Prueba de lectura y lenguaje escrito PLLE

60  28 

Texto completo

(1)

Stephen C. Larsen

J. Lee Wiederholt

Joanna Fountain-Chambers

(2)

1. EVALUACION DE LA LECTURA Y ESCRITURA

Muchos profesionales consideran que la lectura y la escritura figuran entre las normas más elevadas, deseables y complejas de la comunicación humana. Se les considera elevadas debido a que, en general, su desarro llo sucede una vez que el estudiante tiene dominio sobre el lenguaje hablado; se les considera deseables porque son la marca distintiva de la persona educada; y se les considera complejas porque comprenden una infinidad de factores que se interrelacionan, incluyendo el pensamiento, la gramática, el vocabulario, la ortografía , la puntuación y el uso de mayúsculas. Por esas razones , la mayoría de las escuelas procuran adiestrar a los estudiantes en las disciplinas de la lectura y de la escritura desde los años de la primaria hasta la secundaria. La prueba de lectura y lenguaje escrito (PLLE) fue formulada con el fin de proporcionar un amplio examen diagnóstico de lenguaje escrito, apropiado para estudiantes de distintas edades y niveles escolásticos.

Para entender y poder usar las pruebas de lenguaje escrito, incluyendo la PLLE, los educadores, sicólogos y otros profesionales necesitarán familiarizarse con (1) los propósitos del examen, (2) los componentes de la habilidad en lectura y escritura que deb erían ser evaluados, (3) los formatos para evaluar el lenguaje escrito y (4) los componentes generales de la prueba de lectura y escritura.

PROPÓSITOS DE LA EVALUACIÓN DEL LENGUAJE ESCRITO

Los resultados de un esfuerzo de evaluación bien conducido pued en utilizarse para : (1) identificar aquellos estudiantes con notables deficiencias en el lenguaje escrito en comparación con otros alumnos y que, por lo mismo, necesitan ayuda especial; (2) delinear las determinadas destrezas del estudiante en varios ni veles de capacidad en la lectura y la escritura; (3) documentar el proceso del estudiante en programas de desarrollo para la lectura y escritura; y (4) realizar la investigación en estas dos disciplinas.

A continuación trataremos en detalle cada uno de di chos propósitos.

1. IDENTIFICACIÓN.

Uno de los propósitos principales por los que se evalúa el lenguaje escrito es para identificar aquellos estudiantes que estén sufriendo dificultades en la lectura y la escritura. Hasta hace poco, los educadores identific aban a estos estudiantes basándose principalmente en juicios subjetivos sobre la destreza que sus estudiantes demostraban en la escritura. Esto se debía, en parte, a que la mayoría de los exámenes diseñados para probar o “medir” esa destreza, no revelaban la verdadera capacidad del estudiante en la comunicación escrita o a través de la lectura. Por el contrario, esos exámenes se concretaban a medir su destreza en forma aislada, como la lectura de palabras sueltas, la puntuación o el uso de las letras m ayúsculas, etc. Esta práctica es lamentable ya que, como lo han hecho notar maestros experimentados , muchos estudiantes logran buenos resultados en ese tipo de exámenes, pero distan mucho de saber leer y escribir eficazmente.

Puesto que los juicios del maestro suelen ser subjetivos y el examen de destreza es a menudo superficial, no es sorprendente que el proceso de identificación de estudiantes deficientes en la lectura y la escritura sea tan difícil y carezca de confiabilidad. Sin embargo, los resultad os de un examen con normas de referencia, bien diseñado, pueden ser usados para analizar a los estudiantes e identificar en breve a aquellos cuyos logros estén a nivel notoriamente inferior que el de sus compañeros. Una vez identificados, estos estudiant es podrán recibir la ayuda necesaria para superar las dificultades diagnosticadas.

2. DELINEACIÓN DE APTITUDES Y DEFICIENCIAS

(3)

escrito una tarea agradable y posible de ejecutar con facilidad. Si un estudiante muestra dificultad en aprender a leer y a escribir, los educadores deben estar capacitado s para determinar con exactitud donde dónde está ocurriendo la falla. La importancia de precisar las destrezas y las deficiencias de un estudiante en la lectura y la escritura es esencial, especialmente cuando un maestro ha evaluado el rendimiento de un e studiante y lo encuentra “deficiente”. Por ejemplo, la capacidad de determinado estudiante puede estar significativamente por debajo del nivel de sus compañeros.

Si se limita únicamente al juicio clínico, es muy posible que el maestro tenga dificultad en determinar cual entre todos los componentes de la lectura y la escritura es el que origina la dificultad. Un examen diagnóstico bien diseñado puede ayudar al profesional a evaluar la habilidad del estudiante en varios de los componentes del lenguaje esc rito. Asimismo, el examen puede ayudar a determinar el grado de facilidad con que el estudiante puede documentarse a través de la lectura, así como expresar sus pensamientos, emociones y opiniones en forma escrita. Por consiguiente, el uso de las pruebas m ulti-dimensionales de lenguaje escrito deberá acrecentar notablemente el conocimiento que el maestro tiene sobre las deficiencias del alumno y conducirá a la elección de estrategias correctivas convenientes.

3 DOCUMENTACIÓN DEL PROGRESO

El tercer propósito de la evaluación en lectura y la escritura es el de documentar el progreso del estudiante en un programa diseñado para mejorar su destreza en la lectura y escritura. Tal documentación es necesaria por dos razones. Primero, puesto que la eficacia de la i nstrucción que se imparte a los estudiantes está cada vez bajo mayor escrutinio, a un creciente número de maestros se les exige que demuestren que sus esfuerzos traen como resultado mayor aprendizaje. Por esta razón, muchos educadores necesitan pruebas par a documentar el aprovechamiento del estudiante. Los resultados de dicha prueba proporcionan datos objetivos, confiables y válidos del aprovechamiento en aspectos generales y específicos del lenguaje escrito. Al empleare en esta forma, los exámenes también facilitan la evaluación por parte de los educadores sobre lo apropiado de determinado programa de instrucción.

La segunda razón por la cual se documenta el progreso del estudiante en actividades instructivas es con el fin de proporcionar al estudiante u na retroalimentación positiva. Dicha retro -alimentación puede consistir en repasos mensuales de su progreso en el dominio de las habilidades que involucra el lenguaje escrito y en el mejoramiento general de la calidad de trabajo. En ciertos casos, los r esultados de la prueba sirvan para demostrar que cierto estudiante ha logrado o está por lograr el nivel requerido, o la necesidad de cambio de enfoque en la instrucción con el fin de promover el progreso.

4 INVESTIGACION

Los educadores están con cientes que una investigación científica requiere, entre otras cosas, el uso de medidas estandarizadas que faciliten el estudio adecuado de la destreza en cuestión. Para llevar a cabo la investigación sobre el lenguaje escrito, son necesarios instrumentos de alta y demostrada confiabilidad y validez. Tener a la disposición estos instrumentos permite poder compara los puntajes de un estudiante con los de sus compañeros de la misma edad y nivel escolástico. Al no hacer uso de dichos instrumentos, una buena investigación sobre el lenguaje escrito resulta a menudo aleatoria e incierta.

(4)

COMPONENTES DEL L ENGUAJE ESCRITO

Para poder leer y escribir correctamente, es necesario dominar por lo menos dos habilidades básicas. La primera se refiere el entendimiento de que el lenguaje escrito tiene ciertas normas o formas aceptables de expresión. La segunda habili dad se refiere a la capacidad que tiene el individuo para captar el sentido de lo que lee y de poder expresar ideas, opiniones y pensamientos en forma escrita. Estas habilidades corresponden a los componentes convencionales y cognoscitivos del lenguaje esc rito.

a) COMPONENTE CONVENCIONAL

El componente convencional tiene que ver con la comprensión y el uso de las formas “aceptadas” o reglas establecidas tanto en la lectura como en la escritura. Por ejemplo, uno de los convenios es saber que una agrupación dada en el alfabeto escrito corresponde a una palabra específica y que las palabras se distinguen unas de otras según el orden de las letras. Las siguientes normas son ejemplos de otros convenios: (1) cada oración comienza con una letra mayúscula, (2) las interrogaciones se expresan con cierto signo antes y después de las frases, (3) la colocación de una coma puede facilitar la comprensión, (4)los espacios van entre las palabras, etc.

