Paisajes de la producción

Top PDF Paisajes de la producción:

Los paisajes históricos de la producción en Sevilla.

Los paisajes históricos de la producción en Sevilla.

La investigación tiene por tema de estudio el patrimonio industrial de Sevilla desde la perspectiva de su caracterización paisajística, siguiendo las orientaciones de la UNESCO para el Paisaje Urbano Histórico (HUL), desarrolladas en la Guía de Paisaje Histórico Urbano de Sevilla, realizada por el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (IAPH), en la cual participó el autor de este artículo. La metodología utilizada permite superar la objetualidad desde la que habitualmente se aborda el patrimonio industrial en el medio urbano, ya sea en sus arquitecturas e instalaciones, o en su maquinaria y herramientas, mediante el concepto de Paisajes Históricos de la Producción, aportando una metodología innovadora de análisis y caracterización patrimonial, con carácter procesual y multidisciplinar. El núcleo central del estudio se basa en comprender la inserción de la industria en la ciudad como parte de un complejo proceso formado diacrónicamente en el territorio (más extenso que el específicamente urbano) por los recursos naturales, las infraestructuras, los espacios productivos, los procedimientos técnicos, los modelos energéticos, las relaciones de producción y las estructuras simbólicas, para conocer y caracterizar sus valores patrimoniales. Se partirá del paradigma teórico de la Ciudad-Región, en la que el patrimonio industrial se visibiliza en su diversidad como un paisaje, a partir de las unidades productivas que se estructuran de manera escalar y temporal. Por su funcionalidad, posición y tamaño, se clasifican en las tipologías denominadas: paisaje estructural, paisaje articulador y paisaje funcional, en la longue durée que va desde las artesanías preindustriales, pasando por la protoindustrialización, hasta llegar a las tecnologías mecanizadas de la Revolución Industrial. Palabras clave: Paisaje de la producción, patrimonio industrial y paisaje histórico urbano.
Mostrar más

16 Lee mas

Paisajes y producción en la historia. Enfoques y métodos

Paisajes y producción en la historia. Enfoques y métodos

truir su paisaje, atendiendo a los lugares de aprovisionamiento de materias primas, centros para su elaboración etc. (CASADO 2009a, 2009b; VICENTI 2007). Esto es, Arqueología del Paisaje y Arqueología de la Producción, para cuyo análisis debe desarrollarse una metodología arqueológica, cuyas técnicas están en proceso de adaptación al caso de estudio. Por ejemplo, resultaría in- viable el diseño de una prospección tal como la que planteamos en el caso de Tricio, pero tal vez sería factible una prospección del espacio construido tal y como se plantea desde la Arqueología de la Arquitectura, la cual está ofreciendo resultados óptimos para el análisis de paisajes de otros momentos, medieval – moderno, como es el caso de la producción tradicional de sal y el
Mostrar más

9 Lee mas

Recintos paisajísticos: producción del lugar por medio de paisajes urbanos

Recintos paisajísticos: producción del lugar por medio de paisajes urbanos

“El paisaje exterior forma, en gran medida, nuestros paisajes interiores. Para todos, las áreas verdes terminan siendo una necesidad, no sólo física sino también intelectual y hasta espiritual. Con el fin de mejorar la calidad de vida humana, la arquitectura del paisaje busca alcanzar la armonización de la obra arquitectónica con la naturaleza y su contexto social. La arquitectura es también diálogo con la naturaleza. Ante la degradación del medio ambiente, producida por la urbanización, industrialización y densidad, entre otros fenómenos asociados al desarrollo de las grandes metrópolis que caracterizan a las sociedades modernas, la preservación del paisaje es cada vez más necesaria e incluso más ligada a la práctica de la arquitectura” 5 .
Mostrar más

79 Lee mas

Geografía de Galicia – Paisajes Naturales

Geografía de Galicia – Paisajes Naturales

Nicolás Santos Gallego TRABAJO DEL CURSO 2011 Página 14 El paso de una sociedad productora basada en la agricultura, la ganadería y la pesca, cuya unidad de producción coincidía con la unidad de consumo (la familia), a una sociedad capitalista de libre mercado, se produjo de una manera brusca sin dejar lugar a los cambios estructurales y sociales que requería esta transformación fundamental. Estos desajustes propiciaron unos importantes flujos migratorios de las zonas interiores al litoral y del mundo rural hacia las urbes, con unas consecuencias demográficas, económicas y sociales mayores incluso que el éxodo migratorio a ultramar de la primera mitad del siglo XX.
Mostrar más

