PDF superior Los valores y la ética en la ciencia económica

Los valores y la ética en la ciencia económica

Los valores y la ética en la ciencia económica

Con posterioridad a Mill comienza el predominio del enfoque de la ciencia económica que Amartya Sen denomina como “de la ingeniería” y que contrapone al “de la ética”. El enfoque de la ingeniería se ocupa de cuestiones logísticas, relacionadas con los “medios” y deja de lado los “fines” que se consideran dados. La conducta humana en materia económica está orientada por motivos simples y fácilmente caracterizables. Si bien Sen reconoce que ninguno de dichos enfoques puede ser considerado en forma pura, ya que muchos exponentes del enfoque ético se preocuparon también de las cuestiones más técnicas y logísticas 12 , las diferencias de énfasis en las distintas problemáticas permiten ubicar en el enfoque ético a Adam Smith, Thomas Malthus, John Stuart Mill, Karl Marx y Francis Edgeworth y en el de ingeniería a William Petty, François Quesnay, David Ricardo, Augustine Cournot, W. Stanley Jevons, Leon Walras y Alfred Marshall 13 . Debe notarse que este último autor apoyó la propuesta de W. S. Jevons de cambiar la denominación de “Economía Política” a “Economía” para dejar bien en claro que la disciplina debía ocuparse de hechos y no de valores o de políticas. Pero también es cierto que opinaba que la economía debe servir a un propósito moral que sería aliviar el sufrimiento moral que nos rodea.
Mostrar más

19 Lee mas

Los valores y la ética de responsabilidad frente a la tecno ciencia. Una reflexión desde el principio de reponsabilidad de Hans Jonas

Los valores y la ética de responsabilidad frente a la tecno ciencia. Una reflexión desde el principio de reponsabilidad de Hans Jonas

Si la propuesta de Jonas estaba encaminada a establecer una nueva ética práctica en relación a la responsabilidad del poder que ha adquirido el ser humano desde el auge de la ciencia, en la actualidad se contempla que “vivimos en un contexto nuevo, determinado por la técnica, lo cual requiere una nueva ética capaz de estar a la altura de los problemas relacionados con ese nuevo contexto”, (Esquirol, Los filosofos contemporáneos y la técnica, 2011, pág. 112) esta nueva propuesta impulsa una ética basada en la acción, aunque cabe señalar que esa acción deber estar determinada por unas valores axiológicos propios de la tecnociencia.
Mostrar más

16 Lee mas

ÉTICA Y VALORES I ÉTICA Y VALORES I SERIES PROGRAMAS DE ESTUDIOS 1 DGB/DCA/

ÉTICA Y VALORES I ÉTICA Y VALORES I SERIES PROGRAMAS DE ESTUDIOS 1 DGB/DCA/

Como parte de la formación propedéutica anteriormente mencionada, a continuación se presenta el programa de estudios de la asignatura de Ética y Valores I, la cual pertenece al campo de conocimiento de las Ciencias Sociales que pertenece al campo de conocimiento de Ciencias Sociales, el cual, conforme al Marco Curricular Común, tiene el propósito de contribuir a la formación de ciudadanas y ciudadanos reflexivos y participativos, que puedan interpretar su entorno social y cultural de manera crítica, a la vez que puedan valorar prácticas distintas a las suyas en un marco de interculturalidad. Para lograr este objetivo, se tomaron en cuenta los atributos de las competencias genéricas y las competencias disciplinares básicas del campo de las Ciencias Sociales4, mismas que sirvieron de guía para la elaboración del presente programa.
Mostrar más

32 Lee mas

La ética y los valores en la educación superior

La ética y los valores en la educación superior

Definitivamente el profesorado universitario es parte fundamental y se constituye como el motor dinamizador de los Institutos de Educación Superior (IES), en efecto, ellos son los encargados de conducir al estudiantado por el camino del desarrollo ético y moral, pretendiendo con esto formar seres humanos íntegros y con criterios sólidos (Cantú-Martinez, 2017). De allí cuando hablamos de educación ética, formación de valores, deontología o ética profesional, de manera general entendemos desde la concepción que se trata de un asunto por el cual la universidad o el docente simplificadamente enseñan a ser de manera individual personas correctas, honestas, con actuaciones en medio de valores que para esa persona considera correcta y universal; en tanto considero que la formación adecuada ética y formativa tiene que ver con la forma como el estudiante en general se capacita para pugnar con los predominios externos de esa estructura social contaminada, cuestionada e incluso sin respaldo social, donde identifica barreras que socialmente representan un estatus que dañino para la humanidad, por lo que se requiere entregar herramientas al estudiantado para enfrentar la caduca estructura social y caminar hacia un orden social luminosos para las mayorías.
Mostrar más