Muchas de las reglas que gobiernan el uso de la puntuación, las mayús culas y la ortografía son de naturaleza arbitraria, basadas en tradiciones y no necesariamente facilitan el significado. La colocación de la coma en relación a la raya en la oración a continuación sirve de ejemplo: María dijo, -vi al muchacho. Ya sea que la coma se coloque a uno u otro lado de la raya, esto no afecta el significado de la oración. Es sencillamente un convenio. Otras reglas, sin embargo, son esenciales para entender el sentido de las oraciones y párrafos. Por ejemplo, el significado de l a siguiente oración es alterado considerablemente si se omite la coma: cuando se lee, la comprensión es grandemente afectada por la falta de vocabulario. Sin la coma, la oración no tiene sentido lógico.

Obviamente, el entendimiento y el uso de las reglas convencionales de puntuación, capitulización, ortografía, etc. Facilitan tanto la comprensión de la lectura como la calidad del material escrito.

b) COMPONENTE COGNOSCITIVO

El componente cognoscitivo se refiere a la habilidad de derivar significado d el material escrito y de reproducir el mismo en forma lógica, coherente y sucesiva. Para leer con buena comprensión, el individuo debe poder identificar las ideas centrales, los detalles y los elementos que componen el relato, además de ver las relaciones entre los personajes y el argumento, y ser capaz de anticiparse a las conclusiones.

Los estudiantes que no desarrollan estas y otras habilidades experimentarán invariablemente dificultades en la lectura. Un estudiante que no domina los elementos básicos de comprensión en la lectura enfrentará problemas en un mundo en el que se depende cada vez más del idioma escrito.

Cuando un estudiante tiene la intención de escribir bien es necesario que se le enseñe a formular párrafos fácilmente comprensibles para e l lector. Generalmente el escritor manifiesta un alto nivel de madurez en su escritura si en ésta se utilizan títulos, párrafos, conclusiones definidas, desarrollo del personaje, dialogo, sentido del humor, o bien si se expresan temas morales o filosóficos. En cambio un producto con un desarrollo pobre de expresión suele considerarse desordenado en la presentación de ideas, incoherente en la secuencia del pensamiento, deficiente en el argumento o sencillamente difícil de entender. Puesto que los aspecto s cognoscitivos de la lectura y la escritura son a veces vagos y subjetivos , los formuladores de exámenes, los sicólogos y los maestros han tendido a ignorar este aspecto del lenguaje escrito.

(5)

FORMATOS PARA EVALUAR EL LENGUAJE ESCRITO

Puesto que la destreza en lectura y escritura es de carácter multidimensional, su evaluación es sumamente compleja. Una prueba de escritura de máxima utilidad para los educadores deberá: (1) proporcionar datos relativos a las destrezas y deficiencias particulares que el estudiante tiene en determinado componente de la escritura y (2 ) dar una aproximación apropiada sobre como el buen desempeño de los componentes se combina para lograr eficiencia en la lectura y la escritura en la vida cotidiana. Para lograr lo anterior, la prueba debe emplear varios formatos que indique las habilidad es y los conocimientos del estudiante. Los métodos más comunes se describen a continuación.

LECTURA

La lectura puede evaluarse de varias formas. Algunas pruebas miden habilidad del estudiante para reconocer las letras del alfabeto. En estos casos, se l e muestran al niño algunas o todas las letras del alfabeto y se le pide que las mencione. En otros casos, se le pide al estudiante que lea palabras en voz alta y el maestro examina su habilidad para combinar sonidos. Otras pruebas evalúan la habilidad para reconocer palabras presentando al estudiante una lista de palabras que deberá leer en voz alta. Las habilidades tales como la mención de las letras del alfabeto, la combinación de los sonidos y el reconocimiento de las palabras sueltas, son consideradas por muchos expertos como subdestrezas en la lectura. Es decir, se piensa que el estudiante debe dominarlas antes de convertirse en lector eficiente.

Hoy sin embargo, los expertos en la evaluación de la lectura se interesan sobre todo en evaluar la comprensión de vocabulario y la lectura de párrafos por parte del estudiante. Estas dos habilidades son consideradas indispensables para la lectura eficiente. El vocabulario es evaluado, generalmente, haciendo que los estudiantes definan una palabra en particular , o que de alguna manera demuestren cierta comprensión del significado de la palabra. La lectura de párrafos es evaluada haciendo que el estudiante lea un párrafo en voz alta o en silencio y que responda a preguntas relacionadas a su comprensión del materi al leído.

ESCRITURA

Los métodos más comúnmente usados para obtener información respecto a la destreza en la lectura incluyen formatos preparados y “espontáneos”. Las pruebas de lenguaje escrito que usan métodos preparados normalmente se enfocan en evalua ciones aisladas a segmentos de las pequeñas unidades del discurso escrito, por ejemplo: ortografía, capitulización, puntuación, uso de palabras, etc. La mayoría de los educadores o sicólogos están familiarizados con esta estrategia ya que es la técnica usada en la mayoría de las pruebas estandarizadas de aprovechamiento. Por ejemplo: se le pide a un estudiante que lea una oración incorrectamente puntualizada y que indique el error o corrija la puntuación. Otro ejemplo requiere que el estudiante lea una ora ción a la que se le ha omitido una palabra y seleccione, de entre cuatro, la palabra correcta. Estos ítems de la prueba son “preparados “ en el sentido que tocan ligera y únicamente ciertos elementos del lenguaje, evaluándolos en forma aislada, e ignoran do la calidad total del mensaje escrito.

Muchos profesionales creen que existe una gran relación entre el rendimiento de un estudiante en pruebas “preparadas” y la destreza general de la escritura. Los resultados de dichas pruebas son con frecuencia nece sarios y útiles para documentar con precisión la habilidad de una persona en determinado componente del lenguaje escrito.

(6)

estudiante para deletrear palabras que él mismo decide usar. Esa diferencia es de suma importancia y debe tomarse en cuenta al planear programas especiales para niños.

Concluimos esta sección haciendo notar que actualmente existe una gran necesidad de una prueba de escritura que pueda utilizarse para lograr los propósitos y usos descritos. Dicha prueba deberá emplear ambos formatos, el preparado y el espontáneo, a fin de evaluar los distintos componentes del lenguaje escrito.

REPASO DE LA PLLE

La PLLE es diseñada para aplicarse con facilidad, es de gran confiabilidad y validez,

demás de ser instructivamente adecuada para medir las habilidades en el lenguaje escrito.

La PLLE es un instrumento útil para examinar tanto a indiv iduos como a grupos de

estudiantes. Las normas de La PLLE proporcionan puntajes estándar para estudiantes desde

el tercer grado hasta la escuela secundaria. Antes de administrar la prueba, el maestro debe

familiarizarse con el propósito y el formato de sus subtests específicos.

(7)

El vocabulario es uno de los componentes primarios de la comprensión en la lectura.

Este subtest mide la comprensión del lector de cierto grupo de palabras relacionadas todas a

un mismo concepto general. Hay 35 ítems y dos ejemplos que sirven para informar sobre el

formato del subtest. El estudiante lee en silencio tres palabras de estímulo que están de

alguna forma relacionadas ; por ejemplo: amarillo, rojo y azul. Luego, él / ella debe

escoger dos palabras entre cuatro posibilidades que estén relacionadas a las tres palabras de

estímulo. En este caso, los ítems A y C serían la selección correcta entre las cuatro

posibilidades A: negro; B: césped; C: verde; y D: si. A y C concuerdan con “amarillo, rojo

y

azul” porque son palabras que denominan colores. No es necesario que el estudiante

exprese la relación.

LECTURA DE PARRAFOS

(Lectura)

La habilidad de derivar sentido de lo que se lee es esencial para todo estudiante. Este

subtest está diseñado para evaluar la habilidad del lector para responder a preguntas

relacionadas a cuentos en forma de párrafos.

Hay ocho párrafos en esta prueba. Cada uno de ellos está acompañado de cinco

preguntas. Las cinco preguntas tiene que ver con la determinación del mejo r título, la

recolección de detalles del cuento y la extracción de deducciones. La suma total de las

respuestas correctas determinan el puntaje bruto obtenido en este subtest.

