Violencia - historia - Colombia - siglo XX

Top PDF Violencia - historia - Colombia - siglo XX:

La concentración de la tierra y la violencia en Colombia: factores desencadenantes de la resistencia armada a mediados del siglo XX

La concentración de la tierra y la violencia en Colombia: factores desencadenantes de la resistencia armada a mediados del siglo XX

Ciertamente, como se abordó en el capítulo anterior, la década del 50 en Colombia revela cifras económicas que, eventualmente predecian una época de prosperidad: los precios del café aumentaron al igual que el crecimiento agrícola global, el volumen de las importaciones y la tasa del avance vertiginoso de la indutrialización (Sánchez, 1998: 127). Sin embargo, ni la Unidad Nacional, ni la superación de los eventos trágicos del 9 de abril se haría de manera instantánea. A pesar de la supuesta “normalidad” que declaraba Ospina en su discurso, esa sociedad colombiana “próspera” de mediados del siglo XX, presenta ante los ojos inauditos del mundo su más cruento y constante rasgo historico: el ser una sociedad determinada por una violencia despiada y generalizada -bajo diversas modalidades- en todo su territorio nacional; violencia que demostró que, no sólo el control político de la clase dirigente se ha ejercido con el único método conocido: la guerra (Alape, 1985), sino también, que la forma predilecta de acumulación de tierras, de capital y por lo tanto, la consolidación del capitalismo, ha sido la violencia misma.
Mostrar más

114 Lee mas

Colombia   Historia de la Violencia del Siglo XX

Colombia Historia de la Violencia del Siglo XX

El panorama social resultante de esa política criminal no ha podido ser más desolador: La descripción que de ello hace el investigador Colombiano Luis Alberto Matta Aldana es de un patentismo conmovedor: "Colombia por su tamaño- dice- es la cuarta nación de América Latina; su extensión equivale a Francia y España juntas, y es un país de fuertes y muy ricos contrastes geográficos. En la actualidad es una nación fundamentalmente urbana; un 70% de la población habita en las ciudades, mientras en la década de los treinta era a la inversa con una población mayoritariamente rural. El desalojo brutal que ha impuesto el latifundismo ha generado esta nueva realidad, que alcanza niveles sorprendentes de desplazamiento forzado; más de un millón trescientas mil personas han sido desplazadas violentamente de sus regiones en los últimos doce años ( es una apreciación escrita en 1999, por lo que la cifra es notablemente mayor en el 2004), víctimas de la contrarreforma agraria que adelanta la burguesía terrateniente y que ahora ha intensificado el narcotráfico con sus ejércitos privados de paramilitares, gozando de total impunidad por omisión de la autoridad civil y militar, cuando no de su protección, como se ha documentado en diversos casos conocidos por instancias defensoras de derechos humanos nacionales e internacionales.... Más de 45 millones de hectáreas de tierra habilitada para la agricultura, en otra época maravillosas parcelas familiares y minifundios productivos, han sido paulatinamente arrebatados a los humildes campesinos en cinco décadas de despojo latifundista, con por lo menos un millón setecientas mil familias que viven ahora en las ciudades, añorando sus tierras." ( (Tomadas del Prólogo a "Colombia y las FARC-EP-Origen de la lucha guerrillera - Testimonio del comandante Guaraca"- Txalaparta-1999)
Mostrar más

14 Lee mas

Historia monetaria de Colombia en el siglo XX: grandes tendencias y episodios relevantes.

Historia monetaria de Colombia en el siglo XX: grandes tendencias y episodios relevantes.

La delicada situación política y de orden público vivido a finales de la década del cuarenta se prolongó durante los años cincuenta. A mediados de 1953 el general Rojas Pinilla asumió el poder a través de un golpe militar y su gobierno (1953- 1957) debió enfrentar una serie de desequilibrios macroeconómicos. La bonanza cafetera vivida entre 1953 y 1954 97 expandió considerablemente los niveles de reservas oficiales que ascendieron de US$ 150 M. a US$ 270 M (Gráficos III.4 y Gráfico III.6). Para contrarrestar los efectos sobre la circulación monetaria de este aumento, el gobierno de la dictadura inició un proceso de liberación de las importaciones. Sin embargo, la bonanza se revirtió el año siguiente 98 generando un déficit comercial considerable agravado por una permanente revaluación real 99 (Gráficos III.7 y Gráfico III.9). A pesar del desajuste, las políticas fiscal y monetaria continuaron siendo expansivas al tiempo que se defendió –hasta donde fue posible– el tipo de cambio fijo. Sin embargo, hacia mediados de 1957 el desequilibrio macroeconómico era insostenible y en junio se procedió a devaluar el peso. Esa devaluación, que superó el 160%, fue la más grande que tuvo en Colombia en el siglo XX (Gráfico III.10) y, por su magnitud, generó serios
Mostrar más