17 Lee mas

Registro de paisajes de interés cultural de Andalucía. Criterios y metodología

Registro de paisajes de interés cultural de Andalucía. Criterios y metodología

d) Los sistemas de producción y transformación se articulan en razón de su adscripción a las actividades agrarias (por ejemplo, los viñedos de Montilla-Moriles en Córdoba o el barranco del Poquei- ra y La Tahá en Granada), pesqueras y marisqueras (por ejemplo, marismas y litoral de Isla Cristina en Huelva) y de la minería y la industria (por ejemplo, salinas del cabo de Gata en Almería, minas del Conjuro en Granada o el complejo hidroeléctrico del Chorro en Málaga). Los paisajes mineros y/o industriales se muestran en un mismo tipo para dar cabida a aquellos paisajes de interés cultural que con mucha frecuencia aúnan ambas actividades (por ejemplo, Linares-La Carolina en Jaén o Peñarroya-Pueblonuevo en Córdoba). e) Los sistemas de creencias, artes y comunicación se estructu- ran en tres grandes campos (ritual, artístico y de comunicación) que, a su vez, se subdividen en subcategorías: así, los rituales se subdividen en festivo-ceremoniales, y del culto y la muerte. En- tre los primeros se integran aquellos relacionados con actividades festivo-ceremoniales como la romería de la Virgen de la Cabeza en Jaén o la del Rocío en Huelva, y otros vinculados al culto y la muerte como San Calixto en Córdoba, o el megalítico de Gor- Gorafe en Granada.
Mostrar más

12 Lee mas

Paisajes Cooperativos  Una comparativa de dos paisajes industriales vinculados al río Llobregat

Paisajes Cooperativos Una comparativa de dos paisajes industriales vinculados al río Llobregat

Los Viladomiu, menestrales dedicados al textil durante varias generaciones, son una de las familias fundadoras de las colonias textiles del Llobregat. A finales del siglo XVIII se trasladan a Sallent, donde la producción textil rural se concentra progresivamente en las casas-fábrica que aprovechan las fuentes energéticas de los saltos de agua naturales. Allí, la familia Viladomiu emprende diversos negocios de los que obtiene los conocimientos y recursos que más tarde les permitirían emprender la ambiciosa empresa de construir una colonia textil (Serra Rotés, 2013). El progreso económico y técnico de los menestrales del textil contrasta con el aumento de las dificultades del campesinado. Desde mediados del siglo XIX, la confluencia de las consecuencias de la Primera Guerra Carlista y las desamortizaciones de los bienes comunes empeora drásticamente las condiciones de vida del campesinado y pone en crisis su modelo de cooperación. La subasta del molino del comú de Gironella, en 1864, para establecer una fábrica textil, es un ejemplo de una práctica bastante habitual de la época 16 que ilustra nítidamente un
Mostrar más

22 Lee mas

La recuperación de los paisajes industriales como paisajes culturales

La recuperación de los paisajes industriales como paisajes culturales

El concepto de “paisaje industrial” nos proporciona una comprensión amplia y totalizadora de los conjuntos a distintos niveles de su articulación, de manera que todos sus elementos se subordinen a sistemas coherentes aunque no haya continuidad de ellos en el espacio. Una fábrica, por ejemplo, no es sólo una construcción sino también una forma de organización del trabajo y de relación social concreta, donde se lleva a cabo un determinado proceso de producción, donde se aplica un concreto sistema tecnológico y a través del cual se establece una serie de relaciones funcionales y visuales con el medio físico o la ciudad (Lalana y Santos, 2009, pp. 10-12). Igualmente, un puente, una línea del ferrocarril, un faro, un puerto no son únicamente obras de arquitectura o de ingeniería sino también una determinada organización territorial y económica de las comunicaciones donde se relacionan elementos técnicos y elementos naturales. Las construcciones aparentemente autónomas cobran así su sentido real al descubrirse las claves de su articulación al sistema al que pertenecen. Por eso, estos monumentos deben ser estudiados en el contexto histórico, social y tecnológico al que pertenecen (Buchanan 1972, p.20). Un proyecto de intervención nunca debe contemplar aisladamente un determinado hito fabril sino en el contexto de un paisaje industrial, dentro de la entera estructura histórica del territorio, en el conjunto de elementos que constituyen esta estructura y se destinan a un mismo fin productivo (Álvarez, 2002, Aguilar, 1998, Ortega, 1998, Negri, 1978).
Mostrar más