VOCABULARIO

(Escritura)

El nivel del vocabulario que una persona usa en la escritura influye grandemente en

la facilidad de la lectura de un mensaje. En este subtest se cuenta el número total de

palabras que consten de siete o más letras para determinar el puntaje bruto obtenido en el

mismo. El número total de palabras con much as letras ha sido utilizado por investigadores

frecuentemente para calcular el desarrollo de vocabulario del estudiante. Este método de

evaluación proporciona un medio fácil y conveniente para examinar este aspecto de la

destreza en la escritura.

COMPOSICION

(Escritura)

La habilidad de escribir en forma lógica y sucesiva es básica para una eficiente

comunicación escrita. Este subtest mide la habilidad del estudiante para escribir en una

forma que con facilidad y eficacia transmita el significado. Un esc rito espontáneo del

estudiante es evaluado según criterios específicos respecto a la calidad del material. En

total, hay 20 declaraciones - criterio , y el examinador determina si éstas aparecen en el

escrito o no. El número de veces en las que el niño cu mple con el criterio requerido

determina el puntaje bruto obtenido en el subtes.

ORTOGRAFIA

(Escritura)

(8)

en una oración y (3) luego vuelve a repe tir la palabra suelta. El número total de palabras

escritas correctamente determina el puntaje bruto obtenido en este subtest.

ESTILO

(Escritura)

Este subtest mide el dominio de los convencionalismos que dictan las reglas de

puntuación y el uso de ma yúsculas; un aspecto indispensable del lenguaje escrito. Aunque

muchas de las estipulaciones son arbitrarias, su uso “correcto” es de mucha utilidad para

transmitir el significado de un mensaje escrito y poder lograr verdadera eficiencia en la

escritura. Este subtest requiere que los estudiantes lean oraciones sin puntuación ni

mayúsculas y que las vuelvan a escribir usando las formas “correctas”. La suma total de

(9)

2. DESARROLLO DE LA PLLE

En este capítulo se describen los métodos empleados para la construcción de la PLLE específicamente los métodos que tienen que ver con (1) la selección de los ítems, (2) la identificación de la muestra estandarizada, (3) el cálculo de la contabilidad de la prueba y (4) la demostración de la validez de la misma.

SELECCIÓN Y ANALISIS DE LOS ITEMS

Los formatos para los subtest de la PLLE son básicamente iguales a los que se podrá encontrar en dos pruebas del lenguaje e n inglés. Una de estas, “Test of reading comprehension” (Brown, Hammill, y Wiederholt, 1978) mide la lectura, y la otra, “Test of written language” (Hammill y Larsen, 1978), mide la escritura.

Sin embargo, el contenido de la PLLE no es meramente una traduc ción de estas pruebas en inglés. En lugar de ello, los ítems de los subtest de la PLLE fueron elaborados específicamente para esta prueba.

Para asegurar que el contenido de la PLLE fuera apropiado para lectores y escribientes de habla hispana, se generó un gran número de posibles ítems para cada subtest. Estos fueron entregados a 250 estudiantes de México. Los resultados fueron sujetos a análisis por ítem y se determinó la potencia discriminante y dificultad de cada ítem. Los mejores ítems se mantuvieron en la prueba.

PROCEDIMIENTO DE ESTANDARIZACION

Los procedimientos empleados para estandarizar la PLLE se presentan en esta sección. Específicamente, las discusiones se centran en dos temas: (1) las características demográficas de la muestra y (2) l os tipos de información normatizada proporcionados.

Características Demográficas de la Muestra.

La PLLE se estandarizó sobre una muestra de 2,372 estudiantes que residen en México y Puerto Rico. Las características de estos estudiantes (sexo, domicilio, nacionalidad, localidad geográfica y edad) se muestran en la tabla 1.

Información normatizada .

(10)

TABLA 1

Características de 2,372 Estudiantes en la estandarizada

características

Puntaje de la

muestra

Sexo: Masculino Femenino

Domicilio: Urbano Rural

Nacionalidad: México Puerto Rico

Localidad:

Piedras negras (MX) México D.F. & vecindades (MX)

Santurce (PR) Guaynabo (PR) Cupey-Bajo (PR) Río Piedras (PR)

Edad: 8 –9 10 –11 12 –13 14 - 15

50

50

91

09

68 32

23

45

05

04

16

07

22

40

30

(11)

Normas de Puntajes Estándar.

Los puntajes estándar para los subtest son, en realidad, puntaje s de desviación derivados de la distribución de frecuencias acumulativas de los puntajes brutos obtenidos por los niños en la muestra estandarizada. En esta distribución específica la media se fija en 10 y la desviación estándar en 3. Las medidas de los puntajes brutos y las desviaciones estándar para los subtest se calcularon para cada intervalo de edad de 12 meses, entre los

8 –0 y 15 – 11. Cuando las diferencias entre las medidas de los subtest en dos intervalos fueron de dos puntajes brutos o menos , los datos para esos intervalos de edad fueron combinados, se generaron distribuciones de frecuencias acumulativas y se derivaron puntajes estándar. Las tablas 6 y 11 en el apéndice proporcionaron un método fácil de convertirlos puntajes brutos de los subtest a puntajes estándar.

Cabe mencionar que las medidas y desviaciones estándar de mexicanos y puertorriqueños y las de los niños y niñas en nuestra muestra fueron examinados para encontrar diferencias. Al no encontrar diferencias prácticas determinam os que no era necesario obtener normas aparte para estos grupos. Esta conclusión fue apoyada con los resultados de otro estudio. En este caso se correlacionó el sexo y la nacionalidad de los sujetos con un rendimiento alcanzado en los seis subtest de la PLLE. De este procedimiento se obtuvieron doce coeficientes, seis relacionados con el sexo y seis relacionados con la nacionalidad. En cuanto a sexo, uno de los dos coeficientes fue igual a .19; los demás fueron todos menores a .10.* En lo referente a naci onalidad, uno fue igual a .20, otro a .14 y los cuatro restantes fueron todos menores a .10. La magnitud baja de estos coeficientes sugiere que la nacionalidad y el sexo de los sujetos tiene poca influencia en cuanto al rendimiento alcanzado en la PLLE.

Los puntajes estándar para los compuestos también son puntajes desviados. Sin embargo, y en contraste con los puntajes estándar para los subtest, estos puntajes no se derivan directamente de los puntajes brutos o de las distribuciones de frecuencias acumu lativas. En vez de ello, se forman combinando los puntajes estándar de los subtest que componen los compuestos individuales. Por ejemplo , el compuesto Total se obtiene de la suma de puntajes estándar de los seis subtest (VL+ LP+ VE+ CP+ OG+ ET). Los punt ajes estándar de dos subtest se suman para formar el compuesto Lectura (VL+ LP), y los puntajes de cuatro subtest se suman para formar el compuesto escritura (VE+ CP+ OG+ ET).

Los valores que resultan cuando se suman los puntajes estándar que componen l os diferentes compuestos se convierten en cocientes con medidas de 100 y un desviación estándar de 15. Los cocientes que corresponden a la suma de los puntajes estándar de los compuestos se encuentran en la tabla 12 del apéndice. Los procedimientos estadís ticos precisos por medio de los cuales se derivaron las cifras de esta tabla son esencialmente los mismos que aquellos usados para generar los puntajes compuestos de la Escala Verbal, Escala de Rendimiento y Escala Completa, encontrados en el Wechsler Int elligence Scale For Children (1974).

(12)

Rangos Percentiles

Los puntajes brutos también pueden convertirse a percentiles usando las tablas 6 a 11. Debido a que los percentiles son fácile s de entender, estos se utilizan frecuentemente cuando se comparten los resultados con otras personas, especialmente los padres. Por ejemplo, la mayoría de la gente entiende que si Beatriz obtuvo un rango percentil de 36, esto significa que el 64 por ciento de los participantes en esta prueba obtuvieron puntajes mayores que ella. Las ventajas y desventajas de usar puntajes percentiles se explican ampliamente en Aiken (1979), Salvia y Ysseldyke (1981) y Wallace y Larsen (1978).

Normas para Edad/Grado Es colar.