124 Lee mas

Colombia siglo XX : una historia a ritmo de ranchera

Colombia siglo XX : una historia a ritmo de ranchera

Richi: Bueno, así rapidito. Bueno, en todo lo más chévere, trabajé mucho tiempo con mis tíos, entonces ahí hubo escuela, hubo cancha, lo de trabajar en negocios, responder, respaldar. Y de la mano de las hijitas a trabajar por meses en la playa y todas las cosas. Luego trabajé en otras ciudades. Ya cuando entre en un mariachi que se llamaba o se llama, pero ya queda sólo el corazón de ese mariachi, “Voces de América” en su época era el mejor. De hecho entré a trabajar con ellos, que de voces ya era lo máximo. Yo tenía como 17 años. Y ahí cuando entré con ellos acompañamos a los artistas del momento, estaba de moda Claudia de Colombia, Raquel de Colombia, Cornelio Reina. Acompañamos a Juan Valentín que era como un cantante mexicano famoso, que tenía un par de éxitos. Miguel Mejía, entre otros. Con ellos empezamos hacer esas cosas, bueno ellos ya las hacían, era como participar en eso. Ellos ya tenían eso.
Mostrar más

131 Lee mas

El currículo de Ciencias Naturales en Colombia, Segunda Mitad del Siglo XX: Transformaciones, Permanencias y Rupturas

El currículo de Ciencias Naturales en Colombia, Segunda Mitad del Siglo XX: Transformaciones, Permanencias y Rupturas

Entre las intensidades de mediano plazo se encuentran las dadas en 1951 cuando surge el decreto 0075 que determinó una duración de seis años para la educación secundaria, y asignó cuatro tipos de intensidades semanales (2, 3, 4 y 5 horas). La intensidad dada a las ciencias naturales bajo sus diferentes formas (asignaturas) permanece constante durante este lapso: 4 horas semanales, una intensidad media-alta. En el tercer año se introducen las ciencias naturales mediante la biología vegetal y animal (con igual intensidad contaba inglés, historia universal y contabilidad, superaba a religión, preceptiva literaria y redacción castellana que solo contaban con 3 horas). Durante el cuarto se contempla anatomía, fisiología e higiene humanas (con igual intensidad que literatura Universal e historia universal, supera a religión que cuenta con 2 horas a la semana y solo es superada por ingles que cuenta con 5). En el quinto año surge física y química (con igual intensidad que filosofía, superando a geometría y geografía de Colombia con 3 horas y religión con 2 horas). En el sexto y último año continúa física y química con la misma intensidad (compartida por filosofía, castellano superior, historia de Colombia e inglés, y que supera a Literatura Colombiana que solo cuenta con 2 horas semanales) (MEN, 1951).
Mostrar más

63 Lee mas

la historia de la educación médica en la Universidad de Cartagena siglo XX  Apuntes para una historiográfia

la historia de la educación médica en la Universidad de Cartagena siglo XX Apuntes para una historiográfia

Darse a la tarea de buscar las huellas de la formación institucional de una profesión como la medicina, miradas desde la representación que ha tenido la Facultad de Medicina de la Universidad de Cartagena, en las publicaciones de Historia de la Educación y la Medicina en el Siglo XX, no es tarea fácil, además, siempre correremos el riesgo de no hacer una labor exhaustiva, y tener omisiones imperdonables. Sin embargo, el riesgo de la omisión es siempre menor que el de la ignorancia o el de la suposición, que nace de la ausencia de la búsqueda de información o del descubrimiento de vacíos de información, propia, local pero con un pensamiento global, con la rigurosidad que este momento Histórico exige, y con la meta de tener en Colombia una Historia de la Educación Universitaria, y de la formación de los profesionales de la Medicina, más completa, desde cada una de nuestras particularidades regionales.
Mostrar más

