color verde-a zul ta mbié n varía. El co lo r del 'cie o, entr rbiamiento, naturalez a del fondo en lugares poco pr o - fundas y la "purga del mar" en las co s t as gallegas, éstas im p ri m en a las azuas un color rojizo. .

Los vientos son los que pro du ce n el oleaje, que e el movimiento caracterí st ico del mar .

Lasmareas (flujo y reflu jo ) obedece n a la Luna y el Sol.

Dentro 1mar y Ro tando en la su perficie, h¡:ly--.u~o~

islo t es de hi elo , 1amados "iceberg". Uno de és~~s 0~lgll:0

en el. año 1912 el hundim i en to del gran tr asat áritico ingl és

"Titanic" . - - ., . r

La agu as marin as no están vacías , sino.p ob lad as, pu- diénd ose-afirmar qu e una,sola 'got a de o:gu~, cO!1-?ene un s n fin de.seres.Vl.\'OS. Esto origina la dlstnbuClOn .de la fauna marina (conju n t o de an imales) en tr es gran des gru- pos: fa u na de co sta, de' grand es prolq ndidáde s y .de

altar mar. ., . . ' '. '

La flora (plantas 'eget les) sólo 'exis te hast a lQS 200 met~~s de pr~fundi.dad; después vien e la z~:>na llamada de las sombras y n ella solo VIv en los ammales . .

La "flo ra" del mia r se conden s a en "algas" (plantas lI- geras acu áticas), v son azules verdes; pardas y rojas, y de ellas se extrae la sosa la pota~a el yo d o , ácidos org ánico s, acet on a, aceites, alq~itranes, ~zúc~r. "manita", alco'hol..

agá -aga r, gelatinas, cosméticos , almidón, pasta para .pa -

(13)

'- 9 -

pel, aprestos para tejidos, guános,.fibras para co rd leria

otro prod uct os. . '. . erdes

Las algas pard as y rejas son las .pnnclp ales, las v y la azules tienen menos importan cia. ría

'En España,

y

con preferencia en la co ta gallega, se.c la llamada "ul va latissima" o "lech u ga del mar " , que tien e la n .srna forma que l<:) ech u ga rizosa,

y

qu e una vez desa- la d a es de gusto agra d able y comestible. "

T ambiénse da.'en Españ a la "laminaria'azu cara da , de donde se extrae el azúcar "manit a", gue se emplea mucho el n~edicamentos. Hay algas que pro d uce n.el agar -a gar ,tan necesarir, en' bacteriolo 'a. La explotación de las algas,

comienza

ahora

en Espa ña. ' . .

El alga se nutre de los ra yos sol ar es , que van.perdH~n­

: 0

ciertas materias perjudiciales al pasar las dis tintas capa de ag ua hasta q !C son ab sorb id o s por las algas. '. .

El Tapón cultiva elalga cxad':¡.mente igu al que aquí culti-

van.os la tierra. .

..El aut r de "Mare nostrum" nos proporciona matena p .a el.i:iq ul_cer este capitule, ai

~ .e.~cubninos

otrós mundos

ba la la superficie del mm. Veamos: .

.. . " ; . [' ~ ~. !~~¿;' ¿~~¿ ~ti(~ · ~t;'~v~'~ab~

..

~~ ·¡·áf;g ~·~ ~

ilticolores

es ~e.

mund o de absoluta lóbreguez. El', la lu z anim al , pro-

trci'~: por los organism. ~ vivientes. : - .

1

~do S

filame nto s de los al' olcs carnívoros eran gu mal- e

~

: lampara

~

[ ojos de los anima les caza dores , glob o

cl ~ctncos

las insigiificar.tes ba ct eri a s. glándulas.fot ógenas,

" odos ello l" 'b f

: t , S a 1t1 an o cer a n 51s conmutadores'fos ores-

"Cl.t cs seO-U'l 1 .csid d 1 -

., . b ' . as n eee;;I a es e rrro m,nto, u as vece s 11)"1

1

<1 perslCl! Ir y de 'o rar, otras nara mantener se etis im u:-

él'.( ,en as tinieb las. . '

Los'<lnimales 1 t' . ' : 1 '. .

b d . -p an.él , mmo >'les corrso estr ella s, ro d ea -

~n

, e

t:

clrculo de ra) os sus bocas fer o ces v los seres mlnuscu os se sent ía l ' 1 ~ . ' .

11 l ' e n 'C1n:pl1Ja cos rrrc \shb l emcnte ha cia el os,.? ln 1Snd:l °

1que las..n.ariPOSqSvuela n hacia 1<1 lámpara y

os p~J.aros e mar chocan co n el faro. _

Nmgun a de,

la~

luces de tierra pa ch á compararse can las del mundo abi sa l.v'Toelos los fu eg os de arti ficio pa lí;

decen ante la vari edad del-fu lgor orgánico . _ -

Las ramas vivientes el 1polipe ro, los ojós de las bestias , hast a el barró semb rad o de puntos brill antes, cambia n

(14)

- 10 -

chorros fosfóri co s, hace chispas, cuyos r plandore se abrían o cerrab an incesant mente pas ando po r div er os colores: -viole ta, púrpur a , ro jo , anaranjado, azul y sobre todo verde.

Los que eran ciegos compensaban esta infer ior id a d con el desar rollo de sus órgan os'táctilé .

La inmensa masa acuática , gua rdá, revu eltos con su. cloruro s, el cobre, el níq uel, el hierro, el cinc , el plo m o y hasta el oro , proceden t es dc los filones que la ev ol u ció n planetaria aglomeró en.el fon d o oceánico y dc crya masa no son más que insignificantes filones de,la monta ña con arenas,auríferas arrastradas por los río s.

También la plata está disuelta en, el agua y po n ciertos cálculos se sab e que la plata flotante len el Océano es tal que con ella pueden.levanta rse pirám idés más enorm.es ue las de Egipto, aunque 'est én tan diluídas que haga imposi- ble'su aprovechamiento. '.

Los seres oceánicos sabían mejor su pres en cia; filtrán- dolas a través de su cuerpo para la renovación y colo ra- ción de sus órganos. El cobre lo acumulaban en su sa n gre ; el oro y la plata se descubría en los tejidos de 19 S anima- les-plantas; el fósforo era absorvido por las esponjas ; el plomo y elcinc por los fucos,y estos fragm entos disu elto no podía captarlos ningún procedim:iento químico. .

Los carbonatos de calcio arrastrados a las costas,'ser- vían a innumerables especies para la construcción de sus

caparazones, esqueletos, conchas y caracolas.

Otros .estanq ues atrajeron después la atención del

marino. '

La langosta saltaba con agilidad por las peñas, valién- dose de los gemelos de sus patas, herramienta de'guerra y

nutrición. La cigarra de,mar, animal torpé y pesado, per- tnanecia en los rincones, cubierta de fango, de algas, y'.

como enjambres nadaban los langostinos y camarones.

Estos animales que nacían acorazados y que durante - su vida se veían obligados a cambiar de armadura; muda- ban de piel como los'reptiles, si bien con más dificultad

por el múltiple mecanismo de sus miembros." .

• • O" o' .

..

,

..

