PDF superior La vida y la muerte entre los antiguos americanos

La vida y la muerte entre los antiguos americanos

La vida y la muerte entre los antiguos americanos

Menos sencillez, y por lo tanto mayor adelanto presentan las razas primitivas erectoras de los monumentos distinguidos hoy por todos con el nombre de MOU1zd-Builders en la América del No[r]

8 Lee mas

¿Qué piensan los adolescentes sobre la vida y la muerte? Análisis de contenido de grupos de discusión de adolescentes en riesgo suicida

¿Qué piensan los adolescentes sobre la vida y la muerte? Análisis de contenido de grupos de discusión de adolescentes en riesgo suicida

Estudios previos informan sobre la incidencia de los factores vitales estresantes en el comportamiento suicida (Cohen, 2000; Fergusson, D. et al., 2000; Fachinelli y cols, 2005) los cuales generalmente reflejan una actitud de rechazo hacia la vida en la medida en que no puedan ser afrontados exitosamente. Los cambios personales parecen ser los que más preocupan a los jóvenes que piensan en el suicidio como una solución a sus problemas. Por otra parte, se han observado diferencias en las actitudes hacia la vida y la muerte en adolescentes en distintos niveles de riesgo de suicidio. Aquellos que están en riesgo alto poseen menor “Atracción por la Vida”, mayor “Rechazo hacia la Vida” y “Atracción por la Muerte”. En investigaciones previas (Fachinelli y cols, 2005) concluimos que lo que distingue a un adolescente en riesgo de suicidio no es la falta de temor a la muerte sino el grado de satisfacción con la vida, el dolor y la frustración resultante de situaciones estresantes y la concepción de la muerte como alternativa de resolución de conflictos. Entonces, la posibilidad de generar espacios de diálogo con los adolescentes acerca de sus preocupaciones, intereses, opiniones y valoraciones acerca de la vida y la muerte es un elemento clave para la comprensión de sus necesidades y la promoción de conductas adaptativas.
Mostrar más

10 Lee mas

De “caballeros de la muerte” a la “lucha por la vida”. Los arditi italianos, de la guerra a la militancia antifascista

De “caballeros de la muerte” a la “lucha por la vida”. Los arditi italianos, de la guerra a la militancia antifascista

Efectivamente, cada uno metabolizó el evento a su manera, pero la reali- dad no pudo ser vista a través del mismo cristal de antes, ya que todos, que- riendo o no, quedaron profundamente marcados por los ‘pesares’ y –en algu- nos casos– los ‘placeres’ de la guerra. Este último punto, el del indecible lega- do del placer, está dentro de los objetivos de nuestro discurso central. Incluso puede que esa sensación –seguramente no percibida por todos, ni con la misma intensidad– contribuyera a la agitación en las relaciones sociales y a la necesidad de una representación en clave épica de aquello que era indescrip- tible, incomprensible para quienes no tomaron parte del conflicto. Como obser- va Joanna Bourke, los hombres que han vivido la experiencia de la guerra la han disfrutado en cierto modo. De los placeres ‘comunitaristas’ de la camara- dería al placer ‘individualista’ de ejercer el poder sobre la vida y la muerte de las personas (la guerra como un equivalente masculino del parto), el conflic- to armado ha ‘seducido’ siempre a los hombres (sólo recientemente, también a las mujeres). Al desenlace del evento bélico, aquéllo se volvió en un proble- ma para el excombatiente: más allá de la interrupción de tal flujo de sensa- ciones (compensada por el retorno a la comunidad de origen), “¿Cómo expli- carlo a familiares y amigos? [...] Describir el combate como una experiencia placentera significaba admitir ser una bestia sedienta de sangre: reconocer que el alto el fuego definitivo provocaba la misma angustia que la pérdida de una gran amante no podía inspirar nada más que vergüenza” 19 .
Mostrar más

25 Lee mas

La vida y la muerte entre los antiguos americanos, II

La vida y la muerte entre los antiguos americanos, II

Excedidos los convidados en las bebidas alcohólicas, salían al patio á terminar la fiesta con un baile, pero los esposos permanecían solos en la sala, donde continuaban por cuatro días, [r]