24 Lee mas

Recuperando la espacialidad de los sujetos: metodologías cualitativas para el análisis espacial, un modelo de topos, paisajes y tecnologías Recovering the spatiality of subject: qualitative spatial analysis methodologies, a model of topes, landscapes and

Recuperando la espacialidad de los sujetos: metodologías cualitativas para el análisis espacial, un modelo de topos, paisajes y tecnologías Recovering the spatiality of subject: qualitative spatial analysis methodologies, a model of topes, landscapes and

Resumen. Los diseños cualitativos y sus modelos de análisis en geografía han sido objeto de debate debido a la falta de claridad a la hora de exponer las diferentes opciones meto- dológicas tomadas por los investigadores, y de explicitar las formas de análisis para la producción de resultados desde una perspectiva cualitativa. El presente trabajo describe un dispositivo metodológico cualitativo/espacial utilizado para el estudio de la experiencia espacial de estudiantes de la Región Metropolitana (Chile), así como el mode- lo de análisis de la información que fue implementado. Se da cuenta de una aproximación topológica de trabajo en la producción de datos (entrevista topológica), así como de un proceso de codificación en base a topos, asegurando la perspectiva espacial de las experiencias de los sujetos. Se presentan dos tipos de resultados obtenidos, el primero de ellos a la reconstrucción de paisajes de interiorización de las experiencias de los sujetos y el segundo a la producción de tecnologías desarrolladas por los estudiantes en los es- pacios que habitan.
Mostrar más

21 Lee mas

Evaluación de la percepción sociocultural de los servicios ecosistémicos en la cuenca del río Orotoy aplicando la metodología de proceso analítico jerárquico-ahp

Evaluación de la percepción sociocultural de los servicios ecosistémicos en la cuenca del río Orotoy aplicando la metodología de proceso analítico jerárquico-ahp

Este territorio cuenta con un alto nivel de transformación en sus ecosistemas y una alta vulnerabilidad al cambio ambiental global. En este contexto es importante conocer los acontecimientos y la dinámica social, cultural y económica desde que surgieron actividades antrópicas en la cuenca del río. (Caro Caro, Valoración Integral de servicios ecosistémicos de bosques humedos tropicales y agroecosistemas de palma de aceite como estrategia de gestión de paisajes multidiversos y funcionales: Cuenca del río Orotoy, Piedemonte llanero, Orinoquia Colombiana, 2016) Por ello, en busca de una revisión histórica oportuna para la investigación es necesario tener como referencia el evento fundador como punto de partida, el cual aconteció a principios del siglo XX en donde se presentaron dos eventos de migración: a) La violencia del interior del país forzó migraciones a la Orinoquia, b) La migración de europeos que huyeron de la primera guerra mundial. Bajo la influencia de estos hechos inicia el poblamiento del área de incidencia de la cuenca del río Orotoy y a raíz de estos asentamientos, se establece el primer sistema socioecológico en el cual la deforestación y extracción de madera del bosque pie montano en la zona de los municipios de Guamal y Acacías, junto con la expansión de la ganadería y cultivos de arroz en la cuenca del Orotoy, fueron el principal sistema de producción en la apertura de tierras para la agricultura y ganadería en la Orinoquia (Rosero, 1992).
Mostrar más

84 Lee mas

Paisajes de frontera

Paisajes de frontera

Estos territorios están llenos de espacios vacíos, deso- cupados, aparentemente libres, sin rumbo ni personalidad defi nidas, como si fuesen tierras de nadie. Son espacios indeterminados, de límites imprecisos, de usos inciertos, expectantes, a veces una mezcla entre lo que han dejado de ser y lo que no se sabe si serán. Son terrains vagues, enig- máticos lugares que parecen condenados a un exilio desde el cual contemplan, impasibles, los dinámicos circuitos de producción y de consumo de los que han sido apartados y a los que algunos –no todos– volverán algún día. Muchos de estos espacios –y sus paisajes correspondientes– fue- ron generados en forma de externalidades negativas por parte de la ciudad industrial moderna, una ciudad cerrada en sí misma e indiferente a la propia imagen exterior. Es- tos espacios yermos entre autopistas han servido muchas veces como escenarios más bien tenebrosos y fúnebres para el cine de acción y la novela negra. Son el decorado preferido, por ejemplo, por James Graham Ballard (2000, 2002), uno de los escritores que más y mejor partido ha sacado de ellos y en quien parecen inspirarse, a veces, algunos de los noveles escritores catalanes a los que he hecho referencia hace un momento. Novelas como Crash o La isla de cemento, con acentuada dosis de erotismo y de violencia, y sirviéndose del automóvil como metá- fora sexual y también como metáfora global de la vida del individuo en la sociedad contemporánea, representan un verdadero canto a uno de los paisajes más desolados e inhóspitos de nuestros entornos metropolitanos.
Mostrar más