, .., ~'.' ... .'.. '" ...

(15)

España mannera

r

SP

A: -

A ha sido

tradicionalm:~nte

mar inera. Para con-

1:

vencernos bastará con que echemos una mirada a.Ias paredes del Museo Naval, verdadero sagrario de glo- riosos hechos pretéritos= Cristóbal Colón... América Ves- pucia, Martí n'Allonsó Pinzón, Juan de la Cosa, Magalla- nes, Isaac Peral, Fernand o ViIla~il,luan Sebastián Elcano, Núñe z de Balboa, 'etc. \ -

Desde el p'~tnto de vista militar, é cómo no recordar a. aquellos héroes de Cavite y Santiago .de Cuba, cuya inmortalidad simboliza el monumento que se levan ta -en Cádiz? '

¿Cómo oculta r la aportación marinera al Glorioso Mo- vimiento Nacional, iniciada victoriosamente en aquel céle- tire convoy del 5 de agosto de 1936, dirigido desde el Ha- cho por el propio Generalísimo. Su batalla en aguas del Estrecho, entre el "D ato ", nacional, y el "AjIcalá Galiana", pasado a los. rojos, cuya oficialidad fué asesinada por su trimilaciórí sublevada? ,1 '

~ -Re¿ordemos también al' "Baleares ", sepultado en el fondo del mar cerca del Cabo de Palos, el 6 de marzo de'1938, cuya tripulación sucumbió gloriosamente: dando su vida por,España, presentándonos con ello laudable ejemplo de sacrificios, y en él rivalizaron todas las cate- gorías,a saber: un almirante, el Estado Mayor de éste, todos los jefes, la mayoría de los 'oficiales' y gran parte de la tripulación,'que ascendía a más de'700 hombres.

Unos depósitos de esencia que solía llevar el"Baleares"

sobre cubierta fueron trasladados pocos días antes del siniestro (en previsión de ataques aéreos) a las bodegas.. y precisamente 'el compartimiento donde se ,depositaron vino a .ser blanco de uno de los torpedos -1.!...nos doce-

(16)

- 12 -

transform ándose con cllo el cru cero en una inmensa ho- guera, imposibilitan do la salvación.

Las explosion es, el humo interno" la fuerte luz ~el incendio que se propagaba por tod o el buque, cl nervio- sismo angus tios o de todos, to d o ello en grado

cimo, c.n aquella noche.o bscura y tenebrosa,hizo todavía más su b h -

me'el sentimiento del deb er que se impuso ,que'n c -fu é ot ro

que la inmolación por Dio s , por España y por el Caudillo

Franco, .

Así terminó la gloriosa liistori a del·" Baleares ", cuand todavía no contaba con dos años de vida en el mar como cru cero (b uque de guerra) ,rápido , que por St1 facilid ad de .evo lu ciona r y radio de acción, era apropiado púa operar '. prestar s-e vicio de e .ploraci ón y vigilancia y [levai; a cabo golpes de mano.

Desp lataba 10.000 toneladas, con una velo cidad.m á x!- ma de 34 millas horarias, y u-radio de acción de 8.000 rru- Has él la velocidad.d e.I S.

El armamento lo integraban 8 ca ño n es dc 203,m/m ; 8

de 120m/m, antiaéreos:8,caño n és ametralladoras de 40 mi-

lírnetros, antiaéreos: 12tub os lanzatorp ed ero s de 533 n.tilí - J.let:-os y 2 Ianzabornb as de profu nd idad contra su b -

marmos, • I

El "Canarias", hermano gem elo del "Balea res" en ca- racterísticas y en alcanzar victorias, aun q ue más afortuna d o q1.e .ste.

El "Cerve ra" (el chulo del Cantáb'i.0 , como lo lla m a -

ban los'rojos de Gijón) . .

Un recu erdo también'al "Castillo de Olit e". Traicio- nada la fuerza que transportaba para-ocupar,Ca r tagen a, de donde, inesperadamen te. se les cañoneó. '

"Castillo de Olit e" , evocad o r sin duda,de aqu el pala- cio ele la Baja !,avarra, en la pequeña ciudad'de Olite.

bajo la sombra prot ecto ra de su castillo med io eval del siglo XVI, en cue Olit'e era Cort e de Navarra, donde reci- bía Cf)~ regocijo a ~ú mo narca Carlos III, el,Nob le, y a las mesnadas que regresa ban victoriosas -d e la gu erra .

"Casti llo deOlit e" , que seg ún cuenta la.tradición ,había en éltant as habi tacione s como días tiene elaño',En uno de

(17)

:.

- 1 3 -

sus salones se reunían Ias_C o r tes y en él se consagró, en 1426, al .O bis p o de Parrrplona, .

Cont ab a este Palacio CQP. 15 torres, so bre las cual es se destacaba la más'alta, la de las Atalayas, a la cual segu ía la de la Cigueña, en la qu e sigue la zancuda poseyendo su nido con secular dere cho.

En la lejanía se. elevan las ingentes y brav ías monta ñas de los Pirineos, con sus cumbres nevadas y al pie del casti- llo se presiente el Ebro, sosegado y majestuo so co mo

remanso de paz. .

y terminamos haciéndonos eco del saludo dirigido a la Escuela Na'va.l de .M arín (Pontevedra), en la cual. ·h a n de recib ir ad ecu a d a irist ru cc ió n cerca de 500 guardias mari- nas, asp iran t es a oficial, depositarios de la gloria del ~ar.

Establ ecimiento docente, inaugurado hace poco con la pre- sen cia del Caudillo, para que-en .él se siembre esa.s emilla patrió tica que ha asombrado al Nuevo Mundo, a modo de consigna. "España volverá a buscar su gloria por las rut as del mar."

/

---=---~~---_.

(18)

Nuestra actividad naval

.

/

. [ 0-TSI D E R.AJvl 0 S de utilidad para el lector, consignar

a~gurias definiciones, relacionadas con las embarca_

CIones. •

Todo medio flotante en forma de'barco, es decir Can proa (parte-delantera), popa (p~rte posterior) y costados (laterales oTados), qu~ es lo VISI~l~ o fuera. del agua (lla- mada obra muerta y VIva la que Ira sumergida), ~e .den.o_

mina' embarcación len generál; pero para rnejor distingUir las unidades pequeñas (botes, chinchorros, esquifes. canoas, buzis falúas balleneras, traineras, etc.) de las mayores o I

J , 1 1

importantes, se aplica.co n Frecuencia a estas últimas a pa- labra buque alhablar en sentido general y no de l~ embar_

cación, y aún a aquellas se les determi'na más preCIsamente por el de.embarcaciones menores. -

. El progreso en la propulsión, asimismo, ha ve~ido a. establecer diferentes clases de buques al correr el tiempo Así el remo (primer medio) hizo famosas las galeras, 1ue:

go la vela (segundo medio), paulatinamente originó:aque_

llos diversos tipos de buques, cuales las carabelas, goletas bergantines, paile?ot, corbetas, fragatas, etc. Y h~'ego eÍ vapor.(te!cer.m~~lO)y los m?tores (cuarto medio), IQC!tISO los eléctricos, vimeron aclasifica- a aquellos'en buques de vela o veleros (descartamos la propul~ió¡{a remo), va.po_

res y motonaves. 1 -

En cuanto a la propulsión, por tanto, la transfonnación del

buq.~e

señala a su vez cuatro etapas o épocas de la navega~lOn:la de remo, a vela, l~ de vapor y conm~~t~res.