13 Lee mas

La vida y la muerte entre los antiguos americanos, III

La vida y la muerte entre los antiguos americanos, III

En este menor espacio colocaban al gran señor ó cacique, con sus riquezas, armas y objetos de su uso; rellenos de arena los intersticios, quedaba herméticamente encerrado después con un [r]

13 Lee mas

LOS CÓDIGOS OCULTOS

LOS CÓDIGOS OCULTOS

Para comprender esto, es conveniente detenerse en el episodio de la resurrección de Lázaro, que nos narra con detalle el Evangelio de san Juan (11, 1-44). Lázaro, como ya se señaló, fue hermano de María Magdalena y, por tanto, cuñado de Jesús. Y el texto evangélico reconoce el gran afecto que ambos hombres se profesaban. Siendo esto así, llama poderosamente la atención que Jesús, al serle anunciada la teórica grave enfermedad de su pariente y amigo, no alterara su vida normal y optara por quedarse aún dos días en el lugar donde estaba, a orillas del Jordán, diciendo que <<esta enfermedad no es de muerte, sino para gloria de Dios>>. Afirmación que por su contenido ha de ser puesta en conexión con la conversación de Jesús con el magistrado Nicodemo (san Juan 3, 1-21), donde señala que <<en verdad te digo que quien no naciere de nuevo no puede ver el reino de Dios (...). Os conviene nacer de nuevo>>. Frases que engarzan con los saberes gnósticos de los que Jesús fue un gran maestro y hacen recordar, entre otras cosas, el famoso rito egipcio del “Heb Seb”, que sin duda Jesús conocía. En esta ceremonia iniciática, el faraón entraba en una especie de letargo para resurgir después con más fuerza y sabiduría, retomando la ancestral tradición de Osiris, que resucitó al tercer día gracias a la mediación de su hermana y esposa Isis.
Mostrar más

157 Lee mas

ESPERAR LA MUERTE: LA AGONÍA DE LA INACCIÓN

ESPERAR LA MUERTE: LA AGONÍA DE LA INACCIÓN

Eugene O’Neil teje una trama similar en Llega el hombre de hielo. Esta vez la escena transcurre en un sucio bar, la última parada para los que esperan la muerte. La clientela está esperando a que Hickey, tal como ha hecho durante muchos años, refresque sus quimeras y reafirme su adoración al alcohol. Hubo un tiempo en que cada uno de los personajes llevaba una vida de acción y aventura, pero ahora el bar se ha convertido por varias razones en un retiro para ellos y en una molienda para las viejas historias, las bromas desgastadas y las mofas. Pese a toda esa palabrería, el apoyo mutuo que se prestan sirve para conservar sus ilusiones en la vida. En lugar del alcohol Hickey les ofrece al final la salvación y la paz bajo la apariencia del conocimiento de sí mismo y del fin del autoengaño. En una escena de gran tensión que recuerda a ‘La última cena’, Hickey dice que les ayudará en su camino hacia esta meta, pero ahora Hickey habrá de superar la filosofía del absurdo que ha comenzado a cobrarse su precio en el hombre. Larry Slade, un intelectual ex-anarquista, ejemplifica esta posición: “¡Todo lo que sé es que estoy enfermo de la vida! ¡Estoy acabado! ¡Me he olvidado de mí mismo! Me he ahogado y contentado en el fondo de una botella. Honor o deshonor, fe o traición no son para mí sino opuestos de la misma estupidez que rige la
Mostrar más

6 Lee mas

El nuevo teatro de la memoria: la representación del dolor y la muerte

El nuevo teatro de la memoria: la representación del dolor y la muerte

En la segunda edición (la mexicana) del libro aparece mucho más material perti- nente, que la autora ha acumulado entre los tres años que median entre ambas. Así, apa- rece, a modo de un supuesto facsímil, la carta de una madre dirigida a su hijo secues- trado y desaparecido a los 18 años, una carta toda hecha grito de dolor y de angustia: una muestra de  otra modalidad espontánea liminar, testimonio y  plegaria, invoca- ción y denuncia. El original ha sido bordado en una tela, como muchas otras muestras del género. Solo el contexto real conocido por el receptor concreto es capaz de darle a este objeto toda la profundidad de un valor artístico en que se fundieron, indisolublemente, arte y vida. Si nos imponemos una distancia absoluta de los valores canónicos, este gesto de dolor se desproblematiza, se trivializa y permanecerá como un objeto artesanal que sí enseña algo, pero de ninguna manera produciría una sacudida catártica que, todavía, produce en su contexto. Pero siendo un fragmento de la memoria, que “no es un depósito de información, sino un mecanismo de regeneración de la misma” (Lotman 1996: 157), forma parte de una memoria cultural global14.
Mostrar más