Los elaboradores de pruebas frecuentemente proporcionan normas de edad y/o grado escolar, así como normas de puntaje estándar. Este tipo de normas se interpretan fácilmente y tradicionalmente se han usado como indicadores de aprovechamiento. Sin em bargo, los problemas asociados con su uso son bastante serios, de manera que hemos decidido omitirlos de la PLLE. A pesar que la mayoría de las pruebas de escritura y de lectura siguen ofreciendo normas para edad y grado escolar, casi todos los autores d e libros tratan sobre la evaluación socio -educacional están en contra de que se sigan utilizando (véase Aiken, 1979; Ahmann y Glock, 1975; Anastasi, 1976). Las limitaciones estadísticas son tales que cuando estos puntajes son utilizados con propósitos diagnósticos o de ubicación escolar, las consecuencias para los estudiantes son demasiado serias para ser ignoradas. Esto es muy cierto, sobre todo cuando se aplica a los rendimientos alcanzados en las pruebas por estudiantes de mayor edad. Debido a que las n ormas de edad/grado escolar son de valor dudoso y son posiblemente dañinas, la junta de directores de la Asociación Internacional de Lectura (IRA) pidió en 1980 que (1) los examinadores abandonaran la práctica de reportar e interpretar el rendimiento de pruebas en equivalentes de grado escolar y (2) que los autores y editores de pruebas eliminen tales normas de sus pruebas. Recomendamos la posición de la junta de la IRA y deliberadamente omitimos cualquier equivalente de edad o grado escolar para los puntajes de la PLLE.

Relación entre Puntajes de la PLLE y otros Puntajes Estándar de Desviación.

(13)

TABLA 2

Relación entre Varios Puntajes Estándar Y el Rango Percentil y Entre Sí

puntajes estándar Rango percentil puntajes

compuestos

puntajes de subtest

puntajes de

Percentil de la PLLE (cocientes)

de la PLLE NCE puntajes - T puntajes - Z stanines

99 150 20 99 83 +3.33 9

99 145 19 99 80 +3.00 9

99 140 18 99 77 +2.67 9

99 135 17 99 73 +2.33 9

98 130 16 92 70 +2.00 9

95 125 15 85 67 +1.67 8

91 120 14 78 63 +1.33 8

84 115 13 71 60 +1.00 7

75 110 12 64 57 +0.67 6

63 105 11 67 63 +0.33 6

50 100 10 50 50 0.00 5

37 95 9 43 47 -0.33 4

25 90 8 36 43 -0.67 4

16 85 7 29 40 -1.00 3

9 80 6 22 37 -1.33 2

5 75 5 15 33 -1.67 2

2 70 4 8 30 -2.00 1

1 65 3 1 27 -2.33 1

1 60 2 1 23 -2.67 1

1 55 1 1 20 -3.00 1

CONFIABILIDAD DE LA PRUEBA.

EL concepto de confiabilidad se refiere al grado de consistencia con que una prueba mide a una habilidad. Es de suma importancia que las pruebas como la PLLE, las cuales se utilizan para identificar aspectos problemáticos específicos en ciertos niños, tengan confiabilidad. Si una prueba demuestra una baja confiabilidad, sería posible probar a los niños en un día dado “diagnosticándolo” como deficientes en cierto aspecto, y el próximo día volverlos a probar solo para descubrir que el “problema” ha dejado de existir. Claro está que, en realidad, el problema no desapareció, puesto que quizás nunca existi ó. Puede haber sido un mero artefacto estadístico; un resultado positivo falso, producido como consecuencia de la confiabilidad insuficiente de la prueba. Tal situación pudiera ocasionarle enorme vergüenza al examinador quien, basándose en la primera prueba, procede a informar al maestro acerca del “problema”, planifica un programa de mejoramiento para el estudiante y prepara una cita con los padres del niño.

A un tipo de confiabilidad muy importante se le denomina consistencia interna. La consistencia interna refleja el grado de homogeneidad de los ítems de una prueba. Esta se representa con un coeficiente de correlación el cual resulta de uno de varios procedimientos, tales como la fórmula Kunder -Richardson, el coeficiente Alfa, la mitad dividida, etc. E legimos el procedimiento de la mitad dividida por ser el único que se podía aplicar a todos los seis subtests de la PLLE. Los coeficientes de .80 o más normalmente se toman como evidencia de una confiabilidad aceptable.

(14)

TABLA 3

Consistencia Interna de Subtests De la PLLE y Puntajes Compuestos

(se omitan decimales)

Nivel de Grado

Cuarto Quinto Sexto Primer grado Subtest

Vocabulario de Lectura

96 93 97 96

Lectura de Párrafos

86 90 88 73

Vocabulario Escrito

86 82 81 92

Composición 83 81 88 80

Ortografía 83 83 85 92

Estilo 93 94 95 89

Compuestos

Lectura 97 98 98 88

Escritura 96 95 96 98

Total 97 97 97 97

TABLA 4

Error Estándar de medición para Subtest de la PLLE (Puntajes Brutos y Puntajes Estándar) y compuestos

(Puntajes Brutos y cocientes)

Cuarto Quinto Sexto Primer curso

subtest PB PE PB PE PB PE PB PE

Vocabulario de Lectura

2 1 2 1 2 1 1 1

Lectura de Párrafos

3 1 2 1 2 1 2 2

Vocabulario de Escrito

4 1 5 1 5 1 5 1

Composición 1 1 1 1 1 1 1 1

Ortografía 2 1 2 1 2 1 2 1

Estilo 1 1 1 1 1 1 1 1

Compuestos PB C PB C PB C PB C

Lectura (CL) 2 2 2 2 2 2 5 5

Escritura (CE) 4 3 5 3 3 3 3 3

(15)

VALIDEZ DE LA PRUEBA.

“En un sentido muy amplio”, dice Nunnally (1978), “un instrumento de medición tiene validez si cumple el propósito para el cual fue creado” (pág. 86). Desgraciadamente, es mucho más fácil definir la validez, que demostrar conclusivamente que una prueba como la PLLE verdaderamente mide las habilidades que nos proponemos a medir. En esta sección, presentamos evidencia para apoyar la validez de la PLLE. Mientras que existen algunos tipo s de validez que pudieran estudiarse, todos los datos que se presentan aquí tendrán que ver con la validez de concepto.

La validez de concepto se refiere al grado hasta el cual las características subyacentes de una prueba pueden identificarse, y hasta qu é punto estas características reflejan el modelo teórico sobre el cual se basa la prueba. Gronlund (1981) ofrece un procedimiento en tres pasos para demostrar este tipo de validez. Primero, se definen algunos conceptos que se cree tienen que ver con el rendimiento en las pruebas. Segundo, se lanzan hipótesis basadas sobre los conceptos identificados. Tercero se verifican las hipótesis con métodos lógicos o empíricos. A continuación se discuten dos conceptos básicos que se piensa constituyen la base subyacen te de la PLLE, así como siete preguntas examinables relacionadas con aquellos.

5. Las habilidades que mide la PLLE son de carácter desarrollista. Esto conduce a la hipótesis que dice que el rendimiento alcanzado en los subtest de la PLLE deben relacionar se a la edad cronológica y a la edad escolar.

6. Las habilidades medidas por los subtest de la PLLE se relacionan entre sí debido a que todas miden aspectos relacionados con la lectura y la escritura. Esto conduce a la hipótesis que dice que todos los subtest deben tener un alto grado de correlación.

Diferenciación de edad y grado.

Nuestros conocimientos acerca de la lectura y la escritura nos indican que estas habilidades deben relacionarse a la edad y el grado escolar, y que esta relación debe ser má s estrecha para el grado que para la edad. Por consiguiente, si la PLLE fuese válida, sus puntajes deberían correlacionarse significativamente , tanto con la edad como con el grado escolar. Tomando como sujetos a todos los estudiantes de la muestra estan darizada, se correlacionaron edades y grados los puntajes de los subtest de la PLLE. Los coeficientes resultantes aparecen a continuación.

Subtest Edad Grado

VL .25 .36

LP .29 .39

VE .26 .16

CP .29 .28

OG .38 .51

ET .25 .36

El estudio de estos coeficientes ofrece apoyo a la validez de concepto de la PLLE. En primer lugar, todos los coeficientes son significantes estadísticamente con niveles menores a .001. Segundo, como era de esperar los puntajes de la PLLE generalmente se relacionan más c on el grado escolar que con la edad. Esto es muy cierto en el caso de aquellos subtest que miden la lectura, la ortografía, la puntuación y el uso de las letras mayúsculas –habilidades que interesan a los maestros. Es decir, estos resultados demuestran qu e los estudiantes mejoran sus habilidades en lectura y escritura a medida que crecen y pasan de un grado a otro. Si no lo hicieran cabría poner en duda la validez de la PLLE.