y SIempre, puesto que la VIda' les lucha, también los buque.s, en cuanto a su finalidad principal, se distinguieron . o clasIficaron en dos clases p.ríncipales: de guerra y mler_

cantes, ofreciendo también características distintas, COIno

(19)

- 15 -

igualmente su aspecto exte rio r , pu es'l a flota mercante viene a represe ntar o en carn a r la potencialidad de una nación;

est o es, todo su vig o r , tanto espirrt ual como material, 'la riq u eza que se la nz a y se pecoge recambia da. La flota militar o la marin a , capaz de mantener la vía libr e por donde corren la expans ióri y el cambio. '

Pero en una y' otra marina, al precisar aún más la par- ticular ap licació n de cada buqu e, surgen otros tip o s de éste, cuales los rem olca do res, dragas, ga n g u iles , buques de'ca rg a y mixtos (carga

y

pas aje), trasatlánticos (especiales para pasaje), pet rol ero s .ccarbon er os , pesqueros, fruteros, frigorí- freos, etc., 'en 'la marina mercante, y los acoraaados,' cru- . ceros, des tructores, cañonero s, torpederos, 'buques-escue- las ,. planeros, minadores, su m ergibl es , etc., en la marina

"de 'g u erra.

Se entienden por amuras los puntos de mayor curvatura de los costados en las proximidades de la' proa, y aletas donde so n más curvas cerca de la popa.

También por fuera se notarán ciert as aberturas de form a y tamaños diferentes: los portalones que sirven para dar paso a personas y efectos en las operaciones de embar- que y desembarque; las lumbreras o portas de luz; los imborn ales (que son taladros en los costados para salid as de agua), y los escobones (aberturas próximas a la proa,

por,donde salen las cadenas de las anclas).' .

y sit uá n d o n o s a bordo; notaremos esta principal divi- sió n interna. En sentido horizontal, divídese el casco en cubiertas o puentes y en mamparos (diríase tabiques) en el vertical, los que si no se dejan atravesar por.~1. agua se lla m an mamparos estancos, y.al espacio por' ellos limitado,

compartimento estanco. _

Lo s espacios comprendidos entre dos cubiertas se lla-

• man entrepuentes y el que media entre las cubiertas inferior y la sobreq u illa, se le denomina bodega, sien d o la sentina

el sitio más hondo de éstas.

La construcción de barcos para la Marina Mercante Española ,ha adquirido.en nuestra postguerra un rit m o ace- lerado. De unlad o la decidida voluntad del Gobierno por la formación de una fuerte escuadra mercante, punto esen-

j

(20)

- Új-

cial en la tesis d:1 Tuevo Estado, y de otr o, la nccesi d a urgente de buques comerciales propios en ste tiempo d e zuerra han.dado a la construcción naval un ímp tu verd - deram~nte optimis ta>De.tiempo atrás se ven ía u pira n.do por una flotam:ercante cap az de llenar con sus propio n edios los tres mil kiló m etros de nuest ras costas 'y de surcar los n ares atlánticos sobre las sendas antigua s que abrieron las naves del descub rimiento. Hoy, a este de eo, se ha unido la más estrecha necesidad , España aba n dona da a sus prop ios med ios ,ya que la guerra exige a ca d a nación beligerante todo su tonelaje disp o,:ible, viv e su comercio internacional a base de sus propios barcos . Cuand o la guerra te~ne habrá dejado profundos cla ros

en

la flo t as

mercant es del.mundo y todas será n imp o t ent es para sost e- .ner el inmenso tráfiéo universalv.Para entonces, Espa ña , se prepara con-fe y esperanza. Unaescuadra me rcante potente va surgiendo de sus propios,astilleros. 1 _

En 1941 la estadística oficial de la Marina Mercante Española arrojaba lá"cifr a de J.O".56.876 foneladas~Los-téc- nicos del Ministerio de Marina afirman que las necesidad es de España exigen-t res millones de toneladas, La difer en cia salta dolorosamente a la vista. Ni aun en los mejores tiern- pos de los años anteriones a la guerra se ha acercado Espa- ña a esta cifra.vital. En'1930, la estadistic.afija en 1.000.000 . el total de la flota mercante. Los años de la guerra suponen un fuerte quebranto eh nuestra marina. Pero 'd e todas maneras hay que confesar. que la estadística no favorece

~ ESl?aña en es~e ~ám;~no pacifico. de los mares. Según el Register of Shlp~mg , de Lloyds, en 1937, pequeñas na- . Clones corno

!'J

orüega, Holanda, Grecia, Suecia' y

"D

in a - marca, aventajaban a España en tonelaje.'Las'necesidades de España suponen tres millones de toneladas én' sus barco~.Hasta esta cifra, lenta, pero segura;rn:ente se ha ern- pllendldo últimamente el camino. . ,

S El presidente'del Instituto Nacional de Industria señor uanee:, ha expuesto el 'ritm o de construcciones ~avales que ya a seguir el nuevo Estado. En ocho años se quedará fle~madoel primer plan de obras que Gom.prende un mi-

on.d e toneladas. En los siguientes ocho años, habrán de

(21)

-17 -

/ '

lanzarse al mar otro millón de toneladas de barcos mer- cantes. Esto exige, ha manifestado el Presidente del 1nsti- tuto Nacional dé Industria, una producción anual de 125.000 toneladas, que los astilleros españoles pueden construir.

, Este abismo profundo entre la Rota mercante y las necesidades españolas, se llena con los barcos extranjeros.

El 30por ciénto del comercio internacional de España, se hacía, al empezar la guerra de Liberación,-en barcos no españoles y 450millones de pesetas se pagaban anualmente en Retes al extranjero, y contra esto.se ha reaccionado en lo posible. En .la actualidad, por las circunstancias de la guerra, la mayoría del transporte se hace en barcos espa- ñoles. Pero aún falta mucho'para lograr la plena autarquía española en el tráfico marítimo internacional.

Cada año que pasa, a partir del día primero de abril, de J939, aumenta en proporciones gigantescas'la tarea d-e

la construcción naval española; .

I

La fuerte corriente de ascensión que" esto supone, es debido a ros desvelos del N ueyo Estado. Por un lado los créditos navales han llegado a proporciones verdaderamen- te sorprendentes, De otro, elInstituto Nacional de Indus- tria presta todo su'apoy o decisivo a la construcción naval.

Los astilleros trabajan intensamente. Hay construyén- .dose 213 buques de casco de'acero, con un arqueo bruto de 290.128 toneladas,315.099 de pesomuerto o porte, y un valor'd e más de 1.259 millones de pesetas. .:

De estos buques, 130 son motonaves, con un arqueo, bruto de 203.142 toneladas y un,valor de 833.657.323 pese- tas y 83son vapores con un arqueo de 86.986 toneladas y

..un volumen de obra'base de 405.902.707 pesetas.