13 Lee mas

EL OJO DEL YO

EL OJO DEL YO

R: No es «mejor», solo es diferente. Cada entidad tiene su trabajo que hacer en su contribución al todo. Un ladrillo no es mejor que otro porque sea mas grande o este mas alto en el edificio. <<Mayor>>, «menor>> o «mejor» son términos que enjuician y que surgen de la toma de posiciones. Toda entidad viva disfruta por igual de la conciencia de la existencia, dado que la Presencia Divina en <<Todo lo que es>> imbuye esa cualidad como una consecuencia de la Creación. El animal, la planta o el ser humano son iguales en su gozo por la existencia. La mente humana puede pensar y ponderar. La planta, si tuviera mente, probablemente consideraría el pensamiento como algo superfluo y entupido. Toda entidad viviente ama su existencia, no por una cuestión de emotividad, sino porque el gozo de la conciencia es intrínseco a la vida y a toda existencia. El conocimiento no requiere de pensamiento ni de sentimiento, porque la existencia contiene la cualidad de la conciencia divina. La vida, en si misma, sabe que existe; pero se dejo atrapar en la identificación que muestra con su forma actual. Desde el nivel de conciencia de la Verdad y la Realidad, la muerte es imposible porque carece de realidad, del mismo modo que la ausencia no es un estado del ser, sino una descripción mental. Para que hubiera muerte, esta tendría que ser parte de la potencialidad karmica del universo. Si no hay una posible potencialidad, no hay nada que pueda suceder. La nada no es algo que pueda suceder.
Mostrar más

270 Lee mas

Hogarizar: el paraíso artificial de la existencia

Hogarizar: el paraíso artificial de la existencia

Es trabajo perdido el querer evocarlo (el pasado) e inútiles todos los afanes de nuestra inteligencia. Ocúltase fuera de sus dominios y de su alcance, en un objeto material (en la sensación que ese objeto material nos daría) que no sospechamos. Y del azar depende que nos encontremos con ese objeto antes de que nos llegue la muerte, o que no le encontremos nunca. (…) Mandó mi madre por uno de esos bollos, cortos y abultados, que llaman magdalenas, que parece que tienen por molde una valva de concha de peregrino. Y muy pronto, abrumado por el triste día que había pasado y por la perspectiva de otro tan melancólico por venir, me llevé a los labios unas cucharadas de té en el que había echado un trozo de magdalena. Pero en el mismo instante en que aquel trago, con las migas del bollo, tocó mi paladar, me estremecí, fija mi atención en algo extraordinario que ocurría en mi interior. Un placer delicioso me invadió, me aisló, sin noción de lo que lo causaba. Y él me convirtió las vicisitudes de la vida en indiferentes, sus desastres en inofensivos y su brevedad en ilusoria, todo del mismo modo que opera el amor, llenándose de una esencia preciosa; pero, mejor dicho, esa esencia no es que estuviera en mí, es que era yo mismo. Dejé de sentirme mediocre, contingente y mortal. (…) daba cuenta de que iba unida al sabor del té y del bollo, pero le excedía en, mucho, y no debía de ser de la misma naturaleza. (…) Bebo un segundo trago, que no me dice más que el primero; luego un tercero, que ya me dice un poco menos. Ya es hora de pararse, parece que la virtud del brebaje va aminorándose. Ya se ve claro que la verdad que yo busco no está en él, sino en mí. (…) Y de pronto el recuerdo surge. Ese sabor es el que tenía el pedazo de magdalena que mi tía Leoncia me ofrecía, después de mojado en su infusión de té o de tilo, los domingos por la mañana en Combray (porque los domingos yo no salía hasta la hora de misa), cuando iba a darle los buenos días a su cuarto. (…) En cuanto reconocí el sabor del pedazo de magdalena mojado en tilo que mi tía me daba (aunque todavía no había descubierto y tardaría mucho en averiguar por qué ese recuerdo me daba tanta dicha), la vieja casa gris con fachada a la calle, donde estaba su cuarto, vino como una decoración de teatro a ajustarse al pabelloncito del jardín que detrás de la fábrica principal se había construido para mis padres, y en donde estaba ese truncado lienzo de casa que yo únicamente recordaba hasta entonces; y con la casa vino el pueblo, desde la hora matinal hasta la vespertina, y en todo tiempo, la plaza, adonde me mandaban antes de almorzar, y las calles por donde iba a hacer recados, y los caminos que seguíamos cuando había buen
Mostrar más