17 Lee mas

Guerra y memoria . Una mirada sobre el siglo XX desde el presente

Guerra y memoria . Una mirada sobre el siglo XX desde el presente

En otras épocas, creo que si hubiéramos realizado sondeos de opinión a intelectuales y preguntado cuál fue el rasgo fundamental del siglo XX, habríamos recibido como respuestas la Revolución, por ejemplo, o el socialismo, o el progreso científico y técnico. Pero ahora la tendencia es plantearse la violencia como un rasgo fundamental en la historia del siglo, y para aproximarme a esta cuestión, creo que podría partir de las reflexiones de un gran historiador muy conocido, Eric Hobsbawm. En su libro La edad de los extremos, Eric Hobsbawm habla de la barbarie como un elemento central en la historia del “siglo breve”, y para argumentar su caracterización, recuerda una investigación estadística rea- lizada por el Consejero del Departamento de Estado norteamericano, Zbigniew Brzezinski, que afirmaba que, entre 1914 y 1990, las víctimas de guerras, genocidios y violencias políticas fueron, en todo el mundo, ciento ochenta y siete millones de personas. Esta es una cifra de una investigación que abarca el período transcurrido entre 1914 y 1990, es decir, entre la Primera Guerra Mundial y la caída de la Unión Soviética, lo que quiere decir que hay otro genocidio y otras guerras que no fueron tenidas en cuenta en este cálculo. Hobsbawm em- pieza a reflexionar sobre este dato y concluye: “eso significa dos veces la pobla- ción europea en la mitad del siglo XVIII”. Para visualizar un poco lo que nos dice una cifra de ese tipo, creo que podríamos pensar en un gigantesco cemen- terio que ocupara la extensión de España, Francia y Alemania juntos, lo que puede darnos una idea de lo que significa la violencia del siglo XX. Y Hobsbawm sigue su reflexión agregando que si el mundo de hoy no llegó a estar totalmente sumergido en la violencia, si no hubo una caída total y definitiva en la barbarie, es debido esencialmente a la vigencia de algunos valores fundamentales hereda- dos de la Ilustración.
Mostrar más

14 Lee mas

Las juventudes en la historia Colombiana del siglo XIX y XX

Las juventudes en la historia Colombiana del siglo XIX y XX

La segunda parte del siglo XX, había traído a los Nadaistas, pero también, con el ascenso de Gustavo Rojas Pinilla como dictador en 1953, había permitido formar un Movimiento estudiantil importante, que antes no tenía capacidad de respuesta. Luego de los hechos del 9 de abril de 1948, cuando fue asesinado Jorge Eliécer Gaitán, en el trágico “bogotazo”, que dio origen a la Violencia (1949-1953), los estudiantes no habían logrado consolidar una posición política. Coincidió con el auge y apertura de nuevas universidades, la mayoría de carácter oficial, lo que aumentó el caudal de jóvenes en las aulas y la notoria presencia en las calles, ante el asesinato de algunos de ellos en 1954 y 1957. Fueron los estudiantes quienes impulsaron la salida del dictador en 1957, y posteriormente impulsaron las marchas de los años 60 hasta el año de 1971, año en el que se paralizaron las universidades públicas y privadas por cuenta de las manifestaciones estudiantiles que pedían participación en los espacios universitarios, en lo que se considera, el más amplio frente estudiantil de la historia colombiana.
Mostrar más