Se clasifican estas 213 unidades, según su destino, en siete petroleros,'con un arqueo de 57.190 toneladas "y un valor de 211.270.000 pesetas, 12 buques mixtos, COn un arqueo de 76.100 toneladas y un valor de 378.600.000 pesé- taso Se construyen 26fruteros, COn Un arqueo de76.500 to- neladas y Un valor'd e 338.050.000 pesetas. Los buques de carga y carboneros'SOn siete, COn un -arq u eo bruto de 17.920 toneladas y mi valor básico ,q e 80,5 millones de

2

. I

(22)

- 18 -:-

pesetas. Los bacaladeros son'16, con un arqueo de 16 .7 O

·-.t onelad as y un volumen de obra base de 63.24:2 .000 pese- tas. Los pesqueros en construcción son 74:, con un arqueo de 11.4:4:6 toneladas.

Los buques costeros ascienden a 55 , con un arqueo de 21.247 toneladas y un volumen de la obra ba e de 101.894:.000 pesetas. Los remolcadores actualmente en co ns - trucción en nuestros astilleros son 16 con un arqu eo br u to de 2.650 toneladas y un valor de 29'.76i040 pesetas.

De los veiDtiséis astilleros actualmente en activida d en España, los diecisiete que tienen mayor volum,en de,obra están emplazados en las siguientes localidades- Sesta o (Vizcaya),_2~ buques, con un arqueo "de 69.202 toneladas y un valor de 292.250.000 pesetas. Segundo,.Valencia:

21 buques, con 61.20 toneladas 'y un valor de 281.185.000 pesetas; tercero, Bilbao: 25 buques con 62.250'toneladas Y 239.850.000 pesetas; cuarto, Matagorda: 7 buques con 34.510 toneladas y '139 .720 .000 pesetas; quinto, Cá di z:

11 buques con 14:.200 toneladas y un valor de 116,5 m'ÍIlp- nes de pesetas; séptimo, Vigo: 16 barcos con 6.250 toneIa- .:das y 22.850.000 pesetas; octavo, Gijón: 11 barcos con 3.805 toneladas y 18.402.000 pesetas; noveno, El Ferrol del Caudillo: 6 barcos con,1.846. toneladas.y 11.310.000 pese- . taso El décimo puesto lo ocupa otro ~shllero ~e Vigó, c6n ocho buques, 1.370 toneladas y 11.2/8.000 pesetas; undé- cimo, otro astillero de El .F er ro l del Caudillo, Con 5 bu- ques, 1.100 toneladas y 11.078.00.0pesetas; décimosegundO, otro de Santander, que corrstruye'l 3' b a r co s:-co n 2.110 tone- lada? por 10.996.040yesetas; décimotercer~,Pa:aj.es, 9 bu-o ques con 2.065 toneladas y 9.044.000 pesetas: declmo cuar- to; otro de Gijó~, .cuatr~'b u q u es , 1.360 tonlC1adas y pe- setas 7.080.000; decimoquinto, La Carraca, 2 buques,--600 toneladas y 7.452.900 pesetas; décim:osexto,.otro de Bilbao, 8, btrques , 1.360 toneladas y 4.864:.000 pesetas; décimo- septirno, otro de Vigo, cuatro buques, 400 tonelad'as y 2,4 millones dé pesetas. . '

El armador·q u e tiene encargos por mayor volu'men de obras en dinero es la Errrpnesa Nacional Elcano, queICOD.S-

truye 18 buques por un valo~de 367.,5millones de pesetas,

- ,. . .

(23)

de un to tal-de todos los armadores de 21 buques y 1.259,6 millones de pesetas..

Esta empresa nacional tiene en.constru cción seis buques mixtos, diez fruteros y dos de carga.

,Ad ern ás deIa extraordinaria actividad que desarrollan los astilleros nacionales'Yque-mantiene en trabajo continuo sus instalacjones-v a sus obreros , se prooede actualmente en España a ampliar la capacidad de construcción naval en

"proporción notable. En Sestao se construye uno de los

mejoresy mayores muelles de armamento'de Europa y se monta de nueva planta un gran taller de motores. En Va-, lencia se construye una amplia grada,'se amplían diversos talleres y se construyen otros 'nuevos..En 'M atagord a se realizan importantes ampliaciones. En Cádiz se m.odifica el' muelle de armamento y se construye un nuevo ·taU~r de 'herreros de ribera. 'E n Bilbao se van a acometer obras de

'amp liación. ' . , _ ' .

En·Barcelona ha sido inaugurada recientemente nave de

, montura de motores: se realizan importantes ampliaciones· ..en talleres de gran forja y casi se terminan la ampliación - de,un_muelle de armamento y otras instalaciones.

/

, ,

'.

I

(24)

--

E l tren e xp re so

N

O O H E calurosa, noche estival. Son las dos de la ma- drugada y mu~h6 pú~1ico contint:~a .t o dav ía en el . paseo, monopoliaando los ban cos púb lico s po r ten~or a marchar a-sus casas, donde les espere el sopor hoga ren o. Vamos un tanto molestos con el equ ipaje, echan d o d~

menos la presencia de un taxi que,nos aliv ieiiy corno Si

nuestro pensamiento hubiera tenido influencia su perior a nuestra voluntad, aparece veloz por la calzada del pa s eo un coche, que a poco de rebasarnos se para, obedecie n d o la ligera indicación que le hacemos. .

Corremos hacia él con el poc o desemba razo que nos permite nuestra no escasa imp edimenta, mientras el chófer nos abre cortésmente la portezuela, . ,

-A la estación de Ma d ri d , a cog er el expreso

de

Bar=

celona-le decimos.

- 'Es pronto todavía-nos repli ca, volvie ndo ligeram en-

te la cabeza. .

Efectivamente, por ignorar Con exactitud la hora de lle- gada, pues no hemos dispuesto de tiempo para cons u lta r, una guía nos hemos adelantado tres cu artos de hor a.

En la estación hay poco. personal, con .relación a la muchedumbre que se encuentra en los trenes diarios.

I Algunos soldados se ven sentados sobre sus maletas de madera no bien pintada. Otros han hecho cama redonda en el suelo enlosado del andén, corno si estuviesen viva- queando len; un.campamenr-, im,provisado. .

La fonda de la estación está cerrada.

. El estanco también, y el kiosco de periódicos' por n o , ser menos, tiene caídas sus persianas metálicas. '

/ La iluminación casi brilla por su ausencia.

I

(25)

- ~l-

Los pocos bancos pinta dos de verde es tán sobrada- me-me ocupados. .

No hay más remedio que esperar de pie pacientemente la llegada del expreso o imitar a los soldados, sentándonos sobre la male ta,'la cual, al 'sentir el peso, cruje lasti- mada len lo íntimo de sus entrañas.

Nuestr a creciente impaciencia se ve confortada con'el encendido súbito de la iluminaci ón de los andenes. .

Lo int erpretamos en el sentido anunciador de la'p ró xi- ma llegada del tr en que esperamos. A!sí es, en efecto.

A la hora en punto, se'deja sentir el estrépito arrolla-. da r de la llegada rápida de aquel monstruo negruzco que se desliza hacia nosotros como un reptil gigantesco.