51 Lee mas

Los cuidados paliativos y la muerte en los gitanos

Los cuidados paliativos y la muerte en los gitanos

Al hablar del término enfermedad, dife- renciada de la patología, se considera como un fenómeno cultural complejo en que los indicadores patológicos son transformados en signos sociales y relacionados simbólicamen- te con otras dimensiones de la vida social. La población gitana no la describe en términos médicos, sino que la considera como fortale- za del propio individuo. Cuando éste pierde la fuerza, debido a la edad o diferentes dolencias, ha de acudir al médico para resolver dicho pa- decimiento. Por el contrario, según la RAE, “la enfermedad es la alteración más o menos grave de la salud”, por lo tanto se considera como un deterioro de la salud.
Mostrar más

10 Lee mas

200.000-33.880=166.120 años desencarnado - AMOR, VIDA y CONSCIENCIA

200.000-33.880=166.120 años desencarnado - AMOR, VIDA y CONSCIENCIA

+ Y el Dr. Pim van Lommel, reputado cardiólogo holandés, que trabajó durante más de 25 años en un hospital docente con ochocientas camas. Al hablar con cientos de sus pacientes que habían sufrido un paro cardíaco, quedó atónito al descubrir que, lejos de haber perdido la conciencia durante el período en el que habían estado clínicamente muertos, recordaban haber vivido una experiencia extraordinaria: algo que a Van Lommel, como científico, le era difícil de aceptar. Ante ello, decidió estudiar el fenómeno sistemáticamente durante dos décadas en su clínica con un equipo especializado. Y, en 2001, publicó una síntesis de su investigación en la acreditada revista médica The Lancet, causando un revuelo internacional. Así se gestó su libro Conciencia más allá de la vida libro (Editorial Atalanta; Girona, 2012), que ofrece abundantes pruebas científicas de que las experiencias cercanas a la muerte son un fenómeno que no puede atribuirse a la imaginación, a la psicosis, o a la falta de oxígeno. Pim van Lommel introduce estas experiencias en un amplio contexto cultural que va desde las diferentes visiones religiosas, hasta los nuevos presupuestos de la física cuántica, en donde estos fenómenos tienen un lugar coherente dentro de sus modelos teóricos. Los resultados de su investigación llevaron a un medio de comunicación tan solvente como The Washington Post a señalar que “las pruebas sostienen la validez de las experiencias cercanas a la muerte y sugieren que los científicos deben reconsiderar las teorías existentes sobre uno de los más profundos misterios biológicos: la naturaleza de la consciencia humana”.
Mostrar más

418 Lee mas

Transcripción de Abraham en directo: Un taller sobre la Ley de la Atracción

Transcripción de Abraham en directo: Un taller sobre la Ley de la Atracción

Es como cuando tienes un amigo (utilizamos esta palabra en un sentido un poco libre)... que está impidiendo tu expansión. Este amigo te ha hecho sufrir durante mucho tiempo, y no puedes librarte de él porque hablas tanto de sus cosas que la Ley de la Atracción sigue manteniéndolo en tu espacio. Y aunque puedas alejarte físicamente de él yéndote a vivir a las antípodas, otra persona ocupará su lugar casi de inmediato. Porque cuando has activado algo en tu Vibración, la Ley de la Atracción seguirá trayéndotelo. De modo que tienes un amigo que está impidiendo tu expansión. Ese amigo está siguiendo la naturaleza de su verdadero yo egoísta, y está haciendo todo lo posible para sentirse bien él. Tu amigo está obstaculizando tu expansión, y lo está haciendo bien, porque es una molestia constante para ti; esta persona lleva mucho tiempo en tu vida; y vaya chico, vaya, vaya, vaya, ha conseguido que se expandiera tu parte expandida debido a la consternación que te ha generado esta relación. Te has expandido, expandido, expandido. De modo que podríamos decir con bastante exactitud que este amigo con el que no te sientes muy a gusto es el responsable de una enorme parte de tu expansión Vibratoria, y tu Fuente interior se ha beneficiado
Mostrar más