10 Lee mas

Ética y educación en valores PRÓLOGO

Ética y educación en valores PRÓLOGO

Si bien la educación moral no puede quedarse en la formulación de la educación del carácter igual que hace un siglo, es necesario no perder de vista lo fundamental. Evidentemente, educar en valores hoy requiere de nuevos métodos, pero no en principios relativistas, ni adoctrinantes, sino basados en principios y contenidos verdaderos. Se precisa, pues, de sabiduría, teórica y práctica del profesor. Aquellas dos van muy unidas: no se puede renunciar a la teoría, ni dejar de atender a su dimensión práctica, ya que como dice Aristóteles, “No emprendemos esta pesquisa para saber qué sea la virtud –lo cual no tendría ninguna utilidad- sino para llegar a ser virtuosos” (Ética Nicomaquea, I, 13)
Mostrar más

6 Lee mas

Ciencia económica y valores. Riquezas y Fortunas

Ciencia económica y valores. Riquezas y Fortunas

En el campo de la economía, la teoría económica clásica y neoclásica pro- pusieron distinguir en su interior una rama científica o positiva y otra de- nominada arte, práctica, o enfoque normativo, donde, sólo en este último tendrían cabida valores no epistémicos. Este trabajo investiga dos mecanis- mos por los cuales, valores no epistémicos influyen sobre el contenido de la disciplina considerada como ciencia o economía positiva. El primero es que cambio en estos valores modifica el contenido de la ciencia positiva, haciendo que determinadas prácticas o medios sean estudiados o no, o bien que se estudien determinados aspectos de los mismos y otros no se estudien. El método científico, aun cuando pudiera consensuarse cual es específica- mente para la ciencia económica, no podría influir sobre este tipo de cam- bio científico. En segundo lugar, se encuentra la introducción de juicios de valor en la parcialidad de las teorías o de la evidencia empírica considerada. Para ilustrar ambos mecanismos se estudia un caso histórico, sobre cómo ha sido tratado un objetivo, el hacerse rico, y los medios para lograrlo. Palabras clave: cienciavalores – teoría económica – riqueza.
Mostrar más

21 Lee mas

Premio de Ética y Valores en la

Premio de Ética y Valores en la

Responsabilid ad Social Corporativa Filosofía Derechos Humanos Laborales Responsable Prevención de Negocios Ilícitos Medio Ambiente Temas de la Norma ISO 26,000 (están por liberarse e[r]

22 Lee mas

"Ética y Valores en el Magisterio

"Ética y Valores en el Magisterio

Reto para los docentes y directivos como educadores: la docencia como el bien ético..  El docente podrá propiciar un clima de confianza y.[r]

16 Lee mas

Proyecto de ética y valores “un viaje por mis valores”

Proyecto de ética y valores “un viaje por mis valores”

Al poseer la capacidad de la humildad se desarrolla la capacidad de respetar las ideas, pensamientos, acciones y decisiones de los demás, resaltando que todos son personas diferentes creadas con un firme propósito y que nadie es igual a otro. De esta forma se resalta el valor del respeto el cual engloba muchos aspectos a trabajar, tan dispares como el respeto a las personas mayores, al medio ambiente, a las normas de ciudadanía, a los animales, etc. Se debe inculcar en los alumnos que se debe ser respetuosos en el trato a las demás personas haciendo hincapié en los más desfavorecidos. El ámbito escolar se convierte en el contexto ideal para trasmitir este valor, tan necesario en la sociedad actual. Está intrínsecamente relacionado con los valores de la tolerancia, la solidaridad, la responsabilidad, el pluralismo y la conciencia medioambiental.
Mostrar más

52 Lee mas

Exigencias al directivo empresarial : valores sobre los que sustenta su actuación ética y económica

Exigencias al directivo empresarial : valores sobre los que sustenta su actuación ética y económica

La Encíclica Centesimus Annus aporta un amplio conjunto de criterios económicos y sociales para poder configurar el marco de referencia en el que el directivo pueda definir el sistema de[r]

21 Lee mas

Fundamentos de la ética a la ciencia administrativa.