8 Lee mas

Paisajes culturales y planificación espacial

Paisajes culturales y planificación espacial

Para concluir con este largo arranque, no puede hablarse de paisajes culturales sin constatar su base ideológica, es decir, sin comprender desde la perspectiva de la historia de las ideas el origen del interés por su protección y puesta en valor, que probablemente reside en un rasgo de la contemporaneidad: del patrimonio como pérdida a la añoranza del pasado. Pero la nostalgia entraña riesgos, pues favorece la mediocridad, el eruditismo a la violeta y la visión turística banal. J.B. Jackson, uno de los grandes promotores en Norteamérica de los paisajes culturales y descubridor del valor de los vernacular landscapes, evaluó el cambio contemporáneo en la relación entre paisaje y cultura, y ofreció una pauta para interpretar esta actitud de nostalgia que aún prevalece.
Mostrar más

24 Lee mas

Paisajes ecológicos

Paisajes ecológicos

El aporte del proyecto Paisajes Ecológicos junto con el proyecto grupal Metabolismo Urbano, deja como resultado que las problemáticas de un sector marginal y segregado, pueden ser mejoradas por medio de la implementación de espacios colectivos, que permitan distintos usos temporales, para suplir las necesidades de los posibles usuarios; propiciando de esta manera la apropiación y compromiso ciudadano, de los pobladores hacía, en este caso el Río Fucha, al ofrecerle a la comunidad un espacio significativo que les devuelva la memoria de su río y del parque que alguna vez sintieron como suyo.
Mostrar más

45 Lee mas

Territorios y paisajes

Territorios y paisajes

seguridad entre el perfil de la llave y de la montaña. Particularmente interesante es su trabajo Semiópolis (1999), donde la relación entre literatura e imagen desarrolla un estimulante juego visual al fotografiar las primeras páginas en braille de relevantes obras literarias como el Génesis, la Odisea, On the Road o Las ciudades invisibles a modo de paisajes interestelares. Aunque el mejor ilustra el asunto que aquí se trata es Orogénesis (2006), en donde Fontcuberta utiliza un programa informático de interpretación de mapas para trazar el camino inverso y, a partir de paisajes célebres como el de las pirámides de Dahshur por Francis Frith, o las montañas Saint-Victoire de Cézane y Williamson de Ansel Adams, para reconstituir de forma virtual la representación de un territorio doblemente imaginario, desafiando de este modo tanto el concepto de territorio como el de su representación 38 .
Mostrar más

22 Lee mas

Paisajes de la memoria

Paisajes de la memoria

El proyecto “Paisajes de la memoria” se retomó en el año 2008 con la idea de poder completar el trabajo y profundizar en los relevamientos en la ciudad de La Plata, Berisso y Ensenada, y continuar con la provincia de Buenos Aires. A partir de esta iniciativa se realizó un rastreo fotográfico de cada señalización encontrada, entrevistas a quienes fueron o son parte de este trabajo de marcación urbana, búsqueda de documentación y, finalmente, la diagramación de un mapa. El trabajo parece no tener fin, todos los días, desde distintos lugares nos llega la noticia de una nueva señalización, de una nueva conmemoración, de una nuevo recuerdo de aquellos años de la dictadura. Estas noticias en general no vienen solas. Es decir, la tarea de señalar, el acto de enunciar que en este lugar se torturó o en este lugar se llevaron a mi hermano, mataron a mi papá, por estas aulas pasaron muchos estudiantes que hoy no están, no siempre es un proceso que se caracterice por sus acuerdo sociales. Estas señalizaciones muchas veces están cargadas de disputas y tensiones sobre los sentidos que se le asignan a un lugar, la negación o rechazo a la marcación e incluso las tensiones pueden encontrarse hacia el interior de los grupos “emprendedores de memoria”. (Jelín y Langland, 2003)
Mostrar más