N os acomodamos lo mejor que podemos y procuram'Os descansar de la noche.en vela que estamos pasando.

Son las siete de la mañana (cinco solares).'Empieza a amanecer. Estamos en Mora la Nueva. En el firmamento, , -aparece, corrro clavada ,'Ia Luna,.m elladá por su cent ro.

En el campo empieza a divisarse un"b uen, pueblo con su campo "salpicad o de viñedos, oliva res, almendros...

- Media hora más tard é, sobre la cúpula de un pueblo.

lejano, se 'divisa la aureola del resplandor del sol pronto a salir. En los picos de las montañas se .divisan sus caricias doradas.:El campo, el paisaje, entre rocas braví as

X

vege-

tación exuberante y frondosa, se"ofr ece a nuestra VIsta en toda su belleza verde-esmeralda.

Continuamos el viaje por entre campos bien cuidados, alternando entre la belleza de aquella flora prom'etedora Y las negruras de frecuentes y prolongados túneles que hacen·

el viaje fatigoso y molesto.' .

Llegamos a Reus, con suscampos de viñedos, árboles fnttales en extensa abundancia. " .

Un niño inquieto y locuaz va y viene constantemente al pasillo del coche, preguntando con impaciente curiosidad.

-Pero ... ¿cuándo vamos a ver el mar? .

Para tranquilizar la impaciencia del niño , le contesta- mos, previa la consulta .de la guía del ferrocan-il. . -

.-Dentro de media hora. .r I El niño.nos mirasorprendido; no sabe qué decir.

(26)

- 2 2 -

Una joven alta, delg ad a y con cabellos de Ol~O , amable- mente, con una sonrisa delicada, no- da las gracra.. .

Es fía del niño, nos dice má tard e. _

Desde aquel momento queda roto e mut i 1110 en que por ambas partes estábamos sumido, in duda po r est~r interpuesto .entre nosotros un ho m b r e gordo qu e do r m.la como un rinoceronte. Este hombr e, al fin. hace un ad em a n de desperezo y. sale al pasillo.

Enj p czamos a habl ar' con todajnaturalidad, como SI

entre nosotros existiese una antig u a amistad. . Nos damos a cono cer y le hablam o s de nuestr o propo- sito de

'Ir

a d-escansar unos días en la plaza barcel one a..

También a Barcelona va ella con su so brin ito, no s dice ' con cierta melancolía.

--1Yo también tenía un hermano militar y murió en la Guerra de I:i?eraciórr,. en ~alavera de. la Reina, mand~ndlo una Compañia de legionarios. A1 salir de la Academíe o destinaron a Huesca.

Un tant o sorprendidos ante aquella revelación, la int e- rrumpimos con ávida-cu rios id ad . .

. -¿Quién? ¿Alntonio Cabañero?

- r

To, rectifica ella, Francisco Cabañero . .

Sí, el mismo, léreplico, fué un buen amigo mío,(pu es con él pasé unos mes~s en aquella guárnic ió n y de su amistad hioe frecuente' uso para introducir mis Jibr o s en. la Legión, juntamente con el capitán del mismo Cuerpo , Valenzuela, su compañero de promoción,_hijo de aq~e1 heroico teniente coronel que, siendo mi jefe del Batallan expedicionario Inmemorial del Rey, en la campaña de re- conquista del territorio de .M.e.lilla , lo fué posteriorm.ent e del Tercio, muriendo gloriosamente al frente de sus sol.:

dados en los primeros días del mes de junio de'1923 . .,

~stas manifestaciones las oye micompañera de viaje, rubia, esbelta y simpática, de cabellos.de oro con visible satisfacción y empieza a tratarnos con -to d a fam'iliaridaQ.

- La conversación va animada y el. tren- en su veloz. carrera recorJ.1

e,

sin sentir, las distancias, y a poco-nos sor- prende la lle~ada a la Ciudad Condal donde, en el Apea- dero.de Gracia,con sus zócalos y techo de azul!cjos blancoS

(27)

- 23 -

bi elad os .' com o una est ació n del metro, les espe ra uná hermana viud a, madre del niño , tr avi es o v locuaz.

. Damossu equipaje por la venta nilla all~.l()zO,·y al arran-

-cáf·

el tren, nuestra' compañera de viaje nos dice iadiós 1,' 'elevand o su mano blanc a de monjita de clausura, mientra s

sus.cabello s rubi os , como surtid o r-de'oro , flotan al viento com o bande rita inquieta'en día de fiesta ,y sus labios rojos dibujan uné!- sonrisa graciosa que deja ver sus dientes de

perlas. - ' ,

Unos instantes más y llegamo s a la esta ción de Fra n cia, J en cuya'cubierta circular apreciamos el esqueleto. el arma- zón metálico, en su sólida.construcción, carente de crista- les, que la guerra los hizo desaparecer.

..

:.

===== '-- .

.(

, /

(28)

Ba~celona

I r s,

sin duda -al g un a , la primera ciudad del

l\:1e~~t:rrá- . /

t

neo, por su población, que se aproxima al millón y medio de habitantes, POi: su'puerto m,agnínco.y por su pujanza' comercial e industrial. . .

Situada en una llanura ligeramente inc1i~ada hacia el mar, coronada poda sierra del Tibidabo, cubierta de fron-

dosos bosques de pinos. ' . .

La capital de Cataluña resulta sumameúte atractlva, a la cual ayuda no poco la benignidad de su clima, que oscila entre los 16 y 17.2.La limpidez de su cielo, siempre azul, y la suave alteración de su presión átmosférica que se m,antiene casi constantemente a los'760 m'Ílímetros, la con- vierten -e n una excelente residencia invernal y en un ·gra~

centro de turismo; incluso para verano. _

Sus plazas, calles, paseos, avenidas, parques-y monu- m.entos, Forrrsan un conjunto-armónico, ,q u e le dan carac-

terísticas rrruy acusadas de ciudad m:odernísima. . El puerto es el más importante de España y uno de ' los principales del mundo. .. . /' , _ . La historia nos dice que Barcelona fué fundada, al pare- cer, po,rArnílcar Barca;con el primitivo nombre de Barcino.

Sufrió las vicisitudes de las dominaciones romana y goda, hasta caer en poder de los árabes.

En ~Ol la conquista Ludovico Pío, estableciendo en ella el Co~da.do de Barcelona, bajo la soberanía de los reyes car~ovmglOs, y en 864 comenzó Wifred'p, el Velloso,,la serie de condes soberanos, nuevos príncipes de Cataluña, cuya ~orte fué Barcelona, hasta que en el siglo XII, por el casanuento del conde Raimundo. Berenguer IV, con doña P-etronila de Aragón, se unieron en la perso~a de su hijo Alfonso, los dos reinos de Aragón y Cataluña. Reinando'

r:- .

(29)

B\HCELO\ .\ - PLAZA C1E: CATAI.C:i,"A y PASEO DE GHACI A

nA~. CELO:\.\ E:-;THE l'AU IEH AS . P,\SEü DE COLON Y CAI'lTAN I A

(30)
(31)

..,-

- _:1 -

~ain",e.