18 Lee mas

Breve historia de los refugiados en Argentina durante el siglo XX

Breve historia de los refugiados en Argentina durante el siglo XX

presidente Abdou Diouf. La cuota de popularidad del PS mermaba cada mes un poco, y parecía que su época de poder se había terminado. Las críticas internas se multiplicaban. En julio la polémica alrededor de la imparcialidad del presidente del Observatorio Nacional de Elecciones, nombrado por Abdou Diouf, lo obligó a dimitir. El contexto era delicado, pero comenzó a favorecer al PS porque la oposición se había fragmentado. Por otra parte, hubo grandes conflictos en Casamance. Por primera vez, en enero de 2000, el presidente Diouf tuvo una reunión con el abad Augustín Diamacoune Sanghor, secretario del MFDC, en rebelión armada, desde 1983, por la independencia de esta región sureña. Luego del encuentro, el líder de los independentistas lanzó un llamado a la paz. En oposición a la postura conciliatoria, la violencia volvió con más fuerza en abril de 2000. Después de diversos incidentes debido a las divisiones internas del MFDC, se llevó a cabo una reunión entre las distintas tendencias del movimiento y miembros del Gobierno que culminó en diciembre con la firma de un documento que consagraba el cese del fuego, pero que no pudo ser efectivizado. Durante el año 2001, a pesar de la firma de dos acuerdos por la paz, Senegal fue uno de los países desde donde se produjeron desplazamientos en gran escala, ya que cerca de ciento ochenta y ocho mil (188.000) personas buscaron protección internacional. Este movimiento también se generó en Angola, Sudán, la República Democrática del Congo, la República Centroafricana, Somalía, Burundi, Liberia y Ruanda. Durante 2003 la violencia en Casamance generó siete mil ochocientos (7.800) refugiados 11 .
Mostrar más

13 Lee mas

La ciencia sublime : historia cultural de la divulgación de la astronomía en Colombia, siglo XIX inicios del XX

La ciencia sublime : historia cultural de la divulgación de la astronomía en Colombia, siglo XIX inicios del XX

También hay que resaltar que alrededor de Julio Garavito Armero se dieron este tipo de exaltaciones, que lo ponen hasta nuestros días como uno de los emblemas de la identidad nacional más destacables, y tal vez, muy por encima de la figura de González B, a pesar de que no hizo parte de la comunidad científica internacional de manera tan activa como éste ultimo. Esto se debió a que una vez Garavito se hizo responsable de la dirección del Observatorio Astronómico, tomó forma la idea de poner la astronomía al servicio de la modernización de Colombia. La necesidad de levantar una carta geográfica mejor que la que había quedado de la Comisión Corográfica se dio principalmente por la necesidad del trazado de ferrocarriles y otras vías de comunicación, pero también debido que a finales del siglo XIX el Estado tuvo que hacerse cargo de la delimitación de fronteras. Desde el gobierno de Núñez, el Estado colombiano se había negado a hacerse cargo prácticamente de la mitad del territorio nacional, el cual estaba en manos de misiones católicas. La presencia del gobierno, sólo era percibida en aquellas regiones en donde se encontraban las ciudades de mayor importancia desde el punto de vista comercial, mientras que las regiones orientales y sureñas no recibieron atención. En este contexto, el levantamiento de mapas y el uso de astronomía práctica para ello se presentó también como una necesidad de gran importancia para un país que estaba en plena formación. Y Garavito con su trabajo aportó bastante para darle solución a este tipo de problemáticas de manera efectiva, desarrollando una astronomía que ante los ojos de la crítica nacional era más útil con respecto a la que venía desarrollando González B. y desde el ámbito institucional también se mostró como un elemento patriótico y exaltable.
Mostrar más

86 Lee mas

Vincent, John, Introducción a la Historia para gente inteligente, Madrid, Actas, 2013  223 pp  ISBN 978 84 9739 135 1  20€ (Edición original: Londres, Gerald Duckworth & Co , 1995, 2005)

Vincent, John, Introducción a la Historia para gente inteligente, Madrid, Actas, 2013 223 pp ISBN 978 84 9739 135 1 20€ (Edición original: Londres, Gerald Duckworth & Co , 1995, 2005)

Prólogo: «La parcialidad de los historiadores españoles» (Alfonso Bullón de Men- doza). I. Historia y documentos. II. Historia y significado: qué significa significado. III. La imaginación histórica: por qué importa Collingwood. IV. La historia y la moral. V. «Reyes y batallas»: la negación del holocausto y la escuela que entiende la His- toria como el legado cultural de una nación. VI. Las causas en la Historia. VII. La parcialidad en la Historia. VIII. La interpretación whigh de la Historia: por qué im- porta Butterfield. IX. La Historia como estructura: por qué importa Namier. X. Las teorías sobre el pasado. XI. La evolución de los estudios históricos: de Beda a Acton. XII. La historia económica. XIII. Las escuelas históricas modernas. Epílogo. Un año más tarde. Lecturas complementarias.
Mostrar más