Las interrelaciones entre los subtest.

(16)

vista que todos los seis subtest de la PLLE miden diferentes aspectos de la lectura y la escritura, el hecho que todos se correlacionan entre sí puede tomarse como prueb a de la validez de la PLLE.

TABLA 5

Intercorrelaciones de Subtest de la PLLE para 2,373 Estudiantes

VL LP VE CP OG ET

VL - 66 26 43 65 56

LP - 34 50 63 60

VE - 51 33 30

CP - 49 46

OG - 62

ET

-Validez de los ítems.

Guilford y Fruchter (1978, pág. 451), señalan que los datos sobre la validez de concepto pueden obtenerse correlacionando el rendimiento en los ítems con el puntaje total realizado en la prueba. Este procedimiento también se utiliza en las primeras etapas de la elaboración de la prueba, para seleccionar los ítems, la estadística resultante se den omina la potencia discriminante del ítem. En las potencias discriminantes mencionadas anteriormente encuentra fuerte evidencia de la validez de la PLLE.

(17)

ADMINISTRACION Y CALIFICACION DE LA PRUEBA

La prueba de Lectura y Lenguaje Escrito (PLLE) puede administrarse a los

estudiantes, individual o colectivamente. Independientemente del número de estudiantes

examinados, el lugar donde se administre el examen debe estar libre de distracciones,

tranquilo y, en general, placentero. El examinador puede animar al estudiante con frases

tales como BIEN HECHO, VAS BIEN, etc., pero no deberá comentar respecto a la

precisión de las respuestas dadas. Los procedimientos para administrar y calcular el puntaje

de cada uno de los subtest de la PLLE se dan a continuación.

Subtest #1: Vocabulario

Instrucciones

Muestre a los estudiantes el primero de los dos ejemplos e indique: OBSERVEN EL

PRIMER EJEMPLO. HAY TRES PALABRAS ENTRE LAS LINEAS. LAS PALABRAS

SON “AMARILLO”, “VERDE” Y “AZUL” PIENSEN LO QUE TIENEN “VERDE” Y

“AZUL” PIENSEN LO QUE TIENEN EN COMUN O EN QUE SE PARECEN (pausa).

Los estudiantes deberán decir que todas esas palabras son nombres de colores. Si no lo

dicen, el examinador deberá proporcionar la respuesta. Luego, deberá preguntar: ¿VEN

LAS CUATRO PALABRAS DEBAJO DE LAS LINEAS? LAS PALABRAS SON: (A)

(pausa) NEGRO; (B) (pausa) CAMA; (C) (pausa) BLANCO; Y (D) (pausa ) VEN. DOS DE

ESTAS PALABRAS TAMBIEN NOMBRAN COLORES. ¿CUÁLES SON? Los

estudiantes deberán responder: A, Negro y B, Blanco. Luego, se les deberá decir: PONGAN

UNA X SOBRE LA LETRA “A” EN SU HOJA DE RESPUESTAS. Muéstreseles el

primer ítem de ejemplo en sus hojas de respuestas y diga: REPRESENTA NEGRO Y

NEGRO ES UN COLOR. TAMBIEN PONGAN UNA X SOBRE LA LETRA “C” EN SU

(18)

estudiantes, exíjales que se esfuercen en responde r tantos ítems como puedan, aunque

tengan que adivinar cuando no están seguros.

Calificación

Los estudiantes reciben 1 punto por cada ítem acertado. Para que cuente el ítem, el

estudiante deberá anotar las dos respuestas apropiadas. Por ejemplo, en el ítem #1 el

estudiante debió haber marcado tanto la B, “batería” como la D, “bocina” para obtener 1

punto. Si señaló únicamente una de las dos respuestas apropiadas, el puntaje en dicho ítem

será 0. Cuando el estudiante se equivoca tres veces en una tand a de cinco ítems

consecutivos, se deberá suspender la tabulación del puntaje del subtest. El puntaje bruto

para el subtest es el total de respuestas acertadas hasta el último ítem que se acertó en la

secuencia de cinco ítems, incluyendo el último ítem. No se deberá otorgar puntos por

respuestas que se aciertan después del último ítem de la secuencia de cinco, aunque den las

respuestas acertadas. Por ejemplo, un estudiante que respondió correctamente a los ítems

#1, #2 y #3; se equivoco en el #4; acertó e n el #5 y #6; y se equivocó en el #7 y #8 recibe

un puntaje bruto de cinco en este subtest.

.

A continuación se dan las respuestas correctas para el subtest de Vocabulario de Lectura

1. B & D 8. B & C 15. A & C 22. A & C 29. B & C

2. A & B 9. C & D 16. B & D 23. A & C 30. A & B

3. A & B 10. B & D 17. A & B 24. C & D 31. C & D

4. C & D 11. A & D 18. B & D 25. B & D 32. A & B

5. B & C 12. B & C 19. A & C 26. B & C 33. C & D

6. A & C 13. A & D 20. C & D 27. C & D 34. C & D

7. C & D 14. B & C 21. B & D 28. B & C 35. C & D

Subtest #2

:

Lectura de Párrafos

Instrucciones

Este subtest no tiene ejemplos. La mayoría de los estudiantes de edad escol ar están

familiarizados con el formato de este tipo de actividad. Por lo tanto, el examinador

simplemente deberá mostrar al estudiante el primer párrafo y decir: QUIERO QUE LEAN

PARA SI MISMOS CADA HISTORIA. CONTESTEN LAS CINCO PREGUNTAS AL

FINAL DE CADA HISTORIA. EN CADA PREGUNTA DEBERAN PONER UNA X

SOBRE LA LETRA A, B, C o D QUE REPRESENTE LA MEJOR RESPUESTA A LA

PREGUNTA. ¿TIENEN ALGUNA PREGUNTA SOBRE COMO HACER ESTO? Si los

estudiantes no hacen preguntas, el examinador deberá permitir que empiecen. El

examinador deberá responder a cualquier pregunta relacionada con la prueba y revisar el

rendimiento de los estudiantes a medida que realizan la misma. Se les deberá indicar que

lean todas las seis historias y que contesten todas las preguntas.

(19)

Los estudiantes reciben 1 punto por cada ítem acertado. El puntaje bruto está

compuesto por el número total de ítems acertados. Por ejemplo si un estudiante se equivocó

en un ítem del párrafo I, respondió correctamente a todos los ítems del párrafo II, falló dos

ítems en el párrafo III y no respondió o se equivocó en el resto de los ítems, entonces recibe

puntaje bruto de 12. ( Cada párrafo está compuesto por cinco ítems.) Las respuestas

correctas para cada ítem se dan a continuación.

I

II III IV V VI VII VIII

1. D 1. C 1. B 1. D 1. A 1. A 1. A 1. B

2. A 2. B 2. D 2. C 2. C 2. D 2. A 2. C

3. D 3. D 3. C 3. C 3. C 3. C 3. D 3. B

4. B 4. C 4. B 4. C 4. D 4. D 4. A 4. A

5. A 5. B 5. A 5. D 5. C 5. D 5. B 5. D

Subtest #3: Vocabulario Escrito

El examinador deberá pedir a los estudiantes que abran su hoja de re spuestas a la

sección titulada Composición y que lean en silencio las siguientes instrucciones:

MIRA LOS TRES DIBUJOS Y ESCRIBE UN CUENTO PARA DECIR LO QUE PASA

EN ELLOS. PRIMERO PIENSA POR UNOS MOMENTOS. CUANDO ESCRIBAS,

ACUÉRDATE DE USAR TODOS LOS TR ES DIDUJOS EN TU CUENTO. ES MEJOR

PENSAR EL CUENTO COMPLETO ANTES DE COMENZAR A ESCRIBIR. ESCRIBE

TODO LO QUE QUIERAS, PERO POR LO MENOS LLENA ESTA HOJA.

En seguida, el examinador lee las instrucciones en voz alta a los estudiantes. Luego

de que se les ha permitido que piensen acerca de la historia durante cinco minutos, se les

dice que deben primero comenzar a escribir. También se les indica que deberán llenar la

página hasta el fondo y se les debe animar para que escriban en todos los renglones

disponibles.