'1, el'

Con,!u~stador,

e instauró el Famoso

~o.~sejo

e Cien y el Código Consulado de Mar, que srrvro de modelo para el D.erecho mercantil de toda Europa.

En 1888 celebró una expo ición universal, y desde en- t??ces ha adquirido un extraordinario desarrollo, convir- .

t;te.ndose en una ciudad cosmopolita, con sus vaivenes polí- ticos de gran trascendencia.

Barcelona, durante la Cruzada de Liberación, que no hemos de reseñar.aquí, ya que quien tenga curiosidad por saber todas las'miserias, todos los dolores, las hambres y tedas los horrores padecidos por la gran ciudad, podrá quedar cumplidamente satisfecho leyendo la obra de Arito- nio Guardiola, "Barcelona 'en poder del soviet" (El .in - fiemo rojo), donde se vivía sin Dios, sin Familia y sin Ley, 'co n fusilamientos y "paseos" y las checas en toda ac.tividad.

iQué diferencia del Barcelona de_Franco, con su ale- gría, su abundancia, su seguridad y su prosperidad!

.'

I

= = = =-=

(32)

P laza d é Ca ta luña

I l

A"Plaza de Cataluña- si.tuada en el oentro: de Ba r ce-,

lona, 'sep a ra la ciudad ant igua del

En sanch~ :

<;on

sus recient es obras de urbania ación y embeUe~1I11len­ to, hacen de este centro herrno s o el sitio de cita m'a.s a.tra- yente y animado.

A.

esta bella plaza aflu y e n las prm clpr les avenidas: José An t o n io , Pelay o , las Ramblas que . a cruzan, Rondas de San Pedro San Pablo. San Anto nio. Universidad, etc., y en ella con~ergen'las princ~pales líneas

de tranvías. Ocupa una superficie .de 46.554 ,m:etro~' cua-

drados. " .

Jardines centrales, y en el

~ ub s~ elo,

la

A.veni~ a

de.Ia

Luz, el Metro, los ferrocarriles catalanes. - I . . ."

Existen impoitantísimos cen t ro s financieros , de er:~l­

dades y de recreo. Entre otros muchos, el Círculo del EJe r-. cito y .Alrmada, Hotel Colón, Telefónica, Café España, La Cala, La Luna y el Salón de T~ RIGA[Ii, en el núm . 14 de

la "P laza . Con su entrada'de cristales le da asp~cto de

vitrina: un pasillo y desemboca len un salón con un bar amcric.ano.,U~os co rtinones eleg a ntes que !o seJ?ar~n del de ?al1e,.:1~m?!10so local con luz policrOrJiada mdlrecta;

-rnesit as mdlvlauale~ con ceniceros plateados r v flor eros

planos , b~tacas.y .divanes de terciopelo rojo. '

. .U n a plstél: ,dl~muta, como para media docena de par e-

jas, que deslizan sus piés rítrrficamente al compás de una.

orq u esta que no cesa de tocar, uniformada con p~ntalón negro y camisa verde. Un vocalista con smoking, lanza unas canciones de sab or americano tras el m,icrófono de tub o niquelado y que se agarra a él bamboleándolo, corno lo haría un marinero al mástil de una embarcación .e~ día

de mar in q u iet o:

Desl?ués , otra orquesta en traje de.colores vivos. Una

(33)

- 27 -'

animad ora viva~acha.'G esticula y mueve todo su cuerpo, .dejando ver sus piernas desnud as bien formadas , una fald i- ta obscura color café, corti ta, sujeta en dos tirant es del mismo tejido. Una blusita blanca de raso .

A.

cont inuació n otra animadora alta y delgada; traje de terc iopel o neg ro, ad ornado con un lazo encarnado delantero , de caíd a-pro':

'longada, que nos recuerda eljdistint ivo de 'algun ós semi- naristas en tarde'de .paseo. ' , ' ' . ,

Columnas co n espejos len sus cuatro,frentes yen'toda

su altura. . -

- Camarero s elegantes, de smoking. Público selecto, que da en junto un asp ecto al salón señorial yconfo rtable.

-

/

- '

(34)

Las Ram61~ s

\V

. ANlá Gran Vía Diagonal, pasand odesde la Plaza de la Paz, Junto a. por la dl puertoPIa~.

d

t~hasta

e

_a- taluña (Longitud: Plaza.de la Paz a la e a a una , 1.180 metros, yjma anchura de 42)..

Se divide en cinco .seccion es , den omí na das: de Sant a Mónica, del Centro o Capuchinos, de las Flore s ,o de'Sa n

--

Jos é, de Estudios y de Canaletas. . .

Constituyen el'paseo más éon currid o Y tJplCO de Bar- oelon a, siendo el nervio y vida de la ciudad.

DE SANTA MONICAl..!-M final, quebrando la línea , se desvía la gran avenida ligeramente haci a la d~re~ha, pierde animación, con ausenc ia de ornato lo s edificio s , esplendor los cafés y establecimientos, pierde, en fin, cate- goría esta gran avenida. Aílgu nos bancos, árboles en el paseo central, algún fotógrafoambulante, tráfico de vehícu- los de todas clases por las calzadas laterale s que van y vien en del puerto cercano. M 'fondo, el mo n u m en t o a

Colón. .

DE CAPUCHINOS.-Buenos cafés, hoteles, kioscos de libros nuevos con sus' revistas'que tienen las 'por ta- das llena s de colores chillones: Sillones plegables de ma- dera, que ocupan pacíficos trans éuntes de todas edades y sexos, contemplando el movimiento humano 'o leen pláci- damente. Algunas colas en las paradas del tranvía.

DE LAS FLORES.-Puestos , muchos puestos de flo- res, ron grandes quitasoles, de va iado colorido, que son otras tantas exposiciones de.plantas y flores nacionales y exóticas. Armazones de coronas" como cámara s ver d o sas de automóvil, de diferentes diámetros, que esperan que las revistas con toda clase de flores. . .

M gú n vendedor de lotería tras la mesita rustica, sobre

(35)

';

BARCE LON A - HA)\IBLA DE LAS FLOR ES

ct .R CEL O!\A - PLAZA De ESP A:,;A

(36)
(37)

- 29 -

la q~e tiene par ticip aciones col or sepia, duerme tranqui- lamente abandon~ndo su nego cio ; emb riagad o por el per- fume que le rodea.

/

,D E LOS PA]hROS. (Estud ios ) .'M prin cipio, si- llones'de alquiler.'U n puesto dé palom as, pájaros varios, amarillos, verd e ~azules y encarnados. Loros'. Un mono inquieto en su refug io . Jaulas vacías hacin ad as, gallos, y en una jaula ap a¡;te, hasta un cen tenar de ratones blanco s como la nieve, qu'e~trepan ind iferentes por los alamb res de su celda ante la.curiosidad del púb lico que les rodea .

Un recipi ente 'con pequeños galápagos .