6 Lee mas

Las estrategias didácticas en el proceso de enseñanza-aprendizaje de la historia del diseño

Las estrategias didácticas en el proceso de enseñanza-aprendizaje de la historia del diseño

Entendemos que el estudio de la Historia del Diseño Industrial debe servir no sólo como toma de conocimiento sobre los eventos transcendentes que determinaron cambios y /o rupturas en los paradigmas técnicos científicos, y que enmarcados en el conjunto de acontecimientos político- culturales permitirían comprender el desarrollo que llevaron a las particulares soluciones materiales. Sino que también debe actuar como una herramienta de diseño factible de ser instrumentada en la instancia proyectual, ya que constituye un modo de pensamiento para operar de manera crítica sobre la visualización de los aspectos “demanda - problema” , y sobre la construcción de los elementos “fundantes” para la toma de decisiones.
Mostrar más

9 Lee mas

John Lukacs: “Historia Mínima del Siglo XX”

John Lukacs: “Historia Mínima del Siglo XX”

El capítulo siguiente arranca con el recuerdo de algunos curiosos episodios acaecidos en los albores del magno conflicto bélico, que ilustran lo que el historiador califica como muestras de la “impredecibilidad de la historia”: casi tres meses después de que se formalizara la declaración de guerra, la única lucha que se llevaba a cabo en Europa era la que se libraba entre Rusia y Finlandia. Los acontecimientos se van precipitando, mientras en Gran Bretaña tiene lugar el debate acerca del posible acercamiento a Alemania. El triunfo de la posición de Churchill frente a la de Halifax marcaría un hito decisivo para la historia, no solo británica sino también del conjunto de Europa. En el libro se señalan aspectos aún no aclarados de algunas decisiones del ejército alemán y las claves de la estrategia hitleriana ante Rusia, guiada más por motivos militares que ideológicos. Afirma Lukacs que “los pasos que dio Stalin para causarle una buena impresión a Hitler resultan sorprendentes vistos hoy; a veces tenían más de patéticos que de astutos”, y relata cómo, tras la invasión alemana, llegó a creer que la delegación del Politburó, que en realidad pretendía encomendarle el liderazgo de la Unión Soviética, iba a proceder a su arresto.
Mostrar más

6 Lee mas

Lineamientos del trabajo final de Historia Económica Mundial siglo XX-II

Lineamientos del trabajo final de Historia Económica Mundial siglo XX-II

1. Cada alumn@ seleccionará un tema o problema concreto de la historia económica mundial que haya tenido lugar entre 1945 y 1991, el cual rastreará y examinará con base en una investigación fundamentada en fuentes primarias (hemerografía, memorias, estadísticas de la época, etc.), y, de manera complementaria, en bibliografía secundaria.

1 Lee mas

República independiente de Marquetalia

República independiente de Marquetalia

Los actores de este “baño de sangre” fueron sin duda dos : por un lado, los partidos políticos, los cuales estaban en pugna desde hacía un muy buen tiempo, por la obtención del poder; sin embargo, al bajar la mirada desde el altozano del poder, vemos que el protagonismo de este increíble y por demás tenebroso episodio de corte violento fueron los propios habitantes de nuestro país, quienes, contagiados de una fiebre de violencia, de una sed de venganza sin precedentes, y llenos de odio partidista, crearon dos unidades de distinto orden pero no mucha menos diferencia: los “chulavitas” (de origen conservador, reclutados especialmente en el departamento de Boyacá, en el municipio de Boavita), su misión inicial fue la de combatir a los desadaptados que causaban desmanes por doquier luego del Bogotazo, pero su misión se excedió y cometieron crímenes atroces por doquier, siendo usados para combatir a las guerrillas liberales bajo el nombre de “cachiporros”, razón por la cual son considerados la semilla del conflicto armado en Colombia.
Mostrar más