Fundamentos de la ética a la ciencia administrativa.

El respeto al código de ética es tan importante como el respeto a los valores organizacionales y juntos van conformando la cultura organizacional, es decir, un sistema de valores compartidos por los miembros de la organización. Con lo cual el individuo administrativo ya no está solo con sus valores al momento de tomar decisiones, de no ser así, sus valores personales pueden diferir a los de la organización y puede suceder que en el momento en que su voluntad dialoga con su razón antes de entrar en acción, estará motivado por sus propios intereses y no los organizacionales.
Mostrar más

19 Lee mas

TítuloTeresa Moure  Ecolingüística: entre a ciencia e a ética

TítuloTeresa Moure Ecolingüística: entre a ciencia e a ética

reflexión crítica sobre a linguaxe, que nos permita recoñecer nela os valores que non compartimos (por exemplo, sexismo, racismo, dominación sobre a natureza) e intervir para mudalos, no canto de seguirmos a reproducilos e a consagralos. Neste senso, indícasenos que ao nomearmos unha realidade estamos estabelecendo a súa existencia, polo que a linguaxe está “«ecoloxicamente» motivada” (p. 102), e das motivacións xurdidas en diferentes ambientes xorden diferentes solucións, que están na orixe da diversidade lingüística, aínda que non se trata dunha diversidade infinita, senón que está limitada por fundamentos universais (neuronais, perceptivos, cognitivos). Así as cousas, explícase que, perante o problema da morte das linguas no mundo, a ecolingüística non só defende o dereito de cada comunidade a conservar a súa lingua, senón o dereito de toda a humanidade a ter acceso a outras cosmovisións e ao coñecemento que agochan. Para entendermos mellor a postura da ecolingüística quizais fose preciso deterse neste punto nos conceptos de medioambientalismo e ecoloxismo, que non se explican na obra, mais dos que a autora botou man noutras ocasións, como na conferencia “Do activismo ecolóxico ao activismo lingüístico” no marco das VIII Xornadas sobre lingua e usos. Lingua e ecoloxía organizadas polo Servizo de Normalización Lingüística da UDC. O medioambientalismo é unha postura que busca a conservación da natureza en función dos intereses humanos, mentres que o ecoloxismo non é tan antropocéntrico, senón que defende o valor intrínseco da natureza, así como a necesidade de reflexionarmos e intervirmos para camiñarmos cara a unha racionalización do aproveitamento dos seus recursos. Do mesmo xeito, para a ecolingüística as linguas teñen un valor intrínseco e con iso abonda para que deban ser defendidas, sen necesidade de recorrermos a argumentos utilitaristas que se poden volver na nosa contra. No segundo capítulo advertíasenos de que se usa en ocasións o argumento do número de falantes para a defensa do galego, aludindo ás portas que nos pode abrir pola vía do portugués, mais aínda que isto pode ser un valor engadido, non se pode converter no argumento principal para a defensa da lingua, pois implicaría que outras linguas sen esas posibilidades carecen do dereito a seren defendidas.
Mostrar más

6 Lee mas

La salud de los trabajadores: entre la ciencia y la ética

La salud de los trabajadores: entre la ciencia y la ética

Está claro que debemos valorar los esfuerzos de los científicos, pero también debe tenerse en cuenta que no siempre sus productos son asépticos; sus propios valores culturales y las presiones y subven- ciones externas cooperan para ello. Por ejemplo, dentro de la epidemiología, en el mismo diseño de un trabajo, en la selección de los casos, en la selección de los controles, en la determinación de las variables de confusión puede estar incluido, premeditadamente, el sesgo de la investigación y de sus resultados finales. Si quisiera demostrar que el asbesto no aumenta el riesgo de cáncer de pulmón entre los trabajadores expuestos, por ejemplo, bastaría escoger una población donde la antigüedad de los trabajadores en su contacto con el amianto no fuera superior al periodo de latencia para la aparición de la enfermedad. Esto puede parecer muy burdo, sin embargo se ha hecho. El National Research Council (Consejo nacional de Investigaciones Científicas) de Canadá descubrió, hace unos años, la falacia del estudio. Les llamó la atención que el mismo trabajo que había aparecido en el país publicado con el solo financiamiento de una universidad, se publicara posteriormente en Inglaterra y en los agradecimientos, el investigador dijera que ese estudio habría sido imposible sin la financiación de la Quebec Asbestos Mining Association (13).
Mostrar más