NUESTiRA SE1\lORA DE BELEN.' -En la Rambla de los Estudios, esquina a la calle del Carmen. De esti lo barroco catalán y esbeltas proporciones" construida en 1729. Son notables la hornacina de San Francisco Javier , en el ángulo de la,calle.judá, y su altar mayor, barroco también: Ultimamente (1929) se construyó la cripta dedi- cada a San Ignacio y a la cual se llega por la escale ra inmediata al pequeño portal .d e la Ramb la , construida de 1681 a 1729, de.estilo barroco.. . ,,

La Iglesia de Belén ,'destruída por los,ro jos, y ahora 'en franca reco nstru cció n , de'estilo moderno,

El! las .cerradas puertas de-hierro oxidado, hay dos ' pasquines en los que se deja leer. "B arcelo n es es1El tem - plo de.-N u estra Señora de Belén espera tu caridad -p ara adelantar su reconstrucción" . .

Más puestos de 'p ájaro s y unos an im ales de forma de conejos (?), negros, blancos y alazanes. '

Unos peces dorados nacen brillar al sol sus escama s dentro de una pecera. ,

Un pequeño mono recib e compla giente las golosinas' que le ofrecen sus admiradores. Pequeños perros enjau - lados. Gallos que cantan.'. . '

DE dAíNAILET!AlS.- Sub e hasta la plaz a. de Cataluña y en su final un kiosco con' bocadillos, pasteles, licores,' etc., etc. Un poco 'ant es, una fue·nte .pública, donde la , gente puede saciar 'su sed gratuitamente. -

.Al

los lados, sillones' de alquiler, kioscos de libros y

(38)

- so -

periódicos, y a la derecha, sobre el Gran Café Radio España de Barcelona. .

DE GAíI1.AlLU- A.-Cae la ta rde, anoch ec e, las luces dejan enlreverse, entramos frerrte al Teatro de Bar celo n a , donde anuncia en s\.!s carteles...y cr eó la s ma d r es" .

La calzada, asfaltada. En el c ént r o. traz o s gru es os blancos ,.formando rectá n g u los , indicado r es d~l esp a cio Que deben ocupar los coches Que eI\ intennmabl,e fila

.ap arecen perfectamente alineados. -

En las amplias aceras de mosái co , y formando ,figuras geométricas, césped ve rde , árboles jóv en es y espiga d o s,

que parecen pimpollos. .

El. comercio ya ha dejado ca er sus persian a s met álicas y tras sus barrotes, lunas de Iirnpio cr is ta l dejan'v er el con- tenido interior de sus escaparates ilurn(inados y.coquetones.

Anuncios luminosos de todos los colores dan aspecto suntuoso a esta herniosa avenida. _- .

En el chaflán, el "Bar Sevilla", de am p lia,terraza en rotonda, con su gran toldo color candora- .

Enfrente, en otro chaflán, atravesando el·paseo de José Antonio, el Café-Restaurante

"aro

del Rhin", con,globos luminosos qué le dan aspecto altamente aristocrático. .Ma- cetas frescas. Toldo color ladrillo. En su interior, sillería regia de terciopelo rojo.

Siguiendó nuestro camino, se encuentra "Bolero" que.

posee un gran anuncio luminoso azul claro, subrayado por una.Jínea roja, que-simula una barra candente -.'Su breve toldo a listas amplias azul y blanco. Dentro, tras un pa- sillo-bar, un coquetón salón perfumado, color rosa, dorid chicos y chicas postineros,.a los.a co r d es de una escogida orquesta, entre licores y cigarros aromáticos, matan la ociosidad de su vida, alegre y confiada. ~_

. y la estatua de F. Clavé, se levanta sobre un basamen- to de sillería. La estatua de bronce,"alta, corpulenta y sos- teniendo una batuta en la diestra, en mem.oria del que fué fundador y director del orfeón catalán;

Más allá, nuevos cafés, nuevas terrazas.

Aa

fondo, sobr un promontorio, el,Tibidabo, que deja v,er su profusión de luces como barriada en día ele verbena.

(39)

Balneario de S an Se6astian

I rt

()ALN,todo conceptoEAR IO Casinode una capital""San, Sebastiáden",primerdignoordenpor , (1929) .' "

Edificio,de aspecto .seño rial, con sus dos plantas, am- plios salo nes con todas las dep eJ1dencias que la guerra . <de sfig uró reventando tabiques, pulverizanao~; cristales y desconchando artesonados y pinturas, efeétos -d e bombar- deos que ya vari siend o lejan os. - "

El tranvía núrn.. 55, nuestro .cang rejo , que diría un ma- drileño , sigue deslizándose por su camino de hierro a lo. largo del Paralelo. A la derecha, el majestúoso edificio de la Aduana, co n el monumento que dedica Barcelona a Colón. Costeado P9r suscripción pública. En la base, \ cuatro leones de bronce. La columna, estriada y,' ,

a

la _

mitad de-su altura, ún gran medallón con el lema '

"Barce lona a Colón". En su cima, una corona de Príncipe,

\ que a la'vez forma la cres t ería de la esfera terrestre, susten-.:

, táculo de la colosal estatua de Cristóbal Colón, obra del .escultor Atché. ,

Monumento a Cristóbal Colón, en la'P uert a de la Paz.

Junto al Puerto. Grandiosa -co nstrucci ón ·q u e alcanza 59 metros de altura, correspondiendo 7'70 a la estatua aei- 'navégante. Su plataforma, labrada el) piedra, tiene 26 me-

tros de diámetro, y el prim~r_cuerpo, 18.'E lrm o n umenro pesa en junto .233.000 kilogramos. Por el interior de la co- -lumna, que es.de hierro y tiene 2'25 metros ?,e diámetro, pasa elascensor que conduce a la galería-mirador formada por la corona condal de la cúspide del monumento. En la planta baja hállase instalado un bar. Los más afamados es- cultores catalanes trabajaron envesta magnífica obra de ,- arte, inaugurada en

1888.

Con s1;1 sólida base, resgu ardada'

.

'

(40)

- 32 -

por leones , adornada co n figuras y es ta t uas talladas en si- llería, ele dond e arranc a su co lumna circular, que se eleva como una la rga lanza al ciel o, en cu yo remate y sob re una esfe~a dorada se yergue arrog ante la, fig ura de .a q u el gran rnarmo que tanta glo r ia diera a traves de lo s siglo a ~s­

paña ,.d es cu brien do el . uévo JVl u n elo. Su bra z o extendido

señalando Levante, indicand o el sitio por dond e:España .enco n t ra r á su prospe rid ad po r las rutas'del mar.

Estamos ya-j unto al puerto ; en él se en c uentran an cla- doss inmóvil es el "C iudad de Mahón" , el "Ma r Can táb ri- ca", el

"J. J.

Sister" con sus casc os pintad os de blan co.

im,pecab1,e', puro, sim b ol iza ndo paz. A.sus costados, en su popa y en su proa, a gran d es dim ensio n es, con sus,vivos co lores roj o y guald a, pintada también la ba nd e ra na-

cional. , ,

"Ciud.ad ele Mah ó n"; evocador de aquella,trai ció n trá- gica frag uada al-socaire de la debilidad o bu en a fe de sus mando s, la hipo cr es ía ci"e la más despreci abl e tra ici ón y de la que fueron víc t imas muchos jefes y oficial es y personas dignas de mejo r su erte; . " "

"Mar Cantábrico", testigo de tan tas hazañ as her oica s y gloriosas de la inc ip ien t e Ma rin a Nacio nal , ges t as del

"Canarias" , del "Baleares", del "Cervera".