108 Lee mas

HISTORIA DEL SIGLO XX

HISTORIA DEL SIGLO XX

Dos observaciones pueden servir para concluir este panorama. La primera, señalar cuán superficial demostró ser el arraigo del comunismo en la enorme área que había conquistado con más rapidez que ninguna ideología desde el primer siglo del islam. Aunque una versión simplista del marxismo-leninismo se convirtió en la ortodoxia dogmática (secular) para todos los habitantes entre el Elba y los mares de China, ésta desapareció de un día a otro junto con los regímenes políticos que la habían impuesto. Dos razones podrían sugerirse para explicar un fenómeno histórico tan sorprendente. El comunismo no se basaba en la conversión de las masas, sino que era una fe para los cuadros; en palabras de Lenin, para las «vanguardias». Incluso la famosa frase de Mao sobre las guerrillas triunfantes moviéndose entre el campesinado como pez en el agua, implica la distinción entre un elemento activo (el pez) y otro pasivo (el agua). Los movimientos socialistas y obreros no oficiales (incluyendo algunos partidos comunistas de masas) podían identificarse con su comunidad o distrito electoral, como en las comunidades mineras. Mientras que, por otra parte, todos los partidos comunistas en el poder eran, por definición y por voluntad propia, élites minoritarias. La aceptación del comunismo por parte de «las masas» no dependía de sus convicciones ideológicas o de otra índole, sino de cómo juzgaban lo que les deparaba la vida bajo los regímenes comunistas, y cuál era su situación comparada con la de otros. Cuando ya no fue posible seguir manteniendo a las poblaciones aisladas de todo contacto con otros países (o del simple conocimiento de ellos), estos juicios se volvieron escépticos. El comunismo era, en esencia, una fe instrumental, en que el presente sólo tenía valor como medio para alcanzar un futuro indefinido. Excepto en casos excepcionales —por ejemplo, en guerras patrióticas, en que la victoria justifica los sacrificios presentes—, un conjunto de creencias como estas se adapta mejor a sectas o élites que a iglesias universales, cuyo campo de operaciones, sea cual sea su promesa de salvación final, es y debe ser el ámbito cotidiano de la vida humana. Incluso los cuadros de los partidos comunistas empezaron a concentrarse en la satisfacción de las necesidades ordinarias de la vida una vez que el objetivo milenarista de la salvación terrenal, al que habían dedicado sus vidas, se fue desplazando hacia un futuro indefinido. Y, sintomáticamente, cuando esto ocurrió, el partido no les proporcionó ninguna norma para su comportamiento. En resumen, por la misma naturaleza de su ideología, el comunismo pedía ser juzgado por sus éxitos y no tenía reservas contra el fracaso.
Mostrar más

190 Lee mas

HISTORIA DEL SIGLO XX

HISTORIA DEL SIGLO XX

Sin embargo, lo más notable de esta época es hasta qué punto el motor aparente de la expansión económica fue la revolución tecnológica. En este sentido, no sólo contribuyó a la multiplicación de los productos de antes, mejorados, sino a la de productos desconocidos, incluidos muchos que prácticamente nadie se imaginaba siquiera antes de la guerra. Algunos productos revolucionarios, como los materiales sintéticos conocidos como «plásticos», habían sido desarrollados en el período de entreguerras o incluso habían llegado a ser producidos comercialmente, como el nylon (1935), el poliéster y el polietileno. Otros, como la televisión y los magnetófonos, apenas acababan de salir de su fase experimental. La guerra, con su demanda de alta tecnología, preparó una serie de procesos revolucionarios luego adaptados al uso civil, aunque bastantes más por parte británica (luego también por los Estados Unidos) que entre los alemanes, tan amantes de la ciencia: el radar, el motor a reacción, y varias ideas y técnicas que prepararon el terreno para la electrónica y la tecnología de la información de la posguerra. Sin ellas el transistor (inventado en 1947) y los primeros ordenadores digitales civiles (1946) sin duda habrían aparecido mucho más tarde. Fue tal vez una suerte que la energía nuclear, empleada al principio con fines destructivos durante la guerra, permaneciese en gran medida fuera de la economía civil, salvo como una aportación marginal (de momento) a la producción mundial de energía eléctrica (alrededor de un 5 % en 1975). Que estas innovaciones se basaran en los avances científicos del período de posguerra o de entreguerras, en los avances técnicos o incluso comerciales pioneros de entreguerras o en el gran salto adelante post-1945 —los circuitos integrados, desarrollados en los años cincuenta, los láseres de los sesenta o los productos derivados de la industria espacial— apenas tiene importancia desde nuestro punto de vista, excepto en un solo sentido: más que cualquier época anterior, la edad de oro descansaba sobre la investigación científica más avanzada y a menudo abstrusa, que ahora encontraba una aplicación práctica al cabo de pocos años. La industria e incluso la agricultura superaron por primera vez decisivamente la tecnología del siglo XIX.
Mostrar más