5 Lee mas

Ética y racionalidad económica

Ética y racionalidad económica

El enfoque económico al que me refiero no supone que los individuos no están motivados exclusivamente por el egoísmo o las ganancias materiales. Es un método de análisis, no un supuesto acerca de motivaciones particulares, entre otras. Junto con otros, he intentado alejar a los economistas de los estrechos supuestos acerca del egoísmo. El comportamiento es guiado por un conjunto mucho más amplio de valores y preferencias. El análisis supone que los individuos maximizan su bienestar tal como ellos lo conciben, bien sean egoístas, altruistas, leales, rencorosos o masoquistas. Su comportamiento mira hacia adelante, y también se supone que es coherente a través del tiempo. En particular, tratan de hacer lo mejor que pueden para prever las consecuencias inciertas de sus acciones. El comportamiento que mira hacia delante, sin embargo, puede estar enraizado en el pasado, puesto que el pasado puede poner una larga sombra sobre las actitudes y los valores. 6
Mostrar más

109 Lee mas

Ética social, profesional, profesoral y de la ciencia

Ética social, profesional, profesoral y de la ciencia

El artículo trata el tema de la ética y la moral, las virtudes y los defectos de los seres humanos y de las propias sociedades que ellos construyen, en diferentes espacios y períodos históricos; la construcción de valores a partir de las propias necesidades materiales y espirituales y la interrelación dialéctica entre la base material y la conciencia social. Trata además los principales paradigmas éticos, las tradiciones, costumbres y hábitos como elementos importantes a tener en cuenta en el proceso de formación de valores; destaca la función del educador, de la familia, la escuela -desde el nivel primario hasta la universidad- y de la propia sociedad, haciendo énfasis en la ética de los profesionales de la salud y los científicos. Por último, llama a fortalecer lo positivo y combatir lo negativo, para ser mejores seres humanos, amantes y respetuosos de su Patria, constructores de una sociedad cada vez más digna, justa y solidaria, que cumpla el sueño martiano “el culto a la dignidad plena del hombre”.
Mostrar más

8 Lee mas

Ciencia, libertad y ética

Ciencia, libertad y ética

Los valores encarnados por esas ficciones pueden ser perfectamente objetivos, pero siempre son relativos a un cierto sistema de valoración; algo es subjetivo si solo depende de un único sujeto, pero los seres humanos tenemos un montón de propiedades comunes, compartimos muchas necesidades básicas, como comer, guarecernos del tiempo, protegernos de las enfermedades, y muchas otras cosas por el estilo.

34 Lee mas

La ciencia como ética

La ciencia como ética

La religión, y en concreto la Iglesia Católica, es el último reducto de un sentido trascendente de la vida. Y los ataques a la Iglesia están perfectamente “justificados”, pues una religión no es sólo un culto o unos principios morales más o menos filantrópicos; el sentido tras- cendente de la vida lo abarca todo: el modo de concebir y valorar la vida, el embarazo y la gestación, la educación, la familia, la enferme- dad, la vejez, el trabajo, el dinero, el comercio, el descanso, el depor- te…, y, por supuesto, la muerte. El ataque está “justificado” porque su desaparición implica la “inversión” de todos los valores. Voltaire, en el siglo XVIII, se proponía écrasez l’infame, referido a la Iglesia Católica; no ha cambiado mucho la mentalidad desde entonces. El laicismo es, en realidad, una antropología, el proyecto -tan viejo como la humanidad- de hacer del hombre el ser supremo. Pero ya desde muy antiguo -en Platón, por ejemplo- se advirtió que en el hombre hay diversas tendencias, a veces opuestas entre sí, y que la armonía entre ellas no se da de modo natural y espontáneo. De ahí que dicho proyecto tenga que fracasar necesariamente, pues, al mismo tiempo, todas esas tendencias tienen sentido para la vida humana. ¿Cómo jerarquizarlas si el fin, el sentido de la vida, no tiene valor absoluto, si no hace referencia a algo o alguien que lo trascien- de?, ¿cómo valorar cada una de ellas si el valor -el precio- depende del “mercado”? Hoy se sabe que la demanda puede provocarse “arti-
Mostrar más