9 Lee mas

PRACTICANDO EL PODER DEL AHORA

PRACTICANDO EL PODER DEL AHORA

Esto no niega que puedas hallar intensas resistencias internas a soltar la identificación con tu dolor. Ello ocurrirá particularmente si has vivido muy identificado con tu cuerpo-dolor durante casi toda tu vida, y toda o la mayor parte de tu identidad está invertida en él. Esto significa que a partir del cuerpo-dolor te has fabricado un yo infeliz y te identificas con esa ficción mental. En tal caso, el miedo inconsciente a perder tu identidad creará una fuerte resistencia a cualquier desidentificación. En otras palabras, preferirás sentir dolor —ser el cuerpo- dolor— que dar un salto a lo desconocido y arriesgarte a perder tu familiar identidad desgraciada.
Mostrar más

30 Lee mas

Sevilla: Congreso Ciencia y Espíritu

Sevilla: Congreso Ciencia y Espíritu

Cuando uno repasa textos sagrados muy antiguos, algo que en la ciencia actual está muy presente, a la hora de analizar determinados términos científicos o astrofísicos, ese juego quietud y movimiento. Incluso el mismo tema del Big Bang, es un modelo basado en eso. Se nos dice que todo, la pauta de la creación y del cosmos, es quietud y movimiento. Posiblemente el ser uno que somos nosotros, sea quietud, transparencia, paz, simplicidad, una omnipotencia de no necesitar nada ni querer nada, en fin, la alegría de la felicidad plena. Pero la quietud genera movimientos, por ejemplo al meditar o como cada cual lo quiera llamar, se mueven muchas cosas, porque la quietud intrínsecamente es movimiento.
Mostrar más

8 Lee mas

NOTA DEL REVISOR DE ESTA TRADUCCIÓN AL ESPAÑOL

NOTA DEL REVISOR DE ESTA TRADUCCIÓN AL ESPAÑOL

Al leer la información en la página que me había enviado mi hermano, sentí escalofrío al descubrir historias que compartían algunas similitudes con mi experiencia. Ninguna de ellas tenía el elemento de enfermedad que yo tuve, pero algunas cosas que experimentaron en el otro reino, eran muy parecidas. Algunas de ellas, hablaban de expansión, la sensación de gran claridad y el sentimiento de unicidad -la conexión entre todos nosotros. Ellos expresaban no haber sentido juicios o juzgamientos sino únicamente un amor incondicional sobrecogedor. Hablaban de haber encontrado a sus seres amados que habían partido, o a otros seres que los cuidaron y tenían la sensación de haber experimentado el entendimiento y el conocimiento universales. No podía creer el hecho de que otros hubieran experimentado ese sentimiento de aceptación y unidad, así como el entendimiento de que todos somos universalmente amados. Muchos de ellos decían tener un sentido de propósito después de sus ECM y así era exactamente como yo me sentía. Después de leer algunas historias, vi un anuncio en la página web que decía: “¿Ha tenido usted una experiencia cercana a la muerte que quiera compartir? Oprima aquí.” Eso hice. Apareció un formulario largo y muy detallado y empecé a llenarlo. No había escrito mi experiencia antes, sólo había tratado de compartirla con amigos cercanos y miembros de la familia, así que era la primera vez que la analizaba con tanto detalle.
Mostrar más

139 Lee mas

MAS ALLA DEL DESPERTAR (Jeff Foster)