Calificación

Las historias que consten de 50 palabras o menos no obtienen puntaje en el subtest

de vocabulario. El puntaje del estudiante en el subtest se basa en el número de palabras (1

punto por palabra) que consten de 7 o más letras. El examinado r sencillamente cuenta el

total de palabras que usan 7 letras o más. Por ejemplo, si un estudiante usa dos veces en la

historia la palabra “miseria”, el /ella deberá recibir 1 punto cada vez que la haya usado.

En este ejemplo, recibió dos puntos.

Subtest #4: Composición

Los resultados en este subtest se determinan de acuerdo a un análisis de una historia

escrita improvisada por el estudiante.

Calificación

(20)

1.

¿Hace uso de los párrafos en la escritura?

Para obtener un punto en este ítem, el

estudiante deberá organizar unidades de pensamiento en segmentos fáciles de identificar. El

hecho de marcar la prime ra oración de cada párrafo, o de saltarse renglones entre los

mismos, es una indicación de que el estudiante avanza de un pensamiento a otro en forma

progresiva.

Se requiere un mínimo de dos párrafos para obtener un punto en este ítem.

2. ¿

Hace referencia a cualquier objeto que aparece en los dibujos

? Para recibir

un punto en este ítem, el estudiante deberá mencionar por lo menos un objeto que figura en

los dibujos. Por ejemplo, si el estudiante hace referencia a un animal (búho, elefante,

puerco, etc.), a una planta (árbol, arbusto, etc.), a una prenda de vestir (sombrero, blusa,

pantalón, etc.), a un objeto físico (nave espacial, sol, grieta, etc.) o a un ser humano o

espacial, se le deberá otorgar un punto. No deberá recibir un punto por nombrar objetos que

no figuran en los dibujos ni por usar términos genéricos, tales como animal, planta, etc.

3

¿

Da nombres propios a los personajes principales

? Para recibir un punto en

este ítem, el estudiante deberá nombrar a uno de los personajes centrales de la historia con

un nombre propio. Habitualmente, el individuo nombrado será un ser humano, pero no

tiene que ser así en todos los casos. Las designaciones tales como “mamá”, “papá”,

“hermano” o “capitán” son insuficientes y no recibirán un punto. El es

tudiante deberá dar

nombres propios tales como Roberto, Jaime, Sr. Torres, etc.

4. ¿

Da nombres propios a robots, naves espaciales, planetas, animales, etc

.?

Para recibir un punto en este ítem, el estudiante deberá dar nombres propios a los objetos

tales como los robots (R2 D2, Ex -tron, Monstruo Mecánico), a las naves espaciales (Aguila

Espacial, Explorador II), a los planetas (Tierra, Marte), a los animales (Sammy la Tortuga,

Hippie el Hipopótamo), etc. Los objetos nombrados pueden o no aparecer en los dibujos,

pero en todo caso, el estudiante deberá emplear un nombre propio para referirse a ellos.

5. ¿

Menciona las razones por las cuales el ambiente del planeta es cada vez

más hostil para la vida

? Para recibir un punto en este ítem, el estudiante deb erá dar la

razón por la cual el ambiente del planeta se hace cada vez más hostil para vivir en él. Por

ejemplo, son aceptables las respuestas tales como “una excesiva contaminación ambiental”,

“los temblores”, “el calor cada vez mayor del sol”, etc.

6.¿

Escribe una historia que incorpora a los tres dibujos que figuran en este

subtest

? Para recibir un punto en este ítem, el estudiante deberá relatar una historia en la

que se incorporan aspectos de los tres dibujos del subtest. No se darán puntos si el

estudiante hace referencia a los dibujos en forma independiente. Los acontecimientos que

aparecen en los tres dibujos deberán relatarse como si pertenecieran a una sola historia, para

poder recibir un punto en este ítem. El estudiante deberá hacer mención dire cta de los

objetos o eventos allí mostrados; por ejemplo, “volamos a través del espacio en nuestras

naves espaciales”, “el viejo planeta estalló”, “viajamos muchos días en el espacio”, etc.

(21)

puede ser una fantasía o un sueño. Lo importante es que el estudiante indique que los

eventos fueron imaginados y no reales.

8. ¿

Escribe una historia con una conclusión bien señalada

? Para recibir un

punto en este ítem, el estudiante deberá concluir su historia con un fin concreto. No es

necesario que el estudiante emplee términos formales como “fin”, “continuará”, “vivieron

siempre felices ”, etc. Lo imp

ortante es que la conclusión de la historia deberá aparecerle

obvia al lector.

9. ¿

Menciona que los personajes están haciendo una vida nueva

? Para recibir

un punto en este ítem, el estudiante deberá mencionar o por lo menos inferir que los

personajes del cuento están haciendo una nueva vida en otro planeta o en otra parte del

antiguo planeta. Este tema no tiene que ser necesariamente la conclusión de la historia, pero

deberá aparecer en algún punto de la misma. Puede ser que los personajes hayan emigrado o

inmigrado de la tierra, o puede que la tierra no se mencione. Cualquier referencia al “Arca

de Noé en el espacio” recibirá un punto. Los personajes deberán estar involucrados en la

iniciación de una nueva vida; ideas vagas de viajes espaciales no valen.

10. ¿

Explica el papel de los seres espaciales

? Para obtener la aprobación en este

ítem el estudiante deberá asignar un papel activo a los seres espaciales. Esto es, el

estudiante deberá explicar la presencia de ellos en el dibujo. Por ejemplo, se debe indicar

que los seres espaciales han venido a “rescatar a la gente de la tierra” o a “atacar”, para

recibir un punto en este ítem. Por otro lado, hacer mención de los seres espaciales sin dar la

razón de su presencia o sin atribuirles acción alguna no es sufici ente para que el estudiante

reciba un punto en el ítem.

11. ¿

Da nombres propios a los seres espaciales

? Para recibir un punto en este ítem,

el estudiante deberá asignar nombres propios a los seres espaciales (o a cualquier entidad

con quien se encuentran los viajeros), por ejemplo , Zerak, Bordo, Darth, Vadar, etc.

12. ¿? Para recibir un punto en este ítem, el estudiante deberá especificar o dar a

Indica o

da a entender el origen de los seres espaciales

entender el origen de los seres

espaciales. En algunos cas os, algunos estudiantes dirán que los seres espaciales provienen

de lugares tales como Bemboc, la estrella muerta, Torack, la Luna, Marte, etc. En otros

casos, alguno de los estudiantes manifestarán el origen nombrándoles Bembocines,

Lunáticos, etc.

(22)

14. ¿

Hace uso de términos futurísticos o espaciales

? Para obtener un punto en

este ítem, el estudiante deberá emplear términos como “robot”, “pistola lanza rayos”,

“lasers”, “super velocidad”, “galaxias”, etc. No se darán puntos si se usan términos tales

como “nave espacial”, “marte”, ya que estas respue

stas ya se hubieran contado como

acertadas en los ítems #2 y #4 , respectivamente.

15. ¿

Expresa algún tema filosófico o de carácter moral

? Para obtener un punto en

este ítem, el estudiante deberá utilizar un tema con tonalidades obviamente filosóficas o

morales. Por ejemplo una elaboración del tema de la hermandad refiriéndose a como dos

culturas superan sus diferencias para lograr una convivencia para el beneficio común sería

considerada como una respuesta aceptable en este ítem. Un tema que enfatice los peligros

de la contaminación para la seguridad ambiental también sería aceptable como tema

filosófico o moral.

16. ¿

Tiene un título

? Para recibir un punto en este ítem, el estudiante deberá dar un título

a la historia. No es necesario que el título sea adecua do para la historia.

17. ¿

Hace uso del diálogo

? Para recibir un punto en este ítem, el estudiante deberá

escribir el diálogo entre dos o más personas. El diálogo deberá ser directo (por ejemplo,

Ordak preguntó a los seres terrestres si vivirían con su gente).

18. ¿

Intenta hacer uso del humor

? Para recibir un punto en este ítem, el estudiante

deberá tratar de incorporar un elemento humorístico a la historia. El uso del humor deberá

ser intencional. El examinador encontrará que algunas historias “hacen gracia” aún

cuando

es obvio que la intención del estudiante no era comunicar algo gracioso en cuyo caso no se

recibirá un punto.