18 Lee mas

Paisajes de memoria

Paisajes de memoria

Por un lado, la documentación del paisaje colombiano a tra - vés de la Comisión Corográica (1850-1859). Donde se pretendía conocer la realidad de un país, profundizar en la geografía e investigar un territorio. Resaltando todas las par - ticularidades de la geografía física y política, de su pobla - ción, sus costumbres, comercio ganadería, agricultura, etc. Permitiendo servir como documento visual para el conoci - miento de un país. En el álbum de la Comisión están “retra - tados fragmentos de nuestros suelos con sus paisajes y bella lora además de varias muestras de costumbres y tradiciones en diversas localidades” 2
Mostrar más

56 Lee mas

Paisajes cotidianos y paisajes excepcionales en Castilla y León: estado de la cuestión y propuesta para la elaboración de un registro de paisajes de interés patrimonial

Paisajes cotidianos y paisajes excepcionales en Castilla y León: estado de la cuestión y propuesta para la elaboración de un registro de paisajes de interés patrimonial

venido ocupando un lugar cada vez más importante en los debates académicos, técnicos y políticos en la España de los últimos años. Su consideración en diferentes documentos internacionales, como la Convención de la UNESCO sobre Patrimonio Mundial, Cultural y Natural de 1972, la Carta Europea de Ordenación del Territorio (1983) y otros de menor rango (Zoido, 2009), culminó con la presentación, firma y entrada en vigor (2004) del Convenio Europeo del Paisaje (CEP). Este documento ha tenido la virtud de convertirse en un revulsivo para el estudio del paisaje, tanto por la consideración abierta del concepto que aporta en su artículo primero ‒“cualquier parte del territorio tal y como la percibe la población”‒, como por el compromiso que adquieren los firmantes para identificarlos en todo su territorio, analizar sus rasgos y dinámicas, y calificarlos “teniendo en cuenta los valores particulares que les atribuyen las Partes y la población interesadas” (Art. 6. C). Se trata, sin lugar a dudas, de un documento de madurez teórica sobresaliente, de ahí que se presente tan aparentemente sencillo en su formulación como complejo en su aplicación. Esta es la razón que justifica, por un lado, la proliferación de aportaciones que, a distintas escalas y desde diferentes disciplinas, abundan en el estudio de la variedad y singularidad de los paisajes; no es de extrañar que, para el caso concreto de la Geografía, Nicolás Ortega destacara en su momento los beneficios que podría deparar ese reencuentro con un clásico objeto de estudio “tras un tiempo en el que muchos geógrafos consideraron que hablar del paisaje era poco menos que incurrir en un anacronismo y renunciar al debido rigor científico” (Ortega, 2010: 269). Pero también explica, por otro, la evidente dificultad que se observa en su comprensión integral, y en las reticencias y cautelas al abordar el tratamiento y gestión de un asunto que compromete a numerosas políticas con incidencia espacial, como la ordenación del territorio, el medio ambiente, el desarrollo de las actividades económicas o el patrimonio (Martínez y Molinero, 2019).
Mostrar más

29 Lee mas

Paisajes para vender

Paisajes para vender

A continuación en este epígrafe, se desarrollarán técnicas de marketing experiencial elegidas por su participación en la creación de paisajes que por sus características modifican el entorno y que por sí solas crean paisajes o entornos para vender. Las técnicas de marketing que se desarrollarán a continuación forman parte de una modalidad de marketing denominada de “guerrilla”. Este tipo de acciones se desarrollan en el medio urbano, su propósito será el de sorprender a un público objetivo con un tipo de publicidad poco tradicional en lugares y en situaciones tan habituales como pueden ser: mientras esperan al metro o al autobús, durante la vuelta a casa, de camino a hacer la compra...Y para ello el marketing de guerrilla se sirve de elementos urbanos como marquesinas, aceras, árboles, fuentes, etc. (Sánchez et Pintado, 2012). “El marketing experiencial es una disciplina que tiene como centro al consumidor (…), es una metodología basada en la interacción humana, incluso si esa misma interacción se repite cientos, miles o millones de veces” (Lenderman, 2008:50).
Mostrar más

47 Lee mas

De Senderos a Paisajes: Paisajes de las Movilidades de una Comunidad Mapuche en los Andes del Sur de Chile

De Senderos a Paisajes: Paisajes de las Movilidades de una Comunidad Mapuche en los Andes del Sur de Chile