MAS ALLA DEL DESPERTAR (Jeff Foster)

todo fuesen versiones diferentes de esa paz, aparte de la cual nada existía. Yo era la paz, y también lo eran el pato que sobrevolaba la escena y la anciana ren- queante; la paz lo saturaba todo, todo estaba lleno de esa paz, de esa gracia y de esa presencia incondicional y libre, de ese amor desbordante que parecía ser la esencia del mundo, la razón misma del mundo, el alfa y el omega de todo. A esa paz parecían apuntar las palabras “Dios”, “Tao” y “Buda”. Esa era la experien- cia a la que en última instancia, parecen apuntar todas las religiones. Esa parecía la esencia misma de la fe, la muerte del yo, la muerte del “pequeño yo”, con sus mezquinos deseos, quejas y planes, la muerte de todo lo que aleja al individuo de Dios, la muerte incluso de la misma idea de Dios (no en vano los budistas dicen: < ¡Si ves al Buda, mátale! >) y la zambullida en la Nada que se revela como Dios más allá de Dios, la Nada que constituye la esencia de todas las co- sas, la Nada que da origen a todas las formas, la Nada que es el mundo con todo su sufrimiento y maravilla, la Nada que es la Plenitud total.
Mostrar más

103 Lee mas

Los 13 pilares de la conciencia

Los 13 pilares de la conciencia

El Pilar de la Consciencia Orden, ayuda a que se integre ese entendimiento de armonía que rige a toda la creación. Basta con que observes un poco a la naturaleza para comprender el intrincado orden que existe en cada rincón de la creación. Las plantas poseen una delicada geometría y un ritmo ordenado matemáticamente, el cual determina la forma en la que crece y se multiplican. Tus células actúan de la misma forma. Los minerales, los cristales, todo en esta tierra y universo obedece a un ritmo ordenado, matemático, perfecto. Ese es el Orden Divino, el cual te dice que todo tiene un propósito. De manera que la próxima vez que pienses que tu vida es un caos, recuerda que estás en un proceso de transición. El Orden ofrece la posibilidad de ver con mayor claridad y libera las energías estancadas. Por ello, un ejercicio útil que puedes hacer para finalizar tu año es ordenar tu casa. Sacar todo lo que ya no usas, limpiar a profundidad y colocar las cosas donde les corresponde estar. El hacer ese ejercicio facilita el entendimiento de situaciones y cosas que aparentemente se han mantenido fuera de lugar en tu vida. Veras que encuentras respuestas al ordenar tu casa, ordenaras tu mente y corazón.
Mostrar más

73 Lee mas

Primeras pginas Ecologa mental

Primeras pginas Ecologa mental

Las personas largamente experimentadas en uno o varios ca- minos espirituales encontrarán sintonía con la filosofía milena- ria en cada página, interesantes prácticas para ser aplicadas en la vida cotidiana, y una moderna integración del saber espiritual que les ayudará a autocuestionarse aún con más profundidad.

8 Lee mas

CRÓNICAS DE ÁVALON

CRÓNICAS DE ÁVALON

central de sus palabras quedó grabado en mi interior: “La vida humana se desarrolla en la Tercera Dimensión. Inmersa en ella, la gente tiende a creer que las Dimensiones de mayor rango que puedan existir, a las que llaman celestiales y angelicales, son más sutiles, abstractas y difusas. Sin embargo, en absoluto es así, pues esas otras Dimensiones son radicalmente reales, mientras que la Tercera es puramente holográfica y conforma un escenario virtual revestido falazmente de solidez por medio de una materialidad que no es tal, sino energía y vibración de bajo nivel frecuencial. En ese escenario, cada uno y en cada momento interpreta un papel y un guión definido por el grado de consciencia con el que se identifica y la visión del mundo y de su propia vida a tal grado asociada. De instante en instante, cada persona proyecta el grado de consciencia que hace suyo sobre el marco virtual en el que se desenvuelve, configurando lo que denomina realidad, que, no obstante, considera algo objetivo y ajeno a ella misma. Pero esa realidad nada tiene de objetiva, al contrario, es totalmente subjetiva y carece de entidad real, es pura ilusión. Al ser multitud las personas que actúan en el escenario virtual, las proyecciones conjuntas de todas ellas conforman una gran Matriz Holográfica-Virtual”.
Mostrar más

109 Lee mas

Show all 10000 documents...