19. ¿

Desarrolla argumentos que no tienen que ver directamente con los

dibujos

? Para recibir un punto en este ítem, el estudiante deberá rel atar un argumento o

parte de un argumento que no tenga que ver directamente con el tema de los dibujos, por

ejemplo, un tema que no tenga que ver con la inmigración, o que trate de un tema

completamente distinto, como una historia sobre una guerra entre lo s inmigrantes y los

seres espaciales en un planeta nuevo.

20. ¿

Intenta desarrollar la personalidad de uno o más personajes

? Para recibir

un punto en este ítem, el estudiante deberá desarrollar la personalidad de uno o más

personajes de su historia. El desarr ollar la personalidad quiere decir que se profundiza con

respecto a un aspecto específico del carácter del personaje. El estudiante deberá hacer un

esfuerzo consciente por desarrollar al personalidad del personaje, y no decir sencillamente

que el o ella e

s “valiente”, “sabio”, etc.

Subtest #5: Ortografía

(23)

El examinador deberá indicar a los estudiantes que encuentren en el folleto de

respuestas la sección titulada “ortografía”, y que lean las instrucciones que se presentan a

continuación.

ESCRIBE LAS PALABRAS QUE OIGAS EN LAS RAYAS QUE SIGUEN. TRATA DE

ESCRIBIR CADA PALABRA CORRECTAMENTE. TEN CUIDADO DE FORMAR

BIEN CADA LETRA Y DE PONER TODOS LOS ACENTOS DONDE DEBEN IR.

Luego el examinador deberá proceder a administrar el subtest: (1) di ciendo las palabras

solas, (2) usando la palabra en una oración y (3) volviendo a repetir la palabra sola. Los

estudiantes deberán escribir las palabras en los espacios provistos en el folleto de

respuestas, tan nítidamente como sea posible. A continuació n se dan las palabras por

deletrear, junto con las oraciones que las contienen.

Palabra

Oración

1. hueco

El árbol del patio está hueco desde hace mucho.

2. zona

Esta zona de la ciudad es muy calmada.

3. horno

Me encanta el pollo cocido al horno.

4. consejo

Necesito que me des un buen consejo.

5. catorce

Hoy vas a cumplir catorce años.

6. cohete

¿Oíste el cohete de anoche?

7. crecer

Casi todos los niños quieren crecer más rápido.

8. juicio

Se espera el juicio en las cortes.

9. zanahoria

Me gusta la zanahoria cruda, pero no cocida.

10. sección

Me gusta esta sección de la escuela.

11. viruela

Mi prima se enfermo de viruela, pero ya se mejoró.

12. cooperar

Hay que cooperar para ganar este partido.

13. homenaje

Le hacemos homenaje a la bandera nacional.

14. olla

¿Qué estás cocinando en la olla grande?

15. estuve

Ayer estuve en casa de mi abuelita.

16. gira

El trompo gira por todo el suelo.

17. herencia

La hacienda será su herencia algún día.

18. alzar

Favor de alzar la mesa para poder sacar ese papel.

19. núcleo

El científico miraba el núcleo del átomo por el microscopio.

20. anhelo

Ella tiene un gran anhelo de ser estrella de cine.

21. bombón

Sírvete un bombón de chocolate, si quieres.

22. quehaceres

Ya terminé todos mis que haceres, ahora me voy a jugar.

23. invadió

El ejército invadió a las tierras extranjeras.

24. numismática

Carlos es un aficionado a la numismática.

25. revés

Te has puesto la camisa al revés.

(24)

El examinador deberá dar todas las palabras a los estudiantes. Se les deberá animar a

que adivinen la escritura de las palabras en los casos en que los estudiantes no están

seguros. El puntaje bruto es el número total de palabras escritas correctamente.

Subtest #6: Estilo.

El examinador deberá indicar a los estudiantes que encuentren en el folleto de

respuestas la sección titulada “estilo”, y que lean en silencio las instrucciones que se dan a

continuación.

ESTAS ORACIONES APARECEN SIN NINGUNA MAYUSCULA NI MARCA DE

PUNTUACION. ESCRIBE CADA RENGLON, USANDO LAS MAYUSCULAS Y LAS

MARCAS CORRECTAS DE PUNTUACION. TEN CUIDADO DE ESCRIBIR

CLARAMENTE.

Luego, el examinador deberá leer las instrucciones en voz alta e indicar a los

estudiantes que comiencen con el primer ítem.

A continuación se dan los ítems; las oraciones escritas correctamente aparecen al lado, entre

paréntesis.

5. el niño corrió ( El niño corrió.)

2. el libro es rojo (El libro es rojo.)

3. hoy es un día triste (Hoy es un día triste.)

4. la guerra terminó en el 78 (La guerra terminó en el 78.)

5. el presidente está mirando el desfile de los niños (El presidente está mirando el desfile

de los niños.)

6. se llama María (Se llama María.)

7. mi hermana asiste al colegio San Gabriel (Mi hermana asiste al colegio San Gabriel.)

8. yo nací el 4 de mayo de 1972 (Yo nací el 4 de mayo de 1972.)

9. jaime maría roberto y cristina fueron al parque (Jaime, María, Roberto y Cristina

fueron al parque.)

10. cuándo vivió tomás en canada (Cuándo vivió Tomás en Canadá.)

11. él es el sr cortez (El es el Sr. Cortés.), es opcional el uso del acento en la E mayúscula.

12. hoy es martes (Hoy es martes.)

13. qué buenas notas recibiste (Qué buenas notas recibiste.)

14. se llama juan n garcía (Se llama Juan N. García.)

15. él juega en el equipo chileno (El juega en el equipo chileno.)

16. la niña vive en madrid españa (La niña vive en Madrid, España.)

17. si juan navegó por el océano pacífico (Sí, Juan navegó por el océano pacífico.)

18. tú corriste muy rápido pero ella corrió aún más rápido (Tú corris te muy rápido, pero

ella corrió aún más rápido.)

19. esa señora la que está sentada es mi tía (Esa señora, la que está sentada, es mi tía.)

20. mi hermano tiene una colección de 1252 canicas (Mi hermano tiene una colección de

1.252 canicas.) (En el sistema inglés de medidas la cifra se escribe: 1,252.)

Calificación

(25)
(26)

4. INTERPRETANDO LOS RESULTADOS DE LA PLLE

El propósito de este capítulo es explicar los diversos usos de la Hoja de Perfil, describi r la manera en que deben interpretarse los puntajes de la PLLE y mencionar ciertas precauciones que los administradores de la prueba deberán tener presentes cuando anotan los resultados de la misma.

Hoja de Perfil

La Hoja de Perfil de la PLLE contiene varias secciones: (1) espacio para incluir datos personales acerca del estudiante y del examinador; (2) columnas para anotar el rendimiento del estudiante en términos de Puntajes Brutos, Percentiles, Puntajes Estándar y Cocientes; (3) un perfil gráfico para anotar los puntajes del estudiante; y (4) espacios adicionales para anotar otros aspectos acerca del rendimiento del estudiante. En la figura 1 aparecen reproducciones del frente y el revés de la Hoja de Perfil.

Datos personales

El nombre del estudiante, así como el sexo, fecha en que fue probado, fecha de nacimiento, edad cronológica, nombre de la escuela y grado escolar se anotan en la parte superior de la Hoja de Perfil. El nombre del maestro y del estudiante, así como el del examinador y el tít ulo de éste también se anotan en esta página.

Anotación de los Puntajes (Sección I)

Los Puntajes Brutos obtenidos en el subtest y el número de términos que el estudiante acertó en cada subtest, se anotan en el espacio indicado en la sección I. El examina dor entonces anota la edad cronológica del estudiante y se refiere al Apéndice para obtener los Percentiles los Puntajes Estándar y los Cocientes proporcionados para la agrupación de edades. La consulta de las tablas permite que el examinador convierta los Puntajes Brutos de la prueba del estudiante a puntajes de otro tipo.

Perfil de la PLLE (Sección II)

Los resultados de la PLLE también pueden presentarse en forma de perfil. Esto suele hacer que la presencia de cualquier dispersión de rendimiento en los subtest o pruebas compuestas sea más clara. Se provee espacio para trazar toda pregunta de la prueba que refleje la habilidad mental/cognoscitiva, e.g., las pruebas de inteligencia. En la siguiente sección de este capítulo se proporciona información adicional sobre la conversión de Puntajes Brutos a otros puntajes, así como sobre el modo en que se debe llenar el perfil.