"J . J.

Sister", de patriót ico,historial na val, priricip al - ment e en la campaña de 1921-22 en sus consta n t es tra- vesías Málaga-.Melilla. "

Barcos todos' gloriosos que llevá is desde' vues tras bodegas hasta lo más alto de vuestras vela s el enoendid o patriotismo del alma española, que os ev oc a corí la aureola de una profunda gratitud y ad mira ci ón , " .

. Cor remos por el paseo de Colón, de Isabel II, con sus palmeras ya un poco ajadas, marchitas, parec en "desma- yos".

A

su derecha, los ting lados del muelle.. A la iz.quier- da, Capitanía General."D o bl e garita metálica con su doble centinela de pantalón noruego y gorra- de plato. S~bre la puerta central, cuatro columnas circulares de sill erí a , dos a dos, y sobre ellas el escu d o nacional en reliev e, tallado e~ piedra, rematado en un dosel, sobre el cual se yergue trIu nfad o ra la bandera ro jo y gualda. .

(41)

VISTA PAHCIAL [I:;:L PUERTO DESDE ~IIHAl\IAR

B:\RCELON:\.-TlBIDABO . Cúspide.

(42)
(43)

-33 -=

Capitanía General ~ Paseo'de Colón. El edifici o fué convento de frailes mercedari os. y en 1846 des ti n ós e a re- sid encia del Capitán General de la Reg ión y que.h oy , ob -' jeto de una reciente y atinada res tauración 'en su parte -interior, resulta uno de los más bellos edificio s de la

éiud ad .

El Puerto.'Prinritivam en t e, cl puerto,de Barc elona eS- tuvo situado al otro lado de·.lYlontju ich, en el lug ar deno- minado "El Port", La construcción su ces iva de diqu es y fondeaderos,'fueron Iórm an do el puerto actual.

En 1849 construyéronse las escaleras del em.barcadero que sientan' frente a AJtarazanas y la Puerta de la Paz, hoy

.derribada. .

Vamos circunvalando ~l puerto y llegamos

a

la Barce-

, loneta, barriada. antigua y sucia, cuyas viviendas están 11iuchás en franca' d~~olición' para levantar otras .nuevas más sanas y más confortables. 'E n otras se observan im- pactos, cicatrices de la 'gue.r~a.vivida.en este sector-d e la

" ciudad. '

. Hemos abandonado el tranvía al final de su' recorrido 'y unos pasos después nos hallamos an t e-el Baln~ario de San Sebastián con su restaurante alado que par ece la Torr e' Eiffel (7), hoy cerrado al público, sin duda 'a..causa'de la pasada guerra y que en su extraordinaria elevació n pare ce ,corno un establecimiento 'm o nta d o en un paracaídas.

,Una-taquilla nos facilita el-billete de entrada. -,

. Hemos tornado posesión de nuestra caseta" la número 38, escasamente un. metro.cuadrado :p o r dos de alt o , y como techumbre unos listoneseríforma de verja, que dejan sentir la ansiedad de ,un jilguero preso en .s u jaula. El ronr oneo de un motor.acusa la presencia de' un .h id r o .

sobre nuestra cabeza. ' . /' ,

'Un bañador de colorido-y punto sim'ilar a un colador . de-café nos pone en disposición de lanzarnos'

a

saborear' las caricias del mar,azul. N os hemos'-zamb ullid o en el agua; el día es,es'plén d id o y Ía temperatura del líquido es

suave y confortable. . / '

La playa está abarrotada de bañistas de ambos sexos y. de todas las,edades. Nadamos ton avidez para recorrer

. 3

(44)

- 34-

los _d oscientos metros de fren te que tiene aproximad a - mente la playa del Balneario, pasando' revista a aqu ell a muchedumbre que en su mayoría se recuesta indolent e,-ex - hibiendo sus carnes tostadas, color de trigo 'ca n d eal, sus. trajes ...

; , Sus desnudeces primitivas dan la impres i ón en el co n - junto de una num,erosa y errante caravan a de tiempos prehistóricos, que sestea en las inmediac ion es de un, OasIS encontrado en la inmensidad de las arenas del desi erto .

Niños llorones quieren escapar de las man os de su s mamás al intentar capuzarIos en las ag uas inqu ietas .

Mujeres, bonitas como huríes, que lucen sus cuer p o s flexibles, de éarn es tersas y apretadas, sab o reando la vo- luptuosidad del.momento, bajo el encaje aca.riciador del oleaje de blanca espuma.

Grupos aislados de bañistas o sueltos que, con, deci- sión, se lanzan resueltos mar adentro, como disputándose un campeonato de natación.

Una joven alta, morena, de grandes ojos de su lta na , cuerpo fuerte de gigante, muslos sólidos corno las Co~um­

nas de Hércules, se lanza al agua con ademán victorlOs0 , nada con brío.a grandes brazadas, va veloz cO)11'o un delfín.

Por la playa se observa movimiento.de merc-ado, .d e zoco árabe. Cabecitas de cabellos de oro; otras, de.negro azabache;'alguna, color azafrán, que por lo 'vist o es el de moda, todas .b ien peinadas. Cuerp~s ondulantes'y caden-

ciosos, zapatitos coquetones. ,- ' ,

Bañadores de. colo~es múltiples, albornoces, sábanas, tohallas, bolsos, impedimenta, todo se va recogiendo , or- denando. Ir y venir ~e...pn os y otros. . '

Un altavoz anuncia la una y media. Parte de la' cara- / vana se pc:me en movimiento. El campamento; perezosa- mente, Sie pone en marcha; la tribu primitiva con sus trajes mermados; sus desnudeces prehistóricas, sigue el camino de las casetas, para después perderse entre el laberinto de taxis que esperan, de los tranvías que chirrían en las calles de la Barceloneta, .q u e se va inundando devex bañistas, con paquetes,de mano, con grandes bolsas' de 1.2!la.<--- -

Referencias

Documento similar

bolso, cada vez más rápido”, etc.) Encontrar equivalentes visuales para describir las situaciones.. despierto” servirían para el propósito del guionista, en este caso sugerir

Volviendo a la jurisprudencia del Tribunal de Justicia, conviene recor- dar que, con el tiempo, este órgano se vio en la necesidad de determinar si los actos de los Estados

Investigación da morte violenta Causa, mecanismo e circunstancias da morte Lesións contusas.. Lesións por arma branca Lesións por arma de fogo Asfixias mecánicas

El contar con el financiamiento institucional a través de las cátedras ha significado para los grupos de profesores, el poder centrarse en estudios sobre áreas de interés

Entre nosotros anda un escritor de cosas de filología, paisano de Costa, que no deja de tener ingenio y garbo; pero cuyas obras tienen de todo menos de ciencia, y aun

Pasos recomendados para preparar tu Pitch Ganador...

Cada época, a través de la poesía, avanza sus propias reivindicaciones, y el lector de este libro, ante todo, descubrirá cuán fecunda es hoy en día la lectura de José

The part I assessment is coordinated involving all MSCs and led by the RMS who prepares a draft assessment report, sends the request for information (RFI) with considerations,