24 Lee mas

Hay ética de la economía porque no hay acción económica

Hay ética de la economía porque no hay acción económica

Todo esto implica claramente que lo colectivo, la sociedad no puede ser un orden espontáneo, el resul- tado puramente objetivo de una pluralidad de acciones estricta- mente individuales. Si la sociedad se configurara según una lógica que es tanto más perfecta y efi caz cuanto menos tiene que ver con el sentido intencional de las acciones humanas, la opción sobre el bien común, sobre el tipo de sociedad deseable, que forma parte de la ac- ción real del empresario sería un elemento completamente fi cticio en esta acción. Esa opción sería, a lo sumo, un mecanismo psicológi- co necesario subjetivamente para dar lugar a la acción real, pero que no tendría ninguna presencia en la efi ciencia real de la acción. Los deseos, juicios y disposiciones del empresario acerca de la sociedad en general actuarían como su- puestos necesarios de la raciona- lización del uso de los medios lle- vada a cabo por él mismo, pero no
Mostrar más

6 Lee mas

Una Introducción a la Sociología. ¿Una ciencia con valores?

Una Introducción a la Sociología. ¿Una ciencia con valores?

Sin duda que esta incomodidad hace de la sociología una ciencia especialmente embarazosa. Una de las dificultades mayores reside en el hecho de que sus objetos se definen en espacios de lucha por su significado: cosas que se esconden, que se censuran, y que se re-significan científicamente. Mientras que también esta dificultad está dada debido a que el investigador mismo participa cotidianamente de las relaciones que se encuentran bajo el juego de la apropiación de sus propios objetos (en este caso, por ejemplo el discutir sobre los elementos de la moda no lo deja afuera de lo que es la moda) Como vemos, el valor de un vestido no puede ser considerado sólo como una característica económica de la vida humana, sino que está conformado por influencias sociales por demás amplias. Éstas son en apariencia, puramente personales. Sin embargo la sociología demuestra “incomodando” una perspectiva social que profundiza las razones y las motivaciones por las cuales actuamos, y en este caso, nos vestimos.
Mostrar más

8 Lee mas

La Ética, la complejidad y la Ciencia en la era del imperativo tecnológico

La Ética, la complejidad y la Ciencia en la era del imperativo tecnológico

5. Aunque se suceden conflictos éticos en todos los ámbitos de la ciencia, son mejor conocidas algunas prácticas reprochables en el campo de la investigación biomédica, sobre todo en el Primer Mundo donde la prensa las divulga y las revistas científicas las examina y debate continua y minuciosamente. Tal el caso de la cuestionable práctica de los laboratorios farmacéuticos de imponer por contrato confidencialidad a los investigadores, obligándoles a retrasar y aun a prohibirles la publicación de resultados adversos al producto que se desea comercializar. La Declaración de Helsinki expresa con claridad que en la investigación de nuevas drogas deben publicarse tanto los resultados positivos como los negativos. Sin embargo, esto no siempre sucede, con los consiguientes errores y peligros. Recientemente, el Congreso de EEUU ha promulgado una ley que exige que los resultados negativos verificados y no publicados, deberán ser publicados dentro de un plazo máximo de cinco años a partir del momento de la puesta en el mercado de la nueva droga. Sería interesante preguntarse sobre este aspecto que parece ser lo suficientemente importante como para que el gobierno de EEUU se involucre con leyes federales. ¿Por qué la prensa argentina se ocupa poco sobre las dudas éticas que concita el proceso de obtención y generación de nuevos medicamentos y por el contario, suelen comunicarse resultados de modo que todo el mundo tienda a creer que son muy objetivos? ¿No influye esto en el nefasto proceso de medicalización de la sociedad desinformada que termina clamando por “a pill for every ill”?
Mostrar más

6 Lee mas

Show all 10000 documents...