171 Lee mas

HISTORIA DEL SIGLO XX

HISTORIA DEL SIGLO XX

que destruyó el sistema internacional que había estabilizado las relaciones internacionales durante cuarenta años y reveló, al mismo tiempo, la precariedad de los sistemas políticos nacionales que se sustentaban en esa estabilidad. Las tensiones generadas por los problemas económicos socavaron los sistemas políticos de la democracia liberal, parlamentarios o presidencialistas, que tan bien habían funcionado en los países capitalistas desarrollados desde la segunda guerra mundial. Pero socavaron también los sistemas políticos existentes en el tercer mundo. Las mismas unidades políticas fundamentales, los «estados-nación» territoriales, soberanos e independientes, incluso los más antiguos y estables, resultaron desgarrados por las fuerzas de la economía supranacional o transnacional y por las fuerzas intranacionales de las regiones y grupos étnicos secesionistas. Algunos de ellos —tal es la ironía de la historia— reclamaron la condición —ya obsoleta e irreal— de «estados-nación» soberanos en miniatura. El futuro de la política era oscuro, pero su crisis al finalizar el siglo XX era patente.
Mostrar más

210 Lee mas

Violencia e historia en el siglo XXI

Violencia e historia en el siglo XXI

Pues bien, a todos esos desenganchadores de la vio- lencia hay que añadir el paso del tiempo, la historia que ahora es, nos guste o no, planetaria. Cada vez será más difícil hablar de literaturas y cinematografías naciona- les y cada vez será mayor la carga del pasado. No es lo mis mo ser un pintor en los tiempos de Leonardo que ahora; un novelista en los de Cervantes que hoy; un mú - sico cuando ya pasaron Bach y Corelli, Mozart y Haydn, Beethoven, Verdi y Wagner, Bruckner, Stravinski, Bar- tok… Pasaron Sócrates, Platón, Aristóteles, Lao Tsé, Con fucio, Shankara, Agustín y Tomás de Aquino, Kant, Hegel, Wittgenstein… Pasaron Marx y Freud y la épo - ca revolucionaria planetaria se vino abajo con la caída del muro de Berlín. El Reino que anunciara El Cristo lo podemos hacer al interior de nosotros mismos, en ago - nía dentro de la propia y próxima comunidad, pero el mundo contemporáneo es la negación de la caridad evangélica. Sumidos en la anomia, la mayoría de los se - res humanos al llegar a cierta edad se siente aplastada y crecen en progresión geométrica la depresión, los sui- cidios, los abortos y la eutanasia. ¿Quién quiere vivir su propia muerte si no ha podido vivir provechosamente
Mostrar más

6 Lee mas

Para una historia de la familia española en el siglo XX

Para una historia de la familia española en el siglo XX

En un marco institucional y cultural cada vez más complejo, los agentes sociales han desarrollado sus propias estrategias como agentes del cambio para buscar situaciones de vida más satisfactorias. Estas estrategias han dado lugar a un incremento de la diversidad de formas de convivencia a “modo familiar”: monoparentales, reconstituidas, etc. No obstante, la institución familiar ha demostrado su flexibilidad y capacidad de adaptación. La historia comparada demuestra la continuidad cultural de los rasgos básicos tradicionales que separan el caso de España del de otros países de su entorno: menos divorcios, menos parejas de hecho, mayor solidaridad intergeneracional etc., una situación que parece tener su explicación en la pervivencia de formas culturales no dependientes de una mayor o menor modernización, sino de la naturaleza del sistema familiar.
Mostrar más

58 Lee mas

Show all 10000 documents...