Considerando que las técnicas cualitativas se orientan a captar, interpretar y analizar los aspectos significativos de los individuos o grupos a través de la libre manifestación de sus intereses, creencias y deseos (Hernández et al. 2006), esta investigación consideró métodos etnográficos y biográficos para la recolección de datos primarios durante un trabajo de campo realizado entre enero y julio de 2016, que incluyó entrevistas semi-estructuradas, relatos de vida, notas de campo y recorridos guiados por rutas y pasos, todo esto bajo un acuerdo previo con las familias del Lof Trankura y la solicitud de un consentimiento informado a cada participante, cuyas identidades han sido resguardadas debido a los conflictos suscitados por la central Añihuerraqui en el territorio. En total, se realizaron nueve entrevistas individuales, un relato de vida y dos entrevistas grupales a diferentes miembros del Lof Trankura, que fueron transcritas, codificadas y analizadas en torno a tres grandes temas: movilidad, narrativas del paisaje y fronterización de la cordillera de los Andes. Los datos permitieron construir una tipología de movilidades específicas asociadas a momentos y lugares concretos que revelan un proceso de acotamiento de los desplazamientos en el territorio (Figura 2). A su vez, se identificaron paisajes asociados a rutas específicas en función de las narrativas de las movilidades a lo largo de la cordillera de los Andes y que responden a escalas y contextos políticos, económicos y sociales particulares.
Mostrar más

13 Lee mas

Análisis espacio-temporal del gradiente urbano-rural del sur de la Región Metropolitana de Madrid y su entorno. Caracterización de los procesos y patrones paisajísticos acaecidos en el período 1990-2006 (versión revisada y corregida)

Análisis espacio-temporal del gradiente urbano-rural del sur de la Región Metropolitana de Madrid y su entorno. Caracterización de los procesos y patrones paisajísticos acaecidos en el período 1990-2006 (versión revisada y corregida)

Desde  un  punto  de  vista  histórico,  las  sociedades  agrarias  permitieron  la  generación  de  los  asentamientos (Figura  12).  Las ciudades se  distinguían de  los  pueblos  no  sólo por  su  morfología y  tamaño de población si no por su diversidad (tanto de actividades desarrolladas como de las etnias  que  podían  llegar  a  aglutinar).  Las  ciudades,  hasta  el  s.  XVIII,  se  encontraban  generalmente  amuralladas  y  en  equilibrio  con  la  producción  agrícola  de  sus  tierras.  La relación  con  el  compacto  urbano  –  rural  se  basaba  en  el  aporte  de  mano  de  obra  y  productos  del  campo  a  la  ciudad  y  de  productos, servicios, impuestos y soldados de la ciudad al campo (Gutman, 2007; Aguiló, 1999).   
Mostrar más

395 Lee mas

Paisajes culturales, paisajes patrimoniales, paisajes sostenibles  Territorio y sociedad en mutación

Paisajes culturales, paisajes patrimoniales, paisajes sostenibles Territorio y sociedad en mutación

Partiendo de estos postulados, la UNESCO determina que los paisajes culturales son los lugares  que  combinan  el  trabajo  de  la  naturaleza  y  del  ser  humano,  como  vimos  anteriormente  (Directrices UNESCO, párrafo 39). A partir de esa definición y de los seis criterios aplicables a los  bienes  culturales,  más  los  otros  cuatro  aplicables  a  los  bienes  naturales,  diferencia  las  tres  grandes categorías de patrimonio: natural, cultural y mixto. El reconocimiento de la categoría  de  paisaje  cultural  arranca  de  1992,  cuando  esta  organización  los  tipifica  en  el  sentido  que  acabamos de ver en el párrafo 39 de las Directrices (Fernández y Silva, 2015: 262). Siguiendo a  estos  autores,  la  clasificación  de  los  paisajes  culturales  de  la  UNESCO  se  estructura  desde  entonces en tres tipos: “a) Paisajes definidos, diseñados y creados por el ser humano. b) Paisajes  evolutivos; que a su vez se diferencian entre fósiles/relictos y continuos, y c) Paisajes asociativos.  Esta  clasificación  contiene  un  amplio  espectro  de  paisajes:  desde  aquellos  en  los  que  los  atributos  que  los  denotan  –o  sea,  que  los  describen  objetivamente–  son  fundamentales  (categoría «a») hasta los que basan sus valores en atributos que los connotan –es decir, que les  asignan significados subjetivos (categoría «c»); la categoría intermedia («b») participa a la vez  de  atributos  denotados  y  connotados.  Sin  embargo,  hay  que  tener  en  cuenta  que  estas  categorías  son  más  conceptuales  que  funcionales  (Fawler,  2003),  por  lo  que,  como  se  ha  indicado, no representan una clasificación muy operativa para un reconocimiento ajustado de  los valores patrimoniales que poseen los paisajes.”  
Mostrar más

18 Lee mas

Show all 10000 documents...