Observaciones (Sección III)

En este lugar se provee espacio para cualquier observación o comentario que el examinador desee anotar sobre la sección III. Esto puede incluir la razón por la cual se suministra la prueba, antecedentes personales del estudiante, etc.

Composición (Sección IV)

El rendimiento del estudiante en el subtest de composición se anota en la sección IV. Lo s atributos de la composición que el estudiante incorpora en su historia podrán encontrarse en esta sección. El examinador podrá anotar el rendimiento del estudiante en este subtest directamente en la Hoja de Perfil.

(27)

En la sección V se anotan las condiciones ambientales que existieron durante la administración de la PLLE. Las condiciones relacionadas con el estudiante, así como aquellas relacionadas con la administración de l a prueba, se anotan en las secciones VI y VII, respectivamente. La última sección contiene espacio para cualquier interpretación o recomendación que los administradores deseen hacer acerca de los resultados de la prueba.

Interpretación de los puntajes de la PLLE

Existan tres tipos de puntajes que son sumamente útiles para analizar el rendimiento del estudiante en la PLLE: Puntajes Estándar, Percentiles y Cocientes. Debido a su importancia, el contenido de esta sección pone énfasis sobre el uso e in terpretación apropiados de estos tres tipos de puntajes. Además, se presenta un caso de muestra para señalar el uso práctico de estos puntajes.

Puntajes estándar

Antes de poder interpretar el rendimiento del estudiante en la PLLE, el Puntaje Bruto obtenido en el subtest deberá convertirse a Puntaje Estándar empleando las tablas 6 a 11 en el Apéndice. Estos Puntajes Estándar tienen una media de 10 y una desviación estándar de 3. En vista a lo anterior, las categorías de Puntajes Estándar enumerados a c ontinuación pueden emplearse como puntos de referencia aproximados para interpretar el rendimiento del estudiante en el subtest.

18-20 Superior 14-17 Promedio Alto

7-13 Promedio 3-6 Promedio Bajo 0-2 Deficiente

Los Puntaje Estándar proporcionan un medio para describir las diferencias intraindividuales entre los rendimientos en le subtest. Por ejemplo, si un estudiante obtiene un Puntaje Estándar de 15 en Vocabulario de Lect ura y un Puntaje Estándar de 2 en vocabulario de escritura, su rendimiento será considerado como promedio alto en el primer Subtest y como Deficiente en el segundo.

Percentiles

Los Percentiles, también llamados rangos de Percentiles, representan un valo r en una escala de cien, la cual indica el porcentaje de la distribución que es igual o menor a dicho valor. Así un percentil de 75 para un niño de 5 a 6 años indica que el 75% de la muestra estandarizada para esta edad obtuvieron un Puntaje igual o me nor al Puntaje Bruto, el cual se convierte al 76avo percentil. Los educadores emplean a menudo los percentiles y estos son fáciles de comprender. Para interpretarlos correctamente, solo es necesario recordar que las diferencias entre los rangos de percentiles sucesivos entre 1 y 99 no representan cantidades equivalentes de la información medida. La distancia entre dos rangos de percentiles se convierte mucho mayor a medida que los mismos se alejan más de la media o el promedio; es decir, el 50avo perenti l. Los Puntajes Brutos se convierten a percentiles mediante el uso de las tablas 6 a 11.

Cocientes

Se pueden derivar tres Cocientes de la PLLE: el Cociente de lectura, el Cociente de escritura y el Cociente total de la prueba.

(28)

escritura: Composición, Vocabulario de escritura, Ortografía y Estilo. La suma resultante luego es convertida a un Cociente de Escritura (CE) empleando la tabla 12. El Cociente total de la prueba se calcula sumando los Puntajes Estándar totales de todos los seis subtest de la PLLE. Esta suma se convierte al Cociente total de la prueba (CTP) empleando la tabla 12.

Los resultados de la prueba reportados en términos de los Cocientes deberán interpretarse de la siguiente manera:

131-145 Superior 116-130 Promedio Alto

85-115 Promedio 70-84 Promedio Bajo 55 -69 Deficiente

Estos cocientes proporcionan un medio eficaz para describir las diferencias entre las combinaciones de subtest. Por ejemplo, si un estudiante tiene un CL de 95 y un CE de 80, se podrá decir que el/ella obtuvo resultados promedio en lectura pero promedio bajo en escritura. A demás de proporcionar un índice comprensivo de competencia en la escritura, el CTP puede compararse con los resultados de otras pruebas de habilidad conceptual, tal como el Wechsler Intelligence Scale For Children (Escala de Inteligencia Wechsler para Niñ os) o el Wechsler Adult Intelligence Test (Prueba de inteligencia Wechsler para Adultos).

Estas pruebas, y otras más emplean la misma media de 100 y el mismo puntaje estándar de 51 que se emplean en la PLLE. Por ejemplo, si un estudiante recibe un punt aje de 80 en la PLLE y 180 en la prueba de inteligencia Wechsler , se podrá suponer que el/ella no estaba rindiendo tan bien en la escritura como era de esperarse, según su nivel de inteligencia.

Casos de muestra

Para demostrar como se interpretan los puntajes de la PLLE, se presenta un ejemplo de una tabla de perfil.

En la figura 1 se da como ejemplo el caso de una niña de 10 años llamada María. Su CTP es de 86 y por consiguiente, no difiere sustancialmente del de sus compañeros de 10 años. Sin embargo, si hay más de una desviación estándar de diferencia con el rendimiento en una prueba de habilidad conceptual donde el cociente de inteligencia fue de 102. Esta discrepancia sugiere que la niña no estaba rindiendo tan bien en la escritura como era d e esperarse en vista de su cociente intelectual. Una inspección de sus otros cocientes indica que ella lee bastante bien pero tiene dificultades serias en la escritura. De los cuatro subtest que comprenden el CE, únicamente el Vocabulario escrito y la Com posición caen dentro del rango promedio. Los otros dos subtest caen dentro del rango Promedio Bajo.

Precauciones

En este manual se ha presentado una metodología para evaluar las habilidades en la lectura y la escritura de los estudiantes: la Prueba de L ectura y Lenguaje Escrito (PLLE). No obstante que la prueba ha sido elaborada cuidadosamente, existen ciertas limitaciones respecto a su uso. Dos de estas limitaciones se señalan a continuación.

Primero, los puntajes bajos obtenidos en la PLLE no quieren decir necesariamente que el estudiante es deficiente en la lectura y la escritura. Muchos factores causan o contribuyen a un rendimiento inferior en la prueba; por ejemplo, la falta de interés para dar la prueba, el desconocimiento del formato de la mis ma, etc. Para poder diagnosticar apropiadamente un caso, el examinador deberá interrogar mayormente, empleando diferentes formatos y evaluando el rendimiento diario del estudiante en el aula. Mientras que los resultados de las pruebas ayudan en la realización de la diagnosis, estos no reemplazan al juicio perspicaz del profesional.

(29)

los programas de instrucción individual del estudiante. Por ejemplo, el examinador pudiera sugerir que un estudiante que no rindió bien en los dos subtest de vocabulario, posiblemente pudiera necesitar instrucción en desarrollo de vocabulario (meta a largo plazo). En cambio, para desarrollar un programa de vocabulario, se necesitaría que el examinador conozca las palabras del vocabulario que el estudiante desconoce. El número posible de palabras del vocabulario es casi ilimitado.

Como resultado de lo anterior, la PLLE debe constituir el primer paso de una evaluación comprensiva de las habilidades del estudiante en el lenguaje escrito, y se deberá continuar proporcionando al estudiante enseñamiento clínico extensivo, pruebas con referencia a c riterio y procedimientos de evaluación informales. Los resultados de la evaluación total deberán servir de base para el diseño de un programa de instrucción. Cuando se emplea teniendo en cuenta las dos precauciones mencionadas, la PLLE le puede ser útil a l examinador y llenará una necesidad en las prácticas de evaluación actuales.

Referencias

Ahmann, J.S. & Glock, M.D. Evaluating pupil Growth: Principles of test and measurements. Boston: Allyn and Bacon, 19 75.

Aiken, L.R. Psychological testing and assessment. Boston: Allyn & Bacon, 1979.

Anastasi, A. Psychological testing. New York: Macmillan, 1976.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Descargar ahora (60 pages)